Issuu on Google+

Begoña García Sastre 2º PER_CAV Crónica

Adiós a “la maldición de los tie breaks” El equipo Bulldogs Beta se lleva la victoria y comienza las navidades con buen sabor de boca Madrid/16.Diciembre.2012 Todo indicaba que iba a ser un domingo complicado para el primer equipo del club de voleibol de Villanueva del Pardillo, el Bulldogs Beta. La jornada pasada habían sufrido una dura derrota ante CAV-Volea, cayendo 15-13 en el tie break, además del parón de la semana pasada debido al puente de la Constitución; que las había dejado sin entrenar y sin jugar partidos. Sin embargo, el equipo llegó sonriente al campo, cantando y tranquilas, como nos tienen acostumbrados. Si se tuviera que definir con una palabra el sentimiento que se leía en las caras de las jugadoras antes de comenzar el enfrentamiento esta sería “ganas”. Se mostraban ansiosas por jugar el partido, por divertirse y por ganar para poder mantenerse en una buena posición en la tabla clasificatoria. Al salir del vestuario ya mostraban su peculiar alegría, sumándole un toque de colorido a su indumentaria con una media de cada color en cada una de las jugadoras. En las gradas, no muy llenas, se oía: ¡ay que ver que buen rollo transmiten estas chicas! Comenzaron el calentamiento fuera del campo ya que el partido anterior, que enfrentaba a los dos primeros equipos de la clasificación, se alargó demasiado. Este hecho no hizo que bajara la concentración de las “bulldoguis”, como ellas se autodenominan. Unas abdominales por aquí, unas dorsales por allá y pitido final en el campo; balones y a calentar oficialmente. A eso de las diez y cuarto ya se encontraban los dos equipos en el campo, azules las Damas y verdes las Bulldogs. Capitanas, moneda al aire y saque inicial para el equipo Dama. La suerte estaba echada. Primeras instrucciones en los banquillos, y en el de las Bulldogs se alcanzaba a oír a la entrenadora, Micaela Rosenbaum, decir “me da absolutamente igual ganar o perder, vamos a jugar al voley, nuestro voley, y nos vamos a divertir”. Nada más entrar las jugadoras al campo saltaba a la vista la primera sorpresa en la alineación. Marta Beltrán, generalmente atacante de cuatro, iba de central. Su posición natural era ocupada por Verónica Valentín, a la que se le otorgaba la oportunidad de la titularidad. Otra sorpresa del equipo titular era la colocadora. Salía al campo Cristina González en lugar de Pilar Rogina. El resto todo normal, Tatiana Gigo de opuesta, Nuria Pérez de central y Begoña García, la capitana, como primera atacante de cuatro. Todo listo para que comenzara el espectáculo. El primer set se presentaba fácil. Como viene sendo habitual, a las chicas del Bulldogs Beta les costó meterse en el partido, pero su nivel de juego enderezó el set. Muchos errores no forzados, pero también una gran cantidad de puntos muy bonitos y reconstrucciones de ataque perfectas. Se producían también los primeros cambios, volviendo Pilar Rogina al puesto de colocadora. Se retiró también Verónica, dando paso


Begoña García Sastre 2º PER_CAV Crónica al debut en el equipo de Adriana Martín, quién recibió el ánimo de sus compañeras y su entrenadora. 24-17, saque de Begoña García que toca en una defensora y se va fuera del campo, colocando el 1-0 en el marcador. La charla técnica se redujo a comentar los errores y tratar de buscar soluciones. Tenían el partido encaminado, y volvían a salir al campo con el peculiar ánimo que les caracteriza. Volvía la formación inicial del primer set con un cambio en las centrales, apareciendo Larraitz Martínez en lugar de Marta; y esta vez con su saque. La segunda parte comenzó bien, incluso Adriana, la debutante, puntuó con su ataque; el cual aún está en construcción. Sin embargo, tras un error de saque se produjeron otros tantos y el equipo de Dama se empezó a escapar, forzando a la entrenadora a sacar a sus jugadoras fuertes. El problema estaba en que el equipo contrario ganaba gracias a los fallos de las Bulldogs, cuyo voleibol es claramente superior. La tensión en el campo aumentaba por momentos, y comenzaron los errores más imperdonables, como por ejemplo, tres fallos seguidos de saque. Ni siquiera los potentes remates de la opuesta Tatiana, quien jugó un partido espectacular, servían para mejorar la situación. Estas chicas nos tienen acostumbrados a los nervios en los momentos difíciles, y esta vez no iba a ser distinto. Un error en ataque de Begoña adjudicó el segundo set al equipo azulón, forzando un tercer y definitivo set. Por muy mala que pareciera la situación, las “bulldoguis” no se vinieron abajo. Al contrario, siempre perdían en la muerte súbita y esta vez no iban a dejar que pasara. El comentario de la entrenadora al acabar el segundo set lo decía todo: “genial que fallaras el ataque, quería el tie break porque quiero ganarlo”. Y así, con la motivación por las nubes, salieron a ganar el tercer set. En el sorteo, la capitana volvió a no tener suerte y el saque cayó a manos de Dama, dando comienzo al último y decisivo set. En el campo estaban las mejores jugadoras del Bulldogs Beta, ansiosas por la victoria y dispuestas a conseguirla. Esta vez los nervios no les jugaron una mala pasada, y desde el comienzo el set estaba encarrilado. Dentro del campo se oía a Nuria comentar: “estoy súper nerviosa”, y a Begoña contestar: “tranquila, ya es nuestro”. Y efectivamente, era suyo. Tras una serie de puntos perfectamente jugados, destacando la actuación de Tatiana, cuyo porcentaje de error resultó ser muy bajo; apareció el punto de partido, que no fue desaprovechado por Begoña, quien se quitó la espinita del segundo set y dio la victoria a su equipo. Por fin consiguieron ganar un tie break y lo celebraron como si no hubiera mañana dentro del campo. Saltos y gritos por todos lados, alegría en estado puro. Salían colocadas en la cuarta posición de la tabla, pudiéndose colocar terceras, pero para eso debían esperar el resultado del partido que tenía que jugar Actimel-Magic, actual tercero. La sonrisa en sus caras lo decía todo. Aún así, una parte de ellas estaba pensando el porqué de un tercer set ante un equipo como el que se encontraba al otro lado del campo. Saben que es algo que tienen que mejorar. Tienen un buen voleibol, pero necesitan un cambio, deben aprender a concentrarse en cada punto, olvidando el anterior; y quizás esto se lo de la experiencia. Son un equipo muy jovencito, pero ¡qué


Begoña García Sastre 2º PER_CAV Crónica juventud!, está claro que prometen, y quién sabe cómo acabará la clasificación tras la segunda vuelta después del parón navideño.


Cronica 'la maldición de los tie breaks'