Page 1

Evaluaciรณn de la diversidad


Introducción

Se puede visualizar como una necesidad de respuesta que permite contar con el uso de procedimientos específicos de evaluación adecuados para atender a la diversidad de alumnos existentes en cualquier grupo curso, que presenten “necesidades educativas especiales” y con “dificultades específicas del aprendizaje. Debe permitir conocer el logro real de objetivos de aprendizajes en los alumnos que presentan un cuadro de dificultades de aprendizaje, en cuanto a la metodología de trabajo con ellos y en cuanto a modalidades de evaluación diferentes, que respetando sus diferencias con el resto de sus compañeros, tiendan lazos que les permitan integrarse plenamente al grupo y obtengan logros de aprendizaje.


Evaluación de la diversidad Un modelo educativo fundamentado en la diversidad y que potencia la heterogeneidad favorece el desarrollo de las singularidades. En la medida que valore la diversidad de opciones y respuestas diseñando experiencias de trabajo que sirvan para la adquisición y desarrollo de procedimientos, y simultáneamente trasluzcan de qué modo se van poniendo en juego las operaciones de pensamiento, los hábitos del trabajo intelectual y la comunicación eficaz de los saberes adquiridos, que serán observados y registrados atentamente por un docente silencioso que transita por el aula escuchando y mirando trabajar a los alumnos, analizando cómo interactúan con materiales diversos y cooperan entre sí, en un contexto marcado por la libertad de movimientos y la toma de decisiones de los chicos donde realizará las tomas de contacto imprescindibles para reorientar el trabajo de lectura, conversación y escritura. Y entonces ya no harán falta las pruebas escritas al finalizar el tema, porque la escritura será una constante del trabajo personal y grupal dentro y fuera del aula, vivida como un proceso inseparable de la construcción de los conocimientos en toda las áreas del saber escolar.

Evaluar es valorar, no es medir; por consiguiente, es expresar un juicio de valores y el juicio se construye en un proceso de observación reflexiva y se enuncia en comentarios evaluativos que orientan el accionar futuro del alumno, pero no se traduce inevitablemente a una operación contable que permita descubrir la medida de aciertos y desaciertos traducidos en una escala numérica; mientras que en una escuela que rescata los procesos y su proyección en resultados, la calificación al final de un periodo surge de una reflexión profunda, no de una simple

operación

matemática.


Realiza un PNI con las conclusiones que obtengas observando la imagen de nuestro sistema educativo. Positivo

Negativo

Interesante

No se evalúa simplemente para juzgar lo observable de lo que los alumnos aprenden, lo medible, lo cuantificable, sino para comprender mejor lo que está sucediendo en el aula, lo que les va pasando a los alumnos, la manera como se vinculan con los objetos de aprendizaje, la forma en que incorporan los conocimientos y comunican los saberes, y fundamentalmente para reflexionar sobre la propia práctica y reorientar las acciones sucesivas en el marco de la estrategia didáctica que posibiliten el avance hacia las metas globales concebidas como expectativas de logros que direccionan el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es indudable, entonces, que la evaluación implica una reflexión que conduce a la acción comprometida de los alumnos y del docente, que no asumirá el rol de juez, más bien será un facilitador de instancias de reflexión sobre las acciones para mejorar las situaciones futuras. Por eso, la evaluación personal del alumno y el diálogo interpersonal docentealumno son instancias claves de ese proceso de evaluación que se constituye en un aspecto concluyente del proceso de enseñanza-aprendizaje y del cual la calificación numérica o conceptual final de un periodo es una consecuencia natural. Recuerda, siempre, colega docente: "La evaluación es como un espejo, por sus devoluciones sinceras".


¿La vacuidad pedagógica de los exámenes?

Los exámenes no son un buen instrumento de evaluación. Desde luego, no lo son los exámenes más comunes hoy, con sus preguntas de simple memorización, en sus diferentes modalidades: verdadero/falso, rellenar, señalar nombres de estructuras en dibujos, etcétera. Los exámenes predominantes en el presente son notables por la baja calidad de sus preguntas, que sólo exigen repetir lo leído en el texto escolar. Pero incluso nos parecen negativos exámenes mejores, construidos a partir de preguntas de mayor calidad: preguntas que exijan análisis, interpretación, reflexión propia... Consideramos que los exámenes son un mecanismo demasiado artificial de evaluación, son medios especiales que requieren momentos especiales. ¿Para qué se necesitan en una escuela de la investigación y la creación continuas? Cada día, en sus diversas actividades, los niños manifiestan sus dominios y sus fallas: al encuestar a los usuarios de la cantina, al construir un terrario, al inventar una canción, al pintar un cuadro, al participar en un foro, al organizar una jornada de mantenimiento escolar. ¿Qué sentido tiene presentar luego un examen de ciencias, de educación estética o de estudios sociales?


Preferimos la evaluación día a día en el contexto natural del aprendizaje, la evaluación que sigue a la niña, al niño, en su complejo discurrir enfrentándose a variados y difíciles retos, significativa en sí mismos. Retos que van mucho más allá de saber responder a ciertas preguntas "escolares" que otros les hacen. Contemplamos así un saber-enacción, que exige iniciativa, organización, cooperación, planificación, constancia, conocimientos profundos... Y como rechazamos los exámenes finales y de lapso, menos podemos aceptar la multiplicación de este mecanismo de evaluación a través de frecuentes "quizzes", pruebas cortas y tareas, realizados supuestamente en aras de la evaluación continua.

Realiza

un

ensayo

sobre

la

vacuidad

de

los

exámenes:_________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________

Velveth Patricia Padilla Torres Carné: 4572 – 17 – 107. PEM en Pedagogía y administración educativa 3er semestre. Evaluación escolar y curricular.

Evaluación de la diversidad  
Evaluación de la diversidad  
Advertisement