Issuu on Google+


El ambiente era tenso ante la importancia de lo que se habría de tratar y resolver. La reunión fue a puerta abierta, en el Real Palacio. Estaban alrededor de 50 personas en el salón y muchos más en la antesala, en el corredor patio y exteriores se reunieron cada vez más personas. Primero se dio lectura a los documentos llegados de Chiapas y luego se escuchó la opinión de los asistentes. El primero en hablar fue el Arzobispo Casaus y Torres, quien expresó que no había nada que resolver, sino esperar que España decidiera, se escucharon voces desde fuera acallándolo. Después opinaron el Canónigo José María Castilla y Antonio García Redondo, ambos en favor de declarar la Independencia. El Brigadier Gaínza, se mostró vacilante, ¿declarar la emancipación absoluta o en unión a México? Prevaleció la opinión de independencia absoluta. El criterio que llevaba preparado José del Valle, satisfacía a ambos bandos. La base jurídica del criterio era que como no se tenía representación de todas las regiones del Reino, se carecía de autorización para decidir en forma definitiva acerca de la Independencia, mas era conveniente declararla para prevenir las consecuencias que serían temibles en el caso que la proclamase de hecho el mismo pueblo. Por ello tenía que convocarse a un Congreso, cuyos diputados, debidamente instruidos, deberían ratificarla y decidir, `en caso de acordarla', la forma de gobierno y la ley fundamental. Aproximadamente a las 11 de la mañana se hizo la votación. Dos terceras partes estuvieron en favor de lo propuesto por Valle, es decir, que mientras se llevara a cabo el Congreso continuaran en sus cargos las autoridades. Se formó la llamada Junta Provisional Consultiva, integrada por la Diputación Provincial y sus representantes: Miguel de Larreinaga, por León José del Valle, por Comayagua el Marqués de Aycinena, por Quezaltenango José Valdez (tesorero de la Catedral), por Sololá y Chimaltenango Angel María Candina, por Sonsonate, y Antonio Robles, por Ciudad Real. Después de efectuada la votación se dio por disuelta la reunión. En el momento de su retiro, algunos de los que habían estado en contra fueron insultados, y el Arzobispo Casaus fue halado de las vestiduras hasta romperle el roquete o sobrepelliz. Además, se detuvo su coche en la calle, y se le lanzaron improperios. La sala, donde quedó reunida la Diputación Provincial y el Ayuntamiento, fue invadida por más de 100 personas, que pedían la destitución de quienes habían estado en contra y exigían la inmediata jura del Brigadier Gaínza. El Jefe Político juró la Independencia e Inmediatamente juraron los otros miembros de la nueva Junta Provisional Consultiva y a continuación se procedió a preparar el acta de la Independencia y la firmaron los próceres, como se les conoce, siendo estos: Gavino Gainza, Mariano de Beltranena, José Mariano Calderón, José Matías Delgado, Manuel Antonio Molina, Mariano de Larrave, Antonio de Rivera, José Antonio de Larrave, Isidoro del Valle, Mariano de Aycinena, Pedro de Arroyave, Lorenzo de Romaña, Domingo Diéguez.


El no reírte, no solo puede catalogarte como una persona malhumorada, crearte problemas sociales y problemas en tu trabajo como servicio al cliente, si no que además podría dañar tu salud específicamente el sistema cardiovascular. Un estudio muestra que la risa mejora el sistema cardiovascular, dando la razón a la creencia popular que dice que la risa es una buena medicina. El cardiólogo Michael Miller de la Universidad de Maryland y su equipo llevaron a cabo hace algún tiempo un estudio basado en una serie de cuestionarios que unos enfermos de corazón tenían que responder. Las situaciones que se les planteaban, como ir a una fiesta vestido igual que otro invitado, tendían a considerarse carentes de gracia en un 40% menos de los casos que en individuos sin problemas cardiacos. Los investigadores no saben si esto es una causa o un efecto de padecer la enfermedad y por eso decidieron investigar más. Ahora han estudiado la circulación sanguínea en 20 adultos sanos de ambos sexos (diez de cada sexo) después del visionado de unos videos extraídos de películas de humor. Las medidas se hicieron antes del visionado y un minuto antes del final. Al parecer la risa induce una respuesta vascular. Estos resultados han sido publicados en la revista médica “Heart”. Concretamente midieron la dilatación arterial en la arteria que conecta el hombro con el codo. Mientras reían y entre los 20 individuos analizados 19 presentaban un sano aumento de la circulación sanguínea de un 22% en promedio que podía llegar a un 50% en los momentos más hilarantes. Esta mejora es equivalente a la producida por un ejercicio ligero o a la administración de fármacos que reducen el colesterol. En el otro lado el estrés inducido por situaciones dramáticas deteriora la circulación sanguínea tanto como los malos recuerdos o los cálculos mentales. Según este investigador este estudio demuestra que al menos la risa podría contrarrestar el estrés producido por las situaciones en las que nos pone nuestra vida diaria y que los pacientes con este tipo de dolencias deberían de “soltarse a reír sin parar”


Hasta pronto amigos!!! Fue un verdadero placer conocerlos a cada uno de ustedes, les agradezco por su confianza tiempo y amistad, en mi estadĂ­a en Seguros G&T, son una gran familia y un excelente equipo de expertos. No me resta mas que decirles que sigan adelante con el optimismo de siempre, y nuevamente GRACIAS por TODO. Que Dios siempre bendiga el trabajo de sus manos.


EnvĂ­a la respuesta a Corp Solunewa para ganar



Solunews Septiembre 13