__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


SARRERA 1 Urola Ikastola Azkoitia-Azpeitia BHIk, 2011-12 ikasturteari dagokion Urteko Planean, hainbat helburu ditu, Ikaskuntza-Irakaskuntza izanik horietako bat. Helburu hau sei esparrutara bideratzen da, honela diolarik hirugarrenak: “Ikastetxeko hizkuntza proiektua zehaztu eta irakaskuntza eleanitzeko proiektua bigarren hezkuntzan aztertu� Gaur hemen aurkezten dugun liburu honek ez du erronka hori gauzatzen baina gauzatu dadin pausotxo bat izan nahi du: gure Urola Ikastola eleanitza da. Urola Ikastolaren definizioan garbi adierazten da euskara dela gure lehen hizkuntza baina garbi dago baita ere gazteleraren garrantzia, ingelera ahaztu gabe. Gaur egungo egoera kultural eta ekonomikoa globala izanik eta gure artean beste herrialdeetatik etorritako ikasleak, bere kultura eta hizkuntzarekin ditugunez, ezinbestekoa dugu hain aberasgarria den aniztasun kultural hori errespetuz jorratzea. Ikasleak Kultura maila egokiarekin hezteak, etorkizuneko bideak ahalik eta zabalenak izatea ahalbideratzen du eta urtero ikastolak bere hobekuntza proiektuak bideratu eta gauzatzen ditu helburu horiek lortu asmoz. Horietako bat irakurketa eta idazmena hobetzea da: Ulermena landuz adierazpenak egiteko, argudioak erabiltzeko.... baliabideak eskuratzeko. Helburu guzti horiek bultzatu gaitu, zuen esku artean duzuen liburu hau osatu eta argitaratzera. Beraz, ikasleen sorkuntza jarioa dastatzeko aukera paregabea dugu. Gure ikastolan entzuten diren hizkuntzak dira guztiak eta, era berean, gure ikasleek egin dituzte lan denak: Euskaldun eleanitzak helburu! ZORIONAK PARTE HARTU DUTEN IKASLE ETA IRAKASLE GUZTIEI. Alberto Izagirre Zuzendaria

1


2


SARRERA 2 Munduko leiho guztiak zabalik dauden honetan, garrantzi berezia du gure ikastolaren helburuarekin bat datorren eleaniztasuna, eta ikasleek dituzten behar eta aukerak ezagutu eta lortze bidean ipintzea. Gaztelaniako Mintegiak dituen helburuak bete nahian, 2011-2012ko ikasturte honetan pausu bat gehiago eman nahi izan dugu. Gure ikastolako hobekuntza planean adierazi bezala, irakurketa, ulermena, idazmena eta ahozko adierazpena ezinbesteko giltzarri aitortzen ditugu; eta bertan egiten ari gara ahalegin berezia. Gaur egun ikus-entzunezkoek eta teknologia berriek, batez ere gazteen artean, arreta era bat zurrupatu dute, jakinmina eta atsedenaldiak ere, berehalakoan asetzen dituzte; eta irakurketa, idazketa edo elkarrizketak eskatzen dituzten patxada eta plazerra baztertzen dira. Hezitzaileok, irakasle eta gurasook badugu ordea gure ardura gai horiek ezagutarazi, eta bizitza osoan bere garapen pertsonal eta kulturalean giltzarri izango dituzten tresnak gazteen eskura ipintzen. IRAKURKETATIK IDAZMENERA?

edo IDAZMENETIK IRAKURKETARA?

Lan hau egiteko bigarren aukera landu dugu. Zergatik? Gazteek adin honetan batez ere entzuleak dira; ikastolan, etxean‌ baina asko dute esateko! Pil-pilean dauzkate sentimenduak, bere iritzia emateko nahia eta beharra, irudimena saltoka, eta lagun arteko kontuak kontatzeko premia. Horregatik hartu dugu bide hau. Esan dezatela barnean dutena; eta ondoren idazle onaren hiztegia, idazteko teknikak, adimena eta irakurtzaletasuna esnatuko duten gaiak lantzen ditugu. Lan hau LEHEN ESPERIENTZIA DA forma honetan egina. Irakasle eta ikasleak mintegi eta maila desberdinetakoak inplikatuta. Idazle, itzultzaile, ilustratzaile eta liburuaren aurkezleak, IKASLEAK DIRA. Euskara, Ingelera, Plastika, Informatika, Orientazio eta Giza Zientziako Mintegiak lan guzti horien zuzentzaile izan dira. Mila esker eta zorionak GUZTIOI.!!!!

3

Gaztelania eta Literatura Mintegia.


4


Arreglando mis 17 Marrazkia: Xanti Agirrezabala, 3E


ARREGLANDO MIS 17 Suena el timbre, casi no lo oigo, no solo por mi sordera, sino porque en Abarrots, mi enorme casa, el timbre está justo al otro extremo de la cocina que es donde estoy yo. Sé que es raro que un ochentón no esté en la sala o en su habitación o ¿no es raro? No lo sé, es que con esta edad no me acuerdo de muchas cosas, y con la juventud que tuve... ¡Ah, que no te lo he dicho! Que es el año 2083, asi que en el 2018 yo tenía 17 años, y ya te imaginas: alcohol, música, ligar... era un adolescente movidito, y bueno te contaré mi historia... ¡Dios mío, el timbre! Me olvido del timbre. Le doy al botón “on” de mis zapatos, y empezamos a caminar. ¡Qué memoria la mía! Casi me caigo pero me sujeto con mi bastón. Por fin llego a la puerta: es Iñaki, mi mejor amigo, el que me acompaña cada lunes para hablar y distraernos, como ya no tenemos edad para jugar a los bolos submarinos... -¿Quieres que saque las fotos?- pregunto yo 5


-Claro, Iker, para recordar los viejos tiempos, ya sa…- dice Iñaki. No continúa, sabe que es mejor callarse. - Mira, nosotros con 7 añitos… que felices éramos... ¡Mira! Estamos todos: Ainhoa, Ane, Beñat, Julen, Sara, Tú...- sigo pronunciando los nombres hasta que encuentro una foto de mi padre. -¿Qué pasó? Han pasado muchos años, ya deberías tener superada la muer... – Iñaki no termina la frase y vuelve a callar - No quiero hablar de ello. - De acuerdo… ¿Y si salimos a dar un paseo? Me he traído la silla voladora y todo... - ¡Qué empeñado estás con lo del paseo!, por esta vez daremos un paseo. Nosotros tardamos mucho en llegar a la calle, por eso casi todas las veces que salimos a dar un paseo, volvemos a casa antes de pisar la acera. Pero hoy me siento en forma. - ¿Y si vamos tras los árboles? Era nuestro sitio preferidodice Iker - ¿Estás seguro que puedes llegar, Iker? Yo creo que no puedo. - ¡Claro que sí hombre! Vamos despacio, ¡sin prisa pero sin pausa! A pesar de todo yo noto que Iñaki no puede más y le presto mi bastón. - Tranquilo, me sentaré en mi silla que para algo la he traído... Entre lo que hablamos y con lo que se mueven nuestras máquinas, ya estamos en nuestro “txoko”, pero hay algo distinto: hay una especie de sillón, que nos recuerda a la máquina del tiempo que salía en nuestra serie preferida, en aquella que veíamos cuando éramos niños, la serie “Phineas y Ferb”. - ¡Mira que gracia! Si es igualita a la máquina del tiempo que salía en la serie… ya sabes... esos chicos… 6


- ¿Phineas y Ferb? - ¡Sí, eso! ¿Y si viajáramos en el tiempo? Sin tiempo de contestar, en un abrir y cerrar de ojos Iñaki me lleva a la “máquina”, yo tiró de la palanca, pero para nuestra sorpresa ocurre algo inesperado: la “máquina” empieza a elevarse y de repente todo (literalmente todo) se pone negro y cuando menos me lo espero, vuelve el color y bajamos al suelo. Todo es distinto pero conocido, no es “nuestro hoy”, parece el año… 2018. Las chicas van vestidas con ropa de “Bershka” y esas tiendas de ropa, y los chicos con chándal o de… bueno lo dejamos ahí. Nosotros seguimos siendo unos viejos medio-calvos. Miro qué día es hoy, o mejor dicho, se lo pregunto a un hombre que pasa por ahí. Tengo razón: es el 27 de agosto de 2018. - Fíjate, Iker, es hoy. - ¡Vámonos a la fiesta! Tengo una idea. - No será tan fácil: mira al cielo, al parecer hemos afectado al “continuo-espacio-tiempo” y esta noche habrá una tormenta eléctrica. -Así es. ¿Y qué? Iñaki era el empollón de la clase. - ¿No te das cuenta? En teoría la tormenta eléctrica es el 30, y es imposible que haya dos seguidas. Y el 30 cayó un rayo justo aquí a las 20:33. Eso significa que tenemos 3 horas para hacer lo que tienes pensado, y recuerda: la fiesta empieza a las ocho. - Pues no hay tiempo que perder. De camino a la fiesta le conté a Iñaki lo que tenía pensado hacer: quería decirle a mi yo del año 2018 que no bebiera hasta que su cuerpo estuviera preparado. - ¿Y eso por qué? - Cogí el coche estando borracho y destrocé el jardín de mi 7


casa. Mi padre se puso histérico y no sé cómo, le dio un ataque al corazón y murió. Como era hijo único me quedé con toda la herencia y aunque no me faltó dinero, siempre me he sentido muy solo. De no ser por ti no sé cómo viviría. - Ya lo entiendo: quieres hacer que tu yo del año 2018 no se emborrache para que tu padre siga vivo. - Así es. - Mira, ya estamos en la fiesta. - Ahí estoy yo. Me acerco silenciosamente. Le cojo del brazo y le digo: - Iker, no bebas, sino tu padre morirá y vivirás solo en tu casa y solo los lunes podrás estar con Iñaki. No sé cómo pero me ha hecho caso, o me he hecho caso, o bueno, da igual. La cuestión es que tenemos 10 minutos para volver al año 2083. - Iker ¿nos puedes llevar a Iñaki y a mí a tu txoko? Le sonreí, me sonrió. Pero el tiempo no esperaba. - Pisa el acelerador sin miedo.- le dije a Iker, o me dije, o no lo sé. Faltaban 5 minutos para el rayo. - Debes irte, Miren te espera, y recuerda, no bebas, aún.- le guiño un ojo. Mi yo del año 2018 vuelve a la fiesta. Iñaki y yo nos subimos a la máquina, tiro de la palanca justo a tiempo. Cuando aterrizamos me despido de Iñaki y se va tan rápido en su silla voladora que ni me da tiempo a decirle que me lo he pasado en grande. Cuando entro en casa escucho una voz familiar: - ¡Iker, Iker!- es Miren, al parecer ahora es mi esposa- ¡Saioa es madre! ¡Somos abuelos! No sé qué decir. Mira, te cuento cómo es mi vida ahora: 8


Mi padre está muerto, pero murió a los 100 años, cuando yo tenía 59. Miren es mi esposa, soy abuelo, soy rico, tengo a Iñaki, en resumen, soy feliz. Idazlea: Leire Alonso Lizarralde 1c

9


10


Bili y Nina en el Himalaya Marrazkia: Cristina Chuquimarca, 3C


BILI Y NINA EN EL HIMALAYA Bili, periodista especializado en temas de montaña, iba una vez más a cubrir una expedición de montañeros vascos al Himalaya. En esta ocasión le acompañaba Nina, una joven fotógrafa que aunque no tenía mucha experiencia, la empresa para la que trabajaba le obligó a que le acompañara. Fueron largos días de viaje, primero en avión, después en tren….. El viaje estaba siendo cansado pero la idea de pasar unos días en Pekin antes de ir a Katmandú les iba animando. En una estación Bili, salió a fumar y tardó aproximadamente 10 minutos, cuando volvió al tren Nina no estaba, desapareció con su maleta. Sobre el asiento de Nina había una nota de los secuestradores y decía: ”Cuando llegues a Katmandú nos pondremos en contacto contigo, tendrás que pagar un rescate. Si no vienes o no haces 11


lo que te decimos, la joven sufrirá consecuencias” Bili se asustó, se puso nervioso, dijo al maquinista del tren lo que ocurría, que habían raptado a su amiga y quería recuperarla. El maquinista avisó a los de seguridad que empezaron a buscarla mirando en todo el tren. Tardaron horas pero no encontraron a Nina ni nada que les diera una pista sobre ella o los secuestradores. Avisaron a la policía y estos iniciaron la búsqueda de Nina. Bili estaba temblando, llorando… no podía pensar más que en cómo y dónde estaría Nina. Se acordó de como, siendo niño, desapareció su perro. Él pensaba que le habían robado aunque al final apareció en casa de unos vecinos porque se había ido junto a otra perra que había tenido cachorrillos. –Tal vez con Nina pase lo mismo y la encuentre cuando menos lo espere, –pensó. Llegó por fin a Pekín, y contrató a una guía que se llamaba Yao Ming. Cuando Bili le contó lo que le había pasado a Nina, Yao Ming le tranquilizó, le dio una infusión y le animó para que siguiera buscándola. Durmió 5 horas en su hotel y más tarde cuando bajó a encontrarse con la guía conoció a otros chinos y todos juntos fueron a visitar la ciudad, aunque Bili previamente se puso en contacto con la policía para decirles dónde se alojaba y cuándo podía ir a hablar con ellos. No disfrutó tanto como los demás pues estaba pensando todo el tiempo en Nina. Cuando después del largo recorrido por la ciudad, fueron al hotel, Bili recibió una llamada. Una llamada que le asustó: “Ven, sabes que tenemos una cita. Si no vienes no volverás a ver a tu amiga” Bili no creyó a “la voz” le pareció que era una falsa llamada 12


pero a pesar de ello avisó a la policía. Fueron a la cita, pero nadie se presentó. Se movieron la policía local e internacional. No hubo ningún resultado. Bili pensó que tal vez algún día encontraría a Nina y confió en la labor de la policía Pasaron los años, Bili no tuvo noticias de Nina. La policía no logró saber de ella y Bili iba aprendiendo a vivir con el recuerdo aunque poco a poco, fue olvidando a Nina. Mientras en otro lugar de China… Nina había rehecho su vida, vivía en un palacio, un príncipe chino se había enamorado de ella, había pagado el rescate y pronto iban a casarse. Nina también se había enamorado del príncipe y después de haber visitado a su familia, volvió y se quedó a vivir en China. Bili también se había quedado a vivir en China, no quiso volver a su país sin Nina y trabajaba, cuando necesitaba dinero, con la guía y unos amigos. Nina preparaba su boda y no sabía a quién invitar, solo conocía a los amigos y familiares del príncipe. Se acordó de Bili, todos quisieron ponerse en contacto con él pero fue imposible, había cambiado de nombre y no tenía contacto con su vida anterior. Un día Bili que ya se llamaba Kagasuke, leyó en la prensa que el príncipe se iba a casar con una chica que se llamaba Nina y sorprendido pero muy contento fue a buscarla. La encontró y le preguntó cómo no le había invitado a su boda, cómo estaba, qué le había pasado…. Nina también le hizo muchas preguntas pero había una que no podía callar: “¿por qué no viniste a buscarme?” Kagasuke le contó que lo había intentado pero que no pudo. También le preguntó si era feliz con el príncipe y Nina le 13


dijo que sí pero que le gustaría ponerle a prueba. Kagasuke le hizo una propuesta: ­– ¿Qué te parece si le reto a escalar la montaña y le digo que el primero que alcance la cumbre será quien se case contigo? – ¡Me parece estupendo! Kagasuke habló con el príncipe Shinoshuke y éste como sabía que ganaría ya que conocía muy bien la montaña, aceptó el reto y dijo a Nina: – No te preocupes seré yo el primero en alcanzar la cumbre y nos casaremos como lo teníamos pensado. – ¿Estás seguro? dijo sonriente Nina.- Mira que….. es un gran montañero y escalador. El camino por la montaña fue duro, Kagasuke al no conocerla se equivocó varías veces, el príncipe iba bien, sabía por dónde ir. Pasó de todo, aludes, desprendimientos…, cansados pero sin parar; hasta que en un lugar muy difícil el príncipe oyó: – ¡Socorro! ¡Ayuda! Era la voz de Kagasuke, el príncipe fue a ayudarle. Kagasuke le dijo: – ¡Esto no era más que un divertimento, créeme! El príncipe le ayudó y tras un pequeño descanso, fueron juntos al palacio y Nina estaba feliz: habían llegado bien y sin duda el príncipe y ella estarían siempre en contacto con Kagasuke. Idazlea: Aritz Azkue Agirre 1a

14


El loco del rĂ­o Marrazkia: Maider Arsuaga, 2C


EL LOCO DEL RÍO

Había una vez un abuelo cascarrabias que vivía en una vieja cabaña al lado de un río tranquilo donde acudían los niños del pueblo a pescar truchas. El abuelo era delgado como un fideo pero duro como un viejo roble. Llevaba siempre una barba de varios días, con un sombrero de marinero con el que tapaba la calva de su cabeza y vestía ropas desgastadas y arrugadas. Su aspecto asustaba a los más pequeños y como salía de la cabaña gritando y maldiciendo, también los chicos mayores escapaban. Cojeaba del pie izquierdo, decía él que de joven le había atacado un cocodrilo…, nunca podía pillar a los chavales que jugaban cerca del río. Nadie creía sus historias, todos pensaban que estaba un poco loco y no se atrevían a contradecirle. Se llamaba Ángel pero todos le conocían como “el loco del río”. El viejo Ángel era solitario pero tenía una gata negra a la que quería como si fuera su hija. Todos los días dormía la siesta 15


en un gran sillón con la gata sobre sus rodillas; hablaba con ella continuamente; comían juntos las truchas y las anguilas que Ángel pescaba con su larga caña de bambú. La gata mantenía la casa limpia de ratones, le acompañaba cuando iba a la montaña a pasear y cuando se acercaba al pueblo a comprar. Y sobre todo cuando el abuelo estaba dormido, le avisaba si algún niño se acercaba demasiado a la cabaña. El loco del río también tenía un caballo gris al que ataba con una larga cuerda al viejo roble para que pudiera comer con tranquilidad la hierba fresca que crecía al lado de la casa. Todo el pueblo miraba sorprendido cada vez que el viejo se acercaba por el camino del río cabalgando sobre su caballo gris y con la gata encima. Estaba siendo un otoño cálido. Muchas tardes, los niños del pueblo iban al río a pescar y a bañarse. Una tarde soleada, estaban los niños bañándose y pescando, Ángel salió a mirar el panorama y vio una nube negra de tormenta parada, “atascada” sobre la montaña. En la montaña ya estaba lloviendo muy fuerte y sin tiempo a darse cuenta, el río empezó a subir. Los niños seguían jugando, todavía no se habían dado cuenta. El río empezó a desbordarse. Cuando los niños se dieron cuenta ya era demasiado tarde. El río se había tragado el camino de vuelta al pueblo. El río seguía creciendo y ya empezó a oscurecer. Las madres de los niños, estaban empezando a asustarse y hablando entre ellas para decidir si ir a buscarles y quién porque el camino del río estaba como un lago hundido. Así que tendrían que ir por el camino de la montaña. Ángel viendo lo que ocurría, decidió ponerle al caballo un viejo carro para que pudieran meterse todos los niños que se habían quedado atrapados en el río. Así lo hizo, empezaron yendo por el camino de la montaña. 16


Aunque le había costado mucho salir, porque los niños, asustados, no querían meterse en el carro con el “loco del río”. El camino estaba en bastantes malas condiciones. Mientras, el río seguía creciendo y pilló la preciada cabaña de Ángel. El no se había dado cuenta porque iba al camino del pueblo con los niños. En la montaña la tormenta era tremenda, llovía muchísimo. Hasta que un rayo asustó al caballo y echó a Ángel y a los niños. Los niños se habían quedado atrapados junto al caballo, debajo del viejo carro. Ángel se había roto el pie y tampoco podía hacer nada. Los vecinos quedaron asombrados al ver que al pueblo había llegado la gata negra Pensaron que el viejo había tenido algún problema y entonces sí decidieron ir a buscar al viejo y a los niños. Se fueron por el camino de la montaña y pronto encontraron a uno de los niños que avanzaba dolido hacia ellos. El niño les contó lo sucedido y pidieron ayuda a los demás. Al final fue Ángel el que salió peor parado. Afortunadamente su pierna rota fue lo peor del accidente. La tormenta pasó y el río volvió a su cauce pero se llevó la cabaña de Ángel. Mientras Ángel estaba en el hospital con la pierna rota, los niños se reunieron con sus padres en el patio del colegio. Todo el pueblo quería agradecer al loco del río lo que había hecho por los niños. Todos ayudaron en la construcción de la nueva cabaña para Ángel. La hicieron de piedra y un poco más arriba, a salvo de las crecidas. Desde aquel otoño nadie habló más del “loco del río” y Ángel fue desde entonces “NUESTRO ABUELO DEL RÍO”. Idazlea: Martxel Alberdi Larrea 1b 17


18


El valor del dinero Ainhoa Zendoia, DBH 2C


EL VALOR DEL DINERO Hola, me llamo Txiki y soy un perro. Soy un perro pequeño, deportista y muy rico. Pero te voy a decir que ser rico no es tan bueno, escucha mi historia y lo comprenderás. Yo vivía en una casa muy grande al lado de una montaña, y tenía todo lo que quería. Pero me faltaba algo más importante que el dinero; los amigos. No tenía amigos, solo a mi dueño. Un día cuando estaba pasando por delante de un solar vallado, y rodeado de una alcantarilla, oí ruidos muy extraños. Al día siguiente, no solo oí ruidos sino que vi algo que no pude identificar. Cuando me fui a casa, pensé que al día siguiente tenía que meterme y averiguar qué era lo que había allí. Me desperté, cogí unas cuerdas con la boca y me fui a esa misteriosa alcantarilla. Cuando me metí, todo estaba oscuro, pero vi algo, empecé a acercarme muy despacito, cuanto más me acercaba, más se parecía al ruido de un gato, y en efecto, era un gato. Empecé a acercarme muy poquito a poco. Al principio se asustó y se escondió detrás de una gran piedra. Em19


pecé a hablarle, pero el gato estaba muy asustado y no salió de su escondite. Al día siguiente, no podía dejar de pensar en el gato, y fui a verle otra vez, eso sí, con unas galletas para convencerle de que no le iba a hacer daño. Como el día anterior, se escondió pero esta vez dudó al esconderse. Le enseñé las galletas y le di una, por eso el gato salió de su escondite y comimos los dos juntos. – ¿Tú, por qué estás aquí? - Le pregunté. – Yo vivo aquí. – ¿Aquí dónde?, no veo ninguna casa. – En el suelo. – ¿Y no te limpias?, es que apestas un montón. – No tengo dónde limpiarme. – Si quieres te invito a mi casa, eso sí, si mi dueño te ve, te echará a patadas. Por eso, nos iremos a escondidas a la piscina del jardín. Vale, muchas gracias, eres un perro muy bueno. – Vendré mañana a buscarte. Tú espérame aquí mismo. Al día siguiente fui a buscarle. El gato estaba esperándome. – Bueno, ¡vamos allá! – le dije. Y así salimos de la alcantarilla y nos pusimos rumbo a mi casa. Cuando llegamos, mi dueño estaba allí, por eso, preparamos un plan. El gato iba a bañarse mientras yo distraía a mi dueño. Me acerqué a donde estaba mi dueño y empecé a jugar con él. El plan salió perfecto, el gato se bañó sin ninguna molestia y se acercó donde estaba yo. Cuando mi dueño vio al gato, se enfureció y dijo: -¿Qué hace este gato callejero aquí? Yo quería explicarle que era mi amigo, por eso, empecé a ladrar y me puse delante del gato, pensé que así entendería lo que quería decir, y parece que lo entendió, porque dijo: 20


- Bueno, al fin y al cabo los amigos, son amigos y si este gato es amigo tuyo te dejaré jugar con él, eso sí, en casa ni se te ocurra. Salimos de mi casa y fuimos hacia la calle. Era invierno y hacía mucho frío. De repente vimos a un grupo de perros jugando al fútbol y empezamos a jugar con ellos. Por desgracia empezó a nevar y nos fuimos a casa de un perro con quien estábamos jugando. Su casa era pequeña, o así me lo pareció a mí, pero era bonita y a nosotros nos hizo un gran favor. Por ello se lo agradecí: – Muchas gracias por invitarnos a tu casa – le dije. – De nada, enseguida dejará de nevar y os podréis ir. A los cinco minutos ya paró de nevar y teníamos que irnos, pero no sabía dónde dejar al gato. No podía dejarle volver a la alcantarilla. – ¿Puede el gato dormir hoy en tu casa? - pregunté. - Sí, no hay problema, estoy solo este fin de semana, pero el lunes vendrá mi dueño y el gato tendrá que irse. – Vale, no hay problema, muchas gracias ¿te parece bien amigo? - le pregunté al gato. – Por mi encantado. Muchas gracias a los dos. Así nos despedimos y yo me fui a casa. Al día siguiente cuando fui a casa del perro, vi a una policía con un hombre en frente de la casa. Me asusté mucho, y cuando entré, no podía creer lo que vi. El gato estaba herido, lleno de sangre, y no se movía. Le pregunté al perro qué había pasado y me contestó esto: – Mi dueño ha llegado antes de lo esperado, y cuando ha visto al gato, le ha dado una paliza. Por suerte una policía que estaba paseando, lo ha visto, y mi dueño ha tenido que soltar al gato. Cogí al gato con la boca y salí de aquella casa. Al pasar delante de la policía oí que al dueño del perro, es decir al crimi21


nal, le decían que el castigo por lo que había hecho podía ser muy grande. Despacio-despacio llegamos a casa, y cuando el dueño nos vio me dijo: – ¿Por qué has traído el gato a casa?, te dije que no lo trajeras. Yo le quería explicar que le habían dado una paliza, por eso, empecé a ladrar y mirar al gato, y entonces lo vio. – Pero si está herido, por eso lo has traído, ¿no? Buen chico, llamaremos al veterinario… Bueno, hasta que se recupere estará aquí, y luego ya veremos. En su recuperación el gato se portó muy bien, y el dueño le fue cogiendo cariño. Cuando llegó el día de la decisión del dueño, se acercó a mí y me dijo: – Nunca pensé que llegaría a este punto, pero he visto que es un gato muy bueno y que sois grandes amigos. Por eso he pensado que se puede quedar a vivir en nuestra casa. Desde ese día, he aprendido el significado de la frase “ser rico”. Ahora sí que soy rico de verdad, con un gran amigo en quien puedo confiar. Idazlea: Iñaki Arizmendi Odriozola 1b

22


En busca del pulpo mรกgico Jon Arrue, DBH 2 C


EN BUSCA DEL PULPO MÁGICO -Vamos Julen, despierta. ¡Hoy es el gran día! – gritaba su madre. Era un día muy importante para Julen y su familia. Julen era un jovencito con el pelo castaño y un poco largo al que le gustaba jugar a la pelota vasca, un deporte muy importante en el País Vasco. Hoy tiene un partido muy importante. -¡Voy mamá! – dijo Julen quitándose las legañas de los ojos. Julen como siempre tomó la leche con galletas y salió a la calle a entrenarse para el partido cuando su madre salió a la ventana y le dijo: -Julen, hazme un favor, compra el medicamento en la farmacia antes de irte que el abuelo lo necesita. Anda sube que te doy el dinero. Julen subió las escaleras hasta encontrarse con su madre. -Venga Julen, tienes que ganar. El premio lo podríamos usar 23


para los medicamentos del abuelo que el pobre está fatal. -Vale, pero mamá, llegaré tarde al partido… -¿Pues a qué esperas? Venga trae el medicamento y vete corriendo. ¡Buena suerte! La madre le dio un beso y al momento, Julen salió corriendo más rápido que un rayo. Al llegar a la farmacia, se encontró con su peor enemigo, David, que no hacía más que reírsele a la cara. -¿Pero a dónde vas Julen? – se burló David. -¡Déjame en paz. Métete con alguien de tu tamaño de una vez! -Tienes razón. Nadie puede hacerle nada a un renacuajo como tú, anda chicos, vámonos de aquí.- dijo David. Julen, ignorándolo, compró el medicamento, fue a casa y corriendo se fue hasta el frontón, donde le esperaba su entrenador. Pero cuando llegó…, el primer problema apareció. El entrenador no pudo venir por motivos de trabajo y eso hizo daño a Julen porque el entrenador para él era como su hermano mayor que siempre lo apoyaba. Por fin, empezó el partido y no había nadie que animara a Julen. Hacía todo lo posible pero no podía ganar a su contrincante, era demasiado difícil, pero Julen no se rindió. Al final, sin que la suerte le ayudara perdió por solo tres puntos. Julen no podía imaginar lo que le iba a decir a sus padres ante el resultado. -¿Cómo? ¿Qué has perdido?- dijo su madre un poco triste. -¿Y ahora qué vamos a hacer? -Lo siento…- dijo Julen y se fue a su cuarto. Al día siguiente, Julen salió a comprar pan, sus padres estaban un poco tristes por lo del día anterior pero sabían que no 24


tenía vuelta atrás. Cuando Julen venía de vuelta, se dio cuenta de que en una pared de la calle había un cartel. Julen se sintió atraído por aquel anuncio y lo miró. “Espectáculo del Pulpo Mágico en Eurodisney” . También aparecían detalles sobre lo que era capaz de hacer, ¡era increíble! -Tengo que ir a verlo- se dijo Llegó a casa y directo fue donde su madre para pedirle permiso. -¡Mamá, mamá! -¿Qué quieres Julen?- le preguntó su madre con curiosidad. -Mira mamá, el sábado hay un espectáculo de un pulpo mágico en Eurodisney, ¿puedo ir? -Pero Julen, ¡ no ves que no tenemos dinero? –se quejó su madre. -Lo entiendo- dijo Julen muy triste. -Anda, vete a hacer los deberes hasta que esté la cena lista. Julen se fue arrastrando su cuerpo por las escaleras. Estaba agotado pero no se quitó la idea de la cabeza. Llegó el día y Julen se levantó con un toque de entusiasmo. Él sabía perfectamente que era el día en que se presentaba el espectáculo del pulpo pero desgraciadamente sus padres no le dejaban ir. La noche anterior Julen hizo un plan, consistía en escaparse sin que nadie se enterase y así podría coger el tren para ir a Eurodisney. En silencio Julen metió a una bolsa todos los ahorros que tenía en una hucha, cogió unas galletas y con cuidado abrió la puerta para marcharse. Solamente habían pasado un par de horas desde que Julen se había marchado, cuando su madre se dio cuenta de que había una nota encima de la mesa. La nota decía así: “Mamá, papá, os he fallado, lo siento. Pero tengo que irme, 25


es importante. Nos veremos dentro de unos días. Os quiero. Julen” -¡Andrés, ven aquí!- gritó la madre llorando. -¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras? La madre, Teresa, hizo un gesto señalando la nota. Andrés no se lo podía creer. -¡En que lío se ha metido este chaval! Ya verá…- se repetía Andrés Mientras tanto, Julen ya había llegado a Eurodisney. Fue un largo viaje pero por fin, había llegado. Lo primero que hizo fue sacar unas galletas de la bolsa y avanzar mientras comía. Se montó en muchas atracciones. El pobre muchacho ya estaba medio mareado y decidió ir al espectáculo. Julen tomó asiento: el espectáculo iba a comenzar. El muchacho disfrutó mucho. No podía imaginar algo mejor que aquello. Al terminar se fue a comer debajo de un árbol donde conoció a Lucía, una chica que amaba las aventuras. Los dos tenían algo en común: se habían escapado para ver al famoso pulpo; así que decidieron volver al espectáculo otra vez. -Lo sentimos mucho, Oscar el pulpo, se ha escapado. Por favor, ayudadnos a encontrarlo. Si lo encuentran llamen a este número: 637246851. Habrá recompensa para quien lo encuentre. Gracias.- dijo el señor por la megafonía. -Vamos Julen. Sé de un sitio donde podría estar Óscar.-dijo Lucía. Los dos empezaron a correr con todas sus fuerzas hasta llegar al bosque. A Julen este bosque le daba repelús y con un escalofrío por su cuerpo no tuvo más remedio que aguantarse. El bosque era húmedo y oscuro, muy oscuro. Era una mez26


cla entre bosque verde y una casa encantada en época de “Halloween”. De repente una voz extraña y al mismo tiempo un ser, salió llorando desde un árbol. Aquello era una bola peluda con dos antenas en la cabeza. -¿Puedo ayudaros? Me llamo Mit- dijo -Sí claro, Estamos buscando a un pulpo, es mágico. ¿Sabes dónde puede estar? -¡En el lago mágico! Vamos, se llega muy rápido. Seguidme.- dijo Mit. Por el camino, Mit les contó muchas cosas de su vida, eran un poco raras pero a la vez muy interesantes. -¡Óscar! ¿Estás ahí?- gritó Mit. De repente una luz azul apareció, era Óscar que directamente fue a abrazar a Mit. -¡Mit, viejo amigo! ¿Qué tal estás?.- dijo Óscar. -¿”viejo amigo”? ¿os conocéis?.- dijeron sorprendidos Lucía y Julen. -¡Claro! Estuve con Óscar en la escuela mágica.- dijo Mit. –Venga Óscar, ¿por qué no vienes con nosotros a Eurodisney?, ¡todo el mundo te busca! - Lo sé, pero antes dejadme estar un poco aquí, en este sitio lleno de libertad.-replicó Óscar. - Pues entonces, nosotros iremos a avisar que te hemos encontrado.- dijo Lucía y salió corriendo con Julen. Al llegar a Eurodisney: -¡Señor, señor! Hemos encontrado a Óscar, está con Mit, un ser mágico .- explicó lucía. -¡Eso no os lo creéis ni vosotros!- dijo el dueño.- Si es así, ¿por qué no lo habéis traído? -Tiene razón señor.- dijo Julen.- Lo traeremos, solo queríamos avisarle y que la recompensa sea nuestra. - De acuerdo pero tiene que venir cuanto antes. Salieron corriendo al bosque y dijeron a Mit y Óscar que 27


fueran con ellos pues no se creían que le habían encontrado. Cuando llegaron al parque, la gente que estaba esperando empezó a aplaudir con gran alegría. No se lo podían creer. - Muchas gracias- dijo el dueño de la atracción mientras se le caía una lágrima- habéis traído a Óscar sano y salvo. Perdón por no haberos creído. - No solo hemos sido Lucía y yo, también Mit nos ha ayudado. - -Es verdad, ¿Mit quieres trabajar con Óscar?- Lo pasarás muy bien. Óscar sonrió y Mit no pudo resistirse. Todos se fueron a casa, menos Lucía y Julen. -Bueno, supongo que es hora de despedirse. Gracias por esta aventura.- dijo Lucía y antes de irse le dio un beso en la mejilla. Julen llegó a casa feliz. Había hecho amigos y sobre todo, llegó con los bolsillos llenos de dinero. -¡Julen, has llegado!- gritó su madre con lágrimas en los ojos -Hijo, ¿qué has hecho?.- dijo su padre enfadado.- ¡estás castigado! Después Julen enseñó el dinero y explicó lo ocurrido a sus padres pero el castigo siguió en pie. Cada día, Julen iba a hacer recados y poco a poco el abuelo se curó. -Andrés ¿no crees que fuiste muy duro con Julen?-preguntó la madre -Puede que tengas razón. Pero ¿ahora qué hago?- preguntó Andrés dudoso. La madre, Teresa, tenía una idea. A Andrés le pareció bien y empezaron a prepararla. Ese día Julen llegó a casa tras comprar el pan y de repente todo el mundo gritó: 28


-¡Sorpresa! Fue uno de los mejores días de Julen. Nada mejor que una fiesta sorpresa para agradecer a Julen su ayuda. Abriendo camino entre la gente que le felicitaba, Julen corrió hacia su madre y le susurró al oído: -Gracias mamá.Teresa le dio un beso y Julen salió corriendo hacia su padre y le dijo: -¡Gracias!- Andrés con todo el cariño le abrazó y el chaval sacó una de sus mejores sonrisas. Idazlea: Aroa Unsain Mora 1c

29


30


La hoja y las hormigas Marrazkia: Ane Intxaurburu, 4C


LA HOJA Y LAS HORMIGAS ¿Cuándo caen las hojas? En otoño mayoritariamente, cuando el viento pega fuerte o… Esta hoja no cayó de esa manera, no, cayó porque unos niños que estaban jugando en el parque… “Gordito” lanzó un tiro, más potente, más fuerte, más rápido, y más todo que un relámpago y en la portería estaba “debilucho”, ese al que le tocas y se hace daño y llora sin parar. En fin, el balón le dio al poste que era el árbol, cayeron un montón de hojas, el balón rebotó y le dio al “debilucho”, y este se cayó al suelo, todos preocupados se acercaron hacia él: -Tranquilo, eso no es nada.- dice el “gordito” tranquilamente. -Pero pídele perdón, ¡hombre! Es que contigo no se puede.responde el “mandón”. -Pero ¿no veis que está K.O.?- dice el empollón. Enseguida el “debilucho” empieza a llorar, se sienta en el 31


banco, llora, llora… y una hora más tarde como es la hora de la merienda todos se van a casa, y el “debilucho” se va llorando. Con el llanto, del pobre “debilucho” se formó un riachuelo, y una de esas hojas se fue en él, pero la hoja arrastró consigo a una familia de hormigas, éstas se agarraron fuertemente a la hoja y sin darse cuenta se vieron entrando en una alcantarilla. ¡Vaya tufo que había!, había moscas y un moscardón impresionante, era muy desagradable. Por la alcantarilla y tras un largo recorrido, llegaron hacia una turbina. -¡Cuidado! ¡Esto es muy peligroso! ¡Agarraos bien!- dijo el papá hormiga ¡Que suerte¡ lo pasaron por los pelos, ¡que no!, que las hormigas no tienen pelo, bueno no sé quizás lo tienen ¿lo sabes tú? Por fin llegaron al mar, llovía y mucho, las olas arrastraban la hoja a la orilla. En la orilla, las hormigas se bajaron de la hoja y se la llevaron arrastrando hacia una esquina, le dieron la vuelta para taparse y protegerse del mal tiempo. Dejó de llover, y la gente fue llegando a la playa. El padre hormiga fue a la basura a ver si había restos de comida y como sabemos, siendo las hormigas bien trabajadoras otras también le siguieron y consiguieron comida para todas. La playa estaba con bastante gente y al atardecer la gente salió despavorida, asustada… -¿Qué pasa? ¿Por qué se van todos?- preguntó el padre extrañado. -No sé.- dijo la madre. -Entonces averigüémoslo nosotros mismos.- dijo el niño hormiga sin miedo. Todos fueron a ver qué pasaba, y a lo lejos vieron una ola gigantesca, y la gente que gritaba histéricamente: 32


-¡TSUNAMI, TSUNAMI...! -¿Qué es eso?- preguntó el niño hormiga. Y la niña hormiga, lista, le respondió: -¡Es un tsunami! ¡Una ola gigante! -¡Bien!- gritó el inocente niño hormiga. -No, de bien nada ¡tontorrón!- le dijo la niña hormiga. -¡Moveos hacia la hoja! ¡Subid y agarraos bien!- dijo la madre hormiga histérica perdida. De repente: ¡¡¡¡brummmmmmmmmm.!!!!!! -¿Dónde estamos?- preguntó el niño hormiga, un poco mareado.

-¡Biennn! Estamos vivos.- celebró el padre. -Estamos en Río de Janeiro, ¡mira! El famoso carnaval de Río. -Unas hormigas están jugando al futbol.- dijo el niño con unas ganas terribles de jugar. -¿Cuántos días llevamos sin comer? Hemos atravesado el atlántico.- dijo la niña hormiga muy muy sorprendida. -Gurrrrrrrrrrrr.- hicieron las tripas del padre. -¡Ey que nos vamos hacia el norte! ¡La corriente nos empuja! Fueron al norte, y pasaron el canal de Panamá. Estaban en el Pacífico. De repente ven una aleta de tiburón acercándose hacia ellos. Se quedaron quietos: “tan-tan, tan-tan, tan-tan...” se oían los latidos de los corazones. Era normal que hubiese tiburones. -¿Qué es eso?- preguntó el niño hormiga. -¡Es un tiburón!- le respondió la hermana, y… - ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ammmmmmmmmm!!!!! ¡Que pena! Solo quedó la hoja, Perdida en el mar. Idazlea: Josu Iraola Lasa 1a

33


34


La vida de Marco Marrazkia: Ane Intxaurburu, 4C


LA VIDA DE MARCO Barbados es una isla tropical que se encuentra al lado de la isla Saint Laura. Buen tiempo y playa, el lugar ideal para vivir. Allí viví hasta que tuve nueve años, en esa preciosa isla. Pero ahora estoy en Francia, que por cierto llueve y hace muchísimo frío. Mi padre era el que trabajaba y traía el dinero a casa, pero perdió el trabajo y fuimos perdiendo lo que teníamos, mis padres sin embargo pensaron en mandarme a Francia a un internado para educarme y estudiar. Soy Marco y esta es mi historia. Soy bajito y delgaducho porque no como mucho. Tengo las piernas cortas y huesudas, cara ovalada llena de manchas y soy orejudo. Tengo la nariz pequeña y grandes ojos verdes. Mi pelo negro coincide con el color de mi piel. Me gusta estudiar, pero en estos momentos no estudio porque hace tiempo me escapé del internado ya que lo estaba pasando realmente mal; los profesores y los alumnos me 35


maltrataban, (pero esa es otra larga historia que ahora no voy a contar). En realidad soy risueño, alegre, divertido. Soy amigable y hago fácilmente amigos entre los que vivimos en la calle. Como me escapé del internado y no quiero que me encuentren, a mis padres les digo que estoy en otro colegio y que estoy bien. Lo cierto es que vivo debajo de un puente grande y viejo, uno de los puentes del Sena. Junto al puente, nada más subir a la calle hay una cafetería y me acerco allí todos los días ya que el dueño tiene un buen corazón y me da un buen desayuno, siempre que no me vean los clientes. No soy el único que vivo bajo ese puente, hay mucha gente entre otros mi amigo Chals. Chals es mi mejor amigo, tengo mucha confianza en él, sé que siempre estará ahí cuando le necesite. Él sabe que yo también estaré siempre a su lado. Chals es gordito, alto, honesto, generoso, tímido… corpulento y de cara redonda. Su pelo es rojizo y su piel blanca llena de pecas. Somos muy distintos tanto en el físico como en nuestro carácter, yo me muevo mucho y me gusta aprender, Chals es perezoso y tragón (come todo lo que pilla, sea lo que sea y lo encuentre donde lo encuentre). Chals tiene dos hermanas gemelas que viven con sus padres, él hace tiempo que no ha ido a verlos, le gusta vivir como vive, ¡libre! Mi vida de momento es esta, dormir bajo el puente, sitio húmedo y con barro, buscar comida y vuelta a empezar. Pero no estoy bajo el puente todo el día, suelo ir a la estación del tren más cercana a “mi puente”. La estación es grande y de ladrillo rojo, llena de gente. Frente a la estación hay un parque,con árboles y bancos. Yo me siento en el primer banco, el más próximo a la entrada de la estación. Observo a la gente que va y viene e imagino sus vidas. 36


Un día normal y corriente pero frío y húmedo, fui a la estación y me senté en “mi banco”. Tenía sueño y me dormí. Unas horas más tarde, me desperté y tenía enfrente a un hombre, ya abuelo que me dijo: - Hola, soy Frank. Le miré y le dije: - Soy Marco, ¿Quién es usted, y qué hace aquí? El amable abuelo dijo que me vio en el banco durmiendo, que llovía y como hacía frío le di lástima. Me invitó a tomar algo caliente y mientras pasaba el tiempo le conté cual era mi vida y por qué. El abuelo Frank me propuso ir a su casa para bañarme y secar mi ropa y yo acepté. Una vez en su casa, fui mirando las habitaciones que eran amplias y cálidas… En la habitación había una ventana grande y las gotas de lluvia hacían “cli-cli-cli”. También había una gran chimenea encendida y sobre ella el cuadro de una mujer. Frente a la chimenea, una gran cama en la que yo estaba tumbado. Las sábanas eran blancas con flores azules. Por un momento me sentí a gusto, era un lugar desconocido, era el lugar más agradable desde que llegué a París. Frank era soltero, él también estaba solo y sintió pena al verme en el banco en aquellas circunstancias; tenía 60 años, era alto y delgado, no tenía casi pelo y los pocos que le quedaban eran de color gris. Era orejudo, como yo, y sus ojos eran azules. Era todo un caballero, fue muy generoso, me acogió en su casa y me mandó a una escuela. No tengo más que palabras de agradecimiento, le doy las gracias de corazón, él me rescató. Pasados unos días, Frank quiso ponerse en contacto con mis padres en Barbados pero no lo consiguió. Mi padre había muerto y mi madre se marchó a otro lugar con su nueva pareja. 37


Cuando conté a Chals lo que pasaba, no se lo podía creer y me dijo que aunque siempre me recordaría como a uno de sus mejores amigos, él seguiría como siempre, ¡libre, libre! Yo inicié una nueva vida, iba al colegio hasta que cumplidos los 18 años fui a la universidad para estudiar medicina. En esos años vi a Chals en algunas ocasiones, pero un día me dijo que se marchaba de París, tal vez fuera a ver a sus hermanas. Ya no le volví a ver. Aunque la carrera de medicina era dura, yo estudié mucho y lo logré. Mi sueño era ir a África, quería ayudar y curar a los más necesitados. Llegó el día tan soñado y el abuelo Frank se vino conmigo a África. Trabajamos duro y los dos nos enamoramos de este país. Aquí empezamos una nueva vida que nos hacía felices. Un día Frank me dijo: - Marco tengo una noticia que darte, espero que te haga feliz, siéntate… - ¿Qué ocurre Frank? ¿No estarás enfermo, verdad? - No hijo- me dijo- durante todos estos años he estado buscando a tu familia y por fin la he encontrado. - ¿Queeeeeeeeeeeé?, ¿has encontrado a mi madre?, ¿está bien? ¿dónde está? ¿podemos ir a verla? -Dije yo sin parar de hacer preguntas y con lágrimas en los ojos. - ¡Sí Marco, sí! Tenía miedo a tu reacción, ¡cómo me alegro de que te hayas puesto tan contento! Una vez más agradecí a “mi abuelo” todo lo que había hecho por mí… Frank y yo, abrazados, llorábamos de alegría y al mismo tiempo agradecíamos al destino el haber hecho que nos conociéramos. Ahora empieza una nueva historia para mí……. Idazlea: Inge Sorazu Mangas 1b

38


Los juguetes Marrazkia: Naia Alberdi, 4b


LOS JUGUETES Había una vez, hace muchos años, una bruja pero ella no era mala como casi todas las brujas, no, ésta era muy buena. Salía a ayudar a la gente necesitada No era vieja, tenía unos 30 años y era soltera, la bruja se llamaba Carmen. Siendo en primavera, las fiestas de su pueblo, Carmen se encontró con un chico que le gustó mucho y con él, bailó y se lo pasó muy bien. Tenía 32 años, el pelo rubio, los ojos azules… para ella era el hombre perfecto. Carmen y Álvaro, así se llamaba el chico, se veían todos los días. Carmen siempre pasaba por delante de una tienda de juguetes. En el escaparate había un montón de juguetes: Soldados, enanitos, dragones, princesas, príncipes… Pero todos ellos estaban muy tristes o al menos eso parecía. Carmen como era bruja, supo que su tristeza se debía a que iban a cerrar la tienda y no sabían a dónde les iban a llevar, 39


utilizó su magia e hizo que todos los muñecos vivieran, les dio vida a todos y cada uno de ellos. Entonces cada día o mejor dicho cada noche, cuando el dependiente cerraba la tienda, los muñecos cobraban vida y empezaban a jugar, a correr y a hacer un montón de cosas divertidas y a veces Carmen se presentaba a jugar con ellos. Pero había un problema, los muñecos no podían moverse mientras el dependiente estuviera en la tienda y por eso estaban tristes y lo peor era que a veces algún niño se llevaba a alguno de sus amigos y eso no les gustaba nada, nada… Por eso un día y tras una reunión muy seria, le pidieron a Carmen un último favor: le rogaron que encontrara algún sitio para ellos, en cualquier lugar. Le pidieron eso porque ellos habían andado buscando un lugar por toda la ciudad pero no pudieron encontrarlo. A ella también le costó mucho encontrar un lugar pero al final consiguió una fábrica abandonada. No era mucha cosa pero era muy amplia y además nadie se acercaba por allí. Los juguetes estaban felices y una noche, cuando no había nadie en la calle, se fueron hacía esa fábrica, su nuevo hogar. Pero cuando estaban en medio de la ciudad apareció una policía y vio a todos los muñecos. Se quedó asombrada y tardó un buen rato en asimilarlo, cuando lo hizo fue a hablar con ellos y les preguntó: – ¿Qué pasa aquí? ¿Quiénes sois vosotros? ¿Adónde vais? Entonces un soldadito le explicó todo lo que había pasado. – ¡Por favor!, Entiéndenos, queremos ser felices y vivir nuestra vida sin molestar a nadie. Carmen nos entendió y nos ha ayudado. ¡Por favor, déjanos ir a nuestro nuevo hogar! La policía les dejó ir porque ella también conocía a Carmen y sabía que era muy buena. 40


Después, avanzando en su camino,también se encontraron con un perro callejero pero aquel, en vez de dejarles pasar lo que hizo fue: – ¡Uauuuu, uauuu,! - Ladraba y ladraba Los muñecos asustados se escondieron, pero los valientes dragones, trataron de protegerlos y fue entonces cuando….. – ¡Ñaaammmmm, Ñaaammmm...! El perro se los comió. Al fin después de muchas dificultades consiguieron llegar al pabellón. Hicieron muchas cosas en su nuevo hogar, como la fábrica tenía 300 metros cuadrados, cabían todos perfectamente y había sitio para hacer una escuela, un hospital, un parque…. ¡Qué bien les vinieron los “lego”!. Allí pasaron el resto de su vida esos muñecos. La bruja como he dicho encontró un novio y después de dos años juntos tuvieron un hijo, de nombre le pusieron Ricardo. Ellos, como cualquier pareja, tuvieron sus discusiones y una vez, después de tener una discusión decidieron divorciarse, y que Ricardo estuviera entre semana con la madre y los fines de semana con el padre. La decisión fue tomada de mutuo acuerdo Habían pasado dos años desde que se separaron y Ricardo ya tenía casi tres años. Carmen y Álvaro se querían y tras pensarlo mucho, decidieron que no podían seguir así y se dieron otra oportunidad, Ricardo aún no se enteraba de nada pero yo no sé cómo, Ricardo tenía una sonrisa enorme en la cara. Álvaro era médico y solía tener que trabajar mucho, hasta en verano y eso a Carmen no le gustaba nada porque ella quería irse de vacaciones a alguna ciudad lejana para salir de la rutina de siempre. Álvaro pidió unas vacaciones porque él creía que las había ganado, y el hospital se las dio. Así que complaciendo a Car41


men, toda la familia se fue de vacaciones a París ( Francia ). Hicieron un montón de cosas: entre otras, visitar la torre Eiffel aunque enseguida se tuvieron que bajar porque Carmen tenía vértigo y se mareó. Pasaron las vacaciones y volvieron al trabajo y a la rutina y cuando llegó la Navidad se juntó toda la familia: primos, primas, tíos, tías y todos juntos iniciaron el nuevo año comiendo las uvas mientras el reloj tocaba las doce. Carmen en esas fechas estaba tan contenta que no pudo resistirse e invitó a los juguetes a su casa. Estos, que ya tenían alcalde y ayudantes le dijeron: – Carmen, te damos las gracias por lo que has hecho por nosotros, somos muy felices, pero somos tantos que no vamos a caber en tu casa. ¿Por qué no venís vosotros a la nuestra y celebramos juntos los Reyes? A Carmen le pareció muy bien y así lo hicieron. Fue una jornada preciosa y muy divertida. Pasaron las navidades y la familia estaba más unida que nunca. Ricardo ya había cumplido los 4 años, la familia estaba creciendo porque Álvaro y Carmen tuvieron una hija llamada Karmele. Álvaro cogía vacaciones cada verano y se iban a sitios distintos: un año se fueron a Barcelona, a Moscú… Todos eran muy felices, por eso al final Álvaro y Carmen decidieron casarse. Idazlea: Jon Ibarzabal Zulaika 1a

42


Paco y su viaje Marrazkia: Alain Sorazu, 3e


PACO Y SU VIAJE En Patrún vivía un niño llamado Paco; era gordo y tenía una cabeza parecida a un melón. Los ojos los tenía muy grandes y siempre llevaba un moco pegado a la nariz. Era pequeño y nada listo. No tenía padre ni casa y su madre vivía de la caridad de la gente del pueblo. En su pueblo, tres días antes de abrir el parque de atracciones Paco ya había robado una tarjeta del parque. Estaba muy ilusionado para el estreno. Cuatro horas antes Paco ya estaba en la cola sin poder controlar sus nervios, pero cuando escuchó que las máquinas empezaban a funcionar, Paco se olvidó de los nervios y miró fijamente a “la casa encantada”. Un hombre grande abrió las puertas del parque y toda la gente entró corriendo. Paco estaba alucinado, hasta tuvieron que cerrar las puertas para que no entrase más gente. 43


Se encontraba en frente de “La casa Encantada” y a medida que se iba acercando vio que estaba rota, cubierta de telarañas le pareció maravillosa. Sin pensárselo dos veces Paco se puso en la cola. Todos parecían contentos. Cuando entró se sentó al lado de un hombre igualito a él. Los niños pequeños estaban aterrorizados, porque la entrada simulaba la boca de un dragón. Para ninguno de ellos iba a ser la atracción, lo que se esperaban, se encontraron con una gran montaña rusa llena de monstruos y cuestas empinadas. Paco sin embargo lo pasó genial-, gritó como nunca lo había hecho, por eso le sorprendió el aviso que horas más tarde escuchó: ¡se cerraba la atracción, pues algunas personas que se hallaban en ella desaparecieron!. Los responsables no se lo podía creer: ¡Cómo es posible que haya desaparecido la gente? Paco recordó la cara de una bruja riéndose de él. Entendió que fue la bruja la causante de la desaparición, y decidió ir en busca de los desaparecidos. Primero, tenía que hablar con el alcalde del pueblo para que le diera el dinero que necesitaba para el viaje. El alcalde dudó mucho porque no pensaba que Paco fuese capaz de esa hazaña. Paco necesitaba un ayudante y se encontró con el señor que tenía al lado en la atracción, aquel que se parecía a él. Se llamaba Rodolfo y también vio a la bruja. Cuando los dos amigos preparaban el viaje, apareció de nuevo la bruja, diciéndoles que no serían capaces de encontrar a la gente porque los había llevado a una isla muy pequeña perdida en el océano. Solo existía un mapa o la habilidad de gente de buen corazón. 44


Antes de desaparecer, se rio con ganas de los dos amigos. En la plaza se habían reunido el alcalde y la gente del pueblo para despedirlos. Nadie tenía muchas esperanzas de que su hazaña saliera bien. Paco y Rodolfo tardaron un hora y media despidiéndose de la gente que querían; contaban que tenían que viajar muy lejos para encontrar la isla perdida. Rodolfo arrancó el barco y zarparon saliendo del puerto de Patrún. Llegaron a América, en el camino no encontraron ninguna isla sospechosa, decidieron ir hacia Africa. Dejaron atrás las playas de California con sus surfistas y se dirigieron hacia la costa de Namibia. En Africa Paco alucinaba con los trajes de sus habitantes, le parecían horribles, pero respetaba sus tradiciones. No se comunicaban muy bien con los indígenas, pero tampoco encontraron nada. Una vez dejado atrás África, se dirigieron hacia Oceanía. Y una vez alcanzada una costa que les parecío adecuada, desembarcaron. Cuando el día amaneció unos hombres muy raros los despertaron bruscamente. Parecía que tenían algo que decir y ese algo era que una maldita y fea bruja les ordenó que la avisaran si alguien aparecía en la isla. Hablando con esa gente comprendieron que temían a la bruja. No tenían poderes sobre ella. Paco y Rodolfo comprendieron que si en la montaña rusa la bruja no pudo con ellos tenían otra oportunidad para vencerla. Los hombres de la isla les dijeron que ellos eran hombres de buen corazón y esa gran energía podría hacer desaparecer a la detestable bruja. Lo único que faltaba era engañar a la 45


bruja para poder deshacer el hechizo. Todo estaba listo, como todas las noches la gente de la isla hacia un gran hoguera para dar la bienvenida a la bruja. El plan consistía en que al hacer la danza de la hoguera, donde se daban la mano y recorrían la hoguera en círculo, Paco y Rodolfo se pusieran a los dos lados de la bruja. La bruja como todas las noches accedió a hacer la danza de la hoguera y no se dio cuenta de que las dos personas que tenía al lado eran Paco y Rodolfo. En un instante saltaron grandes chispazos y la bruja se convirtió en humo blanco. El corazón de Paco y Rodofo era tan puro que la bruja dejó de existir. Todos gritaron y saltaron contentos. Solo faltaba la segunda parte del trato y para eso los que tenían que deshacer el hechizo era la gente de la isla. El que parecía ser el Jefe hizo que Paco y Rodolfo se sentaran en medio del circulo y empezaron a cantar canciones desconocidas e incomprensibles. Fue todo muy rápido, en un instante Paco se encontró al lado de Rodolfo intentando entrar a la casa encantada. Los dos amigos se miraron y se extrañaron de ver a toda la gente contenta como si no hubiese ocurrido nada. No entendieron todo lo que había pasado pero estaban seguros de que los dos no podían haber tenido el mismo sueño. Idazlea: Miren Bastida Zabala 1d

46


Una nueva vida Marrazkia: Naia Alberdi, 4b


UNA NUEVA VIDA Había una vez un niño llamado Julen. Tenia 12 años, estudiaba en DBH1. Vivía en Donostia con sus padres y su hermana Alizia, de 17 años. Vivían cerca de la playa, a él le encantaba ir a la playa y a Alizia también. Otra de las cosas que le gustaba era jugar al fútbol, al baloncesto y muchas cosas más. La verdad es que no tenía muchos amigos, no sabía muy bien por qué, era un chico alegre, divertido y era generoso con sus amigos. Sus compañeros del cole nunca fueron sus mejores amigos. ¡Ni llegaron a ser amigos! Julen era un bicho raro para aquellos que no lo conocían, por su forma de vestir, por su forma de comportarse en clase, en el patio... En el colegio tenía la fama de ser un empollón (y lo era, un poco) de esos, que no tienen quien les defienda. Un sábado como otro cualquiera dormía, hasta que su madre le despertó y le avisó que tenía que ir al oculista. Eran las 8:45 y tenía hora a las 9:00. Se preparó lo más rápido posible. 47


Entraron, y el oculista le hizo unas pruebas para comprobar como se encontraban sus ojos. Fue a su despacho y cuando volvió dijo: – Me temo que Julen necesita gafas, tiene hipermetropía. – Pero, hasta ahora no ha tenido ningún problema...aunque si hemos venido, ha sido por algo - dijo su madre preocupada. – Pues, lo siento pero tendrás que comprar unas gafas. No es nada... Muchos los llevan y tienen la misma vida de antes, ya verás... Los llevarás durante 1 año. – Bueenooo, si es la única solución...-dijo resignado Julen Lo que le preocupaba era lo que dirían sus compañeros. El primer día que apareció con sus gafas, no cambió mucho la cosa, seguían burlándose aunque ahora algo más que antes. Los pasillos eran un infierno, no sabía dónde esconderse, sin poder defenderse corrió hasta el jardín de patio. Notó cómo unas manos le tocaban, era Saioa, una chica de su clase. Tenía el pelo rubio, los ojos verdes. Se sentó a su lado y le dijo: – Son así, así de idiotas. Ignóralos.... – Es fácil decirlo pero tengo que aguantarles todos lo días y ¡ahora las gafas! – Pero, tú sabes que yo estaré a tu lado.- le dijo Saioa. Por lo menos sabía que alguien le apoyaba. Pasó la semana, entre insultos pero lo peor de todo era que Saioa estaba enferma y no asistía a clases. Su madre no sabía nada de lo que su pobre hijo estaba pasando. Pero los profesores sí. Un jueves, la madre de Julen recibió una llamada de la directora: – Hola, soy la directora del centro escolar, ¿qué tal está? Quería hablarle de su hijo Julen. Es un buen estudiante. El problema es que... 48


– ¿Qué le pasa a mi hijo? ¿Está castigado? ¿Le ha hecho algo a alguien? ¿Se ha portado mal? – Él no ha hecho nada, pero a él... Desde que lleva gafas se están burlando de él. – Antes también lo hacían pero ahora más. No sé si usted sabe algo sobre esto pero, quería decirle que su hijo está pasando por un mal momento. Lo siento... Creo que hemos de hablar, ¿cuándo podemos vernos?. – ¡No sabía nada! Pobrecito... No me lo imaginaba... Tendré que hacer algo antes de que le pase algo peor Gracias, mil veces gracias. Cuando Julen llegó a casa, su madre le estaba esperando. Hablaron un buen rato. Llegaron a una conclusión: se mudarían a Italia. El padre de Julen vivía allí, ya que su madre era italiana y decidió ir a cuidarla por una temporada. Arreglaron todo el papeleo y su padre se alegró mucho porque la familia iba a estar reunida. Dentro de dos semanas Julen sería libre de todos los que se le burlaban. ¡Llegó la hora! Hicieron las maletas y se despidieron de la familia y amigos. Julen sin faltar, se despidió de Saioa: – Saioa, sabes que me voy. No puedo seguir así, tú lo sabes. Nos mudamos a Roma, ya que mi padre está allí. No quiero separarme de ti, eres una de las personas más importantes de mi vida y seguirás siéndolo. Prometo venir a visitarte y tenerte al corriente de todo lo que me pase. Adiós. A Julen se le cayó una lágrima. Y así fue como se despidió de una gran amiga. Cuando llegaron a Roma, todos se quedaron con la boca abierta. Era muy bonito, tan grande y tan antiguo... Llegaron a la casa de su abuela, era encantadora. Se instalaron en un momento. A la mañana siguiente empezaron a hacer la compra, limpiar un poco la casa... Les llevó todo el día, 49


pero Julen encontró un momento para dar una vuelta por la calle, le gustaba tanto aquello… Y a su familia también, ¡era perfecto! Al día siguiente visitaron el Coliseo. Su padre le explicó que el Coliseo era como un circo para los romanos, que es grande, redondo y muy antiguo. En él se hacían espectáculos para el emperador. Al borde se sentaban los ciudadanos. Había un sitio especial para el emperador. Le interesaban mucho esas cosas a Julen. Julen se matriculó en un nuevo colegio. Pero... no sabía el italiano aunque practicó un poco con su padre y la abuela. En el instituto, todos hablaban italiano y no entendía casi nada de lo que decían. Las clases fueron las más aburridas de su vida. Un día, cuando salía de la escuela un chico se le acercó y le dijo: – Tú eres el nuevo ¿no? Soy Marco el de tu clase – Sí, soy yo. Me llamo Julen. Perdona que no pueda hablar ahora contigo pero tengo prisa, pero espero que hablemos más tranquilos mañana. – Encantado de conocerte, ¡hasta mañana! Enseguida se hicieron amigos. En el recreo jugaban juntos al fútbol o al baloncesto. Una tarde cuando llegó a casa, su padre le dijo: -Hijo, voy a la librería (trabajaba en una pequeña librería, para niños, que su abuela había puesto en marcha) Sabes que últimamente no viene nadie y... Tengo que hacer algo antes de que... -¡Tengo una idea! Como sabes, mi amigo Marco es muy bueno escribiendo cuentos y bueno a mi también me gusta, podríamos escribir unos cuentos, y que mamá y Alizia las ilustren. ¿Te parece bien? Ya sé que no serían libros perfectos... Pero si te sirve de algo... – Lo agradezco pero no sé yo... tal vez tenga que cerrarlo 50


– Bueno, hablaremos con mamá. Tal como dijo Julen, todo salió bien. A la gente le encantó ver como unos chicos de 12 años hicieron eso por su padre y familia y fueron muchos los escritores que les apoyaron, muchos los niños que escribían y los padres que compraban estos libros Tras unos meses de mucho trabajo, decidieron que había llegado la hora de tomarse unas vacaciones. Con el dinero que juntaron y cuando acabó el curso se fueron de vacaciones. Marco también. Se lo pasaron estupendo. Fueron a Egipto, a Sahara, a Marruecos... Ahora Julen tiene una nueva vida. Idazlea: Garazi Arakistain Galarraga 1d

51


52


ITZULPENAK

53


54


Arreglando mis 17 Marrazkia: Xanti Agirrezabala, 3E


NIRE 17-AK KONPONTZEN Ia ez dut entzun tinbreak jo duenean. Ez nire gorreriagatik soilik, izan ere, Abarrots-en, nire etxe handian, tinbrea ni nagoen lekutik erreparatuz, sukaldeko beste aldean dago. Badakit harritzekoa dela laurogei urteko bat ez egotea egongelan edo logelan, ala ez da arraroa ? Egia esan ez dakit, adin honekin ez naiz gauza askotaz oroitzen, eta izan nuen gaztaroarekin… Egia, oraindik ez dizut esan ! 2038.urtean gaude eta 2018an nik 17 urte nituen. Imajina dezakezuen bezala: alkohola, musika, neskatan egitea… nerabe bihurria nintzen. Kontxo, tinbrea ! Tinbreaz zeharo ahaztu naiz. Nire zapaten “on” botoiari zapaldu eta ibiltzen hasi naiz. A zer burua dudan ! Ia erori naiz. Azkenean lortu dut zutik irautea,nire bastoiaren laguntzarekin. Iritsi naiz atera halako batean. Iñaki da, nire lagunik hoberena, astelehenero denbora pasa hitz aspertu bat egitera etortzen zait, gure adina ez bai da urpeko birletara jolasteko adinik ez dugunez…. 55


-Argazkiak ateratzea nahi al duzu ? – galdetu diot. -Noski Iker, garai zaharrak gogorarazteko, jadanik… Ez du jarraitu, badaki isilik egotea hobe duela. -Begira, gu 7 urterekin… oso zoriontsuak ginen… Begira ! Denok gaude: Ainhoa, Ane, Beñat, Julen, Sara, zu…- eta denon izenak esaten jarraitzen dut, nire aitaren argazki bat aurkitzen dudan arte. -Zer gertatu zen ? Urte asko pasa dira, honezkero gaindituta izan beharko zenuke herio… - ez du esaldia amaitu eta berriro isildu da. -Ez dut horretaz hitz egin nahi. -Konforme… Eta osteratxo bat egitera irteten bagara ? Aulki hegalaria ekarri dut… -Oso tematuta zaude ostera egitearen kontuarekin ! Ongi da, gaurkoan joango gara. Guri asko kostatzen zaigu kalera iristea, horregatik irteten garen guztietan, espaloia zapaldu aurretik itzultzen gara etxera. Baina gaur sasoiko sentitzen naiz. -Eta zuhaitzen atzetik joaten bagara ? Gure toki gustukoena zen- proposatu dit Iñakik. -Irits zaitezkeela uste al duzu Iker ? Nik ez dut uste ahal dudanik. -Ziur baietz motel ! Poliki joango gara, presa gabe baina geratu gabe ! Hala eta guztiz ere, Iñakik gehiago ezin duela nabari dut, eta nire bastoia eskaini diot. -Lasai, nire aulkian eseriko naiz, horretarako ekarri dut eta… Hitz egiten dugun bitartean eta gure makinak mugitzen diren heinean, gure txokora heldu gara. Baina zerbait berezia dago: eserleku moduko bat, txikitan gure gogokoena zen marrazki bizidunetan –“Phineas y Ferb”en - azaltzen zen denboraren makina gogorarazten diguna. 56


-Begira zer barregarria ! Marrazki bizidun haietan azaltzen zen denbora makinaren berdina da… badakizu… mutil horiek… -“Phineas y Ferb” ? -Bai, hori da ! Eta denboran bidaiatzen badugu ? Erantzuteko denborarik gabe, Iñakik makinara eraman nau eta palankatik tira diot. Ustekabean, espero ez genuen zerbait gertatu da: makina goraka igotzen hasi da eta dena (guztiz dena) beltza jarri ondoren, behera jaitsi eta koloreak itzuli dira. Dena desberdina baina ezaguna da, ez da gaurko eguna eta 2018an gaudela dirudi. Neskek, “Bershka” eta horrelako dendetako arropak daramatzate soinean, mutilek aldiz txandala edo… hor utziko dugu. Gaur zer egun den begiratzen dut, hobeto esanda, pasatzen ari den gizon bati galdetu diot. Arrazoia dut: 2018ko abuztuaren 27a da. -Begira Iker, gaur da. -Goazen festara ! Ideia bat daukat. -Ez da hain erreza izango: begiratu zerura, antza denez “jarraikortasun-hutsarte-denbora”-ri eragin diogu eta gaur gauean ekaitz elektrikoa egingo du. -Hala da, eta zer ? Iñaki zen, gelako ikastuna. -Ez al zara ohartzen ? Teorian ekaitz elektrikoa 30ean da, eta ezinezkoa da jarraian bi egitea. 30ean hementxe bertan tximista bat jausi zen 20:33ean. Horrenbestez, hiru ordu ditugu pentsatu duzuna egiteko eta ez ahaztu: festa zortzietan hasten da. -Ez daukagu galtzeko denborarik. Festara bidean pentsatuta nuenaren berri eman diot Iñakiri: gorputza prest egon arte ez edateko esan nahi nion, 2018ko neure buruari. -Eta hori zergatik ? 57


-Alkoholaren eraginpean autoa hartu eta etxeko lorategia suntsitu nuen. Nire aita asko larritu zenez, bihotzekoak eman eta hil egin zen. Seme bakarra nintzenez, ondoretasun guztiaren menpe gelditu nintzen eta dirurik falta ez zitzaidan arren oso bakarrik sentitu izan naiz. Ez dakit nola biziko nintzatekeen zugatik izan ez balitz. -Ulertzen dut. 2018ko zeure burua ez mozkortzea nahi duzu, zure aitak bizirik jarraitzeko. -Halaxe da. -Begira, festan gaude dagoeneko. -Han nago ni. Isilean gerturatu natzaio. Besotik heldu eta hauxe esan diot: -Iker, ez ezazu edan. Bestela zure aita hil egingo da eta bakarrik biziko zara. Astelehenetan bakarrik egongo zara Iñakirekin. Ez dakit nola egin didan kasu, edo nola egin diodan kasu neure buruari: kontua da 10 minutu ditugula 2083ra itzultzeko. -Iker, eraman al gaitzakezu Iñaki eta biok zeure txokora ? Irribarre egin nion eta hark beste batekin erantzun zidan. Denborak ez zuen etenik. -Zapaldu azeleragailua beldur gabe- esan nion Ikerri, edo neure buruari, edo ez dakit. 5 minutu falta ziren tximista jausteko. -Joan beharra duzu, Miren zure zain dago eta gogoan izan, ez edan oraindik – keinua egin nion begiaz. 2018ko nire “ni”a festara itzuli da. Iñaki eta biok makinara igo gara. Hain azkar joan da bere aulki hegalarian, ezen ez dut denborarik izan primeran pasa dudala esateko. Etxean sartzean ahots ezagun batek egin dit deiadar: -Iker, Iker ! – Miren da, antza denez orain nire emaztea da – 58


Saioa ama da ! Aiton-amonak gara ! Ez dakit zer esan. Nire bizitza orain nolakoa den kontatuko dizut: Nire aita hilda dago, baina 100 urte zituela hil zen, nik 59 nituenean. Miren nire emaztea da, aitona eta aberatsa naiz, I単aki daukat laguntzat. Laburbilduz, zoriontsu naiz. Itzultzailea: Ander Sorazu 1. Batxilergoa

59


60


Bili y Nina en el Himalaya Marrazkia: Cristina Chuquimarca, 3C


BILI ETA NINA HIMALAYAN Bili, mendi kazetaria, Himalayara zihoan, berriz ere euskal mendizaleen espedizioa estaltzera. Oraingoan Ninarekin zihoan, nahiz eta esperientzia gutxiko argazkilari gazte bat izan, enpresak Bilirekin batera bidali zuen. Bidaia luzea izan zen, lehenengo hegazkinean, ondoren trenean... Bidaia luzea eta nekagarria zen, baina Katmandura joan aurretik, Pekinen egun batzuk pasatzeko ideiak beharrezko indarra ematen zien. Geltoki batean, Bili erretzera irten zen, hamar bat minutu egon zen. Itzultzean Nina eta maleta falta zirela ohartu zen. Ninaren eserlekuan bahitzaileen mezu bat zegoen: “ Katmandura iristen zarenean gure berri izango duzu, erreskatea ordaindu beharko duzu. Etortzen ez bazara edo guk esana egiten ez baduzu neskak garesti ordainduko du.� Bili beldurtu eta urduri jarri zen, tren-gidariari gertatutakoa 61


azaldu zion, bere bidai kidea bahitu zutela, eta berreskuratu nahi zuela. Gidariak, treneko segurtasun gizonei esan zien eta denak hasi ziren Ninaren bila. Orduak igaro zituzten Ninaren bila, baina ez zuten ez, Nina ezta bere bahitzaileen aztarnarik ere aurkitu. Ertzainei ere ohartarazi zien eta hauek Ninaren bilaketa hasi zuten. Bili dardarka zegoen, negarrez... ez zekien zer egin, ezin zuen ezer pentsatu Ninaren egoeraz gain, Non zegoen? Nola zegoen? Txikitan bere txakurra desagertu zeneko unea gogoratu zuen, hasieran lapurtu egin ziotela pentsatu zuen, baina azkenean auzokideen etxean zegoela ohartu zen, umetxoak izan zituen txakur batekin. -Baliteke Ninarekin berdina gertatzea, eta gutxien espero dugunean aurkitzea,- pentsatu zuen. Azkenean, Pekinera iritsi zen eta Yao Ming izeneko gidari bat kontratatu zuen. Bilik Ninari gertatua azaldu zionean Yao Mingi, hau lasaitzen saiatu zen, belar ura eman zion eta bilaketarekin jarrai zezan animatu zuen. Bost ordu egin zituen lo hotelean eta ondoren behera jaitsi zenean, gidariarekin elkartzera, beste txinatar batzuk ezagutu zituen. Denak batera joan ziren hiria ezagutzera, noski, Bili lehenago poliziarekin jarri zen harremanetan, non zegoen eta elkarrekin noiz hitz egin zezaketen esateko. Ez zuen lagunak beste gozatu bisitaz, minutu oro Ninaz pentsatzen ari zelako. Hiri osoa zeharkatu ondoren, hotelera itzuli ziren, bertan Bilik dei bat jaso zuen. Dei honek beldurtuta utzi zuen: “ Etor zaitez, badakizu hitzordu bat dugula. Ez bazara etortzen ez duzu zure laguna berriz ikusiko.� Bilik ez zion sinetsi, dei faltsu bat iruditu zitzaion, baina hala ere, ertzainei esan zien. Hitzordura joan ziren, baina ez zen inor agertu. Nazioarteko 62


polizia eta lokala mugitu ziren. Ez zen erantzunik izan. Egunen batean Nina aurkituko zuela pentsatu zuen eta poliziaren lanean fidatu zen. Urteak igaro ziren, Bilik ez zuen Ninaren albisterik izan. Ertzainek ez zuten ezer lortu eta Bilik oroitzapenekin bizitzen ikasi zuen pixkanaka, baina denborarekin bere bidaiakide izan zena ahaztuz zihoan. Urte asko igaro ondoren, Txinako beste leku batean... Ninak bere bizitza berregin zuen, jauregi batean bizi zen, txinatar printze bat berarekin maitemindu zen, erreskatea ordaindu zuen eta laster ezkondu egin behar zen. Nina ere printzearekin maitemindu zen eta bere familia bisitatu ondoren,Txinara itzuli zen bizitzera. Bili ere Txinan gelditu zen bizitzen, ez zuen nahi bere herrira itzultzerik Nina gabe eta dirua behar zuenean, gidarekin eta bere lagunekin egiten zuen lan. Nina ezkontza prestatzen ari zen, baina ez zekien zein gonbidatu, bere printzearen lagun eta familiakoak bakarrik ezagutzen zituen. Biliz gogoratu zen, berarekin hitz egiten saiatu zen baina ezin zuen, izena aldatu zuen eta ez zuen bere aurreko bizitzarekin kontakturik. Egun batean Bilik, orain Kagasuke deitzen zena, aldizkari batean irakurri zuen printzea Nina izeneko neska batekin ezkondu behar zela eta honen bila joan zen. Nina aurkitu zuen eta ea zergatik ez zuen gonbidatu ezkontzara galdetu zion, zer moduz zegoen, zer gertatu zitzaion... Ninak ere galdera asko egin zizkon, baina bazen bat ezin zuena isildu: “Zergatik ez zinen nire bila etorri?� Kagasuke saiatu zela esan zion, baina ezin izan zuela aurkitu. Ea printzearekin zoriontsu zen ere galdetu zion eta Ninak baietz baina proban jarri nahi zuela esan zion. Kagasukek proposamen bat egin zion: Zer iruditzen zaizu mendia eskalatzera desafiatzen badut 63


eta lehenen iristen dena ezkonduko da zurekin? Ondo iruditzen zait! Kagasukek, Shinoshuke printzearekin hitz egin zuen eta honek baietz esan zuen, mendia oso ondo ezagutzen zuelako eta bazekielako irabazi egingo zuela. Ez zaitez beldurtu, ni izango naiz gailurrera iristen lehena eta erabaki bezala ezkonduko gara. Ziur al zaude?-esan zion Ninak barrez.- Mendizale eta eskalatzaile ona da Bili. Mendi bidea gogorra zen, Kagasukek ez zuen ondo ezagutzen mendia eta behin baino gehiagotan huts egin zuen, printzea aldiz ondo zihoan, oso ondo ezagutzen baitzuen mendia eta bazekien nondik joan. Denetik gertatu zen, elur-jausiak, lur-jausiak..., nekatuta baina hala ere gelditu gabe; leku arriskutsu batean Shinoshukek oihu bat entzun zuenean: Lagundu! Shinoshuke! Laguntza! Kagasukeren ahotsa zen, printzea laguntzera joan zen eta Bilik esan zion: Salba nazazu mesedez! Ninak maite zaitu, ezkon zaitez berarekin! Hau ez da joko bat baino, benetan! Printzeak lagundu egin zion eta atsedenaldi baten ondoren, jauregira itzuli ziren eta Nina pozik zegoen biak ondo iritsi baitziren eta Printzeak eta berak, beti lagun izan zuten Kagasuke. Itzultzailea: Jon Urteaga 1. Batxilergoa

64


El loco del rĂ­o Marrazkia: Maider Arsuaga, 2C


IBAI ONDOKO EROA Bazen behin…. Agure erretxin bat ibai lasai baten ertzean zegoen etxola zahar baten bizi zena. Ibai horretara joaten ziren herriko ume guztiak, amuarrainak arrantzatzera. Agurea makila bat baino argalagoa zen, nahiz eta haritz zahar bat bezain gogorra izan. Bizarra egin gabe zeraman beti, bere buru- soila estaltzeko marinel kapelua eta arropa zimurtu eta zaharkitua janzten zuen. Bere itxurak gaztetxoenei beldurra eragiten zien, baina etxolatik oihuka eta mehatxuka ateratzen zenez, zaharragoak ziren mutilak ere hanka egin behar izaten zuten. Herrena zen ezkerreko hankatik, krokodilo baten erasoaren ondorioa omen …, ezin izaten zituen inoiz ibai ertzean zebiltzan gaztetxoak harrapatu. Inork ez zituen bere istorioak sinesten, denek burutik jota zegoela pentsatzen zuten eta inork ez zion kontra egiten. Bere izena Angel zen baina denek “ibaiko eroa” bezala eza65


gutzen zuten. Angel zaharra bakartia zen, baina bere alaba balitz bezala maite zuen katu beltz bat zuen. Egunero botatzen zuen lokuluxka bat, besaulki handi batean katua belaunetan zuela; etengabe hitz egiten zuen berarekin; elkarrekin jaten zituzten Angelek, bere banbuzko kanabera luzearekin, harrapatzen zituen amuarrainak eta aingirak. Katuak, saguak uxatzen zituen eta lagundu egiten zion mendira zihoanean eta herrira erostera hurbiltzen zenean. Batez ere aitona lotan zegoenean, ohartarazi egiten zuen umeren bat gehiegi hurbiltzen bazen etxolara. Agureak gris koloreko zaldi bat ere bazuen, zein soka luze batekin lotzen zuen haritz zahar batera, etxe alboan hazten zen belar freskoa jan zezan. Herri guztiak, txundituta begiratzen zuen agurea ibai ertzean zegoen bide zidorretik zaldiz eta katua gainean zeramala, hurbiltzen zen bakoitzean. Udazken goxoa ziraun. Arratsalde askotan joaten ziren herriko umeak ibaian bainatzera eta arrantzan egitera. Arratsalde argitsu batean, ume guztiak ibaian jolasean zebiltzala, Angel eguraldia ikustera irten eta mendi gainean “kateatuta� zegoen hodei iluna begiztatu zuen. Ekaitza zebilen mendian eta konturatu baino lehen, ibaia gogor igotzen hasi zen. Umeak, oraindik konturatu gabe, lasai ziharduten jolasean. Ibaiak gainezka egin zuen. Umeak konturatzerako beranduegi zen, ibaiak irentsi egin zuen herrira itzultzeko bidea. Ibaia etengabe hazten zihoan eta dagoeneko iluntzen hasia zen. Umeen amak kezkatzen hasiak ziren, ez ziren ados jartzen bila joan ala ez eta nor , etxolarako bidea urak hartua baitzuen eta joatekotan, mendiko bidetik hurbildu beharra baitzegoen. Hau ikusirik, Angelek, zaldiari gurdi zahar bat ipintzea erabaki 66


zuen, ibaian harrapatuta gelditu ziren ume guziak sar zitezen. Horrela egin eta mendiko bidea hartu zuten. Nahiz eta irteteko zailtasunak izan, umeek, beldurturik, ez baitzuten “ibaiko eroaren” gurdira sartu nahi. Bidea ez zegoen baldintza egokietan. Bitartean, ibaiak gorantz jarraitzen zuen eta Angelen etxea erautsi zuen. Bera ez zen konturatu gertatutakoaz, herriranzko bidean baitzihoan umeekin. Mendian izugarrizko ekaitza ziharduen, euria gogor ari zuen. Tximista batek zaldia izutu eta Angel eta umeak gurditik bota zituen arte. Umeak, zaldiarekin batera gelditu ziren harrapatuta gurdi zaharraren azpian. Angelek oina hautsita zuen eta berak ere ezin zuen ezer egin. Bizilagunak harrituta gelditu ziren, herrira katu beltza agertzean. Agureak arazoren bat izango zuelako ustea izan zuten eta orduan erabaki zuten agurearen eta umeen bila joatea. Mendiko bidea hartu eta laster aurkitu zuten beraiengana hurbiltzen zen umeetako bat. Zaurituta zegoen. Umeak gertatutakoa kontatu zien eta falta zirenei laguntzea eskatu zieten. Azkenean, Angel izan zen ondorio gogorrenak jasan zituena. Sortez, bere hanka hautsia izan zen istripu horretako okerrena. Ekaitza amaitu eta ibaia bere tokira itzuli zen, nahiz eta Angelen etxea berarekin eraman. Angel, hanka hautsita ospitalean zegoen bitartean, umeak beraien gurasoekin elkartu ziren, eskolako jolastokian. Herri guztiak eskertu nahi zion ibaiko eroari umeengatik eginikoa. Denek lagundu zuten Angelentzako etxola berria eraikitzen. Harrizkoa egin zuten eta pixka bat gorago, ibaiak berriro harrapa ez zezan . Udazken horretatik aurrera, inork ez zuen hitzik egin ibaiko eroaren inguruan eta Angel, momentu horretatik aurrera “IBAIKO GURE AITONA” izan zen.

Itzultzailea: Manex Larrañaga 1. Batxilergoa

67


68


La hoja y las hormigas Marrazkia: Ane Intxaurburu, 4C


HOSTOA ETA INURRIAK Noiz erortzen dira hostoak? Udazkenean gehienak, haizeak gogor jotzen duenean edo… Ez, hosto hau ez zen honela erori. Ez. Parkean jolasean zebiltzan haur batzuek egindako zerbaitengatik …, baizik. “Pottolo”k izugarrizko jaurtiketa egin zuen, tximista bera baino indartsuagoa, gogorragoa, azkarragoa. Eta atezain “Ihartxo” zegoen, ukitu hutsarekin min hartu eta negarrez hasten den horietakoa. Zera, baloiak zuhaitza jo zuen, berau zutoina baitzen; hosto piloa erori zen lurrera; baloiak, errebotean, “Ihartxo” jo, eta lurrera bota zuen hau ere. Denak kezkatuta berarengana hurreratu ziren: - Ez larritu, ez da ezer – esan zuen “Pottolo”k bokadiloari kosk egiten ziolarik. - Baina esaiok barkatzeko, txo! Izan ere, hirekin ezin duk – erantzun zion “Aginduz”ek. - Baina ez al duzue ikusten konorterik gabe (K.O.) dagoela? 69


-esan zuen “Ikaskatilu”k (taldeko ilustratuak, enpoiloiak) . Berehala “Ihartxo” negarrez hasi zen. Bankuan eseri eta negar eta negar… Eta ordubete geroago, meriendatzeko ordua zenez, etxera abiatu ziren guztiak. Eta “Ihartxo” ere han zihoan negarrez etxera “ Ihartxo”ren negarraren negarraz errekatxoa sortu zen. Eta errekatxoak hosto haietako bat eraman zuen. Eta hosto gainean inurri familia bat zihoan. Hauek gogor heldu zioten hostoari, eta konturatu gabe, kainu zulo batean hondoratu ziren. Hura zen hura kiratsa, euli piloa zebilen bertan eta mandeuli handi bat zen itsusiena. Kainu zuloan barrena eta, bide luze baten ondoren, hodi handi batera iritsi ziren. -Kontuz! Arriskutsua da hori! Heldu gogor! – esan zuen inurri aitak. Zorioneko ziren! Beldurrez akabatzen, baina pasatu ziren! Ezetz? Inurriak ez direla beldurtzen, beno ez dakit…, behar bada bai… zuk badakizu? Halako batean iritsi ziren itsasora. Euria ari zuen barra-barra, eta olatuek itsasertzera eraman zuten hostoa. Lehorrean, inurriak hostotik jaitsi, hondartzara. Irauli eta bere azpian sartu ziren euritik babesteko. Atertu zuen, eta poliki-polikihondartza jendez betetzen hasi zen. Inurri aita zaborrontzi batera inguratu zen janari hondarrik zegoen ikustera. Eta, inurriak langile porrokatuak direla guztiok ondo dakigun bezala, gainontzeko inurriek ere jarraitu egin zioten lerro bat osatuz. Eta guztientzako adina janari aurkitu zuten. Jende dexente zegoen hondartzan, eta arratsaldeko azken ordu aldera, jende guztia alde egiten hasi zen bertatik beldurtuta, izututa… -Zer gertatzen da? Zergatik doa mundu guztia ihesi? -galdetu zuen inurri aitak harriturik. -Ez dakit, ba - erantzun inurri amak. 70


-Argitu dezagun, orduan, geuk –esan zuen inurri umeak, beldurrik gabe. Zer gertatzen zen begiratzera joan ziren denak, eta urrutian olatu erraldoi bat ikusi zuten. Eta jendea oihuka hasi zen: -TSUNAMIA! TSUNAMIA…! -Eta hori zer da? – galdetu zuen inurri semeak. Eta inurri alaba azkarrak erantzun zion: -Tsunamia da! Olatu erraldoi bat! -Ederra! – egin zuen deiadar inurri ume xaloak. -Ez, ederretik ezer ere ez, tontolapikoa! –erantzun zion inurri arreba azkarrak. -Goazen azkar hostoa dagoen lekura! Igo gainera eta heldu gogor! –esan zien inurri amak bere onetik irtenda. Bat-batean: brummmmmmmmmm.!!!!!! -Non gaude? –galdetu zuen inurri semeak, erdi zorabiaturik. -Ondooo..! Bizirik gaude eta, behintzat…! - esan zuen ospatuz, aitak -Rio de Janeiron gaude, begira! Rioko inauteri ospetsuak. -Inurri batzuk futbolean dabiltza – egin zuen deiadar inurri semeak, bera ere futbolean hasteko amorratzen. -Zenbat egun daramatzagu ezer jan gabe? Atlantikoa zeharkatu dugu. –esan zuen inurri alabak oso-oso harrituta. -Grrrrrrrrrrrrrrr. – kexatu zen aitaren urdaila. -Eee…! Iparraldera goazela! Korronteak garamatzala! Iparraldera joan ziren, eta Panamako kanala igaro zuten. Itsaso Barean zeuden. Bat-batean, hor non ikusten duten marrazo hegatz bat eurengana hurreratzen. Geldi-geldi gelditu ziren. “Tan-tan, tan-tan,tan-tan…”entzuten ziren bihotz taupadak. Normala zen inguru haietan marrazoak ibiltzea. -Zer da hori? –galdetu zuen inurri semeak -Marrazoa da!- erantzun zion arrebak, eta… 71


- ammmmmmmmmm!!!!! Penagarria! Hostoa bakarrik gelditu zen, itsasoan galduta noraezean. Itzultzailea: J. Amenabar

72


Una nueva vida Marrazkia: Naia Alberdi, 4b


BIZITZA BERRI BAT Bazen behin Julen izeneko mutiko bat. 12 urte zituen eta lehenengo D.B.Hko ikaslea zen. Donostian bizi zen guraso eta 17 urteko Alizia izeneko arrebarekin, Hondartza ondoan bizi ziren. Futbola, saskibaloia, hondartza‌ oso gustuko zituen. Julenek ez zituen lagun asko, baina ez zekien honen zergatia oso mutil alai eta dibertigarria baitzen. Bere gelakideak ez ziren inoiz lagun onak izan, lagun izatera ere ez ziren iritsi. Ezagutzen ez zutenek pertsona arrarotzat zuten Julen. Mutilaren janzteko erak eurenekin ez zuen batere zerikusirik eta bere jarrerak ere. Eskolan ikastun fama zuen, inork defendatzen ez zuen mutiko ikastuna. Beste edozein larunbat bezalakoxea zen hura, amak esnatu eta okulistarengana joan behar zuela esan zion arte. Bederatziak laurden gutxi ziren eta bederatzietarako kontsultan egon behar zuen. Ahalik eta azkarren prestatu zen. Atea jo, barrura sartu eta okulistak bere begiak aztertu zituen, hainbat proba eginez. Bere bulegora joan eta itzuli73


takoan honakoa esan zuen: - Julenek betaurrekoak behar dituelakoan nago, hipermetropia baitu. - Baina orain arte ez du arazorik izan… -amak larriturik - Sentitzen dut baina betaurrekoak erosi beharko dizkiozu. Ez da ezer… Asko dira erabiltzen dituztenak eta ez da ezer aldatu euren bizitzetan… Urtebeteko epean eramango ditu. - Benooo irtenbide bakarra bada… Okulistari kasu egitea besterik ez zitzaion gelditu. Julen bere gelakideek esango zutenak kezkatzen zuen. Astelehenean, eskolara itzuli zenean, gauza ez zen asko aldatu. Gelakideak iraintzen jarraitu zuten. Korridoreak infernua ziren beretzat eta halako batean bakarrik defendatzeko gai ez zela ikusita, jolaslekura ihes egin zuen korrika batean. Bat-batean Saioa gerturatu zitzaion. Ilehoria zen eta begi berdeak zituen. Bere ondoan eseri eta zera esan zion: - Horrelakoxeak dira, horrelako memeloak. Ez egin jaramonik. - Erraza da esatea, baina hau jasan behar izaten dut egunero eta orain gainera betaurrekoekin! - Baina, zuk badakizu zure alboan edukiko nauzula. –esan zion Saioak. Gutxienez bazekien norbaiten babesa zuela. Horrelaxe igaro zuen aste osoa, irainen artean. Baina okerrena, Saioa gaixorik zegoela zen eta ez zen klasera joaten. Julenen amak ez zekien bere semearen sufrimenduaren berri. Biana irakasleak ohartu ziren. Ostegun batean, Julenen amak eskolako zuzendariaren dei bat jaso zuen: - Kaixo, zer moduz zaude? Julenez hitz egin nahiko nuke. Ikasle ona da. Baina arazoa… - Zer gertatzen zaio nire semeari? Zigortuta dago? Zerbait egin dio norbaiti? Gaizki portatu da? 74


- Ez du ezer egin baina berari… Betaurrekoak dituenetik burla egiten diote. Lehen ere bai baina orain oraindik eta gehiago. Ez dakit zerbait zenekien guzti honetan baina oso bolada txarra pasatzen ari da. Sentitzen dut… Zerbait egiterik banu… Edozer behar duzularik ere hots egidazu mesedez. - Ez nekien ezer! Gaixoa… Ez nuen imajinatu ere egiten… Zerbait egin beharko dut zerbait gertatu baino lehen! Esker mila. Julen etxera iritsi zenean ama zain zuen. Une luze batez hitz egin zuten. Ondorio batera iritsi ziren: Italiara joango ziren bizitzera. Julenen aita bertan bizi zen bere ama italiarra baitzen. Paper kontuak konpondu eta aita asko poztu zen berriaz familia osoa elkarrekin egongo zelako. Bi aste barru Julen iraintzen zuten guztiengandik libre izango zen. Ordua iritsi zen! Maletak egin eta lagun eta familia agurtu zituzten. Julen ahaztu gabe Saio agurtzera joan zen: - Saioa, banoa. Ezin dut honela jarraitu. Erromara goaz, nire aitan han baitago. Ez dut zugandik banandu nahi nire biziko pertsonarik garrantzitsuenetariko bat baitzara eta horrela izaten jarraituko duzu. Bisitan etorriko naizela zin egiten dizut. Agur. Juleni malko bat jaurti zitzaion. Eta horrela agurtu zuen lagun mina. Erromara iritsi zirenean, ahozabalik gelditu ziren guztiak. Oso polita zen, hain handi eta zaharra… Amonaren etxera iritsi ziren. Etxea zoragarria zen. Hurrengo goizean erosketak egin, etxea garbitu… egin zituzten. Egun osoa eman zien lanak, baina Julenek tartetxo bat hartu zuen hiriko zirrikituak bisitatzeko. Hurrengo egunean, Koliseoa ikustera joan ziren. Juleni erromatarren antzinako istorioak asko gustatzen zitzaizkion eta aitak Koliseoari buruzko guztia kontatu zion. 75


Julen eskola berri batean matrikulatu zen, baina ez zekien italieraz hitz egiten nahi eta aita eta amonarekin praktikatu. Eskolan guztiek italieraz hitz egiten zuten eta ez zuen ia ezer ulertzen. Klaseak amaigabeak suertatu zitzaizkion. Egun batean, etxera zihoala mutiko bat gerturatu eta zera esan zion: - Zu berria zara ezta? Marko naiz zure gelakidea. - Bai . Julen da nire izena. Barkatu baina presa dut, espero bihar lasaiago hitz egin ahal izango dugula. - Pozten naiz zu ezagutu izanaz, bihar arte! Segituan egin ziren lagun, jolas garaian elkarrekin jolasten zuten. Arratsalde batean etxera iritsi eta aitak honakoa esan zion: - Liburu dendara noa seme (liburu denda txiki batean egiten zuen lan). Badakizu azken aldian ez dela inor etortzen eta zerbait egin behar dut… - Ideia bat dut. Badakizu, nire lagun Markok oso ipuin politak idazten ditu. Beno nik ere gustuko dut, bion artean ipuin ba-tzuk idatzi ahal ditugu. Ondo deritzozu? Badakit ez zirela ipuin perfektuak izango… Baina zerbaiterako balio badizute… - Eskertzen dut baina ezta dakit ba nik… Agian itxi egin beharko dut. - Beno, amarekin hitz egingo dugu. Julenek esan zuen moduan dena ondo atera zen. Jendeari ikaragarri gustatu zitzaion nola 12 urteko mutiko batzuk gai izan ziren ipuin batzuk idatzi eta familiari laguntzeko. Asko izan ziren lan hau goraipatu zuten idazleak. Hilabete askotako lanaren ondoren, opor batzuk hartzeko ordua zela erabaki zuten. Irabazi zuten diruarekin eta eskola amaitu ostean oporretara joan ziren. Marko ere bai. Oso ondo pasa zuten. Egipton, Saharan… izan ziren. Orain Julenek bizitza berri bat du. Itzultzailea: Itsaso Waliño 1. Batxilergoa

76


Bili y Nina en el Himalaya Marrazkia: Cristina Chuquimarca, 3C


BILI AND NINA IN THE HIMALAYAS Bili, a journalist specialized in mountaineering topics, was once again going on an expedition to the Himalayas with some Basque mountaineers. This time he was travelling with a young photographer called Nina who, although wasn’t very experienced, had been obliged to go with him by the company she worked for. They were long travelling days, first by plane, then by train … The trip was being very long and tiring, but the idea of spending some days in Beijing before going TO Kathmandu was encouraging. At a railway station, Bili went out to smoke a cigarette and he spent about ten minutes. When he went back, Nina was missing, she and her suitcase had disappeared. On her seat there was a note of the kidnappers which said: “When you reach Kathmandu we will get in touch with you, you will have to pay a ransom. If you don’t come or do what we say, they young girl will suffer the consequences” Bili got frightened and nervous. He told the engine driver 77


what had happened, that his friend had been kidnapped and he wanted to get her back. The engine driver asked the security guards to look for her by searching the train. They spent hours, but they found neither Nina nor a hint about her or her kidnappers. They called the police, who started looking for Nina. Bili was shivering and crying, he could only think of how and where Nina could be. He remembered the time when he was a child and his dog disappeared, He had thought it had been stolen but at the end it appeared in the neighbourhood because it had gone with another dog that had had some puppies. -The same may happen with Nina and I find her when I least expect it, he thought. He finally arrived to Beijing, where he hired a guide named Yao Ming. When Bili told him what had happened to Nina, Yao Ming calmed him down, gave him an infusion and encouraged him to continue looking for her. He slept for five hours at his hotel, then he went down to meet the guide and some other Chinese people and all of them went to visit the city. However, he had previously got in touch with the police to let them know where he was staying and when he could talk to them. He didn’t enjoy the tour as much as the others because he couldn’t stop thinking of Nina. After the long tour, they went back to the hotel where Bili received a call which frightened him: “Come, you know that we have an appointment. If you don’t come, you will never see your friend again” Bili didn’t believe “the voice”, he thought it was fake, but he called the police. They went to the appointment but nobody showed up. The national and international police tried to find the girl but they 78


didn’t succeed. He hoped that he would find Nina some day and trusted the police. Years went by, but Bili had no news about Nina. The police found nothing about her and Bili learnt how to live keeping fond memories of her. However, little by little he forgot about her. In another place in China, after many years ….. Nina had rebuilt her life, she lived in a palace, a Chinese prince had fallen in love with her, had paid for the ransom and they were going to marry soon. Nina had also fallen in love with the prince and after visiting her family, went back and stayed in China. Bili had also remained in China, he didn’t want to go back to his country without Nina and worked with the guide and some friends whenever he needed money. Nina was arranging her wedding and she didn’t know who to invite as she only knew the prince’s friends and relatives. She remembered Bili. Everyone wanted to get in touch with him but it was impossible, he had changed his name and had not contact with his previous life. One day, Bili, whose name was now ………., read in the news that the price was going to marry a girl named Nina, so he went to look for her. He found her and asked he why she hadn’t invited him to the wedding, how she was, what had happened to her… Nina also asked him a lot questions, but there was one that she couldn’t keep quiet: “Why didn’t you come to look for me?” Bili told her that he had tried to, but he hadn’t been able to. He also asked her if she was happy with the prince and Nina answered she was, but she wanted to test him Bili made a suggestion: -How about challenging him to climb a mountain, and 79


the one who reaches the top first will marry you. -Great! Bili spoke to prince Shinoshuke, who accepted the challenge as he was confident to win because he knew the mountain very well. - Don’t worry, I will be the first reaching the top and we will marry as it is planned. - Are you sure? Asked Nina smiling. You know he is a very good climber. The climb way was very harsh. Bili didn’t know the way so he mistook several times, but the prince knew the way perfectly. There were avalanches, landslides,….. They were tired but didn’t stop. Suddenly, the prince heard: - Help!! I need help!! It was Bili’s voice. The prince went to help him and Bili said: - Save me, please! Nina loves you, marry her! This was just for fun, believe me! The prince helped him and after a short rest they went to the palace where Nina felt happy, they were both fine. She would marry the prince and Bili always … Itzultzaileak: Gadea Azkue, Jon Olaizola, Jaione Sagarna (2. Batxilergoa)

80


Paco and his trip Marrazkia: Alain Sorazu, 3e


PACO AND HIS TRIP In a town called Patrún lived a boy named Paco; he was fat and he had a head like a melon. His eyes were really big and he always had a bogey stuck to his nose. He was short and not very intelligent. He had neither a father nor a home and his mother lived on the charity of the local people. In his town, three days before the opening of the fairground, Paco had already had a ticket of the fairground stolen. He was very excited about the opening. Four hours earlier, Paco was already in the queue, unable to control his nervousness, but when he heard that the machines were starting to work, Paco forgot his nervousness and stared at “the enchanted house”. A big man opened the doors of the fairground and all the people rushed in. Paco was fascinated, even the doors had to be closed so as not to let more people go inside. 81


He was in front of the enchanted house and as he was getting closer, he saw that it was broken and covered with cobwebs. He thought that it was marvelous. Without thinking it twice, Paco went to the queue. Everybody seemed happy. When he entered, he sat next to a man who looked exactly like himself. The youngest children were terrified, because the entrance simulated the mouth of a dragon. The fairground wouldn’t be for any of them what they had expected; they came across with an enormous rollercoaster full of monsters and steep hills. However, Paco had fun, he shouted as he had never done before. Because of it, the warning that he heard some hours later surprised him: the fairground was going to be closed because some people who were there had disappeared! The staff couldn’t believe it: how is it possible that people disappear in a ride? Paco remembered a witch’s face laughing at him. He realized that the witch was the reason of the disappearance, and he decided to go to look for the disappeared people. First of all, he had to talk to the mayor in order to be given money for the trip. The mayor hesitated a lot because he didn’t think that Paco would be able to do it. Paco needed an assistant and he came across with the man that had sat next to him in the funfair, the one who looked like him. His name was Rodolfo and he had also seen the witch. While the two friends were arranging the trip, the witch turned up again telling them that they wouldn’t be able to find the disappeared people because she had taken them to a tiny lost island in the ocean. To find them there was only a map or the skill of good-hearted people. Before disappearing, she laughed at them. 82


The citizens and the mayor of the town gathered in the main square to see them off. Nobody was very hopeful that their mission would turn out well. Paco and Rodolfo spent an hour and a half saying goodbye to their friends and people that they loved. They told them that they had to travel far away to find the lost island. Rodolfo started the boat and they set sail from the harbor of Patrún. They arrived to America two days later but they didn’t find any suspicious island on their way so they decided to go towards Africa. They left the Californian beaches and the surfers behind and they went to the Namibian coast. In Africa Paco was amazed with the costumes that people wore there, he thought they were horrible but, he respected their traditions. They couldn’t communicate very well with the natives. But they neither found anything interesting there. Once they left Africa they went towards Oceania. It got dark and they disembarked on an island because Paco was afraid of sleeping in the open sea. At dawn they were awoken sharply by some strange men. It seemed that they had something to say and that thing was that a wicked and ugly witch ordered them to call her if someone appeared on the island. Talking to these people they understood that they were afraid of the witch. They didn’t have any power on her. Paco and Rodolfo understood that if the witch couldn’t cope with them in the rollercoaster they had another opportunity to beat her. The men of the island told them that they were good-hearted men and that their huge energy could make the detestable witch disappear. The only thing they had to do was to deceive the witch to undo the spell. 83


Everything was ready. As every night, the people of the island made a large bonfire to welcome the witch. This was the plan: when they were holding hands and dancing around the bonfire, Paco and Rodolfo would dance at each side of the witch. As every night, the witch agreed to dance around the bonfire but she wasn’t aware that the two people next to her were Paco and Rodolfo. Suddenly, some sparkles came out and the witch turned into white smoke. Paco and Rodolfo’s hearts were so pure that the witch died. All shouted and jumped up and down happily. Now they had to do the second part of their task, undo the witch’s spell, which could only be done by the native people on the island. The one who seemed to be the Chief made Paco and Rodolfo sit in the middle of a circle and they began to sing unknown and incomprehensible songs. Everything went very fast and all of a sudden, Paco was next to Rodolfo trying to get into the enchanted house. The two friends looked at each other and they were surprised to see everybody happy as nothing had happened. They didn’t understand what had happened but they were sure that they couldn’t have had the same dream. Itzultzaileak: Maitane Bermejo, Leila Iraola, Itziar Gurrutxaga (2. Batxilergoa)

84


The importance of money Miren Ibarzabal, DBH 2C


THE IMPORTANCE

OF MONEY

Hi, my name is Txiki and I’m a dog. I’m a small, sporty and rich dog. But I tell you that being rich is not so good. Listen to my story and you will understand why. I lived in a very big house next to a mountain and I had everything I wanted. But something which was more important than money was missing, friends. I didn’t have friends, only my owner. One day I heard strange noises while I was passing by a fenced land which was surrounded by a sewer. The next day not only did I hear noises, but I saw something which I couldn’t identify. When I went home I thought that I had to go to that place to find out what was there. I woke up, I took some ropes and I went to that mysterious sewer. When I got in, it was very dark, but I saw something and slowly I started to get closer. As I was getting nearer the noise sounded like a cat, and in fact, it was a cat. He was frightened at first so he hid behind a big stone. I started talking to him but 85


he didn’t leave the hiding place. The following day, I couldn’t stop thinking about that cat and I went to visit him again, but I took some cookies to convince him that I wasn’t going to hurt him. He hid as the previous day but this time he hesitated. I showed him the cookies and I gave him one, that’s why he left the hiding place and we ate them together. - Why are you always here? - I asked. - I live here. - Here, where? I don’t see any house. - On the ground. - And don’t you wash yourself? You stink. - I have nowhere to do that. - If you want you can come to my house, but if my owner sees you he will send you away. Because of that, we will go secretly to the swimming pool that is in the garden. - Okay. Thank you; you are a very good dog. - Wait here, I will come to take you home tomorrow. The following day I went there. The cat was waiting for me. - Okay. Let’s go! - I said. That is how we left the sewer and we went to my house. When we arrived we made a plan because my owner was there. The cat was going to have a bath while I distracted him. I went where my owner was and I started to play with him. The plan went perfectly; the cat had a bath without any trouble and he came where I was. When my owner saw him, he got furious and he said: - What s this stray cat doing here? I wanted to explain him that he was my friend, and that’s why I started barking and I stood in front of the cat, I thought that this way he would understand what I wanted to tell him and it seemed that he understood, because he said: - Well, after all, friends are friends and if this cat is your 86


friend, I will let you play with him, but not in this house. We went out of my house. It was winter and it was very cold. Suddenly we saw a group of dogs playing football and we started to play with them. Unfortunately, it began snowing and we went to the home of a dog who was playing football with us. His house was small, or that’s what it seemed to me, but it was nice and he did us a big favour. I was grateful for it: -Thank you very much for inviting us to your home-I told him. - You’re welcome. It will stop snowing soon and you’ll be able to go back home. After five minutes, it stopped snowing and we had to leave, but I didn’t know where to leave the cat. I couldn’t let him go back to the sewer. - Can the cat sleep in your house today? - I asked him. - Yes, there’s no problem, I’m alone this weekend, but my owner is coming back on Monday and the cat will have to leave. - Okay, no problem, thank you very much. Is that OK, friend? – I asked the cat. - It’s a pleasure. Thanks a lot to both. So we said goodbye and I went home. The next day, when I went to the dog’s house, I saw a policewoman and a man in front of the house. I got scared and when I went in I couldn’t believe what I was seeing. The cat was injured, covered in blood and he didn’t move. I asked the dog what had happened and he said this: - My owner came back sooner than expected and when he saw the cat, he hit him. Luckily, a policewoman who was walking along saw him so my owner had to drop him. I took the cat with my mouth and we left the house. When I was walking in front of the policewoman I heard that the dog’s owner, the criminal, could be severely punished for what he had done. Very-very slowly, we arrived home and when my owner saw us, he asked me: 87


- Why are you bringing this cat home? I told you not to bring it home. I wanted to explain to him that he had been hit. That’s why I started to bark and look at the cat, and then he saw it. - But, he’s hurt, that’s why you brought it, isn’t it? Good boy, we’ll call the vet. - Well, he’s stay here until he gets better, and then we will see. During his recovery, the cat behaved very well and my owner got quite fond of him. When my owner had to decide, he came to me and told me: - I never thought I would come to this point, but I’ve seen the cat is very good and that you’re good friends. So I have decided that he can stay and live in our house. Since that day, I have learnt the meaning of the phrase “being rich”. Now ,I’m really rich, with a great friend who I can trust. Itzultzaileak: Judith Egiguren, Maria Aranguren (1. Batxilergoa)

88


La hoja y las hormigas Marrazkia: Ane Intxaurburu, 4C


89


90


91


Itzultzailea: Meryem Harribou

92


En busca del pulpo mรกgico Amaia Iturralde, DBH 2 C


93


94


95


96


97


98


99


Itzultzailea: ERCISA. Itzulpen zerbitzua

100


Los juguetes Marrazkia: Naia Alberdi, 4b


101


102


103


104


105


106


Los juguetes. Itzultzaileak: INRAM KHOKER

HFSA - KHALID, QASIM KHOKER

107


108


La vida de Marco Marrazkia: Ane Intxaurburu, 4C


A VIDA

DE MARCO

109


Barbados é uma ilha tropical que se encontra ao lado da ilha Saint Laura. Bom tempo e praia, o lugar ideal para viver. Lá morei até que fiz os nove anos, nessa preciosa ilha. Mas agora estou na França onde, aliás, chove e está muito frio. O meu pai era quem trabalhava e trazia o dinheiro para a casa, mas perdeu o trabalho e fomos perdendo o que tínhamos; porém, os meus pais pensaram em me mandarem para a França, para um internato, para me educar e estudar. Sou o Marco e esta é a minha história. Sou pequenino e magrinho porque não como muito. Tenho as pernas curtas e ossudas, a cara oval, cheia de manchas, e são orelhudo. Tenho o nariz pequeno e grandes olhos verdes. O meu cabelo preto coincide com a cor da minha pele. Gosto de estudar, mas nesta altura não estudo porque fugi há tempos do internato, pois lá estava a passar realmente mal; os professores e os alunos maltratavam-me, (mas essa é outra longa história que não vou agora contar). Na realidade sou risonho, alegre, divertido. Sou amigável e faço facilmente amigos entre os que vivemos na rua. Como fugi do internato e não quero que me encontrem, aos meus pais digo-lhes que estou noutro colégio e que estou bem. Na realidade estou a morar sob uma ponte grande e velha, uma das pontes do Sena. Junto à ponte, nada mais subir para a rua, há uma cafetaria e lá vou todos os dias, porque o dono tem um bom coração e me dá um rico pequeno-almoço, sempre que me não vejam os fregueses. Não sou o único que mora sob essa ponte; há imensas pessoas lá, entre elas meu amigo Chals. O Chals é o meu melhor amigo; temos muita intimidade e sei que sempre estará ao meu pé quando o precisar. Ele sabe que eu também estarei sempre à sua beira. 110


Chals é gorduchinho, alto, honesto, generoso, tímido… corpulento e de cara redonda. O seu cabelo é avermelhado e a sua pele branca e cheia de sardas. Somos muito diferentes, quer no físico, quer no caráter: eu mexo-me imenso e gosto de aprender. O Chals é preguiçoso e comilão (come tudo quanto apanha, seja o que for e encontrar onde encontrar). Chals tem duas irmãs gémeas que moram com os pais; há tempo que ele os não tem ido ver; gosta de viver como vive, livre! A minha vida, por enquanto, é esta: dormir sob a ponte, um sítio húmido e lamacento, procurar comida e volta a começar. Mas não estou debaixo da ponte o dia todo; costumo ir para a estação dos comboios mais próxima “à minha ponte”. A estação é grande e de tijolo vermelho, cheia de pessoas. Em frente à estação há um parque, com árvores e bancos. Eu sento no primeiro banco, o mais próximo da entrada da estação. Observo as pessoas que vão e vêm e imagino as suas vidas. Num dia normal e corrente, embora frio e húmido, fui para a estação e sentei “no meu banco”. Estava com sono e adormeci. Umas horas mais tarde, acordei e tinha à minha frente um homem, já avô, que me disse: — Olá, sou o Frank. Fitei para ele e disse-lhe: — Sou o Marco. E o senhor quem é; o que faz aqui? O amável avô disse que me viu a dormir no banco, que chovia e, como fazia frio, teve lástima de mim. Convidou-me a uma bebida quentinha e, enquanto o tempo passava, conteilhe qual era a minha vida e por que. O avô Frank propôs-me ir para a sua casa, tomar banho e secar a minha roupa, e eu aceitei. Toda vez na sua casa, reparei nos quartos, que eram amplos e cálidos… 111


No quarto havia uma janela grande e as gotas de chuva faziam “cli-cli-cli”. Havia também uma grande lareira acendida e sobre ela o retrato de uma mulher. Diante da lareira, uma grande cama em que eu estava deitado. Os lençóis eram brancos com flores azuis. Por um momento senti-me à vontade; era um sítio desconhecido, mas era o lugar mais agradável desde que tinha chegado a Paris. Frank era solteiro, ele também estava só e sentiu pena ao me ver no banco naquelas circunstâncias; tinha 60 anos, era alto e magro, não tinha quase cabelo e o pouco que lhe restava era de cor cinzenta. Era orelhudo, como eu, e os seus olhos eram azuis. Era um completo cavalheiro, foi muito generoso; acolheu-me na sua casa e mandou-me para a escola. Não tenho mais do que palavras de agradecimento para ele; agradeço-lhe de coração, ele me resgatou. Após uns dias, o Frank quis entrar em contacto com os meus pais em Barbados, mas não consegui. O meu pai tinha morrido e a minha mãe fora embora para outro lugar com o seu novo namorado. Quando contei para o Chals o que acontecia, não podia acreditar e disse-me que embora sempre me fosse lembrar como um dos seus melhores amigos, ele seguiria como sempre, livre, livre! Eu comecei uma nova vida e fui à escola até que, feitos os 18 anos, fui para a universidade para estudar Medicina. Nesses anos combinei com o Chals nalgumas ocasiões, mas um dia disse-me que ia embora de Paris; se calhar ia ver as suas irmãs. Já nunca mais o vi. Embora o curso de Medicina fosse duro, eu estudei muito e consegui. O meu sonho era ir para a África, queria ajudar e curar os mais necessitados. Chegou o dia tão sonhado e o avô Frank veio comigo para a África. 112


Trabalhamos duro e os dois nos apaixonamos por este país. Aqui começamos uma nova vida que nos fazia felizes. Um dia o Frank disse-me: — Ó, Marco, tenho uma notícia que te dar, espero que te faça feliz; senta… — O que acontece, Frank? Não estarás doente, verdade? — Não, meu filho — disse-me —; durante todos estes anos estive a procurar a tua família e por fim a encontrei. — Ora essa!! Encontrou a minha mãe? Ela está bem? Onde é que está? Podemos lá ir vê-la? — Disse eu sem parar de fazer perguntas e com lágrimas nos olhos. — Podemos, Marco; e claro! Tinha medo da tua reação; como fico contente de que te alegres tanto! Mais uma vez agradeci a “meu vovó” tudo quanto tinha por mim feito… O Frank e abraçados, chorávamos de alegria e, ao mesmo tempo, agradecíamos ao destino ter feito que nos conhecêssemos. Agora começa uma nova história para mim… Itzultzailea: ERCISA. Itzulpen zerbitzua

113


114


EUSKARAZ SORTUAK

115


116


Azkue Sariak Marrazkia: Aiala Etxabe eta Ariane Sorazu 3C


Hitzaurrea: Tamalez azken urte hauetan gaztetxoen artean, irakurzaletasuna eta idazteko grina urrituz doa (…..) Aspalditxo, irakurtzea, ohean lo hartu aurretik, egin beharreko liturgia bat zen. Nork ez du hartu lo amak kontatutako ipuin baten erdian? Edota argia pizturik, esku artean liburu ireki bat duela? Gaur egun ordea, delako twiter, facebook edota tuentia garai batean irakurketari eta idazketari eskeintzen genien lekuari okupa eginez datoz. Hori saihesteko, urte batzuk badira, UROLA IKASTOLAN, “Literatura Txokoa” izeneko esparrua bat eraiki genuela, non astean behin DBHko 1. eta 2. mailako ikasleak irakurketa eta idazketa modu ludikoan lantzen saiatzen garen. Esparru horretan, aldiro-aldiro ikasleek ipuinen bat ekoiztu eta lantzen dugu. Lantzean behin bitxi eder askoak ere topatu ditugu. Ipuin hauetaz baliatuz, urtez-urte, datozen ikasle eta idazle berriak motibatzen saiatzen gara. Aukeratuak, urtez-urte, Azkue sarietara aurkeztu izan dira. Eta behin baino gehiagotan sarituak ere. Besteak beste, aurtengo Azkue Saria irabazi duen Anne Lapeiraren “Ez naiz inoren printzesa” ipuina.

Lerro hauek aprobetxatuz, zorionik beroena eman nahi diogu Anneri. Tamalez, sariketaren oinarriak diotenaren arabera, aipatu lana ezin da plazaratu. Mikel Sarasua (DBH 1-2ko euskarako irakaslea)

117


118


Zabaletaren autobusa Marrazkia: Aiala Etxabe, Ariane Sorazu, 3C


2008an Azkue sariaren irabazlea

ZABALETAREN AUTOBUSA Txiki-txikitatik ezagutzen dut Zabaleta. Gure autobuseko gidaria da. Egunero eraman eta ekartzen gaitu ikastolara. Oso tipo jatorra eta sinpatikoa da. Autobusa andregaia baino gehiago maite omen du. Noski, andregairik ez baitu. Autobusa zaharra da, baina oso txukuna eta erosoa. Zabaleta oso tipo berezia da. Handi samarra; eta bere oinak eta eskuak hartz batenak dirudite. Bere janaririk gustokoena baratxuria da, kilo erdiko txuleta azpian duela. Urteak ere ez ditu faltan, baina osasuntsu eta alai segitzen du bere lanean. Ez da Rober Refor, baina “kurioxoa�, berak dioen bezala. Goizean jaiki, eta gosaldu aurretik leihotik begiratzen dudanean han dago zain Zabaleta, bere autobus zaharrean eta bozina jotzen dit. Bidaia kantuan eta behatzekin tarrapataka etortzen da bere trikitixa eta fandangoekin. Imuntzo eta Beloki ditu bere idoloak. Aldian behin ahalegintzen da irrintzi bat botatzen, baina arrantza bat baino ez zaio ateratzen, eta gu barrez lehertzen gara. Buruan beti txapela, neguan bere hi119


ruzpalau ile bakanak epeltzeko eta udan freskoago izateko. Egunero, abiatu aurretik zerrenda pasatzen du ea norbait falta den. - Zer moduz Maialen, gure neska motza? - Aita ehizera jaiki al da, Xabi? - Ez al duzu lorik egin Begi-Handi. Eta horrela hamarrok sartu arte. Ane du begikoena, txikiena baita, eta ihes egiten ahalegindu arren, gerritik heldu eta kilimak egiten dizkio bere atzapar handiekin. Maixux autobuseko zaintzailea da, eta guk txantxak egiten dizkiogu Zabaletari ea andregaitzat ez al duen nahi, baina berak ezetz, gustora bizi dela mutilzar. Goiz batean ohetik jaiki eta leihotik begiratu nuenean, Zabaletaren autobusa falta. Berandatu egingo zitzaion! - nire baitan. Etxetik ateratzean, gure autobusaren lekua furgonetataxi batek okupatzen zuen. Gure Zabaleta eta Maixux falta. Gu galdezka hasi ginen; baina Patxik, hala zuen izena taxistak, ez zekiela ezer, goizean goiz deitu ziotela “servizio” bat egitera. Eguerdian Maixux azaldu zitzaigun eskua benda batean bildua zuela. - Zer gertatu zaizu Maixux? – ezer esateko astirik ematen ez geniola. – Non dago Zabaleta? Zerbait gertatu al zaio? - Atzo zuek utzi eta etxera gindoazela, lurra bustita eta kurba gaizto batean, irrist egin eta autobusa irauli egin zen. Nik kolpe batzuk baino ez ditut, eta besoa more samar. Baina Zabaleta lo dago. - Lo? Nola liteke lo egotea? – harrituta Ane. - Zumarragako hospitalean dago, eta lo dute... - Zumarragan? Haraino joan al da lo egitera? - Medikuek lokartu dute. Denok triste geunden. Zabaletarekin joan nahi genuen ikastolara, benetako autobusean eta ez taxi-furgoneta batean. Zabaletaren musika nahi genuen. Zabaletaren trikitixa 120


eta arrantza. Istripua eta zazpi egunera, bisitan joan gintzaizkion. Plantan omen zeukaten. Iritsi ginenean ordea, lo zeukaten artean, hartzen neguko loaldian antzera. Zurrungak bi solairu beheragotik entzuten ziren. Bat-batean ixildu egin zen, azkenetan dabilen tramankulua bezala. Orduan begiak zabaldu; begiratu, eguerdiro autobusean lo kuluxkatik esnatzean egiten duen bezala, eta: -Zer, denok al gaude? Abiatzeko prest? Hauxe hau gure Zabaleta! Idazlea: Maialen Watzinger

121


122


HAUXE NESKA MATRAKA

123


Ainara hamabi urteko neska polita da oso, lore eder bat baino politagoa. Ile horia du, udako eguzki bezain urrea, begi berde zoragarriak eta peka bihurriak aurpegian. Geldiezina eta abenturazalea da beti non zer bilatuko. “Ez da ez azaren azpian kieto geldituko mari matraka hori” dio irribarrez bere aitona Joxek etxeko eskilarak korrika batean jeisten sentitzen duenero. “Behin zuhaitz baten gainetik erori zen katu bat salbatzearren. Beste batean arrantzaleak beren ontzietan nola lehorreratzen ziren ikustera joan kaira, eta uretara erori zen. Horixe da gure Ainara!” *** Ilunabar hartan, hondartzako egunaren amaieran, zeruak kolore arrosa hartu zuen, mendebal aldetik. Ketarriko itsasargiaren dorrean haize epela nabari zen. Ainarak, hainbeste alditan aitonarekin igotako San Antonerako bidea egin zuen amaren esanei muzin eginaz “Ez zaitez bakarrik joan. Zerbait gertatuta ere!” Zuhaitzak inoiz baino altuagoak iruditzen zitzaizkion, txoriak inoiz baino kantariago eta loreak inoiz baino ederrago. -Hauek bai lore ederrak. Amarentzat bilduko ditut batzuk, ea behingoz zigorrik gabe libratzen naizen. Gustura zebilen loreak biltzen. Sorta ederra bildu zuen tamaina, itxura eta kolore ezberdineko lore ugarirekin. Orduak aurrera eta zeru arroxa-argiak urdin-more ilunari eman zion paso. Bidean tximeleta polit bat ikusi zuen. Neskatoa liluraturik gelditu zen hari begira. Bazirudien “zatoz nirekin, zatoz nirekin” esan nahi ziola, eta Ainarak tximeletari kasu egin eta bere atzetik abiatu zen, nora zihoan konturatu gabe. Akordatzerako bidetik atera eta baso ilunean barneratu zen. -Ai ama! Galdu egin naiz! Gainera oso berandu da! Ezin dut ezer ikusi! Ainarak oso ongi ezagutzen zuen mendia, baina iluntasun hartan ez zekien nora jo. Noraezean, urduritzen hasi zen. Ga124


rraisi egin zuen. Zuhaitzak begira zeuzkan, eta oso modu beldurgarrian gainera. Loreek ez zioten irribarrerik egiten, eta lehen hain politak ziruditen tximeleta eta txoriek katu basatiek baino begi beldurgarriagoak zituzten. Ainarak korrika egin nahi zuen, baina zerbaitek galerazten zion. -Amaaaaa!!! - Ainara, zer gertatzen da? Lasai maitea, dena amets gaizto bat baino ez da izan – lasaitu zuen amak oinetan korapilatuta zeuzkan izarak libratuz. Ainara ohean izerdi patsetan zegoen gau osoan mendian galduta bailitzan. Ordulariari begiratu, eta orratzek jaikitzeko ordua markatzen zuten. Eguna beti bezain bihurri pasa zuen Ainarak. Hondartzan urliari sandaliak ezkutatu zizkion hondar azpian, lozorroan zegoen sandiari ura bota bere buruko soilune disdiratsuan, eta berendiari karramarro txikiak toailaren azpian ezkutatu... “Eguzkitan bizitutako sugandila alajaina, gure Ainara txikia! Ja, ja, ja ...� Ilunabarra iritsi zen eta Ainara itsasargira abiatu zen. Bidean zihoala tximeleta bat ikusi eta zast... ametsaz gogoratu zen: zuhaitz begiluzeak, lore, tximeleta eta txori begi zorrotzak... Orduan ordea Ainarak ezagutzen zuen paseotxo haren amaiera, eta etxera itzultzea erabaki zuen. Idazlea: Amaia Iparragirre, 2007an

125


126


HARIAREN ERTZAK

127


Susaetatarren etxean aztoratuta dabiltza. Zerbait larria gertatzen da. -Azkar kotxera, benga, benga! - dio Joxek. -Uf, uf! - egiten du Mirenek tripan globo handi bat duela. Bizkor abiatu dira kotxean ospitaleruntz, baina iritsi ezinik gasolindegian geratu dira. Badator umea. Gasolindegiko mutila, Miren lasaitu nahian. Miren ufuka, eta Joxe urduri. Eta atera da umekotea. Arroxa eta mozkotea. Denak pozik, baina bizitza bat iristean, beste bat badijoa. Eta Mirenek azken arnasa bota du, odolgabetuta. … Pasa dira hamaseibat urte, eta Jon kozkortu da. Ia bakarrik hazi da. Bizia da, baina aitak ezin dio atentziorik jarri, lanez lepoz gain. Eskolan gaizki, eta negozio txarretan sartzeko ikasketetan dabil. ... Pasa dira hamar urte, eta Ion kozkortuz gain, gogortu egin da. Gizon zahar bat eta bi handikote auto beltz batetik jeitsi dira. - Zer? -galdetu du Jonek. - Ondotxo dakizu zer - gizon zaharrak. - Ordainduko dizut – berriz, Ionek - Hobe duzu zure onerako. Baita azkar egitea ere, jada aspertzen ari naiz - dio gizon zaharrak, gizon handikote bat eskua poltsikoan eta begi txikiekin begira duela. - Hilabete bat – hatz erakusle mehatxagarria zut, gizon zaharrak. Eta gizon handikote baten ukabilkada sentitu du gazteak urdailaren erdian, arnasa lapurtzen diolarik. Jonek zorrak ditu. Trapu txarretan (“trapitxeoan”) ibili da. Orain arte libre atera da saltsa guzietatik, baina oraingoan urkatzera doanaren gisan, soka lepotik estutzen sentitzen du. Salerosketarakoa lapurtu du; eta orain odolkiak ordainetan. 128


... Herrian falta da hiru urtez. Jendea bolo-bolo dabil bere aita zaharra, adinak eta nekeak ahuldurik, ospitalera eraman dutenean. - Esker txarreko semea, aita zaharra bakarrik utzirik. Negozioetan goraka egingo zinan – dio Juxtinak, etxepekoak. Herrian ez dabil beste konturik. Aita zaharrak okerrera egin du, eta semearen arrastorik ez. Ionen bezero ohiek ordea, badute bere berri. Goizean aurkitu dute tiroz hilda, ospitaleko aparkalekuan. Bala-zorroa, odol putzuaren erdian. Auto beltz bat ikusi dute. Ezpainen ertzetik odol ponpatxoarekin batera aitari azken hatsa dario. Ertzainen sirena-hotsa entzuten da. Biei izara zuria bota diete gainetik. Goian beude Susaetatarrak! Idazlea: Ortzi Alberdi, 2009an

129


130


IDAZTEAREN MAGIA

131


Ez dakit zeri buruz idatzi. Ez dakit zein gai aukeratu. Sabaian iltzatu begiak, eta nire buruak izara bat bezain zuri jarraitzen du. Ordularian seiak eta laurden, eta zazpietarako lagunekin geratu naiz. Betidanik atentzioa eman didate ondo idazten dakitenek. Nongo kutxa edo apaletik ateratzen ote dituzte halako ideia eta istorioak idazleek? Buruak noranahi egiten dit zezen koxkor iheskor baten antzera, eta nik tira eta tira, sokamuturra bailitzan ez urrutiratzeko. Kontua da, duela aste pare bat gure irakasleak idazlan bat agindu zigula. Idatzi, zertarako? Zertaz? Gaia guk geuk aukeratzeko. Gai librea. Librea? Ni inoiz baino presoago sentitzen naiz. Preso, eta nire zezentxoa maldan gora Izarraitz bidean inoiz baino bihurriago. Leihora hurbildu naiz, eta berehala orri zuria begira jarri zait mahaiaren erditik kontuak hartuz. Zein gai aukeratu? Nola hasi idazten? Begiak itxi ditut ea iluntasunak argialditxoren bat ekartzen didan. Han, urrunean, neskato txiki bat antzeman dut: ileoria, motots batez, zinta koloredun batean lotuta. Mahai baten aurrean arkatz arrosa batekin idazten ari da. Oh! Ni neu naiz idazten ari den neskatila!!! Bat-batean begiak ireki eta gogoratu dut txikiagoa nintzela idaztea ez zitzaidala batere zaila egiten. Meta gaineko txolarre saltari bat bezala sentitzen nintzen idazterakoan: aske eta gustura! Jaunartzea egin nuenean, eguneroko polit bat oparitu zidaten bere giltzatxo eta guzti. Han egin nituen nire lehenengo idazkiak, eta bertan idaztea oso erraza egiten zitzaidan. Zergaitia ere dagoeneko badakit; norbaitek agindu gabe idaztea, ez da zaila egiten. Nire egunerokoan gauza asko idazten nituen: norekin haserretu nintzen, koadrilakoekin arazoren bat bazegoen, gurasoekin edo ahizparekin izandako haserrealdiak, maisuarekin izandako gertaerak, etab. Halako hainbat eta hainbat egoera erraz 132


eta gustura txertatzen nituen nire eguneroko kuttunean. Horiek guztiak lerroetan isladatzea ez zitzaidan zaila egiten, neure barnetik irteten ziren sentimenduak zirelako; nire barruko saminak, ezin egonak eta amorruak kanporatzeko modu aproposa zelako. Orain berriz, neure barrenak hustu nahi, zerbait esan nahi, eta ezin. Benetan zaila zait deskribatzea nire barruak idazteko duen ezintasuna. Ezina da gaur garaile. Handitzen ari naizelako ote da? Egoera hau ez ote da betirako izango? Bestela jai daukat, ni ez naiz sekula idazle izango! Burutazio hauetan ari naizela, joanean zihoan zezentxoaz gogoratu, eta maldan behera etorrian datorrela ohartu naiz. Iada orria betea daukat, eta idazlana dagoeneko bihar irakasleari emateko moduan dago. Ea gustatzen zaion! Idazlea: Miren Soraluze, 2010ean

133


134


MADDI ETA BERTA

135


Berta berrogeitamar urte inguruko altuera txikiko emakume bat da. Kilo batzuk soberan dituen arren, oraindik sasoiko dago. Ile hori zurixka, eta begi marroiak. Emakume zoriontsu eta alaia izan ohi da beti. Baina bere gizona hilez gero, erabat itzali da bere begien argitasuna. Ordudanik bakarrik bizi da bere tristurarekin, berrogei metro karratuko etxean. Bere etxepean, atez ate, Maddi izeneko neska koxkor bat bizi da. Bi urte ditu. Begiak urdin-urdinak, masail gorriska, eta aurpegia oreinez beterik du, euri hasi berriak zolua tantaka busti bailuen. Ilea beti bi mototzetan jasoa. Maddiren gurasoek arazo bat dute: amak lana topatu du, eta ez daukate neskatoa norekin utzi. Berta etxea txukuntzen ari da, eta tinbre hotsa entzun du -�tin ton�-. Harritu egin da, normalean ez baitu bisitarik, eta ez du inor espero. Atea ireki duenean, nor topatuko? Aldameneko neska koxkorra, Maddi. Ezer esateko denborarik eman gabe sukalderaino sartu zaio, eta aurpegi irribarretsuaz -“yayeta batt�- eskatu dio. Bertak gaileta goxo batzuk atera dizkio, eta Maddik jan. Segituan ordea, beste tinbre hotsa. Bertak atea ireki du, eta Maddiren ama topatu du. - Barkatu, kasualitatez nire alaba ez da ba hemen egongo. Ez dut topatzen. - Tinbrea jo dit, eta ezer esan gabe barrura sartu zait. - Eskerrak! Susto ederra pasa dut. Sukaldera joan dira, eta han dago Maddi, gailetak jaten, ezpainak gozo papurretan. - Itxaron zaitez pixka batean, gailetak bukatu arte - esan dio Bertak - Nahi al duzu kafetxo bat? - aldi berean. - Bai, gustura hartuko dut. Eseri egin dira eta hitz egiten hasi, noski. Kontu kontari Maddiren amak bere egoeraren berri azaldu dio Bertari, eta Bertak bi aldiz pentsatu gabe zera esan dio: - Nahi baldin baduzu, neuk zainduko dizut zure neska 136


koxkorra. Umeak izugarri maite ditut. Ongi etorriko zait, senarra hil zitzaidanetik bakarrik bizi bainaiz. Eta diru kontuaz lasai, ez daukazu ordaindu beharrik. Berta Maddi zaintzera joan da, eta hain txikia denez, ez dauka eskolara joan beharrik. Orduan, berarekin erosketak egitera eraman du eskutik helduta. Izugarrizko barreak egin ditu erosketetarako karrora igo denean. Ume guztiek bezala, Maddik ere goxoki bat nahi du. Eta Bertak txupatxus bat erosi dio. Bazkalduta gero, lo kuluxka bat bota dute biek, harik eta Maddiren ama korrika eta presaka lanetik etorri den arte. Maddi zoriontsua bada, Berta oraindik zoriontsuagoa. Egunak igaro dira. Eta Gabonak, heldu. Maddiren gurasoek lanik ez dutenez, neskatoa bere etxean geratu da. Berta berriro bakarrik dago. Maddiren etxean jai giroa somatzen da, aiton-amonak eta osaba-izebak etorri baitira. Maddik ordea, norbaiten falta somatu du. - Ama, nox etoli bel du amona Beltak? Ama ustekabean harrapatu du, baina azkar erreakzionatu du: - Egia da, Maddi, joan zaitez Bertarengana eta esaiozu etortzeko. Maddi ziztu bizian joan da Bertarengana, eta eskutik indartsu heldu eta bere etxera ekarri du. Orduan, bai, guztiak daudela mahaian eserita. Eta Maddi mundu osoko neskarik zoriontsuena da. - Aittitte, nik hilu amama daxket: Oxepa, Tele eta Belta – eta denak barrez lehertu dira. Idazlea: Inge Bastida, 2010ean

137


138


MALKO GOZOAK

139


“Esaiozu euriari berriz ez jausteko, esan bakardadeari...” - Amaia, telefonoa! - Banoa! “...gaur ez etortzeko.., nanana...” Amaia korrika dator burua toalla batean bilduta. “Bi dei galdu, Nagore” irakurri du esku-telefonoaren pantailatxoan. Botoi berdea zanpatu du. - Non kristo sartu zara, potxola ? - Barkatu, Nagore. Dutxa hartzen ari nintzen. - Igonerekin hitz egin dut. Eta gauerako plana prestatzen ari gara. - Nik ezin dut. Ba … amak ez dit uzten … Esaten du azterketak gainean ditudala eta … Zer plan dago? - Gaueko hamarretan kontzertua dago. Sekulako giroa egongo da. - Ez dakit. Hitz egingo dut amarekin. - Ongi da! Agur! Telefona iseki du Amaiak, eta amarengana abiatu da ziztubizian. Gauean kalera irten nahi du. Hamalau urte ditu, eta kasik heldua dela pentsatzen du. Amak ordea, ez. - Ez eta pentsatu ere! – entzun du zaplasteko bat bailitzan - eta ikasketak, zer? - Lagun guztiak doaz! - Ez, ez, eta ez! Amaia korrika doa logelara. Ohean etzan, eta musika kaskoak ezarri ditu belarrietan. Begiak bustirik ditu. Ez du ulertzen zergaitik ez dioten uzten. Bera beti izan da alaba zintzoa. Ordu erditxo bat pasa eta gero, ordenagailuan tekleatzen hasi da. - Iker, kaixo! L - idatzi du Amaiak. - Zer gertatzen zaizu, Amaia? :-* - Kkzarra! Nire gaueko planak, pikutara! - Bazkaltzeraa! – entzun du bozgorailu batetik aterata bezala. Ama da. Itzali ordenagailua, eta korrika doa komunera 140


Amaia. Eta txisa egiten denaren plantak egin bitartean, malkoak lehortu ditu. - Oraintxe! Komunean nago. « Zuretzat ilargia lapurtuko nuke gau… » Telefonoa. Nagore da berriro. - Nagore! Zer duzu oraingoan? – bota dio Amaiak. -Ea arratsaldean zer egin behar duzun jakin nahi nuen. -Zer plan dago? -Lau eta erdietan plazan geratu gara futbol partidua ikusteko. Ba al zatoz? - Agertuko naiz ustekaberik ez badago. - Gero arte! Lau eta erdiak dira. Denak elkartu dira. Miren, falta. Zer egiten du neska honek beti berandu iristeko? Gaueko planari buruz hitz egiten hasi dira. Bat-batean soltatu du Nagorek: -Zure gurasoek ez al dute gaur “Soziedadean” afaria urtebetetze bat ospatzeko? Haiek etxetik irten ostean irten, eta Ikerren kotxean joan gaitezke. Amaiari ez zaio ideia hain txarra iruditu, eta pentsakor geratu da. Ikerrek kotxean hartuko ditu, eta kontzertua bukatzean etxera bueltatu, gurasoak etxeratu baino lehen. Denak ados daude, baina Amaia ez dago lasai, inoiz ez baita gezurretan ibili gurasoekin. Kalean giroa ezin hobea, eta kontzertu gunea gainezka dago. Jende piloa dabil dantzan. Hantxe ikusi ditu bere ikastolako batxilergoko ikasleak. Bat baino gehiago pasa-pasa eginda dago. Gaua zoroa izan da, goiz eta sarri hasi baitira edaten. Ikerrek ere begiak gorri-gorri ditu. Gaueko ordubata da. Etxeratzeko ordua. Iker “alaiegi” somatu du Amaiak. - Kontuz, Iker! – gogorarazi dio Amaiak. Bidean, euria hasi du. Biribilgune batean azkar samar sartu da Iker, eta balaztatu arren, autoak aurrera egin du. Berandue141


gi da. Ezkerretik zetorren auto batekin egin du talka, eta autoa irauli egin da. Autoaren matrikularen zenbakiak ezagunak egin zaizkio Amaiari, begiak itxi aurretik. Zenbakien ondoren, auto bera egin zaio ezaguna. Gurasoena da. EZ!!! Amaiak eskua kopetara eraman du, bustia du. Gorputz osoa du bustia. Ahul sentitzen da. Indargabetzen doa. Zorabiatzen ari da. -Amaaaiaaa! Zer egiten duzu lurrean? Argitxo bat ikusten du tuneltxoaren amaieran. Zein ari da oihuka? Beste mundutik norbait ari zaio deika. Begiak zabaldu ditu ulertu nahian,eta izerdi patsetan logelan lurrean dago. -Amaaaiaaa! Zer egiten duzu lurrean? – errepikatu dio amak – Goizeko laurak dira. Denak esnatu behar dituzu. Irribarre zabal bat marraztu zaio Amaiari, eta berriro ohera sartu da. Idazlea: Irati Agirre, 2009an

142


OROITZAPENAK

143


Aspertuta nago, ez dakit zer egin. Ama etxeko ganbara txukuntzen ari da, eta laguntzera joan natzaio. Txukuntzen ari ginela, galdutzat nuen aspaldiko egunerokoa aurkitu du amak birziklatzeko aparte zeuzkan txikitako arropen artean. Horiztuta eta hautseztuta, traputxoa gainetik pasa, eta irakurtzen hasi naiz. Tapa ireki, eta berehala hamaika oroitzapen etorri zaizkit trumilka era nahasian. 2005eko uztailak 12a. Urbasara egun-pasa joan gara. Eguraldi zoragarria. Eguzkiak gogor jo du. Nik etzanda eta itzalean igaro izan ditut eguneko ordurik sargoritsuenak. Nire anaia txikia futbolean ibili da, eta azkenean bizkarra erre zaio. Salto egin dut, 2005eko abuztuak 1era. Istorio luzea neukan idatzita eta irakurtzen hasi naiz. Goizean jaiki eta aitonarekin gosaldu dut. Ni telebista ikusten geratu naiz eta aitona baratzera patata ateratzera joan da. - Hamarrentzat patata-tortila ederra egin daiteke pieza honekin - ia kilo beteko patata eskuan duela azaldu zaigu. Arratsaldean amak kalera eraman nau erosketak egitera, eta bien bitartean ile-apaindegitik pasatzeko aprobetxatu dugu. Etxera iritsi garenean, sekulako anabasa zegoen etxean. Izeba negarrari ezin eutsita atera zaigu atarira, aitona ospitalera eraman dutela esanez. Ondoeza sentitu duela, eta izeba Mariaxunekin anbulategira jeitsi da. Medikuak denborarik galdu gabe ospitalera eramateko. Nigarrez hasi naiz. Ama ni lasaitzen saiatu da. Afaldu ondoren, ohera joan naiz. Gaur aspaldiko partez nire anaia txikiarekin egin dut lo. Beno, lo; esateko modu bat baino ez da, gau osoa begiak ezin bildurik igaro baitut. 2005eko abuztuak 2a. Aitona hobeto dago, eta autobusean ospitalera bidean goaz ama eta biok. Anaia etxean geratu da izebarekin, oraindik txikiegia delako. Aitonari irribarre bat atera zaio ikusi nauenean, eta munduan dagoen muxurik goxoena eman dit. 144


Osaba Joxerekin bueltatu naiz etxera, ama aitonarekin geratu baita. 2005eko abuztuaren 7a . Oso pozik nago, aitona hobeto dagoelako. Gaur eguerdian dator etxera. Iritsi denean, siesta egitera joan da. Besteetan ez bezala apur bat txurixka ikusi diot aurpegia. - Ospitalean ez baitu soroan bezala eguzkiak jotzen – erantzun dit aitonak irribarrez. Siestatik esnatu denean kartetan “zazpi eta erdira” ibili naiz jolasten. Irabazten utzi diot, gehiago gaixotu ez dadin. 2005eko abuztuaren 25a. Gaur merendola izan dugu herriko udalekuetako azken eguna baita. Barre piloa egin dugu udako gertaerak gogoratzen. Azken unean ordea, agur garaian nigar apur bat egitea ere tokatu zaigu. Etxera iritsi, eta ama patatak zuritzen ari zen. Aitona non zegoen galdetu diot, eta soroan dagoela esan dit. Berari laguntzera joan, eta lurrean etzanda aurkitu dut. Korrika amarengana joan naiz, ez baitzen mugitzen. Mugikorretik aitari deitu diogu. Medikua etorri bitartean, ama ia nigarretan urtu da. Bien bitartean aitak bere anai-arreba guztiei deitu die zotin isilean. Beilategira eraman dute auto beltz batean. 2005ko abuztuak 26a. Gurasoak beilategira joan dira. Niri ez didate joaten utzi. “ Ez da umeentzako lekua” – esan dit aitak. Egunerokoa atera, eta bertso bat idazten hasi naiz, aitonak oso gustukoak baitzituen. Ama bueltatu denean bere begiak bustiak somatu ditut. Aita beilategian geratu da. Orain dela egun batzuk arte aitona nuen alboan ta bihotzeko batek emanda hil zait etxeko soroan 145


ta berarekin jolasten nuen etxean edo auzoan. Bizi osoan izango zaitut aitona nire gogoan! Ea, aitonaren hilobiari jarri behar dioten harlausean, nik eginiko bertsoa jartzen utziko al nien galdetu didate gurasoek. Eta nik baietz erantzun diet. - Mirari, bazkaltzera- deitu dit amak. - Bai, banoa- erantzun diot. Egunerokoa itxi, gorde eta bazkaltzera joan naiz. Idazlea: Aiora Erizmendi, 2010ean

146


ESKERRAK

147


148


1.- Ikasle idazleei: DBHKO Lehen mailako ikasleei: Lan hau ez litzateke posible izango, ondoren azaltzen diren DBH ko LEHEN MAILAKO ikasleek, gogoz, ilusioz lan egin ez balute, eta andereñoak esandakoa (liburu bat plazaratuko genuela) sinetsi izan ezean! Hirurogei ta hemetzortzik, 10 ipuin plazaratzen dira, 16rekin gelditu arteko hautaketa, ikasleak beraiek egin dute gaztelerako irakaslearekin. 2011-2012 ikasturtean, DBH 1eko ikasleak eta bere ipuinaren izenburua: 1A AZKUE AGIRRE ARITZ: Bili y Nina en el Himalaya BELOKI SALVARREDI XABIER: El cuento BERISTAIN MURILLO ENEKO: Juan el pobre BERISTAIN MURILLO JOSEBA: El guerrero y la masa viscosa BLANCO MENDIZABAL LARRAITZ: La vida rara CABALLERO URANGA MIREN: ¿Mago o jefe de fábrica? EZKERRA ALVAREZ OIHANE : Leonardo GALARRAGA GARCIA JULEN: El socorrista tiene un accidente GALARRAGA LOPEZ IAKES: El objeto mágico GOENAGA ILLARRAMENDI OIHANA: Iñaki y su maravillosa historia IBARZABAL ZULAIKA JON: Los juguetes IRAOLA LASA JOSU: La hoja y las hormigas KHARRAZ AIMANE: El pollito LARRAÑAGA IZETA IBAI :La policía y el perro LARRAÑAGA ODRIOZOLA INTZA: Los dos amigos de lucha libre LARRAÑAGA CINCUNEGUI ENEKO: Dani y la vecina. LEON POLITE BENI: El conquistdor de la Antártida MUGIKA ARREGI ALAIN: La aventura de Juan OSA LIZARRALDE URKO: La castañera Manoli

149


SUBINAS LARRAÑAGA AMAIA : Los dos raros 1B ALBERDI LARREA MARTXEL : El loco del río ARIZMENDI ODRIOZOLA IÑAKI: El valor del dinero ARREGI MERKETEGI MIREN:La cueva misteriosa ARZALLUZ ARANAGA MAITE: La tormenta 1B 5 BALENZIAGA ETXANIZ ANE: Salto al agua y PAFF! CHAPARTEGUI AZURMENDI, MAITE: El entrenador y el niño DE ASSIS SOUSA COELHO AUGUSTO: El cartero EIZMENDI ETXANIZ IÑIGO: El viaje GURRUTXAGA ETXEBERRIA IURRE: El viaje a Extremadura IRURE MANTRANA JULEN: María y su vida KORTA URKOLA JOANE: Sin título LARRAÑAGA ESTEBAN OLATZ: Viaje a China LARRAÑAGA MUGURUZA LARRAITZ: El vagabundo NOGALES AGIRRE, MAIALEN: El sueño de Mery NUÑEZ DOLARA MIREN IRAIDE: Don Quijotes OLAIZOLA LASA IDOIA: Un castañero en Roma SORAZU MANGAS INGE: La vida de Marco URANGA ITURBE BEÑAT: La bruja piruja 1B 1C ALONSO LIZARRALDE LEIRE: Arreglando mis 17 ARRUTI ABARRATEGI OIER: Una Historia sin proyecto ASTIGARRAGA URBINA IORITZ: El principe y la princesa AZPIAZU ORBEGOZO ARITZ .La aventura de un futbolista

150


BERNEDO SEGUROLA MAITE. Una aventura inolvidable CABALLERO ELEZGARAI AINHOA: Todo era un sueño CABALLERO ELEZGARAI MONIKA: ¿Qué le pasa a Manoli? CABANILLAS ODRIOZOLA MARKEL: 100 lágrimas y ocho suspiros GOENAGA OLAZABAL MIREN: El agujero perdido IBARGUREN LARREA JOKIN : El joven piloto IRIARTE ODRIOZOLA MIKEL: El casero de la catástrofe LOINAZ OLAIZOLA IvAN: Julen y su viaje por el mar LOZANO PAJUELO IBAN: La historia de Koffi Kingstong ODRIOZOLA MARTIKORENA IRENE: El sueño de Turkonsky UNSAIN MORA AROA: En busca del pulpo mágico URANGA URANGA BEÑAT: Miedo a los caballos URRESTILLA ALKORTA NEREA: La aventura de Cristina y José VEGA PRIETO MIRIAM: Una excursión inolvidable VESELINOV TODOROV GEORGE : La primera historia del bombero Ricardo 1D ALBERDI GOROSTIDI JON: Antton en el desierto ARAKISTAIN GALARRAGA GARAZI: Una nueva vida AZPEITIA OLAIZOLA JON: Sin Título BASTIDA ALZURU IKER: ¡A salvar los gatos! BASTIDA ZABALA MIREN: Paco y su viaje EGAÑA LIZARRALDE UXUE : Bush y su casero ETXANIZ ARAGONESES JULEN: El combate más raro de lucha libre ETXANIZ ITURRIA IGOR: La aventura de Juan ETXANIZ LARRAÑAGA IRATI: El hechizo para siempre FERNANDEZ EPELDE AINHOA: El pelotari y el niño

151


GALARRAGA BASTIDA EIDER: La leyenda de una cueva de diamantes HERNANDEZ YURRAMENDI HERKETZ : El mago Chad IZETA IRURETAGOIENA LEIANE:El pasado de Bea LARRAÑAGA GARCIA ASIER:La aventura de la Bruja Piruja LAZKANO EGIGUREN OIHANA: El terremoto LEUNDA ETXEBERRIA IRAIDE: Peru y la Bruja Piruja MIRANDA DAVILA, Jon : Los extraterrestres viajan a la tierra OLAIZOLA BADIOLA AIMAR: la isla misteriosa SUDUPE ARREGI JONE: La chica de la mala suerte TENA MERIÑO YANIA: La gran aventura URIBE LASA ENEKO: El policía que cumplió su sueño ZUBIZARRETA RUIZ AIMAR: Angus, el niño callejero. 2.- Ipuinaren hautaketan parte hartu dutenei: Gaztelaniako mintegitik: Ana Mendieta, Miren Lasa, Mª E. Sudupe, Miguel Jiménez, Ane Markuerkiaga, Jon Correa eta Mª Jesus Aranburu Orientazio mintegitik: Mikel Alberdi 3.- Itzultzaileei: Itzulpen lanak egiteko eta zuzentzeko prest izan diren ikasle eta irakasleei. Ingelerako mintegitik: Mª Jose Sudupe Ikasleak: testu bakoitzean aipatuak. Euskarako mintegitik: Mikel Sarasua, Kontxi Eizagirre Ikasleak: testu bakoitzean aipatuak Irakasle ohiak: Joan Amenabar, Alberto Uranga Urduz. , Arabieraz, Portugesez: Testu bakoitzean aipatuak

152


4.- Ilustratzaileei: Ilustrazio lanak egiteko prest egon diren ikasle eta irakasleei: Plastikako mintegitik: Xabier Arrieta, Cristina Hurtado, Pili Agirre Ikasleak: ilustrazio bakoitzean aipatuak 5.- Aurkezleei: Informatikako Mintegitik: Igor Andres Gizar Zientzia Mintegitik: Ana Lizarralde, Mailu Arrizabalaga, Jon Martin Ikasle bertsolari: Julen Iparragirre 6.- Beste partaideei: Orientatzailea: Arantxa Brey Informatika: Miren Zubizarreta, Igor Andres Idazkaritza: Aitor Epelde, Administrazio eta mantenuko kideak. Koordinatzailea (DBH): Karmen Bastida Ikasketa buru(DBH): Ana Larra単aga Zuzendaria: Alberto Izagirre.

153


154


AURKIBIDEA Zuzendariaren sarrera.............................................................................................001 Gaztelania mintegiko sarrera...............................................................................003 M: “Arreglando mis 17” (Xanti Agirrezabal 3E) “Arreglando mis 17” Leire Alonso Lizarralde 1C.......................................005 M: “Bili y Nina ene l Himalaya” (Cristina Chuquimarca 3C) Bili y Nina en el Himalaya” Aritz Azkue Agirre 1A ....................................011 M:”El loco del río” (Maider Arsuaga 2C) “El loco del río” Martxel Alberdi Larrea 1B...................................................015 M:”El valor del dinero” (Ainhoa Zendoia 2C) “El valor del dinero” Iñaki Arizmendi Odriozola 1B..................................019 M:”Enbusca del pulpo mágico” (Jon Arrue 2C) “En busca del pulpo mágico” Aroa Unsain Mora 1C.................................023 M:”La hoja y las hormigas” (Ane Intxarburu 4C) “La hoja y las hormigas” Josu Iraola Lasa 1A...............................................031 M:”La vida de Marco” (Ane Intxarburu 4C) “La vida de Marco” Inge Sorazu Mangas 1B................................................035 M:”Los juguetes” (Naia Alberdi 4B) “Los juguetes” Jon Ibarzabal Zulaika 1A.......................................................039 M:“Paco y su viaje” (Alain Sorazu 3E) “Paco y su viaje” Miren Bastida Zabala 1D...................................................043 M:“Una nueva vida” (Naia Alberdi 4B) “Una nueva vida” Garazi Arakistain Galarraga 1D....................................047 ITZULPENAK.............................................................................................................053 Euskaraz M: “Arreglando mis 17” (Xanti Agirrezabal 3E) EUS: “Nire 17-ak konpontzen” Itz:Ander Sorazu 1Batx................................055 M: “Bili y Nina ene l Himalaya” (Cristina Chuquimarca 3C) EUS: “Bili eta Nina Himalayan” Itz:Jon Urteaga 1Batx..................................061

155


M:”El loco del río” (Maider Arsuaga 2C) EUS: “Ibai ondoko eroa” Itz: Manex Larrañaga 1Batx...................................065 M:”La hoja y las hormigas” (Ane Intxarburu 4C) EUS: “Hostoa eta inurria” Itz: Joan Amenabar (Irakasl)................................069 M:“Una nueva vida” (Naia Alberdi 4B) EUS: “Bizitza berri bat” Itz: Itsaso Waliño 1Batx..............................................073 Ingelesez M: “Bili y Nina ene l Himalaya” (Cristina Chuquimarca 3C) ENG:”Bili and Nina in the Himalayas” Itz: Gadea Azkue, Jon Olaizola, Jaione Sagarna (2 Batx)................................................................077 M:“Paco y su viaje” (Alain Sorazu 3E) ENG:”Paco and his trip” Itz: Maite Bermejo, Leila Iraola, Itziar Gurrutxaga (2Batx)........................................................................................081 M:”El valor del dinero” (Ainhoa Zendoia 2C) ENG:”The importance of money” Itz: Judith Egiguren, Maria Aranguren (1Batx)........................................................................................085 Arabieraz M:”La hoja y las hormigas” (Ane Intxarburu 4C) ARAB:”La hoja y las hormigas”Itz: Meryem Harribou..................................089 M:”En busca del pulpo mágico” (Jon Arrue 2C) ARAB: M:”Enbusca del pulpo mágico” Itz:ERCISA.........................................093 Urduz M:”Los juguetes” (Naia Alberdi 4B) URDU:”Los juguetes” Itz:Inram Khoker, Hfsa-Khalid, Qasim Khoker......101 Portugesez M:”La vida de Marco” (Ane Intxarburu 4C) PORT:”A vida de Marco” Itz: ERCISA....................................................................109 EUSKARAZ SORTUAK...........................................................................................115 M:”Azkue Sariak” (Aiala Etxabe & Ariane Sorazu 3C) “Hitzaurrea”: Mikel Sarasua (Irakaslea)..............................................................117

156


M:”Zabaletaren autobusa”(Aiala Etxabe&Ariane Sorazu3C) “Zabaletaren autobusa” Maialen Watzinger (2008an Azkue sariaren irabazlea).....................................................................119 “Hauxe neska matraka” Amaia Iparragirre (2007an)....................................123 “Hariaren ertzak” Ortzi Alberdi (2009an)..........................................................127 “Idaztearen magia” Miren Soraluze (2010ean)...............................................131 “Maddi eta Berta” Inge Bastida (2010ean).......................................................135 “Malko gozoak” Irati Agirre (2009an)................................................................139 “Oroitzapenak” Aiora Eizmendi (2010ean)......................................................143 ESKERRAK: Laguntzaile guztiei..........................................................................147

157


158


AURKEZPEN EKITALDIA Maiatzaren 7a, 19:00etan Sanagustin Aretoa AZPEITIA AURKEZLEAK: Xanti Agirrezabala eta Ainhoa Olaizola IRAKURLEAK: Ali Hussnain........................................................ URDUZ

Vini Augusto........................................................ PORTUGESEZ

Aiman Kharraz.................................................... ARABIERAZ

Miriam Vega........................................................ INGELERAZ

Oihana Lazkano eta Irati Etxaniz................. GAZTELERAZ

Anne Lapeira....................................................... EUSKARAZ

BERTSOLARIA: Julen Iparragirre ZUZENDARIA: ALBERTO IZAGIRRE

159


Profile for web urola

PAUSOZ-PAUSO (1)  

PAUSOZ-PAUSO 2012-06-26 Urola Ikastola

PAUSOZ-PAUSO (1)  

PAUSOZ-PAUSO 2012-06-26 Urola Ikastola

Profile for weburola
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded