Page 1

Parroquia del Sagrado Corazón A.P. 69, C.P. 60300 Santa Clara, Michoacán Tel. (354) 54 2 14 84

Director: Pbro. Mario Alberto Rodríguez Cázares Diseño y Publicidad: Angélica Manzo Ceja

SEGUIMOS CONSTRUYENDO LA TORRE DE LA PARROQUIA. LOS INVITAMOS A DAR SU COOPERACIÓN. Agradecemos a las siguientes personas que cooperaron para esta obra: Familia Rivera Alejandre $400, Guadalupe Mendoza $400, Ya se están inscribiendo los niños que harán su Primera Comunión en la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. Deben tener 8 años y traer una copia de la fe de bautismo a la notaria parroquial, pasando enero ya NO admitiremos a nadie. Los niños que asistan a la Doctrina de los sábados, serán los primeros en representar los personajes en el viacrucis de Semana Santa, ¡los que no vengan, no exijan un lugar sobresaliente! El Martes 29 de enero nos corresponde la peregrinación a San Sebastián con la Virgen del Sagrario, saldremos a las 4:00pm de la parroquia para llegar a Misa de 6pm, para quienes gusten participar. Para recibir cualquier Sacramento, los padrinos deben estar casados por la Iglesia y presentar su certificado en la notaria parroquial. Todos los Matrimonios o Quinceañeras que quieran su Misa en esta parroquia, deben asistir almenos tres meses antes, para enterarlos de los requisitos correspondientes.

Mail : parroquiasantaclara@gmail.com

UN REFRÁN MEXICANO:

Redes sociales www.facebook.com/parroquiasantaclara

VALE MAS UN GRITO A TIEMPO, QUE HABLAR A CADA MOMENTO. Refrán que significa que es mejor una advertencia oportuna, que muchas correcciones después.

¡Estamos en la Web! www.parroquiasantaclara.org “Panorama Impresiones le informa su domicilio ubicado en Emiliano Zapata No.190 Tel. 542-29-70 Los Reyes, Mich”.

Se aproxima la FIESTA DEL DIVINO NIÑO JESÚS, será el 2 de febrero.

Habrá peregrinación a las 5:00pm saliendo de la parroquia, para llegar a Misa de 6:00pm también en la parroquia, los que gusten llevar su niño Dios o su Divino Niño. Los que tengan su traje del Divino Niño pueden vestirse ese día. También habrá la bendición de velas, de su niño Dios y de sus Niños, para que los acerquen.

Como otros años, los devotos del Divino Niño hacen una kermés en el atrio parroquial. ¿Quieres regalar tamales, pozole, tostadas, ect.? 4 Anótate en la notaria parroquial.

El 9 de febrero a las 12:00hras se celebrará una misa en el templo del Señor de los Milagros, para la profesora María de Lourdes Ayala Andrade, el motivo es darle gracias a Dios por haber llegado a su jubilación, después de 36 años de labor docente. ¡Muchas felicidades Maestra Lulú!

LA MEJOR MANERA DE HONRAR A DIOS Se cuenta de una alma santa que, enamorada de Dios, se desahogaba diciendo: ¡Dios mío, Dios mío!, quisiera tener tantos corazones y lenguas como son las hojas de los árboles y los granos de arena de la tierra y las gotas de agua del mar, para amarte y honrarte como te mereces. Quisiera poder amarte y honrarte más que todas las criaturas juntas, más que los ángeles, más que todo el paraíso. Y el Señor le respondió: Consuélate, hija mía; porque con oír bien la Santa Misa, me puedes dar una gloria infinitamente mayor. Así es en verdad. Oyendo la Santa Misa damos a Dios obsequio y honor infinitos, superiores al honor que le dan en el cielo todos los ángeles y todos los santos juntos; porque en la Santa Misa, Jesús se une con nosotros para honrar a Dios. Es más, Jesucristo mismo es quien obsequia y honra a Dios con nosotros y por nosotros.

Jesucristo es infinito, es por eso que el honor y obsequio que damos a Dios, unidos a Jesús a través de la Santa Misa son obsequio y honor infinitos. Esta es la manera más fácil y segura de honrar y dar gloria a Dios, nuestro creador. Pero es necesario oír la Misa con fe y devoción. San Bernardo dice que se gana más oyendo una sola Misa con devoción, que distribuyendo todos los bienes a los pobres y marchando en peregrinación a todos los santuarios más venerados del mundo. Mientras una persona asiste a la Santa Misa no envejece en la malicia, porque quien asiste a la Santa Misa con devoción, se conserva en la buena vida, crece constantemente en mérito y en gracia, y adquiere nuevas virtudes que le hacen más agradable a Dios. Nosotros, acostumbrados a oír Misa de carrera, con fe débil y devoción distraída, no podemos comprender algo tan grande como lo hacían los santos; pero hagamos un esfuerzo para oír la Santa Misa con devoción y así honrar a Dios unidos a Jesucristo.

Parroquia del Sagrado Corazón

PAN DE VIDA VOLUMEN 3, Nº 240

SANTA CLARA, MICHOACÁN. A 27 DE ENERO DEL 2013

El Divino Niño Jesús Desde tiempos muy antiguos los católicos han tenido mucha devoción al Divino Niño Jesús, y han honrado su santa infancia, considerando esta edad de Jesucristo como una maravilla de inocencia y amabilidad. En el año 1636 Nuestro Señor le hizo a la venerable Margarita del Santísimo Sacramento esta promesa: "Todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia y tu oración será escuchada". En el año 1935 llegó el padre Juan del Rizzo al barrio "20 de julio', al Sur de Bogotá, una región muy solitaria y abandonada en aquellos tiempos. Le habían prohibido emplear la imagen de Jesús Niño porque una asociación muy antigua reclamaba que ellos tenían exclusividad sobre el Niño. El padre Rizzo buscó entonces otra forma de expresar su devoción al Niño Jesús. El sabía que los milagros no los hace la imagen, sino el mismo Jesucristo que está vivo. Entonces fue a un almacén de arte religioso, y encargó una imagen muy hermosa del Divino Niño Jesús. El Padre Rizzo estaba convencido de que a Dios le agradaba mucho que honremos la infancia de Jesús, pues así lo ha demostrado con innumerables y numerosos milagros. ¿Si otros niños son tan inocentes y tan dignos de ser amados, cuánto más lo será el niño Jesús? El Padre Juan comenzó a narrar a las gentes los milagros que hace el Divino Niño Jesús a quienes le rezan con fe y a quienes ayudan a los pobres, y empezaron a presenciarse prodigios admirables: enfermos

que obtenían la salud, gentes que conseguían buenos empleos o estudio para los niños, casa o éxito en los negocios. Familias que recobraban la paz, pecadores que se convertían. Fueron tantos los favores concedidos que los devotos agradecidos propagaron la devoción por todas partes.

Esta es un de las imágenes más hermosas y agradables que han hecho de nuestro Señor. Con los brazos abiertos como queriendo recibir a todos. Con una sonrisa imborrable de eterna amistad. Atrae la atención y el cariño desde la primera vez que uno le contempla. Allí a su alrededor se han obrado y se siguen obrando maravillosos favores. Para quien no conozca los prodigios que obtiene la fe parecerían fabulas o cuentos inventados por la imaginación, pero que son muy ciertos para quienes recuerdan la promesa de Jesús: “Según sea tu fe, así serán las cosas que te sucederán”.

Las cuatro condiciones que recomendaba el Padre Juan, para obtener favores del Divino Niño Jesús son: 1. Ofrecerle la Santa Misa Durante Nueve Domingos, confesarse y comulgar al menos en uno de ellos. 2. Dar una libra de chocolate (o equivalente en dinero o en comida) a los pobres. 3. Si la persona es pudiente, regalar un mercado para familias pobres. No repartir en la calle porque se forma desorden. 4. Propagar la devoción al Divino Niño narrando a otros los milagros que Él hace a sus devotos y repartiendo novenas, estampas, etc. e invitando a otras personas a que visiten al Niño Jesús, pidiéndole lo que necesitan. El Padre Juan recomendaba también: 1. No dejar de asistir a misa ningún domingo. “El que abandona a Dios, lo abandona Dios”. El que no deja domingos sin asistir a misa recibe favores jamás 111 imaginados. 2. No vivir en pecado mortal. Si se vive en unión libre o matrimonio civil, robando o emborrachándose, u odiando. El Padre Juan repetía:

"los que viven en impureza, no entrarán en el Reino de Dios". 3. Que la limosna que se da sea costosa. Cuando solamente se da a los pobres y a Dios lo que sobra, lo que no vale nada; eso no le gusta a Nuestro Señor. Jesús dijo:

“todo el bien que hayas hecho a estos mis hermanos, aún a los más humildes, lo considero como hecho a mí mismo”. El Divino Niño Jesús recompense a sus generosos devotos que con sus ayudas hacen posible las buenas obras en favor de los necesitados. 1


¿CRISTO O “YO”? Tengo un enemigo en mí que se llama “YO”. La característica principal del “YO” es la rebelión en contra de Dios. El “YO” dice: “¡Haré lo que yo quiera hacer!” Pero ¿De dónde viene este espíritu de rebelión? Viene de Adán. ¡Y Adán lo recibió de Satanás! Satanás fue el primer rebelde. Satanás dijo en su corazón: “¡Haré las cosas a mí manera!” Luego Adán se rebeló en contra de Dios y dijo en su corazón: “¡Haré las cosas a mí manera!” Ahora tú y yo decimos en nuestro corazón: “¡Haré las cosas a mí manera!” Por naturaleza, todos somos así. Cuando yo fui bautizado llegué a ser una nueva persona en Cristo, pero no recibí un nuevo cuerpo. Sigo teniendo el mismo cuerpo que tenía antes de ser salvo, y sigo teniendo la misma naturaleza pecaminosa que acompaña el cuerpo viejo. El “YO” aún quiere gobernar en mi corazón. Cristo tiene el derecho de gobernar, pero el “YO” sigue intentando gobernarme. Yo necesito escoger si seré gobernado por Cristo o por mí “YO”.

¿Que sucede cuando mi “YO” está en el trono de mi corazón? Cuando mi “YO” está en el trono de mi corazón, hay muchos pecados en mi vida. Pensemos en algunos de estos pecados: El pecado del orgullo: ¿Piensas: “Yo soy mejor que esa persona”? ¿O dices “Yo me merezco el primer lugar”? Ese es el pecado del orgullo. El pecado del egoísmo: ¿A veces dices: “¡Eso es mío! No lo voy a compartir contigo”? ¿Deseas lo mejor y más grande para ti? Ese es el pecado del egoísmo. El pecado de hablar mal: ¿Algunas veces dices chismes o cosas malas de otras personas? ¿Dices o escuchas cuentos sucios? “Ninguna palabra 2

corrompida [mala] salga de tu boca” Efesios 4:29 . El pecado de mentir: ¿Dices mentiras? Jesús dijo que Satanás es el padre de mentira (Juan 8:44). Esto significa que todas las mentiras vienen de él. Cuando decimos una mentira, nos estamos portando como Satanás. El pecado de la ira: ¿Te enojas algunas veces con las personas y deseas lastimarlas? ¿Deseas vengarte de las personas que te han lastimado? La venganza es una clase de enojo y Dios la detesta. ¿Te enojas y dices cosas groseras y odiosas a los demás? El pecado de la rebelión: ¿Haces cosas que sabes que no debes hacer? Quizás alguien te dice que no hagas algo, pero lo haces de todos modos. Este es el pecado de la rebelión.

El pecado de quejarse: ¿Te quejas cuando te dicen que hagas ciertas tareas? ¿y si haces lo que te piden, tratas de hacerlo lo más lento posible y de mal modo? Cuando permito que el “YO” esté en el trono de mi corazón, tengo estos pecados terribles de los que hemos estado hablando. Aunque no nos demos cuenta, el “YO” es controlado por Satanás. Muchas personas No son felices porque permiten que el “YO” gobierne en sus vidas.

¿Cómo quitar al “YO” del trono de nuestro corazón? El “YO” no sólo es mi enemigo, sino que también es el enemigo de Dios. El “YO” odia a Dios y no le

obedece. Dios dice que sólo hay un lugar para el “YO”, y ese lugar es sobre la cruz. Mi “YO” pecaminoso es tan odioso para Dios que Él lo crucificó con Cristo. Es por eso que, No debo permitir que el “YO” reine en mi cuerpo ni en mi corazón. Cristo es quien debe reinar en el trono de mi corazón. El tiene derecho de estar allí para siempre. Cuando Cristo está en el trono de mi corazón, y mi “YO” está sobre la cruz, entonces el Espíritu Santo puede producir hermoso fruto en mi vida.

Armas para combatir al “YO” que llevo dentro A lo largo de mi vida tendré que enfrentarme a mi enemigo el “YO” que vive dentro de mí. Hay algunas cosas que debo recordar para ganar esta batalla: 1. Dios no toma mi naturaleza pecaminosa en mi contra. Sólo llega a ser pecado cuando hago lo que mi naturaleza pecaminosa quiere que haga. 2. Ser tentando no es pecado. Satanás tiene el poder para poner pensamientos muy malos en nuestras mentes. Él intenta hacernos pensar que son nuestros pensamientos, pero no lo son. Podemos decirle: “Satanás, ¡tú eres mentiroso! Estos son tus pensamientos, no son míos, ¡me niego a seguir pensando en esto.” 3. ¡Dios está de mi lado! Dios conoce la batalla que tengo con mi “YO” y con el diablo, pero ¡Dios está de mi lado! Siempre debo recordar que así como mi ENEMIGO “YO” vive dentro de mí; también mi AMIGO “DIOS ESPÍRITU SANTO” esta dentro de mí para ayudarme cuando yo se lo pida, pero debo saber alimentarlo a través de la oración constante y sincera, pero sobre todo, debo tener plena confianza en que él me ayudará a cortar las cadenas de pecados, con las que me controla Satanás.

¿Cómo acercar nuestros Niños a Jesús? Jesús dijo y nos dice: “Dejen que los niños vengan a mí y no se lo impidan.” (Mc 10 13-16; Lc 18, 15-17). Pero ¿Cuándo dejamos que los niños vayan a Jesús? ¿Cuándo los adultos ayudamos para que los niños se acerquen al Señor? Dejamos que nuestros niños se acerquen a Jesús cuando: “respondemos a sus preguntas sobre temas espirituales”. Los niños siempre tienen inquietudes. Por eso es importante que dediquemos tiempo para conversar con ellos sobre temas relacionados con Dios, utilizando palabras sencillas que puedan traer claridad a su mente y no confusión. También dejamos que nuestros niños se acerquen a Jesús cuando oramos con ellos y cuando les contamos historias bíblicas. Dejamos que nuestros niños se acerquen a Jesús cuando los mandamos al Catecismo para que aprendan la Palabra de Dios en forma sistemática y ordenada, en el convivir con sus compañeros y en la voz de sus catequistas. Dejamos que nuestros niños se acerquen a Jesús cuando: “los llevamos a la iglesia”. Cuando

LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR 40 días después del nacimiento del Niño Jesús, María y José lo llevaron al Templo, a fin de presentarlo al Señor. Había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: “Ahora puedes dejar morir en paz, Señor, a tu siervo, porque han visto mis ojos a tu Salvador, luz para las naciones y gloria de Israel”. María y José admiraban sus palabras. Había también una profetisa, Ana, de edad avanzada; era una viuda

cada domingo vamos en familia a escuchar la Santa Misa y les enseñamos a comportarse en la casa de Dios. Los niños no vienen solos… si no los llevamos, no van. Dejamos que nuestros niños se acerquen a Jesús cuando: “nuestra vida refleja a Cristo”. Cuando nuestras vidas de adultos “creyentes” concuerdan con la fe que decimos tener. Cuando el Señor está presente en nuestra familia todos los días… todo el día. Cuando en casa nos amamos, nos ayudamos, nos respetamos, nos tenemos paciencia, nos perdonamos y nos pedimos perdón.

internacionales que levantan airados su voz contra abusos intolerables, los gobiernos se sienten impotentes ante organizaciones mafiosas que trafican con la niñez. La prostitución infantil es un hecho constatado. Apenas apareció el Internet, se puso a disposición de los niños la pornografía corruptora. Hoy podemos ser los discípulos de Jesús y acercar a los niños a Él. También podemos orar por todos los niños del mundo, para que no sean apartados de los brazos amorosos del Señor y para que nadie les turbe la inocencia de sus almas.

Pero Jesús, amenaza terriblemente a todos los que apartan de Él a los Recuerden que al niño se le arranca niños y a los que les arrebatan la hasta la fe en Dios, porque se le inocencia de sus almas: “Y niega expresamente la instrucción desgraciado del que escandaliza a moral y religiosa. Es por eso que uno de estos pequeños. Más le valdría debemos ofrecer nuestros niños a que le ataran al cuello una de esas Jesús, para que lo amen y Él los acaricie y los bendiga como a los ruedas de molino que mueven los niños del Evangelio.

asnos y lo echaran al fondo del mar...”(Mt 18, 6 ; Mc 9, 42-43).

Esta es la amenaza divina que les espera a tantos que en nuestros días se dedican a echar a perder intencionadamente a los niños. Aunque haya organismos

Instruir al niño en la fe es la obra más meritoria. Enseñarle a ser amiguito de Jesús es asegurar su inocencia. Y acostumbrarlo a rezar es darle ya desde ahora la salvación.

que no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se encontraba en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén. La fiesta de la Presentación celebra la llegada del anhelado Salvador y la bienvenida concedida a él por dos representantes dignos, Simeón y Ana. Por su avanzada edad, estos dos personajes simbolizan los siglos de espera, la esperanza y anhelo de la raza humana. Al revivir este misterio en la fe, la Iglesia da de nuevo la bienvenida a Cristo. Ese es el verdadero sentido de la fiesta. Es la "Fiesta del Encuentro de Cristo y su Iglesia." Para María, la presentación y ofrenda de su hijo en el templo no era un simple gesto ritual. Significaba que ella ofrecía a su hijo para la obra de la redención con la

que él estaba comprometido desde un principio. Ella renunciaba a sus derechos maternales y a toda pretensión sobre él; y lo ofrecía a la voluntad del Padre. Hay un nuevo simbolismo en el hecho de que María pone a su hijo en los brazos de Simeón. Al actuar de esa manera, ella no lo ofrece exclusivamente al Padre, sino también al mundo, representado por aquel anciano. De esa manera, ella representa su papel de madre de la humanidad, y se nos recuerda que el don de la vida viene a través de María. El pueblo cristiano sale hoy al encuentro del Señor con candelas encendidas, lo que caracteriza esta fiesta como "la Candelaria”. Caminemos a través de este mundo, guiados por la luz de Cristo y sostenidos por la esperanza de encontrar finalmente al Señor de la gloria en su reino eterno. 3


Pan de Vida 27 enero 2013  

Boletin quincenal de la parroquia de Santa Clara, Michoacán

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you