Page 1

Deshielo de los polos El hielo del Polo norte se derrite con más rapidez de lo que hasta ahora se pensaba:  dentro de cien años, el hielo podría haber desaparecido por completo del Ártico. Las  consecuencias serían fatales.

Los inuit que habitan en la región polar han sido los primeros en percibir el fenómeno:  antiguamente tenían que restringir sus actividades de caza al breve período en que el  mar estaba libre de hielo. Pero esos lapsos se han ido extendiendo cada vez más. El  hielo se derrite a mayor velocidad y el agua se congela en forma tardía. Las cifras de la  organización ecologista WWF confirman que la temperatura ambiental promedio ha  subido cinco grados Celsius en los últimos cien años en el Ártico. Eso ha bastado para  derretir una superficie de casi un millón de kilómetros cuadrados ­equivalente a la  Francia y España­, es decir, aproximadamente una cuarta parte del hielo ártico.

Durante la asamblea general de la Unión Europea de Ciencias Geológicas, que concluye  este viernes en Viena, se indicó que el proceso de calentamiento de la tierra avanza a  una velocidad considerablemente mayor de la prevista. "En el Ártico, la temperatura  atmosférica sube dos o tres veces más rápido que el promedio global", señaló Peter  Prokosch, dirigente de la sección alemana del WWF.Al mismo tiempo, mientras más  desparece el hielo polar que reflecta la luz solar y enfría la tierra, más avanza el  deshielo. Imágenes satelitales indican que cada año se desvanece hasta un 4% de la capa de hielo.  El WWF prevé, además, un aumento de temperatura de entre 4 y 7 grados en los  próximos 100 años. En tales condiciones, el Polo Norte podría haberse derretido por  completo a fines del presente siglo, según el profesor Peter Wadhams, de la Universidad  de Cambridge. El profesor Heinz Miller, subdirector del Instituto Alfred Wegener de  Bremerhaven, considera en cambio que ese pronóstico es demasiado aventurado. "Hasta  ahora sólo constatamos una reducción de superficie y nos resulta difícil especificar el  grosor de las capas de hielo", indica el experto. Groenlandia está configurada en un 85% por hielo. Si éste llegara a derretirse por  completo, el nivel del mar podría aumentar en casi 7 metros. Un sólo metro de aumento,  sin embargo, pondría en peligro a 17 millones de personas que habitan en regiones  bajas.

Algunos especialistas bosquejan también otro escenario apocalíptico: las enormes masas  de aguas de deshielo podrían afectar las corrientes marinas, ya que se reduciría la  concentración de sal en los océanos. "La corriente del Golfo, que mantiene temperada a 


Europa, se vería especialmente afectada", señala Miller. Para Prokosch, del WWF,  resulta evidente que "las naciones industrializadas deberían hacer más por reducir  rápidamente sus emisiones de gases de efecto invernadero". No obstante otros, como  Miller, consideran que con ello no se conseguirá rescatar a corto plazo los hielos eternos  del Ártico: "Aunque suspendiéramos de inmediato las emisiones de dióxido de carbono  por completo, el clima tardaría entre 50 y 100 años en reaccionar".

formato  

jajajjjajajajaj