Page 1

Vallejo Castillo Héctor Omar Herencia Indígena de México Ensayo Final. 26 de Noviembre de 2010 Historia de pedestal, historia de héroes de cobre. Esa es al historia que México tiene, la pegunta es… ¿será la historia que el país merece? Como la historia nos ha hecho, en el país, incluso antes de que se declarara República, nunca existió un plan o idea de nación; la región era considerada solo un anexo, un apéndice de España, un mina de oro y de recursos que no aportaba más que riquezas a la corona. Todo rastro de aportación humana era ignorado, eso sin considerar la

anterior

prehispánica,

destrucción donde

el

sistemática

indio

se

de

convierto

la en

cultura

símbolo

de

económico

e

retraso, salvajismo, ignorancia, retrogrades. Con

la

conquista,

se

implantó

un

sistema

ideológico europeo basado en el capital, en una mezcla de ciencia, religión y fe judeo-cristiana, en la creencia de la existencia de una cierta nobleza, de una alta cultura y de una sociedad elitista y puritana que buscaba el confort de las comodidades y el placer del hedonismo por sobre otras cosas. De la mezcla de ese sistema y ese paradigma, surge un sincretismo social, cultural y antropológico único que se termina reflejando en lo que hoy conocemos como México. Durante el proceso de formación de dicho sincretismo, las clases políticas, clases dirigentes y elitistas de ese México pasado,

de

ese

apéndice

ibérico,

que

desconocían

nuestro

pasado e historia indígena, que apreciaban la “alta cultura” europea, sus ideales liberales e ilustrados, intentaron crear


un nación de la nada y sin planificar, y en la peor de las decisiones, tratando de imitar al “viejo mundo occidental”, es decir, sus propia cultura y costumbres.

Todo aquello

ajeno a esa visión, era considerado como retrogrado, como bárbaro, y por lo tanto inservible, no se alineaba con su visión,

y

aquello

que

contuviera

un

rastro

de

ese

conocimiento era visto con sumo desprecio. Para lograr dicha tarea, se importó una educación de tipo progresista, de esa que enseña obligatoriamente una lengua extranjera, con materias como la lógica, la filosofa y los mitos clásicos griegos que apoyan ese orden de pensamiento. Se privilegió todo eso en vez de las lenguas locales, ahora en peligro de extinción, o la comprensión de la cosmovisión integral prehispánica, o el misticismo humanista con el que los indígenas vivían sus vida. En vez de crear un nuevo sistema, una visión personalizada y distinta, una educación adaptada no solo a la población sino a su mundo físico, geográfico y natural, a su pasado y a sus fortalezas, en vez de recalcar las diferencias de esa cultura prehispánica original y exponerlas como si fueran carencias o errores, decidieron copiar un sistema que no solo nunca se adaptaría por completo, sino que traería más desventajas que beneficios a la naciente nación. Se construyeron héroes a la usanza europea, extraídos de los clásicos y sus epopeyas, héroes

y

“libertadores”

modernos,

de

esos

que

son

intelectuales pero también guerreros, de moral casi impecable que amaban a su patria y a sus ideales más que nada. Incluso nuestra comida cambio, de vegetales, frijoles, maíz, chile y algunas aves y pescados, a carnes y pan y leche.


Hasta que no nos volvamos concientes de nuestra historia, de nuestro pasado, de todo aquello que arrastramos pero nos obligaron a olvidar o ignorar, todo aquello que no tiene lugar en la limitada visión modernista, no encontraremos una ruta más adecuada a la actual, que solo nos ha traído una desigualdad

extrema

y

un

estado

constante

violencia,

explicita y simbólica, con o sin un “narco” amedrentándonos; es tiempo de reconstruir nuestra historia.


Essay / Ensayo – Herencia Indígena de México.  

Otro ensayo breve que presenta una reflexión crítica y contrastante acerca de la herencia histórica y cultural de nuestro país. Another shor...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you