Issuu on Google+

Entrevista

Transformando ideas en realidades. Nancy Mejía nancyd@pulsopyme.com

I

niciar una empresa o consolidar una ya existente siempre es un reto importante y lo es aún más cuando no se tiene claro donde es necesario ajustar o bien por donde comenzar. Es indiscutible que la creación de una empresa genera una sinergia en la economía de las localidades gracias a los empleos y oportunidades que traen consigo. Estos beneficios y el surgimiento de un número mayor de PyMEs han provocado la aparición de un buen número de entidades que, como consecuencia de su vocación de ayuda a su entorno, han creado apoyos específicos a todos aquellos que estén interesados en poner en marcha su propio nego-

8 MeM

“El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños” cio o bien que quieran mejorar uno ya existente. La mayoría de estas entidades pertenecen a instituciones gubernamentales o asociaciones empresariales, que han basado sus actividades primordiales en ser un apoyo real para los emprendedores. Así surge ProEmpleo una institución no lucrativa dedicada a impulsar personas que desean lograr una vida más digna y productiva, mediante la capacitación y asesoría orientadas a la creación o mejora de las micro, pequeñas y medianas empresas. Pro Empleo ofrece sus servicios a través de tres etapas fundamentales, comenzando con la capacitación

ISE (Inicie o Mejore su Empresa) una asesoría integral a través de la elaboración de un plan de vida que permite al emprendedor identificar necesidades de mercado y realizar una planeación estratégica de su idea de negocio considerando aspectos legales, fiscales y financieros. “Con la capacitación ISE las personas que llegan a la fundación pueden valorar su idea de negocio, conocer su viabilidad, identificar oportunidades de mercado, conocer aspectos legales y financieros que pueden impactar el funcionamiento de una empresa; pero sobre todo pueden conocer una nueva perspectiva de vida”, comenta Norma Castillo Padilla Coordinadora de la Incubadora y del CDE (Centro de Desarrollo Empresarial.) de Pro Empleo.


Entrevista

En forma posterior a la capacitación, y dependiendo de sus necesidades, los empresarios pueden continuar su proceso de crecimiento en la incubadora de empresas o bien en el Centro de Desarrollo Empresarial. Aquellos que aspiran al proceso de incubación comienzan la realización de un plan de negocios enfocado a proporcionar apoyo para la creación de empresas legalmente constituidas. Para poder participar, la empresa seleccionada debe contar con una idea viable de un negocio tradicional y con un grado de innovación en el sector que se desea incursionar. A través de asesorías con el grupo de expertos de Pro Empleo los emprendedores realizan todo el proceso hasta que la empresa sea constituida. En aquellas ocasiones en que la empresa no es elegida para incubación los emprendedores pueden obtener asesoría para iniciar nuevamente el proceso. “En Pro Empleo capacitamos a los emprendedores para que puedan cons-

tituir legalmente su empresa; sin embargo a través de la incubadora no nos es posible apoyar a todos ellos por el costo de implementación, por lo que tratamos de impulsar a crear negocios realmente rentables y ofrecer alternativas a aquellos que no lo son para buscar su constitución en el largo plazo”, asegura Norma Castillo. Adicional al proceso de incubación Pro Empleo también ofrece capacitación en diversos oficios lo que permite al emprendedor autoemplearse y generar recursos necesarios para el establecimiento de su empresa. Para los empresarios que ya cuentan con una empresa el Centro de Desarrollo Empresarial ofrece un servicio integral para detectar áreas de oportunidad de su compañía identificando estrategias de venta y desarrollando aspectos de administración del negocio. “La metodología utilizada en Pro Empleo en el Centro de de Desarrollo Empresarial ayuda al empresario a conocer y muchas veces entender su negocio, a fijar objetivos claros y a saber

la viabilidad de su proyecto”, también menciona Norma. Tan sólo en 2009 Pro Empleo capacitó a 6,848 personas a nivel nacional de las cuales el 23% mejoró su empresa y el 14% se autoemplearon ayudando a generar 8,217 empleos. Con estos resultados, obtuvo el Galardón PyME 2009 a la mejor incubadora de empresas de todo el país. Además de que alguna de sus empresas incubadas ha logrado obtener por tercer año consecutivo el premio a la mejor empresa incubada. Así a 15 años de su fundación Pro Empleo continúa reafirmando su compromiso con impulsar el talento mexicano, el desarrollo empresarial y del país, a través de asesoría a emprendedores dispuestos a subsistir y crecer en el mercado mexicano por medio del trabajo y disciplina, elementos indispensables para lograrlo. * Nancy Mejía es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Tecnológica de México. Actualmente es Coeditora de Pulso PyME. www.pulsopyme.com. Pro Empleo 55 45 08 45 / informes@proempleo. org.mx

MeM 9


ProEmpleo