Page 1


2

3


© 2013 Sambo graphic desginer © 2013 Metropolitano de Diseño © de las fotografías: Santiago Mier Creación, diseño, y realización de Santiago Mier Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial sin la debida autorización Tesis (Original) SAMBO GRAPHIC DESIGNER QUITO: Chimborazo 650 y Francisco de Orellana Tel. 2894069 Cel. 0984439421 Impreso en Ecuador.


Este libro recoge la riqueza cultural y gráfica de nuestra nación ofreciendo al lector dos miradas diferentes de una de las manifestaciones más importantes del folklore ecuatoriano, entrelazadas en la Diablada Pillareña. La primera parte de este compendio esta dedicado a recolectar el origen de la festividad, los personajes y una exposición detallada de las máscaras de la Diabladad del 2012 teniendo a esta como antecedente histórico. Las máscaras de los diablos serán la inspiración para la realización de este propósito, las cuales son obras de arte elaboradas por manos de hábiles artesanos pillareños con una elevada riqueza visual que en la segunda parte de este libro serán expuestas en una galería gráfica, con un contraste diferente basada en la teoría del dualismo. Se realizó síntesis formales y aplicaciones de los esquemas cromáticos a las máscaras para posteriormente tranformarlos en patrones modulares que serán aprovechados para elaborar aplicaciones a varios objetos. Eñ objetivo es tomar en cuenta el tesoro gráfico escondido dentro de las manifestaciones culturales de nuestro país. Este trabajo busca engrandecer y rescatar la riqueza gráfica que tiene el Ecuador para que el lector aprecie los dos aspectos: el cultural y el gráfico.

INTRODUCCIÓN


Capítulo 1:

Antecedentes históricos

Origen de la Diablada El cacique de Guambaló y el fallido levantamiento Las contiendas por las bellas pillareñas La legión peregrinaba a la fiesta La fiesta en la actualidad Personajes

10 12 14 15 17 19

Capítulo 2:

Máscaras de diablos

Representaciones demoniacas Máscara de diablo tradicional Máscara de serpiente Máscara de toro Máscara de macho cabrío Máscara de dragón

índice Capítulo 3:

Máscaras coloridas del diablo pillareño 2012

Esquemas cromáticos aplicados a las máscaras Síntesis formales, patrones modulares y aplicaciones

35 45

28 29 30 31 32 33


CAPÍTULO

1

Antecedentes históricos

11


Rumiñahui es recordado como el último general del ejército inca, que defendió con bravura las riquezas de su tierra y escondió el tan apreciado tesoro de Atahualpa, según cuenta la leyenda, en los LLangantes, el mismo que no ha sido encontrado hasta la actualidad, y que por varios años ha sido la obsesión de varios excursionistas que, según el mito, han muerto en el intento. La transfiguración de Atahualpa en diablo nos revelan la llegada de este personaje a Pillaro. A través del relato revelaremos el verdadero significado y sentido que del Diablo tiene para los indígenas, lo cual marca el origen de la fiesta.

A

l realizar este análisis de los orígenes de esta fiesta se presentarán varias teorías las cuales fueron recogidas de escazos recursos escritos y de la tradición oral.

Es una recopilación de varios posibles orígenes de está fiesta popular del Ecuador, que lleva a cientos de personas a congregarse a las calles Pillareñas solamente para admirar un infierno terrenal, que desencadena un carnaval entre los incitadores del pecado (los diablos) y los pecadores(los espectadores). El asombro que se desencadena alrededor de estos personajes del folklore ecuatoriano es evidente, sobretodo por la tradición que encierra la magia de estas máscaras. Uno de los relatos más antiguos en referencia de la presencia del diablo en Pillaro se remonta a la narración de Coba Robalino en el Diccionario del Folkore Ecuatoriano (2001), donde se señala quen en Pillaro, durante la Conquista Española en el siglo XVI, el diablo se aparecía a la multitud indígena en forma del Inca Atahualpa, dando las ordenes de resistencia contra los blancos, en general, y contra el discurso cristiano que pregonaban los misioneros. El diablo ya rondaba Pillaro desde la Colonia de acuerdo con esta narración. Desde la llegada de los españoles el maligno viene a tomarse esta tierra y a vivir entre los indígenas. Lo curioso de este espisodio es que nos señala como principal hecho la Conquista y la respuesta revolucionaria de un personaje legendario para esta población que era Rumiñahui,. Aquel líder fue y será la personificación de la lucha indígena y el símbolo de rebeldía de estos pueblos, como de los mestizos de Pillaro y de Ecuador.

12

Origen de la

Diablada Pillareña

El sentimiento de rebeldía indígena generado por la Conquista se manifestaba en esta fiesta, que era considerada como una oportunidad única para revelarse contra el invasor. El cristianismo le vino al indio como un modelo mental y cultural de anulaciones de las libertades (...) ,una de las ideas que asumió el indígena en torno al diablo fue aquella de haberlo servido de modelo de las insurrecciones, o sea de las libertades reprimidas. (Garcés, 2006, pág. 37-38) Esta identificación incentivaría levantamientos en contra de la opresión, como se verá a continuación. Y es que esta fiesta no está ligada a una celebración religiosa, sino más bien es una antítesis de la religión católica. La cultura indígena ha generado una tradición milenaria cuyos orígenes son inciertos, pues no se tiene ningún registro escrito y solo se cuenta con los testimonios orales de los más ancianos del pueblo. Uno de los posibles inicios de esta fiesta sería un levantamiento indígena dado en el siglo XVII en pleno apogeo de la colonización, lo que corrobora el verdadero sentido de la fiesta, matizado por la rebeldía.


El Cacique de Guambaló

y e l fa ll i d o le van t amien t o Los levantamientos fueron una constante en los territorios del actual Ecuador durante toda la Colonia, como lo fueron en toda Sudamérica conquistada. Las rebeliones se manifestaban por los excesivos impuestos creados por la Corona española y sobretodo por la explotación a la que eran expuestos los indígenas. Un ejemplo es la Revuelta de los Estancos llevada a cabo el 20 de mayo de 1765. Pero no solo en Quito se manifestó en esta protesta sino también en Tungurahua. Algunos de los sublevados murieron en la lucha., donde lucharon indígenas y mestizos contra los invasores. Los levantamientos indígenas fueron aun más fuertes y numerosos durante la Colonia, pues los indígenas se organizaban para libertarse y escapar de la esclavitud a la que los conquistadores les habìan sometido. Ese fue el caso de los poblados que conformaban Tungurahua en ese entonces: Pelileo y Píllaro que, además, eran haciendas y obrajes, donde se elaboraba tela a partir del algodón encontrados en los territorios quiteños y que se exportaba a diferentes destinos . El producto era elaborado por esclavos indìgenas y en algunos casos negros. Lo ocurrido en el Obraje de San Ildefonso ese mismo año sería el

14

antecedente de esta revuelta ya que los indígenas indignados del trato que recibían de este obraje se alzaron en armas en contra de uno de los administradores y lo mataron como cita Garcés: “Cansados de las barbarie de Mazorra, los indios del obraje de San Ildefonso se alzaron en contra de Jerónimo Ruiz que era uno de los del equipo de la administración, y lo mataron.” (Reino Garcés 2006, pág.43)

Fue tal la revuelta que españoles y mestizos estaban aterrorizados por el accionar de los indígenas, que ni los sacerdotes pudieron hacer nada por el miedo a ser atacados por los sublevados. Tiempo después de este acontecimiento, cinco personajes indígenas, entre ellos el Cacique del poblado Pelileño de Guambaló , el Indio Manuel Tubón, Tomás Muchagalo, Simón Quintuña y Miguel Condo fueron los protagonistas de iniciar un levantamiento indígena en ese mismo año, motivados por los maltratos de españoles y mestizos. Según el relato de Reino Garcés estos 5 lideres indígenas habían pactado realizar un levantamiento en contra de españoles y mestizos para la celebración del Corpus Cristi.

Esta fiesta se celebraba cada año en recuerdo del Cuerpo de Cristo y conjugaba tradición española e indígena. Para los indígenas este día se celebra el solsticio de verano, por lo que se disfrazaban de matachines y de danzantes para acompañar las imágenes. Estos primeros disfraces se fusionaban para formar el traje del danzante de Corpus que actualmente conocemos. El Cacique de Guambaló Tubón ordenó que todos los indígenas deben acudir vestidos de diablos y acompañando a los otros danzantes de la fiesta para no levantar sospechas. Este mensaje fue enviado también a los pillareños para que participen en la revuelta organizada, pero lamentablemente por efectos del alcohol que hace muy fácil soltar la lengua este levantamiento no se llevo a cabo. Era tal el odio de los indígenas a sus opresores españoles y mestizos detallado en esta frase, que fue la que los delató. Estando en su cuarto oyó voces al pasar, de uno que decía que los mestizos de Pelileo estaban muy ufanos porque llevaban a castigar a los indios que se sublevaron contra el administrador del obrajje (...), y que también ellos estuvieran prevenidos, confesados y comulgados, porque ellos también habían de ser muertos degollados y ahorcados… (Reino Garcés 2006, pág. 51).Los líderes del levantamiento serían llamados para rendir sus declaraciones e inculparlos, pero afortunadamente cada uno de ellos inteligentemente respondió a las declaraciones y no fueron castigados, sino únicamente amenazados para no volver a revelarse. Los indígenas ven en el Diablo una respuesta de libertad, la que ellos carecen. Es él el personaje que admiran por revelarse ante ese Dios que les impusieron y que solo les muestra sufrimiento. Ellos quieren personificarse en él para asustar a sus opresores, para hacer todo lo que les es negado.

Este es uno de los orígenes más fuertes sobretodo históricamente de la aparición de los primeros diablos en actitud de rebeldía.

15


Las contiendas por

las bellas

Pillareñas Otra de las más antiguas tradiciones orales nos revela la leyenda de las querellas entre dos parroquias antiquísimas de Píllaro, por el amor de las jóvenes.Los más viejos de este cantón así lo relatan; Las bellas jóvenes de Chacata (actual parroquia Marcos Espinel) eran las más pretendidas por los jóvenes de Tungipamba, ellos las cortejaban y como todo enamorado circundaban la parroquia para conquistarlas. Pero padres como hermanos de las jóvenes disconformes con estos actos realizaban algunas tácticas para ahuyentar a los enamoradores. La mejor fórmula que encontraron fue elaborar máscaras que representasen diablos o como lo señala Santiago Rosero “levantaban mamotretos con cabezas de calabazas para así ahuyentar a los enamoradores”. (Diners 2006, pág. 71). Esas serían los orígenes de las primeras máscaras, elaboradas en nuestra calabaza andina por manos pillareñas y que eran usadas por las noches para atemorizar a los galanes. Esta práctica organizada por los habitantes de Chacata no tuvo el resultado esperado y los enamoradizos de Tungipamaba tomaron esta maña para hacer de las suyas ante los padres y hermanos, y no conformes con eso se adueñaron de esta costumbre para espantar a los foráneos. “los mismos mozos celosos se disfrazan de diablos y espantaban a los foráneos gritándoles en su huida “! Por inocentes ¡” (Rosero, 2006, pág. 71)

16

La legión peregrinaba a la fiesta Estas dos parroquias enemigas por el amor de las doncellas serían uno de los posibles orígenes de esta fiesta infernal, pero sobretodo precisar en personificar al demonio para causar miedo. Creencia muy frecuente en el Ecuador de antaño, donde todavía la noche era un completo misterio por la ausencia de electricidad y la noche era el tiempo preferido por el diablo para llevarse las almas perdidas y con más frecuencia llevarse a los amantes. La tradición de personificar al diablo para asustar a los foráneos lo haría más popular y lo adoptarían coma una tradición que pasaba de generación en generación. Sin embargo a pesar de que juntas crearon al personaje, aún estas dos parroquias contienden por ser la mejor comparsa de Diablos cada año. Los habitantes de Pillaro señalan que muchas veces en la antigüedad y hasta la actualidad se puede ver el hermetismo entre las dos comparsas, por ser las más emblemáticas del Cantón y por que por varios años realizaban verdaderas batallas campales por demostrar su poderío que dejaban varios heridos en las calles.

Según el mismo Reino Garcés recuerda el concepto de la palabra legión ligado a la antigua Europa “nos remite al cuerpo de tropas romanas que se decía de 6.000 hombres para poder dividirse en los campos de combate” o “soldados “voluntarios” que no son sino los que buscan el protagonismo de de alguna suerte oscura;”(Garcés 2006, pág. 25) Pero dentro del contexto costumbrista de la región andina se encuentra nuevamente un misticismo por la noche, por relacionarla con las tinieblas y con ella con el mal. Muchas son las leyendas e historietas que se crearon alrededor de la oscuridad de la noche desde la época de la colonia y se preservaron en su mayoría hasta la actualidad. La legión o por muchas también llamada la caja ronca fue por varios años el terror de las calles para los caminantes vagabundos, como para las familias de los niños no bautizados. Este grupo de aparecidos salían del infierno cada noche con un sonido escalofriante, y se paseaban por las calles; “Cíclope, el Duende, la

Muerte, el Alma, la Caja Ronca, el Dos Caras, la Loca Viuda, el Uñaguille y el Diablo” (Pillaro Turístico 2012)según relatan los más ancianos y espantaban a los pecadores transeúntes. Todos estos personajes de maldad a los cuales se les atribuía poderes demoniacos se mostraban en esta extraña procesión nocturna; el Ciclope rememora la historia de Polifemo y Galatea en la vieja historia griega, el duende un personaje infaltable de la herenciaespañola que recorre los bosques en busca de jóvenes y tierras a las cuales producir daño. El alma en pena que transita por la tierra porque no alcanzó el descanso eterno, el dos caras o cuatro caras como representación de los cuatro demonios principales, la loca viuda que recuerda a las brujas o locas de la calles, el uñaguille que es un personaje salido de la imaginación andina que es la representación de un bebe demonio que llora por las noches para llevarse a las jóvenes vírgenes y finalmente el diablo dirigiendo a todo su ejercito maligno.


Estos personajes conformaban la legión que después se plasmaría en Píllaro en una procesión con personajes salidos del mismo infierno para atormentar a los niños, a los foráneos y los pecadores. Se asegura que esta tradición aumento en los años cuarenta y que este grupo de personas aparecían en la casa de cada pillareño donde desataban una fiesta carnavalesca, donde su única paga era la comida y la bebida. Tiempo después este grupo de monstruos diabólicos se sumarían a la celebración de los Inocentes, fiesta festejada desde muy temprano en la tradición del Ecuador como legado español de celebrar todas las fiestas religiosas que mande la religión católica, actualmente olvidada en ciertos lugares del país. Pero muchos de los antiguos pillareños recuerdan a esta legión recorrer las calles de su “Pillaro Viejo”, desde mucho antes y dicen que desde ahí salen los primeros diablos, que después impondrían su propia fiesta donde ellos fueran los protagonistas. Reino Garcés que es un recurrente en nuestra obra por realizar un estudio minucioso de la diablada y menciona también que dentro de la fiesta, existen las legiones que sorprendentemente tienen lo mismo personajes de la antigua legión, pero que son personificados por diablos. En las legiones pillareñas saltan al protagonismo el diablo de cuatro

caras, el diablo con el chulla ojo, el duende que maneja las tentaciones y más bien un diablo enano que simpatiza y atrae clientela. Y la loca viuda que es una diablesa con mestiza metida en un camisón, de pelos desgreñados, de largas uñas y enmarcada en la rememoración de las brujas medievales… Las legiones han dejado de salir a espantar a la gente mostrando cada cual sus infiernos, con vísceras sangrantes de animales. (Garcés, 2006, pág. 27) Que nos lleva a pensar la gran relación que tiene esta antigua tradición que se plasmó después en solo una, que llama a miles de pecadores a peregrinarse hasta el parque principal, para bailar con los diablos y sentirse en un infierno que purifica, porque no tiene que ver con la parte religiosa sino más bien con la parte costumbrista porque extranjeros, locales se unen a los diablos en un solo compas. Sin más que decir se concluye que en el análisis de los varios orígenes se puede señalar una gran relación con estos posibles orígenes porque cada un de ellos tiene un recurso escrito o uno oral que lo corrobora, pero que no nos ofrece un día exacto de su origen.

La fiesta en la actualidad Esta fiesta se desarrolla los primeros días de Enero de cada año iniciándose el 1 de Enero y llegando a su clímax y a su final el 6 de enero de cada año. Participan todas las parroquias del Cantón Pillarense, las cuales desfilan y bailan al ritmo del Pillaro Viejo en una caravana infernal que rodea a todo esta población a pies de los imponentes Llanganates. Pero antes de presentar el espectáculo infernal los pillarenos pasan por una ardua preparación meses anteriores, cada barrio se dedica elaborar sus máscaras y trajes, practican cuidadosamente la coreografía y reúnen una pequeña suma de dinero, que servirá al organizador de cada barrio para pagar el alquiler de la banda que los acompañara durante la temporada. Esta fiesta a diferencia a de otras no cuenta con priostes, son todos colaboradores en lo que las necesidades la comparsa o partida de diablos. En cada parroquia la directiva de cada año es la encargada de realizar varias actividades en estas fechas, pues con la cuota puesta por los diablos realizan una comida para el descanso y además para la bebida uno de los elementos principales de la fiesta. Las comparsas de las parejas de línea, las carishinas y los capariches se preparan para su aparición en la fiesta y al ritmo de las bandas de pueblo que entonan sanjuanitos se levantan a bailar, son ellos los que abren el telón a cada una de las partidas. Sobretodo el capariche inicia

18

barriendo el escenario que mas tarde se convertirá en el mismísimo infierno. Las Carishinas inician su presentación buscando entre los espectadores quien es el padre de su hijo, representado en un muñeco y arrancando risas a más de uno. Los siguientes en aparecer son las parejas de línea que con sus trajes coloridos y sus movimientos como el de sus pañuelos llaman la atención al pasar por la plaza, pero este es solo el inicio. Viejos, adultos, hombres, mujeres y niños se encuentran listos en cada partida, perfectamente uniformados con cada uno de los elementos que conforman al diablo pillareño, que sobresalta cada año con los diferentes modelos de mascaras. Cada año se aprecia nuevas mascaras algunas llegan hacer tan grandes y pesadas que el danzante debe estar acompañado por personas de su confianza para poderse mantener en pie y parar por un descanso, en otros casos los danzantes adaptan al traje típico elementos como alas o el utensilio para atemorizar a los despistados. Pero lo que no cambia nunca es la picardía del diablo pillareño que esta ansioso por asustar a la gente y baila como si fuera el final de sus días al son de la banda y moviéndose con cadencia con los 7 pasos magnos.

19


Los diablos ya se encuentran esperando desde el medio día, pues todas las partidas salen desde cada barrio con su banda de pueblo y cada una es ubicada en lugares aledaños a la Plaza 24 de Mayo del Centro de Pillaro. Todas son organizadas de tal manera que tengan un lugar de descanso y se les elabora un orden de presentación durante el día, como para la semana completa. La tarima es ubicada al frente de la iglesia, cientos de visitantes y de lugareños esperan la llegada de las primeras partidas entre la algarabía de lo vendedores informales que llenan las calles para expender sus productos. En el centro de la Plaza se escucha a un presentador que es el encargado de nombrar a las diferentes partidas de diablos que van llegando y se presentan durante el día. Se vive el mismo escenario durante los siguientes 5 días, pero la fiesta se extiende muchas veces hasta la noche donde las partidas de diablos danzan al son de la música nacional. Muchos de los danzantes planean

20

los días que saldrán a bailar, mientras otros deciden bailar todos los días pues suponen esto les traerá más suerte, para todo el año. Entre tanto de la semana se puede apreciar a varias de las partidas, pero las imperdibles por su magnifica actuación son a la partida de Marcos Espinel y a la de Tungipamba que son las partidas rivales y las más antiguas de la Diablada Pillareña. Es impresionante apreciar a la cantidad de espectadores como de visitantes infernales en los alrededores de Pillaro, muchas veces las partidas correspondientes a cada barrio pueden llegar de 100 a 300 diablos que bailan y asustan sin cesar durante los días que los diablos salen del infierno para reinar en Pillaro. El 6 de Enero es el día de mayor auge por ser la culminación de la festividad maligna que conmemora la rebeldía indígena y la de su pueblo legendario. Sin más el 7 de enero Pillaro, vuelve hacer el pueblo tranquilo y agrícola, guardándose para la festividad del siguiente año.

21


Personajes 22

23


Parejas de línea

Esta pareja representa a las clases altas de la colonia, los antiguos patrones de los indígenas. Son personificados por mestizos con una interesante vestimenta El hombre utiliza, pantalón negro, camisa blanca, un sombrero, una careta de malla, y baila con un pañuelo en la mano. La mujer esta vestida con una falda verde, blusa color crema, un pañuelo sobre su cabeza, y una mascarilla de malla. Ellos bailan en pareja por el centro de la comparsa. (Pillaro Turístico 2012) Las caretas de malla reflejan un rostro blanco con ojos azules en su mayoría, en protesta de los rostros de los conquistadores, y actualmente tienen una más colorida vestimenta que con su perfecta coreografía llama la atención a más de uno de, pero estos personajes ya no son más los patrones, dentro de la fiesta estás desigualdades ya no cuentan más y todos bailan al son de la banda de pueblo.

24

Huarichas

Son las fieles acompañantes de los diablos, estos personajes son personificados tradicionalente por hombres. Representan a mujeres carishinas, palabra utilizada para describir a mujeres que no saben cocinar y que además coquetean con frecuencia a los hombres sin mesura, la describen también como “ mujeres de dudosa procedencia brindan licor a los asistentes”(Revista Patrimonio 2010, pág.11). Uno de sus elementos principales es un muñeco o muñeca que simboliza a su hijo, pero que no tiene padre y la huaricha va buscando en los espectadores al padre, al que también le da de beber. La vestimenta de la huaricha o guaricha es un camisón blanco a veces decorado con colores, un sombrero de paño casi siempre decorado con cintas de colores, la infaltable peluca que muestra su desarreglo y la máscara de malla. Su comportamiento despierta gran conmoción entre los espectadores y es la causante de varias carcajadas a su paso, además es la encargada de dar de beber a los diablos cansados.

25


Diablos

Este es el protagonista de la fiesta, lo personifican hombres, mujeres y niños; No importa si son blancos, mestizos o indígenas si son ricos o pobres se unen para formar el grupo de diablos que ellos lo llaman “Partida”, esta partida siempre agrupa a diablos de un mismo sector como un barrio o parroquia. Cada grupo de partidas inicia desde mediados de año a preparar su traje, pues muchos elaboran sus trajes y algunos cambian de máscara cada año o pagan a famosos artesanos pillareños para que sus máscaras sean elaboradas con los más diversos elementos. El comportamiento de los diablos es completamente irreverente y malcriado siempre queriendo asustar al público para que se lleven la mejor experiencia de la fiesta infernal, algunos grupos también se ponen alegres con la bebida y causan más de una risa al público. Los diablos deben pagar una cuota entre todos los integrantes para cubrir los gastos de la banda y otros gastos un valor nada más que representativo.

26

27


El traje típico de los diablos tiene varios elementos algunos han perdurado con el tiempo, pero otros se han modificado, pero entre lo tradicional y lo nuevo siguen atemorizando a los espectadores. Entre uno de los cambios más drásticos que se han modificado son el salir con vísceras de animales muertos “Las diabladas de antaño salían a calle llevando en sus manos los intestinos de cuyes, los hígados de chanchos, las tripas de los vacunos, los corazones de los animales”(Garcés, 2006, pág:27). Utilizaban estos elementos para impactar a los espectadores, actualmente salen con peluches que tienen connotaciones sexuales. El baile es una de las tradiciones mejor conservadas de esta fiesta, los diablos deben llevar el compás y nunca olvidan su coreografía integrada por los siete pasos del diablo como lo señala Garcés “El número tiene que ver con las cábalas. Estos pasos que tan solo están en el imaginario guardan la misma idea de que existe la “firma del diablo””. (2006, pág. 27) Los pasos se encuentran como una tradición y verlos bailar es un

28

verdadero privilegio, pues deben mantener el equilibrio con el peso de las máscaras, que en algunos casos son muy pesadas. El baile es una de las características que más destacan al diablo pillareño, sus brincos y el compás que tienen es único. Pero el siete no es únicamente para los pasos de baile, sino que también debe bailar por siete años. Cuando uno inicia la tradición de bailar personificando al diablo debe hacerlo por siete años, sino el diablo se llevará el alma de la persona lo cuentan muy seriamente los pillareños, pero si los cumple les dará fortuna. Una frase típica de este personaje es el “Arrarray y achachay” que vienen de vocablos indígenas, estás palabras nos señalan el calor de las brasas del infierno y el frío que sienten al salir de su habitual hogar y pasearse por las calles de Pillaro. Su vestimenta tiene diferentes elementos que necesitan su respectiva descripción:

29


1.- Coronilla: Elaborada en cartón y decorada con papel celofán de colores de los más representativos del cantón, que son el rojo, el amarillo y el verde. Se lo colocan en la cabeza y tienen diferentes dimensiones. 2.- Careta: Las caretas de estos personajes son dignas de admiración por no ser un molde único y los artesanos dedicados a esto tardan hasta meses realizando estas verdaderas obras de arte. Son elaboradas en papel mache o papel periódico, con un encolado especial preparado por cada artesano, pintura y varias incrustaciones de huesos, cuernos y colmillos de animales reales. 3.- Pañuelo: Un pañuelo de seda que cubre la cabeza del danzarín. 4: Blusa y Pantalón: Realizados en tela de espejo o de satín, caracterizada por ser una tela brillante. En los bordes adornados con flecos dorados, el pantalón tiene una particularidad es corto, aproximadamente de ¾ que les llega hasta las canillas 5.- Capa: Es amplia y depende la tela de su confección puede ser de satín o de gamuza al igual que su dimensión. 6.- Guantes: Son guantes negros de lana. 7.-Acial o fuete: La mayoría son de patas de venado utilizadas para espantar a los despistados, además lo alzan frecuentemente en su danza. 8.- Medias: Medias color carne. 9.- Zapatillas: De color negro y son de lona algunos también utilizan botas.

30

CAPÍTULO

2

Máscaras de diablos pillareños

31


Representaciones

demoniacas

Máscara de diablo tradicional

En cada uno de los periodos de la humanidad dependiendo del contexto cultural y religioso se han creado varios caracteres para definir al diablo. En muchas antiguas culturas tenían la creencia en seres opacos u oscuros que atemorizaban, traían tragedia y mala suerte. Durante años el Cristianismo desencadenaría varias formas y representaciones del Diablo, basados en la Biblia y en los diferentes Tratados o Concilios que realizaba la Iglesia, por ejemplo como el realizado en el Concilio de Toledo en 447 “Ser grande y negro, olor sulfuroso con cuernos y garras, orejas de asno, ojos centellantes, dientes rechinantes y dotado de un gran falo”. La representación del diablo realizado por los Pillareños en sus máscaras es una combinación de varias creencias que han surgido a través de todos los tiempos.

Esta máscara es salida de la imaginería pillareña, son los rasgos más antiguos de las primeras máscaras. Los más ancianos pillareños las reconocen. El rostro del típico diablo, que asusta con varios cuernillos que salen del rostro como para atrapar almas. Lo que destaca de estás máscaras son las cornamentas amplias ubicadas en las frente que se asemejan a la cornamenta de un venado. Unos ojos grandes que muestran una mirada atemorizante, con un cuerno ocupando el lugar de nariz, que están acompañados de otros cuernillos más pequeños en una trilogía. Esta trilogía representa el aparato reproductor masculino aún más representando la virilidad los cuernos. La boca muestra solo cuatro colmillos en expresión de salvajismo.

La siguiente clasificación es una muestra de como los Pillareños personifican a el diablo a travez de los arquetipos mas comunes de este personaje usados a lo largo de la historia.

32

33


Máscara de serpientes Máscara barroca, con varios elementos significativos relacionados con los símbolos del mal. Un rostro de la imaginación pillareña con un molde de una bestia, que se podría designar como macho cabrío, pero con diferentes facciones y elementos. La decoración con cuernillos realizados artesanalmente con alambres, papel y engrudo se instauran en el rostro de la máscara muestran un arte barroco en su totalidad, pues mientras más se decora se atrae más la atención y según los diablos asusta más a la gente. Pero los detalles de este diablo son diferentes sobre todo sus cuernos principales de color negro que asemejan una cornamenta magna, como la de un venado. Mientras los otros cuernillos adornan la cara y hasta se diferencian en los colores en dorado, verde y rojo. La cara nos muestra unos ojos grandes delineados en blanco y con una pupila particular, la cabeza de una pequeña víbora. En representación que tiene ojos de víbora para reconocer a la próxima presa. Apreciamos la ausencia de nariz y encontramos un cuerno solo representación de un falo. Una boca con cuatro colmillos, que muestran ataque y violencia. Y finalmente vemos a las serpientes que en entrelazan entre los cuernillos, llegando al rostro. Dos de ellas de color rojo, digno de la tentación y recuerdan el pasaje bíblico de Adán y Eva en el paraíso y el inicio del pecado. Son símbolos específicos del engaño en el que envuelve al pecador y la característica especial de estas serpientes es su lengua afuera en sentido de percibir a su víctima. Estas serpientes también están en posición de ataque, por mostrar sus dientes. 34

Máscara de toro

La máscara del toro es la representación de la bravura y del poder animal. La expresión de esta máscara nos comunica el poder del mal, que embiste al bien. Encontramos un rostro duro áspero, con ojos grandes, una ausencia de nariz con un cuerno a su vez. Y dos bocas u hocicos en secuencia cada uno con 4 dientes planos y 4 colmillos alargados que representan dominio y podrían causar una herida fatal. Los 2 hocicos simbolizan monstruosidad. La cornamenta principal del toro o los cuernos en la cabeza son símbolo de poder con el que atemoriza, por su forma de lastimar. Los cuernos que forman parte de esta máscara son tomados de estos animales míticos a los cuales procesan para colocarlos. La presencia de los cuernos reales dentro de las máscaras muestra la virilidad, del poder sexual. Además el toro es considerado como un animal fogoso y también símbolo de la fertilidad como los animales que tienen cornamentas puntiagudas. La particularidad del uso de los colores rojo, amarillo y verde tiene mucho que ver a la identidad pillareña además de tener connotaciones relacionadas con el demonio, estos colores simbolizan los colores de la bandera de Píllaro.

35


36

Máscara de macho cabrio

Máscara de dragón

Esta máscara es la representación de uno de los íconos más utilizados para designar al diablo. Considerado animal maldito e impuro y relacionado con la lujuria uno de los pecados capitales. Tenemos un rostro monstruoso de un macho cabrío, con una cornamenta exuberante de cuatro en la corona y cuatro en cada extremo del rostro. Los cuernos que no son más que el poder o un símbolo de fuerza, también la virilidad de este animal el poder sexual y el símbolo de un falo. Los dos cuernos más pequeños en la nariz, muestran a cuernos de un joven cabrito el contrate entre la inocencia y la maldad. Dentro de la expresión de la máscara encontramos un rostro molesto, tosco. Con ojos exactamente iguales a los del cabrón y un hocico pronunciado. Mostrando su mandíbula mixta entre dientes planos y colmillos que se encuentran preparados para el ataque o para la función elemental asustar a los espectadores.

El mensaje de la máscara es de atemorizar mediante una conjugación de agresividad y sátira. El primer rostro evoca agresividad una amenaza al que lo mira, pues está listo para atacar, que sin duda tiene conexión con los ojos. Grandes con mirada fija y penetrante. Este rostro tiene una gran nariz, desproporcionada representa el buen olfato del diablo para encontrar a almas perdidas y hasta se puede definir que es un hocico por la similitud a la de un animal salvaje (recurrente la forma del macho cabrío). La dentadura exhibida es la muestra de la ferocidad y ataque listo para despedazar o triturar. Los cuernos representan virilidad, pero su cantidad y tamaño significa grandeza y fuerza, pues señala el poderío de la máscara. Mientras más decorada esta es más tenebrosa y atrae la atención del público. Además los cuernos tienen un simbolismo sexual que tiene que ver con falo humano y es la representación de virilidad. El segundo rostro muestra al dragón como símbolo del diablo según la iconografía religiosa católica, con una expresión de burla. El simbolismo del dragón es recurrente al odio, el mal y la violencia.

37


CAPÍTULO

3

Máscaras coloridas del diablo pillareño 2012

39


Las máscaras pillareñas poseen una gran riqueza visual en cuanto a forma , color y composición. Por esto, la propuesta en esta parte del libro es aprovechar estos elementos y llevárlos al campo de las artes visuales a través de síntesis formales, en las cuales serán aplicados los esquemas cromáticos de forma metodológica para que esto sirva de guía a diseñadores y a la vez conseguir una galería con ejemplos de los usos de estos esquemas. Posteriormente de las síntesis se tomarán elementos para transformalos en patrones modulares que en conjunto a las síntesis nos ayudarán apreciar el recurso gráfico que se puede obtener de estas manifestaciones culturales. Las aplicaciones de los patrones y máscaras en diferentes soportes nos ayudarán a visualizar la infidad de usos que se les puede dar a estos elementos.

40

41


SĂ­ntesis patrones y aplicaciones 42

43


Mรกscara de diablo tradicional

44

Complementarios

45


46

47


Mรกscara de diablo tradicional

48

Anรกlogos

49


Habitaci贸n. Recuparado de http://www.capital.cl/wp-content/uploads/2012/12/nirre-bedroom.jpg

50

51


Mรกscara de diablo tradicional

52

Anรกlogos

53


Portavasos. Recuparado de http://bimg2.mlstatic.com/porta-vasos_MCO-F-17834094_1996.jpg

54

55


Mรกscara de diablo tradicional

56

Triadas

57


58

59


Mรกscara de toro

60

Triadas complementarias

61


Habitaci贸n. Recuparado de http://www.infobarrel.com/media/image/56021.jpg

62

63


Mรกscara de toro

64

Monocromรกticos

65


66

67


Mรกscara de toro

68

Monocromรกticos

69


Habitaci贸n. Recuparado de http://1.bp.blogspot.com/-curR-1N_o74/TmYLuVcTlRI/AAAAAAAAFME/dfE-oBxMX3A/s1600/4.jpg

70

71


Mรกscara de toro

72

Anรกlogos

73


74

75


Máscara de macho cabrío

76

Análogos

77


Alfombra. Recuparado de http://www.elementofengshui.com/wp-content/uploads/2011/03/karavell-linea-swing-1.jpg

78

79


MĂĄscara de macho cabrĂ­o

80

Complementarios

81


82

83


MĂĄscara de macho cabrĂ­o

84

Complementarios

85


Organizador . Recuparado de http://tengoluegoexisto.com/media/catalog/product/cache/1/image/5e06319eda06f020e43594a9c230972d/d/o/

86

87


MĂĄscara de macho cabrĂ­o

88

Complementarios

89


Habitaci贸n. Recuparado de http://2.fimagenes.com/i/1/7/6c/am_381099_4018048_890519.jpgdoorganizer2.jpg

90

91


M谩scara de drag贸n

92

Triadas

93


94

95


M谩scara de drag贸n

96

Triadas complementarias

97


98

99


M谩scara de drag贸n

100

Triadas

101


102

103


Mรกscara de serpientes

104

Triadas

105


106

107


Mรกscara de serpientes

108

Triadas complementarias

109


Vajilla. Recuparado de http://hereformclub.files.wordpress.com/2012/07/vajilla.jpg

110

111


Esquemas por análogos Esquemas cromáticos aplicados a las máscaras

Estos esquemas son los que muestran cómo se pueden realizar diferentes combinaciones de manera ordenada empleando el circulo cromatico . Los esquemas de color son los siguientes: Esquema por monocromaticos Esquema por analogos Esquema por complementarios Esquemas por triadas Esquemas por triadas complementarias

112

Emplea colores adyacentes en el círculo cromático y tienen un color como común denominador. Se emplean de tres a cuatro colores y estos pueden ser elegidos en cualquier dirección del círculo cromático.

113


Esquemas por monocromáticos

Los esquemas monocromáticos son los que se usan un solo color y pueden ser usados en diferentes tonalidades.

114

Esquemas por complementarios

El esquema por complementarios es el que combina colores opuestos dentro del círculo cromático y puden ser usados en diferentes tonalidades.

115


Esquemas por triadas

Combina tres colores que se encuentren de forma equidistante dentro del círculo cromático y puden ser usados en diferentes tonalidades.

116

Esquemas por triadas complementarias

Combina cualquier color del círculo cromático en combinación con dos análogos de su complementario y puden ser usados en diferentes tonalidades.

117


Bibliografía Botero, L. F. (1991). Compadres y priostes, la fiesta andina como espacio de memoria y resistencia cultural. Quito: Abya Yala. El Comercio. (30 de Diciembre de 2009). Obtenido de http://www.youtube.com/user/Elcomerciocom Jean Chevalier, A. G. (1999). Diccionario de los símbolos. Barcelona: Herder S.A. Reino Garcés, P. A. (2006). La Diablada Pillareña. Ambato: Departamento de Cultura. Rosero, S. (2005). El diablo se viste de seda. Diners , 71,72,73. Santos, A. d. (Diciembre de 2010). Anibaldesigns. Obtenido de http://anibaldesigns.com/2011/01/06/la-sintesis/ Telesurtv. (2009 de Junio de 2011). Obtenido de http://www.youtube.com/watch?v=RGuChMrSY6U Vaca, M. (6 de Marzo de 2012). Multimedia Sources. Obtenido de http://www.youtube.com/watch?v=GEdCpM7_Kc4


120

121


122

Librofinal2  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you