Page 1

Fátima Julia Doña Molinero

~ Piel Cromática


Piel cromática abarca obras desde 2002 hasta 2012 abordando dos temas fundamental es, naturaleza y artificio, desde una perspectiva intimista e indagadora. Como si cada cuadro fuese un resumen, una síntesis necesaria para comprender una realidad altamente compleja, a la vez que una respuesta velada o sugerida por la propia pintura. Cada obra es el resultado de una minuciosa y detallada observación, fruto de un interminable proceso de aprendizaje: aprender a mirar reflexionando, descomponer los colores que conforman un volumen, saber identificar los perfiles, claros y sombras, del mismo modo que un músico es capaz de reconocer cada instrumento por separado en una sinfonía o un enólogo aislar los distintos aromas de un vino. Pero no sólo aprender a ver, sino ser capaz de jugar con todos estos elementos para darles una nueva dimensión. 3


4


Fibonacci 5


Dibujar lo observado ya es comprender, porque invita a separar la esencia de matices Jorge Wagensberg

Bosque de la Alhambra 6


7


8


La creatividad es un mecanismo atávico del cerebro para aproximarse al saber, es un proceso que se ha conservado desde los hombres primitivos que pintaban animales en las paredes de sus cuevas hasta ahora. Una vía de expresión que sigue viva en el hombre moderno.

Café (izqda) Lectura Nocturna (dcha) 9


Atardecer en Montmartre (dcha) Un alto en el camino (izqda) Chez Marie (centro)

10


11


12


Según Juan Luis Arsuaga, lo que distingue al género humano de otros primates se resume esencialmente en que nosotros manifestamos amor por la belleza y amor por la verdad. Por un lado, deseamos extraer conocimientos del entorno y nos resulta placentero el hecho de encontrar conexiones (podríamos hablar de una vertiente más pragmática). Por otro lado, hay una necesidad estética en el sentido más filosófico, que entronca con la espiritualidad, la búsqueda de patrones, el asombro por la simetría, el disfrute de la belleza

Barrio rojo 13


14


Banco granadino (dcha) AbadĂ­a en ruinas (izqda) 15


Libertad

16


Libertad aparente

17


18


Hacia la fuete del avellano (izqda) Hojas transparentes (dcha)

19


20


Sauce OnĂ­rico

21


22


Hojas liberadas por la luz (dcha) Orden emergente (izqda)

23


24


Niebla al amanecer

25


Puerto Barbate

26


27


Vida junto al mar (izqda) Piedra atรกvica (dcha) 28


29


30


Atardecer en la isleta (arriba) Luz de julio (abajo) Metamorfosis (dcha)

31


Es curioso constatar cómo a pesar de las diferencias culturales, los modelos de belleza, bondad, maldad, paraíso, infierno, etc. suelen tener elementos comunes. Aldoux Huxley, en su libro “Cielo e infierno”, dice que, en general, lo dorado nos resulta agradable y reconfortante porque nos recuerda a los rayos del sol al amanecer. Del mismo modo que las cosas brillantes tales como piedras preciosas, estrellas, cristales, luces, etc. son elementos recurrentes en las diversas descripciones del paraíso. En mi obra busco estos elementos comunes, formas agradables que nos transmiten serenidad al contemplarlas, pinturas que contienen música y de algún modo nos inducen a la exégesis, a un estado contemplativo y resonante con el del momento de ser creadas, a un cierto bienestar en el que el pensamiento, la discusión y la aparición de nuevas ideas es posible. Cada obra es sólo un pretexto para inspirarse y pensar.

Llueve en el parque 32


33


34


San Marcos

35


Patio 36


Atardecer 37


38


Peine del cielo (izqda) Al otro lado (dcha)

39


Todo fluye (izqda) Estrella (dcha)

40


41


42


Los griegos creían firmemente que a través del orden en sus obras escultóricas y arquitectónicas, a través de esa estética de proporciones áureas y bellas podían transformar al ciudadano que habitaba en las ciudades. No sólo hacer que se sintiese confortable, sino que tuviese mayor disposición al pensamiento y a la discusión, mejorase sus virtudes morales, etc. En la actualidad, sabemos que el entorno que contemplamos afecta a nuestro estado de ánimo, la información visual que nos llega cada día modela nuestra psique y en consecuencia nuestros actos y hábitos. Quizás suene ambicioso, pero me gustaría que las obras que componen “Piel cromática” fuesen todo esto, que pudiesen aportar algo positivo, por pequeño que sea, un fragmento minúsculo de amor por la belleza o la verdad en la persona que las contempla.

Paseo de los tristes 43


Piel Cromática  

Obra de una artista granadina