Page 1

Parroquia del Sagrado Corazón A.P. 69, C.P. 60300 Santa Clara, Michoacán Tel. (354) 54 2 14 84

Director: Pbro. Mario Alberto Rodríguez Cázares Diseño y Publicidad: Angélica Manzo Ceja

Mail: parroquia_santaclara@yahoo.com.mx parroquiasantaclara@gmail.com

¡Estamos en la Web! www.parroquiasantaclara.org “Panorama Impresiones le informa su domicilio ubicado en Emiliano Zapata No.190 Tel. 54 2-34-31 Los Reyes, Mich”.

El 14 de febrero es la Fiesta Diocesana de la Virgen de la Esperanza, en Jacona. Vendrá el Nuncio Apostólico en México S.E.R. Mons. Chrisophe Pierre, con la finalidad de que se despierte mas la devoción a nuestra Patrona Diocesana. El día 8 de febrero toca a esta vicaria Los Reyes-Tancitaro su peregrinación a las 12:00hras. A todos los que dieron su cooperación diocesana o Diezmo, se les da las gracias. Se les da las gracias a las personas que trajeron a regalar los antojitos mexicanos el pasado 2 de febrero, fiesta del Divino Niño. Cada semana el Divino Niño estará en un hogar. Se les invita a rezar el rosario y a invitar a los vecinos a rezarlo o a las personas que deseen ir a esa casa. Al Domingo siguiente lo regresarán para la misa del Divino Niño. Ya no se admiten más niños para hacer su Primera Comunión en la Fiesta del Sagrado Corazón. Los niños que ya están inscritos deberán asistir a la doctrina todos los sábados a las 4:30PM en el colegio parroquial o a las 4:00PM en la Iglesia del Señor de los Milagros. También deben asistir a Misa de 9:30AM los domingos en la parroquia y acercarse para firmarles su tarjeta de asistencia a la Eucaristía. Desean contraer Matrimonio: Manuel Alejandro Barajas Barajas con Ariana Isaura Sánchez Naranjo. Para recibir cualquier sacramento, los padrinos deben estar casados por la Iglesia y presentar su documento en notaria parroquial. El 10 de febrero es la Fiesta de José Sánchez del Río, en Sahuayo. Todas las quinceañeras y personas que desean casarse en esta Parroquia, deberán acudir a la notaria almenos 3 meses antes. No podemos expedir documentos a otra parroquia, mientras no cumplan con los requisitos en tiempo y en forma (asistencia a platicas y entrega de documentos correspondientes al sacramento).

PAN DE VIDA VOLUMEN 3, Nº 124

SANTA CLARA, MICHOACÁN. A 6 DE FEBRERO DEL 2011

FIESTA DEL DIVINO NIÑO JESUS Y ALGUNOS DEVOTOS

UN REFRÁN MEXICANO: EL QUE UN DIA ROBA UN HUEVO, AL SIGUIENTE ROBA UNA RES

Significa que quien se acostumbra en lo poco se atreverá a lo mucho.

A SEGUIR EMPUJANDO... piernas se hicieron fuertes por el esfuerzo Cuentan que un muy buen hombre vivía en el campo. Tenía problemas físicos. Un dia se le apareció Jesús y le dijo: “Necesito que vayas hacia aquella gran roca de la montaña, y te pido que la empujes día y noche durante un año”. El hombre quedó perplejo cuando escuchó esas palabras, pero obedeció y se dirigió hacia la enorme roca de varias toneladas que Jesús le mostró. Empezó a empujarla con todas sus fuerzas, día tras día, pero no conseguía moverla ni un milímentro. A las pocas semanas llegó el diablo y le puso pensamientos en su mente: “¿Por qué sigues obedeciendo a Jesús?. Yo no seguiría a alguién que me haga trabajar tanto y sin sentido. Debes alejarte, ya que es inútil que sigas empujando esa roca, nunca la vas a mover”. El hombre trataba de pedirle a Jesús que le ayudara para no dudar de su voluntad, y aunque no entendía se mantuvo en pie con su decisión de empujar. Con los meses, desde que se ponía el sol hasta que se ocultaba, aquel hombre empujaba la enorme roca sin moverla. Su cuerpo se fortalecía, sus brazos y 4

Parroquia del Sagrado Corazón

de todos los días. Cuando se cumplió el tiempo el hombre elevó una oración a Jesús y le dijo: “Ya he hecho lo que me pediste, pero he fracasado, no pude mover la piedra ni un centímetro”. Y se sentó a llorar amargamente pensando en su muy evidente fracaso. Jesús apareció en ese momento y le dijo: “¿Por qué lloras? ¿Acaso no te pedí que empujaras la roca?. Yo nunca te pedi que la movieras. Yo he conseguido mi meta, y tú fuiste parte de mi plan”. Muchas veces al igual que este hombre, vemos como ilógicas las situaciones, problemas y adversidades de la vida. Empezamos a buscarle lógica, NUESTRA LOGICA, a la volunta de Dios. Entonces viene el enemigo y nos dice que no servimos, que somos inútiles o que no podemos seguir. El día de hoy es un llamado a “EMPUJAR”, sin importar que tantos pensamientos de duda ponga el enemigo en nuestras mentes. Pongamos todo en las manos de Jesús, y El por medio de su voluntad nunca nos hará perder el tiempo, mas bien, nos hara ser más fuertes!

EL JUICIO DE DIOS Un hombre se presentó al juicio de Dios, y le dijo: Señor, he cumplido tu ley, porque no he cometido ninguna maldad: No he robado, ni matado a nadie, jamás falté al templo, he cumplido todos tus preceptos... Además, nadie te ha amado como lo he hecho yo. Fíjate Señor, en mis manos: ¡las tengo perfectamente limpias!... A lo que Dios le respondió: ¡Es cierto!, las tienes muy limpias... pero qué lastima que estén tan vacías... Bien decía con mucha sabiduría el Apóstol San Juan: “Pues si uno no ama a su hermano, a quien ve, tampoco puede amar a Dios, a quien no ve” I Jn 4, 20. “Pues si uno tiene bienes y ve que su hermano necesita ayuda, pero no se la da, ¿Cómo puede tener amor de Dios en su corazón?. Que nuestro amor no sea solamente de palabra, sino que se demuestre con hechos.” No honraras a Dios llenado su altar de oro plata o piedras preciosas. Sí lo harás, en cambio, siendo generoso con los otros y ayudando al pobre. Es más, no ofendes a Dios cuando pronuncias una blasfemia, pero en cambio, le lanzas un duro golpe cuando le robas al pobre y te vuelves insensible con la miseria de los que te rodean.

11

1


José Sánchez del Río, El Niño Mártir José Sánchez del Río nació el 28 de marzo de 1913 en la población de Sahuayo, Michoacán, siendo hijo de Macario Sánchez y María del Río. En su casa conoció la pobreza y el trabajo desde pequeño, pero sobre todo, creció rodeado de unidad familiar y de los valores cristianos que dan sentido a la vida: la fe y la caridad hacia propios y extraños. Desde que hizo su Primera Comunión, José había tomado la decisión de cultivar una amistad sincera y fiel con Jesús. Cuando José tenía 12 años estalló la guerra de los cristeros, o sea, el alzamiento de aquellos campesinos creyentes y jóvenes de la Acción Católica que lucharon en defensa de sus más sagrados derechos contra las leyes injustas del gobierno federal. La región donde él vivía era cien por cien cristera y, desde el inicio del alzamiento, los hombres y mujeres del occidente de Michoacán se distinguieron por su defensa valiente de la fe y de los derechos sagrados de Cristo. José veía a los valientes cristeros que pasaban veloces en sus caballos gritando: ¡Viva Cristo Rey!, ¡viva la Santísima Virgen de Guadalupe!, ¡Él también soñaba en irse con ellos para defender los derechos de Cristo Rey en su patria!. Pero sus papás no se lo permitían debido a su corta edad. José repetía a su mamá “nunca ha sido tan fácil ganarse el cielo como ahora”, y tanto insistió que, con apenas 13 años logró que le permitieran entrar en las fuerzas cristeras. Durante los primeros siete meses no le fue permitido usar armas, pero sirvió como ayudante de los soldados cristeros. José era bastante apreciado en la tropa cristera porque desde el inicio se distinguió por su servicialidad. Se le veía por todos lados del campamento, engrasando las armas, friendo los frijoles de la comida, cuidando que a los caballos no les faltara agua y pastura. Se mostró valiente y leal con sus jefes, participando en la vida de privaciones que llevaba la tropa, durmiendo a veces en cuevas o en medio de bosques y comiendo la escasa comida, muchas veces con tortillas endurecidas y frías. Con los demás cristeros, José rezaba todas las noches el 2

santo rosario a María Santísima, antes de acostarse y descansar de la dura jornada. Era una vida de sacrificios y privaciones por amor a Cristo Rey y su Madre Santísima, la Virgen de Guadalupe. El 6 de febrero de 1928, un grupo de cristeros habían caído muertos y otros cayeron prisioneros, entre estos últimos estaba José Sánchez del Río. Con él también cayó prisionero otro joven algo mayor de nombre Lázaro. Normalmente, los soldados fusilaban o colgaban de los árboles o de los postes a todos los cristeros que capturaban vivos. Actuaban así para asustar a todos los que apoyaran la causa cristera. Pero a José Sánchez del Río lo metieron en la cárcel de Cotija para hacerlo reflexionar y asustarlo, pensando que así dejaría la causa cristera. Al día siguiente se lo llevaron prisionero a Sahuayo, su lugar natal, para presionar a sus familiares y darle un escarmiento al pueblo católico. José y Lázaro fueron metidos en la iglesia parroquial, que el diputado Rafael Picazo había manchado convirtiéndola de Casa de Dios en un gallinero. José se indignó a la vista de aquel ultraje contra la casa de Dios. No lo pensó dos veces y una vez que logró desatar sus manos, se dedicó esa noche a retorcer el pescuezo de los gallos. El día siguiente, al enterarse el diputado Picazo de la suerte que habían corrido sus gallos, se presentó en la iglesia parroquial y con insultos recriminó a José su acción. Éste le contestó: “La casa de Dios es para venir a orar, no para refugio de animales.” Picazo lo amenazó diciéndole que si estaba dispuesto a todo. La respuesta del valiente cristero no se hizo esperar: “A todo. Desde que tomé las armas estoy dispuesto a todo. ¡Fusílame!, para que yo esté luego delante de nuestro Señor y pedirle que te confunda.” En el transcurso de esa mañana, miércoles 8 de febrero, los familiares de José les llevaron el almuerzo, pero el angustiado Lázaro no tenía apetito ni ánimos. José, que era unos años menor pero poseía mayores ánimos, le dijo entonces: “Ánimo, Lázaro. Vamos comiendo bien. Nos van a dar tiempo para todo y luego nos fusilarán. No te hagas para atrás. Duran nuestras penas mientras cerramos

los ojos.” A las 5:30p.m. sacaron a Lázaro para ahorcarlo y José fue obligado a ponerse junto al árbol de la ejecución. A José lo llevaron allí para asustarlo y ver si renegaba de su fe en Cristo, pero él se dirigió a los verdugos y les dijo que también a él lo mataran. El 10 de febrero de 1928, cerca de las 6 de la tarde, sacaron al valiente niño cristero del templo convertido en prisión y lo trasladaron al cuartel. Primero lo torturaron cortándole las plantas de los pies. Pensaban que José se ablandaría con el tormento y terminaría pidiendo clemencia a gritos, pero se equivocaron. Después los soldados lo sacaron a golpes e insultos del cuartel y lo obligaron a caminar con sus pies sangrantes por las calles empedradas del pueblo hasta el cementerio. Su martirio llevaba ya algunas horas, pues pasaban las 11 de la noche cuando llegaron al camposanto. El niño cristero no cesaba de aclamar vivas a Cristo Rey y a Santa María de Guadalupe, ante el asombro y rabia de los soldados, y la admiración del pueblo que presenció su martirio. Al llegar al lugar, se paró al borde de su propia fosa mientras seguía gritando vivas. Los verdugos acribillaron su cuerpo maltratado a puñaladas, hasta que el capitán de la escolta decidió acabar con todo y disparó con su fusil a la cabeza del mártir, que ya se encontraba derrumbado en la fosa. Sus últimas palabras fueron “¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Santa María de Guadalupe!” El cuerpo del niño mártir cayó en la fosa y quedó ahí sepultado como el de un animal, sin ataúd ni mortaja. Así recibió directamente las paladas de tierra. Eran las 11:30 de la noche del viernes 10 de febrero de 1928. El mártir de Cristo Rey entraba en la gloria, pero nos dejó un ejemplo luminoso de fe para todos, en este mundo difícil donde también es necesario defender la fe católica con el propio testimonio de vida. Dios no nos pide derramar nuestra sangre ni sufrir torturas como José, pero sí nos pide ser valientes y tener el mismo corazón heroico para no callar delante del mal; para defender nuestros valores cristianos ante otras personas y, sobre todo, para saber decir siempre un NO firme al pecado en nuestras vidas.

"Nuestra Señora de La Esperanza” Mateo pensaba utilizarla para el fuego, pero Juan se la pidió y la llevo a J ac on a , d on d e q uit á n do l e algunas raíces, apareció con mayor perfección la imagen, a la que más tarde se le puso pasta y barniz en el rostro y en las manos y le cortaron la raíz de la cual dependía en niño, para poder vestir a las imágenes. Dice la tradición que el Niño, fruto de sus entrañas que originalmente enía en sus brazos, se lo llevó un t HISTORIA DE LA VIRGEN Fraile a España y la Señora quedó DE LA ESPERANZA con el rostro elevado; fijos en el Por el año de 1685 vivía en Jacona Cielo los ojos, al modo como se un indio llamado Juan, compadre de retratan los bultos de la Asunción de otro llamado Mateo, que vivía en Nuestra Señora. Pajacuarán; pescando ambos en la laguna de Chapala, sacaron y pusieron en su canoa una raíz de camichín que flotaba en el agua y en la que aparecía una figura de mujer con un niño en el brazo. Un perfectísimo Niño en tamaño de una cuarta sentado sobre su brazo izquierdo, viéndose los rostros y las manos del Niño inclinadas a acariciar el rostro de la Santísima Se ñor a; el N i ño descansaba reclinado, mas estaba pendiente al pecho de la Virgen con una delgada raicilla que naciendo del costado de la Señora remataba en la espaldita del Niño. El brazo derecho de Maria Santísima tiene alguna inclinación como que ayuda al izquierdo a tener al Niño, mas la mano esta vuelta El superior del Convento de San hacia arriba, y en medio de la palma Agustín en Jacona, Fray Jerónimo se le halló en su invención un palito Sáe nz , con var i os veci nos pequeño parecido en forma de cetro acudieron a admirar la Imagen de la o bastón, y coronado este con una choza del indio y comenzaron a florecita pequeña. La cabeza de la llamar a la bendita imagen; Nuestra Señora y del Niño se hallaron Señora de la Raíz. cubiertas de delgadas raicesitas En 1711, la imagen de la Virgen fue que le servían de cabello, la Imagen entregada al sacerdote del lugar, de la cintura hacia abajo, tenia otras quien la colocó en un altar de la muchas raíces que le cubrían el iglesia. Tiempo después se le m e di o c uerpo , en f orma de construyó una capilla, donde varios enaguas, de la cuales hasta hoy se años fue venerada y muchas mantienen y le cubre un vestido personas continuaban recibiendo favores por su intercesión. que le adorna. La Santa Patrona de la Diócesis de Zamora, Michoacán es la Virgen de la Esperanza la cual se venera en el Municipio de Jacona. La Parroquia de San Agustín invita a celebrar los 125 años de la Coronación. A nu es tr a vic a r ia Lo s Rey es Tancítaro, nos corresponde el 8 de febrero la peregrinación, celebrando la Eucaristía a las 12:00hras.

Desde 1867, el párroco Antonio Plancarte; durante los 15 años de su permanencia en el lugar, le procuró especial culto y la llamó Nuestra Señora de la Esperanza, nombre confirmado por Pío IX. La imagen de Nuestra Señora de la Esperanza, fue la primera imagen coronada en América Latina, hecho que tuvo lugar el 14 de febrero de 1886. El 14 de febrero de 1952 fue declarada Patrona de la Diócesis de Zamora. La Imagen de Nuestra Señora de la Esperanza es diminuta, apenas de un metro con toda y su base; es obra graciosa, sin obra de arte antiguo o moderno, está de pie, p i s a nd o u na se r p ien t e y f u e e mb e l le c i d a c o n ve s ti do d e hermosos bordados en hilo de oro. La mano derecha está separada del cuerpo y en ella lleva una azucena; la mano izquierda completamente caída, en actitud de imploración. Su ro stro e s re d on d o , la b oc a ligeramente entreabierta deja ver los pequeños dientes superiores. Tiene la gracia de un rostro h ermos a m e nte j u v en il y s u cabellera está hecha de pelo natural. Es festejada 2 veces al año: el 14 de febrero, aniversario de su coronación, y el 8 de septiembre, su cumpleaños y Onomástico, es decir en la fiesta de la Natividad de María. El Culto a la Prodigiosa Imagen, “Aquella de quien únicamente se atreven los hombres a esperar la salvación” fue echando ondas raíces en las almas de los habitantes y de la religión. Ella es la Madre que espera siempre con los brazos abiertos a los hijos para recoger sus alegrías, anhelos y penas, pero sobre todo para ser siempre "Nuestra Esperanza”.

¿COMO HACER UNA BUENA abusado de su bondad, pues Él nos ama y cuantas veces los hemos cometido. nosotros lo hemos defraudado. CONFESIÓN? 4. Propósito de enmienda: es la La Iglesia desde hace muchos siglos nos ha recomendado cinco pasos: 1. Hacer un examen de conciencia: es recordar en que cosas hemos ofendido a Dios y pedirle perdón. 2. Dolor de los pecados: consiste en sentir vergüenza ante Dios por haber

3. Confesión de los pecados: consiste en confesar los pecados que nosotros hemos cometido, no se trata de contar historias, ni echarle la culpa a los demás de lo que nosotros hemos hecho. No es necesario delatar a los cómplices. Sí se necesita decir todos los pecados mortales y si es posible

conversión. Consiste en dejar que Dios transforme nuestra forma de pensar y sentir para dejar de hacer cosas que lo ofenden a él o que lastiman a los demás. 5. Cumplir la penitencia: el sacerdote deja una penitencia como remedio y purificación de la persona que ha hecho su confesión. 3

Pan de Vida 6 febrero 2011  

Boletin quincenal de la parroquia de Santa Clara, Michoacán, Diócesis de Zamora

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you