Page 7

Pontificia Universidad Católica del Perú |

AZUL CIELO: AZUL MAR: GUINDA:

C=100, M=60, Y=0, K=40 C=100, M=50, Y=0, K=0 C=0, M=100, Y=80, K=40

Es una publicación de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Av. Universitaria 1801, San Miguel. Depósito Legal: Nº2005-1668. Impreso en Quebecor World Perú S.A. Los textos publicados se pueden reproducir citando la fuente y consignando los créditos.

.edu

.edu | 7

Directora general: Carla Colona. Director periodístico: Luis Carlos Arias Schreiber. Subeditora: María Gracia Ríos. Edición gráfica: V. Salem.

C=0, M=20, Y=65, K=0 C=0, M=25, Y=50, K=15 C=0, M=40, Y=70, K=20 C=30, M=80, Y=100, K=30

crecimiento personal y organizacional César Farías Aseng (*) Profesor del Diploma de Formación en Coaching Profesional de Trabajo Social

E

n los últimos tiempos existe una fuerte tendencia a considerar como coaching algunas prácticas que no se enmarcan dentro de la rigurosidad en dicha labor. A veces se confunde coaching con saber dar retroalimentación a un colaborador, otras veces a ofrecer apoyo y aliento tal como lo haría un “entrenador”. Otros más temerarios involucran la idea de poder lograr todo lo que se desee mediante esta práctica. Son pocos quienes tienen claro que el coaching es una disciplina que requiere de una rigurosa formación y que, de otro lado, intenta responder a los desafíos que enfrentan las personas y las organizaciones en la actualidad, sabiendo que estamos enmarcados dentro de los límites de nuestra propia estructura biológica. Un coach formado puede distinguir, por ejemplo, cuán importante es que el coachee acepte situaciones fácticas (no factibles de cambiar) y sabe cuándo se trata de aceptación y cuándo el coachee se encuentra resignado. La Universidad Católica ofrece desde este mes de abril

El coaching como aprendizaje un espacio formativo a través del Diploma de Formación en Coaching Profesional a quienes desean iniciar su formación como coaches y profundizar en dominios esenciales del ser humano (cuerpoemociones-lenguaje) para conseguir e l a p re n d i z aj e transformacional requerido. El centro de la formación en coaching es la persona y prestamos par ticular atención al tipo de observador que somos, nos enfocamos en el aprendizaje que transforma y no sólo analizamos las acciones. Desde el coaching, podemos sostener que no existe neutralidad al momento de mirar el mundo, por el contrario, el particular modo de observar o sentir dirigen nuestras acciones. Un papá rencoroso, una esposa tierna, un profesor entusiasta, un subordinado resignado o un jefe desconfiado se predisponen a ciertas limitadas acciones y no a cualquier posible acción. Desde el coaching, nos hacemos pre-

guntas todo el tiempo: ¿Cómo observan el mundo estas personas? ¿Desde qué emociones operan en su cotidiano vivir? ¿Qué aprendizajes necesitan para modificar

Lo comprobé luego de aquel extraño comentario tan cargado de una idea que se ha expandido en toda la capital: la gente de provincias o provincianos son inferiores a nosotros los que vivimos en Lima. Una propuesta como la expuesta por mi compañero debe ser analizada con detenimiento; mi compañero dice “debemos” y “educar”, se refiere a la gente que vive en la capital que, según muchos, es mucho más educada y culta que la gente de provincias a la cual se debe instruir; luego, menciona a la gente de provincias, es decir, cusqueños, arequipeños, trujillanos, apurimeños, tacneños, loretanos, etc. Todos inferiores, según él. No voy a negar que muchos de mis paisanos y muchos provincianos no cuentan con una educación adecuada, pero no es porque ellos lo quieran. Pero les digo que miles de provincianos, si contaran con el acceso a información

y materiales que nosotros poseemos, podrían superar a los limeños en materia educativa. El centralismo en este país, como decía el profesor Rolando, está presente en todo aspecto. Muchas personas que afirman saber mucho más que cualquier provinciano y alardean acerca de poder vencer a cualquiera de estos en un debate, deberían primero poder hablar quechua, aymara, asháninka, u otro idioma nativo para comprender sus sabias palabras, que muchas veces pueden enseñarnos mucho. Cabe resaltar, en especial a mi compañero si está leyendo esto, y a todos, que conozco y sé que hay provincianos que pueden demostrar que tienen un conocimiento superior a cualquier otro peruano y que como peruanos y provincianos les debemos dar el respeto que se merecen.

su modo de ver el mundo o transmutar sus emociones? Entonces, el coaching postula lo siguiente: Si quiero resultados diferentes, nece-

sito diseñar acciones diferentes, pero es indispensable que primero comience a transformar mis modos de percibir, sentir u observar a las personas. Y las organizaciones también requieren muchas veces realizar una tarea de transformación, por ejemplo: ¿cómo está mirando el mercado una organización que se limita o se impide a sí misma ejecutar ciertas acciones? Transformar una organización tiene la necesidad de aprender para ampliar su capacidad de acción. Por esta razón, el coaching se convierte por excelencia en un proceso de aprendizaje transformador, que rompe estructuras para construir e incorporar otras, haciendo que la persona sea más consciente y más eficaz. Es una forma de crecer y hacer crecer, de ampliar nuestra mirada hacia aquello que no creíamos posible conseguir por nuestra manera limitada de vernos a nosotros mismos o de apreciar el mundo.

También es una forma particular de responder a los desafíos, porque se fundamenta en la confianza, el respeto y el compromiso genuino, en el cuidado y la responsabilidad compartida. Sabemos que para hacer más y mejor necesitamos convertirnos en personas capaces de realizar determinadas acciones, de allí que el coaching sea un catalizador del cambio en el plano personal y organizacional. Mediante el coaching logramos mirar hacia delante, hacia el espacio de posibilidades que tienen el ser humano y las organizaciones; por lo tanto, aprovechamos la capacidad de aprendizaje que tiene toda persona, para que pueda enfrentar la realidad, transformarla y conseguir los resultados esperados. No es magia, es simplemente reconocer que el ser humano puede ser capaz de generar nuevas realidades, nuevos modos de ser en el mundo y nuevas formas de concebir las organizaciones.

Como dice el profesor Rolando Ames, el centralismo en el Perú está presente en diferentes aspectos y se manifiesta también con la señalada visión paternalista y de superioridad que pueden tener algunos, equivocadamente, desde Lima. El texto completo del alumno Javier Murillo puede leerse en nuestro portal de noticias (www. pucp.edu.e/noticias_pucp/ (Sección Artículos en línea, Opinión).

entender mejor cómo es la Universidad. El suplemento Q está excelente en su nuevo formato, los felicito.

(*) Coach ontológico Reconocido por Internacional Coaching Federation (ICF) Miembro Fundador de ICF Capítulo-Perú

cartas

Soy provinciano ¿y qué? Hace pocos días, en mi clase de Elementos de Ciencia Política con el profesor Rolando Ames, nuestro querido profesor nos preguntó qué opinamos acerca de la descentralización. Pasados unos momentos, un alumno con voz alta expresó lo siguiente: “Debemos educar a la gente de provincias”. En primer lugar, me quedé frío; luego, pensé seriamente lo que dijo, me vinieron a la mente diversas imágenes de personas del interior del país y me cuestioné seriamente si estas personas necesitaban educación. Primero, soy un alumno cusqueño de esta Universidad, lo que explica mi disgusto con el comentario de mi compañero. Segundo, no me extraña la mala idea que poseen los limeños, ojo no todos, de la gente de provincias.

n

JAVIER ANDRÉ MURILLO CHÁVEZ Alumno de EEGG Letras

PuntoEdu tiene hinchas Soy una lectora entusiasta de su periódico PuntoEdu. Me parece muy interesante que informen a los alumnos de todo lo que pasa en la Universidad Católica. Me declaro como hincha de su periódico; apenas mi hijo lo trae a la casa, me pongo a leerlo con mi esposo, y nos ha permitido

n

HAYDEE SALINAS Madre de familia

Hemos recibido más de una carta de padres de familia que leen nuestro periódico cuando los alumnos lo llevan a casa. Fuera del campus y los locales de la PUCP, PuntoEdu también puede ser leído en diferentes cafeterías, restaurantes y librerías de Lima, como Bocatta, Café Z, Creps & Waffles, Havana Café, Heladería 4D, Laritza, Ksa Tomada, El Virrey, Mangos de Larcomar, News Café, San Antonio y Urban Café. Escríbenos a puntoedu@ pucp.edu.pe indicando que quieres publicar una opinión en Cartas y tu texto aparecerá en esta sección. Sólo pedimos brevedad.

puntoedu  

Periodico universitario de la Pntificia Universidad Católica del Perú

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you