Issuu on Google+

El Frente Sandinista y su gobierno

Garantía de la igualdad social

CCC - César Pérez

y la equidad de género

En su Programa Histórico de 1969, el FSLN planteó: La Revolución Popular Sandinista abolirá la odiosa discriminación que la mujer ha padecido con respecto al hombre; establecerá la igualdad económica, política y cultural entre la mujer y el hombre”. Fredy Franco (*)

D

esde su lucha contra la dictadura somocista y luego con el triunfo de la Revolución, el Frente Sandinista integró a la mujer, aseguró sus derechos, la convirtió en protagonista y ha permitido construir una relación equitativa entre hombres y mujeres, que ha venido avanzando a grandes pasos en esto años de gobierno sandinista. Durante la II etapa de la Revolución, la mujer ha adquirido más protagonismo político y socio-económico, el cual debe consolidarse para hacer realidad cada vez más la emancipación de la mujer, esbozado hace 43 años por el FSLN en su Programa y que hoy se

4

hace realidad con decenas de programas económico- sociales que la benefician integralmente. En este año 2012, la mejor manera de haber conmemorado el Día Internacional de la Mujer en Nicaragua fue con la aprobación de dos leyes que protegen sus derechos. La primera es la Ley integral contra la violencia hacia la mujeres, aprobada en el mes de febrero recién pasado, que la protege de todas la expresiones de violencia y asegura elementos jurídicos y políticas publicas en su beneficio para enfrentar y superar el flagelo de la violencia, a la que es sometida y de la que es víctima. La otra, aprobada el propio día 8 de marzo, es la reforma a la Ley de Mu-

nicipios, que asegura un 50 por ciento para las mujeres (y el otro 50% para los hombres) para todos los cargos de elección popular municipal: Alcaldes (sa), Vice-alcaldes(sa) y Concejales, lo que garantiza una representación equitativa de hombres y mujeres en los gobiernos municipales para las elecciones del año 2012, por primera vez en la historia de Nicaragua. Estas leyes se suman a otras que se han aprobado durante el gobierno sandinista en esta segunda etapa como la Ley de igualdad de derechos y oportunidades, publicada por el presidente Daniel Ortega el 12 de Marzo del 2008. Con dicha ley se promueve “la igualdad y equidad en el goce de los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales entre mujeres y hombres”. Se establecen “los principios generales que fundamenten políticas públicas dirigidas a garantizar el ejercicio efectivo en la igualdad real, en la aplicación de


la norma jurídica vigente de mujeres y hombres, para asegurar el pleno desarrollo de la mujer y establecer los mecanismos fundamentales a través de los cuales todos los órganos de la administración pública y demás Poderes del Estado, gobiernos regionales y municipales garantizarán la efectiva igualdad entre mujeres y hombres”.

Instrumentos jurídicos a favor de la mujer Con esos instrumentos jurídicos, más los establecidos en otras leyes y en la misma Constitución Política vigente (la de 1987, la de la Revolución), se han consolidado los derechos de la mujer, protegido de la discriminación y la violencia, y le ha dado el protagonismo necesario para construir una sociedad igualitaria y equitativa. En nuestra Constitución Política se establecen los preceptos que “todos somos iguales ante la Ley” (arto. 27), que hay “igualdad incondicional de todos los nicaragüenses e igualdad absoluta entre hombres y mujeres” (arto.48); la garantía de “participar en igualdad de condiciones” (arto. 50); velar por la protección de la familia, de mujeres e hijos y la garantía de la paternidad y maternidad responsable (artos. del 52 al 76 y 78). Estos elementos jurídicos han sustentado todos los avances políticos y sociales que se han experimentado a favor de la mujer nicaragüense desde el año 1979, lo que igualmente ha venido acompañado de la creación de instituciones y políticas públicas para hacerlos realidad. Junto a los avances político-jurídicos, desde el año 2007, el Frente Sandinista y su gobierno han asegurado una protección económico-social fundamental de la mujer a través de decenas de programas económicos y sociales con el propósito de sacarla de la pobreza, la exclusión y alta discriminación heredada de los gobiernos neoliberales. La mujer ha sido y es protagonista de todos los programas dirigidos al desarrollo de la economía y la generación de empleo, y por tanto para el combate a la pobreza. Con el gobierno del FSLN desde el año 2007 se han triplicado los recursos destinados a capitalizar a los pequeños y medianos productores del campo y de la ciudad con programas como el Hambre Cero, Usura Cero, el Programa Agro-alimentario de Semillas, entre otros. Más de cien mil mujeres han sido beneficiadas con estos programas, a lo que se le suma la entrega de títulos de propiedad (tierras, lotes, etc.), lo cual da más garantía a la estabilidad y desarrollo familiar.

Protagonismoseseguiráconsolidando Igualmente la mujer, y por tanto las familias, se han beneficiado de todas las políticas sociales en educación, salud, seguridad social, vivienda, alimentos y nutrición, de créditos justos y demás programas sociales solidarios en marcha; todo lo cual contribuye a la igualdad social y a la equidad de género. En consecuencia, las mujeres están concientes que la única garantía en la historia de Nicaragua, en el presente y en futuro, es el FSLN. El protagonismo de la mujer también ha sido y es en lo político, pues se ha asegurado una participación en igualdad de condiciones y oportunidades en todos los cargos públicos; sobre todo, en los principales cargos de gobierno y en la Asamblea Nacional, donde las mujeres diputadas (la gran mayoría del FSLN) representan más de 60%. Esta representación política se consolidará ahora en los espacios municipales, en la participación de más mujeres en los Consejos del Poder Ciudadano, los Gabinetes del Poder Ciudadano y en otras muchas expresiones organizadas de la sociedad en las que las mujeres participan y juegan un rol decisivo. A 43 años de haber sido formulado el Programa histórico del FSLN, en la que se resaltaba el punto de la emancipación de la mujer, podemos decirles a los fundadores y forjadores del FSLN, a las mujeres que se integraron desde aquel momento a la organización, a todas las heroínas y mártires que cayeron en la lucha anti-somocista y en las otras grandes batallas hacia el presente, que el FSLN ha cumplido y está cumpliendo. Y este cumplimiento es con la meta de abolir la discriminación y construir una sociedad con igualdad entre hombres y mujeres; que sólo la lucha conjunta y comprometida de ambos permitirá superar el sistema de atraso, excluyente y discriminador venido desde el periodo colonial y consolidado con el capitalismo. Sólo construyendo nuevas relaciones económicas, sociales y políticas, con nuevos valores. y con una conciencia y una práctica de igualdad es que avanzaremos hacia el ideal de una sociedad justa y solidaria para hombres y mujeres. Y en ese propósito el FSLN, los hombres y mujeres que lo integran, han estado, están y estarán a la vanguardia de esa lucha. __________________ (*) Secretario Nacional. Comisión de Asuntos Jurídicos y Éticos del FSLN (CAJE Nacional).

5


Opinion, Marzo 2012