Page 16

16

ESTADOS UNIDOS / JUEVES, 3 DE OCTUBRE DE 2013 El periódico de Puerto Rico

AP/Charles Dharapak

Demócratas presentan reforma migratoria LUIS ALONSO LUGO, THE ASSOCIATED PRESS

El presidente Barack Obama reiteró no negociará con la ley de salud.

Continuará el diálogo en Casa Blanca ANDREW TAYLOR, THE ASSOCIATED PRESS

Obama convocó a líderes del Congreso a reunirse WASHINGTON - El Presidente Barack Obama convocó a los líderes del Congreso a la Casa Blanca en el segundo día del cierre parcial del gobierno que ha suspendido sin sueldo a cientos de miles de funcionarios y que ha cerrado cementerios militares en lugares tan distantes del país como un panteón en Normandía, Francia. Políticos de ambas cámaras han dicho que la paralización del Gobierno podría durar semanas, especialmente porque hay republicanos a los que el movimiento ultraconservador 'Tea Party' alienta a mantener el bloqueo. Aunque, algunos republicanos parecen dispuestos a ceder. Don Stewart, portavoz del líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, dijo que “francamente estamos un poco confundidos acerca de la finalidad de esta reunión”. Pero Mitch McConnell y John Boehner, republicano por Ohio, acordaron sentarse con Obama, el vicepresidente Joe Biden, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, de Nevada y la líder de la minoría demócrata en la Cámara Nancy Pelosi, representante de California. Los demócratas han estado presionando para que se realicen negociaciones ofi-

ciales sobre esa resolución presupuestaria desde hace algún tiempo, pero los republicanos se han resistido, y han dicho que por ningún motivo van a negociar la imposición de más impuestos. Los republicanos piden que se retrase la aplicación de la ley de salud que obliga a que las personas compren un seguro médico, a condición de que se apruebe las partidas presupuestales y el gobierno vuelva a operar. Boehner rechazó la oferta. Líderes republicanos y los miembros del 'Tea Party' que los respaldan parecen empeñados en seguir adelante con el bloqueo y no aprobar el presupuesto. Además, anunciaron un plan para aprobar cinco proyectos de ley para permitir la financiación de sectores del gobierno que son muy populares, como los parques nacionales, el procesamiento de reclamos de parte de los veteranos de guerra, el pago de los funcionarios del gobierno en Washington, la investigación médica, y para pagar los salarios de los miembros de la Guardia Nacional. La Casa Blanca dijo que vetaría inmediatamente esas leyes, ya que no le parecía aceptable permitir que el gobierno funcione de manera fragmentaria.

WASHINGTON - La bancada demócrata de la cámara baja presentó ayer un proyecto de ley de reforma integral, en un nuevo intento de darle ímpetu al tema eclipsado esta semana por agudas discrepancias partidistas que provocaron el cierre parcial del Gobierno federal. La representante por California, Nancy Pelosi, dijo que la legislación propuesta “es 100% bipartidista, cada pieza tiene apoyo bipartidista”, al presentar junto a otros 22 miembros de su bancada el proyecto de ley, inspirado en la versión aprobada por el Senado en junio. “Esto de ninguna manera es un reto al presidente de la cámara baja -el republicano por Ohio John Boehner- es una sugerencia. Él ha dicho que le gustaría someter algo a votación. Nos gustaría

que tuviera estas características: que proteja la frontera, a nuestros trabajadores, con una vía a la naturalización para los inmigrantes sin papeles”, agregó Pelosi. Pero la nueva versión reemplaza una enmienda incluida en el Senado, que buscaba invertir $49 mil millones para reforzar la seguridad fronteriza, por un proyecto de ley de seguridad fronteriza aprobado por la comisión de seguridad nacional de la cámara baja. Los demócratas cumplieron su meta de presentar el proyecto de ley antes de que activistas realicen concentraciones el sábado 5 de octubre en decenas de ciudades estadounidenses a favor de la reforma migratoria que incluya la opción de la naturalización.

Protestarán empleados federales MELISSA CORREA VELÁZQUEZ, EL VOCERO

Los beneficios de empleados federales como sueldo, retiro, vacaciones y días por enfermedad, trabajadores quedarán tronchados de continuar el cierre del Gobierno federal, advirtió ayer el presidente de la Federación Americana de Empleados Gubernamentales Alejandro Arvelo, quien anticipó que el sindicato contempla efectuar actividades de protesta. "Está afectando el retiro a todas los empleados que fueron enviados a sus casas, porque si esto sigue, esos días no cuentan para el retiro. O sea, que cuando me vaya a retirar tengo que esperar unos días más porque estuve fuera del trabajo. También resultan afectadas las personas que estaban de vacaciones. A todas esas personas les informo que las vacaciones están canceladas".

"Los días por enfermedad también se pierden", señaló Arvelo en entrevista con EL VOCERO. "Estamos delineando el plan, pero estamos planificando para la semana que viene llevar a cabo una protesta en diferentes agencias y meter presión pública. La indignación es porque constitucionalmente el Presidente y los congresistas siguen cobrando aunque el Gobierno esté cerrado", apuntó. La Federación Americana de Empleados Gubernamentales representa a unos 10 mil empleados federales civiles en Puerto Rico. Unos cinco mil trabajadores permanecen en sus residencias ante el cierre desde el pasado martes.

Edición 3 de Octubre 2013  
Edición 3 de Octubre 2013  

El Vocero de Puerto Rico