Page 8

MUSEO

PARA EL CADÁVER de la ética*

> Por: Idangel Betancourt

Lo indio en el ámbito de la visión del mundo occidental no tiene ninguna validez política, social o artística; es decir que no entra vitalmente a formar parte de dicho ámbito. En este sentido lo indio es considerado estrictamente lo muerto, y por lo tanto es relegado al museo como lo monstruoso y aberrado. (Rodolfo Kusch) La estrecha relación entre el interés científico y el respeto por lo humano, es vulnerada cada día, cada hora de exposición de los cuerpos de los tres niños encontrados en la cima del Llullaillaco. El martes 23 de noviembre, a la 19.30 horas, en la sede del Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM), Mitre 77, la Secretaría de Cultura de la Provincia celebró un nuevo aniversario de la apertura del museo, promocionando la actividad como un espectáculo circense donde el visitante podrá percibir en la exposición aniversario “niveles de detalle simplemente asombrosos” (www.culturasalta.gov.ar).

Conviene a los “guardianes oficiales” promover el asombro sobre las culturas originarias como si fuese un hecho acabado aquel mundo del que provienen los Niños del Llullaillaco. Conviene exponer todo como una maravilla lejana, porque mientras más lejana, maravillosa y única, más invisble se tornan las culturas originarias que viven en la provincia de Salta. Muchos de estos pueblos no tienen tiempo para el asombro, se

acomodan históricamente a la represión de los empresarios y políticos, trabajando en forma precaria en lugares donde el turista llega, se asombra y deja beneficios que nunca llegan a sus comunidades. Así lo expresó a este medio Carlos Vara, un delegado de la comunidad Suri-diaguita-calchaquí; en referencia a la exposición de los cuerpos en el MAAM, “no solo violaron la tumba de nuestros ancestros, sino que no vemos ningún beneficio, porque ellos cobran entradas”. No debe entenderse la reflexión de este delegado como un reclamo económico específico sobre el MAAM, pero sí expone el tamaño del atropello que pesa sobre estas culturas que constantemente son sometidas a operaciones de silenciamiento, en nombre del progreso turístico o de la ciencia. En el caso del MAAM, se juntan ambas causas civilizatorias: turismo y ciencia a favor de una cultura que deglute a las minorías.

no sóloVIOLARON

la tumba de nuestros

ANCESTROS sino que no vemos ningún beneficio

PORQUE ELLOS COBRAN

ENTRADAS

Ningún ensayo científico justifica el desprecio a otras culturas o a la propia. La humanidad no es mejor desde 1999 gracias al análisis científico a que se sometieron los cuerpos del Llullaillaco. Pero sí junto a los datos recolectados de ese estudio, se apuntó una humillación más sobre los pueblos que se sienten parte de esa cultura.

MAAM, la construccion de una barbarie  

Gacetilla periodística crítica sobre la celebración del sexto aniversario del Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM) de la ciudad de Sa...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you