Page 1

Presentación de La Nana La historia de La Agencia de Noticias A favor de la Niñez y la Adolescencia --La Nana-- se remonta a Brasil, al año 1,992, cuando un grupo de periodistas apoyados por expertos en niñez y adolescencia de aquel país funda en Brasilia la Agencia de Noticias por los Derechos de la Infancia –ANDI-- con los propósitos de contribuir a mejorar la calidad del periodismo y de promover los derechos de la infancia a través de los medios de comunicación social. El éxito del proyecto motiva a los fundadores a formar otras agencias ANDI en Brasil, y se crea entonces la Red ANDI en el país sudamericano. Luego de varios años de trabajo, de una incidencia positiva en el desarrollo periodístico de Brasil, ANDI y varias organizaciones internacionales comienzan a explorar la posibilidad de aplicar esta exitosa metodología en otros países latinoamericanos, con apoyo de organizaciones locales. En agosto de 2003, uno de los directivos de ANDI, Marcus Fuchs, se entrevista con varios representantes de organizaciones guatemaltecas y encuentra eco a sus inquietudes en una de éstas: la Asociación para el Desarrollo, Organización, Servicios y Estudios Socioculturales –DOSES--. Un mes después, en septiembre de 2003, durante una reunión en Brasilia convocada por ANDI, Asociación DOSES y otras ocho ONG provenientes del mismo número de países latinoamericanos, deciden juntar esfuerzos para conformar las organizaciones que integran la Red ANDI América Latina. El propósito es que por lo menos 15 países de la región integren dicha red en 2006. La Nana, esfuerzo iniciado en mayo de 2,004, responde a los objetivos de apoyar el proceso democrático, al impulsar una cultura y práctica de comunicación entre los periodistas, las empresas periodísticas, las fuentes de información y demás actores sociales, que dé prioridad a la promoción y defensa de los derechos de la niñez y la adolescencia en la agenda pública. Pero, además, al desarrollar su papel como un observatorio de medios desde la sociedad civil, lo cual supone la promoción de la participación ciudadana en el control social y la promoción de los derechos a la información y comunicación, sin discriminación alguna. Está claro que las temáticas de la niñez y la adolescencia no son dimensionadas en toda su importancia por el Estado guatemalteco y por sectores sociales en el país, a pesar de los esfuerzos permanentes de organizaciones locales e internacionales para que se conviertan en un centro neurálgico de la atención social y las políticas estatales. Mediante la realización del proyecto de La Nana se busca alentar un discurso mediático que promueva la reflexión en torno a la situación de la niñez y la adolescencia en Guatemala, que traslade al Estado la exigencia de una actuación distinta y que contribuya al entendimiento social de la temática como prioritaria. Una de las aspiraciones del proyecto es el trabajo de la agencia en estrecha


colaboración con todas aquellas organizaciones y entidades provenientes de distintos sectores, involucradas en la temática. Dichas organizaciones y entidades se convierten en fuentes de información de la agencia y, de forma ulterior, de los medios. La idea, por tanto, es que la discusión de temas importantes como el de las adopciones ilegales o el tráfico de niños y niñas, acciones muy preocupantes en el caso de Guatemala, así como la reacción del Estado ante éstos, sea incorporada, mediante el cabildeo, a las agendas de los medios masivos. Por medio del trabajo de La Nana también se busca lograr la comprensión en la sociedad de que niñas, niños y adolescentes son personas sujetas de derecho, con voz e intereses propios. Este trabajo se realiza gracias al apoyo de Asociación Doses, UNICEF y Save the Children Noruega.


Resumen Ejecutivo Seres invisibles “El deber de los periodistas, no es el de conmover, sino el de hacer un análisis profundo de las causas y de las responsabilidades del drama y desvelar el rostro oculto de los eventos. (...) El hecho de considerar los medios de comunicación como un instrumento para el cambio político y social abre el dialogo sobre sus roles dentro de la sociedad. Algunas personas consideran a los periodistas sólo como observadores, otras como participantes activos en la evolución de una situación.(...) La comunicación es un poder influyente que puede ser utilizado de manera positiva o negativa, es por tanto necesario, ponerla al servicio del bienestar de la humanidad para la promoción de la paz, la comprensión y la tolerancia. La información revoluciona nuestro modo de vida. Debería ser un proceso volcado a proporcionar a los individuos el poder del conocimiento para que tomen decisiones reflexivas con el fin de mejorar sus vidas y el conjunto de la sociedad”. 1 En Guatemala, los principales medios de comunicación escritos monitoreados para este estudio, Prensa Libre, Siglo XXI, elPeriódico, Nuestro Diario, Al Día, La Hora y El Quetzateco, coinciden en darle poco espacio en sus agendas el tema de niñez y adolescencia. En un país, en donde 36 años de conflicto armado dejaron huellas imborrables, en dónde el sistema de educación a nivel latinoamericano es casi el último, las cifras de explotación laboral y sexual en niños y niñas es alarmante y en donde se comercian como principal producto de exportación los niños y niñas, los infantes son tan sólo los protagonistas de la nota roja, una cifra más en deserción escolar o bien, una persona que por vivir en una situación dramática ocupará el día de mañana un titular en sucesos. Pese a que en una año de monitoreo, que no incluye revistas y suplementos de los medios, algunos de los cuales son didácticos y otros semanales que llevan artículos de mayor profundidad, hubo intentos valiosos por rescatar los derechos y el protagonismo que como tal los niños y niñas realizan, el camino que falta por recorrer es muy largo. Aún no se les reconoce como seres humanos con derechos, aún son parte del principal problema que atañe a el país, la violencia. De hecho, este fue el tema que más abarco notas de niñez y adolescencia, 2481 textos de un total de 8,640, en la mayoría de los casos, teniendo a los infantes como víctimas. El deficiente sistema educativo, ocupo el segundo lugar, que coyunturalmente tuvo mayor cobertura al inicio del ciclo escolar y durante la discusión del programa de alimentación escolar, dejando a un lado temas relevantes como la educación intercultural, la educación de la niña y el atrasado sistema educativo en que la niñez guatemalteca se desarrolla. Temas importantes si se toma en cuenta que el 51 por ciento de la población de infantes y adolescentes está conformada por niñas y que el 53 por ciento de toda la población de 0 a 17 años es indígena.

1

Medios Periodísticos, cooperación y acción humanitaria ¿Relaciones imposibles? Eloisa Nos Aldás.


La salud por otro lado estuvo presente también dentro de la temática periodística, abordada de forma casual sin dar soluciones precisas a la problemática que se vive en el país, principalmente en el interior. Enfermedades como el rotavirus y otras de tipo viral ocuparon los limitados espacios que los diarios ofrecen al tema, casi siempre centralizando la información de las cabeceras departamentales y dejando a un lado al resto de la población guatemalteca. Tan sólo 704 trabajos periodísticos abordaron este tema en 2004. El VIH/SIDA, un padecimiento que mata diariamente a los y las guatemaltecas, entre ellos muchos, niños, niñas y adolescentes y que deja en la orfandad a otro buen porcentaje fue un tema ignorado, tan sólo una fecha conmemorativa lo trajo a colación, sin explorar la importancia que tiene y lo importante que es informar a la ciudadanía al respecto. Y esto si es preocupante si se toma en cuenta que se estima que cerca de cinco mil niños, niñas y adolescentes se encuentran infectadas de VIH/SIDA, que el país no se cuenta con medicamentos suficientes y accesibles para quienes padecen esta enfermedad, y además de que no existe un plan concreto de educación sexual que ayuda a que disminuya el contagio de la misma y de otras enfermedades de transmisión sexual. Por otro lado, el trabajo infantil visto culturalmente como algo natural también quedó en el olvido con excepción de algunos comunicados realizados por instituciones que trabajan en el tema. De hecho sólo 77 notas se refirieron al tema, aún y cuando, el trabajo infantil es un gran problema que cobra anualmente la vida de muchos niños, niñas y adolescentes, a pesar de que las leyes nacionales lo prohíben y aún peor, pese a que la población económicamente activa en Guatemala se cuenta a partir de los siete años de edad. El rostro humano, se apreció muy poco en la cobertura periodística que basó su información en la mayoría de ocasiones en las referencias de los bomberos y la policía, o las mismas fuentes oficiales de siempre. Esto es sólo un esbozo de lo que los periódicos guatemaltecos trabajaron por la niñez en 2004. Queda claro, luego de este análisis primario, que es importante dar un mayor espacio en la agenda periodística a estos temas, porque los medios no sólo tienen el poder de informar, sino también de proponer y propicias cambios. Es a través de ellos, de un esfuerzo compartido entre periodistas, editores, propietarios de medios, empresas periodísticas y organizaciones sociales, como del Estado que lograremos dar un giro a esta avalancha de desolación que pinta la temática de nuestra niñez, que no es el futuro de un país, sino su presente. Por supuesto, hay cosas positivas que resaltar, todos los medios en una u otra forma han tenido aciertos. Tal es el caso de El Quetzalteco y su constante apoyo al protagonismo de niñas, niños y adolescentes en el tema de deporte. O bien Nuestro Diario que en sus notas editoriales se enfocó en muchas ocasiones en el tema de niñez. elPeriódico, por su parte publicó El libro de los sueños, dándole un toque humano a la problemática que viven muchos guatemaltecos, entre ellos niños, niñas y adolescentes. Por su parte Siglo XXI trabajó de forma acuciosa el tema de educación y Prensa Libre publicó interesantes reportajes referentes a niñez en donde contextualizó y mostró la opinión de muchos infantes y adolescentes del país.


Queda claro, que más que una crítica al trabajo que los y las periodistas realizan día a día, este informe es un llamado a la conciencia social que nos impulsó en determinado momento a seguir la carrera de comunicación y a motivar a nuestros colegas a incluir dentro de sus agendas el tema de la niñez y adolescencia desde una óptica propositiva, que haga visibles a los niños y niñas de Guatemala.


Análisis General de los Temas La niñez y juventud en la prensa del 2004

Un vistazo general Ocho mil seiscientas cuarenta notas publicadas en 7 periódicos nacionales durante el 2004 nos mostraron el rostro impreso de la niñez y adolescencia en el país. Estas notas periodísticas pusieron en la agenda nacional los temas que preocuparon a la población guatemalteca y a la opinión pública durante el año pasado. ¿Qué tipo de textos fueron estos? ¿Se firmaron a titulo personal o correspondieron a una filosofía del medio? ¿De qué tratan? ¿Qué tipo de voces reproducen? ¿Qué tan profundas son? ¿Qué temas le preocupan? ¿Cómo los tratan? Eso y mucho mas intentamos descifrar con el monitoreo realizado el año pasado. Durante 2004, recopilamos 8,640 noticias que trataban directa o indirectamente el tema del universo infanto-juvenil. Los tópicos fueron muy variados dependiendo del medio y la época del año. Pero podemos afirmar sin duda que dos fueron los temas mas tratados por los medios de comunicación guatemaltecos; la Educación y la Violencia. En nuestra clasificación la categoría de Violencia (cuando el niño, la niña o el adolescente es victima de un acto violento) fue marcado en más del 25 por ciento de los casos. Esto nos muestra que la forma más común de representar a un niño o adolescente es mostrándolo como victima de un hecho delictivo. La niña, el niño y los jóvenes son noticias cuando sus vidas corren peligro, y la versión más escuchada para trasladarnos sus historias es por medio de la policía y los bomberos, ya que es la fuente más citada en este tema. A menudo este tipo de noticias, no busca la causa de la violencia, si no que se limita a mencionar el nombre de la víctima y la edad entre paréntesis. Sin profundizar en el por qué de las cosas. En segundo lugar pero con un porcentaje muy inferior (15.70%) se encuentran las noticias relativas a la educación en varios niveles de enseñanza. Esto significa que hablan de temas generales en la educación como las huelgas, el magisterio, infraestructura, calidad educativa en general, etc., y que no especifican ningún nivel de enseñanza. Las noticias en educación también demuestran un aumento en los meses pico como enero y febrero por el comienzo de clases, septiembre por los desfiles y celebraciones de Independencia y noviembre por el fin de clases y especialmente por los resultados de la evaluación de alumnos de diversificado que generó un debate sobre la calidad educativa en los medios. Este tipo de picos en meses específicos se explica por que los medios tienden a tocar determinados temas únicamente en fechas conmemorativas o porque sucede algún evento relevante. Vemos entonces que la mayoría de notas sobre el VIH/SIDA se publicaron en Diciembre, ya que en esa fecha se celebra el Día Internacional de dicha epidemia. Las notas relacionadas con la explotación de trabajo infantil tuvieron sus picos en los meses de Diciembre por la fabricación casera de cohetillos y en junio cuando se celebró el Día Internacional contra el trabajo infantil. Las noticias relacionadas con drogas se multiplicaron en mayo cuando se celebró el Día Mundial sin Tabaco y en


junio cuando la Red Guatemalteca contra la Droga presentó un informe sobre el aumento en el consumo de drogas en la juventud guatemalteca.

Temas más tocados por los medios Violencia- Víctima Educación Noticias Internacionales Salud Comportamiento

Cantidad de inserciones 2224 1356 942 704 676

% 25.74 15.70 10.90 8.15 7.82

El tercer tema que más inserciones tuvo en nuestra base de datos fue el que incluían las noticias internacionales del mundo (sin incluir las de América Latina). Aquí vale mencionar que los medios de comunicación dieron una cobertura exhaustiva al secuestro y posterior asesinato de cientos de alumnos de una escuela de Beslan, Rusia. Este tema fue seguido fielmente por todos los medios de comunicación, desde su inicio hasta días después del sangriento desenlace, siendo su pico en el mes de septiembre. La tragedia fue enfocada en las páginas editoriales, columnas de opinión y noticias. A pesar de que la niñez guatemalteca tiene serias carencias de salud, este apenas llegó a ocupar el 8% del total de notas. La mayoría de las fuentes utilizadas para este tema se centró en especialistas en salud, personal de hospitales y personal del Ejecutivo Nacional. Este resultado puede darnos algunas pautas de reflexión para la cobertura del año entrante. La mortalidad infantil, la desnutrición, la mortalidad materna y algunas epidemias apenas fueron exploradas en las noticias que los reporteros hicieron el año pasado. Esto a pesar de que 40.5 es el índice de mortalidad por cada 100 nacidos vivos. La mayoría de ellos muere por enfermedades prevenibles como la diarrea. Según el primer Censo de Baja Talla, 37.4 es el retardo en la talla promedio de los niños y niñas, a causa de la desnutrición, y la cifra de desnutridos en Guatemala alcanza los 260 mil infantes.

Los olvidados Al igual que en la cinta de “Los olvidados” realizada en 1950 por Luis Buñuel, la niñez y adolescencia en situación de calle siguen estando oculta en la mirada de los medios de comunicación y la sociedad guatemalteca. Durante el año 2004 únicamente un 0.4% de las noticias nos hablaron de esta dura realidad en la que viven más de cinco mil niños, niñas y adolescentes según cifras de Casa Alianza. Y que además sufren las peores formas de violencia y discriminación ya que a diario se vulneran casi todos sus derechos. En el cuadro siguiente se observa algunos de los temas que no llegaron a tener ni siquiera un 1 % en la cobertura de los medios y que sin embargo, son importantes en la realidad de miles de niños, niñas y adolescentes.

Temas poco tocados por los medios Medios de comunicación Sexualidad Mortalidad Infantil

Cantidad de notas insertadas 6 26 30

% 0.07 0.30 0.34


Situación de Calle Medidas de reinserción social Migración y desplazamiento

35 59 71

0.40 0.68 0.82

Es interesante observar que los medios de comunicación reflexionan muy poco sobre su papel y su influencia con la niñez y adolescencia del país. Como vemos el año pasado únicamente 6 noticias trataron sobre este tema. Esto a pesar de que mucho se ha dicho de como la televisión, la radio y ahora el Internet influyen sustancialmente en la realidad de los niños, niñas y adolescentes. La educación sexual y los temas de la sexualidad de jóvenes y adolescentes siguen siendo un tabú no solamente en casa, si no también en la cobertura de los medios de comunicación. A pesar de que según la Encuesta Materno Infantil 2002, siete de cada diez adolescentes se embarazan antes de los 20 años, 17 por ciento de nacidos vivos son hijos de adolescentes y solamente el 9 por ciento de todos los jóvenes conoce algún método de anticonceptivo. En todo el año únicamente 26 notas se escribieron al respecto y los periodistas desaprovecharon muchas fuentes de información que no fueron consultadas ni una sola vez como los padres y madres de adolescentes, personal de las escuelas, gente de la iglesia y hospitales. Temas como las medidas de reinserción social, la migración, el desplazamiento y la desnutrición afectan sustancialmente a muchos niños, niñas y adolescentes guatemaltecos, que diariamente son protagonistas de historias que los medios pudieron haber contado. Sin embargo, la prensa nacional desaprovechó esta oportunidad dejando a un lado ese tipo de ópticas. Los deportes realizados por niños, niñas y adolescentes presentan muy poca cobertura o casi nada por parte de los grandes medios de comunicación capitalina. El único medio que mostró una constante preocupación por este tema fue El Quezalteco, quién durante todo el año mantuvo una cobertura permanente. A pesar de publicarse únicamente 3 veces a la semana, la cobertura de este tema duplicó la de otros medios de circulación diaria. Cabe resaltar que además es el único tema que tuvo como fuente principal a los mismos adolescentes. Los deportes en los medios Rede Andi AL - Guatemala Total de notas 9

9

Al Día-GA

10

10

El Periódico-GA

17

17

34

34

La Hora-GA

50

50

Prensa Libre-GA

68

68

El Quetzalteco-QO

109

109

Total

297 297

Nuestro Diario-GA

Siglo XXI-GA


Calidad en la cobertura En 2004 una de las principales características de la cobertura periodística fue el alto índice de textos que no asumen una posición crítica, tanto para denunciar una situación como para presentar soluciones. Nada menos que el 78% de los artículos se dedicaron únicamente al relato de los hechos, esto significa que el debate en torno a las cuestiones fundamentales de la población joven no es profundo. Apenas un 11.22 % de los textos tenían un enfoque de búsqueda de solución, la mayoría en los temas de salud, violencia, educación, derechos y justicia. Otro 10% de las noticias estaba enfocado en denunciar una situación principalmente en los mismos 4 temas que el anterior. La calidad, cantidad y variedad de información que brinda una nota es diferente si se trata de una columna de opinión, un editorial o una nota factual. El impacto de una denuncia o una demanda varía sustancialmente si viene con la voz del editorial que si aparece como un breve. Las columnas de opinión, por ejemplo funcionan muy bien para debatir temas de educación, violencia o comportamiento.

Tipos de texto según cada medio

Al Día La Hora elPeriódico Siglo XXI El Quetzalteco Prensa Libre Nuestro Diario Total

# de Editoriales 3 4 18 22 23 24 75 169

Entrevistas 9 7 22 31 6 43 4 122

Columnas de opinión 7 98 211 129 93 160 43 741

Noticias 875 1085 823 1046 625 1800 1354 7608

En el cuadro anterior vemos como Nuestro Diario es el periódico que dedicó mas editoriales, al tema de la niñez y adolescencia, así como también la mayor cantidad de noticias, especialmente de tipo amarillista. Por otro lado, en el diario Al Día vemos que fueron pocos los columnistas que mostraron algún tipo de interés por abordar estos temas. Los columnistas de Prensa Libre (160 notas) y elPeriódico (211notas) fueron los que mas debatieron en sus espacios algún aspecto o situación de la infancia y la juventud. También podemos ver que la entrevista es poco usada para tratar estos temas, ya que apenas el 1.4 de las notas clasificadas usaron ese formato. ¿Quiénes están? En nuestra investigación tenemos un apartado para clasificar la edad de los niños, niñas y adolescentes de quienes se habla en la nota periodística. Los datos nos demostraron que la niñez están más presentes en los medios de comunicación que la adolescencia. De todos los artículos de la investigación el 60.96% citan niños y niñas y 39.04% tratan de asuntos involucrando a adolescentes. Franja de edad

Inserciones

Porcentaje


0-6 años 7-11 años 12-17 años

2001 2923 3154

24.77 36.18 39.04

Los adolescentes Los datos de la investigación muestran que la participación de los adolescentes estuvo más presente cuando era relacionada al tema de la violencia. A partir de estos datos es posible constatar que los medios todavía no miran al adolescente como un agente protagonista de la sociedad. Uno de los puntos analizados por la investigación es el Protagonismo Juvenil. Apenas el 2.9 % de las notas presentaron al adolescente con papel social actuante, es decir protagonista de acciones en la sociedad. Esto también se demuestra cuando vemos que el tema del trabajo en la adolescencia apenas fue tocado en 12 notas (0.14%). Afuera quedaron los artículos que retratan los aspectos ligados al trabajo legal, políticas públicas para promoción del primer empleo, trabajos de prácticas y el debate sobre las dificultades de acceso al mercado de trabajo. Si tomamos en cuenta que 3.2 millones es la población de niños, niñas y adolescentes comprendidos entre los 0 y los 19 años a nivel nacional, según el INE, vemos que es un tema importante olvidado por los medios. Ya que un 52% por ciento de jóvenes carece de empleo y 150 mil niños entre los 4 y los 12 años se encuentran entre la fuerza laboral guatemalteca. Lo mismo sucede con las notas relacionadas a la educación y al acceso de los jóvenes a la enseñanza superior que apenas llegó al 0.36%, es decir que sólo 31 notas hablaron directa o indirectamente de este tema, tan importante para la juventud, ya que únicamente 1 de cada mil estudiantes que ingresan a la escuela llegan a la universidad. Las causas de esta deserción fueron también poco todas.

Fuentes Consultadas

Fuentes Poderes públicos Ejecutivo Nacional Ejecutivo Departamental Ejecutivo Local Legislativo Judicial Fiscalía General Policía Sociedad Civil Especialistas Persona física Familia Niñez y adolescencia Sindicato y entidades de clase Organizaciones de la sociedad civil Fundaciones e Institutos Consejos Personalidades/ Artistas

Número de veces consultadas 3246 906 118 157 110 93 330 1532 4084 501 1059 1057 619 203 511 72 12 50


Otros organismos internacionales Comunidad Escolar Profesores, directores Niñez y adolescencia en la escuela Universidades Empresas Servicios de Salud, Hospitales Iglesia Candidatos/ Partidos Políticos Medios No es posible identificar /No hay fuentes

413 338 90 52 150 325 43 12 152 1904

*Otros organismos internacionales incluyen: Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Organización Internacional del Trabajo (OIT), Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización de Naciones Unidas para Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), Organización de Naciones Unidas (ONU), Oficina Contra la Droga y el Delito de Organización de Naciones Unidas(UNODC).


METODOLOGÍA La Nana realizó la clasificación de noticias de los medios monitoreados del 1 de enero al 31 de diciembre de 2004, que consiste en un proceso de la organización por temas de todas las noticias encontradas en los medios investigados que enfocan directa o indirectamente el universo de los derechos de la infancia y adolescencia. El trabajo obedece a un conjunto de criterios cuantitativos y cualitativos desarrollados por ANDI en Brasil y luego adoptados por la Red ANDI América Latina. Clipping. El monitoreo, desarrollado entre enero y diciembre de 2004, se hizo sobre una muestra de 7 periódicos, 6 de circulación nacional y uno regional, siendo estos: Prensa Libre, elPeriódico, Siglo XXI, La Hora (no sale domingos), Al Día, Nuestro Diario y El Quetzalteco. Es importante anotar que no se clasificó ningún suplemento ni revista producido por dichos medios, tampoco se clasificó suplementos y revistas insertados en los medios para el público infantil o juvenil como Chicos y Aula 2.0. En el año 2004 se adoptó el criterio de que si un artículo viniera acompañado de un recuadro, serán consideradas dos inserciones y clasificadas separadamente. Selección. La metodología de la Red impone descartar los textos de menos de 500 caracteres con espacios, las cartas de lectores, los avisos publicitarios, los servicios al lector (carteleras, etcétera), las revistas dominicales y los suplementos infantiles y juveniles. Con esto, la Red ANDI se propone darle prioridad a los derechos de los niños en una agenda determinada para el público adulto, el responsable de promover los cambios. Clasificación. La Clasificación de esos textos fue realizada por La Nana. Los datos– temas, temas de apoyo, tipos de fuentes de información, de texto, ópticas de investigación, etcétera son volcados en una ficha disponible on line. Allí quedan grabados en una base de datos, a partir de la cual, con un software exclusivo de la Red ANDI, se obtienen y se procesan las estadísticas para el análisis de coberturas periodísticas. Temas. Los clasificadores atribuyen a cada texto un Tema Principal (único), de una lista con 39 opciones, de la que se puede elegir, a su vez, uno o varios Temas de Apoyo. Esta marcación permite conocer cuáles son los asuntos más tratados por los diarios al cabo de un período determinado y, al compararlos con la realidad de los niños y niñas en el país, detectar desequilibrios en la orientación de la cobertura para corregirlos. La elección de los temas se corresponde con los derechos establecidos por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño de 1989. Agrupaciones y prioridades. Algunos asuntos forman parte de áreas temáticas más amplias y complejas, que sólo son tomadas en cuenta de manera agrupada para el análisis posterior de los datos. Así, por ejemplo, el tema Abuso Sexual queda bajo el área Violencia, o los temas Salud-SIDA y Mortalidad Infantil, dentro del área de Salud. Otros temas, por razones estratégicas para la Red ANDI darles mayor visibilidad en los resultados del monitoreo- han sido considerados “prioritarios”: cuando había dos o más temas en juego, se les daba prioridad como principales. Ellos fueron: Drogas, Discapacidades, Situación Penal y Medio Ambiente.


Internacionales. Las noticias del exterior se clasificaron en la categoría Internacional como Tema Principal. El asunto específico que abordaron (Violencia, Educación, etcétera) se incorporó como tema de apoyo. La clasificación de estos textos incluyó solamente las categorías de edad y sexo. Las demás fueron excluidas porque este estudio tiene como fin analizar el proceso de la construcción de las noticias y en este caso el periodista local tiene escasa participación. Fuentes de Información. La clasificación también detalla qué tipo de fuentes –hasta 45 diferentes- fueron usadas por el periodista en crónicas y entrevistas (se excluyó a artículos de opinión y editoriales, para concentrar el análisis sobre la construcción de contenidos informativos). Las fuentes así identificadas se marcan una vez por tipo en cada nota. Si tres niños son fuente identificada en un mismo texto, corresponderá clasificar una sola vez “Fuente: Niños”. El número de fuentes identificadas, a su vez, suele ser mayor al de notas, porque a menudo hay más de un tipo de fuente por texto. En la clasificación de el año 2005 esto va a cambiar, ya que se podrá marcar cuando un mismo tipo de fuente es utilizada mas de una vez. Para determinar cuánta participación ha tenido cada tipo de fuente en la construcción de los textos sobre niñez y adolescencia, se observa qué representación proporcional ha tenido en el universo de fuentes identificadas. Sin fuente. El clasificador especifica también si hay otras fuentes que no es posible identificar o si, directamente, el texto carece de toda fuente citada. La categoría “no hay fuente” se aplica una nota por vez y excluye todas las demás. En cambio, la categoría “no es posible identificar alguna fuente” puede marcarse cuando en la misma nota hay otra fuente sí identificada. Las dos categorías se analizan estadísticamente a partir del total de textos. Otras Categorías. Los clasificadores anotan en la ficha de cada nota cuál es el tipo de texto (noticias, artículos de opinión, entrevistas o editoriales); el sexo y la franja de edad de los niños mencionados (0 a 6, 7 a 11 y / o 12 a 17); el ámbito donde ocurre el hecho (urbano, rural o frontera); cuestiones de género y de etnia, si hay involucradas. También si se usan Términos Peyorativos (menor, marginal, precoz, marero, minusválido, delincuente), si se menciona legislación, acciones de participación adolescente o datos estadísticos. Todos estos apartados permiten análisis cuantitativos y cualitativos más precisos de las coberturas. Ópticas. Otro ítem clasifica si el abordaje asumido por el propio periodista ha tenido óptica de solución, óptica de denuncia o, simplemente, se ha limitado a describir los hechos (fáctico). La óptica de solución supone que el periodista asume activamente la búsqueda y/o presentación al lector de alternativas a los problemas. Al contrario, la de denuncia supone que la preocupación editorial se concentra en presentar al lector una situación de violación de los derechos de los niños. Un abordaje fáctico sugiere la intención del periodista de transmitir la información disponible públicamente, sin profundizar, ni reflexionar sobre el tema. (Anexo: Diagrama de ficha de clasificación)


Ficha de Clasificación de Noticias – Versión 3 PERIODICO: ______________________________________ FECHA: _________________ PAG.: _______________ TITULO: _________________________________________________________ AUTOR: ___________________________________

TEMA PRINCIPAL Y TEMA(s) DE APOYO Principal Apoyo Accidentes Comportamiento Consumo Cultura Discapacidades Deportes Derechos y Justicia Desaparecidos Drogas Educación – Etapa 1 (Enseñanza Infantil) Educación – Etapa 2 (Primario) Educación – Etapa 3 (Secundario) Educación – Etapa 4 (Educ. Prof. / Tecn.) Educación – Etapa 5 (Educ. p/ Jóv. y Adultos) Educación – Etapa 6 (Acc. a la Ens. Superior) Educación – Otros Educación – Varios Niveles de Enseñanza Explotación y Abuso Sexual Explotación del Trabajo Infantil Internacional - América Latina

Principal Apoyo Internacional – Otros países Medidas de Reinserción Social Medio Ambiente Medios Migración y Desplazamiento Mortalidad Infantil Salud Salud/Sida Sexualidad Situación de Calle Tercer Sector Trabajo Violencia – Acciones y Reflexiones Violencia – Actos Violentos (Agente y Víctima) Violencia – Actos Violentos (Agente) Violencia – Actos Violentos (Víctima) Violencia – Conflictos Armados Violencia – otros Violencia – Pandillas

CLASIFICACIÓN CUALITATIVA Tipo de Texto Reportaje

Artículo

Editorial

Óptica de Investigación Búsqueda Denuncia Solución

Adolescente

Fiscalia General

Organización de la Sociedad Civil

Universidad

Entrevista

Legislación en general

Adolesc. en la escuela

Familia Madre

Franja de Edad

Agencia en cada país

Fam. Padre

Otros Organismos Internacionales

Fam. Otros

0a6

7 a 11

Cons. Politica Publica

Fundación/ Instituto

Partido/ candidato Politicos

Persona Física

12 a 17

Fem.

Cortes Convención Intern. de los Derechos de los Niños

Legislación de niños

Consejo Derecho de la Niñez

Sexo

Fuentes Consultadas Cons. Ejecutivo Ejec. Nacional Depart. Local/ Atención (goberna Directa dores)

Hospital

Fuentes Consultadas No es posible identificar No hay fuentes consultadas

Etnia

Masc.

Ejec. Local Alca ldias

OMS/ OPAS

Empresas

Legisl. Depart.

ONU

Fuentes Estadísticas Sector Privado Sector Público

Términos Peyorativos Sí

Localización geográfica Urbano Rural Frontera No Cita

Participación y protagonismo

Fuentes Consultadas Iglesias Judicial Legislativo Nacional

Fuentes Consultadas Personalidad/ PNUD Policía Artista

Género

Escuela Profes.

Legisl. Local

Sindicatos y entidades de clase

Especialista

Medio

UNDCP/ UNODC

Otros

Atención: NO SE OLVIDEN DE TOMAR NOTA DE LAS PALABRAS CLAVES EN EL OTRO LADO DE LA PÁGINA.

Niño

Especial. Univers.

Niño en esc.

Unesco

OIT

Unicef


Los medios escritos de Guatemala “El periodista, está obligado a pensar todo el tiempo en su lector, porque si no supiera cómo es ese lector, ¿de qué manera podría responder a sus preguntas? En el periodista, entonces, hay una alianza de fidelidades: fidelidad a la propia conciencia, fidelidad al lector y fidelidad a la verdad. El lector es siempre un factor mucho más activo y exigente de lo que algunos empresarios suelen suponer. A la avidez de conocimiento del lector no se la sacia con el escándalo sino con la investigación honesta, no se le aplaca con golpes de efecto sino con la narración de cada hecho dentro de su contexto y de sus antecedentes. Al lector no se lo distrae con fuegos de artificio o con denuncias estrepitosas que se desvanecen al día siguiente, sino que se lo respeta con la información precisa. Cada vez que un periodista arroja leña en el fuego fatuo del escándalo está apagando con cenizas el fuego genuino de la información. El periodismo no es un circo para exhibirse, sino un instrumento para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”. Tomas Eloy Martínez Basados en eso, y en el fin social que los medios de comunicación y que el ejercer el periodismo implican, creemos que los medios y los periodistas guatemaltecos y de otros países que colaboran en ellos, nos encontramos en un camino empedrado, pero que con determinación, hechos concretos y perseverancia podemos forjar un trabajo que contribuya realmente al mejor desarrollo de nuestro país. A través de este informe, basado en el monitoreo diario de 7 medios escritos, queremos hacer una pausa, reflexionar sobre la niñez y la importancia que le estamos dando en nuestro trabajo. A continuación esbozamos un breve resumen del perfil de los medios monitoreados, con información proporcionada por las casas editoras. Nuestro Diario, es el periódico de mayor circulación en el país, este diario está catalogado como un medio de proyección nacional, ya que su cobertura abarca la mayoría de la República de Guatemala. No obstante, está descrito como un medio informativo popular, dedicado únicamente a diseminar un discurso llamativo basado en hechos que resaltan la trasgresión y la excepcionalidad, cuyo contenido es impactante y de corte sensacionalista. Desde sus inicios, Nuestro Diario fue definido como un matutino en el que predomina el impacto visual y que, como lo describe su director, Rodolfo Móvil, tiene un poquito de todo para todos. Según Móbil, se trata de un periódico no tradicional, con intenciones de atraer un público nuevo, que contiene información, pero es fácil de leer y fundamentalmente gráfico, Su agenda-setting está marcada por noticias de sucesos, a nivel nacional, pero una de las intenciones es brindar también material de lectura, y esa es la idea que origina secciones como la de familia. Respecto a la política editorial, se indica que pretende contrarrestar la pérdida de valores en la sociedad guatemalteca y, por tanto, promueve el respeto a la democracia, la instauración del estado de derecho, así como los valores de los sectores


tradicionalmente marginados: mujeres, niños y ancianos. Sus ejecutivos indican, que se pone énfasis especial en el tratamiento de temas como medio ambiente. Pertenece al grupo Prensa Libre. El Quetzalteco, también del grupo Prensa Libre, es un medio regional que circula los días martes, jueves y sábado, con un tiraje de aproximadamente 7 mil ejemplares, con circulación fundamentalmente en el área Urbana de Quetzaltenango, aunque también se distribuye a suscriptores en otras zonas del país. Es un medio mayoritariamente informativo, puesto que dedica una buena parte de su espacio a la difusión de informaciones y opiniones. La mayoría de los temas que se abordan se refieren a problemas del área metropolitana del departamento de Quetzaltenango y lugares aledaños. El Quetzalteco, afirma tener como misión brindar noticias equilibradas, en las que se consignen las versiones de todas las partes implicadas en el hecho informativo. Aborda temas ecológicos y de género. En este sentido, se manifiesta una intención didáctica. Esta misma tendencia se manifiesta en la sección dedicada a discutir temas jurídicos. En lo que a economía se refiere, privilegia la visión neoliberal. Expresa un gran interés por el tema de la multiculturalidad e interculturalidad. Prensa Libre, con más de 50 años en circulación, posee un contenido mayoritariamente informativo. Tiene una política editorial explícita y articulada, en la cual especifica el papel que aspira asumir dentro de la sociedad. Asimismo, es un medio nacional, ya que tienen cobertura en la mayoría de la República de Guatemala. Fue fundado en 1951 y un tiraje aproximado de 150 mil ejemplares. Prensa Libre concede mayor importancia a la sección Nacional, que recoge en sus siete páginas parte del quehacer estatal y la dinámica social en torno a éste, desde una perspectiva más bien urbana. Luego se encuentra la sección de opinión que abarca cuatro páginas, entre el editorial, las columnas de opinión, y cartas que envían los lectores. La sección de negocios que contiene información económica nacional e internacional, está plasmada en cuatro páginas. Asimismo, contiene un apartado titulado Guatemala Hoy, en el que incluye información variada de interés. La Sección Departamental ocupa por lo general tres páginas y abre paso a las Secciones Internacional y Buena Vida. En esta última se reportan notas culturales, sociales y de espectáculos. La sección que cierra el diario es, por lo general, Deportes, a excepción de la edición dominical donde se publica como un suplemento titulado RECORD. También, contiene variedad de suplementos como la Revista Amiga, cuya publicación es quincenal de contenido dirigido a la mujer; Aula 2.0, dirigida a un público específicamente juvenil con una publicación semanal; Forma Libros, cuadernillos educativos, dirigidos a niñas y niños. Revista Chicos, su contenido es de entretenimiento y variedad de temas dirigidos a la niñez, con una publicación quincenal. El Universo de Leo, su contenido es didáctico que motiva la práctica de la lectura. Mundo Motor y varias más entre las que se encuentra la Revista D, publicación semanal cuyo contenido es mayormente sociológico y cultural. Contiene un tema central, presentado en un reportaje o una entrevista, así como temas diversos, nacionales e internacionales.


Los temas que orientan la línea informativa de Prensa Libre son política, aspectos socioeconómicos y seguridad, principalmente. Según Gonzalo Marroquín, Director del medio, "La agenda editorial de un periódico nunca debe buscar satisfacer nada más los intereses del lector. Hay que saber qué es lo que el lector quiere y respetar esos intereses, pero también hay que ver cuál es la agenda nacional y dar la mejor información posible. Lo que nosotros pretendemos es que, leyendo Prensa Libre, se sepa si el país va bien o va mal". Con respecto a las páginas editoriales, el medio pretende que los columnistas reúnan dos condiciones: deben ser personas muy bien informadas o representar una corriente de pensamiento económico, político o social. Por otro lado, del mismo corte de Nuestro Diario es Al Día, un medio de proyección nacional, ya que su cobertura abarca la mayoría de la República. Descrito como un medio informativo popular, dedicado únicamente a diseminar un discurso llamativo basado en hechos que resaltan la trasgresión y la excepcionalidad, cuyo contenido es impactante y de corte sensacionalista Pertenece, junto con Siglo Veintiuno a la empresa Corporación de Noticias, pero cada medio está dirigido a un publico objetivo distinto. La sección Nacional ocupa generalmente de las páginas 3 a la 5, aunque en ocasiones se utilizan las páginas 6, 7 y 8. Esto último se da cuando la cantidad de información generada lo requiere. En las primeras páginas de este espacio se incluyen noticias tan variadas que van desde accidentes de tránsito, capturas, balaceras o asaltos, hasta operaciones veterinarias, exhumaciones de restos humanos de nichos de un cementerio. Luego ocupa una página para información de algunos departamentos, así como de otros municipios de la ciudad capital. Bajo el formato anterior se publica el segmento titulado Reporte policial, que contiene básicamente los reportes de las fuerzas de seguridad en torno a capturas, atracos, accidentes de tránsito y los demás temas que abordan los partes policíacos. Posee una sección destinada a la opinión. Cabe destacar que el diario no tiene un sitio editorial propio; en cambio, cede espacios dentro de esta sección a periodistas que laboran en el mismo, sin que sus comentarios o posturas representen el pensamiento editorial de dicho medio. Asimismo, destina un lugar para las opiniones de sus lectores, que pueden ser publicadas dentro del segmento Tribuna, o bien como una columna formal. Cabe destacar la amplitud de criterio en cuanto al manejo de este espacio, pues se brindan oportunidades a diversidad de posturas, incluso de las áreas rurales. En cuanto a la información nacional solamente ocupa una página titulada El Mundo, en la cual se incluye mayor contenido gráfico y poco texto. Por otro lado, posee la sección de Escena, que ocupa cuatro páginas, su contenido es de espectáculos, en la que mayormente la imagen de la mujer es explotada como gancho visual. También posee la sección Viva, que posee un contenido variado, desde convivencia en familia, salud, consejos de cocina entre otros. Finalmente, la sección deportiva es la que ocupa mayor espacio, con seis páginas, incluyendo deporte nacional e internacional. Siglo Veintiuno, también se considera un medio informativo, puesto que mucho de su espacio y su tiempo está empleado a la difusión de informaciones y opiniones. El medio tiene una política editorial explícita y articulada, en la cual especifica el papel que aspira asumir dentro de la sociedad. Asimismo, es un medio Nacional, ya que tienen cobertura en la mayoría de la República de Guatemala.


Fue fundado en 1990 y tiene un tiraje aproximado de 30 mil ejemplares. La sección dedicada a información nacional, primordialmente de tipo político, abarca de la página 2 a la 13. Usualmente dispone de la 2, 3, 4, 6, 8, 10 y 12 completas, en las que crea una jerarquía temática de acuerdo a la importancia que tengan las notas. Las páginas 14, 15 y 16 están dedicadas a la sección de Opinión. Otras secciones, como Vida, Pulso Económico y Deportes tienen también espacios dedicados a temas de opinión escritos por personas ajenas al diario. La sección Vida comprende temas de servicio, información tecnológica, salud, los cuales se mezclan con notas de espectáculos y acontecimientos de la escena cultural y artística del país. Se le asignan cuatro páginas completas, en las cuales se incluye una portada con información y la página dedicada a la programación de TV, el horóscopo y las tiras cómicas. Los días lunes la sección deportiva se transforma en un cuadernillo aparte, con un promedio de 16 páginas completas dedicadas, al que se denomina Triunfo. Los martes la sección Pulso se transforma a su vez en un suplemento con 6 páginas completas de información, incluyendo la carátula que abraza al Wall Street Américas. El resto de la semana pulso comprende cuatro páginas antes de la sección de Deportes, que es la que culmina, salvo los lunes, la edición diaria. Los viernes presenta El Vecindario una sección dedicada a establecer un diálogo entre personas que denuncian problemas, generalmente de índole urbana, y las autoridades pertinentes para abordarlos. Los domingos publica un suplemento dominical, Magazine, en el que se agregan columnistas que no aparecen los demás días de la semana. La edición diaria brinda también información sobre funciones de cine, una página con el Estado del tiempo y una columna que reporta los funerales del día. Asimismo, Cuenta con un proyecto de VALORES, publicado los lunes y viernes que está enfocado a la juventud. El medio se define a sí mismo como un diario que contribuye a la modernización del país en todos sus aspectos. Para lograr esta finalidad, considera que la vía es apoyar un sistema democrático liberal y una economía de mercado. Una de las constantes de su línea informativa es el énfasis en los temas políticos y económicos. En el aspecto político, desde sus orígenes manifestó una marcada vocación fiscalizadora. Dentro de esta tendencia, que condiciona la selección de los temas de su agenda informativa y condiciona el tipo de tratamiento que se le da, resalta la idea de que los funcionarios públicos deben ser auditados por la sociedad y responder de sus actos ante ésta. El medio, entonces, se esfuerza cotidianamente en cubrir todos los aspectos posibles de cada tema, lo cual implica concebirlos como procesos y no como hechos esporádicos. Esto los lleva a publicar durante varios días consecutivos notas acerca de un mismo tema. elPeriódico es también un medio informativo, puesto que dedica una mayor parte de su espacio y su tiempo a la difusión de informaciones y opiniones. Tiene una política editorial explícita y articulada, en la cual especifica el papel que aspira asumir dentro de la sociedad. Asimismo, es un medio Nacional, ya que tienen cobertura en la mayoría de la República de Guatemala. Por otro lado, como la mayoría de los medios de información masiva guatemaltecos; fue instituido como una empresa lucrativa, cuya finalidad es ofrecer un bien de consumo, la información, por el cual desean obtener un beneficio económico, por lo tanto se clasifica como un medio comercial; todo ello, según la clasificación elaborada por


Gustavo Berganza, en el informe “Los Medios de Comunicación y la Sociedad guatemalteca a través de sus discursos”. elPeriódico surgió el 6 de noviembre de 1996. Fue fundado por un grupo de periodistas, ente ellos José Rubén Zamora, que abandonaron siglo veintiuno y crean la empresa Aldea Global, S.A. Su actual vicepresidente es Mario Fuentes Destarac, que fungió como Comisionado Presidencial durante los primeros meses de gobierno de Óscar Berger, no obstante se retiró del cargo, tiene un tiraje promedio de 30 mil ejemplares diarios. La Sección Nacional, abarca 8 páginas, 3 para la sección de Economía. La sección de Opinión también abarca tres páginas, que se dividen entre el editorial, columnas de opinión y cartas del lector. Asimismo, en la sección internacional El Mundo solamente abarca dos páginas. El diario posee una sección cultural, en la que incluye una agenda que contiene música, teatro, cine, plástica entre otros. Asigna dos páginas a la sección de Farándula, nacional e internacional. El domingo publica un suplemento especial, cuyo contenido es eminentemente cultural. Por otro lado, con publica el suplemento mensual Luna Azul dirigido a la mujer tradicional y el suplemento H, cuyo público principal es masculino y tienen una publicación bimensual. elPeriódico dice ser actualmente el único medio escrito que practica, de manera sistemática, periodismo investigativo en Guatemala, y de ejercer liderazgo en periodismo de opinión. “También se ha caracterizado por abordar con profundidad, profesionalismo y valor, temas que siguen siendo complicados y peligrosos en el contexto local, tales como los abusos de funcionarios, dignatarios y militares, corrupción gubernamental, tráfico de influencias, escuchas telefónicas ilegales como método de control del ciudadano, violaciones a los derechos humanos, contrabando, narcotráfico, grupos paralelos y clandestinos que operan bajo la protección del Estado, desviación y malversación de fondos, enriquecimiento ilícito de funcionarios, de sus amigos y parientes”, según especifica un documento escrito por el medio. Actualmente es presidido por José Rubén Zamora. La Hora es un vespertino que está catalogado como un medio de proyección nacional, ya que su cobertura abarca la mayoría de la República de Guatemala. Es el más antiguo de todos los medios monitoreados fue fundado el 18 junio de 1920; ha tenido cuatro épocas, la última de publicaciones sin interrupción desde el 1o de Noviembre de 1944, tiene un tiraje de 19,000 ejemplares en promedio El vespertino dedica sus primeras tres páginas a la sección editorial, en la que se incluyen columnas de opiniones diversas, así como una columna diaria del presidente del Consejo de Administración y tres veces por semana del Director Editorial; Óscar Clemente Marroquín y José Carlos Marroquín, respectivamente. Es importante mencionar que esta sección se divide en dos: en las primeras páginas y finaliza en una de las últimas páginas. La sección Nacional ocupa las siguientes cinco páginas cuyo contenido es copado por temas emanados del Ejecutivo, Legislativo y en menor medida judicial. A continuación se ubica la sección Última Hora, con una sola página dedicada a acontecimientos actuales de último memento de carácter nacional e internacional. En cuanto a la información Internacional, es abordada en cinco páginas, cuyo contenido es de temas actuales como conflictos armados, en oriente medio, Colombia y otros


acontecimientos de interés. La sección deportiva ocupa poco espacio, en cuanto a información nacional e internacional. El resto de páginas se distribuye entre campos pagados y clasificados, que cierran la edición. En cuanto a suplementos, publica uno Económico financiero, los viernes; uno político y uno cultural, los sábados. Se describe como una tribuna abierta a cualquier pensamiento.


Violencia y la ausencia del por qué Matan a dos por día, Máquina la prensó: niña desgranaba maíz, Pareja de mareros asesinada en Canalitos, Balacera en fiesta, Tiroteo en el mercado, Menor asesinada en rito de mara, Lo mató a mordidas, Chocó con camión, “Mate a la señora y a la niña”, Aparece niño ultrajado en zona 13, Eran patojas, Cachinflines dejan ciegos a 10 niños, Lo iban a vender, Tres menores acusados, Quería ser enfermera, Aumenta abuso sexual, principales víctimas son los menores de edad , “Los ahorque”, Menor es azotado, Rociado a tiros, Balean a embarazada, La violencia mas pavorosa, Tragedia: marero usa de escudo a menor, Hallan cadáver mutilado de adolescente de 17 años, Menores asesinos con penas mínimas, Cambié mi revólver por herramientas de carpintería, Los abandonan a su suerte, Menor aún no aparece, Se incrementa prostitución infantil, Menor es azotado, Balean a seis, Ya delinquen a temprana edad, La sociedad tiene derecho a defenderse... Estos titulares son una mínima muestra tomada al azar de los 2,661 textos publicados el año pasado por los medios de comunicación y que su referente fue un hecho de violencia. Basta leernos para darnos una idea del tipo de enfoque que la mayoría de los medios de comunicación hacen sobre el tema.

Para nuestro análisis incluimos en el tema violencia todas las notas que describen los secuestros, violencia intrafamiliar, maltrato infantil, explotación y abuso sexual, robos, asaltos, balas perdidas, asesinatos, entre otros actos en que se atenta contra la integridad física o mental de infantes o adolescentes. Aquí también se incluyeron los accidentes de tránsito o en el hogar, a menos que el periodista haya especificado en la nota que no se debió a algún tipo de negligencia.

La Violencia ocupó el primer lugar en el ranking de temas publicados en el 2004 por la prensa guatemalteca con un 31 por ciento de inserciones. Sin embargo, a pesar de que la violencia vende, ocupa muchas páginas y se habla todo el tiempo de ella, vemos que es en este tema donde más errores cometen los periodistas ya que fácilmente deshumanizan las situaciones, caen en la estigmatización de determinados grupos sociales, privilegian fuentes policíacas y la mayoría de veces se quedan únicamente con la versión oficial de los hechos convirtiéndose en jueces imparciales de la sociedad. En la mayoría de los casos, el periodista no describió cómo fue afectada la vida de estos niños, niñas y adolescentes. No se preguntó por qué sucedieron los hechos .Y en muchas notas solamente figura el


nombre y edad en el listado de heridos o muertos, mientras que en otros casos sólo es el “Menor” de la noticia. Cuando un hecho violento sucede alrededor de un niño o niña se da por determinadas razones personales, familiares o sociales con raíces muy complejas. No debemos olvidar que Guatemala vivió una guerra de 36 años, con una política autoritaria y violenta. Bajo esas circunstancias nacieron y crecieron millones de guatemaltecos que hoy sólo saben resolver sus diferencias mediante el uso de la fuerza. Sin embargo, esta situación no debería verse como algo natural y el periodista debería sentirse obligado a considerar el contexto social, económico, legal y cultural para evitar caer en simplificaciones que refuercen conceptos equivocados como que el lector termine más preocupado de cuidarse de los niños y adolescentes que de protegerlos. Este monitoreo nos demuestra como los textos sobre jóvenes víctimas de actos violentos son casi treinta veces mas comunes que las notas dónde el niño, niña o adolescente es el agente de un hecho delictivo. En porcentajes el 83% por ciento de las piezas sobre violencia los tiene como víctimas, el 6.72% como agentes y el 2.52% como agresores y agredidos. En la vida real los resultados son muy parecidos, ya que según información de los programas legales de Casa Alianza, en 2004, 847 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 0 a 22 años murieron violentamente solo en la ciudad capital. 1. Debemos recordar que en este tipo de temas el sub registro es enorme. Pero la violencia no es un fenómeno que sucede sólo en la metrópoli, aunque en los medios escritos se preste más atención al área urbana, ya que el 79.54% de textos hicieron la mención a esta zona, mientras que sólo en 19.81% se logró identificar que el hecho sucedió en el área rural. Y menos del uno por ciento de las notas hablaron de la violencia en las fronteras. Existe también una proporción de notas considerables en las que no fue posible identificar en dónde sucedió la noticia. Como observación importante, valdría la pena que la prensa cuestionara si las auxiliaturas de la Procuraduría de Derechos Humanos cubren las áreas rurales o bien si la PNC y el Organismo Judicial pueden desempeñar un trabajo eficiente en las zonas en las que la que gran parte de la población habla idiomas mayas.

1

Documentos de Casa Alianza, página 1.


Entre los temas menos tocados dentro del universo de la Violencia se encuentra Violencia – Conflictos Armados, que se refiere a hechos violentos practicados dentro del contexto de guerras internas, por motivo político, derivado del tráfico de drogas o del crimen organizado. La remembranza de masacres y vejámenes sufridos por la niñez y adolescencia durante el conflicto armado, así como acciones actuales como exhumaciones, el tema de búsqueda y reencuentro de la niñez o adolescencia desaparecida durante la guerra sólo fue abordado en 18 textos durante 2004. Más allá de lo evidente Otro de los temas olvidados en la agenda fue el tema Violencia – Acciones y Reflexiones, textos que recogen posturas sobre las causas y los daños ocasionados por la violencia contra niños, niñas y adolescentes y también aquella practicada por ellos. Comparando los resultados de nuestro monitoreo encontramos una gran diferencia entre las notas en las que la niñez o adolescencia es víctima o agente de violencia -2482-, mientras que solamente en 40 notas se comenta sobre las causas que originan los hechos violentos y el impacto que tiene el fenómeno en la sociedad.

Los efectos del maltrato infantil, en la niñez y juventud se manifiestan en cuatro niveles2: A) nivel físico: sufren pesadillas y problemas de sueño, pérdida de apetito, pérdida del control de esfínteres B) Nivel conductual: consumo de droga y alcohol, fugas, hiperactividad, baja en el rendimiento escolar. C) Nivel emocional: miedo generalizado, agresividad, aislamiento, ansiedad, depresión, baja autoestima, síndrome de stress postraumático. D) Nivel social: trastorno disocial de la conducta, el niño o niña puede optar por conductas delictivas, retraimiento social

La inclusión de este tema en el debate nacional es muy importante, sobre todo, cuando se mencionan temas como la mayoría de edad penal, los adolescentes en conflicto con la ley, las pandillas y la legislación sobre niñez y adolescencia. Los aportes de los especialistas, sociedad civil y de la niñez y adolescencia organizada son importantes para identificar debilidades y sugerir propuestas que generen políticas públicas para prevenir de la violencia contra la niñez y adolescencia guatemalteca. 2

Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, Situación de la niñez en Guatemala, Informe 2003, página 39


A pesar de la necesidad de que estas fuentes sean escuchadas, durante 2004 fueron silenciadas por tres tipos de fuentes (policía, familiares, testigos ocasionales) que no son pertinentes para generar debate y que conforman 67.18% de fuentes citadas. Además, en 429 textos no se citó o no se pudo identificar la fuente que brindó la información. Esto a pesar de que todos los periodistas saben la importancia de la fuente para la credibilidad de una nota. Las más citadas Policía

Policía Nacional Civil, Bomberos Voluntarios y Municipales

Familiares Persona física Fiscalía General Quedaron fuera

Madre, padre, otros. Testigos, vecinos. PDH,auxiliaturas; PGN, MP

Organismos Internacionales PNUD, OMS, Unicef, OIT, ONU, etc. Organización Sociedad Civil GAM, Casa Alianza, Liga Guatemalteca de Higiene Mental, APREDE, otros. Ejecutivo Nacional

Presidencia, Vicepresidencia, Ministerios. Ejecutivo Departamental, y Consejos de Desarrollo Urbano y Municipal-Local Rural, locales y comunitarios Organismo Judicial Jueces, Magistrados, Médicos Forenses. Especialistas Analistas, abogados, psicólogos. Congreso de la República, diputados. Legislativo Nacional Comisión Nacional de la Niñez y Adolescencia Universidades Investigadores, profesionales.

En esta tabla no figuran todos los tipos de fuentes que se tomaron en cuenta para clasificación, sólo presentamos las más significativas. Otro punto de vista ausente es el de infantes y adolescentes, quienes tienen sus propias percepciones acerca de la violencia. Ellos y ellas son sin lugar a dudas de los menos escuchados en los medios de comunicación. No obstante, sus observaciones pueden hablar mucho de una sociedad. Por ejemplo, una encuesta realizada por UNESCO,


demuestra que 38% de niñas y 32% de niños considera que la violencia en la familia es normal.3 Todos los diarios monitoreados prefirieron para la cobertura de violencia y abuso sexual, el formato de noticia convencional (2480 notas), antes que por artículos de análisis u opinión (102), entrevistas (17) o editoriales (62). El predominio de este tipo de artículos que únicamente narran los hechos explica el porque no hay una contextualización adecuada del tema. Recordemos también que los editoriales demuestran el compromiso institucional de un diario con las acciones y reflexiones sobre la violencia. En el monitoreo vemos que solo el 2.5% de las notas estudiadas hicieron referencia a estadísticas de algún distinto tipo. Y apenas el 1%, (equivalente a 26 notas) citó algún tipo de legislación sobre infancia o adolescencia o la Convención sobre los Derechos del Niño. Este desinterés o superficialidad a la hora de cubrir dichas noticias se evidencia cuando vemos que el periodista optó por abordar las noticias con un enfoque de búsqueda de solución en 41 notas (1.5%) o de denuncia (10%). El resto (88.5%) siguió un abordaje fáctico. MEDIOS Más de la mitad de textos sobre violencia están repartidos en 3 diarios de circulación nacional, lo que marca definitivamente su tendencia hacia el tema. El resto de periódicos publicaron cifras similares, aunque no tan elevadas como los tres primeros puestos, sin embargo, en todos predominan los trabajos sobre Violencia-víctima.

Medio Nuestro Diario Prensa Libre Al Día La Hora El Periódico Siglo Veintiuno El Quetzalteco Total

Cantidad textos publicados 928 473 414 317 192 180 157 2661

de

70.7 %

Estos números son un reflejo de que el Estado no ha cumplido con el artículo 19 de la Convención de los Derechos del Niño que manifiesta 3

Proyecto Cultura de Paz en Guatemala UNESCO, Las Prácticas y Percepciones del Recurso a la Violencia en Guatemala, 2001, p.102


que “Los Estados Partes adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al niño de toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente; malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual…” Además, tal y como lo explica el psicólogo Raúl de La Horra: “Es importante anotar que la poca profundidad que los medios de comunicación le dan a este tipo de noticias se debe a que no solemos hacer un periodismo de análisis. No somos una cultura habituada a hacer preguntas, en la universidad por ejemplo, los estudiantes no preguntan y por lo tanto el periodismo no escapa de este síndrome”. Pero de La Horra profundiza más en el tema y considera que también se debe a la influencia del periodismo norteamericano, hecho a base de anécdotas, la noticia es un evento espectacular que sirve para entretener. Por otro lado, agrega, a la gente generalmente lo que le interesa es el dato inmediato, las imágenes, lo que les ocasione emociones fuertes y les economice la ardua tarea de pensar. En esa descripción de acontecimientos fue frecuente el uso de términos peyorativos, como menor, marero, delincuente, revoltoso, entre otros. Casi la mitad de términos peyorativos registrados en el monitoreo corresponden al tema Violencia. Los diarios que utilizaron más palabras de este tipo para referirse a niños, niñas o adolescentes fueron Nuestro Diario, Al Día y La Hora. Esta es una oportunidad para que las y los reporteros sientan motivación para ampliar su vocabulario y mejorar el tratamiento de la información relacionada con la niñez y adolescencia. Según el Informe Niñez y Adolescencia en la Prensa Argentina 4 en dicho país sudamericano el término peyorativo “menor” también fue muy utilizado a pesar de que infringe una regla gramatical al aplicar un adjetivo donde corresponde un sustantivo. “Además, el termino reproduce linealmente un lenguaje policial y judicial, si se toma la versión oficial como única o principal, no sólo se impone una determinada mirada sobre el hecho, si no que el periodista puede terminar adhiriendo a un lenguaje discriminatorio” dice dicho estudio. Carlos Arrazola, periodista que trabaja para la agencia ACAN-EFE, opina que el tema de niñez y adolescencia en general, no es de interés de los medios, porque no forma parte de su agenda ni en términos políticos, ni económicos. Además, considera que lo “social”, según los medios no vende. Pero, anota, la nota roja si vende, y de ahí que el tema sea 4

Niñez y Adolescencia en la prensa argentina, informe anual, monitoreo 2004, p.23


tratado sólo bajo esos parámetros. Además agrega: “la problemática de la niñez es de sumo interés para los lectores, porque todos, directa o indirectamente tienen relación con la niñez y la adolescencia. “Es importante anotar que los medios no cumplen con la función de ayudar a prevenir este tipo de hechos al no profundizar en esta temática. Los periodistas también tenemos una buena parte de responsabilidad en que estas situaciones permanezcan invisibilizadas en los medios, un poco por falta de interés, otro por incapacidad para “vender” estos temas, así como por la escasa creatividad con que acostumbramos manejar los mismos” concluyé. Un estudio de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala describía la situación para ese año: “La inseguridad ciudadana se convirtió en un flagelo casi inaguantable para la mayoría de la población, la inoperancia de la PNC ante el crimen y la no garantía del derecho a la seguridad de los ciudadanos, constituyen el problema más sentido por la población general. La deficiencia en este tema abarca también la parte investigativa, es decir, la calidad de las investigaciones realizadas tanto por la PNC como por el Ministerio Público que es sumamente pobre; consecuentemente las acusaciones de los diferentes agentes fiscales carecen de información clara, precisa, objetiva y obtenida mediante métodos científicos, continuando la secuencia lógica del proceso penal, a los jueces no se les presentan casos sólidos que dejen fuera cualquier duda razonable…”5 Para el año 2004 sigue vigente este criterio, con la esperanza que el 2005 sea diferente. Entre lo público y lo privado; la explotación y abuso sexual Si la sexualidad es un tema tabú en Guatemala, la explotación y el acoso sexual también son ignorados por la sociedad en su conjunto. De este silencio cómplice también son culpables los periodistas. En este monitoreo vemos que únicamente 179 textos abordaron el tema, eso a pesar de que cerca de un millón de niños en todo el mundo es o ha sido víctima de algún tipo de violencia sexual. En la mayoría de casos el agresor fue el padre o madre de las víctimas, según una investigación de la Comisión Nacional contra el Maltrato Infantil, CONACMI, 7 de cada 10 niños y niñas reciben maltrato de personas muy cercanas como padres, familiares o maestros. 5

Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, Situación de la niñez en Guatemala, Informe 2003, página 17.


En el año 2005 se clasificaron 179 notas que hablaban sobre abuso y explotación sexual de las cuales ninguna tenía enfoque de género, ni hacia referencia étnica, a pesar de que numerosos estudios confirman que son mas mujeres que hombres las que sufren este tipo de vejámenes. Incluso el mismo monitoreo mostró que de estos textos 141 hacían referencia al sexo femenino contra 35 del sexo masculino. Lo mas sorprendente es que un tema tan delicado como éste en 114 notas habían términos peyorativos. Y las fuentes más escuchadas para la realización de estas notas fueron la Policía (17.78%), Fiscalía General (12.65%) y un 17% de fuentes no identificadas. Otro aspecto interesante a considerar es el contexto en el que suceden los hechos, en la Reunión de Seguimiento del II Congreso Mundial Contra la Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes, se hablaba que era importante anotar que se ha logrado identificar que la pobreza, el desempleo, la marginalidad, el desplazamiento, entre otras características, son elementos comunes en las familias de los niños y niñas víctimas. Pero debe tenerse en cuenta que todos los niños, niñas y adolescentes provienen de familias de este tipo, es necesario tomar en consideración que, mientras exista la demanda de sexo con personas menores de edad, siempre existirá esta problemática y es necesario que cuando se hable del tema, se investigue con mayor profundidad. Estos fueron los temas que nuestro análisis recogió durante 2004, a continuación, incluimos un anexo sobre el tema de pandillas, el cual consideramos que debe tratarse con mayor detenimiento y cuidado en todos los medios de comunicación.

Anexo “Las maras” A continuación resumimos algunas impresiones de Salvador Santiesteban, periodista y comunicador español, quien actualmente realiza una tesis de pos grado sobre “Las pandillas y los medios de comunicación en Guatemala”, que expresa, en cierta medida la cobertura que algunos medios dan a este tema en el país. “Por las ocho entrevistas realizadas a editores y redactores de medios guatemaltecos, junto al análisis de artículos seleccionados sobre el tema de maras, da la impresión que la prensa guatemalteca (Al Día, Nuestro


Diario, La Hora, El Periódico, Prensa Libre, Siglo XXI) no dedica apenas ningún recurso a tareas de investigación relacionadas sobre el tema de las pandillas juveniles. Los entrevistados argumentan que se debe a la falta de fondos y a la inmediatez de la noticia roja, sobre todo al elevado número de crímenes, lo que no le permite al reportero contextualizar la información, recurrir a un abanico de fuentes y contrastar la fuente institucional con otras de distinta procedencia. En la mayoría de los casos, el mismo reportero tiene que cubrir distintos sucesos. Así mismo, se comprueba una gran falta de contextualización del origen y causas del problema. De esta manera, el periodismo guatemalteco se rige más por un futurible para qué y se olvida de un retorno al pasado encarnado en el por qué, lo que entronca con las "demandas" sociales de coerción. En contadas ocasiones se recurre a los propios mareros como fuente de la noticia. La mayoría de los artículos acompañados de fotografías retratan al presunto pandillero recién detenido con el torso desnudo para mostrar a la audiencia los tatuajes. La asociación entre tatuaje y delincuencia lleva al señalamiento del detenido, por lo que se anula la presunción de inocencia. Los entrevistados argumentan que esto se debe a que la policía los muestra desnudos y el fotógrafo no tiene más remedio que aprovechar la ocasión. Los editores y redactores entrevistados no parecen tener clara la política editorial de sus medios respecto al tema de las pandillas. Cuestionados sobre si el medio en sus editoriales es más tendente a exigir medidas coercitivas o de reinserción hacia los pandilleros, dudan y consideran que depende del contexto. No parece existir una idea clara de la postura de la prensa. Si bien los entrevistados se muestran críticos con algunos aspectos del periodismo guatemalteco, la mayoría cree que cumple con las premisas básicas de lo que deben ser los medios de comunicación: formar, informar y entretener. Se recurre como factores excusantes al conflicto armado, la escasa cultura democrática, y la estructura de propiedad de los medios. En pocas ocasiones hay una autocrítica de los periodistas y, cuando se produce, es sobre todo respecto a los "empíricos"; los profesionales que no gozaron de una formación académica, relacionados con el pasado. En general, hay miedo a criticar al propio medio y se observa algo de complacencia. Uno de los problemas que aceptan casi de forma unánime es la falta de cursos de formación y reciclaje, así como la carencia de un código deontológico y de la figura del defensor del lector. Además, existe el


convencimiento que la universidad sólo forma al estudiante de periodismo o comunicación de una forma teórica, pero no práctica, por lo que casi todo debe ser aprendido una vez se incorporan a un medio de comunicación. Al Día y Nuestro Diario son los que tratan de forma más peyorativa el tema de las maras por ser diarios sensacionalistas (así se definen a sí mismos, mientras que rechazan el calificativo de amarillistas). Un mismo reportero se encarga de cubrir la nota roja, en la que predomina la sangre, los instintos, las reacciones de los afectados, en detrimento de un análisis más frío y racional. Estos medios son los que señalan de forma más evidente al detenido y los que priorizan la violencia, y no sus causas, como uno de los temas principales”.

Tipo de Violencia Actos violentos (víctima) Abuso y explotación sexual Actos violentos (agresor) Actos violentos (agresor y víctima) Acciones y Reflexiones Violencia (pandillas) Violencia (conflictos armados) Otros Total

Textos clasificados 2224 179 82 67 40 36 18 15 2661


EDUCACIÓN (Entrada con dibujo de un niño escribiendo mi ma-ma me mi-ma....) La Educación en Guatemala Guatemala posee un marco legal que ampara y garantiza la educación e instrucción de sus habitantes, entre ellas se incluyen la Constitución Política de la República de Guatemala en su artículo 74, en el cual se indica que el Estado debe brindar una educación gratuita, científica, tecnológica y humanística. Además, la Carta Magna declara de urgencia nacional la alfabetización, ya que un buen porcentaje de la población no tiene acceso a la misma. También indica que el sistema educativo debe poseer un carácter pluricultural, acorde a la realidad social; así como la inclusión de servicios educativos bilingües considerando que en nuestro país existen 23 etnias. En este marco se circunscribe la Ley Nacional de Educación creada en 1991, cuyo objetivo es el de especificar los principios de la Educación. En ella se plantea la concepción del educando como CENTRO y SUJETO del proceso educativo. Asimismo, indica que el sistema educativo debe estar conformado por el Ministerio de Educación, la Comunidad, que a su vez incluye padres y madres de familia, docentes, organizaciones educativas y los propios centros escolares. También, existen otras normativas que acompañan el proceso de enseñanza aprendizaje instituidas en 1997 como la creación de los Comités de Educación COEDUCAS y las Juntas Escolares. De la misma forma, en 2002 se crearon dos leyes de suma importancia para la descentralización de los recursos educativos: la Ley Nacional de Descentralización y la Ley del Código Municipal; que contribuyen a la inclusión de las municipalidades en la formulación de políticas públicas y la aplicación de los programas de alfabetización. Al mismo tiempo, funcionan otros sistemas de educación extraescolar dirigidos a la atención de personas que no tuvieron la oportunidad de recibir instrucción educativa en la edad correspondiente como el Comité Nacional para la Alfabetización, CONALFA. Además, la Educación Superior posee sus propios órganos rectores: el Consejo Superior Estatal de la Universidad de San Carlos de Guatemala, USAC; y el Consejo de Enseñanza Superior Privada. Pero, a pesar del marco legal existente, la creación de entes rectores y los intentos de descentralización de los pocos recursos, Guatemala enfrenta una problemática que por años ha sido constante: deserción, repitencia escolar, poca cobertura educativa en áreas rurales, escaso ofrecimiento de educación bilingüe, insuficiente acceso de educación para la niña, limitada distribución de becas escolares, deficiente e insuficiente infraestructura, poca formación y capacitación docente, reducida tecnología y una calidad educativa que nos coloca en uno de los últimos lugares de América Latina; sumado a todos estos antecedentes una asignación presupuestaria menor al 2% del Producto Interno Bruto que no mejora la situación. Es primordial entonces que existan instituciones públicas y privadas, entes rectores para su apropiado funcionamiento que además conciban políticas públicas en beneficio de la niñez y adolescencia; pero lo más importante es que la población conozca los hechos que acontecen en la esfera pública, que tome conciencia y de allí exija y proponga. Para ello es imprescindible la labor periodística como mediadora entre autoridades y población; por lo que veremos la forma en que los medios de comunicación han abordado esta temática, así como la intencionalidad de esa cobertura; que junto al tópico Violencia fueron los más incluidos en sus agendas durante el período del monitoreo.


Ranking de medios que más cubrieron educación En este sentido, los medios han tomado el tema de educación como una prioridad dentro del universo de niñez y adolescencia, éstos se enfocaron en varios niveles de educación; desde el nivel preescolar, primario, educación básica, media, tecnológica, y acceso a la educación superior. Del total de noticias en las que se abordó a la niñez y la adolescencia en 2004, (8,640), unas 1,356 se enfocaron al tema de educación (15.69%). Éstas fueron distribuidas entre los siete medios estudiados durante el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre de la siguiente forma: MEDIO Al Día Nuestro Diario El Quetzalteco El Periódico La Hora Siglo XXI Prensa Libre TOTAL

TOTAL DE ARTÍCULOS 43 123 146 182 199 248 415 1356

Cobertura – periodicidad Tomando en cuenta la realidad actual de Guatemala, en cuanto a la situación de la niñez y adolescencia, que representa una parte de la población más vulnerada y excluida, es importante mencionar que la cobertura, relacionada al tema educativo que la prensa escrita desempeña se ve segmentada. Es decir, ésta fue esporádica, ya que no hubo una secuencia en el descenso o ascenso, en orden cronológico, de la publicación de artículos respecto al tema. Publicaciones por mes MES Abril Mayo Julio Junio Diciembre Marzo Agosto Octubre Febrero Enero Septiembre Noviembre Total

NOTAS 61 80 83 90 101 103 103 125 138 139 163 170 1356

Cinco meses de mayor cobertura Durante los meses de enero y febrero, así como en septiembre, octubre y noviembre se desarrollaron algunas acciones coyunturales que acapararon las principales páginas de algunos medios; tanto columnas de opinión, editoriales, reportajes, entrevistas y notas informativas fueron destinadas a la cobertura de estos temas.


Durante septiembre, octubre y noviembre el asunto que mayoritariamente ocupó estas páginas fue la Prueba Diagnóstica de Educación Media (Evaluación), desarrollada por el Ministerio de Educación (MINEDUC) a estudiantes graduandos de educación media. La cobertura se realizó desde su anuncio, mientras se desarrollaba y durante la publicación de los resultados. Este tema, generalmente estuvo ligado a la Calidad y Reforma Educativa, como propuestas ante los resultados de esta evaluación. Además, se sumó la cobertura de programas como el de Alimentación Escolar (PAE), “Salvemos Primer Grado”, que contempla la repitencia y deserción escolar, así como las celebraciones escolares en conmemoración del 15 de septiembre, que es un ejemplo de la cobertura eventual que se desempeñó. Por otro lado, se incluyó en la agenda de los medios otros tópicos como el inicio del ciclo escolar, durante enero y febrero, los precios de útiles y cuotas de inscripción, cobros ilegales entre otros propios de la temporada de inicio de año. Asimismo, protestas magisteriales debido al nombramiento de María del Carmen Aceña como nueva Ministra de Educación, y marchas a favor de la contratación de 13 mil maestros. También se incluyó, en considerable espacio, el tema de “La Maratón del Lápiz”, actividad que se usó para la recolección de útiles escolares.

Temas olvidados Los siete meses restantes abordaron otras temáticas que no dejan de ser importantes, sin embargo, los medios prestaron menor atención y cuando lo hicieron no hubo constancia. Uno de éstos fue la poca inversión en materia educativa, ya que de 1,356 artículos relacionados con el tema, solamente en 11 notas se mencionó, lo que representa un 0.81 por ciento. Esto a pesar que actualmente se asigna 1.87 por ciento del Producto Interno Bruto, PIB, según datos del Banco de Guatemala, BANGUAT, lo que lleva a Guatemala a situarse en el último lugar en toda América Latina referente a la asignación presupuestaria para este rubro, según un estudio elaborado por la UNESCO. “Actualmente Guatemala invierte menos del 2% de su PIB en educación. A finales de 1999, una amplia coalición de organizaciones de la sociedad civil unieron sus esfuerzos y, como resultado de gestiones de cabildeo exitosas, lograron un aumento en el presupuesto de educación que llegó a los 3.2% del PIB. El proyecto del Plan Nacional de Educación prevé otros aumentos que elevarían a 4.3% del PIB el presupuesto de educación para el año 2004, a 5.3% para el 2008 y a 7% para el 2020, incluyendo las contribuciones del gobierno y del sector privado”. Estos datos fueron extraídos del informe final sobre financiamiento de la educación en Guatemala, del Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo. Sin embargo, estas cifras se quedaron solo en eso, no pasaron de ser simples proyecciones y los medios de comunicación no hicieron eco a estas situación, por el contrario, fue un exiguo número de publicaciones con respecto a esta relevante información donde bien pudo dársele seguimiento al proceso que se lleva a cabo para que estas cálculos se hagan concretos. Otro tema poco abordado durante los siete meses en que se publicó la menor cantidad de información fue el de la Cobertura Educativa. Si de acuerdo a los datos del informe de la Segunda Reunión Ministerial: Políticas de las Mujeres, 2004.1 “Ha habido un incremento notable de la cobertura educativa en el nivel primario en los últimos años, con una cobertura bruta de 106.4% (109.9% para hombres y 102.7% para mujeres) y una cobertura neta de 87.5% (88.96% para hombres y 85.93% para mujeres)”; es de suma importancia indicar que únicamente hubo 10 notas, equivalentes al 0.74 por ciento de 1,356, acerca del tema. De éstas, dos se refirieron a la Educación Primaria; dos para varios niveles de enseñanza, dos se enfocaron en el área urbana y dos en lo rural; y el resto no especificó el nivel educativo al que se refería ni el sitio geográfico. 1

Informes de los Estados Miembros sobre la implementación del Programa Interamericano sobre la Promoción de los Derechos Humanos de la Mujer y la Igualdad y Equidad de Género (PIA). Informe de Guatemala. Segunda Reunión Ministerial: Políticas de las Mujeres, 21-23 de abril, 2004. Washington, D.C.


Empero, estos tópicos son importantes ya que “La cobertura educativa es deficitaria sobre todo en las zonas rurales, debido a la inexistencia de centros educativos y a la falta de recursos y medios que permitan el acceso a los servicios. A estos problemas, hay que sumar también una tasa de analfabetismo de un 39% para los mayores de 15 años, alta deserción escolar y unas políticas educativas que únicamente fomentan el acceso a la educación primaria y no potencian el resto de las etapas del proceso educativo”, de acuerdo al proyecto “Becas estudiantiles para niñas y jóvenes de escasos recursos del occidente de Guatemala para estudiar primaria y diversificado”, de unión FENOSA, desarrollado durante el 2004. A ello habría que sumarle que 196.000, personas entre niñas, niños y adolescentes nunca han ido a la escuela en el área rural2. Por ende es de suma relevancia la atención a estos aspectos que afectan a la niñez y adolescencia. La educación bilingüe también estuvo dentro de esta escasa cobertura, ya que 40 fueron las publicaciones que se dedicaron a este rubro (2.95% de 1,356). A pesar que el 53% del total de la población de 0 a 17 años es indígena3, no se le brindó la atención necesaria a la educación bilingüe ya que es fundamental que esta población mayoritaria reciba educación en su idioma materno, tanto para facilitar la compresión y el aprendizaje como para incentivarlos e interesarlos por el estudio. Por su parte, Educación específica para la Niña se abordó en tan sólo dos artículos (0.16%). A pesar que el 51% de la población de infantes y adolescentes está conformado por niñas y el 49% son niños4, de acuerdo a estos números son las niñas quienes mayor atención educativa necesitan, puesto que representan mayor número de población, al mismo tiempo mayores índices de analfabetismo. Además, el MINEDUC creó un programa específico de atención a la niña “Programa de la Niña”, por medio de la Resolución número 6607 de fecha 11 de octubre de 1996; no obstante, su ejecución, desarrollo y resultados durante el 2004 no tuvieron cobertura, puesto que no se contabilizaron notas específicas sobre la temática. Esto, en parte puede ser porque el Ministerio de Educación no realizó ninguna actividad relevante en cuanto al tema en 2004, lo cual, de todas formas, no excluye el interés periodístico por saber ¿qué pasó con esos programas? En cuanto a la entrega de becas escolares la cobertura fue insuficiente, pues se registraron seis menciones únicamente sobre este tema (0.44%), algunas versaron sobre la escasez de dinero para la entrega de las mismas en educación primaria y acerca de becas universitarias, entre otras. Según datos del departamento de Registro y Estadística de la Universidad de San Carlos de Guatemala, en el 2000 fueron inscritos 104 mil 141 estudiantes, mientras que en el 2002 se registraron 109 mil 679 estudiantes, en las distintas unidades académicas de aquella casa de estudios. Estos datos evidencian que anualmente la población estudiantil aumenta, sin tener en cuenta cifras de universidades privadas; así como sus necesidades, tanto académicas como infraestructurales y únicamente se incluyeron 31 notas (2.27%) referentes al acceso de la educación superior. Dicha noticias se centraron en la creación de nuevas carreras en universidades privadas, protestas de estudiantes que no fueron inscritos a raíz de fracasar en las evaluaciones en la Universidad estatal, y la polémica de la instauración de una universidad Maya. Además, se debe tener en cuenta que la educación superior en cualquier país desempeña una función trascendente para el desarrollo del mismo, ya que además de promover la formación de recurso humano a nivel superior, se dedica a la investigación en los campos social, económico, ciencias de la salud, ciencias agrícolas e ingeniería y tecnología, en la cual participan investigadores específicos, por lo que se debe estar vigilante a la actividad en esas casa de estudio, tanto pública como privadas.

2

Terra/EFE “UNICEF promueve cobertura educativa para niñez pobre” , versión electrónica. PDH y Save the Children Suecia, “Muertes Violentas de Niñez, Adolescencia y Juventud” 2004. pp.17 4 PDH y Save the Children Suecia, “Muertes Violentas de Niñez, Adolescencia y Juventud” 2004. pp.17 3


La cobertura sobre corrupción en materia educativa o en establecimientos educativos fue poca, pues solo se anotaron 11 artículos, a sabiendas que en muchos establecimientos públicos se denuncia malversación de fondos o que los gobiernos anteriores se han caracterizados por el desvío de dinero asignado al presupuesto escolar para otras instancias que no corresponden a la educación. “En el caso de la educación superior”, dice Haroldo Shetemul, editor de la edición dominical de Prensa Libre, “lo que se observa es una baja posibilidad de publicación de notas referentes al tema, probablemente porque la información que procede de las universidades no convence tanto a los editores de los medios de comunicación como para publicarlas. Obviamente es lamentable que exista ese bajo número de notas, porque se entiende que las universidades son los centros en donde se están formando los profesionales y los futuros administradores del país. Eso significa que se le ha dado poca importancia a la educación superior y, sobre todo, a la educación de la población indígena”. Por último, noticias vinculadas a violencia en ambiente escolar se incluyeron 9 (0.66%). Éstas se relacionaron con maltratos entre escolares, infantes violentados por catedráticos o niñez amenazada por la presencia de pandillas juveniles en los centros escolares, que amenazaron la integridad física de ésta así como su desempeño académico. “Que la corrupción en los establecimientos educativos”, dice Shetemul, “no tuviera mucha cobertura es un poco paradójico, porque la prensa guatemalteca, especialmente Siglo XXI, elPeriodico y Prensa Libre, le dan cobertura a casos de corrupción en el Gobierno. Sin embargo, si se analiza a partir de que sólo 11 notas se han publicado sobre este caso, yo creo que se le presta muy poca atención a los hechos de corrupción en los centros educativos, lo cual determina el hecho de que los recursos del Estado están siendo mal utilizados o no llegan precisamente para mejorar la educación del país" La socióloga Carmen Rosa de León explica que uno de los principales problemas que existen desde el punto de vista social y de seguridad para los jóvenes, es precisamente la ausencia de espacios seguros, sean éstos en la calle, o lo que es más grave, en los centros educativos. De esa cuenta, no existe para la mayoría de adolescentes un lugar donde no sufran agresión física o mental. Muchos de ellos también son agredidos en sus propios hogares. La falta de un espacio seguro genera un comportamiento defensivo que se torna a su vez violento con el objeto de defenderse de una posible agresión externa. El adolescente promedio de los centros urbanos, debe aprender a sobrevivir en las calles y territorios que se disputan las pandillas; debe convivir con el temor a ser asaltado en el medio de transporte público que utiliza diariamente; y luego en el lugar dónde pasa más tiempo útil que es el centro educativo al que asiste, también está sujeto a la violencia de los grupos de jóvenes organizados. La incidencia de la violencia que se genera día a día en los centros educativos públicos y privados se desconoce y subestima. Hasta la fecha no existe un diagnóstico sobre la dimensión de éste fenómeno que afecta a miles de adolescentes y que dentro de la violencia generalizada que sufre la sociedad, queda desdibujada y sin tratamiento por los medios de comunicación. Los jóvenes siguen sin ser visibles para el gran colectivo, más preocupado de enfrentar sus propios problemas, abandonando la posibilidad de atención a quiénes constituyen el capital social de nuestro futuro, explica De León. Impelen Fuentes consultadas Éste es un espacio primordial para determinar el grado de investigación y la calidad de la cobertura que desempeñan reporteros y reporteras. Muestra la variedad de voces escuchadas por los medios, así como la importancia dada por éstos a cada grupo social. Asimismo, se suma la utilización de fuentes estadísticas en la información. En nuestro sistema de clasificación contamos con 36 clases de fuentes, que van desde las entidades propias de Gobierno y sus dependencias, organizaciones de la sociedad civil,


partidos políticos, hospitales, policía, especialistas, personas individuales, empresas, organismos internacionales, la niñez y adolescencia entre otros. Sin embargo, los medios estudiados mostraron un comportamiento similar en cuanto a la utilización de fuentes relacionadas al tema educativo. La mayoría acudió a instancias gubernamentales para obtener información, entiéndase Ministerio de Educación y sus representantes departamentales y municipales (ejecutivo). Esto puede interpretarse, al momento de trasladar los mensajes, como una información sesgada puesto que no se incluyó un balance o contraparte y el resultado fue una información parcializada. Al respecto la periodista Claudia Vásquez explica : “Casi siempre se citan las mismas fuentes y es cierto, se dejan por un lado los consejos de desarrollo comunitarios y municipales. Creo que eso tiene relación con que muchas veces las notas tienen como fuente las conferencias de prensa, y a que ya se tiene una institución como fuente fija a la que se tiene que ir en busca de información. Las declaraciones que se citan son las que se dicen en la conferencia y después se va a una escuela o a un hogar de niños para citar al encargado, su director o a los padres de familia, y el reportero se conforma con eso, no va más lejos”. Asimismo, la otra fuente con mayor número de consultas fueron los profesionales de la Educación: directores y maestros en ambiente escolar o propiamente en asuntos relacionados a exigencias del gremio magisterial. Con relación a lo anterior se excluyó a fuentes como los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, comunitarios, municipales y departamentales. Asimismo, a integrantes de la Comisión Nacional de la niñez y Adolescencia, que no fueran representantes del legislativo y/o ejecutivo; y académicos especialistas en el tema. Es preocupante que el segundo puesto en cuanto a fuentes se refiere, lo ocupa el apartado de notas sin fuentes citadas, en las que el reportero o reportera narra los hechos como si los hubiese observado directamente sin agregar citas directas o indirectas, que den mayor sustento a lo que se transmite. También existió una cantidad significativa en las que no se pudo determinar la fuente consultada, pues no existió más información que el nombre de la persona o programa sin indicar la institución o la instancia de gobierno a que pertenece. Carlos Castañaza, Editor General de Siglo XXI, considera que esto depende de cada casa editora, sin embargo, aclara que educación no es un tema en los que cueste encontrar fuentes. Además, explica que hay que tener en cuenta el factor tiempo y el cierre, aunque, afirma, no se puede generalizar ya que hay temas que exigen más fuentes de información que otros. Otro aspecto, si no es que el más relevante, que se debe mencionar, es que del total de notas recopiladas (8,640); las y los adolescentes en ambiente escolar solamente fueron consultados un promedio de 30 veces, mientras que los niños y niñas 25. Esto indica que la voz de la niñez y adolescencia es confinada a un plano de menor importancia; cuando es ella la protagonista. Destaca también que las edades de estos grupos en la mayoría de ocasiones no se detallan, sino que el reportero o reportera solamente indica “los menores”, “los pequeños” y otros términos poco recomendables. Al respecto Castañaza opina que hay temas en las que los niños y niñas deben figurar, mientras que en otros es importante darle el lugar a expertos en la materia para aprovechar mejor el espacio. “A los niños se les debe tomar en cuenta como fuente porque, por pequeños que sean, tienen claro en su dimensión, qué está pasando, no se les pregunta cosas difíciles, en algunos casos basta por respuesta un si o un no. Se consulta a la maestra para que indique cual es el alumno más desenvuelto, por ejemplo, y se le entrevista. Siempre con respeto, porque creo que a veces no se les respeta, porque se piensa que no saben, no entienden o no vale la pena su opinión por ser infantes. Muchas veces los reporteros ni les hablan a los niños. Pero en nuestro caso hemos hecho notas en las que a los niños se les pregunta, y sus respuestas se


deben registrar como las da el infante porque de lo contrario la nota no los reflejaría. Se debe citar sus declaraciones entre comillas y con su vocabulario infantil” comenta Claudia Vásquez.

Óptica de investigación Referente a la óptica de investigación, se tomaron en cuenta dos aspectos muy relevantes, Denuncia y búsqueda de solución. En el apartado Denuncia se incluyeron las noticias que fueron fundamentales para que la sociedad conociera las amenazas a los derechos de la infancia y adolescencia, se movilizara y presionara al Estado (a escala municipal, departamental y nacional) a actuar rápidamente. Mientras que por Búsqueda de Solución se consideró el elemento presente en el texto periodístico que contribuyó a reforzar la promoción y defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes. Fueron aquellas acciones, realizadas por el gobierno, sociedad civil o individuos, que buscaron alterar positivamente el estatus de segmentos sociales, de manera estructural (definitiva) y no solamente coyuntural o asistencial (momentánea). En este sentido, se contabilizaron 219 artículos como denuncias (16.15% de 1,356 artículos) y 293 como búsqueda de solución (21.60%). Mientras que el resto de notas, más de la mitad, únicamente se limitó a narrar los hechos, sin incluir alguno de los aspectos anteriores. Carlos Arrazola, periodista de Acan- Efe opina que raras veces se asume una cobertura comprometida que vaya más allá de la denuncia, y menos aún, se problematiza y se buscan o proponen soluciones a estos temas. Por lo regular, continúa Arrazola, lo que se hace es buscar culpables de esta situación (la mayoría de las veces en términos políticos), se consultan fuentes oficiales o expertos, pero pocas veces se acude a los afectados, y menos aún se les da espacio a estos para que den a conocer sus propias propuestas para resolver los problemas. Este espacio es relevante para el cambio de la situación de los derechos de la niñez y adolescencia, ya que si la información publicada conlleva un grado de Investigación más avanzado, un compromiso con la sociedad de evidenciar, denunciar y proponer, se contribuirá a la búsqueda de solución de la problemática.

Género y etnia Asimismo, existen dos temas sumamente importantes: el género y la etnia. En lo concerniente al enfoque de género solamente se registraron 8 artículos (0.59% de 1,356); en éstos existió una comparación entre la situación de niñas y niños con el fin de determinar el escenario de desventaja social entre ambos; así como una acción para eliminar estas condiciones. En cuanto a la etnia, se considera importante determinar si los medios dan importancia a la pertenencia del niño, niña o adolescente, y de esta forma conocer si existen acciones dirigidas para mejorar las condiciones de esta población. Es importante mencionar que no solamente existe población indígena Maya, también hay habitantes garífunas y xincas en menor medida; que sin embargo sobreviven al olvido e indiferencia de la autoridades en cuanto a políticas públicas relativas a educación. A ello, habría que sumarle que el 50 por ciento de estudiantes es indígena5, de 22 idiomas mayas, solo se atienden 13, entre ellos k’ich’e, kaqchikel, mam y q’eqchi’. En ese contexto, se registró un total de 45 notas (3.32% de 1,356). Esto podría interpretarse como un desconocimiento en cuanto al género y un desinterés en cuanto a la multiculturalidad y etnicidad del país. Para finalizar este capítulo, nos parece interesante y de suma importancia hacer una relación entre los dos temas que ocuparon mayor espacio en la agenda periodística de los medios de comunicación estudiados: el que nos atañe en este espacio y el tópico de Violencia.

5

Prensa Libre, “ABC de la Educación Bilingüe”. pp. 8.


Por si solos los índices de violencia en el país son alarmantes como se menciona en ese capítulo (Violencia), la muerte tanto de niñez y adolescencia, los actos de transgresión a la Ley y episodios violentos ejercidos por y sobre éstos son la cotidianidad de las páginas y del contexto en que debe subsistir la mayoría de esta población. Por lo que se debe estar conciente que la Educación es, si no el elemento medular para modificarla, ya que ésta por si sola no puede actuar; uno de los principales factores para condicionar, viabilizar y potenciar el desarrollo integral, una cultura de paz y relaciones sociales más cordiales.


SALUD “Los Niños, niñas y adolescentes tienen derecho a un nivel de vida adecuado y a la salud, mediante la realización de políticas sociales públicas que les permitan un nacimiento y un desarrollo sano y armonioso, en condiciones dignas de asistencia”. Artículo 25. Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia.

Los derechos de supervivencia y desarrollo tienen el objetivo de garantizar el acceso a servicios que brinden bienestar físico, intelectual, afectivo y psíquico1, entre ellos se encuentra el derecho a la salud. ¿Qué es la salud? La Organización Mundial de la Salud, OMS, la ha definido como algo más que la ausencia de enfermedad. La salud es un estado de bienestar perfecto, a un nivel físico, mental y social. Sin embargo, las condiciones en que la mayoría de niños, niñas y adolescentes sobreviven en Guatemala no son acordes a esa definición, ya que la generalidad no tiene acceso a los servicios básicos; pues el 56 por ciento es pobre y de esa cantidad 15.7 por ciento vive en extrema pobreza, según referencias de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida , ENCOVI-2000, del Instituto Nacional de Estadística, INE. Además, datos del mismo estudio delatan que del total de infantes de 0 a 5 años el 67.2 por ciento viven en pobreza y que del conjunto de niñez y adolescencia de entre 6 y 18 años el 60.6 por ciento vive en las mismas condiciones: no se vigila la calidad del agua, no se promueve la disposición sanitaria de excretas y basuras, no se mejoran las condiciones sanitarias de la vivienda y la incorrecta higiene de los alimentos son algunos de los factores más elementales del medio que influyen en la buena o mala salud. Por ello es importante recalcar que estas circunstancias son propicias para que la interacción de los factores determinantes para una adecuada salud: genética, ambiente, estilo de vida y servicios de salud, sea incierta. Asimismo, se deben conocer las características demográficas, socioeconómicas, culturales y el papel de las personas dentro del sistema de salud para tener claras las necesidades y las acciones a desempeñar para contrarrestar las situaciones negativas en las que se ven inmersas la niñez y adolescencia.

1

Movimiento Social por los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud de Guatemala. Protección Integral. Propuesta para educadores y educadoras1, p. 4

Ley de


De esa cuenta, en este informe del monitoreo de medios impresos de comunicación se hace fundamental poner énfasis en uno de los temas más relevantes de la cobertura de éstos: la Salud. En ese sentido, los periódicos nacionales abordaron el tema en un total de 704 trabajos periodísticos, equivalente a 8.15% del total de unidades analizadas. En este criterio se tomaron en cuenta textos sobre las condiciones físicas y mentales de niños, niñas,adolescentes y gestantes, programas o acciones de prevención de enfermedades por parte del Estado, sociedad civil u organismos internacionales. Trabajos periodísticos sobre aborto, salud materna (embarazo, parto), atención e infraestructura hospitalaria, epidemias y nutrición / desnutrición están contemplados en este apartado.

Los diarios y salud de la niñez y adolescencia El Quetzalteco 51 La Hora 66 El Periódico 76 Al Día 87 Nuestro Diario 88 Siglo Veintiuno 106 Prensa Libre 230 Total de notas 704 publicadas

La mayoría de textos resalta la temática relacionada con niños y niñas de 0 a 6 años, esto es debido a la atención especial que se tiene hacia los embarazos y la inmunización, entre otros. Del resultado de la clasificación de artículos podemos inferir que existen pocos programas de atención específica, es decir, dirigidos hacia un sector con características y necesidades particulares: etnia, edad, sexo. Los y las adolescentes no tienen su propio espacio en cuanto a salud, ya que de acuerdo con el monitoreo sólo en el 11.8% de los textos se les toma en cuenta. Esto ocurre en un contexto en el que los y las adolescentes tienen acceso a poca y errónea información sobre salud sexual y reproductiva, en tanto que una correcta orientación sobre este tema sería conveniente para prevenir enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, o embarazos en adolescentes. El tema de sexualidad fue monitoreado independientemente del de salud, y evidencia que hay muy poca atención hacia el mismo, ya que sólo fueron publicados 26 textos en 2004. La Asociación Guatemalteca de Educación Sexual


realiza charlas sobre educación sexual en los establecimientos de educación secundaria y educación media. Óscar García, educador de esta institución, comenta que es necesaria la educación sexual con enfoque psicosocial y físico en los y las adolescentes, ya que en el hogar y en la escuela no tienen acceso a información correcta. Por su parte, la periodista española que labora en Prensa Libre, Liliana Pellicer opina, “creo que muchas veces, por lo menos en Prensa Libre, se trata al tema de la sexualidad de adolescentes, niños y niñas desde el punto de vista del delito o del impacto social, entonces, se tratan temas como la prostitución infantil o abusos a menores desde el lado del drama y no desde las consecuencias físicas y mentales para el menor”. Al respecto de la falta de educación sexual, Gema Gil, quien también labora en el diario Prensa Libre, dice, “hay muy poca atención hacia la sexualidad y puedo decir, por ejemplo, que en un tema que escribí recientemente, sobre la virginidad, encontré limitaciones a la hora de llamar a las cosas por su nombre y tuve que dar un poco la vuelta, porque sentía temor de ofender al público. Creo que hay falta de información. Cuando haces una pregunta muy directa sobre sexualidad, la gente no sabe los términos, no sabe de lo que les estás hablando”. En cuanto a Etnia, hubo sólo 13 menciones en todas las notas de salud. Como podemos observar, en muy pocos casos se tocó el tema salud con enfoque hacia las personas que pertenecen a la etnia maya, garífuna y xinca aunque constituyen el 53% de la población guatemalteca. Por ejemplo, al hablar sobre desnutrición debería haber una relación entre el contexto que rodea a las familias indígenas y los índices que demuestran que la mayoría de casos de desnutrición en la niñez indígena vive en el área rural. La salud de la niñez y adolescencia en situación de calle también es un tema olvidado en los medios, pues de 35 textos publicados en 2004, sobre situación de calle, ninguno abordó el subtema salud, a pesar de que existen aproximadamente 10 mil niños y niñas que viven en la calle, según una nota publicada en Prensa Libre2. Este grupo no recibe atención preventiva ni curativa ante enfermedades respiratorias, de transmisión sexual, atención pre y post-natal o VIH. La Asociación Pro Bienestar de la Familia, APROFAM, con el programa “Mejorando la Salud Sexual y Reproductiva de la Niñez, Adolescencia y juventud de la Calle” es un ejemplo de trabajo en equipo en el que Casa Alianza y APROFAM, asisten a la niñez y adolescencia en situación de calle. Ana María Rojas, directora del proyecto, indica que atiende aproximadamente a 15 pacientes diarios en las clínicas de salud sexual y reproductiva ofreciendo servicio de papanicolau, atención materno infantil, dermatología, ginecología, enfermedades de transmisión sexual y prevención de VIH.

2

“10 mil niños viven en la calle”, Prensa Libre, 14/03/2004, p.10


Sin embargo, de acuerdo con la periodista Paola Hurtado de elPeriódico, temas como niñez en situación de calle, prostitución o VIH/SIDA son un poco trillados y para trabajarlos hay que tener una justificación válida, argumentos y datos distintos a los que ya se conocen. Los lectores se han vuelto apáticos a este tipo de temas, afirma. Por otro lado considera que “muchas veces nos falta creatividad para presentarlos y hacerlos interesantes al lector, por ejemplo, cuando trabajamos el proyecto en el diario sobre Libro de los Sueños, por hacerlo de esa forma, llamamos la atención. Entonces es necesario ser más creativo a la hora de incluir este tipo de artículos”. Más allá del bienestar físico “Las relaciones afectivas armónicas a lo interno del núcleo familiar también favorecen al crecimiento y al desarrollo”3 es por eso que la niñez y adolescencia debe cultivar una buena salud mental para relacionarse con otras personas y lograr un desarrollo emocional satisfactorio. Raras veces en los textos sobre salud destacan la importancia que los aspectos emocionales tienen en el crecimiento de los infantes y desarrollo de sus potencialidades. Fundación Esperanza de los Niños ofrecía programas de atención en salud mental en los que a través de cuentos, teatro, música, dibujo, entre otros, desarrollaba el tema de salud mental en jóvenes y niños. Lucas Ventura, director de la institución manifestó que para las agencias cooperantes internacionales el tema de salud mental dejó de ser prioritario cuando finalizó el conflicto armado en Guatemala, por lo que actualmente ya no ofrecen este servicio. Esta constante también se refleja en la mínima cantidad -6- de textos sobre salud mental que se publicaron en 2004. La atención en salud mental se hace necesaria no sólo para solucionar conflictos o para atender casos de depresión, ansiedad u otro tipo de enfermedad mental. Valdría la pena enfocar la inteligencia emocional como una herramienta para afrontar la vida. Oneida Najarro, editora de Prensa Libre, dice, “en cuanto al tema de salud mental, si bien es cierto no se le da una cobertura amplia y las publicaciones no son tan constantes, eso no implica que no se discuta sobre él. Se han hecho trabajos relacionados con este tema, lo que pasa, es que nos centramos en el día a día. Por ejemplo, tenemos planificados algunos temas pero, como Guatemala es un país que genera tanta información, sobre todo tomando en cuenta los índices de violencia, cada día surgen temas que te afectan más, te tocan más. O sea, un tema de salud mental no puede llevarse todos los días porque hay hechos que ya ocurrieron y que obligatoriamente tenemos que publicar al día siguiente. Cuestión de prioridades. Pero quizá nos hace falta ampliar un poco nuestra base de datos en cuanto a quiénes consultar, porque normalmente lo hacemos con la Liga de

3

Organización Panamericana de la Salud, Periodistas y Medios de Comunicación “Ayudando a crecer”, 2003, p. 27


Higiene Mental, pero ahí nos quedamos, o con algún psicólogo particular que nos da información. Son pocas fuentes y casi siempre son las mismas”. El rotavirus en los rotativos Los tres meses en los que el tema Salud tuvo mayor protagonismo en la agenda de los medios fueron:

MES

Febrero Agosto Marzo

CANTIDAD DE PIEZAS

PORCENTAJE EN EL TEMA SALUD

118 76 66

16.76 10.79 9.37

El rotavirus y la desnutrición que afectó a la niñez y adolescencia en febrero acaparó la atención de los medios ya que de 684 notas enfocadas hacia niñez y adolescencia, durante el mes de febrero, el 16.76% fue dedicado al tema salud. Las páginas de los medios describieron la crisis hospitalaria por sobrepoblación a causa del rotavirus, la falta de acciones preventivas por parte del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social4 y contabilizaron 60 niños muertos5. “En las Américas, el rotavirus infecta a todos los niños en los primeros años de vida y es responsable de unas 15,000- 20,000 defunciones relacionadas con diarrea, del 30%-45% de las hospitalizaciones debidas a diarrea y de más de un millón de consultas médicas”.6 El Periódico describió la crisis de la hambruna en una nota titulada “Gobierno, sin recursos financieros para programa alimenticio”. Ante la desnutrición que azotó las regiones de Oriente y la costa sur. Entre las políticas públicas enfocadas hacia el problema surgió el Frente Contra el Hambre y la entrega de alimentos en Oriente a cargo del MAGA7. No obstante, en Guatemala el problema de desnutrición afecta principalmente a 102 municipios, identificados por sus niveles de pobreza, falta de alimentos y sequía8. De acuerdo a la Brigada Médica Cubana, que labora en 36 de esos municipios, del total de casos, 15 mil 351, atendidos por esa entidad hasta el 2002, el 90.1 por ciento de los pacientes fue menor de 15 años. Asimismo, datos 4

“PDH señala falta de acciones” Prensa Libre, 10/02/2004, p. 6 “Mueren 60 niños” Al Día, 17/02/2004, p. 8 6 Organización Panamericana de la Salud Presentación del desarrollo de vacunas antirrotavíricas y resumen del 6.° Simposio Internacional sobre Rotavirus, 2004, p. 63. 7 “MAGA comenzará a repartir comida en Oriente” El Periódico, 29/08/2004, p. 4. 8 Informe sobre la situación en Guatemala, Brigada Médica Cubana. 2003. 5


más recientes indican que el 41% de la población padece algún nivel de desnutrición, lo cual equivale a 756,000 niños y niñas en esa situación.9. En los textos que abordan la desnutrición ésta se enfoca como una carencia de alimentos, sin resaltar que ello provoca reacciones psicológicas como comportamiento hostil y retardo en el desarrollo del lenguaje. Además, se ha tomado a la desnutrición como un fenómeno que solamente ocurre en los departamentos rurales, apartados, sin embargo, como se mencionó anteriormente, las estadísticas consignan números similares en las distintas regiones del país10. Agosto fue el segundo mes en el que hubo mayor cantidad de textos bajo el tema salud. Al igual que en febrero, la desnutrición y el Frente Contra el Hambre fueron los temas más mencionados. También publicaron bastante información sobre salud materna, embarazo, parto y cuidados pre y post natales. El tercer puesto de notas publicadas en el tema de salud de infantes y adolescentes durante marzo presenta el mismo patrón de agosto, aunque en este período surgió una nueva epidemia: el dengue. Al respecto, Claudia Palma de elPeriódico, considera que la cobertura que los medios dan acerca de estos temas, aunque coyuntural, es oportuna ya que se presenta al lector información preventiva y práctica para evitar contagios y la propagación de las mismas, por lo que se cumple con el lector y con la función social que los medios tienen implícita. Sin embargo, reconoce, que en general, el tema de niñez al igual que temas como por ejemplo, los que hacen referencia a personas de la tercera edad, no tienen tanta atención por parte de los medios de comunicación. No cabe duda que la cobertura del tema salud aumenta cuando existen brotes de epidemias, lo cual manifiesta que únicamente es tomado en cuenta cuando cobra la vida de infantes y adolescentes, sin dar importancia a las medidas de prevención o a las acciones que deberían tomar las autoridades. Según la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia, LPINA, el Organismo Legislativo y específicamente la Comisión de la Niñez y la Familia tienen la facultad de aprobar el presupuesto y asignar recursos para la implementación de programas y proyectos de salud. No obstante, son escasas las notas que tratan sobre asignación presupuestaria y que profundizan en la adjudicación de recursos para programas salud que favorezcan a niñez y adolescencia. El tema salud es bastante amplio, abarca la prevención, el fomento de acciones preventivas por medio de campañas informativas, organización comunitaria, la asistencia médica y tratamiento de enfermedades y rehabilitación. Además, de acuerdo con la legislación debe haber una atención especial hacia la niñez y adolescencia que sufre discapacidad.

9

Informe 24221-GU Guatemala Poverty in Guatemala, Banco Mundial, 20 de febrero de 2003, p 11. Guatemala: Una agenda para el desarrollo humano. Informe de desarrollo humano, 2003.SNU, p. 283.

10


Otro aspecto en materia de salud es el costo de los medicamentos y la accesibilidad, es decir, qué tan factible es para la población que vive en extrema pobreza el acceso a medicamentos de calidad. En la Ley de Protección Integral, el artículo 25 le otorga a la niñez y adolescencia el derecho a la salud. Ello implica un sinfín de acciones, desde la asignación presupuestaria hasta la ejecución de políticas públicas que favorezcan a la niñez y adolescencia.

¿En dónde hay más necesidades? Menos de la mitad de textos referentes a salud citaban específicamente el área en que sucedió el hecho: rural, urbana o frontera. Un total de 122 textos (17.33%) contenían mención del área rural, mientras que los que se referían al área urbana fueron 256 (36.36%) de un total de 704 notas. Prensa Libre fue el diario que publicó más notas sobre el área rural, hay que destacar que este medio cuenta con un amplio grupo de corresponsales que les permite tener cobertura en diferentes zonas del país. elPeriódico ocupa el segundo puesto en publicación de notas sobre salud en el área rural. Del total de notas en las que se hacía referencia a ubicación geográfica, el 50% lo dedicaron a textos sobre zonas rurales. Gran cantidad de comunidades del área rural aún no tienen acceso a los servicios básicos como la salud. En algunos casos, las comunidades están aisladas y en caso de emergencia como los partos, ni siquiera cuentan con una comadrona que los atienda. Destacar este tipo de situaciones es importante para que las autoridades y las organizaciones de la sociedad civil tomen conciencia de las necesidades de infantes y adolescentes que vive en áreas en las que no existe un dispensario o centro de salud.

Fuentes Debido a que niñez y adolescencia son sujetos de su realidad, deberían ser la fuente más citada. Sin embargo, representan el 3% de las fuentes consultadas entre niñas, niños, adolescentes y adolescentes en ambiente escolar. Algo que debe cambiar en los medios de comunicación es que deben presentar más el lado humano de la noticia. Paola Hurtado comenta que gracias a la versión electrónica de elPeriódico han podido constatar que a los lectores les gusta ver personajes y temas en los que se narren historias, sin embargo, por razones de espacio, esto es factible solamente en la edición dominical. La nota del día a día es más breve, más precisa, lo que limita mucho incluir el aspecto humano y darle rostros a las notas, señala. Especialistas de diversas áreas de la salud, como psicología, o especialidades médicas como la ginecología, pediatría, oncología, entre otros, fueron los más


citados en el año 2004, así como los hospitales, instituciones que comprenden a médicos y enfermeras. Le siguen las dependencias del Organismo Ejecutivo, como el Ministerio de Salud y Asistencia Social. Hay diversas instituciones que tienen información en el área de salud que pudiera ser aprovechada, pero quedaron en los puestos más bajos en el conteo de fuentes citadas, entre ellas, el PNUD, que ofrece un diagnóstico anual de la situación y propuestas para mejorar las condiciones de vida; el Organismo Legislativo, que a través de la Comisión de la Niñez y la Adolescencia tiene la responsabilidad de asignar recursos y promover iniciativas de beneficio para la niñez y adolescencia y UNICEF, que tiene gran cantidad de estudios sobre salud de la infancia. También hay diferentes fundaciones u organizaciones de la sociedad civil que promocionan y desarrollan proyectos de salud infantil y adolescente, que podrían ser consultadas. El abanico de posibilidades para consultar el tema es amplio, como grande es también la temática para abordarla desde diversas ópticas, lo importante es encontrar esos ángulos, trabajar la información y ofrecerle al lector un vistazo de la realidad en la que la niñez y adolescencia de nuestro país se encuentra sumida.

Datos estadísticos Los datos estadísticos son fundamentales para determinar y evidenciar la situación en que se encuentra la niñez y adolescencia con relación al cumplimiento, omisión y/o violación de sus derechos; para que- de esa cuanta sean creadas las políticas públicas y acciones necesarias por las entidades de gobierno, sociedad civil y otros organismos pertinentes, para que esa población mejore su situación. Estadísticas por fuente de información FUENTE

TOTAL

Universidades Otros

1 10

Sector Privado

17

Sector Público

20 48

Total

En ese sentido, los medios monitoreados desde el 01 de enero hasta el 31 de diciembre 2004, en el tema de salud, solamente incluyeron 48 notas (6.82% de 704) con algunas cifras estadísticas. De éstas, la mayoría provino del sector público 2.84 por ciento. Organizaciones privadas también aportaron alguna información 2.41 por ciento; y otros organismos 1.42 por ciento.


Es importante mencionar que las universidades fueron en menor medida fuentes de datos estadísticos, ya que únicamente en un artículo aparecieron como fuente (0.14% de 704), teniendo en cuenta que existen más de 10 universidades en el país es importante que sean considerados los estudios e investigaciones que la mayoría de los departamentos o centros de investigaciones de estas casas de estudios superiores realizan y que bien pueden ser aprovechados para mayor profundidad de las notas periodísticas. También es necesario señalar que la ausencia de las universidades como fuentes informativas se puede deber a que éstas no realizan estudios específicos en temas relacionados con la niñez y adolescencia; sin embargo, sería importante que las y los reporteros busquen ese tipo de informaciones en esas instituciones y de alguna forma incidan en la elaboración de materiales específicos relativos a esta población. Por último, la promoción de la salud como parte integral del desarrollo humano es responsabilidad, tanto de las autoridades de gobierno, entidades privadas y la sociedad civil en general; por lo que los medios masivos de información desempeñan la valiosa labor de dar a conocer las condiciones de accesibilidad física, económica y cultural a los servicios básicos que la población en general tiene, así como la niñez y adolescencia en particular; es decir, al conjunto de servicios esenciales de salud que se deben brindan en forma permanente y gratuita a la totalidad de la población.


“El estigma y la discriminación asociados al SIDA constituyen en sí mismos una epidemia silenciosa y devastadora; alimentada por la ignorancia, los prejuicios y los mitos (...)” Visión Mundial SIDA, otro tema prohibido Guatemala es un país que se describe como una nación de gran diversidad cultural y ligüística; donde esta cualidad es percibida y catalogada por muchos como un obstáculo para el desarrollo; no obstante, independientemente de la procedencia étnica, económica y su nivel académico; la mayoría de guatemaltecas y guatemaltecos se caracterizan por su discreción y prudencia al abordar temas considerados tabú. Los temas prohibidos de los que se desconoce y por ende se teme, abarcan desde el desarrollo físico y biológico del cuerpo, salud reproductiva, embarazo, drogas, y por supuesto las infecciones de transmisión sexual, entre otros. Todos estamos expuestos Entre las Infecciones de Transmisión Sexual, ITS, se menciona al Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, SIDA, como los que mayormente afectan a las poblaciones en todo el mundo, sin ser Guatemala la excepción, no obstante, esta problemática ha sido ligada únicamente a personas que reconocen y profesan una preferencia sexual diferente a la aceptada socialmente. Sin embargo, esta situación afecta tanto a hombres y mujeres heterosexuales, así como a niñas, niños y adolescentes, sin distingo de preferencia sexual. Pero, la actitud generalizada de la población ha sido de rechazo y olvido para quienes padecen la enfermedad. Ello se manifiesta en las acciones de los gobiernos de turno; puesto que no fue sino hasta el 3 de mayo de 2000 que fuera aprobada por el Congreso de la República de Guatemala “La Ley General para el combate del Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, SIDA, y de la promoción y defensa de los Derechos Humanos ante el VIH/SIDA”, Decreto 27-2000; cuyo objeto es “la creación de un marco jurídico que permita implementar los mecanismos necesarios para la educación, prevención, vigilancia epidemiológica, investigación, atención y seguimiento de las Infecciones de Transmisión Sexual, Virus de Inmunodeficiencia Humana y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida SIDA-, así como, garantizar el respeto, promoción, protección y defensa de los derechos humanos de las personas afectadas por estas enfermedades”. Dos años después surge el Acuerdo Gubernativo Número 317-2002 Reglamento de la Ley General para el Combate del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida –VIH- y del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida –SIDA- y de la promoción, protección y defensa de los derechos humanos ante el SIDA, aprobado por el organismo Legislativo el 6 de septiembre de 2002; cuyo fin es normar lo relativo a los mecanismos necesarios para el cumplimiento de ésta.


Empero, la problemática no se resuelve legislando, es necesario que la población conozca y tome conciencia de la magnitud de la situación; del crecimiento intimidante de este virus que también se ensaña con la población más vulnerable: la niñez y adolescencia. Según datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, MSPAS, recopilados a través del Programa Nacional de SIDA y la Unidad de Orientación en ITS/VIH/SIDA, de 1984, cuando se registró el primer caso, a 2003 se reportaron 6 mil 48 casos de SIDA. Los mismos indican que los departamentos más afectados fueron: Guatemala, Retalhuleu, Escuintla, Suchitepéquez e Izabal; cuyos registros representan el 70 por ciento del total de reportes. Asimismo, señalan que la ciudad de Guatemala concentra el 49.4


por ciento; y que el 87.6 por ciento de todos los casos lo conforma el grupo de la población de 15 a 49 años. 1.

1

Licda. Garcia, Ilcia Rebeca. Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de


Además, se conoce como la vía de contagio más frecuente a la sexual, sin embargo, la transmisión de madre-hijo se torna cada vez más constante; por lo que también debe considerarse su importancia. Por otro lado, datos mayormente alarmantes se muestran en el Informe “Muertes violentas de Niñez, Adolescencia y Juventud”, de la Procuraduría de los Derechos Humanos y Save The Children; cuyos registros son impresionantes: 67 mil casos de personas infectadas con VIH/SIDA, de los cuales 4 mil 800 corresponden a niñas, niños y adolescentes entre 0 y 14 años.2 Asimismo, para el 2010 se estima que el virus cause estragos y como producto de ello, solamente en ese año podrían morir cerca de 12,138 personas por SIDA.3 En ese contexto, los medios de comunicación monitoreados dieron una cobertura escasa a esta temática, sin importar que este sea uno de los temas que afectan de forma creciente a la niñez y a la adolescencia ya que no solamente son víctimas directas; sino muchas veces quedan en orfandad a raíz de esta problemática. Al respecto, el psicólogo Raúl de La Horra, considera que el tema del Sida, que es generalmente asociado al sexo, es aún tabú en nuestro país, y por esta razón y el aspecto puritano de nuestro cultura es obviado por los medios de comunicación. Tal vez por eso, solamente se contabilizaron 43 artículos ligados al VIH/SIDA en infantes y adolescentes; de un total de 8 mil 640 notas recopiladas.

Temas más tratados Los aspectos abordados fueron: movilizaciones; formas acceso a estadísticas sobre el creciente infección y vulnerabilidad de las problemática, y la hacia la población escasos registros.

MEDIOS

TOTAL DE ARTÍCULOS

Al Día

4

Nuestro Diario

4

El Quetzalteco

5

Siglo XXI

6

La Hora

6

Prensa Libre

7

El Periódico

11 43

TOTAL

comúnmente prevención; de contagio; medicamentos y tema; así como la mayoritaria niñas ante esta discriminación portadora, en

Sin embargo, la discriminación y estigmatización que reciben las personas que viven con el SIDA es una de las mayores problemáticas a las que deben

2

PDH y Save The Children, Informe “muertes violentas de niñez, adolescencia y juventud”, 2004. pp. 18. Aguilar Sergio, Núñez César, Stover John, proyecto Acción SIDA de Centro América, PASCA. Proyecciones sobre la magnitud de la Epidemia de VIH/SIDA en Guatemala, 1980-2010. Guatemala 1999. versión electrónica. 3


enfrentarse, ya que muchas veces esconden su situación, para evitar los malos tratos de la sociedad, y con ello obstaculizan su acercamiento a los servicios apropiados para atenderse.

Escasa cobertura La distribución de noticias, respecto a la cobertura sobre el tema fue poca, como se evidencia en la siguiente tabla:

MES Septiembre Octubre Abril/2004 Enero Junio Febrero Mayo Noviembre Marzo Julio Diciembre TOTAL

TOTAL DE ARTÍCULOS 1 1 2 3 4 4 4 5 6 6 7 43

En lo que respecta a la mayor inserción de artículos relacionados al VIH/SIDA, se debe a que el 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el SIDA, por lo que se evidenció un aumento, aunque exiguo, en la cobertura para esta fecha. Sin embargo, no se mostró un comportamiento favorable de los medios en el transcurso del 2004, pues auque hubo mayor número al finalizar el año, no fue realmente significante el aporte de éstos en beneficio de la niñez y adolescencia afectada. Para José Jiménez, Coordinador del Área de Educación de la Asociación Gente Positiva (organización que trabaja con personas que viven con el VIH/SIDA), “a los medios no les interesa el tema porque no se sienten vulnerables, por que no vende; ya que el SIDA solo existe para las poblaciones vulnerables”. Asimismo, Sergio de León Corresponsal de AP indica “Me parece que por un lado (los medios) se dejan llevar por ese interés de las autoridades para que el tema se mantenga fuera de la escena pública, con lo que traicionan los principios del periodismo; y por otro, los medios parecen tener una agenda que está divorciada de la problemática real del país y por ello sus artículos, noticias, reportajes y editoriales están enfocados en temas y problemas que le interesan y afectan a grupos muy específicos como los políticos, empresarios y población de zonas urbanas más que rurales”. Al respecto, Paola Hurtado, periodista de elPeriódico comenta “El VIH/SIDA no es un tema que le atraiga a los lectores, quizá buscándole ángulos distintos, sin embargo, no podemos insistir tanto en un tema porque no podemos casarnos


con sólo uno de los problemas que aquejan al país, y repito no es un tema que sea interesante para los lectores”. Con ella coincide Haroldo Shetemul, editor dominical de Prensa Libre, al decir que por la forma en que se presenta la información cada vez, esta se vuelve un cliché, se hace repetitiva y con pocas sorpresas informativas. Por otro lado, comenta, hay fuentes que son poco accesibles cuando de este tema se trata. Por su parte, Karina Arriaza del Programa Nacional del ITS/VIH/SIDA, del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, argumenta que las visitas de reporteras y reporteros de medios electrónicos y escritos son usuales, “Las visitas de los periodistas son frecuentes, aunque sus inquietudes no se enfocan tanto en la niñez y adolescencia sino a información en general sobre ITS/VIH/SIDA que involucra a toda la población”, asegura. Sin embargo, es fundamental indicar que este tema únicamente logró la atención de un editorial en las 43 publicaciones; el resto fue distribuido entre notas informativas y columnas de opinión. Esto evidencia el poco interés que la política editorial, de cada medio de comunicación, maneja en cuanto a la problemática. Voces en silencio Referente a las voces oídas y las estadísticas consultadas se buscó a organizaciones de la sociedad civil que brindan atención a personas con el virus, así como a especialistas en la temática. No obstante, la niñez fue relegada a un plano sin importancia, ya que únicamente se les consultó en dos ocasiones, mientras que la adolescencia no fue escuchada. De la misma forma, se repite la problemática respecto a la identificación de las fuentes consultadas, puesto que este apartado ocupa el cuarto lugar en el ranking de consultas; esto evidencia el desinterés o descuido al instante de redactar la información ya que no se especifica correctamente la procedencia de la persona a que se entrevista Solo hechos En cuanto a la óptica de investigación se anotaron 8 (18.60%) artículos que presentaban un interés por alterar positivamente la situación de la niñez y adolescencia infectada con el virus, por lo que se trasladó información con acciones positivas a favor de esta población, tanto de la sociedad civil, organismos internacionales y del Gobierno. Mientras que 6 (13.95%) fueron los artículos que únicamente procuraron una denuncia al momento de trasladar estadísticas que revelaron la situación de este grupo social. No obstante, el resto de notas, 67 por ciento, fue factual, ya que se limitó a narrar hechos relacionados al tema sin mostrar interés por una denuncia o una búsqueda de solución. Otro aspecto relevante que se debe mencionar es que únicamente en 2 artículos (4.65% de 43) se citó la pertenencia étnica de la infancia y la adolescencia. A pesar de ser ésta una herramienta necesaria para determinar qué grupo de la población es mayoritariamente afectada, así como la que


necesita mayor atención; si se considera el impacto social e influyente de los medios de comunicación en las movilizaciones sociales. Desafío a la cultura Ante la escasa cobertura y poco interés que muestran los medios impresos de comunicación; la Asociación Coordinadora de Sectores de Lucha contra el SIDA, que aglutina a 43 organizaciones que trabajan en la prevención y con personas enfermas; ha lanzado una serie de campañas y acciones para sensibilizar a la población. Entre estas acciones se menciona la “Campaña contra el Estigma y Discriminación ante el VIH/SIDA 2002-2003” dirigida a los grupos vulnerables; y la campaña “2004-2005” con el mismo nombre, dirigida a mujeres jóvenes y adultas”. Ambas incluyen a los medios de comunicación como MEDIOS para lograr la sensibilización, sin embargo, no se ha obtenido el apoyo necesario según José Jiménez de Gente Positiva. Por su parte Karina Arriaza del Programa Nacional del ITS/VIH/SIDA, comenta que esa entidad desarrolla varios programas dirigidos a la adolescencia para prevenir la problemática. Entre ellos menciona: capacitaciones sobre ITS/VIH/SIDA dirigidas a adolescentes y jóvenes de diferentes centros estudiantiles; capacitaciones sobre la misma temática al personal del Consejo Nacional de la Juventud para formar multiplicadores que trabajen con adolescentes y jóvenes. Además, el Programa Nacional del ITS/VIH/SIDA coordina actividades con el Ministerio de Educación, CONJUVE, organizaciones de mujeres, Ministerio de la Defensa; con las universidades, entre ellas la Universidad de San Carlos y la Universidad Rafael Landivar. Misión del Medio Evitar la discriminación, el sufrimiento a solas y en silencio, así como informar, orientar y sensibilizar a la población; y lo más importante ayudar en la prevención del contagio y evidenciar la situación de la niñez y adolescencia que vive con el VIH/SIDA son algunos de los aportes que los medios de comunicación pueden y están obligados a realizar, como parte de la responsabilidad social que les corresponde.


Términos Peyorativos “Quien logra dar nombre a una idea, empieza a dominarla. La palabra domina un determinado ámbito de la realidad, de donde se desprende que quien posee la palabra adquiere un dominio sobre ese ámbito”.1 Alex Grijelmo . Además de establecer la agenda de discusión en una sociedad los medios de información masiva gozan de credibilidad entre sus lectores y lectoras; pues son utilizados como referentes de la realidad y muchas veces como fuente de toda verdad. Por ello, son una gran influencia al momento de la transmisión del mensaje; pues son capaces de influir en las conductas e intervenir sobre la percepción que se tenga de la realidad. En esta realidad está inmersa la niñez y adolescencia; por lo que veremos la forma en que estos discursos se refieren a ellos. Niñez y adolescencia en el lenguaje de los medios Muchas veces encontramos expresiones como “menor”, “marero”, “delincuente”, “antisocial” y otras para describir a la niñez y adolescencia que por razones diversas se ha enfrentado a situaciones poco adecuadas para su desarrollo; mismas que los empujan a situaciones reñidas con la ley o a la marginación y desprecio de la sociedad. De acuerdo con los resultados del monitoreo, los siete medios estudiados muestran un comportamiento bastante similar; ya que todos incluyen en menor o mayor medida las mismas expresiones cuando se refieren a la niñez y adolescencia. Comportamiento de los medios en relación al uso de términos peyorativos Total de NOTAS que incluyen términos Peyorativos MEDIO

TOTAL

El Quetzalteco

131

El Periódico

171

Siglo XXI

194

Al Día

247

Prensa Libre

282

La Hora

287

Nuestro Diario

475

Total

1787

El universo total de artículos relacionados con la niñez y adolescencia que se recopiló fue de 8,640, de éstas 1,787 contienen una o varias expresiones peyorativas que se plasman más adelante. Esta cantidad representa el 20 por ciento del total, sin embargo, 1

Grijelmo, Álex. El estilo del periodista. Décima edición, 2003. Grupo Santillana de Ediciones, S.A.


aunque la cifra no sea alarmante, es preocupante que esto sea una constante en los siete periódicos revisados.

Aunque es un tanto difícil hacer una comparación cuantitativa, ya que ningún medio tiene el mismo tiraje en cada edición, así como la misma periodicidad. Entre estos mencionamos a El Quetzalteco cuya publicación es tres veces por semana y posee un tiraje bastante reducido al igual que La Hora, con un tiraje semejante, sin publicación los domingos y días festivos, no obstante, éste se posiciona en el segundo lugar de los que mayoritariamente utilizan estas palabras. Pero..., ¿Qué son los términos peyorativos? Estas palabras “desvalorizan, descalifican e invisibilizan; incluso causan percepción cultural de menor capacidad y menor valor de la población hacia la niñez y adolescencia en la sociedad, generando tratos de inequidad y exclusión”, indica José Campang, Coordinador de Protección a la Niñez de Plan Guatemala, en alusión a los términos peyorativos, que generalmente son utilizados en los medios de información. De acuerdo con la definición anterior, cualquier término que en un momento aprecie a la niñez y adolescencia en una situación permanente, estática, definitiva y que tienda a contribuir a que el grupo sea marginado, excluido y percibido de una forma diferente es peyorativo porque los afectan negativamente. Muchas veces, su uso puede no ser intencional y deberse al desconocimiento del reportero o reportera, aunque generalmente se da por la falta de interés en la temática relacionada con la niñez y adolescencia, aduce el entrevistado. “No se investiga, no se indaga la problemática, ni se profundiza, y al momento de redactar la noticia se toman algunas informaciones de reportes policiales pero se le agregan connotaciones, títulos a las noticias, es el problema de generalización y asociación y el sobre dimensionamiento de la problemática, generalmente en la noticia roja ya que se vuelve tema de consumo”, argumenta José Campang. ¿Cuáles son las consecuencias de su uso? Existen opiniones que aducen que estas palabras únicamente describen la realidad, asimismo, indican que la libertad de expresión les da “derecho como comunicadores” de expresarse “sin tapujos”. No obstante, estos son perniciosos para el desarrollo integral del niño, niña y adolescente. “Estos pueden causar daños, a nivel social se les excluye. A nivel político, se emiten medidas represivas más drásticas tratando de combatir la delincuencia juvenil. También hay consecuencias extremas como el surgimiento de grupos de limpieza social”, indica Campang. Asimismo, asegura que utilizar esta terminología implica una situación indeleble, inquebrantable; donde se les “etiqueta”, sin tener en cuenta que estos escenarios pueden modificarse con el apoyo necesario.


A continuación se muestran, en orden descendente, las palabras mayormente utilizadas en las publicaciones de los medios de acuerdo con el monitoreo realizado entre el 01 de enero al 31 de diciembre de 2004, a siete medios impresos de información masiva. Listado de términos utilizados en los medios TÉRMINOS Menor Pequeño Marero Delincuente Ladrón Niño de la calle Malhechor Antisocial Marginal Drogadicto Callejero Revoltoso Inmaduro Minusválido Sordomudo Inválido

Los términos son empleados tanto por los reporteros y reporteras, en mayor medida y por columnistas y editoriales en menor escala. Por lo que generalmente se observa gran cantidad de palabras utilizadas por reporteras y reporteros, que a su criterio no son peyorativos, sin embargo, de acuerdo a nuestro contexto y las relaciones sociales conllevan cargas ideológicas que son perjudiciales para el trato hacia la niñez y adolescencia. “La mayoría son peyorativas si no van acompañadas de la ‘presunción’ de inocencia, en el caso de las palabras que implican ‘delincuencia’. Las que conllevan problemas sociales, psicológicos o físicos si están bien utilizadas: léase, minusválido e inmaduro.” Claudia Munaiz, reportera de Prensa Libre. Por su parte, Óscar Clemente Marroquín, presidente del Consejo de Administración, del vespertino La Hora, indica “Algunas palabras pueden serlo, pero no todas porque varias de ellas describen con propiedad comportamientos humanos”. No obstante, Rosa Idalia Aldana, encargada de Comunicación y Prensa del consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad, CONADI, dice que términos como minusválido e impedido fueron descartados en las normas uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad de Naciones Unidas. Asimismo, en 1980 la Organización Mundial de la Salud aprobó una clasificación internacional de deficiencias y discapacidades que sugiere un enfoque más preciso y al mismo tiempo relativista y esta clasificación distingue entre discapacidad y minusvalía.


Por otro lado, Verónica Spross de Rivera, columnista de Siglo Veintiuno, considera que la mayoría son perjudiciales y que debe buscarse alternativas “No son muy positivas, encasillan a una persona. Me gustan más palabras como niños y niñas, jóvenes o adolescentes, etc. También la niñez o la juventud son palabras que me parecen adecuadas”. “Usar menor de edad no es peyorativo, en la misma Convención se dice: ‘niño es todo menor de 18 años’, esa es una realidad; el problema es cuando se usa el término ‘menor’ para decir que se tiene menor capacidad, inteligencia; por ejemplo decir: ‘ustedes son menores y no saben opinar’, en ese sentido es un término peyorativo”, aduce José Campang. Sin embargo, en la mayaría de ocasiones estas expresiones están escondidas ya que si bien algunas de estas actitudes negativas son claramente identificables, muchas otras son más sutiles y, por lo tanto, muy difíciles de detectar, debido a que culturalmente son aprobadas. Por ello, Aldana recomienda: “La palabra ‘sordomudo’ no existe. Cuando una persona es sorda no puede hablar porque nunca ha escuchado ningún fonema, sin embargo, es capaz de aprender a pronunciar palabras y hablar claro con algunas limitaciones como el descontrol del volumen de su voz. Las personas son sordas nada más y no sordomudas. Además, el término es despectivo por la palabra ‘muda’ que en nuestro contexto se refiere en ocasiones a alguien tonto”. Sin victimizar ni culpar Según los datos extraídos del estudio, son cinco los temas, de 24 contenidos como principales y algunos sub temas, en que los términos peyorativos fueron abundantes. Se detallan en el cuadro siguiente los que aparecen con mayor inserción de expresiones desfavorables.

Distribución del uso de “términos peyorativos” por tema. TEMA Derechos y Justicia Comportamiento Salud Abuso y Explotación Sexual

NOTAS 88 93 97 114

Violencia - Actos Violentos (Víctima)

776

Total

1168

Como se observa en el cuadro anterior, en los temas en que la niñez y adolescencia es descrita como víctimas de violencia cotidiana según los medios: violencia sexual, enfermedades, adolescentes en conflicto con la ley penal, es donde estas expresiones son más utilizadas. Asimismo, temas como Derechos y Justicia en los que se incluye legislación a favor de esta población o denuncias y búsqueda de solución ante cualquier violación a sus derechos.


Con relación a ello, el representante de Plan Guatemala, arguye: “Hay una visión romántica que tiende a distorsionar (la realidad). También situaciones donde hay percepciones de compasión que generan lástima hacia la niñez, en las que se les victimiza y la respuesta es asistencialista sin profundizar en causas estructurales que generen las condiciones de la niñez y adolescencia”. Pero el uso de este tipo de palabras no se modifica ni en temas como Comportamiento, en los que niñez y adolescencia son actores de cambios sociales positivos para su comunidad o simplemente cuando se describe la convivencia familiar. La problemática de su uso está, según Campang, en la extensión de los términos. “La generalización crea una percepción global de que todos los jóvenes son sospechosos y potencialmente peligrosos. Es el problema de etiquetarlos o ponerle el título como el ‘marero X’ en vez de decir el joven cometió tal falta o delito, se emite un juicio de valor”. En conjunto, estos cinco temas agrupan más del 65 por ciento de las noticias que contienen palabras peyorativas. Un nuevo uso del lenguaje José Campang está convencido que esta realidad puede ser distinta si hay una mejor preparación de los reporteros y reporteras en cuanto a la temática de la niñez y adolescencia. “Los periodistas deben tener más claridad en cuanto al género, edad, etnia con relación a niñez y adolescencia. Pues hacen una generalización que crea problemas, ya que la gente que lee no se da cuenta exacta de la problemática que afecta a la niñez”. Asimismo, indica que aquellos términos que den una mejor comprensión de las causas y de la situación de esta población de una forma más integral, son apropiados, para ser utilizados en las descripciones; por lo que al momento de utilizar estos términos hay que pensar en el interés superior del niño para determinar las consecuencias que estos conllevan. No obstante, está consciente que lograr el cambio es una tarea bastante ardua. “Cambiar el uso de este lenguaje despectivo, es difícil pero a través de la educación la gente puede cambiar. Las personas que dicen que éstos términos son adecuados se han acostumbrado a ese lenguaje y por eso no piensan considerar otras opciones”. En resumen, así como el mundo cambia constantemente, la tecnología varía de un día a otro y la globalización se expande, el lenguaje también evoluciona, por lo cual es importante que las personas que están inmersas en el mundo de la comunicación estén al tanto de estos cambios, se actualicen y abran su mente para que a través de la comunicación exista un trato más humano, porque no hay que olvidar que los medios de comunicación, son además de una fuente de información para la sociedad, también un referente de formación de conciencia y actitudes.


Anexos Hay que romper paradigmas como estos: Comentario en desacuerdo al uso de palabras políticamente correcto: “Francamente, si para referirse (no para dirigirse) a niños y niñas no se pueden usar palabras que aluden a su trabajo, a su edad y a su estatura, estas piadosas formas de censura desembocan por fuerza en un inmediato empobrecimiento expresivo del idioma y de su psicología, además de que fomentan un lamentable conductismo acomodaticio en quienes deciden acatar el intolerante mandato.” Mario Roberto Morales, escritor y periodista. “Hablando de impactos sociales, sugerir la sustitución de las palabras indicadas como despectivas por otras propuestas como respetuosas conlleva legitimar el uso del eufemismo y la doble moral que anima ese uso, aunque como parte del mismo consejo periodístico se diga que hay que "evitar las actitudes paternalistas, pues eso implica la creencia de que son personas disminuidas en sus potencialidades". ¿Se evita la percepción inferiorizante (si es que existe) de las personas denotadas con palabras como "minusválidos" y "enanos" mediante eufemismos como "discapacitados" y "gente pequeña"? Lo dudo. Además, si de veras se está en desacuerdo con que la mera sustitución de términos puede cambiar conductas y se acepta que éstas sólo se verán modificadas si forman parte de radicales cambios estructurales en la sociedad, ¿para qué proponer sustituciones eufemísticas a la vez que se aceptan los excesos de la "corrección política", si además esas sustituciones son en sí mismas un exceso "políticamente correcto"? “ (A fuego lento: De griegos, inquisidores y enanos La censura, ayer y hoy Mario Roberto Morales La Insignia*. Guatemala, febrero del 2005. Versión electrónica).

Para: La Nana: Carta de María del Rosario Molina Columnista de Prensa Libre Experta en Lenguaje Fue una solicitud que le hice para conocer su opinión con respecto al uso de los términos peyorativos en los medios. Creo sinceramente que el respeto a la niñez, la adolescencia, la mujer, los homosexuales, las etnias, etc., no se logra con eufemismos que traten inútilmente de disfrazar la realidad de las cosas, sino con ayuda efectiva, en algunos casos con dinero constante y sonante para crear hogares donde se puedan rehabilitar, como en el caso de la niñez y la mujer desprotegida, y con enseñanzas de la debida tolerancia que deben guardarse los seres humanos, como en el de los homosexuales y las etnias. Además me parece que al pan, pan y al vino, vino, es decir, a las cosas por su nombre. ¿Vamos a cambiar en algo la situación de los niños de la calle porque se invente una nueva frase para sustituir a esa que de ofensiva no tiene nada y sí mucho de lamentable por su sola existencia? ¿Dejará una mujer que ejerce la prostitución de ser una meretriz, o ramera, o como quiera llamársele dentro del extenso repertorio de palabras que hay para designarlas porque se la llame “sexoservidora” o trabajadora del sexo? Y un inválido lo


seguirá siendo por mucho que le digan ‘discapacitado’. Más le ayudaría que le dieran los elementos necesarios para valerse por sí mismo, tales como asistencia médica, aprendizaje de oficios que pueda desempeñar, etc. De sus preguntas: 1) Término peyorativo es por definición una expresión desfavorable, v.gr. llamar guanacos a los salvadoreños. 2) Respecto de la lista que me envían de ninguna manera creo que sean peyorativas sus palabras, a menos que se le diga delincuente, marero, etc. a quien no lo es. Considero que menor, pequeño, minusválido e inválido son términos generales. Todo niño y adolescente, mientras no alcance la mayoría es menor. Pequeño es incluso un término cariñoso. Toda persona que tenga algún defecto o problema físico es minusválida o inválida, así sea por genética o por accidente. Y nada de peyorativo hay en darles el nombre correspondiente. Niño de la calle es una frase vergonzosa, pero no para quien lo es, sino para quienes permitimos que esa dolorosa situación exista. Mara y marero (localismos que ya figuran en el DRAE) designan claramente a un antisocial, inmaduro, revoltoso, callejero, muchas veces drogadicto, marginal, delincuente, ladrón, malhechor y aún más, y al grupo a que pertenece. Y tengo para mí que les importa un bledo que así los llamen en los medios. Lo que es más, quizás les gusta porque parecen querer llamar la atención, y no para que se les regenere precisamente. No sé cuál remedio encontrarán las autoridades para frenarlos, porque al que quiere salirse del grupo lo matan ellos mismos, y constituyen hordas de delincuentes. Nunca he visto nombre tan bien puesto como mara, abreviación de marabunta, esas hormigas caníbales que arrasan cualquier lugar por donde pasan. ¿Cuál nombre políticamente correcto se les podría dar? Son más, mucho más que simples desadaptados sociales: son secuestradores, ladrones, asesinos (¿han visto la cifra de mujeres asesinadas en sus ritos satánicos?), gangsters al mejor estilo de Al Capone... en fin una verdadera amenaza para el futuro de la sociedad. 3) Considero que los periodistas no tenemos por qué no utilizar los términos mencionados en la lista. Otra cosa, inaceptable desde luego, son la injuria, la calumnia, la vulgaridad, las palabrotas, el insulto personal (falacia ad hominem). Pero la libertad de expresión a que tenemos derecho los comunicadores debe permitirnos hablar sin tapujos ni rodeos, especialmente cuando se trata de temas tan delicados como los mencionados. 4) Lamento decirles que mi opinión es que el lenguaje “políticamente correcto” es eufemístico e inútil y que en nada mejorará cualquier niño que se inicia en las maras si lo llamamos “ángel desamparado”, “niño incomprendido”, etc, cuando igualmente su padre, si lo tiene, lo seguirá tratando a patadas, como a la madre o ésta debe dejarlo solo forzosamente para sostener el hogar, en el que generalmente el padre brilla por su ausencia. Mejor sería que ya todas las personas conscientes nos pusiéramos a trabajar en idear cómo evitar que esos ángeles desamparados y niños incomprendidos y abandonados, que fueron y son los que en algún momento engancharon y enganchan las maras, o los que engrosan las filas de niños de la calle, pudieran volverse ciudadanos honrados y útiles a la sociedad. El problema es: ¿cómo hacerlo? Quedo de ustedes muy atentamente, María del Rosario Molina


DEFINICIONES *Diccionario de la Lengua Española, Real Académica Española, Vigésima segunda edición 2001.pp. 1725, 1449,1453, 1487, 1425, 168, 742,743, 853, 1342, 1971.

Menor: Que es inferior a otra cosa en cantidad, intensidad o calidad. //Menos importante con relación a algo del mismo género.// Dicho de una persona: Que tiene menos edad que otra.// Menor de edad. Pequeño: Adj. Corto.(//que no tiene la extensión que le corresponde)//Dicho de una persona, de un animal o de una cosa: Que tiene poco o menor tamaño que otras de una misma especie// De muy corta edad//Bajo, abatido, humilde// Corto, breve o de poca importancia. Marero: adj. El Salv. y Hond. Dicho de una persona: que es miembro activo de una mara. Mara: El sal. Guate. Hond. Méx. Pandilla de muchachos// El Salv. Gente, pueblo, chusma. Pandilla: Trampa, fullería, especialmente la hecha juntando cartas. //Liga o unión// Ligas que forman unos para engañar a otros o hacerles daño// Bando// Grupo de amigos que suelen reunirse para divertirse en común. Chusma: f. Conjunto de gente soez// Muchedumbre de gente vulgar. // Conjunto de indios que, viviendo en comunidad, no eran guerreros, o sea mujeres, niños y viejos considerados en conjunto. // Despect. Arg. Persona chismosa e intrometida.// Despec. Colq. Cuba. Persona de modales groseros y comportamiento vulgar. Doméstica: (Del Latín Domesticus, de demu, casa) adj. Perteneciente o relativo al hogar. // Dicho de un animal: que se cría en la compañía del hombre, a diferencia del que se cría salvaje. // Dicho de un criado: que sirve en una casa Delincuente: Que delinque. Delinquir: Cometer delito. Delito: Culpa, quebrantamiento de ley.//Acción o cosa reprobable.//Acción u omisión voluntaria o imprudente penada por la ley. Ladrón: Que hurta o roba. Malhechor: Que comete un delito y que especialmente lo comete por hábito. Antisocial: Contrario, opuesto a la sociedad, al orden social. Marginal: Que está al margen.// Dicho de un asunto, de una cuestión, de un aspecto, etc., de importancia secundaria o escasa. Drogadicto: Dicho de una persona: Habituada a las drogas. Callejero: Adjetivo perteneciente o relativo a la calle. U. Especialmente a lo que se mueve, actúa o en la calle. Que gusta de callejear. Callejear: Andar frecuentemente y sin necesidad de calle en calle. Revoltoso: adj. Sedicioso, alborotador, rebelde.//Travieso, enredador. Inmaduro: adj. No maduro.// Inexperto. Minusválido: (del latín minus, menos y válido) adj. Dicho de una persona: incapacitada por lesión congénita o adquirida para ciertos trabajos, movimientos y deportes. Inválido: Que no tiene fuerza ni vigor// Dicho de una persona: que adolece de un defecto físico o mental, ya sea congénito ya adquirido que le impide o dificulta alguna de sus actividades.

Definiciones según el diccionario Larousse. Eufemismo: Modo de expresar con disimulo palabras de mal gusto, inoportunas o malsonantes. Peyorativo: Dícese de las palabras, expresiones, etc., que expresan una idea desfavorable.


Estigmatizar: Producir estigmas. Estigma: Señal de infamia, de deshonra. Etiquetar: Colocar etiquetas para clasificar o identificar. Etiqueta: Trozo de papel u otro material que se adhiere a un objeto para identificarlo y clasificarlo. Ceremonia oficial que se debe observar en ciertos actos oficiales y solemnes ; o en sociedad. Situación: Disposición de una cosa respecto al lugar que ocupa. Estado o condición de una persona o de una cosa. Condición: Modo de ser de las personas o de las cosas. Circunstancia para que una cosa sea u ocurra.


Fuentes “Toda noticia está respaldada en un testimonio. A estos testimonios les llamamos fuentes informativas”. 1 El quehacer del periodista está necesariamente relacionado con las fuentes de información. Sin ellas no es posible transmitir a las personas los hechos que suceden cotidianamente. El reportero o reportera se convierte en el intermediario entre el gobierno, organizaciones, instituciones, empresas y los lectores de los diarios. Citando a Borrat, “la credibilidad de un medio está en relación directa con la cantidad, calidad y diversidad de las informaciones y de las fuentes que cita”.2 Para estudiar la calidad y cantidad de las fuentes que los periodistas utilizaron durante el año 2004, se llenaron tres casillas que ejemplifican de dónde sacan la información los periodistas para hacer sus notas. En la primera hay 41 opciones de fuentes, incluyendo los términos “no hay fuentes citadas” y “no es posible identificar”. En otro apartado se mide si fueron utilizadas fuentes estadísticas y si estas eran de organizaciones públicas o privadas. Y el tercer criterio utilizado es analizando si hay alguna cita o mención a leyes de la niñez y adolescencia, a legislación en general o a convenios internacionales. En el grupo de textos investigados (8,640) se evidenció que la mayoría de reporteros y reporteras acudió a la fuente clasificada como Policía (Que incluye Policía Nacional Civil y Bomberos Municipales y Voluntarios), así podemos inferir que la mayoría de textos abordó hechos violentos o de algún tipo de conflicto legal.

Consulta de fuentes Policía No hay fuentes citadas Ciudadano común Ejecutivo Nacional No es posible identificar fuente / Otros

14.17% 10.65% 9.80% 8.38% 6.97%

Preocupa que el segundo lugar lo ocupan los textos donde no se dejó constancia de la fuente citada en el espacio específico dedicado a niñez o adolescencia. Esto al parecer sucede porque el reportero o reportera, únicamente llega, ve y escribe. Este problema le resta credibilidad a los medios, ya que no cuentan con un respaldo real. En el cuadro que vemos a continuación se muestra el porcentaje de veces que cada fuente (de las más usadas) fue citada en los distintos medios de comunicación analizados.

1 2

López, Manuel. Cómo se fabrican las noticias. Página 29. Ibid, Página 33


Medio

Policía No es posible identificar/ No hay fuentes citadas Prensa Libre 9.03% 14.18% Al Día 23.73% 17.63% elPeriódico 5.54% 24.13% El 6.26% 31.53% Quetzalteco La Hora 11.55% 25.17% Nuestro 29.22% 9.45% Diario Siglo XXI 5.37% 15.83%

Ciudadano Común

Ejecutivo Organizaciones Nacional Sociedad Civil

7.91% 15.36% 5.84% 6.37%

11.47% 4.88% 9.85% 5.70%

7.94% 2.44% 5.13% 2.68%

9.87% 15.74%

12.04% 1.87%

6.51% 1.46%

4.17%

15.65%

6.11%

¿Qué hacer para cambiar este panorama? Al respecto, el licenciado Héctor Salvatierra, docente de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos comenta lo siguiente: “Si existiera más exigencia de los editores, y más de los lectores, esto cambiaría. Buscar variedad de fuentes es una cuestión ética y en los medios debería ser una obligación y sólo en casos extremos, divulgar un hecho sin la contraparte, claro, cuando se ha comprobado que las fuentes se cierran”. Otro de los criterios mas usados es el de Ciudadano Común, que fue marcado cuando se citaba a testigos que “pasaban por el lugar de los hechos”. En muchos hechos de violencia se preguntan detalles a vecinos o personas comunes, mientras que las organizaciones de la sociedad civil, especialistas y las propias instituciones gubernamentales opinan muy poco acerca del acontecimiento narrado. Además, de acuerdo con la investigación destaca la cantidad de citas que se hizo a entidades gubernamentales encargadas de la administración pública, mientras que en muy pocos casos se citó a organizaciones de la sociedad civil, fundaciones o especialistas, y organismos internacionales como PNUD, OMS, OPS, UNICEF y Save the Children. Los teóricos del periodismo, reconocen como mínimo tres fuentes para hacer verídico el hecho que se narra. “Es una obligación del periodista ocuparse por consultar la mayor cantidad posible de fuentes. Con base en ello, se supone un enriquecimiento de la información y un equilibrio en los puntos de vista para que el receptor del mensaje disponga de distintos referentes”, afirma Salvatierra. En la práctica esto no ocurre. Por acomodamiento o falta de tiempo no se logra hacer el contacto con la fuente. Por otra parte, cuando se tiene la intención de acudir a las fuentes, quizá no se obtenga una respuesta satisfactoria por parte de ellas. He allí la importancia de las oficinas de relaciones públicas de las organizaciones de la sociedad civil, fundaciones y demás grupos. ¿Cuáles son sus esfuerzos para ser tomadas en cuenta por los medios de comunicación?


En el caso del Movimiento Social por los derechos de la Niñez y la Juventud de Guatemala que agrupa 60 organizaciones que trabajan en las áreas de salud, educación y derechos, Carla Álvarez, secretaria ejecutiva del colectivo, indicó que cuentan con una comisión de comunicación integrada por profesionales de la comunicación y multidisciplinarias que se reúnen una vez al mes para analizar y buscar una metodología de comunicación interna dentro de las organizaciones como externa con los medios de comunicación social. Esta iniciativa ha hecho que los diferentes medios de comunicación social escritos, radiales y televisivos, consideren al Movimiento Social como un ente generador de noticias en temas de niñez, adolescencia y juventud. Además, “el Movimiento Social es un elemento importante en el que hacer de la sociedad civil organizada con el acompañamiento de los medios de comunicación para lograr el impacto nacional, político y social en el apoyo a las políticas y leyes que afectan a la niñez”, señala Álvarez. Ramón Velásquez Valladares cita que, “Es necesario que exista confianza mutua entre periodistas y el departamento de relaciones públicas, además de eficiencia por parte de este último. Si un periodista solicita una información pronta o indica que llamará en unas horas, antes de la edición, es importante que el departamento trabaje arduamente para que cuando llame el periodista, tenga una respuesta o información verdadera y que satisfaga la necesidad del comunicador, jamás debemos quedarnos en silencio”.3 Otro punto para tomar en consideración es que “la selección de fuentes y su constante revisión servirá para eludir uno de los peligros de la “producción del temario periodístico”: reiterar fuentes institucionales y, dentro de ellas, establecer rutinas burocratizadas que vienen justificadas por la falta de ganas de trabajar y de ser críticos”.4 El miedo a los números “Si, como ha quedado dicho, el periodismo es la historia crítica del mundo durante sus últimas 24 horas, la estadística levanta acta notarial y pone el sello de garantía sobre esa misma historia.(...) Como herramienta necesaria para cualquier investigación, la estadística debe proporcionar bases de datos rigurosas, veraces y de fácil acceso”.5 De las ocho mil seiscientas cuarenta (8640) notas clasificadas el año pasado únicamente 232 noticias citaban alguna fuente estadística. Esto representa apenas un 2.68% del universo total de noticias. Como podemos ver en siguiente cuadro, fue el sector público (gobierno, congreso, ministerios) quién proporcionó a los periodistas la mayor cantidad de datos y cifras para su trabajo. Vemos también que los datos y estudios realizados en las Universidades del país han sido desaprovechados por los medios de comunicación. Existen muchas tesis e investigaciones que podrían enriquecer sustancialmente las notas periodísticas pero que pasan desapercibidos en las salas de redacción. “Nos hemos limitado a notas que recogen declaraciones. Siento que le hemos 3

Velásquez Valladares, Ramón Gustavo. Las Relaciones públicas en las instituciones de beneficencia dedicadas a la niñez guatemalteca. USAC, ECC 1997. 4 López, Manuel. Cómo se fabrican las noticias. Página 36. 5 Red.: http://www.ine.es/revistas/fuentes/Numero50/paginas/editorial.htm


perdido respeto a los números, lo que constituye un error” explica Ana Carolina Alpírez, jefa de redacción de elPeriódico. Además opina que las estadísticas disponibles no suelen estar actualizadas, o las entidades que las proporcionan no suelen tener un respaldo serio (son datos que ellos han tabulado sin ninguna metodología). Alpírez considera que muchos reporteros desconocen dónde puede obtener datos reales y a menudo consiguen mas fácilmente datos de otros países, ajenos a nuestra realidad. Todo esto sin contar que el periodista siempre esta apresurado por entregar la nota a tiempo.

Fuentes estadísticas Porcentaje de veces consultada Universidades 0.80% Otros 23.11% Sector privado 35.06% Sector público 41.03% “Los periodistas debemos ser capaces de saber dónde y cómo buscar información, con rapidez y bajos costos. Realizar investigaciones complejas a través de bases de datos, trabajar con estadísticas, analizar datos y utilizar ese análisis para conseguir historias de alto nivel con un contexto más profundo deben ser la esencia del periodismo” dice Alma Delia Fuentes en el sitio Sala de Prensa www.saladeprensa.org . Otra manera de contextualizar una nota periodística es a través de las citas de leyes y convenios nacionales e internacionales. Un reportaje que hable sobre los derechos de la niñez y adolescencia puede enriquecerse mucho si viene acompañada de algo que sustente legalmente esa información. Pero en el 2004, solamente el 1.56% de todas las notas publicadas en los medios de comunicación, citaron algún tipo de ley. Citación de leyes Total de Notas Porcentaje Convención Internacional de los Derechos de la Niñez 10 0.11% Legislación para Niñas, Niños y Adolescentes 22 0.25% Legislación en general 103 1.19% Total 135 1.56%

La niñez y adolescencia como fuente informativa Tener en cuenta al niño, niña o adolescente como fuente, representa una oportunidad para que sus opiniones sean escuchadas. Ellos y ellas no son el futuro del país, si no que son el presente. Son los que viven la violencia, los que más sufren por la falta de infraestructura y servicios de salud, los que trabajan, los que estudian. Su opinión puede ser muy valiosa en casi todos temas. Además recordemos que el Artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño estipula el derecho a la libertad de expresión de la niñez y adolescencia, y la prensa puede colaborar para que se cumpla tal propósito. Medio Notas con fuente niñez y adolescencia Prensa Libre 219 Nuestro Diario 151 ElPeriódico 86


Al Día Siglo Veintiuno El Quetzalteco La Hora Total

Violencia - Actos Violentos (Víctima) Comportamiento Educación Deportes 79 71 33 31 670

21.94% 14.93% 13.44% 13.43%

Héctor Salvatierra, comenta que “la consulta a infantes y adolescentes depende el tema, conocimiento y, en el caso de los niños, el grado de madurez que tengan para saber que sus declaraciones saldrán en un medio. Algunas veces sus declaraciones pueden no ser pertinentes. En cuanto a los adolescentes, ya saben lo que hacen y dicen”. En un foro de periodistas bolivianos se manifestó lo siguiente: “Los niños son una fuente primordial de información, pero también hay que tener cuidado en el manejo de la información que viene de los niños, porque en muchos casos, es preferible no recurrir a esa fuente, por un respeto a sus derechos. También, no podemos llegar fácilmente, como periodistas a sacarle información a un niño que ha sido abusado, violentado o víctima de un delito”.6 Sin embargo, la realidad de la prensa escrita en Guatemala es distinta, ya que la mayor cantidad de textos publicados corresponde a hechos violentos, y en ellos se tomó en cuenta a niños, niñas y adolescentes que fueron víctimas directas o indirectas de crímenes. Por el contrario, se les consultó menos en los textos bajo el tema Violencia-pandillas, explotación del trabajo infantil, situación de calle, cultura, salud y discapacidades. Entrevistar a niños, niñas o adolescentes puede parecer una experiencia distinta, y quizá difícil. En el documento “Sólo para comunicadores” publicado por CECODAP, Por los Derechos de la Niñez y Adolescencia, Óscar Misle, comparte recomendaciones importantes para realizar ésa tarea: ¿Qué principios se deben tomar en cuenta a la hora de entrevistar a niños y niñas? Deben aplicarse los mismos principios que en una entrevista con adultos. El requisito esencial es que cada niña o niño sea tratado con respeto, como un ciudadano con derechos. ¿Cómo debe colocarse el entrevistador? Debería sentarse o colocarse a la misma altura que el niño o niña, no debe hablar con él “por encima del hombro”, tanto en sentido literal como en el metafórico. Se aconseja que los periodistas establezcan un contacto visual cuando realizan una entrevista. Sin embargo, esto no es recomendable cuando la niña o niño está nervioso o turbado. ¿Cómo deben ser las preguntas? Deben ser claras y directas. Para comenzar son aconsejables las preguntas abiertas (de manera que el niño o niña no se sienta presionado a responder de ninguna forma en 6

“Pequeños en los medios, grandes en derechos” Niños, niñas y adolescentes en los medios de comunicación. Memoria del Foro realizado el 15 de abril de 2004. La Paz, Bolivia, Página 12


particular) y luego utilizar preguntas cerradas para ceñirse a los hechos que se quieren indagar. Es mejor hacer preguntas precisas sobre lo que acontece, más que indagar sobre las sensaciones experimentadas por el niño. Si el niño se siente cómodo en la entrevista, a menudo revelará como se sintió, pero puede sentirse presionado por preguntas directas sobre sus sentimientos. Éstas son solamente tres de ellas, pero en el documento completo presenta más recomendaciones valiosas para el acercamiento eficaz con la niñez y adolescencia. La labor del periodista a partir de la realidad actual entonces adquiere un nuevo compromiso con la niñez, como lo explica la Convención de los Derechos del Niño, en su Artículo 17: “Los Estados Partes reconocen la importante función que desempeñan los medios de comunicación y velarán por que el niño tenga acceso a información y material procedentes de diversas fuentes nacionales e internacionales, en especial la información y el material que tengan por finalidad promover su bienestar social, espiritual y moral y su salud física y mental”.


RED ANDI América Latina

ANDI La agencia de Noticias por los Derechos de la Infancia (ANDI) es una organización no gubernamental brasileña, creada en 1992 para trabajar con periodistas y fuentes de información con el objetivo de producir un periodismo socialmente responsable y de calidad. Su misión es contribuir con el desarrollo de una cultura periodística en la cual los derechos de la niñez y la adolescencia san vistos como prioridad, así como promover una cultura institucional donde la comunicación sea considerada una herramienta estratégica de movilización y cambio social. ANDI es pionera en su labor al hacer de puente entre las organizaciones de la sociedad civil organizadas y los medios de comunicación en el abordaje de los temas de interés para los derechos de la niñez. A través del monitoreo de los medios, la movilización y calificación de periodistas y fuentes de información, ANDI contribuyó con el aumento de la cobertura de los temas relacionados con la niñez y la adolescencia en Brasil. De diez mil 700 artículos que se publicaban en los periódicos en 1996, se llegó a 115 mil 237 artículos en el 2003. Además, la calidad de esta cobertura también aumentó significativamente. Ésta registró un crecimiento del 45% en el número de artículos enfocados en la búsqueda de soluciones. Son reportajes que contribuyen en cambiar paradigmas, influyen positivamente a la opinión pública y dan voz a los actores sociales para que puedan actuar y adquirir el debido control sobre las políticas públicas. Red ANDI Brasil LA experiencia innovadora de ANDI está siendo expandida hacia todos los países desde el año 2000 por medio de la Red ANDI Brasil, que reúne actualmente agencias asociadas en 11 estados brasileños. Esta experiencia está siendo ahora aplicada en otros países de América Latina con realidades semejantes a la de Brasil, con la expectativa de contribuir a un mejor desarrollo humano y social en la región. Red ANDI América Latina América Latina es un lugar de grandes desequilibrios socio-económicos. Uno de cada cuatro latinoamericanos es un niño, niña o adolescente cuyos derechos han sido amenazados o vulnerados. Tal situación solamente puede ser cambiada con actores sociales fortalecidos y sociedades mejor informadas y más movilizadas. Ante esta realidad, se promovió en el 2002 un encuentro latinoamericano sobre comunicación e infancia. Allí nació la idea de crear una red de entidades


para la promoción de los derechos de la niñez y la adolescencia junto a comunicadores y periodistas de toda América Latina. Una red unida para desafíos sociales semejantes. Los participantes evaluaron alternativas y eligieron las metodologías de ANDI como modelo para la nueva red. Escogieron también a esta organización para coordinar los trabajos. En septiembre del 2003 fue creada la Red ANDI América Latina con la participación de entidades de nueve países. Un 50% de a organizaciones se dedica a los derechos de la infancia, y la otra mitad a la comunicación para el desarrollo. Así, la Red garantiza el intercambio de experiencias complementarias entre sus socios y una actuación más efectiva. Desde enero del 2004 la Red realiza monitoreo de los 60 periódicos más importantes de los países miembros. Las noticias con temáticas de infancia y adolescencia son clasificadas para futuras investigaciones. Además, las agencias desarrollan un paquete de diez acciones o productos dedicados a destacar noticias y promover discusiones sobre el tema. Estos son, por ejemplo: boletines de diarios con la reseña de los artículos sobre niñez; agenda y sugerencias de temas para periodistas; banco de fuentes de información, y capacitación a periodistas y estudiantes. La Red continúa creciendo en producción y tamaño, la meta es llegar a un total de 15 países integrantes para fines de 2007.


Situación de la niñez en Guatemala Más de la mitad de la población guatemalteca es menor de 18 años, de 11 millones 237 mil 196 habitantes, el 43.8% es menor de 14 años (4,921,891) y el 11.2% se encuentra entre los 15 y 19 años (1,258,565), es decir el 55 % del total de la población guatemalteca. De estos, el 51% son niñas y el 49% son niños; 34 % viven en el área urbana y un 65% en el área rural, 53% es indígena y el 47% es mestiza o ladina, muchos números y porcentajes y muchos rostros que reflejan una situación dramática, que estás mismas cifras nos traducirán más adelante. 1 ¿Por qué dramática?, respecto a eso hay mucho que decir, y es necesario empezar por la situación de pobreza que se vive en el país, ya que es uno de los principales motivos, junto con las malas decisiones gubernamentales y políticas públicas, por las que nuestra niñez se enfrenta a una realidad con pocas oportunidades que limitan su desarrollo y merman sus derechos. Hasta el 2002, según datos extraídos del Informe de Desarrollo Humano “Guatemala: una Agenda para el Desarrollo Social” 2003 PNUD, se contabilizaba el 57% de la población en situación de pobreza, de la cual 21.5 por ciento se encontraba en pobreza extrema. Es decir que cerca de 3 millones 842 niños, niñas y adolescentes son pobres, además, según indican los mapas de pobreza de SEGEPLAN, Secretaría General de Programación y Planificación citados en este mismo informe, la pobreza tiene mayor impacto en la niña y en la mujer. Vale la pena agregar, que del anterior porcentaje de pobreza, el 72.2% se concentra en el área rural, mientras el 28.1% en el área urbana, y que la población en situación de pobreza con mayor porcentaje es la indígena, 71.9%. Sin salud, no hay sonrisas Por ejemplo, la salud es la principal causa de muerte en niños y niñas en el país, la tasa de mortalidad infantil (niñez de un año) es de 40.5 por mil nacidos. Las principales causantes de la muerte de la niñez son las respiratorias, diarreicas y la desnutrición.2 En este tema, de nuevo se notan las diferencias entre área urbana y rural, de acuerdo con el documento Guatemala Invierte en su Niñez y Adolescencia, Propuesta de Compromisos Básicos de la Nación con la Niñez y la Adolescencia Guatemaltecas (2004-2007) elaborado por UNICEF, 400 mil niños y niñas menores de cinco años de las áreas rurales no tienen atención básica de salud, 50 mil mujeres gestantes de éstas áreas no reciben atención apropiada y la morbi-mortalidad infantil y materna se incrementa por la falta de acceso económico a medicamentos esenciales. Además, según el Programa Nacional de Salud Reproductiva del Ministerio de Salud Pública y Asistencia 1

Según el informe “Muertes Violentas de Niñez, Adolescencia y Juventud” de la Procuraduría de Derechos Humanos y Save the Children Suecia de 2004. 2 Según el informe “Muertes Violentas de Niñez, Adolescencia y Juventud” de la Procuraduría de Derechos Humanos y Save the Children Suecia de 2004.


Social, Guatemala ocupa el quinto lugar en América Latina de mortalidad materna. Por otro lado los indicadores de desnutrición en la niñez de tres a 59 meses de edad se encuentra así: existe desnutrición global o peso para la edad, desnutrición aguda o peso para la talla y desnutrición crónica o talla para la edad. En la primera se contabiliza 24.9%, en la segunda 1.7% y en la tercera 68.2%. Además, del total de embarazos que se registran anualmente, 47.6% se da entre los 15 y 24 años. 3 Cerca del 41 por ciento padecen algún nivel de desnutrición, en ese sentido la mortalidad infantil alcanza un índice de cerca de 89 niños y niñas por cada mil nacidos vivos. A esto hay que sumar todas las enfermedades respiratorias y gastrointestinales que padece la niñez, por la falta de vacunas, condiciones salubres y centros de atención médica. Restando posibilidades El tema de educación es otro punto importante, según datos proporcionados por el Ministerio de Educación, basado en Proyecciones de Población 2003 del XI Censo de Población 2002, INE y Registro de inscripciones y evaluaciones de Alfabetización, Año 2003, el índice de analfabetismo en Guatemala es de 27.49%. El problema de deserción escolar es alarmante, de cada 10 niños que ingresan al primer año, sólo 4 terminan la primaria. Según datos de “Guatemala invierte en su niñez y adolescencia” (2004-2007, UNICEF), 657 mil 233 niños no asisten a la escuela primaria (26% de la población total ente los 7 y los 14 años de edad) y cada año alrededor de 204,593 niños y niñas abandonan la escuela. Asimismo, el Informe de Desarrollo Humano, del PUND de 2003, citando anteriormente, aporta datos acerca de la tasa de inasistencia escolar según edad para el nivel primario de 7 a 12 años y el secundario de 13 a 18 años. El total de la población que no asiste a la escuela primaria es de 16.2%, mientras que a la secundaria es de 48.5%, eso sin contar con los altos niveles de repitencia. Por ello, el Ministerio de Educación ha implementado programas como “Salvemos Primer Grado”: el cual consistió en 2004 en la ampliación del ciclo escolar, por dos semanas, para nivel primario con el fin de evitar la repitencia y deserción escolar. La meta era lograr que 186 mil 450 infantes que recibieron el refuerzo pasaran a segundo primaria, sin embargo solamente lo lograron 96 mil 050. (Siglo Veintiuno: 23/12/04). Asimismo, un aumento de la cobertura educativa en los niveles preprimario y medio con un 24.9% y 70%, respectivamente. (Siglo Veintiuno: 23/12/04). Aspectos relevantes que dan una pequeña luz de esperanza para el sistema educativo del país.

3

Informe de Desarrollo Humano, “Guatemala: una agenda para el Desarrollo Social” 2003. PNUD 4 Siglo XXI 23/12/04.


Lo cual es muy importante ya que en América Latina aunque hay cada vez más estudiantes de todos los niveles, no reciben educación calificada, un informe elaborado recientemente por la Oficina de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), explica esto. El diagnóstico de esa entidad afirma que “la calidad de la educación y la deserción escolar siguen siendo los principales problemas de la enseñanza en América Latina y el Caribe, pese a que en la última década la región logró importantes avances de cobertura”. Además destaca que cinco países de la región han mejorado su nivel educativo (Barbados, Argentina, Chile, Cuba y Trinidad y Tobago), pero al mismo tiempo “lamenta la situación que en materia de educación básica presentan Guatemala y Nicaragua”. Queda, pues, mucho trabajo por hacer en este renglón5 Además, hay que hacer énfasis en el bajo nivel académico de los niños y niñas que no cuentan en muchos lugares del país con instalaciones adecuadas, accesibles y con recursos necesarios como útiles, material didáctico y refacción escolar entre otros. Si a esto sumamos que la cobertura no es suficiente y tampoco las plazas de maestros para el número de alumnos existentes, y que se ha dejado en el olvido programas importantes como el de Eduquemos a la Niña, podemos darnos una idea de la crisis que se vive en el tema de educación en Guatemala. Sin regulaciones apropiadas Otro tema importante en cuanto a niñez y adolescencia se refiere, es el de las adopciones. Guatemala se ha transformado en el tercer país en el mundo que más niños o niñas da en adopción internacional, tan solo superado por Rusia y China, durante los últimos diez años. Lo anterior se estima que es producto entre otras causas por la debilidad de la legislación interna sobre la materia5. Adopciones Según el informe sobre la situación de las adopciones en Guatemala, presentado por el Movimiento Social por los Derechos de la Niñez y Adolescencia, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington (Marzo 04); durante los primeros 4 meses del 2004, se reportaron 790 adopciones, de las cuales dieciséis 16 fueron nacionales y 774 internacionales. De las mismas 675 para los Estados Unidos, es decir el 85%. Lo cual viene a contradecir el Artículo 21 de la Convención sobre los Derechos del Niño, en el cual se estipula que (inciso b) los Estados Partes reconocerán que la adopción en otro país puede ser considerada como otro medio de cuidar del niño, en el caso de que éste no pueda ser colocado en un hogar de guarda o entregado a una familia adoptiva o no pueda ser atendido de manera adecuada en el país de origen. (inciso c) Velarán por que el niño que haya de ser adoptado en otro país goce de salvaguardias y normas equivalentes a las existentes respecto a la adopción en el país de origen.

6

Informe de Unicef publicado en 2000


Puntos que definitivamente no son abordados al dar niños en adopción al extranjero ya que no existe un programa adecuado para darle seguimiento a las adopciones y conocer como se desenvuelve el infante en su nuevo hogar, el Estado no puede garantizar cuál será el futuro del niño adoptado y quienes realizan los trámites pertinentes cobran sumas altísimas, lo que convierte la adopción en un negocio altamente rentable. Violencia La violencia es un tema que llama poderosamente la atención, según un estudio realizado por Casa Alianza, las estadísticas de 2004 muestran que un total de 847 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 0 a 22 años murieron violentamente en la ciudad capital, principalmente por arma de fuego y arma blanca, en este sentido Guatemala ocupa el primer lugar en índices de violencia en la región centroamericana seguida de Honduras con 395 casos, Nicaragua con 163 y Costa Rica con 29. No obstante, es importante aclarar que los datos recabados en Guatemala son únicamente de la ciudad capital, mientras que la información de los otros países es a nivel nacional, la fuente principal de Casa Alianza han sido las morgues del Departamento de Guatemala. El tema de la violencia se extiende a las calles en donde, según datos proporcionados por Casa Alianza, viven cerca de 10 mil niños, niñas y adolescentes, que no sólo han sido abandonados por sus padres o escapado de ellos por el maltrato al que son sometidos, sino que también se enfrentan diariamente a la violencia, el hambre, el miedo y los abusos que jóvenes, adultos y muchas veces las autoridades cometen contra ellos. Se suma también la problemática de las pandillas juveniles, las cuales diariamente engruesan sus filas con adolescentes, víctimas de abandono y de violencia intrafamiliar, otro grave problema que aqueja a la sociedad guatemalteca. Trabajo Infantil Las leyes en general, pese a intentos de mejorar como la creación de la Ley de Protección Integral de la Niñez, no son suficientes para amparar a la niñez, un claro ejemplo de ello es el tema de trabajo infantil. Según el informe, Entendiendo el Trabajo Infantil en Guatemala realizado por el Instituto Nacional de Estadística, INE, la Oficina Internacional del Trabajo Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, OIT/IPEC el Banco Mundial y Unicef, alrededor de medio millón de niños y niñas trabajadores están comprendidos entre los 7 y 14 años. 63 de cada 100 niños y niñas trabajan en la agricultura y muy pocos de ellos reciben una retribución económica. Otro buen porcentaje, 16 de cada 100 trabajan en el comercio, fábricas, talleres y construcción. Se ha visto que muchos niños y niñas trabajadoras laboran en una semana un promedio de 47 horas, tiempo mayor al que trabajan los adultos según la legislación guatemalteca. Existen además otras formas de explotación laboral infantil como el trabajo infantil doméstico, la producción de fuegos pirotécnicos que ha dejado ya a muchos niños y niñas sin vida, explotación de minas y picado de piedra,


recolección de basura y trabajo en la agricultura, que aunque para muchos es parte de la cultura del país y una forma de aprendizaje para subsistir más adelante, es también una forma aberrante de violar los derechos de los niños y niñas, de exponerlos y de dañarlos por el resto de sus vidas. Legislación y Sistema de Garantías En síntesis, la situación de la niñez en Guatemala es preocupante, pero han habido avances, pocos, pero importantes, de los cuales también es importante hablar un poco: Luego de casi trece años de lucha de la sociedad civil por la aprobación del Código de la Niñez, es en julio del año 2003, que se aprueba la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, mediante el decreto del Congreso de la Republica No. 27-2003. Esta es la creación de una ley que ampara y protege los derechos de la niñez y adolescencia específicamente. También se crearon los Juzgados de la Niñez y la Adolescencia-2004. (Estipulados dentro de la LPINA) y se realizó la integración de la Comisión Nacional de Niñez y Adolescencia-2004 (Establecida su creación en la LPINA) Y aunque posiblemente se han dado casos positivos en otros temas, la balanza se sigue inclinando más a la problemática que enfrentan nuestros niños, niñas y adolescentes.

informe_gt_2004  

Presentación de La Nana Una de las aspiraciones del proyecto es el trabajo de la agencia en estrecha Por medio del trabajo de La Nana tambié...