Page 1

Parroquia del Sagrado Corazón A.P. 69, C.P. 60300 Santa Clara, Michoacán Tel. (354) 54 2 14 84

Director: Pbro. Mario Alberto Rodríguez Cázares Diseño y Publicidad: Angélica Manzo Ceja

Mail: parroquia_santaclara@yahoo.com.mx parroquiasantaclara@gmail.com

¡Estamos en la Web! www.parroquiasantaclara.org “Panorama Impresiones le informa su domicilio ubicado en Emiliano Zapata No.190 Tel. 54 2-34-31 Los Reyes, Mich”.

Se da las gracias a todas las personas que colaboraron para la fiesta de Santa Clara, de una manera especial por haber encabezado la misma, a la Señora Celia Magaña y a Tere González por la banda. Habrá Misa de Sanación el 22 de agosto, en el templo de la colonia obrera a las 4:30PM. Ese día no habrá misa de 6:00PM en la parroquia. Estarán pasando las colectoras por sus casas para pedirles la cooperación para la fiesta del Señor de los Milagros, $250 por familia. Esta de vacaciones la Sra. Alicia Reyes, que es una de las colectoras, si pudieran mandar su donativo para la Fiesta del Señor de los Milagros. El total de gastos de construcción de las últimas 4 semanas en la Iglesia del Señor de los Milagros es de: $29, 238. Se les da la gracias a todos aquellos que cooperaron para esta obra del andador. Y así se ha cumplido con la presidencia municipal de Tocumbo. Ya no se anotarán más niños para Primera Comunión de Diciembre y Enero. Los que ya están inscritos deben asistir a misa los domingos con su tarjeta para firmarsela y asistir al catecismo todos los sábados: en la colonia de 4:00PM a 5:00PM y en la parroquia de 4:30PM a 5:30PM. Todas las quinceañeras y personas que desean casarse en esta Parroquia, deberán acudir a la notaria almenos 3 meses antes. Para recibir cualquier Sacramento, los padrinos deben estar casados por la Iglesia y presentar su acta en la notaria parroquial. No podemos expedir comprobantes a otras parroquias, mientras no se cumplan los requisitos en tiempo y en forma.

Parroquia del Sagrado Corazón

PAN DE VIDA VOLUMEN 3, Nº 114

SANTA CLARA, MICHOACÁN. A 15 DE AGOSTO DEL 2010

Que descanse en paz el P. Antonio Méndez, un pastor bueno, fiel a Dios y a sus principios. 1924-2010 R.I.P.

PROCESIONES AL SEÑOR DE LOS MILAGROS EN SEPTIEMBRE: Día 5: Colonia Los Chávez y Tamboras, Día 6: Los Manguitos y La ventilla; Día 7: El deposito y Las Peñas; Día 8: La loma y Los Cuartos, Día 9: Herreros y Grupo de Renovación; Día 10: Salvador Ochoa y Ochoa y Modesto Barrerto; Día 11: La plaza y Lázaro Cárdenas; Día 12: La Calera, La antena y Emiliano Zapata; Día 13: Sección 68, Jubilados y Obreros; Día 14: a las 6:30 Misa concelebrada por el Señor Obispo. UN REFRÁN MEXICANO: UN ACOMEDIDO HASTA EN LA CÁRCEL CABE El Refrán que expresa la mala imagen y el poco aprecio que se tiene del acomedido, como se le llama al individuo entrometido y metiche de tan servicial: su lugar, según este poco aprecio, es la cárcel.

P. ANTONIO MENDEZ SOTO: “Dios fue el que me llamó” Nació el 11 de junio de 1924, en San Juan Parangaricutiro; hijo de Don Ezequiel y Doña Abigail, quienes siempre se preocuparon por transmitir a la familia, los valores católicos. De sus estudios primarios sólo tuvo la oportunidad de cursar hasta el segundo grado, ya que su papá no estaba de acuerdo con la enseñanza anticlerical de las escuelas de entonces: “Nos empezaron a decir abiertamente en la escuela, que no había Dios y que la religión era una explotación, entre otras cosas, por eso mi papá decidió sacarnos”. De su vocación sacerdotal, nos contó: “Mi ingreso al Seminario fue una casualidad o equivocación, ya que llegaron a mi casa y me dijeron que me hablaba el Rector; al presentarme ante él, vió que no era a mí a quien buscaba, pero estando ya ahí, me dijo que si no quería ingresar al Seminario; le dije que sí, pero que no tenía estudios, a lo que me respondió qua habría personas que me iban a preparar”. 4

De su estancia en el Seminario, recuerda con agrado la convivencia entre los más de 300 seminaristas que, aunque no estaban en las mismas casa, se conocían todos. Así mismo nos cuenta que tuvo dificultad con el Francés y un gran gusto por el Latín. El Padre Antonio Méndez fue ordenado Sacerdote el 23 de diciembre de 1950. Los de su generación fueron 27 sacerdotes, no todos ordenados al mismo tiempo ni en el mismo lugar, por distintas situaciones. Su primer nombramiento fue como formador y maestro en el Seminario Mayor, cargos que desempeñó durante ocho año; su primera experiencia como Señor Cura fue en la Parroquia de Cojumatlán, de la que nos dice que tuvo suerte de encontrarse con gente muy cristiana, además de compañeros sacerdotes muy buenos, pues nada sabía de parroquias; sus siguientes cargos fueron: Párroco de Tlazazalca por 13 años, y de Santa Clara por 22 años; después en San

Antonio Guaracha por más de 7 años, compartiendo el servicio ministerial con su hermano Jesús Méndez. “Puedo decir con toda seguridad, y hoy más lo reflexiono y me convenzo, que Dios fue el que me llamó, por que yo no pensaba entrar al Seminario, debido al trabajo y la falta de estudios, aunque desde chico lo soñé, cuando fui acólito en mi pueblo. Estoy muy contento y agusto de que Dios me haya dado este privilegio, el de tratar y ayudar a mucha gente, además de hacerla feliz y dejarla tranquila. Le doy, también, gracias a Dios porque ya me ésta avisando que me falta poco, con lo que me da tiempo de prepararme para el último paso”. Falleció el 9 de agosto del 2010 en San Antonio Guaracha y fue sepultado en la capilla del Santísimo. El representante del Obispo, Raúl Duarte, en la homilia dijo “que es difícil encontrar un hombre humilde y prudente, como lo fue el P. Antonio y sus parroquianos dan fe de ésto.

1


Estamos criando Vagos Este país está sumergido en una era delictiva, generada y participada generalmente por gente joven. ¿Cómo está usted educando a sus hijos? ¿Qué valores les ha inculcado? A los jóvenes de este siglo hay que llamarles varias veces por la mañana, para que asistan a la escuela. Se levantan generalmente irritados, pues se acuestan muy tarde, viendo la televisión, jugando videojuegos, hablando o mensajeando por celular o conectados a Internet. No se ocupan de que su ropa esté limpia, mucho menos de poner un dedo en nada que tenga que ver con arreglar algo en el hogar. Tienen los últimos juegos del mercado, i-pods y computadoras, que cada día hay que actualizarles. Idolatran a sus amigos y a los falsos personajes de la televisión, ¡ah!, pero viven poniéndoles defectos a sus padres, a los cuales acusan a diario de que sus ideas y reglas están pasadas de moda. Se cierran automáticamente a quien les hable de ideologías, de moral, honor y buenas costumbres, mucho menos de religión, que consideran algo aburrido, y creen que ya lo saben todo. Nos asombramos de que los sicarios cobran cuotas sin trabajar por ellas, cuando a nuestros hijos los acostumbramos a recibirlo todo, incluso una cuota semanal o mensual, sin que verdaderamente trabajen por ella y de la que todavía se quejan por que no les alcanza. Si son estudiantes, siempre inventando trabajos de equipo o paseos, de los que, cuando menos lo sospecha, regresarán con un embarazo o habiendo probado el éxtasis, la coca, la marihuana, el alcohol, y cuando se les exige lo mínimo en el hogar o en la escuela, te contestarán: “Yo no te pedí nacer”, “Es tu obligación mantenerme”.

Definitivamente estamos jodidos, pues esto de que hagan su vida independiente, se aleja cada vez más, ya que el día que se gradúan y consiguen un trabajo, hay que seguirlos manteniendo, pagando sus deudas y servicios, y hasta los partos de sus hijos. Hay estudios que indican que este problema es mayor en chicos de sociedad y de clase media o media alta, que bien pudieran estar entre los 14 y 28 años de edad, o más. Entonces, ¿en qué estamos fallando? Lo tiempos y las oportunidades son diferentes, pues para los nacidos en los años 40s y 50s, se levantaban de madrugada a ordeñar vacas; tenían que ayudar a limpiar la casa; no se frustraban por no tener vehículo; andaban de pie a donde fuera; siempre lustraban sus zapatos y los estudiantes no se avergonzaban de no tener trabajos gerenciales o ejecutivos, por lo que aceptaban trabajos de limpiabotas y repartidores de periódicos. Lo que pasó a nuestra generación, es que elaboramos una famosa frase que no dio resultado: “Yo no quiero que mis hijos pasen los trabajos y carencias que yo pasé”. Nuestros hijos no conocen la verdadera escasez ni el hambre. Se criaron en la cultura del desperdicio: agua, comida, luz, ropa y dinero. El “dame” y “cómprame” siempre fueron generosamente complacidos, convirtiendo a los menores de edad en habitantes de una pensión con sirviente y todo incluido, que después queríamos que funcionara como hogar. Es alarmante el índice de divorcios que se está generando: se marchan de casa, a la conquista de una pareja, y vuelven al hogar, a los cuantos meses, divorciados, por que ningunos de los dos quiere servir al otro en su nueva vida y como nunca antes habian batallado en su pensión

con sirviente incluido, a las primeras carencias en su nuevo hogar, avientan el paquete y regresan a casa para que papá y mamá continuén resolviéndoles la vida. Este mensaje es para los que tienen hijos pequeños y que todavía pueden moderarlos: edúquenlos con principios y responsabilidades. Háganles el hábito de ser agradecidos; de saber ganarse el dinero, la comida, la ropa, el costo de la estancia en casa a la cual no aportan para el pago de servicios; de saber lo que cuesta cada plato de comida y cada recibo de servicios, y saber en la casa propia cómo comportarse en casa ajena, cuando van de visita. Por su “domingo” o cuota semanal o mensual, pónganlos a lavar los carros, limpiar la casa, “no sólo su cuarto”, que debe ser obligatoriamente limpiado, sin pago alguno a cambio. Háganles la costumbre de limpiar sus zapatos y de pagar simbólicamente por todos lo que gratuitamente reciben. Implánteles la ideología de ameritar la especie de beca escolar que ustedes pagan y por la que ellos no contribuyen centavo alguno, lo que puede generar una relación mental de “trabajo=bienestar”. Todos los niños deben desde temprano aprender a lavar, planchar y cocinar, para que entiendan la economía domestica en tiempos que podrían ser más difíciles. Cuida lo que ven y ve con ellos la televisión; evita caer en el vicio social llamado telenovelas, los videojuegos violentos, la excesiva y la electrónica de la comunicación, que han creado un marco de referencia muy diferente y dañino. Tu puedes cambiar el mundo desde tu hogar. Recuerda que para que triunfe el mal, sólo se necesita que la gente buena haga nada.

padre Veamos que nos trae el tiempo. EL SABIO CONSEJO DE UN CAMPESINO En unos cuantos días mas, el muchacho

Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey, buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo. El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno. Lo mejor es esperar, pero sobre todo confiar en DIOS, porque todo sucede con un propósito positivo para nuestras vidas de acuerdo a su plan infinito.

Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo: ¡Padre, que desgracia! Se nos ha ido el caballo. ¿Por que le llamas desgracia? Respondío el padre, veremos lo que trae el tiempo… A los pocos días el caballo regreso, acompañado de otro caballo. ¡Padre, que suerte! exclamo esta vez el muchacho. Nuestro caballo ha traído otro caballo. 2- ¿Por que le llamas suerte? respondió el

quiso montar el caballo nuevo, y este, no acostumbrado al jinete, se encabrito y lo arrojo al suelo. El muchacho se quebro una pierna. -Padre, que desgracia! exclamo ahora el muchacho -. Me he quebrado la pierna! Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentencio: -Por que le llamas desgracia? Veamos lo que trae el tiempo! El muchacho no se convencía de la filosofía del padre, sino que lloriqueaba en su cama.

La Asunción de la Santísima Virgen María La Asunción tuvo lugar en el sepulcro de María. En el mismo sitio donde Jesús fue apresado antes de su Pasión y Muerte; es decir, en el Huerto de Getsemaní. En el momento mismo en que el alma santísima de María se separó del cuerpo -que en esto consiste la muerte- entró inmediatamente en el Cielo y quedó, por decirlo así, el alma incandescente de gloria, en grado incomparable, como correspondía a la Madre de Dios y a la elevación de su gracia. Su cuerpo santísimo, mientras tanto, fue llevado al sepulcro por los discípulos del Señor. La descomposición del cuerpo es consecuencia del pecado, y como María, careció de todo pecado, entonces Ella estaba libre de la ley universal de la corrupción, pudiendo entonces, entrar prontamente, en cuerpo y alma, en la gloria del cielo. Poco tiempo después de haber sido sepultado, el cuerpo de la Santísima Virgen resucitó. La resurrección se realizó sencillamente volviendo el alma al cuerpo, del que se había separado por la muerte. Pero como el alma de María, al entrar de nuevo a su cuerpo virginal, no venía en el mismo estado en que salió de él, sino incandescente de gloria, comunicó al cuerpo su propia glorificación, poniéndolo también al nivel de una gloria incomparable. "La gloriosísima Madre de Cristo, nuestro Dios y salvador, dador de la vida y de la inmortalidad, por él es vivificada, con un cuerpo semejante al suyo en la incorruptibilidad, ya que él la hizo salir del sepulcro y la elevó hacia si mismo, del modo que él solo conoce." Y desde ese momento comenzó a estar en cuerpo y alma en el cielo, con ella irían todos los Ángeles, aclamándola como su Reina y Señora. La diferencia entre la Ascensión de Cristo y la Asunción de María radica en que Cristo hubiera podido ascender al Cielo por su propio poder, aun antes de su muerte y gloriosa resurrección, mientras que su Madre no hubiera podido hacerlo antes de que hubiera

tenido lugar su propia resurrección. La Asunción de María, mujer de nuestra raza, ser humano como nosotros, quien se halla en cuerpo y alma ya glorificada en el Cielo como se nos ha prometido a aquellos que hagamos la voluntad de Dios, es una anticipación de nuestra propia resurrección. Es señal de esperanza para los creyentes en Cristo que en ella ven la certeza del paraíso. La glorificación de la cual María ya goza, es la promesa de la gloria que nos espera cuando en el fin del mundo nuestros cuerpos resuciten y sean reunidos con nuestras almas para estar en cuerpo y alma en el cielo. La maternidad divina de María fue el mayor milagro y la fuente de su grandeza, pero también tenía grandes virtudes como su caridad, su humildad, su pureza, su

paciencia, su obediencia, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento. Por todo ello la honorable Madre de Dios alcanzó finalmente, como suprema coronación de todas sus virtudes el ser preservada de la corrupción del sepulcro y, a imitación de su Hijo, vencida la muerte, ser llevada en cuerpo y alma a la gloria celestial, para resplandecer allí como reina a la derecha de su Hijo, el rey inmortal de los siglos. La muerte de María fue un acontecimiento de amor que la llevó a reunirse con su Hijo Divino, para compartir con El la vida inmortal. “María murió sin dolor, porque vivió sin placer; sin temor, porque vivió sin pecado; sin sentimiento, porque vivió sin apego terrenal. Su muerte fue semejante

al declinar de una hermosa tarde, como un sueño dulce y apacible; era menos el fin de una vida que la aurora de una existencia mejor. Para designarla la Iglesia encontró una palabra encantadora: la llama sueño o dormición de la Virgen”. “Pero hay que recordar especialmente que desde el Siglo II María es presentada por los Santos Padres como nueva Eva, estrechamente unida al nuevo Adán, si bien sujeta a El, en aquella lucha contra el enemigo infernal, que había de terminar con la plenísima victoria sobre el pecado y sobre la muerte. Por lo cual, como la gloriosa resurrección de Cristo fue parte esencial y signo final de esa victoria, así también para María la común lucha debía concluir con la glorificación de su cuerpo virginal; porque, como dice el Apóstol, cuando ... este cuerpo mortal sea revestido de inmortalidad, entonces sucederá lo que fue escrito: la muerte fue absorbida por la victoria. Con lo que había sucedido en el origen del género humano y de la historia de la salvación, en el proyecto de Dios el ideal escatológico (últimos acontecimientos antes del fin del mundo) debía revelarse no en un individuo, sino en una pareja. Por eso, en la gloria celeste, junto a Cristo resucitado hay una mujer resucitada, María: el nuevo Adán y la nueva Eva". Sabemos que Adán y Eva fueron los causantes de que la perfecta obra de Dios fuera ensuciada por el pecado. Por eso Dios escogió a Jesús y a María para restaurar su obra nuevamente. “Eva sale de Adán, mientras que el nuevo Adán, Cristo, sale de la nueva Eva, María.” "Hoy ha sido llevada al Cielo la Virgen Madre de Dios. Ella es figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada. Ella es consuelo y esperanza de tu pueblo, todavía peregrino en la tierra. Con razón no quisiste, Señor, que conociera la corrupción del sepulcro la Mujer que, por obra del Espíritu Santo concibió en su seno al autor de la vida". 3

Pan de Vida 15 de agosto 2010  

boletin quincenal de la parroquia de Santa Clara, Michoacán

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you