Page 1

El placer de compartir lecturas todos los días en

Los grandes grupos editoriales y sellos tradicionales toman posiciones frente a colosos como Amazon, Google, Apple, Netflix y empresas de ocio en la Red que han entrado en la cadena de la industria. WMagazín analiza con ellos y varios expertos el destino del libro como cultura, creación, negocio y placer

ste es el umbral de la nueva dimensión del libro como industria, como cultura, como creación artística y como forma de ocio en la sociedad analógica y digital. La compra de Ediciones Salamandra por parte del Grupo Penguin Randon House no es más que otro movimiento de ficha dentro del tablero mundial para tomar posiciones en el mercado editorial frente a nuevos actores gigantes que son aliados y a la vez una competencia en aumento. No solo empiezan a convertirse en editores, sino que

también incursionan en los derechos de autor para tener las mejores historias y explotarlas de la manera más exitosa posible en formatos conocidos y por descubrir en forma y fondo. A la sombra de ese cambio de paradigma, y en días de la Feria del Libro de Madrid, que analiza parte del nuevo mapa, WMagazín recomienda para este verano libros cuyas lecturas permiten viajar a unos países con realidades difíciles y a otros más idílicos. Además, los libros premiados del año.

VERANO

2019


2  Verano 2019

REPORTAJE

as profecías sobre su muerte tuvieron el efecto de rejuvenecerlo y reinventarlo. El libro no solo ha conjurado esos malos augurios, sino que se ha convertido en una pieza esencial de la nueva era de la cultura y el entretenimiento en el mundo dual, analógico y digital, porque de sus historias depende buena parte del éxito de un negocio multimillonario. Y el amo y protagonista de esta historia es usted, el lector. Alrededor suyo giran ahora, de verdad, el mundo editorial tradicional y los colosos digitales que han llevado a otra dimensión la cultura, la creación artística y literaria, el entretenimiento y los hábitos de consumo. Es el futuro del libro en sus manos con muchos millones de euros en juego y saltos tecnológicos inimaginables. Una batalla desigual, al menos en términos económicos, si se tiene en cuenta lo poco que ganan al año los cinco principales grupos editoriales del mundo (Pearson, Relx, Thomson Reuters, Berstelsmann y Wolters Kluwer) comparados con las cinco primeras empresas tecnológicas (Apple, Amazon, Google, Microsoft, Facebook y Netflix): 24.854 millones de dólares frente a 456.794 millones de dólares. Es decir que las tecnológicas ganan 17 veces más, sin contar a Apple y Samsung que suman 471.000 millones de dólares anuales. Son las dos grandes compañías cuyos teléfonos inteligentes y ordenadores reúnen la oferta infinita de ocio en la red que tiende a disuadir de la lectura, o lo que es lo mismo, buena parte del nuevo modelo de vida. Y en el horizonte está Huawei. Pronto todo cambiará aún más con la llegada del 5G, la quinta generación de telefonía móvil que acelerará esta revolución al dar más velocidad a todo en todos los sentidos para crear una verdadera sociedad hiperconectada al instante y que amenaza con aumentar la bulimia de consumo audiovisual. Ambos modelos, la industria editorial amparada en el talento creativo que requiere de una distribución eficaz y las tecnológicas con sus tentaciones de ocio digitales que necesitan de los libros, parecen predestinados a entenderse en un ni contigo ni sin ti. En esta década de la irrupción de la revolución digital, a pesar de la crisis del sector, no solo se ha demostrado la convivencia de múltiples formatos de lectura y ofertas de ocio, sino que la industria editorial no para de crecer y cada vez hay más lectores.

“Libro y lectura sobrevivirán porque es el mejor elemento de formación del individuo, de educación y permite a cada persona crear un libro nuevo en cada lectura”, sentencia Dacia Maraini, una de las escritoras e intelectuales italianas más destacadas de Europa. Eso sí, el mundo del libro vive hoy constantes movimientos sísmicos y bajo incertidumbres que lo obligan a una metamorfosis perpetua. Su ecosistema tiene un intenso ciclo de vida donde se ve morir y nacer cada día editoriales, distribuidores, agentes literarios, librerías… “El efecto del impacto de la digitalización y lo que está por venir sobre la industria editorial será largo. Obliga a una reconversión constante del negocio y a asumir que hay nuevos actores que alteran la cadena del libro”, advierte Elena Neira, profesora de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) y experta en la irrupción del mundo digital. Pero también, añade Neira, “es verdad que nunca antes como ahora esas industrias tradicionales pueden conocer mejor a sus lectores y dialogar con ellos sin intermediarios”. La manera de competir con los megagrupos tecnológicos es “el prestigio del libro impreso y afianzarlo como objeto”, afirma María Osorio de la editorial, librería y biblioteca colombiana Babel Libros. La batalla no es tanto por la cantidad de libros o autores que tenga cada editorial o grupo o empresa, sino por la calidad de los mismos, por el potencial que guarde cada una de esas obras. Los colosos tecnológicos no solo son distribuidores de libros y/o editores. Incursionan en otras áreas como compra de derechos para tener el control sobre las mejores historias y rentabilizarlas en formatos conocidos y por descubrir: de películas, series de televisión y videojuegos a futuros audiolibros con programas informáticos de voces, acentos o idiomas al gusto del usuario, narraciones en realidad virtual, mascotas o personajes literarios digitalizados como compañía… Es solo la puerta de vaivén entre el mundo real, literario y virtual

“Vivimos un tiempo en el que el futuro se conjuga en presente y el presente envejece repentinamente. (…) Y esa revolución tecnológica ha hecho lo mismo, pero a escala mundial. Ha pulverizado casi todas las barreras de entrada al conocimiento y lo ha puesto al alcance del mundo entero en microsegundos cambiando por completo el hábito de consumo de una gran mayoría de ciudadanos”, afirmó José Creuheras, presidente del Grupo Planeta, en el Congreso de la Lengua Española en Córdoba (Argentina). Un cambio de hábitos, agrega Creuheras, que ha de contemplar el sector editorial (y por ampliación el sector del libro en su conjunto). Ello ha generado que las fronteras que diferencian a las distintas industrias culturales y de ocio/entretenimiento sean cada vez más difusas, según José Manuel Anta, director general de la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE). No se refiere solo a los agentes tradicionales que operaban en este sector (editores, productoras de cine, discográficas…) “sino también a la llegada de empresas tecnológicas, las cuales, partiendo básicamente de

Casi una veintena de profesionales de la industria del destino del libro y la lectura en el umbral de nuevos y Los sellos tradicionales y los colosos tecnológicos se ven de las historias escritas en formatos conocidos y la distribución de contenidos, cada vez ocupan más espacios en lo que refiere a la propia creación de contenidos originales (compitiendo con los editores tradicionales) como forma de ‘fidelizar’ a sus potenciales consumidores / lectores”. Una estrategia de esta industria centenaria es unir fuerzas con lo moderno para poder sobrevivir. Uno de esos movimientos recientes ha sido la compra de Ediciones Salamandra por parte de Penguin Randon House, del Grupo Berstelsmann, cuarto del mundo. Un movimiento para tomar posiciones en el mercado editorial y cultural frente a los colosos tecnológicos, explican Antonio María Ávila, secretario general de la Federación de Gremio de Editores de España (FGEE) y Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid. Y Salamandra tiene al menos diez libros o autores de los anhelados long sellers: de Harry Potter a El niño con el pijama de rayas, pasando por El principito. “La batalla está en quién controla el contenido, el talento. El lector decidirá en quién confía para un buen libro: si en el editor que sigue el proceso de cada título en busca de calidad o en una gran empresa con presencia en todo el mundo que corre el riesgo de desatender a sus autores”, reflexiona Joan Tarrida, editor de Galaxia Gutenberg, uno de los sellos independientes y prestigiosos que quedan de la llamada clase media editorial. “La verdadera rentabilidad no es el libro en sí, el negocio está en otro sitio, en lo que hay alrededor de él. Nosotros debemos centrarnos en los libros de calidad”, aclara Enrique Redel, editor de Impedimenta, uno de los sellos pequeños y prestigiosos nacidos y afianzados en esta última década de revoluciones e incertidumbres. “Nuestro foco es buscar los mejores contenidos”, afirma Carmen Ospina, directora de Comunicación y Marketing, Analytics y Desarrollo de Negocio de Penguin Random House en España. “Estamos llegando a nuevas audiencias a través de nuevos formatos, crece la literatura infantil y juvenil, está el boom del audiolibro y pensamos en cómo reempacar nuestros contenidos”. ¿Qué piensan Amazon y Google de esta transformación editorial y multioferta de ocio en la red? Luis Collado, director de Google Play Books en España, cree que “los grandes grupos buscan alcanzar economías de escala en sus estructuras internas y esfuerzos editoriales y comerciales a nivel global y no sólo enfocadas al mercado interno español”. Destaca que España cuenta con un tejido de editoriales de tamaño medio y pequeñas “que garantiza la diversidad en la selección y publicación de libros”. Betty Argilés, de Amazon y Responsable de Contenidos para Kindle en España, empieza por señalar que “hay que tener en cuenta que el consumo de libros y lectura, así como el mercado editorial va evolucionando al mismo tiempo que nosotros lo hacemos y el entorno que nos rodea. Eso significa que su digitalización está sucediendo. La realidad es que los libros compiten con el resto de ocio digital y por eso debemos adaptarnos a este nuevo entorno. Y eso significa, por ejemplo, ponerles precios razonables; significa digitalizar los que aún no lo estén (¿cómo vamos a competir con miles de opciones de ocio digital si hay alguien que quiere leer un libro desde su Kindle o Tablet y esta obra no está en digital?), significa dar opciones de suscripción a los lectores... Y para los autores, esto también implica nuevas formas de promocionar sus obras”.

En el verano de 2018, Sergio Vila-Sanjuán, escritor y director del suplemento Cultura/s, de La Vanguardia, recuerda que le preguntó en el Foro Edita Barcelona a Markus Dohle, máximo responsable de Penguin Random House, cuánta diversidad podía abarcar su grupo. Dohle respondió: “una asociación de 300 pequeños y medianos editores independientes, cada uno con su start-up, que decide qué títulos publica o no. Lo que sucede es que, luego, todos esos editores utilizan nuestros medios de grupo grande: logística, distribución, marketing, maneras de maximizar la audiencia...”. La concentración que vive el sector editorial, “es un mal necesario de la era digital”, opina Javier Celaya, socio fundador de Dosdoce.com. Para competir en la nueva economía digital, agrega, “independientemente de


REPORTAJE

IRU

que se comercialicen libros en papel o en formato digital (ebooks y audio), es necesario representar un volumen de contenidos relevantes para obtener mejores descuentos en las plataformas digitales, más visibilidad en las tiendas online, y un mayor retorno de inversión en las redes sociales”. Y vaticina que habrá más operaciones similares acentuando el proceso de concentración en España y América Latina. Sobre estas concentraciones Marianne Ponsford, directora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), alerta de que

Varios de estos megagrupos son aliados necesarios para distribuir y vender libros, explica Carmen Ospina. “Más que un duelo o enfrentamiento entre el mundo editorial tradicional y estos gigantes los considero como un aliado”, añade. Reconoce que Amazon es un jugador que llega con fuerza, pero que también ha hecho más rentable el negocio. “La pregunta es cómo trabajar con ellos para sacarles el mayor provecho y cómo ayudamos a otros grupos para que aprendan de Amazon y que ese cambio de venta online pueda mejorar el sector. Son agentes de cambio que hay que ver como una oportunidad”. José Manuel Anta, de FANDE, cree que el sector editorial, “a pesar de las fusiones y el proceso de concentración, tiene difícil competir en este tipo de guerras, vinculadas a la lucha por el canal de distribución digital, que están librando estas empresas tecnológicas”. Considera que, aunque tiene todo el sentido la formación de conglomerados editoriales multinacionales, “el sector editorial tiene el doble reto de competir en el ámbito de la creación y en el de la distribución”. Sobre el papel que juegan empresas como Amazon o Google, Luis Collado, expresa su deseo de que entre todos sigan dando visibilidad “tanto a los grandes grupos como a las editoriales independientes e incluso a los autores que se autopublican”. Asegura que Google seguirá garantizando la existencia de esta diversidad: “colaboramos con todas las editoriales y estamos abiertos a seguir incorporando toda la producción editorial española y en español y apoyarla dándole la mayor difusión posible en el entorno digital”.

La acción de los gobiernos es crucial en estos momentos, opina Marianne Ponsford, de Cerlalc: “Cobran una gran relevancia los programas de estímulo destinados a pequeñas editoriales, enmarcados en políticas integrales del libro y la lectura, así como también las acciones tendientes al fortalecimiento del tejido librero como garante de la visibilidad y circulación de una oferta diversa”. En esa misma línea reflexiona Javier López Yáñez, director técnico de Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías (CEGAL). Pide que las administraciones públicas refuercen su papel de recomendar obras y mejorar y actualizar los métodos de enseñanza. “Se confunde el fomento de la lectura con campañas de publicidad. Hay que hacer algo más serio, día a día. Y ver a las librerías como espacios culturales y no como un espacio más”. Recuerda que las librerías también se han reinventado en ágoras culturales. Su ventaja frente a los distribuidores online es lo humano y su capacidad prescriptora. López Yáñez hace autocrítica: “Falta una fuerte respuesta colectiva. Y pasa por apoyar e impulsar la lectura por parte de todos. El propio sector editorial teníamos que haber reinventado las relaciones. El sector está lento en respuestas comerciales. Hay mucho trabajo por hacer y estamos en ello”. El verdadero reto es, según Miguel Barrero, presidente de FGEE, “seguir creciendo y reforzar el hábito de los lectores ya considerados como ‘frecuentes’. Además, aunar fuerzas en toda la cadena del libro, las autoridades de Cultura y Educación; colegios y bibliotecas; medios de comunicación, Fundaciones y organizaciones civiles… y ¡las familias! para conseguir que el libro sea un recurso habitual en la vida y el desarrollo cultural de los ciudadanos”. Una manera de seducir al lector en un mundo de multiofertas de ocio es conocerlo a fondo, según Carmen Ospina, de PRH: “Hacer estudios de mercado para saber quién está detrás del libro. No solo el lector en términos demográficos sino con sus hábitos, actitudes hacia el libro y la lectura, esto lo dan los metadatos. Al conocer a nuestros lectores podemos empezar a entablar un diálogo con ellos e interactuar”. Los hábitos de lectura y la prescripción literaria ya no tienen como primeras referencias a los medios periodísticos tradicionales en papel, según el Barómetro. Por encima de ellos están las webs o sitios especializados en literatura. Varias preguntas trascienden al sector e involucran a la sociedad: ¿En verdad necesitamos todo lo que nos dicen que necesitamos? ¿Acaso no es una campaña inducida por las empresas interesadas? ¿Por qué esa ansiedad por comprar algo y tenerlo al instante? ¿Qué hace que aumente esa especie de horror vacui en la vida cotidiana y se ocupen todas las horas con múltiples actividades -los españoles pasan un promedio de 167 horas pegados a las pantallassin dar espacio a la imaginación libre? A pesar de todo eso, y tras sobrevivir a varias profecías que auguraban su muerte, el libro ha dado un vuelco a ese argumento y la continuación de su historia como socio de lujo en la era digital está en manos del lector, de las suyas. • El reportaje completo lo puede leer en WMagazin.com

3  Verano 2019

editorial, escritores y expertos del sector dan las claves grandes cambios de este mundo dual, analógico y digital. abocados a alianzas para sacar la máxima rentabilidad por descubrir. Por Winston Manrique Sabogal

“no se pueden subestimar sus efectos, pues no es menor lo que se pone en juego aquí: la diversidad de expresiones culturales”. A pesar de todo ello, tal vez esa concentración, agrega Vila-Sanjuán, “sea la forma más sensata de robustecer el mundo del libro, ya que su fortaleza inyecta al ecosistema libresco un oxígeno del que van a beneficiarse también los pequeños sellos. Los ‘nuevos colosos’ del mundo digital podrán competir en el mundo del libro únicamente si se pliegan también a esas exigencias de diversidad, interés, novedad y respeto al talento de los editores que el mundo del libro siempre ha requerido y sigue requiriendo. Y que no hay dinero ni gadgets que puedan reemplazar”.


HALLAZGOS

EN ESPAÑOL

FOTORRELATO

ESPECIALES

MULTIMEDIA

EN VIVO

RECOMENDADOS

4  Verano 2019

a literatura del Caribe, la de República Dominicana, protagoniza la 78ª Feria del Libro de Madrid, del 31 de mayo al 16 de junio. Un foco de luz sobre una creación literaria no muy conocida en España y que tiene como figuras tutelares a Pedro Henríquez Ureña, Juan Bosch y Marcio Veloz Maggiolo. La misma isla donde nació Junot Díaz, uno de los escritores de origen hispano que escriben en inglés con gran éxito en Estados Unidos. La Feria amplía su actividad cultural e internacionalización con diferentes encuentros y debates con expertos de varios países alrededor del futuro del libro, de las librerías, del fomento de

NOTICIAS

la lectura, del cambio de hábitos traídos por el mundo digital. Además, están las múltiples actividades del Pabellón Infantil, las visitas de los colegios y las diferentes mesas redondas, charlas y debates en la carpa central. Una de ellas es la organizada por WMagazín: Veranos de avances literarios de viva voz donde varios autores leen en primicia pasajes de sus próximos libros (sábado 15 de junio a las 18 horas). Pero la Feria de Madrid es, ante todo, la fiesta del encuentro de los lectores con sus autores favoritos. Más de 1.700, también booktubers, firmarán sus libros en las casetas. Seguir leyendo en wmagazin.com

MULTIMEDIA

VIDEORRELATO

ENTREVISTAS

LECTURA: 15 DE JUNIO (18 HORAS)

F

2019 @ Winston Manrique Sabogal


ESPECIALES

6  Verano 2019

ay una nueva contaminación: la contaminación opinativa y del clic. Es el resultado de la estridencia, el ruido, la bullaranga, la exageración, el amarillismo y las palabras usadas como cerillas que convierten la armonía, la sensatez y la conversación global en crispación y desinformación. WMagazín invitó a quince escritores, artistas, editores, intelectuales y promotores de cultura a elegir una palabra o un concepto que deberíamos practicar en estos tiempos de distorsiones y pulsiones incendiarias en la política, los medios de comunicación y las redes sociales, y explicar por qué la recomiendan. Las palabras elegidas son los pilares que siempre los filósofos y sociólogos han tomado como básicas para el mejor desarrollo del individuo y por ende de la sociedad y su progreso: Educación, Empatía, Responsabilidad, Serenidad… El filósofo Daniel Gamper, precisamente, ha ganado este año el Premio Anagrama de Ensayo con Las mejores palabras. Una obra que, según el jurado, invita a reflexionar sobre “el valor ético, político y civil de las palabras”. Para Silvia Sesé, su editora, el libro llega en un momento en el cual la palabra parece estar devaluada. Hace casi cuatro siglos, Baltasar Gracián (1601-1658) decía: “De la gran sindéresis. Es el trono de la razón, base de la prudencia, que en fe della cuesta poco el acertar […] Todas las acciones de la vida dependen de su influencia, y todas solicitan su calificación, que todo ha de ser con seso. Consiste en una conatural propensión a todo lo más conforme a la razón, casándose siempre con lo más acertado”. Siguiendo los pasos de Gracián, las quince palabras y conceptos elegidos por los creadores para este Diccionario contra el ruido incendiario son:

“Porque si de un lado el diccionario la define como circunspección, reserva, capacidad para mantener una información en el círculo que le corresponde, sin extenderla indebidamente, de otro, y me interesa aún más, es una palabra que designa un acontecimiento o un juicio acertado sobre cuestiones prácticas (discreto viene de discernimiento) y al mismo tiempo una habilidad para tratarlas oportunamente, un tacto, una prudencia y una sensatez. El discreto es una figura muy elogiada por Cervantes y Baltasar Gracián le dedicó todo un tratado en 1646. Y, naturalmente, sería de lo más conveniente para el gobierno de los negocios que hoy nos tiene tan convulsionados”: Javier Gomá Lanzón, filósofo, escritor y director de la Fundación Juan March.

“Hay que volver y rescatar el principio básico de la educación. Es necesario en todos los ámbitos porque las formas son importantes y ahí entra el respeto”: Chus Visor, editor de Visor Libros.

“Cada vez se hace más necesario mirar al otro y tratar de comprenderlo. Intentar conocerlo. Ponernos en el lugar del otro para lograr esa empatía que es necesaria”: Antonio Gamoneda, poeta y Premio Miguel de Cervantes.

“No incurrir en la credulidad sentimental que excita la mercancía política. Someterla a un severo discernimiento crítico”: Basilio Baltasar, Director de las Conversaciones Literarias de Formentor.

“Para tomar decisiones hay que comprender, y para comprender, tomar distancia, analizar con objetividad, no hay mejor vehículo que el de la lectura, el de los libros. Aportan ideas, comprensión, capacidad de discernimiento e inspiración. No hay persona más manipulable que una persona desinformada”: Pilar Adón, poeta, narradora y editora de Impedimenta. ‘Unheard’, ilustración de Ana Juan publicada en la portada de ‘The New Yorker’, en octubre

“Memoria antigua y reciente. Memoria de logros y fracasos, de avances y derrotas; de tragedias, crímenes y destierros, y también de legislaciones que mejoran nuestras vidas. La desmemoria voluntariamente practicada convierte en irracional la vida política. Si todos recordáramos a Tucídides, sabríamos en nombre de qué y de quiénes se libran realmente todas las guerras del mundo”: Aurora Luque, poeta.

“El pragmatismo no es necesariamente una claudicación, es una virtud. Asociarlo con derrota o resignación es una actitud adolescente, y, por tanto, tóxica”: Jordi Gracia, ensayista, historiador, escritor y crítico literario.

“Abogaría por la PRUDENCIA, una virtud que defendía ya Aristóteles y que ha tenido defensores en todas las épocas desde que cultivamos el humanismo, y que hoy en día parece irremisiblemente expulsada de la arena política e ideológica”: Pau Centellas, de la Agencia Literaria Silvia Bastos y presidente de Adal (Asociación de Agencias Literarias de España).

“Razón’ porque está íntimamente unida a la facultad más humana, la meditación y el habla y ambas cosas suponen discernir e intentar entender y ponderar los elementos, algo necesario en

Educación, Empatía, Prudencia, Responsabilidad, Serenid palabras y conceptos que se deberían practicar más para co que atizan la crispación y minan la armonía del diá


ESPECIALES

un mundo especialmente desquiciado y aunque algunas escuelas de sociólogos, a mi juicio no muy brillantes, hablan de los ‘monstruos’ que produce la razón, siempre he creído que la sinrazón produce más monstruos y es una monstruosidad en sí misma. En coherencia con lo anterior hay dos libros con los que me relajo y descanso porque es un ejercicio magnífico del uso de la razón: Apología de Sócrates y El Critón, ambos de Platón”: Antonio María Ávila, secretario de la Federación de Gremio de Editores de España (FGEE).

“Creo que la palabra que yo destacaría es responsabilidad. El momento es crucial para nuestro país, si queremos un país justo, que avance en igualdad, derechos sociales, libertad, hermandad…”: Ángeles Mora, poeta. . “La serenidad lleva a tener un diálogo entre todas las fuerzas políticas. Aunque se sabe que algunas manifestaciones no son muy convincentes. Se debe, debemos, defender la democracia que tanto costó que naciera”: Carmen Calvo, artista.

“Sin más”: Jorge Herralde, fundador de la editorial Anagrama.

“Es el valor que nos ha hecho libres desde que ha nacido el sistema constitucional. Lo que cambió de la Edad Media a la Edad Moderna, la utilización de grandes filósofos de una teorización de la tolerancia que recuperaba valores y ha servido de apoyo para lo mejor de los seres humanos y la democracia”: Santiago Muñoz Machado, escritor y director de la Real Academia Española, en un diálogo con Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, realizado por Winston Manrique Sabogal para El País Semanal, de El País.

“Vengo de una cultura generada en la sospecha, donde se ha vendido como verdad la legitimación de un poder económico o colonial y nos hemos acostumbrado a sospechar de todo. La irracionalidad está desprestigiando la institucionalización de la convivencia del saber, es peligroso para la democracia”: Luis García Montero, poeta y director del Instituto Cervantes, en un diálogo con Muñoz Machado y publicado en El País Semanal, de El País.

de 2018. Recibió un premio de American Illustration 2019.

dad… Quince escritores, artistas e intelectuales proponen ombatir la exageración, el irrespeto y el abuso de términos álogo en la sociedad y la credibilidad de la prensa

Uno de los primeros que habló de la importancia de avanzar mediante la prudencia, la sabiduría y saber ajustarse a la verdad fue Baltasar Gracián en 1647. Publicó Oráculo manual y arte de prudencia con trescientas máximas. Una obra que cobra vigencia y que Marc Fumaroli rescata para analizarla en La extraordinaria difusión del arte de la prudencia en Europa. El ‘Oráculo de Baltasar Gracián entre los siglos XVII y XX’ (con traducción de José Ramón Monreal y editado por Acantilado). A los anteriores conceptos y al libro de Fumaroli, WMagazín suma la voz directa de Baltasar Gracián: “Nunca exagerar. Gran asunto de la atención, no hablar por superlativos, ya por no exponerse a ofender la verdad, ya por no desdorar su cordura. Son las exageraciones prodigalidades de la estimación, y dan indicio de la cortedad del conocimiento y del gusto. Despierta vivamente a la curiosidad la alabança, pica el deseo, y después, si no corresponde el valor al aprecio, como de ordinario acontece, rebuelve la expectación contra el engaño y despícase en el menosprecio de lo celebrado y del que celebró. Anda, pues, el cuerdo mui detenido, y quiere más pecar de corto que de largo. Son raras las eminencias: témplese la estimación. El encarecer es ramo de mentir, y piérdese en ello el crédito de buen gusto, que es grande, y el de entendido, que es mayor”. “Hombre de entereza. Siempre de parte de la razón, que ni la passión vulgar, ni la violencia tirana le obliguen jamás a pisar la raya de la razón. Pero ¿quién será este Fenis de la equidad?, que tiene pocos finos la entereza. Celébranla muchos, mas no por su casa; síguenla otros hasta el peligro; en él los falsos la niegan, los políticos la dissimulan. No repara ella en encontrarse con la amistad, con el poder, y aun con la propria conveniencia, y aquí es el aprieto del desconocerla...”. “Atención al informarse. Vívese lo más de información. Es lo menos lo que vemos; vivimos de fe agena. Es el oído la puerta segunda de la verdad y principal de la mentira. La verdad ordinariamente se ve, extravagantemente se oye; raras vezes llega en su elemento puro, y menos quando viene de lejos; siempre trae algo de mixta, de los afectos por donde passa. Tira siempre a impressionar: gran cuenta con quien alaba, mayor con quien vitupera. Es menester toda la atención en este punto para descubrir la intención en el que tercia, conociendo de antemano de qué pie se movió. Sea la reflexa contraste de lo falto y de lo falso”.

7  Verano 2019

“La gente se ha olvidado en estos tiempos de una palabra y actitud básica como la solidaridad. Ya no hay la solidaridad de otros tiempos y es fundamental para la convivencia”: Frederic Amat, artista y escritor.


LECTURAS

a ficción suele ser el mejor camino para conocer la realidad y la verdad. En esta ocasión, WMagazín propone un viaje a varios lugares del mundo con situaciones difíciles a través de novelas destacadas de la temporada que ayudan a comprender mejor la situación de: Colombia: Las Brisas, de Marbel Sandóval Ordóñez (Punto de Vista). Cierra el ciclo literario Conjuro contra el olvido donde son la mujeres quienes hablan y cuentan la verdad de su país. La novela centra su relato en la conversación de dos de ellas, pero sobre todo de Rosa que evoca su historia familiar vertebrada a partir de la vida de su madre: una mujer del campo acompañada por la muerte a su alrededor que bien puede representar a la propia Colombia. Un país, o mejor, una mujer amada y deseada por los hombres, pero ella misma creída incapaz para afrontar sola la vida, por eso los acepta y los busca. Rosa cuenta desde la periferia de Bogotá donde la tiraron sus sueños, junto a otros expulsados y saqueados por la locura violenta y el cainismo. Brasil: Descubrí que estaba muerto, de J. P. Cuenca. Traducción de Martín Caamaño (Tusquets). Retrata los laberintos de Rio de Janiero cuando el autor se convierte en noticia por que han encontrado su cadáver. Cuenca describe el repertorio cínico de intelectuales, burgueses, artistas y seudoartistas con los que se cruza en su descenso a la ciudad, a Brasil. Turquía: Estambul Estambul, de Burhan Sönmez. Traducción de Gaizka Etxeberría (Minúscula). La ciudad desde una celda subterránea donde cuatro presos comparten sus historias con Estambul como protagonista. Ecos del Decamerón y Las mil y una noches para una tragedia narrada con lirismo. Cuba en Estados Unidos: Turcos en la niebla, de Enrique del Risco (Alianza). El frenesí de un cubano exiliado que se enfrenta al mundo de la peor manera posible. Mientras llega la policía cuenta en las redes lo que lo ha llevado a esa situación desesperada creando un fresco político y cultural de Estados Unidos contemporáneo. Mediterráneo: El archipiélago del perro, de Philippe Claudel. Traducción de José Antonio Soriano (Salamandra). La penúltima realidad de la inmigración que viene de África hacia Europa para mostrar las contradicciones del continente y su sociedad. Europa del Este: Hinderburg, de Cristina Cerrada (Seix Barral). Los estragos de la guerra y la lucha por sobrevivir personificados en Razha, una mujer que lucha por mantener a su hija y a su madre. Un conflicto que devastó la tierra y resquebrajó la moral y la ética y los principios. Varsovia: El bosque, de Nell Leyshon. Traducción de Inga Pellisa (Sexto Piso). Fresco de la ciudad ocupada por el ejército alemán. Allí el pequeño Pawel crece protegido por mujeres hasta que su padre lleva a casa a un piloto británico herido y deben esconderse en el bosque. Lugar y momento que representará el cambio.

onocer y visitar, aunque sea en libros, los lugares inspiradores para los escritores, intelectuales y artistas siempre es reconfortante. Algunos de esos espacios están, además, en el imaginario de la gente cuando viaja hasta ellos. La novela de la Costa Azul. Giuseppe Scaraffia. Traducción de Francisco Campillo (Periférica). Es una especie de ámbar de un lugar esencial para buena parte de los creadores artísticos del siglo XX. Bellas postales de la presencia allí de personajes como Antón Chéjov, Friedrich Nietzsche, Pablo Picasso, Stefan Zweig, Scott y Zelda Fitzgerald, Coco Chanel, Guy de Maupassant, Aldous Huxley, Katherine Mansfield, Walter Benjamin, Anaïs Nin, Vladimir Nabokov… Una memoria de grandes nombres con momentos fascinantes y conflictivos en lo personal o artístico que ayudan a comprender parte de sus creaciones. La belleza del lugar era un imán para todos, pero también lo que esconde esa belleza con su ritual de silencio, soledad y melancolía. A esa Costa Azul debemos muchas obras surgidas y creadas allí. Un jardín en Venecia. Frederic Eden. Traducción de David Cruz (Gallo Nero). “Es el testimonio de un soñador en una ciudad que, a finales del siglo XIX, ya estaba de despedida sin dejar nunca de soñar”, escribió Pilar Torres Vicente, de la librería La Buena Vida (Madrid). “Es fantástico ver cómo Eden va creando de un descampado un pequeño paraíso, mientras trae gondoleros de cualquier isla de la laguna para construir un pozo, una acequia o se resguarda con un muro de las miradas indiscretas. Porque solo lo secreto, la reserva, puede sobrevivir en un lugar perdido entre deseos”. Los felices días del verano. Fulco di Verdura. Traducción de Txaro Santoro (Errata Naturae). Sicilia a comienzos del siglo XX evocada por este autor y diseñador de moda de manera elegante. Nos muestra su infancia en Villa Niscemi, “centro para él de un mundo y un tiempo inolvidables: la aristocrática Palermo anterior a la Primera Guerra Mundial”. Un desandar sobre el aprendizaje de la vida y los descubrimientos del amor y la muerte, la alegría y la tristeza. Guía para caminante. Tristan Gooley . Traducción de Víxctor Ruiz (Ático de los Libros). Una invitación a reencontrar o descubrir la naturaleza, el paisaje, lo que habita en ellos, desde un árbol hasta las estrellas. Es el resutlado de dos décadas de viajes que le permitieron a Gooley conocer la belleza y sabiduría del mundo natural más allá del día a día del mundo digital. Sin llegar nunca a la cumbre. Paolo Cognetti (Literatura Random House). En las montañas del Himalaya, donde todos buscan las metas, su autor la muestra en toda su belleza y desafío para compartir la idea de que no hace falta cumplir una meta altísima para ser feliz. Lo hace con una prosa impresionista mezclada de reflexiones y amistad.

Fachada de un palacete veneciano.

8  Verano 2019

Zona rural de Colombia.

De los laberintos de Colombia a los de Estambul, de los sitios WMagazín propone conocer la realidad de algunos lugares a través con poemarios de Whitman o Pavese o con visitas a la vida de


DE VERANO

9  Verano 2019

n poema o un verso siempre son el mejor regalo. En soledad o para compartir; en silencio o en voz alta. En el bicentenario del natalicio de Walt Whitman recordamos algunos poetas y poemarios para hoy y siempre: Hojas de Hierba. Walt Whitman (Galaxia Gutenberg). Ven, dijo mi Alma, escribamos estos versos a mi Cuerpo (porque somos uno), para que, si volviera, invisible, de la muerte, o mucho, mucho después, en otras esferas, reemprendiese mis cantos ante un grupo de compañeros (y correspondieran a la corteza terrestre, a los árboles y vientos, al tumulto de las olas), siguiesen siendo míos, y pudiera contemplarlos todavía con una sonrisa de satisfacción; por eso, primero, aquí y ahora, firmo por el Cuerpo y el Alma, y les antepongo mi nombre. Este volumen en edición bilingüe de Hojas de Hierba con una selección de su prosa recuerda el genio del poeta estadounidense. Galaxia Gutenberg recupera su excelente volumen con traducción e introducción del poeta y filólogo Eduardo Moga. Además del placer de leer a Whitman, el libro se enriquece con los textos introductorios que el poeta escribiera en todas sus ediciones, más una selección de sus prosas y del diario que llevaba como enfermero de campaña durante la Guerra Civil de Estados Unidos. “Oh, tú, al que a menudo me acerco en silencio, allí donde estés, para estar contigo, cuando paso a tu lado, o me siento junto a ti, o me quedo en tu misma habitación, qué poco te imaginas el fuego, eléctrico y sutil, que has desatado en mi interior”. Otros poemarios para estos días son: Kamasutra para dormir a un espectro. Clara Janés (Siruela). El lenguaje místico es más preciso para describir el sentir y el pensar. Paisaje con grano de arena. Wislawa Szymborska. Traducción de Ana María Moix y Jerzy Slawomirski (Lumen). Reedición de una de las grandes poetas del siglo XX. Rasgos comunes. Antología de la poesía venezolana del siglo XX. Selección, prólogo y notas de A. López Ortega, Miguel Gomes y Gina Saraceni (Pre-Textos). Sanzetti. William Ospina (Navona). Autorretrato literario con los ecos del mundo. Trabajar cansa. Cesare Pavese. Edición de José Muñoz Rivas (Visor). Las fronteras entre narrativa y poesía están difuminadas aquí.

as vidas de los grandes creadores e intelectuales siempre nos intrigan y queremos saber de dónde proceden sus aportes. En los últimos meses se han editado varias biografías, memorias y ensayos sobre mujeres creadoras o científicas: Hannah Arendt. Una biografía. Adler Laure. Traducción de Isabel Margelí (Ariel). Una de las intelectuales más relevantes de todos los tiempos cuyas ideas y filosofía siguen vigentes y su influencia en aumento. Sus preguntas sobre el mal, por ejemplo: “la violencia política, los totalitarismos, el conflicto entre israelíes y palestinos, el poder de la sociedad de consumo, el aumento de los refugiados y la degradación de nuestras libertades”. Su biógrafa entrelaza el pensamiento de Arendt con su vida personal y arroja luz sobre infinidad de cuestiones poco conocidas a partir de correspondencia inédita y del encuentro con amigos y conocidos. Marie Curie. Alice Milani. Traducción de Blanca Gago (Nórdica Libros). La vida de la científica ganadora de dos premios Nobel es narrada en una novela gráfica que la muestra como una persona normal con todas sus fragilidades mientras trata de desarrollar su vida cotidiana. Es la lucha contra la incomprensión de una sociedad conservadora. Primero junto a su marido Pierre Curie y luego, tras su fallecimiento, sola pero con determinación. Emilia Pardo Bazán. Isabel Burdiel (Taurus). Ocho años después de contar la vida de Isabel II, Isabel Burdiel vuelve a las biografías con doña Emila Pardo Bazán: “La medida de su importancia la da la importancia de sus enemigos, pero si nos dedicamos a ver la misoginia brutal, que existió, nos quedamos solo con la mitad de la película, porque Pardo Bazán tuvo también muchísimos apoyos masculinos. No podemos exculpar a los misóginos diciendo que era la época”, dijo a El País. La chica de la Leica (Gerda Taro). Helena Janeczek. Traducción de Carlos Gumpert (Tusquets). Una de las pioneras del fotoperiodismo y convertida en leyenda es Gerda Taro. La mujer alemana que huyó del nazismo y murió a los 27 años en la batalla de Brunete, el 26 de julio de 1937, durante la Guerra Civil española para convertirla en la primera fotorreportera en morir en un campo de batalla. La misma persona que contribuyó, junto a su pareja, el también fotógrafo André Friedmann, seudónimo de Robert Capa, a la creación de la figura y marca de Robert Capa. Sobre María Zambrano. Misterios encendidos. Antonio Colinas (Siruela). La gran filósofa española llevaba la poesía dentro: “Ella recupera el sentido originario de la palabra poética al verla como un don, como un hallazgo precioso y, sobre todo, como una búsqueda de la perdida Unidad; una aventura que, desde órfico y pitagóricos al mejor Romanticismo, está presente en su literatura”.

Marie Curie ilustrada por Alice Milani.

Whitman.

inspiradores de la Costa Azul a las montañas del Himalaya. de narraciones destacadas este 2019. Un viaje que se puede alternar grandes mujeres como Arendt o Curie. Por Santiago Vargas


RECOMENDADOS

10  Verano 2019

La poeta uruguaya Ida Vitale con el rey Felipe VI y la reina Letizia en el patio de la Universidad de Alcalá de Henares, tras recibir el Premio Cervantes el 23 de abril de 2019. / FOTOGRAFÍA DE LISBETH SALAS

Pasajes del discurso de la poeta uruguaya al recibir el Premio Cervantes en Alcalá de Henares Por Ida Vitale os libros que integraron una biblioteca “mía”, forrada y presuntuosamente numerada, eran libros para niños, algunos pronto relegados. En virtud de un proyecto claramente pedagógico, me correspondía limpiar un pequeño librero abierto del escritorio los sábados por la mañana. Mucho de su contenido no estaba en español. Sobre la casa planeaba, no diré la sombra sino la luz de mi abuelo italiano, abogado y culto, que en su viaje desde el Palermo natal hasta el Uruguay había sido acompañado por Homero, en edición bilingüe greco-latina, junto con el espíritu garibaldino que un día yo sentiría presente en la familia, constituyéndose en un héroe casi doméstico. (...) Mi devoción cervantina carece de todo misterio. Mis lecturas del Quijote, con excepción de la determinada por los programas del liceo, fueron libres y tardías. En realidad, supe de él por una gran pileta que, sin duda regalo de España, lucía en el primer patio de mi escuela. Allí nos amontonábamos en el recreo en busca de agua, y día tras día, me familiarizaba con las relucientes baldositas que contaban, sobre inolvidables cielos azules, la policroma historia que, según supe luego, era la de aquellos desparejos jinetes. No faltan claro, los molinos, los muchos episodios en que don Quijote terminaba por los suelos. Ya adolescente, me regalarían el volumen ilustrado y muy cuidado, que todavía prefiero a la menos infantil edición de Clásicos Castellanos, cuyos ocho volúmenes son menos traslaticios. (...) Muchas veces lo que llamamos locura del Quijote, podría ser visto como irrupción de un frenesí poético, no subrayado como tal por Cervantes, un novelista que tuvo a la poesía por su principal respeto.Pero podríamos poner en la boca del por lo general descalabrado personaje, unos versos muy posteriores de Beaudelaire: “J’ai gardé la forme et l’essence divine de mes amours décomposés”. Cervantes, como precisa José Miguel Marinas, es “el primer alegorista de la ética moderna” y va sobreviviendo a las menguantes transformaciones de ésta. Mis lecturas del Quijote, con excepción de la primera, dispuesta por lo programado por la enseñanza o, bien pudiera ser, por el paciente tío Pericles, al que recuerdo bien dispuesto a traducirme Goldoni y soportar mis protestas cuando demoraba algún pasaje por surgirle alguna duda lexical o por estar organizando cómo sortear un pasaje considerado “no apto” para mi edad. Pero no me gustaba que se me leyera, cosa a la que me veía reducida porque muchos de los libros de los que podía disponer no estaban en español. Crecí a, no diré la sombra sino la luz de mi abuelo italiano, al que no llegué a conocer, abogado,

culto, que había acompañado su viaje al Uruguay desde el Palermo natal con Homero en edición bilingüe greco-latina. Mis primeros embelesos los debí a Ariosto. Más tarde llegaría un Dante ya obligatorio, cuyo humor, para mí inexistente, se reducía al “Pape Satán, Pape Satán, alepe”, además incomprensible. Ya entenderán mi entusiasmo, mi devoción total cuando intimé con aquella pareja española tan tiernamente compatible, entre sí y con una lectora inocente y deseosa de amistades literarias a su alcance, ese Quijote y ese Sancho que hablaban de “otra” manera, que acepté de inmediato, como un lenguaje que me integraba a un mundo en el que, sola, me sentía acompañada, capaz de manejarme en él como si fuese el mío propio. En el Persiles y Sigismunda dirá Periandro: “La salsa de los cuentos es la propiedad del lenguaje en cualquier cosa que se diga”. Todavía me felicito por haberme interesado más que en las aventuras, en el lenguaje en que me eran contadas. (...) Toda la gracia proviene de que el Quijote haga de las suyas “cuando ya no se usan los caballeros andantes”. Radica en ello su razón de ser, el más sutil de los méritos de la obra. Nos reclama la inacabable virtud del libro: exigirnos la fidelidad atemporal a lo que, lector tras lector y época tras época, se ha ido consagrando, como un venerable sostén de la herencia humana. No sé por qué atribuí a ese libro la capacidad de precipitar hacia mí la buena voluntad del azar. Quizás simplemente buscaba una ocasión de dicha dispersiva, de claridad sin reserva, cuando el disfrute viene sin proponérselo a veces, acompañado de una sensación de penuria de gracias en la vida diaria y necesidad de gusto satisfecho, que depararán siempre las aventuras por las que ando tan a gusto cuando me reintegro al maravilloso mundo cervantino. Pero considerarlo maravilloso me obliga a hacer distingos. Cervantes, que en la Galatea buscó someterse o simplemente aceptar la novela pastoril –que implicó tantas veces unir realidad e irrealidad o fantasía- se movía con castiza normalidad en lo real. Obra reciente de Ida Vitale: Poesía reunida (1949-2015). Editorial Tusquets. Shakespeare palace. Memorias de mi vida en México. Editorial Lumen. Resurrecciones y rescate. Fondo de Cultura Económica. De plantas y animales. Editorial Tusquets.


RECOMENDADOS

Repasamos algunos de los principales galardones literarios del presente curso: del Princesa de Asturias al premio de Poesía Loewe, pasando por los distinguidos por los libreros curso teniendo en cuenta que varios de ellos acudirán a la feria. Novela, poesía, biografía o ensayo para todos los gustos citados aquí con las consideraciones de los jurados respectivos. También son una buena compañía para las vacaciones: desde premios institucionales a toda una obra como el Princesa de Asturias de las Letras a la estadounidense Siri Hustvedt, hasta comerciales como el Alfaguara de Novela a Patricio Pron, pasando por los premios que otorgan los libreros independientes.

ALFAGUARA

ANAGRAMA DE ENSAYO

BIBLIOTECA BREVE

COMILLAS DE BIOGRAFÍA

DE LA CRÍTICA / NARRATIVA

Mañana tendremos otros nombres

Las mejores palabras de la libre expresión

Días sin ti

A finales de enero

Sur

Daniel Gamper (Anagrama)

NOVELA Por su “indagación en el

BIOGRAFÍA “Los avatares del

Antonio Soler (Galaxia Gutenberg)

NOVELA “Autopsia de una ruptura

ENSAYO Un libro “lúcido” que

movimiento estudiantil antifranquista

NOVELA Se emparenta con obras

amorosa que va más allá del amor: es el mapeo sentimental de una sociedad neurótica donde las relaciones son productos de consumo”.

invita a reflexionar sobre “el valor ético, político y civil de las palabras en un momento en el que la palabra parece estar devaluada”.

dolor de la pérdida y la importancia de trazar un vínculo afectivo con el pasado a través de la memoria individual transmitida entre generaciones diferentes”.

de los sesenta, a partir de la dolorosa historia de amor que entrelazó a E. Ruano, Dolores González y Francisco Sauquillo”.

que recrean “magistralmente” ambientes cerrados y obsesivos en la línea de los que Pío Baroja hizo en La lucha por la vida.

DE LA CRÍTICA / POESÍA

FORMENTOR DE LAS LETRAS

HERRALDE DE NOVELA

DE POESÍA LOEWE

Matria

Annie Ernaux

Lectura fácil

LOS LIBREROS RECOMIENDAN VARIOS GÉNEROS

Patricio Pron (Alfaguara)

Raquel Lanseros (Visor)

NARRATIVA “Implacable ejercicio de

Cristina Morales (Anagrama)

Javier Padilla (Tusquets)

con el “hallazgo genial de cuatro voces desternillantes que gozan de la impunidad imprescindible a toda literatura verdadera”.

En Ficción la novela Los asquerosos, de Santiago Lorenzo (Blackie Books); en No Ficción el ensayo Monstruas y centauras. Nuevos lenguajes del feminismo, de Marta Sanz (Anagrama), y en Poesía La llama, de Leonard Cohen (Salamandra).

NADAL

PLANETA

PRINCESA DE ASTURIAS DE LETRAS

Los crímenes de Alicia

Yo, Julia

Siri Hustvedt

intimista, con un profundo lirismo y con una capacidad técnica magistral. La poeta indaga en la identidad individual y colectiva, en sus orígenes y raíces”.

veracidad que penetra los más íntimos recovecos de la conciencia. Interpela a la sociedad con una crudeza difícil de encontrar. Comprometida con una realidad que abarca todo lo que hay de desagradable en la existencia”.

MÁLAGA DE ENSAYO

La lira de las masas

POESÍA Poemario “elegante,

Elvira Sastre (Seix Barral)

NOVELA Inteligencia en una novela

Martín Rodríguez-Gaona (Páginas de Espuma)

Guillermo Martínez (Destino)

Santiago Posteguillo (Planeta)

ENSAYO “Presta atención a un

NOVELA Vuelven los

NOVELA De las más de cien

fenómeno social que canaliza manifestaciones de producción y expresión cultural y formas poéticas asociadas a nuevas tecnologías”.

protagonistas de Los crímenes de Oxford para investigar unos asesinatos que tienen como centro manuscritos de Alicia en el país de las maravillas.

emperatrices que tuvo Roma, la más condecorada, la que acaparó más títulos y más atención fue la vida de la emperatriz Julia Domna. Esta es su vida.

“Es una de las voces más ambiciosas del panorama actual de las letras” e “incide en aspectos que dibujan un presente convulso y desconcertante, desde una perspectiva de raíz feminista”. Contribuye “al diálogo interdisciplinar entre las humanidades y las ciencias”.

He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes Basilio Sánchez (Visor)

POESÍA “El libro destila aliento

místico en tiempos de penurias. Su indagación y revalorización de la tradición clásica buscao nuevos registros, sonidos y significados”.

REINA SOFÍA DE POESÍA IBEROAMERICANA

Todos los poemas

Joan Margarit (Austral) POESÍA “Por ser un autor de una

obra inmensa”, su bilingüismo catalán y español que “utiliza la poesía como instrumento moral, de pensamiento y vida, de ética y de práctica”.

11  Verano 2019

a Feria del Libro de Madrid convoca cada año a más de 1.700 autores que se acercan a firmar libros a sus lectores. Una oportunidad irrepetible para las dos millones de personas que acuden al Parque del Buen Reitro durante los 17 días de feria cada año. Muchos de esos autores son algunos de los que han obtenido premios literarios oficiales o comerciales importantes. Por eso recordamos algunos de los galardones más destacados en el presente


#PÁSATEALVERDE

12  Verano 2019

Profile for Winston Manrique Sabogal

WMagazín Nº 9  

WMagazín Nº 9  

Profile for wmagazin
Advertisement