Page 1

Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía “WATANIBA”

“WATANIBA” conjuntamente con la Organización Uwottüja “OIPUS” participaron en el Encuentro Internacional “Miradas sobre las Políticas de Protección a los Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial.” Brasilia 19 al 22 de Junio de 2017. El Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía ”WATANIBA” con representación de Luis Jesús Bello, conjuntamente con la Organización Uwottüja del Sipapo “OIPUS” con presencia del Sub-Coordinador, Carlos Morales, del Alto Autana, participaron en el Encuentro Internacional “Miradas sobre las Políticas de Protección a los Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial” organizado por el Centro de Trabajo Indigenista (CTI) de Brasil y realizado en la ciudad de Brasilia, los días 19 al 22 de Junio de 2017. Dicho encuentro fue un espacio de discusión y articulación de propuestas para definir políticas de protección hacia los pueblos en aislamiento; que en el caso de Venezuela están conformados por grupos de los pueblos Hoti (Jödi) que habitan en la Serranía de Maigualida entre los estados Amazonas y Bolívar, Uwottüja (Piaroa) ubicados en el Alto Cuao, estado Amazonas; y Yanomami del Alto Ocamo y Alto Siapa, estado Amazonas, que se encuentran en una situación de aislamiento relativo. De este encuentro internacional surgió la Carta de Brasilia – Manifiesto en defensa de los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial en la Cuenca Amazónica y el Gran Chaco, documento construido colectivamente como resultado de las mesas de debate, grupos de trabajo y discusiones en plenaria a lo largo del evento. El evento reunió a representantes de diversos pueblos y organizaciones indígenas y sociales, de Brasil, Colombia, Paraguay, Perú y Venezuela y fue realizado por el CTI en articulación con la Asociación Povos Indígenas do Brasil – APIB y la Coordenação das Organizações Indígenas da Amazônia Brasileira – COIAB, con el objetivo de debatir diferentes perspectivas indígenas sobre sus relaciones con pueblos aislados y de reciente contacto en la cuenca amazónica y el Gran Chaco, con vistas a la construcción de subsidios y orientaciones para el fortalecimiento de las políticas públicas de protección y afirmación de los derechos de estos pueblos/grupos. A pesar de los avances en desarrollo de políticas de protección de pueblos indígenas aislados y de reciente contacto verificados en algunos países de América del Sur en las últimas décadas, diversas amenazas a los derechos indígenas se han intensificado en los últimos años, con efectos particularmente graves sobre estos pueblos. Como resultado de los debates el documento final llama la atención por el aumento exponencial de violencia y discriminación contra los pueblos indígenas y su relación directa con iniciativas que afectan sus territorios como la minería, la explotación maderera y la expansión de la frontera agropecuaria. Alerta para sobre la situación crítica en que se encuentran los pueblos


indígenas aislados y de reciente contacto en América del Sur y solicita a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la ONU que actúen como observadores y en el acompañamiento de políticas dirigidas a la protección de estos pueblos. Tras una serie de propuestas el documento reafirma el compromiso conjunto de los pueblos indígenas y organizaciones presentes por la garantía de derechos y la protección territorial de esos pueblos. Refuerza principios básicos, como la intangibilidad de sus territorios y el respeto a su autonomía, sus formas de relación con otros pueblos y su opción por el aislamiento. En este sentido, apunta la urgencia del reconocimiento y regularización de estos territorios en la cuenca amazónica y el Gran Chaco, y también la implementación de medidas para su protección. Diversas propuestas destacan la importancia de la participación de los pueblos indígenas vecinos de pueblos/grupos aislados para su protección. El apoyo y fortalecimiento de estrategias comunitarias y planes de gestión territorial, la promoción de intercambios, de actividades de formación y de diálogos y acuerdos territoriales para el establecimiento de ‘zonas de protección’ son algunos ejemplos. La demanda por la mejoría e intensificación de la atención en salud junto a pueblos y poblaciones del entorno del territorio de aislados también es destacada. “El bienestar de los pueblos aislados y de reciente contacto depende necesariamente del bienestar de las comunidades vecinas”, afirma el manifiesto. El documento demanda que los órganos del Estado competentes identifiquen situaciones de inminente contacto o conflictos, y dialoguen con las comunidades involucradas para la orientación mutua y la elaboración conjunta de planes de contingencia en cada caso específico, respetando los protocolos y formas indígenas de manejar situaciones referidas a pueblos aislados. Propone, además, la elaboración de protocolos de consulta junto a los pueblos de reciente contacto. Ante el actual contexto vivido por los pueblos indígenas en diferentes países de América del Sur, diversos espacios del documento reafirman la necesidad de ampliación y fortalecimiento de articulaciones y de la cooperación técnica entre organizaciones indígenas y organizaciones de la sociedad civil. Participaron del encuentro representantes de los pueblos Katxuyana, Wai Wai, Hexkaryana, Kahyana, Tunayana, Zo’é, Manchineri, Huni Kuin, Jaminawa, Apurinã, Jamamadi, Ashaninka, Guajajara, Awa Guajá, Kanamari, Kulina-Pano, Matsés, Matis, Marubo, Yanomami, Galibi-Marworno, Karipuna, Baré, Kamejeyá (Yucuna), Yaimajã (Tanimuca), Ide-masã (Macuna), Yine, Uwottüja (Piaroa) e Shipibo.

Nota de Prensa Encuentro Internacional Pueblos Aislados Brasilia del 19 al 22 de Junio de 2017  

“WATANIBA" conjuntamente con la Organización Uwottüja “OIPUS” participaron en el Encuentro Internacional “Miradas sobre las Políticas de Pro...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you