Issuu on Google+

http://www.elpensamientopositivo.xavierarriaran.com

Porque El Pensamiento Positivo Desarrolla La Superación Personal En nuestra constante evolución hemos adoptado el método científico para intentar comprender quienes somos, de dónde venimos, porque estamos aquí y, sobre todo, porque olemos tan mal (es curioso ¿Verdad?). O sea, para interpretar el mundo. Hemos hecho un largo camino que ahora une nuestra ancestral unión con la naturaleza, nuestras arcaicas creencias, con demostraciones que explican que somos un todo con el Universo. Que somos energía, en forma de vida autoconsciente, pero no separados del resto de la Creación. Volvemos a casa. La actitud, el pensamiento positivo, al debatir y analizar libremente cualquier aspecto, sin abandono ni renuncia, ha permito acrecentar nuestra superación personal.


La ciencia no tiene todas las respuestas, sólo es una herramienta. Y como tal hay que verla. No es más que un constante rectificar errores, asumir equívocos. Por eso mismo, mucho hemos avanzado desde la manada nómada. Por suerte, el macho Alfa dominante ya no es tan atractivo. Van quedando menos reaccionarios fanatizados en su Única Verdad, cualquiera que sea esta. Aunque ayatolás científicos, haberlos, haylos, ya se sabe que “en todas partes cuecen habas”. Pero ahora empezamos a ver la luz, luz que no emana de rígidos dogmas, sino de la comprensión de nuestra verdadera naturaleza, imperfecta e inacabada. Naturaleza que fluye desde nuestro interior creando humanidad, pero que proviene y está íntima e inseparablemente ligada al infinito cósmico. O bastante cerca. Más o menos.


Sin embargo, aunque como grupo hayamos aprendido a cuestionar y evolucionar, como individuos seguimos viviendo encerrados en nuestras pequeñas verdades aprendidas. En las rutinas embrutecedoras que nos mantienen ignorantes y esclavos en existencias sin sentido. Si bien como especie somos capaces de enviar naves más allá del sistema solar o de desarrollar teorías cuánticas, como seres humanos aún nos enojamos cual energúmenos si perdemos las llaves (o nos adelantan en la carretera). Y de allí para abajo, somos capaces de todas las imbecilidades y maldad imaginable. Lo que ha sido bueno para el conjunto, no hemos sabido aplicárnoslo individualmente.

No hemos aprendido a comportarnos como seres en equilibrio y armonía. No sabemos controlar nuestros sentimientos y emociones. Maduramos a lo largo de la vida, pero de un modo mecánico (incluso cerebralmente), para adaptarnos al entorno. El aprendizaje, social o individual, no es más que el procedimiento de acomodación del organismo, sea cual sea, al medio. Dicho en cristiano paladín, “donde fueras, fueres o fueses, haz lo que vieras, vieres o vieses”, y que no se note, claro. Pero luego, sacando la bestia que llevamos dentro, a las


primeras de cambio nos c… en la p… que los parió. O nos hundimos en un mar de lágrimas. Basta que algo nos falle, pobrecitos. ¿Cierto? El/la que esté libre de pecado, que tire la primera piedra

Entonces seamos prácticos. Para unos homínidos con zapatos, el grado más elevado de conciencia y conocimiento nos ha llegado de la mano de la ciencia. Pero vuelta hacia el ser humano, olvidando la intransigencia e intolerancia hacia lo diferente. Lo que nos ha sido mostrado no es más que la consecuencia del pensamiento positivo, de cuestionar todo y buscar soluciones. De ver los obstáculos como retos. De comprender que los problemas no son sino oportunidades para aprender y mejorar. Y actuando así, es cuestión de tiempo que lleguen los frutos. Da más resultados, y “pa que nos vamos a engañar”, luce más lindo. Y no paga impuestos.


Si hemos descubierto, por ejemplo, que el cromosoma 7, con 158 millones de pares de bases y 1.150 genes, es el que contiene el gen MYH16 que posibilitó el aumento de la capacidad craneal y el volumen cerebral (toma ya), ¿Por qué no hemos de ser capaces de utilizar todo este potencial y aplicarlo a nuestra vida? ¿Somos tontos, o sólo lo parecemos? ¿Queremos seguir viviendo con instintos primates? Dejémonos de comportarnos como sujetos inmaduros y empecemos a enfrentar nuestra propia existencia de un modo realmente inteligente.

“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón”. Y el pensamiento positivo, te dice que puedes. Es el convencimiento, la certeza de que puedes cambiar las circunstancias de tu vida con tu propio esfuerzo. Es vivir con la convicción de que nada


está por encima de ti. De que cada paso que das, lo haces libremente en pos de los objetivos que has decidido. Es luchar jubiloso por tus anhelos. En suma, es disfrutar de estar vivo. Y vivir es continuar tu superación personal hasta donde alcancen tus sueños. Pero que no te pillen con el calzón bajado. A ser posible.

Y si te dicen que “este mucho cuento”, pero que luego lo dejo todo a deber, le dices de mi parte que yo… en los suyos. A ser buenos, hostias.

Xavier Arriarán


http://www.elpensamientopositivo.xavierarriaran.com http://www.mensajessubliminales.xavierarriaran.com


Porque El Pensamiento Positivo Desarrolla La Superacion Personal