Issuu on Google+

UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA

ESCUELA DE POSTGRADO

MAESTRÍA EN DERECHO COHORTE V 2009- 01

NEGOCIACIÓN POLÍTICA DESDE LA TEORÍA DE LA JUSTICIA.

Presentado a: Dr. JAVIER LÓPEZ DE GOICOECHEA

Presentado por: XIOMARA PATRICIA RAMOS VÁSQUEZ

BOGOTÁ D.C., 29 de septiembre de 2009


METODOLOGÍA DE EVALUACIÓN: De acuerdo con lo señalado en clase, el trabajo de evaluación de la misma consiste en la selección de un caso de la realidad en el cual se puedan aplicar los conocimientos obtenidos y se puedan verificar los conceptos acerca de la justicia mirados desde la perspectiva de Rawls, de su Teoría de la Justicia. En este sentido en caso concreto que seleccioné fueron las medidas o normas de inclusión de las personas en condición de discapacidad.

LAS NORMAS SOBRE INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS EN CONDICIÓN DE DISCAPACIDAD.

Las personas en condición de discapacidad en Colombia, representan un número importante, considerando que dentro del concepto de discapacidad se encuentran contenidas a las personas que padecen de discapacidad física, sensorial y también la cognitiva. En este orden de ideas, la problemática que se presenta con ellos obedece a varios factores, no sólo en cuanto al tipo de discapacidad que padecen y la repercusión social y cultural sino también el reconocimiento del impacto económico y familiar por cuanto quien se encuentra en condición de discapacidad en la mayoría de los casos no puede trabajar ni cuidar de si mismo, por este motivo, de las personas del núcleo familiar se debe destinar a alguien para el cuidado y atención del discapacitado, razón por la cual tampoco puede trabajar ni producir ingresos. En relación con lo planteado por Rawls en sus escritos, para intentar dar unas condiciones de justicia a los que son considerados como desfavorecidos, debe procederse a darles unos mínimos, estos mínimos son aquellos con los que cuenta cualquier persona sin distingo de su posición, estos mínimos deben garantizársele a todos. No se confunde ello con la idea de igualdad sino con la garantía de brindarles, por lo menos, un punto de partida a los individuos que interactúan en una sociedad cualquiera que ella sea. Se trata en este caso de una negociación eminentemente pública dadas las circunstancias y el tema a tratar, debe brindarse unos máximos beneficios destinados a satisfacer los intereses públicos, esto se traduce en una política en favor de las personas en condición de discapacidad, y unos mínimos que afectan a unos pocos, en este caso serían los empresarios y algunas entidades del Estado. Igualmente, en palabras de Rawls, el acuerdo debe partir de una posición de razonabilidad, sobre esa razón descansa la aceptación de la medida pública, de no ser ello así, los excluidos se sentirían fuera del sistema, no habría base de negociación, eso era lo que ocurría antes de que existieran normas que regularan las situación de quienes padecían la discapacidad y su círculo familiar pues todo el grupo que se encontraba inmerso en esta circunstancia sentía que estaban olvidados por el Estado o peor aún, que al Estado no le importaba su particular condición.


En estas mesas de negociación participaron no sólo las entidades Estatales, también hicieron parte los empresarios y los sectores económicos, así como también algunos representantes de los discapacitados y de las organizaciones especializadas en su tratamiento y se tomaron modelos de regulaciones de otros países. En este caso, no se hablo de suministrar a través de las medidas igualdad, en ningún caso ese fue el objetivo, lo que se quiso fue procurar brindar mecanismos y herramientas legales con las que se tendiera a satisfacer necesidades, los afectados estuvieron en el centro de la mesa. En este caso en particular se puede decir que se aplican las premisas de la teoría de Rawls sobre la justicia porque 1). Se partió de reconocimiento de la desigualdad social y natural de todo un grupo; 2). Lo que las regulación trajo consigo fue la creación de una asimetría a favor del desfavorecido; 3). Todo el proceso tendió a la que los ciudadanos, sean tratados con igual consideración y respeto al margen de su condición fenoménica; 4). Como reconocimiento de las diferencias de hecho existentes, se buscó que en aplicación del principio constitucional colombiano de la solidaridad se apoyara a aquellos desfavorecidos tratando de distribuir los beneficios; 5). El punto de partida de dicha negociación fue la autonomía del individuo y su responsabilidad agregándole el ingrediente en nuestro país de la responsabilidad social. Rawls cree en los mínimos e ir sumando uno a uno nuevos elementos, su teoría parte del hecho objetivo, real e indiscutible de que los hechos sociales han sido, son y serán tremendamente desiguales en dos elementos consustanciales, ellos son: la desigualdad social y la desigualdad natural, en este caso, en las personas en condición de discapacidad, la desigualdad es de tipo natural y se refieren exactamente a las condiciones naturales o fenoménicas. La sociedad debe negociar para lograr alcanzar un mínimo imprescindible a aquellos que no lo tienen, esa es la función del Estado, negociar los mínimos para que así cada uno en uso de su autonomía escoja su propio plan de vida o plan personal y lo desarrolle. Se presentan muchos hechos que marcan diferencias, no podemos hacer nada con la desigualdad natural que los individuos tienen, no podemos hacer nada con la desigualdad pero si se debe hacer lo justo para dar los bienes primarios para que cada uno busque como dar su sentido a la vida, es una línea de salida social; es lo que se quiere hacer con las medidas legales de amparo y auxilio a las personas con discapacidad, el gobierno quiere dotar de un mínimo de garantías a quien por condición fenomenológica se encuentra en desventaja. Para que esa regulación a favor de las personas en condición de discapacidad fuera posible fue necesario que la sociedad entendiera que para lograr un mínimo de cambio en los bienes sociales, debe existir y aceptarse una asimetría en el balance a favor de los desfavorecidos, lo que se debe buscar es favorecer al más desfavorecido para ponerlos por lo menos en un punto de partida.


Lo que la regulación logró fue un punto de partida, que al igual que las teorías sostenidas por los postulados de Rawls lo que exponen y reconocen es que todo ciudadano debe ser tratado igual política y jurídicamente considerado, no deben tenerse en cuenta las desigualdades fenoménicas. Al final del juicio debe concluirse que la sociedad es un sistema de cooperación que aceptan todos los individuos, en el que todos deben negociar y conciliar dado que a todos como sociedad les conviene. Las personas que se sientan a negociar se suponen son personas morales es decir aquellas personas que participan en la negociación deben ser autónomas, racionales y cooperantes; la última cualidad, la de ser cooperante, es necesaria porque para poder participar es imperante ceder beneficios que sólo a través de la mesa es posible obtener, se requiere4 tener sentido común para lograr los cometidos sociales. Para que los acuerdos sean fructíferos se requiere de la participación social, en el caso de los discapacitados era inminente la necesidad de que todos participaran y lograran un consenso en el cual la balanza estuviera inclinada a favor de los discapacitados, que todos cedieran y pusieran de su parte para que se generara un ambiente y unas concisiones más beneficiosas a favor de un grupo, que en su momento fue el centro de la mesa, estuviera o no presente o representado; en conclusión de generarse estos espacios consensuados de diálogo y de negociación toda la sociedad es quien se beneficia pues ese nivel de productividad y el ambiente de colaboración es provechoso para todos. En este sentido, lo que se logró fue la convención constitucional entendida como lo plantea Rawls, es decir, la norma como la garantía jurídica de máxima e igual libertad. Lo que en esta ocasión se logró fue dotar de unos bienes primarios del tipo social a quienes en realidad se encontraban en posición de desventaja dada su desventaja fenoménica, lo que la regulación pretende garantizar son los temas de empleo y sanidad principalmente, y en lo referente a la educación se diferenciaría entre los discapacitados cognitivos. Diseñar las políticas de manera tal que tengan un impacto positivo en el empleo, tienen un valor social muy alto dado que el trabajo se relaciona directamente con la autoestima, el individuo se siente útil y en virtud de lo anterior, se reviste el ciudadano de seguridad y de autorrespeto el cual es un valor clave dentro de esta teoría. La generación de normas tendientes a la generación del empleo y a su estabilidad y a su protección es una manera de cooperación con la sociedad y también una forma de colaboración con el sistema productivo. Colombia, en mi opinión, es un país que es conciente de los supuestos en los cuales se encuentra su sociedad, ello toca con la labor realizada por la rama legislativa, en su labor creadora de normas. Para Rawls el derecho internacional es un imposible dado que resultaría muy complejo hacer cumplir lo pactado entre sociedades, parte del reconocimiento de la marcada y profunda desigualdad entre sociedades; Colombia para efectos académicos, mirada desde la teoría de la justicia, desde lo que él denomina el Derecho de Gentes, para referirse al


derecho internacional, puede ser considerada como un pa铆s decente es decir que cumple sus compromisos internacionales aunque a su interior las cosas no sean perfectas, se respetan los derechos humanos por las instituciones y en la medida de lo posible se persigue una estabilidad institucional. Muestra de lo afirmado anteriormente es que para Colombia los tratados internacionales pasan a ser lo que se conoce como bloque de constitucionalidad, es decir, que se incorporan a la legislaci贸n nacional y como tal son perfectamente exigibles y sancionable su incumplimiento.


El derecho como arte de la justicia