Page 1

LÍNEAS DE ACCIÓN EN EL GTI PORCINO 1. Características de la producción porcina uruguaya En Uruguay la producción porcina ha sido tradicionalmente un rubro de gran inserción a nivel de las explotaciones agropecuarias. Según el Censo General Agropecuario del año 2000, existen cerdos en 18.968 establecimientos, que representan el 36% del total del país. En lo que respecta a su importancia como fuente de ingresos de las explotaciones agropecuarias, el rubro porcino figura en el 5º lugar, siendo el 2º rubro granjero, detrás de la horticultura (Ruiz, 2001). Se trata de un rubro que ocupa un número importante de personal permanente, aproximadamente el 10% de la mano de obra total que ocupa el sector primario granjero (Ju.Na.Gra., P.Re.De.G., Di.E.A., 2004). La importancia de la ocupación laboral del rubro aumenta cuando se considera que cerca del 90% de la carne de cerdo producida en nuestro país es industrializada y comercializada mayoritariamente como productos chacinados en el mercado interno. Esta transformación determina un importante volumen de empleos directos e indirectos (producción, industrialización, distribución, ventas). Aproximadamente un tercio de las explotaciones con cerdos (6 069) tienen este rubro con fines comerciales, mientras que en el resto cumple funciones de auto consumo. Por otra parte 1449 establecimientos del país dependen económicamente de la producción de cerdos como principal rubro, representando aproximadamente un 3% del total de explotaciones agropecuarias. Es de hacer notar que en los últimos años se ha producido una constante disminución del número de productores y un gradual proceso de concentración de la producción. Así, de las aproximadamente 6 000 explotaciones comerciales, 61 de ellas concentran el 41% del stock, mientras que en el otro extremo, 1 232 explotaciones tienen el 7 % del stock (DIEA, 2003). La mayor concentración de explotaciones comerciales se ubica en el sur del país (Canelones, San José y Colonia), donde se encuentra el 52.9% de las existencias (DIEA, 2004). Esta ubicación obedece a dos razones fundamentales: la cercanía a los centros de demanda y la facilidad de obtención de alimentos complementarios de bajo costo. En su mayor parte la demanda por cerdos corresponde a la industria chacinera. Petrocelli et al.. (2003) observan que el 93% de los cerdos faenados en los mataderos habilitados se ubican en el rango de peso utilizado por la industria elaboradora de chacinados. En el mismo estudio, se observó que casi el 7% de la faena corresponde a cerdos de menos de 90 kg, categoría que es destinado en su totalidad al consumo fresco. Por otra parte, estudios de OPYPA afirman que el 15% del consumo corresponde a lechones, los que en su mayor parte provienen de la faena informal realizada en los predios productores En los últimos 10 años se ha observado un paulatino y gradual incremento del consumo de carne de cerdo en forma de cortes frescos, lo que implica un cambio en las características del producto demandado con este destino (menor peso de faena, menor grasa de cobertura, etc). La producción está dirigida fundamentalmente al mercado interno, siendo las exportaciones de escasa o nula importancia. Por el contrario, el sector se encuentra constantemente enfrentado a la amenaza de la introducción de cortes, provenientes fundamentalmente de Brasil, que pueden provocar importantes caídas de los precios en el mercado interno. En los últimos 5 años, la carne de origen importado representó aproximadamente el 35 % del consumo total de carne de cerdo (OPYPA, 2004). Las dificultades que enfrenta el sector de producción porcina uruguayo para competir con el producto brasileño se vinculan a razones de escala, composición de los costos y/o aspectos asociados a las políticas cambiarias de ambos países. En los últimos 12 años se observa una tendencia a la baja permanente de la relación de precios entre el kg de cerdo en pie y el kg de ración balanceada, con ocurrencia de ciclos periódicos, cada 3 – 4 años, donde se produce una recuperación y posterior caída de esta relación (Bauza, 2002). Esta producción es encarada normalmente con carácter complementario de diferentes actividades, y en muchos casos como parte de un sistema de producción relativamente complejo (Encuesta Porcina, 1988). Numerosos trabajos de caracterización de la producción porcina nacional (Kroeske, 1972; Azzarini y col, 1985; Facultad de Agronomía, DIEA, Plan Granjero, 1988;


JUNAGRA-GTZ, 1992; DIEA, 1994; INIA, Facultad de Agronomía, JUNAGRA, OPYPA, 2003; DIEA, 2004) coinciden en mencionar la coexistencia de diversos sistemas de producción con diferentes niveles tecnológicos. En el trabajo de análisis del rubro realizado por DIEA (2004) se sintetiza la caracterización del sector porcino uruguayo en los siguientes términos: "Por un lado se identifica un grupo de explotaciones en las que se manejan rodeos pequeños, donde predomina la especialización en la cría. Esto puede estar vinculado a una baja inversión, así como a la posibilidad de utilizar subproductos del predio y/o alimentos baratos disponibles en la explotación o en su cercanía. Por otro lado, aparece un grupo poco numeroso de explotaciones de mayor escala, principalmente de ciclo completo y terminación, donde han tenido difusión los sistemas de producción que requieren la aplicación de tecnologías con mayor demanda de capital". En lo que respecta a la caracterización del rodeo porcino, en los últimos 15 años se ha observado un importante cambio en la composición genética. Se ha pasado de un rodeo compuesto fundamentalmente por cerdos de capa pigmentada, con preponderancia de la raza Duroc y cruzas de la misma (Encuesta Porcina, 1988) y menores proporciones de los tipos Large White y Landrace, a una clara prevalencia de los animales de manto blanco, con fuerte incidencia de los híbridos comerciales o cruzamientos de éstos con los tipos tradicionales (Petrocelli et al.., 2003). La validez de estos tipos genéticos para algunos sistemas de producción es discutida en el medio técnico, especialmente en lo que se refiere a algunos de los cruzamientos entre tipos genéticos tradicionales con híbridos especializados o con descendientes de estos híbridos. Con respecto a los sistemas de alimentación es de destacar que, de acuerdo a la Encuesta Porcina (1988) solamente el 22% de los predios utilizan la ración balanceada como principal alimento. En la gran mayoría de los predios la alimentación se basa en la utilización de alimentos alternativos, fundamentalmente pasturas, subproductos de la agroindustria (láctea, frigorífica, molinera, alimenticia, etc) y otros residuos de diferentes orígenes (restos domiciliarios, cama de pollo). Existen, por lo tanto, dos estrategias de producción con el objetivo de aumentar la rentabilidad del rubro y hacer frente a las crisis cíclicas por las que pasa el mismo. Por un lado la adopción de un sistema de producción utilizando una tecnología de avanzada, en sistemas en confinamiento, con alto volumen de producción. En estos sistemas, el objetivo es la optimización de la productividad y la eficiencia productiva, utilizando las ventajas de la economía de escala. Este sistema de producción es utilizado por un reducido número de empresas, que concentran casi la mitad de la producción de cerdos que llegan al mercado. La otra opción es la adopción de sistemas de producción de baja inversión en instalaciones y una alimentación basada en la utilización de alimentos de bajo costo. En estos sistemas el objetivo es reducir los costos de producción y disminuir el riesgo resultante de los compromisos asumidos por realizar inversiones a largo plazo. Estos sistemas son utilizados por la gran mayoría de los productores, especialmente pequeños y medianos. De acuerdo al trabajo de seguimiento de predios representativos de los diferentes modelos de producción existentes en nuestro país realizado por Echenique (2003) en el marco del FPTA 130, si bien los índices de productividad son superiores en los predios que aplican sistemas de mayor grado de inversión y tecnología de avanzada, los resultados económicos son mejores en los sistemas de menor inversión. Estos resultados concuerdan con lo expresado históricamente por varios autores, haciéndose énfasis en que estos sistemas son los únicos capaces de mantenerse en los períodos de crisis (Azzarini et al. 1986; Ruiz y Capra, 1993).

2. Antecedentes de trabajo de la Universidad de la República en producción porcina Desde el inicio de las actividades de la Cátedra de Suinotecnia en la década del ‘60, bajo la orientación del Ing. Agr. Álvaro Azzarini, se definió como objetivo central de trabajo el apoyo al desarrollo de tecnologías de producción dirigidas a los productores pequeños y medianos. En ese marco se han desarrollado las diferentes líneas de investigación referentes al desarrollo de sistemas de producción basados en alimentación a base de alimentos alternativos, sistemas de cría a campo, etc. que se mantienen hasta el presente. Esta opción se sustenta en una hipótesis de trabajo: asumir el compromiso social de la Universidad hacia los sectores con menores


recursos, partiendo de la base que las empresas de mayor poder económico disponen de los medios para buscar respuestas a sus problemáticas mediante la contratación privada de técnicos especialistas y a la facilidad de acceso a fuentes de información internacionales. Desde el año 1988 en la Facultad de Agronomía periódicamente se han realizado encuentros de productores y técnicos con el objetivo de analizar la situación del sector y definir líneas prioritarias de acción a llevar adelante. En esta línea citamos algunos de los eventos realizados: -

“Situación y Perspectivas de la Producción Porcina en el Uruguay”. Organizado por la Facultad de Agronomía, con el objetivo central de presentar los resultados de la Encuesta Porcina realizada por UDELAR-DIEA-Plan Granjero. Sayago. Montevideo. 1988.

-

“1er. Encuentro Nacional de Productores de Cerdos”. Organizado por el GIEEPP1 y Centro Regional Sur de la Facultad de Agronomía. Joanicó, Canelones. 1998.

-

“2do. Encuentro Regional de Técnicos Especialistas en Cria de Cerdos a Campo”. Organizado por el GIEEPP y el GIDESPORC (Argentina). Joanico. Canelones. 2000.

-

“2do. Encuentro Nacional de Productores de Cerdos”. Organizado por el GIEEPP, Centro Regional Sur de la Facultad de Agronomía y la Federación Nacional de Productores de Cerdos. Joanicó, Canelones. 2001.

-

“Taller sobre situación del sector Suinos”. Organizado por PREDEG, JUNAGRA y Facultad de Agronomía. Montevideo. 2002.

-

“Jornada-Taller: “Ajuste de estrategias, objetivos y actividades del sector Suinos”. Organizado por INIA, MGAP, Facultad de Agronomía, INAC, JUNAGRA. Montevideo. 2003.

-

Comisión Sectorial Consultiva el rubro suinos. Facultad de Agronomía. Montevideo. 2003.

En todos estos eventos surgen en forma recurrente algunos temas de preocupación de los actores del sector que se repiten a lo largo de los años. De ellos, no todos pueden ser encarados desde la acción universitaria, sino que corresponden a la definición de políticas del MGAP, y a una estrategia de desarrollo del sector en donde se definan claramente las funciones de los actores involucradas (instituciones publicas, privadas, centros de investigación, organización de productores, etc). En síntesis los temas de preocupación a los que más énfasis se ha dado por parte de los productores se refieren a: -

la protección contra la competencia de los productos importados

-

promover el consumo de carne fresca nacional

-

apoyo a la organización de productores

-

legalización de la faena predial de lechones, mediante habilitación de mataderos categoría 3

-

desarrollo de sistemas de producción de baja inversión

-

difusión de la información generada en los centros de investigación

Estas grandes áreas temáticas son la base en que se fundamentan las líneas de trabajo desarrolladas por la Universidad, de acuerdo a las funciones de la Institución, los recursos disponibles y a la formación de sus cuadros docentes.

1

GIEEPP: Grupo Interdisciplinario de Estudios y Extensión en Producción Porcina (Área de Ciencias Agrarias)


3. Breve reseña de las líneas de investigación desarrolladas por la Universidad de la República en producción porcina: su fundamentación. 3.1 Nutrición y alimentación de cerdos con alimentos alternativos El incorporación de alimentos alternativos (subproductos de agroindustria, pasturas, etc) para las condiciones de producción de nuestro país permite viabilizar un numero importante de productores de cerdos que desarrollan esta actividad, desde el momento que la relación de costos entre la ración balanceada convencional y el precio del cerdo es muy estrecha. Existe importante investigación científica de cómo mejorar la calidad de la ración balanceada y los indicadores productivos de los animales, sin embargo existe poca información de alimentos alternativos. En el caso de subproductos de la agroindustria, la información internacional, además de escasa es cuestionable su extrapolación para las condiciones de nuestro país, ya que existen importantes diferencias en la materia prima original y diferencias en los procesos industriales, que determinan diferencias en el subproducto obtenido, entre otros. En el caso de las pasturas, la información prácticamente no existe, por lo que se torna imprescindible lograr avances en el conocimiento del comportamiento del cerdo en pastoreo, la respuesta de las pasturas en términos de productividad y persistencia, los concentrados mas idóneos que complementen una base pastoril, como temas centrales. El estudio de los alimentos alternativos consiste en la caracterización química, aporte nutritivo, su efecto sobre el comportamiento productivo, en la calidad de las canales y últimamente se ha abordado el estudio de la carne y grasa de cerdo consumiendo estos alimentos. Es una línea de investigación que ha sido definida como prioritaria en la Facultad de Agronomía desde fines de la década del 80. En este periodo se ha avanzado en el estudio de ensilados biológicos de productos de origen animal, afrechillo de arroz, pasturas y suero lácteo. En la actualidad se esta trabajando en el estudio de subproductos de la industria carnica y pasturas en la fase de recría-engorde. 3.2 Caracterización y estudio de razas y tipos genéticos Existe en el país una perdida importante del material genético usado históricamente en el país, destacándose la casi desaparición de la raza Duroc, Large White y Landrace. La recuperación de estas razas (introducción de material genético), su selección en las condiciones de nuestro país y su multiplicación, pueden aportar en forma sustancial al desarrollo del sector. La UDELAR ha avanzado en la caracterización de un recurso genético propio de la zona este de nuestro país (Pampa-Rocha). Este recurso es considerado por la Asociación Rural del Uruguay como la primer raza criolla de cerdos de Uruguay y que por su rusticidad, habilidad materna en la cría a campo y su capacidad de pastoreo, puede representar un recurso interesante a considerar (en pureza racial o en cruzamientos) en sistemas productivos extensivos y/o en donde el sistema de producción tiene componentes pastoriles. Es una línea de trabajo iniciada en 1996 y abarca estudios de caracterización morfológica, productiva, y últimamente se han realizado trabajos vinculados a aspectos genéticos, iniciando estudios de marcadores moleculares. 3.3 Técnicas de reproducción En esta línea se ha trabajado en la validación y puesta en práctica de un sistema de inseminación artificial con importante participación de productores. Actualmente se retoma el tema con el estudio de los factores que determinan la fertilidad en verracos (con énfasis en conocer la relación entre condiciones ambientales y la fertilidad en condiciones de producción a campo). Esta es una problemática que no ha sido estudiada en Uruguay, si bien es reportado en diferentes establecimientos porcinos la disminución en el desempeño reproductivo, principalmente en los meses estivales.


3.4 Estudio de sistemas de producción 3.4.1 Componente tecnológico Esta línea consiste en el desarrollo de un modelo de producción a campo con la incorporación de tecnologías modernas. Se ha avanzado en varios temas relacionados a la mejora de los indicadores productivos, vinculados fundamentalmente al manejo, características de las instalaciones y la alimentación. En la actualidad esta planteado el estudio de las condiciones ambientales sobre la eficiencia reproductiva en el macho y en la hembra en estos sistemas. Esta planteado desarrollar un proyecto de trazabilidad que aportara a la definición de protocolos de producción de carne natural de cerdo. 3.4.2 Componente de gestión técnica y económica Esta línea de trabajo se sustenta en que a nivel del sector productivo se tiene poco conocimiento de la productividad de los rodeos, ni se conocen con certeza los aspectos limitantes de cada predio. Este desconocimiento determina que la toma de decisiones a nivel predial se realiza por motivos coyunturales o en forma empírica, lo que redunda en un estancamiento del sector. La implementación de un sistema de levantamiento de registros, su procesamiento y utilización en aspectos técnicos y económicos permitirá una mejora en el sector productivo. desde el momento que la toma de decisiones se realiza sobre aspectos objetivos. Ing. Agr. Roberto Bauza (rbauza@fagro.edu.uy) Ing. Agr. Nelson Barlocco (nbarlocc@fagro.edu.uy)

Montevideo, Marzo 9 de 2005

http://www.fagro.edu.uy/~suinos/documentos/Documento%20Marco%20GTI-Porcino  

http://www.fagro.edu.uy/~suinos/documentos/Documento%20Marco%20GTI-Porcino.pdf

Advertisement