Issuu on Google+

ENTREVISTA A PROFUNDIDAD

Grettel Avilés Chaves, la mujer valiente de la producción audiovisual “Nunca diga no se puede, sino déjeme ver cómo lo resuelvo” Grettel Avilés.

Warren González Fallas

San José, 23 de noviembre de 2012. Temple y seguridad. Una mirada siempre fija hacia al frente y en cada frase una gota de humor. Anteojos, cigarro en mano y muchas interrupciones a lo cual contestaba: “no ven que me están haciendo una entrevista” y proseguía con su relatos. La computadora y un vasito con té verde. Después de cada pregunta un risita y cientos de historias. No titubear y en repitadas ocasiones la palabra valiente. Grettel Avilés Chaves, nombre completo con dos apellidos: “tengo que darle crédito a mi madre”, aseveró al presentarse. De estudiante de química a productora En 1982 entró a estudiar química en la Universidad de Costa Rica, pero al ver que su padre venía todos los días contento de su

Grettel Avilés actualmente trabaja como directora de Productora de varios proyectos en Corte-A y Post Data. También produce el programa Sabores.

trabajo en La Nación, donde ejercía como publicista empírico se preguntaba: “¿Por qué él llega contento (del trabajo) y yo no estoy contenta estudiando química?”. Decidió entonces cambiar de carrera para estudiar Comunicación Colectiva. No existía el énfasis de Producción Audiovisual. Sus buenas notas en el colegio fueron el preámbulo de una carrera univesitaria existosa. A penas terminando sus cursos para bachillerato, la profesora de radio Pilar Victoria le solicitó sustituirla por dos años en un curso de producción radiofónica: “Cuando me di cuenta estaba recién graduada y dando clases en la Universidad de Costa Rica”.

Su fama como productora llegó a oídos de Marcos Blanco (creativo y productor), aunque su fuerte no era tanto la producción, sino la redacción de guiones. ‘Marcos’ a quien ella describre con múltiples adjetivos de admiración cada vez que lo nombra, la invitó a trabajar en Garnier (La primera Agencia de Publicidad de Costa Rica) y es ahí donde se apasionó por el mundo de la producción audiovisual. “Cuando se separan Alberto (Quirós) y Marcos (Blanco) de Garnier y junto con Jaime (Jiménez) forman Jotabequ, me llaman a mí para hacer lo que era como dirección de producción pero en realidad, diay... todos hacíamos de todo en la agencia cuando empezó”, comentó Grettel.


Terminó su cigarro, tomó un poco de té y volvió a ver para el cielo raso de la sala donde estábamos. Después dijo que sus funciones iban desde producir una valla, decoraciones de vitrinas, anuncios de televisión y de radio, hasta producir el café de los señores que iban a la reunión. “Todas estas experiencias me formaron el carácter para ser una persona muy valiente, muy enérgica y para tener la capacidad de estar en una reunión y, con una gran dulcura y empatía, convencer a un cliente de que $350 mil para hacer una campaña publicitaria es cualquier cosita”. Coqueteo con la tecnología y la industria Si ya empezaron sus destrezas profesionales a formarse, no faltaron los retos profesionales a saludar por la ventana. Hacer tomar agua a los ticos en botellas. Así se redactó el primer objetivo de comunicación de una de las campañas que más marcó su vida profesional. El reto no era simplemente de comunicación, sino que también era técnico. Para la filmación de uno de los comerciales para Agua Cristal, se tuvo que traer de Francia, un Flyingcam. Este aparato se dio a conocer en la primera película de Harry Potter (la cual estuvo nominada a un Oscar por efectos especiales). Todo el proceso de traer la tecnología a Costa Rica estuvo a la cabeza de esta osada productora. Incluso antes de traer Flyingcam, ya el paso de las

el

tecnologías analógicas a digitales, empezaron a retar a la producción de mediados de los noventas. Quedarse atrás no era opción. Con celular en mano dice: “Nosotros andábamos con el beeper todo el día como los doctores, porque nosotros somos los doctores de la comunicación”. Además comenta que para ella dejar todas esas formas de comunicación (fax, beeper, llamadas) y pasar a un correo electrónico y a la edición de un video en una computadora, fue lo que más le impactó con el paso de los años. Sin embargo, este cambio de tecnologías, implicaba para la producción un redefición de su papel dentro de la comunicación. Grettel comenta que el avance en las tecnologías vinieron a decirle a los productores que su dedicación no estaba solamente en la solución de problemas técnicos, sino que debían enfocarse en su aporte como solucionadores de problemas de comunicación y que además, se enfretaban a una industria comercial a un negocio que había que sostener. Es bajo este pensamiento y en junto con Marcos Blanco (a quien Grettel adjetiva como su único jefe hasta la fecha), dirigen una agencia productora llamada Corte-A, que funcionaría como un “in house” de las agencias del grupo Jotabequ. “No era bien visto, era como una competencia un poco desleal... diay cuidado pierden, si ustedes van a estar a la par de la agencias, ¿cómo no van a crear

su propio trabajo diario y cómo no van a resolverlo?” recuerda Grettel las críticas que le hacían al proyecto. Pero con valentía (según la entrevista gran vitud estereotipada para los hombres), logra salir adelante con el proyecto y se da cuenta que no es una cuestión de género triunfar en la producción, sino que es trabajo.

En detalle La película favorita: Buscando a Nemo, mis hijos y yo la hemos visto ene cantidad de veces, somos una mezcal de Dory y Marlin. El platillo de la infancia: El arroz con pollo, ensalada rusa (con mucha mayonesa), frijoles molidos y papas tostadas que hace mi mamá. Lo más tarde que ha salido de una producción: Una vez no salí, trabajé durante 48 horas seguidas. El libro preferido: Los cuentos escogidos de Hans Christian Andersen ¿Qué le daría de comer a Laura Chinchilla? Picado de esferas de piedra, con sopa de platina al ajillo y de aperitivo la capacidad de sonreír en un batido de vegetales crudos. Personaje que más admira Mi papá, por su capacidad de sonreir y mantener la calma en cualquier situación. El proyecto que más le impactó Los anuncios para Belmont. Era material de exportación y fueron un gran reto profesional fimar en otros países.


Una madre al filo de la navaja El tiempo y el estrés son el filo de su navaja. Los productores no tienen horario de entrada ni de salida, asegura Grettel. Además, no saben si el fin de semana tendrán tiempo para “ir a comerse un gallo de papa a Aserrí” o tendrán que andar buscando una locación para filmar algún comecial. Pero para ella esto nunca fue impedimento para ser la madre de Ramón y Laura, actualmente de 21 y 16 años repectivamente. Al describir a su familia es muy enfática en que ellos no han sido una familia en donde la mamá llega a las cinco y media, hornea y todos se acuestan a las ocho y media. Si en producción se tiene que trabajar en equipo y luchar, el espacio familiar no ha sido la excepción. Al recordar la etapa de infancia de sus hijos y la combinación con el trabajo, entre risas recuerda: “Teníamos un juego vaciloncísimo para que yo pudiera trabajar en la casa cuando me llevaba el trabajo en las noches y era que jugábamos a que mi cuerpo era una hoja en blanco y que ellos la pintaban con pilots lavables, poder estar con ellos y seguir trabajando. Le doy gracias a Dios por las computadoras portátiles, sin el mundo digital no hubiera podido ser madre”.

“Somos una familia que le ha tocado luchar”-Grettel Avilés. De izquiera a Derecha: Ramón (hijo), Grettel y Laura (hija).

cuando tiene que ir a quimioterapia es igual como ir a hacer un trabajo, hay que ir y puede que ese día no te vaya tan bien, pero puede ser que en el rato tengás un ratito de pasarla bien y creo que esa forma de ver la vida nos ha relajado un poco. No nos hemos puesto difíciles con la vida aunque la vida se haya puesto difícil con nosotros” comenta Grettel sin perder el temple del inicio en ningún momento. Através de la cebolla y el chile

Durante un año completo Grettel también se dedicó a postear en su cuenta personal de Facebook una serie de recetas, por lo que la pasión por la cuchara y la olla es evidente. Su objetivo, contesta al preguntarle el por qué, fue demostrarle a sus amigas de Facebook que podían preparar recetas prácticas, riquísimas y equilibradas. Comenta también que esta práctica estuvo estimulada por a sus parejas sentimentales (que acota, puede contar con los dedos de una mano) porque les gustaba cocinar, entonces: “horneaba algún platillo después de las 8:30 y luego nos ‘íbamos a ver películas’” y dicho esto se hechó una risa pícara.

Después de haber pasado por una etapa (que no recuerda con mucha gratitud) como directora de cuentas de Jotabequ, a uno de los socios de la compañía se Terminamos la entrevista y ninguna le ocurre realizar un proyecto de pregunta se quedó sin responder. comunicación relacionado con la Saber contar historias, en poco tiempo gastronomía. De nuevo, de la es una práctica que Grettel no solo La lucha como familia no la han mano de esta luchadora, nace aplica en el mundo de la producción vivido nada más por los horarios toda la propuesta multimediática audiovisual: treinta minutos de estar de madre productora, sino que para Sabores, que fue convertir sentados en registró una entrevista también ha una condición “El sido que no brinca es Laura #1CR”, Charie (@Krlitos) el momento lo una revista impresa en una demuestran. que les ha ayudado a sobre así tituló Guillermo Barquero esta foto en que el grupo que se salió del Parque propuesta más multimediática: llevar la batalla contra al cáncer que publicó desde su cuenta La Merced y el de San Pedro se “Pasar de contar historias de 30 “Muchas gracias pelota” fue unieron. lo que dijo de su hijo @Barqueritos. Ramón: “Él sabe que segundos a una de 30 minutos al terminar y sin perder tiempo se fue todo un reto” comenta. consumió en su correo electrónico


Grettel Avilés Chaves, la mujer valiente de la producción audiovisual