Issuu on Google+

Opciones de tratamiento para el golpe de calor

El golpe de calor es una emergencia médica, así que en caso de ver a alguien con un posible golpe de calor, se debe llamar a una ambulancia de inmediato. Mientras se está esperando a los paramédicos, se recomienda:

    

 Mover al paciente a un lugar fresco, preferiblemente con aire acondicionado o sombra.  Asegurarse de que el lugar esté bien ventilado. Usar un ventilador o abrir las ventanas.  Conseguir que beba agua. No suministrar ningún medicamento para calmar el dolor, como ibuprofeno, aspirina o paracetamol. De ser posible, colocarlo en una ducha fresca, no fría. No sumergir totalmente a la persona en el agua hasta que lleguen los paramédicos. Para fomentar la circulación sanguínea, masajear suavemente su piel. Si la persona tiene una convulsión, no ponga nada en su boca. Si está inconsciente, colocarla en posición de recuperación. Si ha vomitado, asegurarse de que no haya obstrucción que pueda afectar la respiración.

Hospitalización Cuando el paciente afectado por un golpe de calor llega al hospital, la prioridad del equipo médico es conseguir que la temperatura central baje lo más rápido posible. Se tienen dos opciones, los métodos de enfriamiento internos y los externos. Métodos de enfriamiento externos Baño de hielo. Se sumerge al paciente en un baño de agua con hielo. Mantas de enfriamiento y hielo. Mientras el paciente está envuelto en mantas de enfriamiento, se colocan bolsas de hielo debajo de sus brazos, alrededor de la cabeza, el cuello y en la ingle. Enfriamiento de evaporación. El cuerpo del paciente se pulveriza con una niebla de agua fría. Un ventilador crea una brisa cálida, lo que acelera la evaporación, y por lo tanto la pérdida de calor. Las desventajas de los baños de hielo y las mantas de enfriamiento con hielo incluyen la aparición de vasoconstricción periférica y escalofríos, según insolación.com. Métodos de enfriamiento internos Estos pueden bajar la temperatura central del paciente más rápidamente.


Lavado gástrico, de vejiga y rectal con agua fría. Se puede hacer con una invasión mínima. Lavado peritoneal y torácico. Sólo se consideran en casos muy extremos. Bypass cardiopulmonar. Un método de enfriamiento extremadamente raro, pero eficaz.


Opciones de tratamiento para el golpe de calor