Page 1

VOL. 3

SETIEMBRE

La primera construcci贸n

de UTPMP - CR

Vivienda 500

Proyectos de

Desarrollo Comunitario


Edición No. 3 Director de comunicación: Iván Víquez Coordinación de Revista: Rosa Martínez Edición: Rosa Martínez, Iván Víquez, Daniella Fernández, David Gómez. Diseño y Diagramación: Marianne Yamuni y Felix Hernández. Montaje en Flash: Wilberth Solano. Fotografía: Sergio Guillén, Ana Carlota Valles, Cristina Trejos, Sophie Vindas, Andrea Fernández, Javier Laínez, Renato Corzo, David Rojas. Artes: Marianne Yamuni y Felix Hernández. Agradecimientos a: Damaris García, Gabriela Rodríguez, Nicolás Campos, María Luisa Ayala y María Jesús Jaqueih, Alvaro Jiménez, Diego Marín. Equipo de Comunicación UTPMP-CR Todos los derechos reservados ® Setiembre 2009


INDICE NOTICIAS NACIONALES

12 de Agosto Día Internacional de la Juventud 5 Los nuevos directores de UTPMP - Costa Rica 7 hablan de sus metas, cambios y posibles proyectos

Se viene el calentamiento social en Costa Rica 11 Proyectos de desarrollo comunitario 13 Campaña Institucional 2009 17 ¡Celebrar y trabajar es lo mismo! 19 Sueños traídos desde el Sur 21 NOTICIAS INTERNACIONALES

Un concierto para mi país 29 Conciertecho Volumen 1: El Salvador 31 ¿Qué pasa en República Dominicana? 32 OPINION

La primera construcción UTPMP - Costa Rica Carta de un voluntario Intrusos, televisivos y destructivos Aún no me acostumbro

33 35 37 40

LA CUADRILLA

Dirección social y comercial: 41 entrega más allá del tiempo concreto

SEMBLANZA

Andrea Saborío una vida de decisiones 43 que transformaron realidades LA LUPA

Empujando sueños, logrando realidades 45


Mensaje del Director Mensaje del Director Social Patricio Morera pmorera@untechoparamipais.org

¡No aflojar! En días pasados o, porque no decirlo, durante todo este año, el “Techo-tico” no ha parado de moverse y aquella frase que comenzó como un “slogan” publicitario, se ha convertido para nosotros en un estilo de trabajo: ¡PROHIBIDO DETENERSE! Después del arduo trabajo en las construcciones de Guararí, el mes de agosto ha estado cargado de actividades para todos los equipos: seguimiento a la zona del terremoto, la construcción del primer “Techo para la Educación y el Trabajo” como parte de la labor de Habilitación Social, construcciones con Unilever y la Fundación CRCanadá, construcciones en ACASI y las Palmas (con todo el trabajo que esto significa para Detección, Logística, Método y Voluntariado). La organización del foro: “Desarrollo Comunitario” por parte del Equipo de Formación, que sin lugar a dudas ha sido el mejor foro que hemos planeado.

Por otro lado, tuvimos el lanzamiento de la campaña institucional, con presencia en casi todos los medios publicitarios que existen, de manera absolutamente gratuita; con metas ambiciosas de cara a la planificación del próximo año… En fin, nadie se ha detenido y la organización se mueve agresivamente, en concordancia con la necesidad de las familias en condición de pobreza extrema. Destaco lo anterior por dos motivos fundamentales: el primero, es que los resultados mostrados son pruebas fehacientes de que la sensibilidad generada al trabajar al lado de una familia de un precario mueve a los jóvenes. Esto ya no podrá dudarse más. Lo segundo, es que si bien estamos cargados de sueños, ilusiones y esperanzas; también tenemos los pies sobre la tierra. Los resultados muestran que tenemos plena consciencia de que, para materializar nuestros anhelos hace falta un valor social, muy venido a menos, en la sociedad consumista y materialista de hoy: el trabajo. Y es que la diversidad ideológica, económica, religiosa,


ética y cultural de nuestra organización ha demostrado que es posible caminar juntos, aún cuando el tejido social sea tan pluralista. Lo anterior, siempre y cuando subsistan estos dos elementos: sensibilidad por la necesidad del prójimo y trabajo duro para luchar contra la indiferencia y para generar propuestas. Por supuesto que hay otros elementos, circunstancias y valores que también son muy importantes, tales como: la humildad, la constancia, la visión de futuro, el fomento a la participación, la conciliación de intereses, etc. Sin embargo, teniendo los dos factores, antes mencionados: sensibilidad y trabajo, en común, todo se hace mucho más sencillo.

Ahora bien, lo es que hace falta replicar esta sencilla, pero potente filosofía práctica, en otras instancias de la sociedad costarricense, porque el panorama actual es más o menos el siguiente: en las empresas se da mucho el segundo factor, pero poco el primero. Mas, por otra parte, en algunas organizaciones sociales, se presenta mucho el primero, pero poco el segundo. Y con mucho pesar, en la mayoría de las instituciones públicas, se dan muy poco los dos. Así las cosas, no podemos detenernos, la patria nos lo demanda, porque esta es lucha que nos toca como generación librar. Hemos recibido un legado importante de nuestros antecesores, que debemos honrar, continuar y mejorar. Para finalizar, en ese mismo orden de ideas, le propongo un cambio de “slogan”, por uno más criollo. Vamos a ver qué les parece, dice algo así como: ¡NO AFLOJAR!

“El arte de vivir está encerrado en dos palabras sencillas:

NO AFLOJAR

Frente a los tres enemigos del hombre, el miedo, el amor y el hambre (alma, corazón y estómago) esas dos palabras tienen su más profunda trascendencia.  Cuando el destino y la suerte se confabulan contra uno,  cuando el mismo Dios parece que se ceba en uno,  hay que sacar del último rincón del morral humano,  la dura sencillez de esas dos palabras,  las únicas que faltaron en el milagroso  Credo de Cristo: NO AFLOJAR.  Con ese lema hasta la muerte lo respeta a uno.  El consejo lo aprendí en el libro de todos:   LA CALLE”.  José Marín Cañas.

23


NOTICIAS NACIONALES

Por Rosa Martínez Gómez boletines.costarica@untechoparamipais.org “Cuando voy a pedir trabajo y me preguntan dónde vivo, y yo digo: ‘En la León XIII’, me dicen: ‘No nos llame, nosotros lo llamamos’... (risas). Me han discriminado muchas veces, pero yo pienso que eso, más bien, ha sido un motivo para salir adelante”. Fue así como Carlos Barrantes, un joven de 22 años vecino de la comunidad León XIII, inició su discurso en el Lanzamiento de la Campaña por los Derechos de las Personas Jóvenes. Dicha campaña se presentó como parte de la celebración del Día Internacional de la Juventud, el 12 de agosto, en el Museo Calderón Guardia. Ahí, Carlos se refirió al derecho a la No Discriminación y, junto con otros cuatro jóvenes expositores, ahondaron en el tema de los derechos contemplados en la Convención Iberoamericana de los Derechos de las Personas Jóvenes (CIDJ). Esos derechos son: Derecho al Trabajo, Educación, Participación, Información sobre Sexualidad y a la No Discriminación. La campaña fue producida por el Viceministerio de Juventud y el Consejo de la Persona Joven (CPJ), con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y declarada de interés público y cultural por el Gobierno de Costa Rica.


Por su parte, Patricio Morera, director social de UTPMP-CR, en conmemoración de tan importante fecha, envío un saludo vía e-mail a los voluntarios de la organización. “Hoy se celebra a nivel mundial nuestro día, el día de todos los jóvenes; lo cual constituye una excelente oportunidad para reflexionar sobre nuestro rol social como  parte del presente y del futuro de nuestra Latinoamérica”, fueron algunas de las palabras de Patricio. Además, en su mensaje Patricio compartió con los voluntarios datos importantes como que existe una ley que tutela nuestros deberes y derechos llamada: LEY GENERAL DE LA PERSONA JOVEN, ley No. 8261. También hizo énfasis en que en el 2007 nuestro país adoptó la CONVENCIÓN IBERAMERICANA DE DERECHOS DE LOS JÓVENES, la cual hoy es parte de nuestro patrimonio jurídico, para seguir trabajando por un mayor cumplimiento de los derechos humanos de las y los jóvenes, sobre todo de quienes se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad social, económica y política. Finalmente, Patricio lanzó la invitación a  disfrutar  y utilizar  herramientas tan potentes como el Internet para posicionar temas trascendentales para las comunidades en las que trabajamos. ] “No podemos desaprovechar el privilegio  que tenemos de accesar el internet, para informarnos y generar conocimiento que incida directamente en la situación de las familias  y de los jóvenes que hoy viven en carne propia,   la precariedad urbana, educativa, laboral, afectiva y marginal; que tanto deseamos acabar por medio de nuestro voluntariado”, afirmó Patricio.

6


NOTICIAS NACIONALES Por Rosa Mart铆nez G贸mez boletines.costarica@untechoparamipais.org


Director de Recursos

Director de Voluntariado

Nombre: Fabio Chaves Jiménez

Nombre: Diego Mora Rojas

Lugar de residencia: Heredia (“pero josefino de corazón”)

Lugar de residencia: San José

Carrera: Administración de Negocios - UCR Edad: 21 años Como meta principal dentro del equipo buscamos no solo que las empresas nos brinden su apoyo económico, sino también concientizar acerca de la situación social de nuestro país. Lo anterior debido a que la Responsabilidad Social Empresarial debe dejar de ser un simple plan de mercadeo y transformarse en un verdadero compromiso con la sociedad y, en específico, con las familias que día tras día viven en esta situación de pobreza extrema. A partir de ahí, establecer alianzas a largo plazo que brinden beneficios bilaterales en donde las empresas y la organización se mantegan en una relación “ganarganar”. Asimismo, quiero aprender de mi equipo, de su experiencia y compartir con ellos las cosas que yo sé. Los considero un grupo de personas sumamente valiosas. Por último, queremos implementar un plan de socios en que la sociedad en general se comprometa con donaciones fijas a la organización.

Carrera: Dirección de empresas - UCR Edad: 19 años Mi principal meta como director del equipo de voluntariado es lograr posicionar a la organización en dos niveles distintos: - Relaciones formales con las universidades; puesto que considero importante posicionar a la organización ante las autoridades educativas del país. Por ende, UTPMP debe establecer relaciones formales con rectores, vicerrectores, coordinadores de mercadeo, encargados de bienestar estudiantil, etc., con el fin de que seamos vistos como una organización generadora de cambio. Lo anterior debido a que, ante los ojos de estas personas, es necesario dejar de ser “los muchachos que construyen casitas” y convertirnos en una organización con un plan de trabajo efectivo en la lucha contra la extrema pobreza. Este cambio nos abriría la puerta para forjar alianzas y convenios de trabajo efectivos con las distintas universidades del país sin recibir ningún tipo de menosprecio por nuestra juventud. Posicionamiento ante los voluntarios; por cuanto es sumamente importante conocer la percepción sobre UTPMP-CR que tienen los voluntarios que asisten a construir. Sin embargo, es más importante conocer por qué hay personas que no asisten a las construcciones. Considero que conocer ese factor nos daría la base para cuestionar los métodos de trabajo que hemos utilizado hasta hoy en el equipo y hacer más atractivo nuestro trabajo ante los voluntarios.

8


NOTICIAS NACIONALES

Nuestra labor debe enfocarse en ir más allá de las necesidades que tiene la organización en cuanto a la cantidad de voluntarios; tanto en las construcciones como en los equipos internos de UTPMP-CR.

Hoy el equipo está en una fase de prueba y error para determinar de qué forma podemos desarrollar de mejor manera el proceso de formación. Hasta el momento se ha logrado trabajar de buena manera y alcanzar cohesión de grupo en poco tiempo.

Lo más importante que hemos conversado en el equipo es que queremos cambiar las campañas universitarias y hacerlas más llamativas para las personas que no nos conocen. Éstas deben ser campañas publicitarias estructuradas y que rompan con lo que usualmente se puede ver en el día a día de una universidad

Visualizo al equipo dentro de un año con una metodología de trabajo definida, siempre velando por la coherencia entre discurso y práctica, dentro y muchísimo más cerca de las comunidades y las familias, pues ellas son la razón de ser de nuestro trabajo. En suma, un equipo más “sólido” y cada vez más posicionado.

A nivel personal, no creo que sea importante si las personas vienen a UTPMP, la primera vez, con el objetivo de pasar un buen rato, por el vacilón o por hacer amigos. Lo que me interesa es que la segunda vez que nos acompañen sea porque creen en nuestra causa y que salgan de la experiencia tan convencidos, que puedan fungir como una unidad independiente de voluntariado y recomendar la experiencia a otras personas.

Mi compromiso es trabajar y ayudar al mejoramiento de la calidad de vida de las familias con las que trabajamos, al crecimiento individual de los voluntarios, motor de la organización, y al mejoramiento cualitativo del trabajo dentro de UTPMP-CR.

Director de Formación Nombre: Jorge Daniel Vega Gamboa Lugar de residencia: San José Carrera: Ciencias Políticas y Administración Pública - UCR

Fabio Chaves Director de Recursos

Edad: 20 años En UTPMP-CR el trabajo en equipo es la base sobre la cual se fundamenta nuestra labor; en otras palabras, el éxito que pueda tener el equipo de formación en la implementación de nuevas estrategias y metodologías depende de un excelente trabajo en equipo. En este sentido, yo simplemente soy quien se encarga de coordinar el proceso y velar por que se cumplan los objetivos y las metas planteadas, ya que cuento con la ayuda de un excelente grupo de personas. Sin embargo, el proceso de formación no es responsabilidad exclusiva de este equipo; por el contrario, es una construcción individual y personal en cada voluntario de la organización. De nada vale tener las mejores herramientas, las mejores ideas, la mayor cantidad de actividades de reflexión, si cada voluntario no asume su rol y no se preocupa por su crecimiento individual. El equipo de formación no forma a nadie, simplemente es el facilitador en ese proceso.

Diego Mora Director de Voluntariado

Jorge Daniel Vega Director de Formación


NOTICIAS NACIONALES

Por Patricio Morera pmorera@untechoparamipais.org *** Colaboró Sophie Vindas

l e e n e i v o se t n e i m a t n n e e l l a a c i c o s a c i r a t s o c Más que construir una vivienda de emergencia, poné tu carrera al servicio de las comunidades Son muchos los retos al ingenio que podemos encontrar en los precarios. Una corta historia basta para resumirlos: don José Ángel y doña Ángela; dos lindos señores con los que trabajamos en julio; dos hermosos seres humanos que cuando nos ofrecían cafecito, desbordaban cariño y bondad en sus brazos tostados por el sol. Ellos son, muy a nuestro pesar, el más vivo ejemplo de la matriz de problemas vivenciales que podemos encontrar en una comunidad como Guararí. ¡Y es que la interdisciplinariedad nos golpea al entrar! A sus alrededores se presentan incidentes de violencia doméstica y dificultades de convivencia entre familiares y vecinos; todo un tema para la psicología y el trabajo social.

22


A niveles más amplios, existen problemas de comunicación, organización y toma de decisiones que despoja a sus habitantes, personas como doña Ángela y don José Ángel, de la posibilidad de participar activamente en su comunidad; todo un gran desafío para la comunicación colectiva y las ciencias políticas. La cuenca de Guararí está contaminada y deteriorada por el hacinamiento y los malos hábitos ambientales; dos problemáticas de primordial interés para la sociología y la gestión ambiental. Pero como si esto fuera poco, ya dentro del humilde rancho de esta pareja, ahora sustituido por una cálida vivienda de emergencia, puede encontrarse el siguiente panorama: dos adultos mayores con problemas graves de salud, que muestran sus estantes vacíos y sin la comida necesaria para una alimentación nutritiva, tal y como se requiere a su edad… ¡Cómo no va a generar esto crítica y alternativas de disciplinas como la medicina, la agronomía y la economía! Ahora bien, lo peor que podemos hacer ante este desafiante escenario es huir y esconder el problema. Por el cariño que sentimos por esta tierra y por su gente debemos ir más allá de construirles una vivienda de emergencia como voluntarios para tomar el camino del profesional y, consecuentemente, la ruta del ciudadano comprometido. Pero, ¿cómo? Pues indagando más a fondo los cuestionamientos que nos brindan las familias y su entorno complejo, generando propuestas concretas con las herramientas académicas con las que nuestra educación nos ha privilegiado, poniéndolas al servicio de las necesidades que hay que resolver y, de esta forma, acercarnos cada vez más a un mundo sin pobreza y sin marginación social. Si el conocimiento teórico y empírico de cada profesión se vincula a trabajar hombro a hombro con las familias de los precarios, con sus niños y con sus dirigentes; estaremos trabajando en un ambiente fértil para la cosecha de progreso, en el sentido amplio de la palabra. No hay mejor receta que las relaciones sinceras, empáticas y horizontales; para generar diálogo, creatividad e ideas nuevas. Debido a todo lo anterior es que, por segundo año consecutivo, UTPMP-CR tiene el placer de invitar a sus voluntarios a ser parte del Calentamiento Social.

El Calentamiento Social El Calentamiento Social nace como un espacio para promover la participación de del voluntariado a través la investigación y la capacitación proactiva. El año pasado, la Oficina Central planteó cinco grandes temas que fueron desarrollados por los voluntarios. Sin embargo, este año la iniciativa viene renovada y con muchas ganas de generar un fuerte impacto. Con ese preámbulo, queremos motivar a los diseñadores, científicos, abogados, artistas, cocineros, científicos sociales, etc; para que juntos hagamos de este espacio una instancia de reflexión y proyección de la potencia de este movimiento techero. Próximamente estaremos circulando el reglamento que indicará todo el procedimiento correspondiente. Por el momento, vayan meditando el asunto. Algún escéptico podría cuestionar dicha iniciativa argumentando que, si hay más investigaciones que personas en estado de pobreza, ¿por qué redundar sobre lo que otros ya han planteado y demostrado? o, ¿no sería mejor canalizar ese esfuerzo hacia más trabajo con las familias, quienes en realidad son nuestra fuente directa de información? Ante tales interrogantes, extendemos la siguiente invitación: ¡participá en el Calentamiento Social 2009!

Requisitos del proyecto • Puede ser individual o, máxime, en tríos. • Debe responder a una necesidad(es) social(es) específica(s) de una comunidad o familia. • Debe presentarse un trabajo escrito que incluya: impacto esperado, recomendaciones y conclusiones. • El concurso está abierto no solo para nacionales sino también para voluntarios de países centroamericanos. Sin embargo, la exposición y defensa de su trabajo será en Costa Rica. • El proyecto ganador será elegido por un grupo de jueces y por el público. • Los trabajos a presentar pasarán a ser copropiedad de UTPMP-CR. • Los interesados pueden ponerse en contacto inmediato con el Equipo de Formación al correo electrónico: jorge.vega@untechoparamipais.org

12


NOTICIAS NACIONALES

Proyectos de desarrollo Cumunitario Por Cristina Trejos ctrejos@untechoparamipais.org

8


“En los pueblos libres el derecho ha de ser claro. En los pueblos duenos de si mismos, el derecho ha de ser popular”

                                                                                   *José Martí  

El pasado jueves 20 de agosto se llevó a cabo el foro Proyectos de Desarrollo Comunitario, organizado por el equipo de formación de UTPMP-CR. La sede del evento fue la Biblioteca Luis Demetrio Tinoco, en la Universidad de Costa Rica. Se contó con la presencia de los expositores Eric Solera, representante de Hábitat para la Humanidad, Marisol Patiño, del Centro de Estudios y Publicaciones Alforja, y José Aguilar de la Fundación Acción Joven. Durante más de dos horas, alrededor de 30 jóvenes compartieron con ellos, escucharon sus experiencias, su visión, sus metas, pero, sobre todo, su denuncia. Este tipo de actividades surgen debido a que es imprescindible hablar sobre Proyectos de Desarrollo Comunal; ya que las iniciativas son muchas y es fundamental conocerlas, difundirlas y cuestionarlas en un proceso de retroalimentación con las diversas aristas que luchan en busca de una igualdad manifiesta.

Hábitat para la Humanidad Hábitat para la Humanidad se encuentra actualmente en 90 países alrededor del mundo y desde hace 4 años, aproximadamente, están inmersos en un importante proceso de reconceptualización de su metodología de trabajo, tal y como lo explicó Eric Solera a lo largo del foro. Es en el marco de esa redefinición que nos presentan su principal cuestionamiento: ¿Qué pasa cuando la vivienda y el hábitat no combinan? A partir de una experiencia de vida y de trabajo, proponen el desarrollo comunitario “desde la perspectiva del hábitat”, esto es para ellos “un abordaje, pero también una sensibilidad, una forma de posicionarnos y delimitar qué hacemos y qué no hacemos (a sabiendas de que nuestra intervención puede tanto ser promotora del desarrollo de la comunidad como obstaculizarlo)”. Lo anterior necesariamente nos lleva a preguntarnos: ¿cuál es nuestro enfoque?, ¿construimos casas o construimos comunidad? Para los integrantes de Hábitat, así como para los demás participantes del foro, el desarrollo es tanto el proceso como el resultado de nuestra intervención, es un esfuerzo organizado y sostenible que busca el bienestar individual y colectivo, por medio de una visión compartida de futuro. Desde el trabajo con las comunidades, debemos reconocer que las personas tienen necesidades, pero también capacidades. Como acertadamente señalaron nuestros invitados, no podemos caer en una visión idílica de la comunidad, pues es un colectivo humano y, como tal, se muestra diverso y complejo. Para involucrar a las personas al proceso de acción comunicativa, debemos tomar en cuenta sus expectativas de trabajo y de participación, de forma que las personas se perciban como sujetos de derechos y no como simples beneficiarios.

14


NOTICIAS NACIONALES

Centro de Estudios y Publicaciones Alforja Otro aspecto de suma importancia lo señala Marisol Patiño desde su experiencia trabajando con poblaciones migrantes en el Centro de Estudios y Publicaciones Alforja; en especial con mujeres jefas de hogar que salen de su país de origen en busca de mejores oportunidades para su familia; las cuales, evidentemente, no siempre se logran alcanzar. Las relaciones de poder que se generan a lo interno de una comunidad específica determinan el éxito o fracaso de las expectativas de estas mujeres. “No es casual la feminización de la pobreza creciente en las últimas décadas, así como la feminización de la migración”, afirma Marisol. Para ella, la sociedad continúa limitando las oportunidades de crecimiento y desarrollo de las mujeres, en especial de aquellas que pertenecen a poblaciones vulnerables y excluidas, pues seguimos encasillándolas en roles de madre - esposa adicionando, en el mejor de los casos, el rol de trabajadora. Esto inserta a dichas mujeres en una dinámica de doble jornada laboral: una sin paga y la otra muchas veces mal remunerada. La falta de autonomía económica y el hecho de que las redes de apoyo con las que cuentan son mínimas al lado de las que poseen las costarricenses, perpetúan un ambiente de violencia física y simbólica cotidiana sobre esta población. Por esta razón es crucial el abordaje de este tema desde la perspectiva y las expectativas de las mujeres, para que sean ellas quienes construyan su propia comunidad y hagan valer sus derechos.

Fundación Acción Joven La Fundación Acción Joven, trabaja desde el año 2004 apoyando a las Instituciones de Inversión Social, principalmente de educación pública, y sensibilizando en el proceso a los futuros profesionales respecto de la importancia de la solidaridad con el otro. Desde su intervención, José Aguilar, integrante de la fundación, compartió con los presentes en el foro sus experiencias de trabajo al lado de jóvenes de colegios en zonas urbano marginales y rurales, generalmente desprovistas no sólo de los recursos necesarios, sino de la motivación. Según José, es muy importante mantener a estos jóvenes en las aulas, como una oportunidad clara de movilidad social y, además, como prevención para disminuir problemáticas como la violencia, la drogadicción y el desempleo.

Desde su experiencia, José cuestionó el concepto mismo de deserción estudiantil, para plantearnos si esta dinámica consiste en realidad en un proceso de expulsión estudiantil. Es por eso que su factor de sostenibilidad es el protagonismo comunitario, el empoderamiento de estos jóvenes y la conciliación de realidades mediante herramientas de comunicación y construcción de alternativas propias. Esta forma de trabajo resulta muy atractiva, puesto que debemos comprender que el conocimiento no es algo que se obtiene en abstracto, no basta por sí mismo, sino que debe ser coherente con el proceso por el cual la vida se sostiene y se desarrolla.

Proponer soluciones Es necesario que muchos sectores se sigan involucrando en proponer soluciones a las diferentes manifestaciones de la pobreza y la inequidad que viven muchas personas; pero es más necesario aún que lo hagan de forma consciente y responsable. No podemos seguir actuando desde un llamado de caridad y filantropía; la injusticia se perpetúa y con ella la pobreza, las malas condiciones de vida, la deserción-expulsión estudiantil y las innumerables violaciones a los derechos humanos que pasan a la vista de una sociedad que observa inmutable y se justifica como espectadora. Como bien lo señalaba nuestra invitación al foro, de nosotros depende ser una institución que trascienda de construir “casitas” a poder generar verdaderos insumos, herramientas útiles y adecuadas a las necesidades particulares. Iniciativas como las de nuestros invitados nos retroalimentan y permiten que nuestro horizonte siga creciendo, que ambicionemos, proyectemos y realicemos más y mejores acciones en conjunto con las comunidades. Es cierto que el camino que se nos muestra es un desafío para todos y todas las voluntarias del Techo, pero lo es también para muchas otras personas y organizaciones que trabajan desde su propia trinchera. Este es un reto para toda nuestra sociedad, una pregunta abierta cuya respuesta la tenemos todos los ciudadanos, así decidamos percatarnos, concientizarnos, sensibilizarnos y actuar, o no.


NOTICIAS NACIONALES

Campa単a Institucional

2009 Por Nohelia Hidalgo Voluntaria UTPMP-CR


El 25 de agosto vallas publicitarias, mupis, anuncios en autobuses, cuñas radiales y spots televisivos, entre otros, daban prueba de que la Campaña Institucional 2009 de Un Techo para mi País comenzó. Ese día, a las 9am, en una conferencia de prensa, la organización presentó, ante la sociedad costarricense y los principales medios de comunicación del país, una campaña que gira en torno a la frase: “La falta de vivienda inunda los sueños de miles de familias…Trabajemos juntos por cambiar esta realidad”. Esta frase refleja la situación cotidiana de las familias con las que UTPMP trabaja, familias para quienes la lluvia es un factor de su cotidianeidad. Es así como durante 25 días (del 25 de agosto al 19 de septiembre) la organización pretende denunciar la realidad de dichas familias en Costa Rica y, de esa forma, dar a conocer el trabajo que se realiza desde el 2006 en conjunto con ellas. Otra de las metas de la campaña es captar el interés de nuevos voluntarios y empresas donantes para futuras construcciones y nuevos proyectos. “El objetivo fundamental de esta campaña es posicionar el déficit habitacional como una trasgresión al derecho humano de la ciudadanía y, así mismo, demostrar que muchos jóvenes nos resistimos a ser indiferentes a la pobreza”, comentó Patricio Morera, Director Social UTPMPCR en la rueda de prensa. En esta ocasión las empresas o particulares que deseen colaborar pueden hacerlo por medio de depósitos bancarios en la CUENTA TECHO de Banco Promerica, las cajas de los supermercados

AM-PM y Fresh Market, así como en los restaurantes Taco Bell. “Para nuestra institución es importante ayudar a las personas que viven en pobreza extrema, brindándoles una vivienda digna. Como donantes de este programa hemos inculcado los valores sociales a nuestros empleados, instándoles a ayudar con las construcciones”, aseguró Xarie Hernández Gerente de Marca de Banco Promerica Costa Rica. Además de Banco Promerica, las empresas que se han sumado en la campaña son: Taco Bell, Supermercados AM-PM y Fresh Market, CocaCola, British American Tobacco Caribbean and Central America, Publimark, Grupo Nación, Teletica, Grupo Extra, Grupo Cerca, Inmedia, Cadena Radial Costarricense, Supermedia, Vallas y Gigantografías, Alcance Urbano, IMC, PubliChannel, Publibaños, PostData, Canal 15 UCR, Zona Next, CCM Cinemas, redcultura.com, Bright Solutions y VM Latino además del director de Cine Independiente Antonio Iglesias. “Las empresas que colaboran con nosotros se han desprendido de lo que tienen y no de lo que les sobra; ellos han entendido que la crisis económica, si bien nos afecta a todos, afecta de sobremanera a las comunidades en condiciones de pobreza extrema”, declaró Andrea Fernández, Gerente de UTPMP-CR. La Campaña cerrará con la colecta masiva “Un Rojo por un Techo”, el viernes 18 y sábado 19 de Septiembre donde los voluntarios de UTPMP-CR estarán distribuidos en alrededor de 100 puntos del gran área metropolitana además de lugares como Grecia, Liberia y San Ramón, Guanacaste, entre otros.

“La falta de vivienda inunda los sueños de miles de familias… Trabajemos juntos por cambiar esta realidad”

18


NOTICIAS NACIONALES

Celebrar y trabajar es lo mismo! Por Nohelia Hidalgo Voluntaria UTPMP-CR **Colaboraron Carlos Morales y Rosa Martínez

Llegar a las 500 viviendas de emergencia fue parte de la celebración del tercer aniversario de UTPMP que, el 3 de agosto, cumplió 3 años de trabajo en el país. La festividad dio inicio con la construcción de 6 viviendas en Las Brisas, Cartago. Ahí convergió el trabajo de los jóvenes voluntarios de UTPMP-CR, las familias, los colaboradores de la corporación UNILEVER y la Fundación Costa Rica – Canadá, como una muestra de la sinergia perfecta, según el modelo de intervención de UTPMP-CR, que pretende un involucramiento de todos los sectores de la sociedad. Los trabajos continuaron el fin de semana, cuando cerca de 100 voluntarios de UTPMP-CR trabajaron junto a 26 familias más (en Las Palmas, de Desamparados y Acasi, de Siquirres) en la construcción de más viviendas de emergencia. Con esa construcción, UTPMP-CR sumó 504 viviendas construidas. En esos 3 años de arduo trabajo, los voluntarios de UTPMP-CR han llegado a 5 de las 7 provincias de Costa Rica: Limón, Heredia, San José, Alajuela y Cartago. Ahí, los jóvenes han trabajado con

familias en condición de pobreza en comunidades como Los Guido, Batán, Tirrases, Las Palmas, Acasi, el Jazmín, El Maná, Cinchona, Poasito y Vara Blanca.. “Sin menospreciar el trabajo realizado, las metas logradas aún nos parecen insuficientes dada la envergadura de la condición en que viven miles de familias en nuestro país”, manifestó Patricio Morera, Director Social de UTPMP-CR. Según Patricio, estos logros, lejos de generar conformismo, deben compeler a seguir trabajando con la misma motivación por un país más justo y lleno de oportunidades para quienes desean salir adelante. Además de las construcciones mencionadas, la organización tuvo una construcción masiva de viviendas en Guararí, Heredia, donde 34 familias ahora cuenta con un techo más digno donde vivir. En Guararí, también se llevo a cabo la celebración del día del niño el pasado 6 de setiembre en el marco de la post visita al sitio. Por último, y como parte de la intervención de Habilitación Social, se construyó un módulo en Las Palmas, Desamparados, que funciona como Salón Comunal donde, en pocos días, empezarán los talleres del plan de salud para la población adolescente de la comunidad.


lmas

Salón comunal en Las Pa

Berliot Bolaños - Día del niño

Construcciones en Guararí

Construcciones en Siquirres

20


NOTICIAS NACIONALES

Rosa MartĂ­nez boletines.costarica@untechoparamipais.org


Hace tres años un joven llamado Nicolás Campos llegó desde la tierra del fuego, Chile, al aeropuerto Juan Santamaría. A “Nico”, como le empezarían a llamar más tarde por el afecto que despertó entre los ticos, lo movía una sola convicción: empezar a darle fin a la pobreza extrema en Costa Rica. Nico le contó a los ticos qué era eso de Un Techo para mi País. Aunque su trabajo no fue nada fácil, no se detuvo ante las adversidades que se le presentaron durante la implementación de este proyecto. Después de Nico llegó “Pipa”, quien con ternura y amabilidad supo ganarse el corazón de quienes hoy recuerdan con cariño su paso por Costa Rica. Pero aún le faltaba madurez al equipo costarricense y, por ello, vino Jesu a llenar la oficina de sonrisas pero, sobre todo, para dejar bien consolidado el equipo de UTPMP–CR bajo la dirección de Patricio Morera, el primer tico en asumir la dirección social de la organización en el país. Hoy, tres años más tarde, alrededor de 2000 voluntarios movilizados y más de 500 viviendas de emergencia construidas, además de planes de habilitación social en comunidades que empiezan a gestar sus propias soluciones ante las problemáticas que les aquejan, no son más que la respuesta a ese sueño del que Nico, Pipa y Jesu nos contagiaron a los ticos: el sueño de una Latinoamérica sin pobreza extrema.

22


NOTICIAS NACIONALES

Por Nicolás Campos

“Sé que a veces miro para atrás, pero es para saber de dónde vengo…” – Fidel Gamboa. La misión era clara… “Mae: en tu caso, necesitamos la redacción de una nota acerca de la experiencia en la dirección del equipo. Cosas como la llegada a CR, alianzas, tu valoración, datos curiosos/graciosos, gotas amargas/retos/dificultades, etc...”…, y por fa mae, al chile, ¡rápido!, la vara es importante, sobre todo para los nuevos voluntarios”… y claro, como pensaron que uno después de haber trabajado en el Techo en Costa Rica ya no tiene un trabajo tan intenso y puede dedicar, de un momento a otro, una tarde completa a recolectar información, quieren que además de hacerlo rápido, sea capaz de resumir en una hoja, tanta historia…  En fin, recurrí al viejo truco de la arqueología, y copié algunas cosas que escribí, que reflejan, sobre todo, las emociones de esos tiempos…  y quiero centrarme en las emociones, porque finalmente, todo el resto, a estas alturas lo deben manejar mejor que en esos tiempos, me refiero a la parte “técnica” del trabajo del Techo (voluntarios, recursos, administración, comunicación, dirección social, comercial, etc., etc., etc.) Si hay algo que yo pudiera desear o que quisiera intentar transmitir después de 3 años es que

las emociones de nuestro equipo sigan intactas; que inauguremos la casa número 500 (¡invítennos!), con la misma alegría que inauguramos la casa número uno, que convivamos con la familia número 500, con la misma humildad que convivimos con la familia número uno, que recibamos al voluntario nuevo de la casa número 500, con el mismo entusiasmo con que recibimos al voluntario nuevo de la casa número uno, que organicemos la construcción de la casa número 500, con la misma austeridad que organizamos la construcción de la casa número uno, que conocer la realidad de la familia número 500, nos haga cuestionarnos profundamente, tal cual nos hizo cuestionarnos conocer la realidad de la familia número uno y que, finalmente, transmitamos con la misma emoción, el mismo mensaje que transmitimos a nuestros voluntarios cuando construimos la casa número uno… no sé si las cifras han cambiado, pero cuando inauguremos la casa número 500, nos quedarán aún 29.500 familias con las cuales trabajar, ¡¡¡por lo que NO NOS DETENDREMOS!!! Han pasado tres largos años, y queda mucho por avanzar. Si bien hemos logrado cosas que no soñábamos lograr, aún no hemos hecho nada… ¡¡¡TODO UN PAíS NOS NECESITA, Y AHÍ DEBEMOS ESTAR!!!... Ustedes en Costa Rica con su trabajo, yo desde Chile con la alegría del recuerdo, y con la convicción de aún sentirme parte de este sueño… ¡¡¡Un abrazo grande desde Chile, y felicidades por estos tres años Costa Rica!!


Reflexión escrita el 29 de julio de 2006, después de visitar por primera vez el precario El Jazmín, en Alajuelita. Una de las muestras de lo ciega que puede ser a veces una sociedad que se deja engañar por indicadores internacionales y por su orgullo: varias veces me he encontrado personas que me dicen con arrogancia: “en Costa Rica no tenemos extrema pobreza”. Sin embargo, falta salir a la calle y recorrer la ciudad, más allá de los barrios que la vida nos acostumbra a sentir como propios, para conocer una realidad distinta, escondida y olvidada... Una de las muestras de que el hombre se levanta, crece y se agiganta, dándose la mano, trabajando duro, y olvidando a veces la nacionalidad, para hacer crecer la comunidad: aquí conviven costarricenses y nicaragüenses que, olvidándose de la separación histórica, forjan juntos un futuro incierto, de esfuerzo, de dignidad y de trabajo… Una de las muestras de por qué estamos aquí... Una de las muestras de que Costa Rica no es “pura vida” para todos... Tico Campos – UTPMP Costa Rica

24


NOTICIAS NACIONALES

Email enviado al equipo de voluntarios que hizo la primera vivienda, el 29 de agosto de 2006, después del primer fin de semana de construcción de UTPMP-CR. Nada pudo contra nosotros. Ahí está nuestra primera casa, fruto de horas de frío, cansancio, humedad, calor, hambre, etc. Demostramos que solo falta nuestra voluntad para hacer las cosas, demostramos que podemos ser jóvenes que se comprometen con un sueño y logran hacerlo realidad. Aunque se caigan los puentes y aunque haya que trasladar material de carga pesada por un largo camino al hombro… Nada pudo contra nosotros. Ahí está nuestra primera casa, que debiese ser la punta del iceberg, que debiese ser la primera de miles… y no digo que de ahora en adelante las siguientes serán fáciles, seguramente todas las que vendrán traerán más horas de lluvia, cansancio y frío, pero como todos sabemos, si esto fuera fácil, la pobreza ya no existiría… y si esto fuera fácil, no estaríamos tan felices de trabajar día a día… Nada pudo contra nosotros. Ahí están don José, doña Flor y sus hijos, felices e igual o más cansados que nosotros… Este sábado tenemos una gran cita con ellos; terminaremos su casa, y además compartiremos la alegría de un almuerzo, una inauguración y una celebración… Pero ojo, si tomamos en cuenta los datos del gobierno, nos quedan aún 29.999 familias con las cuales trabajar, ¡así que a no detenerse! ¡Que jornadas como la del fin de semana pasado se repitan hasta que ninguna familia en Costa Rica nos necesite! Voluntad, Voluntarios Tico Campos – UTPMP Costa Rica


Email enviado a familiares y amigos en Chile, desde Costa Rica, el 30 de agosto de 2006, después de la construcción de la primera casa Desde que llegué a Costa Rica esperaba el momento de tomarme esta foto. Son los primeros voluntarios construyendo la primera casa para la primera familia. Es el inicio, el inicio del fin de la pobreza en Costa Rica, dijo uno de los voluntarios. Sin embargo, pienso que es sólo el inicio de un largo y duro viaje que nos llevará desde hoy hasta el momento en que ninguna familia nos necesite… Seguramente yo ya no estaré en Costa Rica cuando llegue ese momento, pero esta foto me servirá para recordar que eso será fruto de una semilla que de alguna forma contribuí a sembrar… Por fin algo tangible que me hace caer en la cuenta de que me alejé de todas las personas que quiero en Chile por algo que es muy, muy importante. Don José, el dueño de la casa, está a mi lado y trabajó con nosotros, en realidad trabajó más que cualquiera de nosotros. Pensar que todo este esfuerzo fue por él. ¡Qué alegría por él, su esposa y sus tres hijos!. Tico Campos – UTPMP Costa Rica

26


NOTICIAS NACIONALES

Por María Luisa Ayala

Llegué a Costa Rica, luego de varias horas de vuelo y de mucha incertidumbre. Todo era extraño, sin embargo me sentí acogida. Al principio, algo observada y cuestionada… después solo recibí cariño, risas y alegría. Desde ese día hasta que volví (pasado un año), sucedieron miles de cosas: lo que era una sala de living se convirtió en una oficina llena de gente, saliendo y entrando desde las 6:30am hasta la noche. Se venían las construcciones de Semana Santa y teníamos mucho por hacer. Yo, temerosa, salía del departamento en San Pedro (250m sureste del antiguo Higuerón) hacia el Más x Menos, para comprar comida y lo que faltara. Me costaba entender la ciudad, no sabía cómo ubicarme. Me enfrenté a la primera campaña universitaria, a las visitas a la UNA y mi primer discurso masivo frente a cientos de jóvenes, al cuestionamiento sobre si estar o no en la ULatina, a la primera reunión con Publimark (a quienes de forma sutil les propusimos cambiar su campaña bélica) Continué conociendo a nuevos voluntarios. ¡Cómo olvidar a Fausto, quien fue nuestro amigo, pero luego nos jugó una mala pasada! Más voluntarios seguían llegando, aunque no éramos más de 15 los que organizamos las primeras construcciones con dos escuelas, con staff, con logística. Formación trabajó día y noche para dar a entender este proyecto. ¿Qué hacíamos? Construir y pasarla bien. ¡Cómo olvidar cuando no teníamos más que arroz y frijoles! Dos meses desde mi llegada y todo era precario. No teníamos mucha gente, nada de plata, pocos contactos y cero oficina. Nuestro director comercial estaba que se devolvía a Chile. Lo único que había en ese momento era pasión y convicción mezcladas con locura. Nadie sabía muy bien cómo hacer las cosas, pero teníamos que hacer algo.

Imposible dejar de lado mi primera visita a Los Guido de Desamparados. Estaban casi todas las casas asignadas, pero el panorama cambió. De una lista de 20, solo dos familias realmente eran asignables. Nunca voy a olvidar a ese grupo de voluntarios entregados en esta aventura, algo frustrados pero felices de aprender y reconocer lo fundamental: le construimos a los que viven en extrema pobreza y tenemos un compromiso con las familias que viven en asentamientos, no es construir por construir. De a poco fuimos creciendo. En diciembre de ese mismo año estábamos en cinco escuelas y tres asentamientos distintos, con más de 30 familias y muchos voluntarios nuevos… entregados a este sueño que tomaba forma. Lo más increíble de todo era el equipo; verlos trabajar de esa manera, completamente comprometidos. Profesionales de excelencia que luchaban y luchan por terminar con la injusticia y darle esperanza a miles de personas que no creen poder conseguir algo más en sus vidas. Hoy espero que puedan terminar esta misión con la misma fuerza, pasión y entrega con la que empezamos hace tres años. Los quiero mucho y estoy profundamente orgullosa de todo lo que han logrado. Un abrazo, Pipa Implementadora y Directora Social, 2007.


Por María Jesús Jaqueih Por María Jesús Jaqueih

Es difícil poner en palabras lo que fue mi vida en Costa Rica… y se complica cuando el espacio es limitado. Fue una decisión rápida, segura y desafiante. Un grupo de ticos esperaba a una “no esperada” chilena. Después de un largo viaje a México, donde anduvimos 56 horas en bus de ida y otras 56 de vuelta, tuve el honor de conocer a un equipo que marcó profundamente mi vida. Me recibieron súper bien. Era un espacio de harto crecimiento y aprendizaje que me hizo sacar lo mejor de mí y compartirlo con otros. Fue un espacio de encuentro con experiencias pasadas y de re-encantamiento con la esencia de lo que actualmente soy. Fueron días felices. La vida sonreía aun cuando estaba a punto de llover (aunque me hablaron de un país con mucho sol). Así me instalé en San José de Costa Rica. ¿Mi hogar? “Del Hiper Más de Curridabat 800m este, en Gimnasio Zeus, entrada de Omega, 600m norte residencial Sofía, casa 33P”. ¿Mi lugar de trabajo? “25m este Pops de Curridabat, a la par de la Floristería Hechizo, frente a Plaza Freses”. ¡Qué direcciones!

En definitiva, así es. Le quito la catalogación de viaje, experiencia, aventura y locura. Mi vida por allá estuvo llena de sentido. Viví a “concho” y me dejé interpelar por todos los voluntarios que me marcaron. Jóvenes soñadores, utópicos, épicos, trabajadores, que se entregan por su país, por el Techo y por las familias. El grupo con que trabajamos fue increíble. Muchos dejaron de ser “voluntarios” y pasaron a ser mis amigos. Nos acercábamos no solo para preguntar sobre pega (brete), íbamos mucho más allá. Me abrí a disfrutar, a trabajar, a cansarme, a carretear (uff, ¡qué fiestas!), a entregarlo todo y a recibir bastante. Descubrí un equipo humano rico que pasó las barreras metropolitanas, llegó a quienes más los necesitaban, trabajó con los precarios, descubrió la riqueza que hay en ellos, lloró, rió, discutió, avanzó… Quizás el año que estuvimos juntos pasó muy rápido. El desafío que hay para adelante es mayor. Son las familias a quienes deben exigirles y son ustedes quienes deben involucrarlas aún más. ¡Hay tanto por hacer en esta Latinoamérica! Las fronteras son solo geográficas. Las aspiraciones y sueños son similares en los humanos. La entrega incondicional de un universitario es muy fuerte si se engancha con algo que le mueva el piso… eso me hizo estar por allá. Compartimos tantas cosas, desde los olores hasta “agarrar chuzo, pala y martillo”; desde dormir en el suelo hasta ser comidos por pulgas, zancudos, hormigas, garrapatas; desde comer frijoles con tortilla hasta arrancar a Puerto Viejo… Compartimos ideales de vida y la convicción de que debemos trabajar por cambiar la realidad de nuestro país. ¡Prohibido detenerse! Jesu, Rucia, María, LaJesu, Guarita, Machita, Chus, Chus chus. P.D: Dicen que las distancias alejan los cuerpos pero acercan las almas.

28


NOTICIAS INTERNACIONALES

UN CONCIERTO

PARA

MI PAIS Por Luciana Tellez y Orlando Rizo Voluntarios UTPMP-Nicaragua

16


En medio de una explosión de luces multicolores y gritos fanáticos, empezó Un Concierto Para Mi País, la tarde del 21 de Agosto en la ciudad de Managua. El objetivo del equipo de UTPMP- Nicaragua era doble: dar a conocer la visión, misión y trabajo de la organización y captar voluntarios para las próximas construcciones en Occidente, del 11 al 14 de Septiembre, en las cuales 35 viviendas de emergencia serán edificadas. El evento se llevó a cabo en la Alianza Francesa de Managua y participaron cuatro bandas nacionales: Momotombo, División Urbana, Malos Hábitos y Materia Prima. Durante la presentación, el discurso de Ana Lucía Álvarez, sub-directora social de UTPMPNicaragua, recordó a los asistentes que dependía de ellos, la juventud nicaragüense, erradicar la extrema pobreza de ese país.

“Esperamos llevar a 300 voluntarios que deseen construir una verdadera independencia, una independencia de la pobreza”, señaló Ana Lucia. En su discurso, Ana invitó los presentes a unirse al trabajo que realiza la organización en Nicaragua. “Me gustó mucho que no se quedaron en solo en concierto. Con los videos y con las intervenciones de las personas, lograron transmitir bastante bien el objetivo de la organización”, expresó Silvia Báez, una de las asistentes al concierto. La actividad fue un éxito total: más de 800 almas se hicieron presentes, saltaron, cantaron y se conmovieron. “El concierto fue el inicio de la campaña universitaria previa a nuestras construcciones de septiembre”, declaró Marcela Piuzzi, encargada de la organización del concierto. Por su parte, un stand atendido por el equipo de formación estuvo brindando información toda la noche e inscribiendo nuevos voluntarios.

30


NOTICIAS INTERNACIONALES

Por Guillermo Marinero gmarinero@untechoparamipais.org

Jóvenes y rock se dieron cita en el museo de Arte MARTE, en El Salvador, el sábado 22 de agosto para disfrutar del “Conciertecho Volumen 1”. Era la primera vez que los voluntarios se organizaban para poner a rockear a los jóvenes del país. Los asistentes disfrutaron de una buena dosis de talento nacional desde las 3:45pm y hasta las 10:00pm. Eran nueve las bandas invitadas: Ultravioleta, Edición Limitada, Llyclovt., Soma, Adhesivo, El Bigote de Dali, Kadishi, Ático, Polly Class; de cuyos integrantes se ha recibido un gran apoyo para la organización. Muchos de ellos son artistas con amplia trayectoria y otros son nuevos artistas que se van forjando en la escena musical. “En el caso de los artistas, han aportado de manera desinteresada y generosa su música”, expresó Diego Zamora, Director de Habilitación Social de UTPMP-El Salvador. Los fondos recaudados en el Conciertecho serán empleados en la segunda etapa del modelo de intervención de Un techo Para Mi País: la habilitación social. Con las ganancias se espera poder desarrollar más capacitaciones en oficios y otorgar más micro créditos. “Los jóvenes no estamos dispuestos a dejar que las familias sigan en estas condiciones tan precarias. Este primer Conciertecho es solo el inicio de lo que se viene el siguiente año; habrá mas bandas, más artistas y más jóvenes voluntarios indignados por la situación en la que viven las familias de nuestro país”, comentó David Zeledón, voluntario y organizador del Conciertecho. De esa forma, se dejó en claro que los jóvenes y el rock dicen no a la pobreza en El Salvador y que son parte de una nueva generación que cree en aportar donando su tiempo, sus estudios y sus conocimientos mediante el voluntariado.


república

Por Javier Laínez Director Comercial UTPMP-República Dominicana javier.lainez@untechoparamipais.org

República Dominicana es un país donde el 45% de la población vive bajo la línea de la pobreza y alrededor de dos millones y medio de personas en pobreza extrema y desigualdad. Esas eran razones suficientes para iniciar funciones en búsqueda del cumplimiento de la visión de UTPMP como institución: “La erradicación de la pobreza extrema y buscando crear una Latinoamérica y, en específico, una Dominicana más justa”.

programa de seguridad alimentaria.

Actualmente estamos trabajando con voluntarios de cuatro universidades: Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, Universidad Autónoma de Santo Domingo, Universidad Acción Pro Educación y Cultura y UNIBE. Esperamos ampliar dentro de estas universidades a más facultades; además de expandirnos y, a la vez, llegar a más universidades para magnificar nuestro alcance en Iniciamos funciones desde setiembre del 2008 y, la creación de cultura de voluntariado en República a un poco menos de un año, más de 200 jóvenes Dominicana. voluntarios se han unido al trabajo de la fundación Seguimos nuestra ardua labor de enamorar a más en los asentamientos más marginados de Santo jóvenes, más empresas y resto de actores de la Domingo. sociedad dominicana, para que formen parte del Desafiando una cultura caracterizada por proyecto y se unan a la denuncia de la situación el desorden, la corrupción y la indiferencia, en la que vive casi la mitad de la población. pretendemos concientizar a toda la sociedad para Para este octubre esperamos tener nuestras lograr, con el apoyo de todos los agentes que la próximas construcciones, para seguir trabajando componen, erradicar la extrema pobreza que se duro por toda esta gente que tanto nos necesita. presenta tan fuerte en este país. Gracias al apoyo de todos los voluntarios estamos Hasta hoy, hemos trabajado en dos comunidades dando inicio a una verdadera experiencia: ayudar de Santo Domingo Norte (Las Malvinas y Cercadillo) a las familias más necesitadas de República mediante la implementación de nuestro modelo de Dominicana. intervención y otros programas alternativos que han beneficiado a más de 20 familias. A la fecha, Ahora los jóvenes dominicanos no tienen nueve familias se han beneficiado con viviendas excusas: construimos juntos un PAÍS CON MÁS de emergencia, y 11 familias más mediante un ESPERANZA… 32


OPINION

La primera construcción

de UTPMP - CR Por Luis Bonilla Director Comercial UTPMP-Nicaragua ibonilla@untechoparamipais.org

A mediados del 2006, cuando recién había cumplido 20 años, los directores de “Un Techo para mi País – El Salvador” me llamaron para preguntarme si estaba dispuesto a ir a Costa Rica a apoyar en la organización de las primeras construcciones de ese país. Debía irme al día siguiente. Dije que sí de inmediato, fue una de esas decisiones que uno toma porque siente que son las correctas. De madrugada salí en Tica Bus hacia San José. No podía dormir de los nervios. Tenía demasiados pensamientos en la cabeza…

“¿Cómo será Costa Rica?... “Dicen que es lindo”, ¿Qué voy a ir a hacer?... “Nico Campos sabe”, ¿Quién es Nico Campos?... “No sé”. Lo único que me sacó de la mente el nerviosismo fue la pasada por Nicaragua y los dos impresionantes lagos que posee. Tengo que conocer ese país, pensé… las vueltas que da la vida. Reconocí a Nico porque ambos vestíamos camisetas del Techo, pues era poco probable que alguien más en el país tuviera una. “¿Cómo está el equipo? ¿Ya están asignadas las familias?


¿Cuándo construimos?”, “Conversémoslo, vamos a comer algo”, me dijo… y nos hicimos amigos. Parecíamos dos locos en medio San José. Hablábamos con cualquier persona que se nos ponía enfrente, le contábamos sobre nuestros sueños y sobre la gran institución que representábamos, aunque pocos nos creían. Esas conversaciones alimentaban nuestras ilusiones. No teníamos nada más que la voluntad de construir y hacer realidad “Un Techo para mi País – Costa Rica”. De esa voluntad nos aferramos en todas las dificultades, que fueron muchas. Trabajamos muchísimo. No conseguíamos convencer a los voluntarios. El modelo de casa con que contábamos no era bueno y, como último detalle, el asentamiento donde asignamos las familias nos rechazó, así que buscamos uno a última hora. El Jazmín Cuatro días antes de la construcción, Nico tenía que terminar los detalles administrativos del evento y me tocaba buscar una familia para construirle (bajamos la meta a una casa). Caminé por muchas calles de Alajuelita investigando un asentamiento. Preguntando llegué a “El Jazmín”. La necesidad en el lugar era evidente. Me contacté de inmediato con el dirigente y comenzamos a visitar familia por familia, hasta que encontramos a doña Rosa, su esposo y sus 3 hijos; era definitivamente la gente más necesitada. En vista de la urgencia, y saltándome cualquier tipo de procedimiento del manual de Detección y Asignación, les dije que llegaríamos el fin de semana a construir una nueva vivienda. Desde ese momento, doña Rosa pasó a ser la señora a la que más cariño le he tenido en un asentamiento, es imposible describir su felicidad… y la mía. La construcción A un día de las construcciones, la familia de doña Rosa no había alistado el terreno y el puente de dos metros que conectaba al asentamiento con la calle de concreto se había caído. Entonces perdimos las esperanzas. Pero, esos días del Techo en Costa Rica están cargados de voluntad y de sueños que parecían inalcanzables. Decidimos esperar hasta el día siguiente para avisarles a los 10 voluntarios que correríamos las construcciones.

Cansados y tristes, nos dormimos temprano. Pero esa misma noche nos despertamos en la madrugada y decidimos construir esa casa, no podíamos fallarle a la familia. Arreglamos nuestras cosas y nos fuimos al asentamiento. Desde las dos de la madrugada comenzamos a trabajar junto a don José. No recuerdo bien la conversación que tuve con Nico, pero ahí fue donde verdaderamente nació “Un Techo para mi País- Costa Rica”, además de nacer en mí un sentimiento que sigue vivo. Son muchas las características que hacen del Techo una gran institución, sin embargo es la voluntad, el coraje y la entrega lo que provoca que construyamos una Latinoamérica distinta. Es importante ser un voluntario profesional, dedicado, detallista y con excelencia, pero es fundamental que a la hora de tomar decisiones difíciles, y de dejar todo atrás por ese sueño propuesto, seamos los primeros en la fila. Ahí comprendimos que teníamos que darlo todo y más. Que estaba absolutamente prohibido detenerse. Esos dos días de construcción fueron los más difíciles que he experimentado, pero los voluntarios estaban muy emocionados y la familia de doña Rosa nos cuidaba de la lluvia y el cansancio. Pasado el tiempo previsto, dejamos el asentamiento y yo a Doña Rosa, quien me pidió de recuerdo la camiseta que había usado durante todas las construcciones. Yo me llevé una carta suya. Regresé a El Salvador y Nico, junto al equipo de “Un Techo para mi País – Costa Rica”, regresó al asentamiento el fin de semana siguiente.

“Nos sirvió para ver que todo se puede*” *Frase de Nico Campos

Volví a Costa Rica casi tres años después, ya trabajando en Nicaragua. La casa de doña Rosa sigue ahí, al igual que las más de 500 viviendas que ha construido el Techo en todo el país. Hoy son cientos los voluntarios que se reúnen en esa misma plaza en la que una vez estuvimos esperando con ansias a esos 10 primeros en jugársela. Los jóvenes ticos ya han sobrepasado muchísimas lluvias y hasta un terremoto. Siempre tengo presente la gran lección que Costa Rica me enseñó y que Nico resumió hace poco: “todo se puede, si tenemos la voluntad de hacerlo”. Hoy, el Techo que pensamos imposible es ejemplo para muchos otros equipos en Latinoamérica. UTPMP Costa Rica demuestra que su historia se escribe con sudor y martillazos.

34


10

OPINION


Guararí, 26 de julio de 2009

Querido amigo,

Son las 8 de la noche; estoy cansado, tengo hambre y mucha sed. Mis pies no pueden dar un paso más y mis manos están adoloridas. Mis hombros están quemados, mi espalda arqueada y mis brazos no quieren levantarse. Extraño mi cama y la comodidad del sillón de televisión. Me hace falta la comida caliente y variada. Siento una extraña mezcla de emociones. Me complace que hayamos dado el primer paso hacia tu nueva vida y que lográramos que tu voz sea escuchada. Confío en que sabrás sacar lo mejor de esta oportunidad. El empeño que pusiste en el trabajo que realizamos juntos me da tranquilidad. He visto que sos un luchador y sé que no te vas a rendir. Pero también me siento vacío, culpable y poco comprensivo por la alegría que me embarga al pensar en mi regreso al confort. ¿Será que no he conseguido sentir tu dolor? ¿Será que nunca más voy a volver a visitarte y fuiste el centro de mi atención sólo por dos días? No quiero que sea así, amigo mío. Y no lo quiero por vos y por mí. Por vos porque depositaste toda tu confianza en mí. Me dejaste entrar en tu hogar, trabajar con vos, comer con vos… ¡hasta cocinaste para mí! Me permitiste alzar en brazos a tu hijo, ese chiquitín que construía con los restos de tu viejo tugurio una pequeña casita, emulando la que vos y yo levantábamos ahí mismo. Tampoco quiero olvidarte por mí, porque aprendí tanto de vos. Ninguno de mis profesores ha podido explicarme por qué Costa Rica está cambiando tan rápido, por qué cada vez veo más chiquitos como tu hijo pidiendo dinero en las calles, por qué cada vez que abro el periódico la mitad habla sobre asesinatos y narcotráfico y la otra mitad sobre farándula y compras. ¡Vos sí pudiste explicarme! No quiero olvidarte porque gracias a vos descubrí un lugar maravilloso, lleno de gente alegre y amigable que enfrenta un futuro incierto mirándolo fijamente a los ojos, cual mítico caballero armado en contra de un dragón.

tenía, exigirme a mí mismo ser más y mejor física, mental y emocionalmente. No quiero olvidarte porque me diste una dosis de realidad, me hiciste ver que el comercio me engaña, la televisión me engaña, el periódico me engaña, los políticos me engañan, la sociedad me engaña y yo mismo me engañaba. Me hiciste sentir tonto con toda tu sabiduría callejera. Esta comodidad que me sentaba tan bien hace unos días, ahora no se siente igual. No puedo dejar de pensar en tu mediagua… ¿se estará filtrando el agua por el techo?, ¿habrá quedado bien puesta esa puerta? Y, más aún, ¿cuánto tiempo vas a estar ahí con tu familia?, ¿cuándo conseguirás cambiar esa pieza de madera por una casa completa?, ¿cuándo vas a tener un trabajo estable que te permita darle una educación completa a tus hijos? Incluso: ¿he contribuido yo a que vos estés en esta situación? Mi querido amigo, esas preguntas no dejan de rondar en mi cabeza. Lamentablemente, para las primeras no tengo una respuesta. Pero la última duda me despierta como una contundente bofetada… la respuesta es afirmativa. Yo, como parte de esta sociedad, soy culpable de tu desdicha. Yo he desayunado noticias amarillistas, he almorzado apatía política, he cenado indiferencia, he respirado clasismo. Yo me he vestido de prejuicios, he comprado conformismo, me he duchado de desprecio, yo he tragado materialismo y saboreado superficialidad. Amigo mío, te ruego que me perdonés y, con toda humildad, te pido que me dejés acercarme a vos, alejándome de ese olimpo al que erróneamente he creído pertenecer. Te propongo que juntos hagamos que todos sientan esa bofetada que todavía me quema la piel y que con un resistente hilo de amor cosamos juntos esa inmensa ruptura social. Por eso llevo con orgullo mi camiseta que dice: “Con tu puedo y con mi quiero, trabajamos juntos compañero”. Sinceramente, Un voluntario de UTPMP-CR

No quiero olvidarte porque la motivación de sacar adelante esta tarea junto a vos me hizo llegar a mis propios límites, descubrir fuerzas que no sabía que

36 11 12


NOTICIAS NACIONALES OPINION 12

Por David Gómez Murillo Voluntario UTPMP – CR


Cuando un medio de comunicación pierde su sentido de responsabilidad y cae en la búsqueda desesperada de popularidad a costa de todo, incluida su propia reputación. Cuando una empresa televisiva, de forma consciente, se empeña en promover todo aquello que enferma a una sociedad: egoísmo, violencia, mediocridad, desigualdad, ambición, choteo, materialismo, machismo, falta de seriedad, falta de elocuencia, individualismo y una extensa lista de antivalores. Cuando todo esto sucede, sólo es lógico pensar que alguien está elaborando un plan de destrucción social. Dos grandes, dos historias. A nadie le gusta ser comparado, pero se me hace imposible no poner en una balanza los siguientes dos casos. Hay un oligopolio televisivo en Costa Rica. Por un lado, una de las televisoras más importantes introdujo en el país la franquicia de un programa de concursos que impulsa la ampliación del conocimiento a través de curiosas trivias. El programa se desarrolla en un ambiente de entretenimiento familiar, donde no importa el tamaño de la falda, el ancho de las caderas o la profundidad del escote, ¡mucho menos si el concursante sabe cómo arrastrar su cuerpo por el suelo como una serpiente! Si no, mas bien, la base es el conocimiento que poseen los participantes sobre temas diversos que, de una u otra forma, enriquecen nuestro pensamiento. La otra gran empresa de comunicación televisiva, por su parte, tomó un camino distinto, pero en definitiva más innovador (entiéndase que innovador no es sinónimo de bueno). Esta empresa se inventó un programa de concursos que, en dos platos, premia a quien profiera los insultos más denigrantes en contra de sus competidoras (vociferación denominada flow), vista la menor cantidad de ropa y logre dar el espectáculo de baile más sexual (no sensual). Está de más mencionar la fuente de inspiración y motor musical de este programa; generoso contribuyente en la desigualdad social y el fomento de la violencia: el reguetón; el más reciente inquilino en el salón de la superficialidad y condecorado como el “género” musical más vacío e inservible jamás inventado. Para muestra, un botón: en el único capítulo de este programa que mi estómago me permitió ver, una de

las concursantes bailaba con una ametralladora (de juguete, espero) colgando de su hombro, la cual tomó para simular que disparaba contra jueces, cámaras y audiencia. Formule usted sus propias conclusiones acerca de quién está construyendo y quién está destruyendo la sociedad. Histórica desazón Ahora bien, el comportamiento errático de las aspirantes a “diosas” en este espacio televisivo es secundado por la ausencia total de una conducción responsable y atinada del programa. Es evidente que el desempeño como animadores de las personas a cargo de este circo dista, por mucho, de las mejores prácticas en la materia. Sin embargo, un buen trabajo daría al traste con el monumental fiasco que es “Intrusos de la farándula”. Al observar ese capítulo sentí como si estuviera viendo un video casero, carente de cualquier dejo de profesionalismo y dominio del tema televisivo. Es ridículo pensar que se trata de un programa estelar, hijo de una de las corporaciones mediáticas de más tradición y audiencia de Costa Rica. Pero por grotesco que parezca, es la secuela de otros que lo han precedido en esta misma cadena, pues aún recuerdo un espacio televisivo con seis modelos en minifalda que bailaban y brincaban “a todo dar” en total descoordinación. Consumación Si todo esto es un plan de destrucción social, los señores autores han alcanzado su objetivo. Con esta máquina de vergüenza están acentuando los males que más golpean a Costa Rica. Están logrando que miles de niñas sueñen con poder contonearse con poca ropa en televisión; que jóvenes con rencillas puedan hacerlas públicas, desafiando a sus enemigas; que peligrosos pandilleros encarcelados sean glorificados por televisión; que jovencitas con futuros poco prometedores se llenen de ilusiones y se olviden de la remota posibilidad que tenían de estudiar. Están logrando que la dignidad de una mujer sea reducida a la de un objeto y que la violencia sea la carta de presentación de quien quiere llegar lejos. Están destruyendo la sociedad.

38 13


OPINION


Por David José Aragón Matamoros Voluntario UTPMP-CR Todavía siento un vacío en el alma cada vez que miro a un niño descalzo y sucio sonreírme desde la puerta de su casa, que suele ser unas cuantas latas herrumbradas, armadas con cuanta regla de madera encontraron sus padres. Aún se me nublan los ojos cuando escucho las historias de las familias con las que trabajamos, cuando veo la indiferencia de tanta gente que prefiere ignorar esta realidad antes que incomodarse, cuando trabajamos hasta que el cansancio nos impida levantar los brazos. Es apenas el principio de una lucha que lleva historia y estamos lejos de ganar: la erradicación de la pobreza extrema y la equidad de oportunidades para todos. Pese a esto, debemos seguir. Puede más la voluntad que el cansancio y el trabajo que el sentimentalismo. Siempre podemos dar más, no es nuestro derecho cansarnos, es nuestro deber trabajar y ganarle la guerra a este mundo que nos invita al conformismo y a la comodidad.

Encuentro un montón de gente que hace un cúmulo de cosas sin preguntarse por qué, sin entender el verdadero problema y sin idear propuestas para solucionarlo. Son personas sin iniciativa, sin verdadera conciencia de sus actos, peones de lo bueno que se sirven de sus sentimentalismos para trabajar por los demás, convirtiendo lo que sería una labor digna y noble en un acto egoísta que busca la propia satisfacción. No me acostumbro a llegar a mi casa luego de una construcción y sentirme inútil, insuficiente, débil, insatisfecho, cansado y tantas otras cosas que estoy seguro que muchos experimentamos al volver a nuestra rutina, luego de un “curso intensivo” de realidad. No me acostumbro a sentarme en el aula frente a un profesor que desconoce lo que sucede más allá de su pizarra, al lado de un compañero interesado únicamente en su cuaderno. Me duele profundamente pensar que soy parte de una sociedad que encierra a tantas familias.

Me rehúso a convertirme en peón El miedo que sentí a los 15 años, cuando entré por primera vez a un precario, todavía me invade. Miedo a convertirme en un espectador, o peor aún, en partícipe de esa moda de “ayudar a los pobres” o “reciclar porque al mundo hay que salvarlo”.

Cada vez que ignoro a un niño que intenta darme un papelillo arrugado donde explica que su madre está enferma; cada vez que paso frente a un precario y vuelvo la mirada; cada vez que entro a una tienda a comprar algo inútil; cada vez que me ausento de una detección porque me pegué la fiesta el día anterior… me hiere. Pero lo que más me lastima es darme cuenta de que es más cómodo trabajar por mí mismo, sirviéndome de los demás, para sentirme mediocremente bien. Al hacerlo, encuentro justificación para mis egoísmos; pero dejar de ser actor y convertirme en otro peón es lo que más me duele, es lo que más me asusta y es a lo que me rehúso. “Qué días más intensos estos, no se pa’ ti pero pa’ mi cada instante escarba más adentro”, dice la canción de Cultura Profética.

40 25


LA CUADRILLA


Por Carlos Morales comunicaciones.costarica@untechoparamipais.org

Cualquier día que usted llegue a la oficina de UTPMP-CR, probablemente se encontrará con dos personajes que se la pasan siempre trabajando, pero nunca tan ocupados como para no saludar y conversar por unos minutos con algún recién llegado. Se trata del Director Social y la Gerente Comercial: Patricio Morera y Andrea Fernández. Cada uno, sentado frente a su computadora, se la pasan redactando y revisando interminable cantidad de documentos; enviando y recibiendo correos electrónicos y llamadas; simplemente en reuniones con los voluntarios, quizá con un importante empresario o el personero de alguna comunidad.

que ellos, desde sus puestos, coordinan las actividades de los distintos equipos que conforman UTPMP-CR y muchas de las relaciones externas de la organización. Andre se encarga, desde la gerencia, de tramitar todos los aspectos comerciales en los tres equipos de su área: Comunicación, Recursos y Administración y Finanzas. Pato, por otro lado, debe dedicarse a la parte operativa de la Organización por medio de los equipos de Construcción, Formación, Voluntariado, Habilitación Social e Investigación. Además de dichas tareas, ambos deben estar en constante comunicación con las oficinas centrales de UTPMP en Chile.

“Pato y Andre”, como les llaman los voluntarios, tienen la responsabilidad de velar porque todo en UTPMP-CR camine. Son, por así decirlo y contrario a lo que ellos asegurarían, las cabezas de la organización.

Andrea y Patricio están contratados por la Oficina Central y, aunque su jornada laboral consista en ocho horas diarias, usualmente se extiende por muchas más de manera voluntaria, incluyendo días festivos y fines de semana. Ellos prácticamente viven para el Techo.

“La cabeza de la organización son los voluntarios”, es lo que probablemente dirían, pero lo cierto es

Por eso, definitivamente se les va a encontrar en la oficina sin importar la hora; y sino, es porque probablemente salieron a alguna reunión, pero ellos nunca dejan de trabajar.

42


SEMBLANZA

Hace algunos domingos, en una visita a la comunidad de Las Palmas, Tania (15 años) y su hija (2 años) me regalaron una rosa anaranjada, recién arrancada de un tallo cargado de capullos. Pese a ser tan pequeña, la rosa tenía un olor intenso.

Por Sophie Vindas Voluntaria UTPMP-CR

Quince minutos más tarde, cuando se la regalé a otra familia, la planta comenzó a marchitarse pero, sin emabargo, el olor continuó igual de fuerte. Fue ahí que supe que esta es la manera de hablar de algo tan difícil como la vida de una amiga que se apagó demasiado temprano. Con la rosa me di cuenta de que la naturaleza y el universo están llenos de historias parecidas. Una mosca, por ejemplo, no vive más de una semana. El mismo día no persiste más de 24 horas. La cortísima duración de estos elementos supone perfección porque el día no necesita durar 25 horas y, con una semana, la mosca compone un ciclo natural perfecto. La creación nos presenta un caso radicalmente diferente cuando aprendemos que el Sol tiene trillones de años de edad. Es el extremo opuesto, pues en el universo los billones parecen ser nada. En ambos escenarios, la idea de tiempo es ambigua. La corta duración de vida de unos y la larga de otros nos confunde… si pretendemos valorar qué es mejor. Andrea Saborío fue la primer persona en “creerse el cuento” de eso que hoy conocemos como Un Techo para mi País y se propuso contagiar al resto de quienes la rodeaban con la idea de una Costa Rica sin injusticia y desigualdad. Andrea era socióloga. Diez minutos eran suficientes para sentir su convicción profesional. Al estar con ella, los poros de mi piel se abrían y su energía me llegaba al torrente sanguíneo de golpe.


La conocí hace unos tres años en una charla de “Inteligencia Espiritual”, en ESEPA, una universidad cristiana donde yo estudiaba teología. Andre representaba a un grupo de ECU (Estudiantes Cristianos Universitarios). Cuando el charlista la presentó, le pidió que comentara qué proyectos tenía entre manos. Ella contó que apoyaba a un chileno de una organización que combatía la pobreza y habló del método de intervención de una Organización no Gubernamental que yo no conocía. Al terminar la charla, la busqué para saber cómo contactar a ese “chileno”. Andrea me dio su correo electrónico… el resto es historia. Ella fue la primera directora de Detección y Asignación de UTPMP-CR y con ella fuimos a la primera encuestada; éramos entre unas 7 u 8 personas las que visitamos, en esa ocasión, la comunidad de los Pinos en Alajuelita. Como resultado, en agosto del 2006 construimos la primera vivienda hecha de baldosas.

La tranquila, pero apasionada, vida de esta voluntaria debería ser un ejemplo. Ella creyó y actuó en consecuencia con eso. Hoy estamos dando fe de que la decisión de participar en un voluntariado, una decisión quizás fugaz, transformó nuestra realidad. Saber que Andrea nos dejó fue un golpe muy fuerte. No tenía ni 25 años y ya había dejado de existir… todo por la imprudencia de un conductor. Ese día, como luego supe, ella estaba con una de sus mejores amigas, Montserrat, quien también fue de las primeras voluntarias de UTPMPCR. Las dos chicas caminaban en Moravia cuando un conductor de un camión grande, cargado de cajas de banano, giró en una angosta calle y se volcó sobre la acera por el exceso de peso. Andrea estaba en el lugar y murió ahí mismo. Montserrat sobrevivió tras meses de recuperación. La decisión de Andre, de una manera u otra, permitió que UTPMP-CR creciera y llegara hoy a instituirse con más de 500 viviendas de emergencia construidas, con decenas de jornadas de encuesta al año, con miles de voluntarios que, como Andrea, le apuestan a lo que creen.

Andrea continuó trabajando en la organización. Dejó de ser directora, pero nunca se apartó como voluntaria. Hasta el día en que abandonó el mundo, hace poco más un año, trabajó para el Techo. Ahora estoy más que convencida de que su espiritualidad y sensibilidad eran analíticas y pasionales. Su fe antropológica se basaba en la esperanza de que el ser humano es capaz de hacer el bien y su fe religiosa era necesaria para mantenerse en el camino de la lucha por una sociedad más justa.

44


LA LUPA Por Alejandro (Ato) Soto Voluntario UTPMP-CR

Admirables son aquellos que día a día se levantan y salen a la calle a empujar paredes que, por muy pesadas y grandes que se vean, la voluntad existente en ellos los hace moverlas y dar paso a plasmar sus sueños. Donde antes había alamedas, barro, hacinamiento y latas; estos sueños lograron materializar viviendas dignas, condominios, áreas de esparcimiento, canchas de futbol, bancas, hidrantes, cunetas, aceras adoquinadas, amplias y limpias. Ahí, las mujeres puedan usar tacones para verse lindas, darse el gusto -o más bien el derecho- de llegar en taxi hasta la puerta de su casa, pasear a sus bebés en coches, y enseñarles el lugar en donde van a crecer, con calles sin huecos y bien demarcadas, con una vida útil de hasta 40 años. Recuerdo cuando iba camino hacia las Palmas por primera vez; ese desconocimiento de qué me iba a encontrar no me dejaba quitar los ojos de la ventana del bus. Hoy tuve esa misma experiencia solo que, al final, fue totalmente diferente. Me dirigía hacia Los Guido con Pato y Humberto Granados, de la Fundación Costa Rica - Canadá. El objetivo del viaje era conocer los resultados de

los procesos de ejecución de fondos públicos, llevados a cabo con dineros del BAHNVI, por parte de esta ONG. La ejecución de proyectos de vivienda de interés social en nuestro país evidencia una larga historia de ineficiencia, corrupción y clientelismo, pero sobre todo, de menosprecio por el componente más importante que deberían incluir dichos procesos: la participación de la comunidad. Ya que no se trata de hacer paredes, sino de construir comunidad. Con esfuerzo “misionero” y visión, los miembros la Fundación Costa Rica - Canadá tomaron la iniciativa de participar en la ejecución de bonos de vivienda y de los nuevos bonos colectivos. Gracias a esto, comunidades de Desamparados como La Capri, Las Mandarinas, Las Victorias y algunos sectores de Los Guido ahora gozan de nuevas viviendas y de mejores condiciones urbanísticohabitacionales.


La potencia de esta noticia radica en tres aspectos: 1) Es posible trabajar con fondos públicos y hacerlo bien, pero depende de la iniciativa “franciscana” y del interés de quien desarrolla el proyecto. Esto no es conveniente y nos obliga a replantear el funcionamiento de las políticas públicas de vivienda, así como el rol de las instituciones vinculadas. 2) El desarrollo habitacional no puede entenderse desarticuladamente del entorno y de la participación de los jefes de hogar y dirigentes comunales. 3) El conocimiento de estas grandes acciones que, más que acciones, son soluciones, son de una inmensa utilidad para nosotros como voluntarios, ya que nos muestra un norte palpable hacia donde queremos dirigir nuestros esfuerzos.

mediante el gasto público. Lamentablemente, la visión “sectorialista” y “cortoplacista” de ciertos políticos ha impedido que esta medida continúe y se catapulte con la velocidad requerida. La alegría de este miembro de la Fundación CR - Canadá fue mi envidia, lo admito. Él no es un héroe, no es una figura; es un ser humano sencillo como usted y como yo, que también sueña con transformar las duras realidades de nuestro país y que ha logrado empujar ese sueño, contra viento y marea y sobre todo, contra instituciones estatales inoperantes hasta convertirlo en una realidad, en conjunto con todos sus compañeros. Sueño con ver no sólo a Las Palmas, sino a todas las zonas marginales del país de esa forma. Pero no basta con hacernos ilusiones, dejarlo pasar y seguir con nuestras vidas. Creo que todos, dentro de nuestros roles, sabemos muy bien qué hacer. Pero tampoco basta con hacerlo, hay que tratar siempre de hacerlo de la mejor manera posible.

Adicionalmente, la ejecución de obra pública es una forma de hacerle frente a los tiempos de crisis, por su capacidad de reactivar la economía

46


Todos los derechos reservados ® Equipo de Comunicación, Un Techo para mi País - Costa Rica, Setiembre 2009

El Techero - Volumen 3  

Revista digital El Techero de Un Techo para mi País

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you