__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Hemos venido a hablar del otro (o “¿Cómo se escribe hoy en Venezuela?”)

elena �ardona, ro�er�o mar��ne� �a�hri�h y �illy m��ey / prop�es�a �il 2011


Venezuela se ha convertido en una pregunta constante, en infinito análisis del entorno, en punto de referencia cuando se quieren sopesar consecuencias.

Los eventos internacionales de intercambio informativo siempre tienen al tiro una pregunta para los paisanos de nuestra tropicalidad. Ahora que los nacidos en la trillada patria de Bolívar tienen tantas preguntas, el mundo ha acordado exigirles respuestas. “¿Qué es lo que pasa en Venezuela?” ya es un lugar común, una muestra del apetito que despiertan nuestras actuales singularidades históricas, políticas y mediáticas. En la FIL de Guadalajara de 2009, en la que resultó ganador del Premio de las Lenguas Romance el poeta Rafael Cadenas, la cita tapatía subrayó el interés por la literatura venezolana. Los premios recibidos por Alberto Barrera Tyszka [premio herralde] y Gustavo Guerrero [anagrama de ensayo] colaboraron en la conveniente mirada que la crítica literaria ha decidido dedicar a Venezuela. Ha quedado en evidencia que la “vida literaria” sobrevive a los calores del trópico, sedimentándose en forma de reconocimiento en carreras que se legitiman con atención global. Pero, ¿y los autores cuyos primeros títulos han coincidido con los excesos políticos? ¿Cómo se cuelan las afueras en sus obras? ¿Se cuelan? ¿Qué le toca hacer a los nuevos autores, en caso de que les tocara hacer algo? ¿Lo harían? ¿Cómo? Sí... es que Venezuela se ha convertido en una pregunta constante y mal teñida de rojo.


Una manera posible de atender esas dudas que generan las dinámicas creativas en el actual ambiente literario venezolano [donde iniciativas independientes, acciones colectivas y promotores de la lectura en medios alternativos han empezado a convertirse en referencia, frente a la cultura oficial] fue explorada por el fértil género de la narrativa de largo aliento en la exitosa mesa titulada ¿Qué pasa en Venezuela? de la FIL 2009, con Alberto Barrera Tyszka, Rodrigo Blanco Calderón, Lucas García París y Luis Enrique Belmonte en una sala abarrotada de personas que esperaban alguna respuesta de tan destacados narradores.

¿Pero hay coincidencia en las respuestas que pueden encontrarse en autores de otros géneros literarios? ¿Ha cambiado el asunto en un par de años? En el trópico todo madura tan rápido... hasta las preguntas cambian, mutan, se entreveran. Incluso, cabe preguntarse cómo están leyéndose entre sí los autores jóvenes que publican justo cuando factores como el control cambiario han afectado las importaciones y generado una situación editorial ideal para que los escritores nacionales consigan lugar en los catálogos de quienes ya no pueden apelar a tantos autores internacionales como antes. Otra característica particular de la actualidad venezolana es que narradores y poetas jóvenes han encontrado un lugar para llenar en la crítica literaria y la academia. Los autores que ejercen públicamente como lectores en las publicaciones periódicas tienen, en su mayoría, menos de cuarenta años. Esa misma generación enseña en las aulas universitarias, refrescando la óptica de las escuelas de Letras y, además, agenciando iniciativas colectivas para leer el patrimonio literario venezolano que consideraban desatendido y hasta olvidado, más encontrar las dinámicas para contagiar a las siguientes generaciones: la edición y la academia. Así, en medio del maremágnum político, parecen validarse nuevos ejercicios de lectura y memoria.


�o�ogra��a de �e�o g��i�rre�

Elena Cardona

[¿�� ���������?]

(Caracas, 1978). Licenciada en Letras y Magíster en Estudios Literarios por la Universidad Central de Venezuela. Sus primeros poemas fueron publicados en las compilaciones Poesía y cuento de dos generaciones y Voces en alba. En ensayo ha publicado Dramaturgias del mal: Conrad y Coppola (2007) y Entremiradas. Visualidad e imaginario cinematográfico en la narrativa venezolana de la modernidad (2009), trabajo por el cual la Academia Venezolana de la Lengua le otorgó el Premio de Literatura “Andrés Bello” en 2008. Se desempeña como docente del Departamento de Teoría Literaria en la Escuela de Letras de la UCV y es profesora en Prodiseño en el área de Teoría e Historia. Paralelamente a sus labores de investigación y docencia, ha trabajado como productora y guionista en medios audiovisuales.


[¿�� ��������?]

[Valencia, 1977]. Narrador, poeta y profesor de la Escuela de Letras de la UCV. Magíster en Técnicas de la Narración por la Scuola Holden (Turín, Italia) y en Estudios Literarios por la UCV. Autor los libros de cuentos Las guerras íntimas (2011), Vulgar (2000) y Desencuentros (1998), además del poemario Las noches de cobalto (2002). Algunos de sus textos han aparecido en las antologías De la urbe para el orbe (2006), Próximos (2006), Tatuajes de ciudad (2007), Carne de exportación (2008), la versión digital de El futuro no es nuestro (2008), la antología de poesía En-Obra. Antología de la poesía venezolana 1983-2008 (2009) y El océano en un pez (2011). Ha merecido el Premio de Cuento de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Carabobo (1996); Premio Bienal de Narrativa “Rafael Briceño Ortega” (1998); Premio de poesía “Vox Novula”, UCAB (1999) y Premio de Cuento Breve 1999 de la UCV. Con el libro Tiempo hendido: Un acercamiento a la vida y obra de Antonia Palacios obtuvo el X Premio Anual Transgenérico de la Fundación para la Cultura Urbana 2010.

�o�ogra��a de �e�o g��i�rre�

Roberto Martínez Bachrich


[¿�� �����?]

(Caracas, 1980). Licenciado en Letras por la UCV y tesista de la Maestría en Estudios Literarios de la misma casa de estudios. Coordina la Sala Eugenio Montejo, un espacio público dedicado a la literatura y la cultura ciudadana en la Biblioteca Los Palos Grandes. Es editor, junto al poeta Santiago Acosta, del proyecto hemerográfico El Salmón - Revista de Poesía, ganador del Premio Nacional del Libro en 2010. Conceptualiza proyectos de difusión de la poesía venezolana, como www.rafaelcadenas.org, web site diseñada junto a Teresa Mulet con motivo del Premio FIL otorgado a Rafael Cadenas en 2009. Fundó la cooperativa editorial Lugar Común junto al narrador Rodrigo Blanco, el fotógrafo Garcilaso Pumar y el crítico literario Luis Yslas, con quien conduce el programa de radio semanal ReLecturas. Su poemario Vocado de orfandad (2008) ganó el premio Fundarte. Parte de su trabajo cierra la compilación En-Obra. Antología de la poesía venezolana 1983-2008 (2009). Colabora para Papel Literario, encartado sabatino del diario El Nacional, y de la revista-web www.ProDaVinci.com. En 2011 publicó Paisajeno.

�o�ogra��a de e�r�n hern�nde�

Willy McKey


Las fichas de los tres autores han sido elaboradas con la redacción típica que solicitan los eventos literarios. Sin embargo, debajo de la ficha de un autor joven que haga carrera en Venezuela se sedimentan una cantidad de elementos, factores, rarezas que sólo pueden salir a la luz en los tradicionales estudios comparados de Literatura Latinoamericana donde tanto la vida como la obra de los escritores son insumos para la comprensión de lo no-evidente. Aquí otra marca de la contemporaneidad literaria en Venezuela: ha dejado de ser un tabú el estudio y el abordaje teórico de autores de la misma generación. La formación teórica y las dimensiones globales de la obra creativa permiten convertir en objeto de estudio a alguien de la misma generación... sin pruritos y, mejor aún, sin la obligación moral de hacer sólo comentarios favorables. Las coincidencias de los tres autores y el conocimiento que tiene cada uno de la vida y obra de los otros dos permite convocar un lugar de enunciación interesante: cada uno hablará, criticará y apelará a los episodios biográficos de los otros con la intención de aclararle al auditorio la pertinencia y singularidad de quienes serían, en ese momento, sujetos/objetos (y críticos). Esta dinámica tendrá como resultado (y consecuencia) una ponencia global, complementaria en su autoría y compleja en sus abordajes. En síntesis: una ponencia escrita a seis manos, dinámica y cruzada, que también dará testimonio de las actuales condiciones de escritura en la agitada y siempre singular Venezuela. Así se pretende la dinámica de escritura y lectura en Hemos venido a hablar del otro


Las mesas literarias también han cambiado.

Tratándose de una ponencia singular y hecha por autores jóvenes [escrita en multiplicidad, cruzada, global, con contagios de otros discursos], entonces en Hemos venido a hablar del otro deben ponerse en evidencia las particularidades de las nuevas maneras de entender la ponencia literaria como modo de difundir la literatura. En la actualidad, territorios naturales de las ponencias [bienales, congresos, ferias de libro, encuentros] se han contagiado con potencias de la ficción, el teatro, el performance y el jamming. Hoy es lícito echar mano del simulacro, de la improvisación aparente o la dramatización, sólo que estas licencias se toman en beneficio del elemento crítico/literario que se pretende divulgar. Por eso es que la dinámica de escritura y ejecución de Hemos venido a hablar del otro tiene potencias que no tendría el encuentro tradicional. Los autores pueden estar en complicidad entre ellos (incluso, cabe la hipotética traición de alguno) para evitar el asunto monocorde y lánguido habitual. Pero siempre sin sacrificar la calidad literaria de los textos: la idea es potenciar su posibilidad de difusión al convertirlo en un sistema discursivo atractivo que juega con los estadios de atención de los asistentes, las referencias teóricas mezcladas con las biográficas y el uso de recursos alternativos, como la música o el video.


La dinámica del evento ya ha iniciado, pues en la actualidad los autores han sido conminados a escribir una especie de perfil de los otros. Estos perfiles, sumados, enriquecen la idea de cada autor, porque quienes lo elaboran lo harán gracias a las herramientas propias del género que representan. El asunto está en los bemoles que eso puede asomar. Un ejemplo: Elena Cardona es, en la dimensión de lo público, una ensayista especializada en Ciudad, Cine y Literatura. Dos premios con sendas publicaciones y su trabajo como docente avalan esta visión. Sin embargo, en la dimensión privada, Cardona se considera esencialmente poeta. Por otro lado, Roberto Martínez Bachrich acaba de publicar su tercer libro de cuentos, luego de tener diez años sin abordar el género. Aún así, su galardón más reciente se lo debe a una biografía sobre una escritora venezolana, lo que convierte a Martínez Bachrich en el polígrafo de su generación, ya que en 2002 publicó su hasta ahora único poemario. Willy McKey, quien se considera poeta de oficio, lleva tiempo vinculado con los colectivos y las instituciones de promoción cultural más destacadas de Caracas, e incluso recientemente ha emprendido proyectos editoriales independientes y complejos que han ganado premios importantes y han sido reseñados por los medios con frecuencia. En síntesis: parece más bien un editor... o un promotor cultural. De esta manera, cuando cada uno de los autores aborde a los otros dos, ¿lo hará desde cuál de todos los lugares de enunciación posibles, propios o productos empíricos de la percepción de sus lectores? Así es la etapa germinal de Hemos venido a hablar del otro


La puesta en escena es otra cosa.

Porque, en cierto modo, las mesas de ponencias literarias se han convertido en eso: puestas en escena donde captar la atención se traduce de inmediato en algo parecido a una victoria. Todos estos autores tienen celebrados títulos recientes, proyectos activos y trabajos en curso. Ninguno ha sido publicado fuera de Venezuela, pero sus trabajos críticos han tenido proyección digital e impresa. Cohabitan las redes sociales y las utilizan para difundir el material de lectura que les interesa. Sufren los avatares de una industria editorial que juega a crear un boom, pero prefieren la idea de hacerle zoom a las materias pendientes. Y un autor contemporáneo puede volverse una materia pendiente.

En realidad, Hemos venido a hablar del otro será un texto crítico. Uno, pero escrito en multiplicidad e, incluso, apoyàndose en recursos que hagan más diversa la presentación, pero sin que deje de tener los tres elementos básicos de la mesa literaria: un tema en torno al cual conversar, calidad crítica y ensayística y pertinencia temporal de los tópicos explorados. La diferencia principal, quizás, estará en el orden de lectura, que funcionará de un modo casi teatral donde, como primera ventaja para el oyente, no tendrá que esperar la ponencia entera para asistir a la visión inmediata de los otros autores. En esa simultaneidad simulada, ideas concebidas en complicidad devienen complementarias y capaces de dar a conocer no sólo la actualidad creativa en el espacio literario venezolano, sino también las diversas miradas que permite la elección de un género literario en paralelo a las condiciones reales y externas que afectan la obra.


Tópicos posibles en Hemos venido a hablar del otro Vivir de leer (no de escribir)

 Las ventajas de ser free-lance Doble identidad: el trabajo formal y los no-tanto  Las tarifas de tu amigo no son tus tarifas

El asunto de leer (no de escribir)

 ¿Cómo se lee sin divisas? La lectura obligatoria (o “nobleza obliga”)  La literatura venezolana... en Venezuela

Explicarnos afuera (no adentro)

Anécdotas editoriales  La diáspora creativa  El peso de la historia [novelada o no, da igual] 

Yo no he venido a hablar de mí

Oportunidades de difusión  Dale de leer a tu prójimo  Cosas veredes (o planes futuros) 

Intermedio: boom editorial versus zoom editorial

Vivir de escribir (no de leer)

Todos hemos sido negros  Editor nuestro que estás en el cielo...  La estrategia de la manada 

El asunto de escribir (no de leer)

 Principales influencias en la obra creativa El placebo fotostático [ética de la fotocopia]  ¿Derechos de qué o derechos de quién?

Explicarnos adentro (no afuera)

Anécdotas editoriales II  La diáspora creativa II  El peso de la historia [novelada o no, da igual] II 

Hemos venido a hablar del otro

Oportunidades de difusión II  Dale de leer a tu prójimo II  Cosas veredes (o planes futuros) II 


Hemos venido a hablar del otro [o “¿��mo se es�ri�e hoy en �ene��ela?”]  prop�es�a �ene�olana para la �il 2011 [g�adala�ara, �alis�o. m��i�o]

���� � ����������/ ������ ���������/ ��������� ����� �������: ������������@�����.��� ���������/ ������� ���������/ ��������� �������� ������� �������� ��������: ����������@�����.��� ������/ �������/ ��������� ���������� ����� �����: �����.�����@�����.���


Profile for Willy McKey

Hemos venido a hablar del otro  

Propuesta para FIL 2011

Hemos venido a hablar del otro  

Propuesta para FIL 2011

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded