Page 1

TOTALIDAD

DICE LA PALABRA “Jesús dijo a Simón: «No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.» Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo TODO, le siguieron” (Lc. 5, 10,11) “Oyendo esto Jesús, le dijo: «Aún te falta una cosa. Vende TODO cuanto tienes y repártelo entre los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego, ven y sígueme.» Al oír esto, se puso muy triste, porque era muy rico” (Lc. 18, 22-23) “TODO eso que para mí era ganancia, lo consideré pérdida comparado con Cristo; más aún, TODO lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús mi Señor. Por Él lo perdí TODO, y TODO lo estimo basura con tal de ganar a Cristo” (Fil 3,7-8).

HAY QUE DEJARLO TODO EN EL SEGUIMIENTO DE JESÚS. Primero se dejan las cosas: las que se recibe heredado y viene grapado al apellido, lo que es fruto del trabajo y lleva nuestra huella. También hay que dejarse a sí mismo: los propios miedos, con sus parálisis, y los propios saberes, con sus rutas ya trazadas. Después hay que entregar las llaves del futuro, acoger lo que nos ofrece el Señor de la historia y avanzar en diálogo de libertades encontradas mutuamente para siempre, que se unifican en un único paso en la nueva puntada del tejido. Con la claridad del mediodía, se renuncia al sueño de la imposible perfección. Al fin hojas otoñales, apenas pegados a las ramas, sólo nos queda abandonarnos. vocacionesjesuitas @ 2008

Tomad, Señor y recibid TODA mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y TODA mi voluntad. TODO mi haber y mi poseer. Vos me lo distéis. A Vos, Señor, lo torno. TODO es vuestro. Disponen a TODA vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia que ésta me basta San Ignacio de Loyola

YO SIENTO TU VOZ Jesucristo, yo siento tu voz. Tú me has dicho: ven y sígueme, déjalo todo y dalo a los pobres. Quiero que seas sal y luz, confía siempre porque a tu lado estoy. Aquí Señor, tienes mi vida, que quiere ser presencia de tu amor; sé que no es fácil seguir tus huellas, pero con tu fuerza seré fiel, te serviré entre los hombres tu Reino anunciaré, porque a tu lado quiero caminar. Te serviré entre los hombres tu cruz abrazaré. Si no respondo, vuélveme a llamar. Amén.

Escuchar canción http://recursosvocacionales.webnode.com/ multimedia/musica/a-tu-lado/

oracion 2  

oracion vocacional de los Jesuitas en España