Page 1

PRO motores VOCA cionales

No 58 abril - mayo

ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO


EDITORIAL No se espanten. Buscan a Jesús de Nazaret, el que fue crucificado. No está aquí, ha resucitado… ahora vayan a decirles a sus discípulos… ‘El irá delante de ustedes a Galilea. Allá lo verán’ Mc 16, 6a-b. 7a. 7c. No tenemos ningún testimonio escrito del momento de la Resurrección, porque lo importante de la realidad Pascual no es el instante en que sucedió, sino la vida nueva que nos ofrece. Y como la vida misma, no es algo que queda en el pasado (lo que queda en el pasado es el día de nuestro nacimiento, pero la vida recibida ese día nos acompaña siempre).

Así la vida que genera la Resurrección de Cristo es algo que debe afectar en todo momento a todo cristiano, que debe dejar tocar su corazón para expulsar cualquier temor y de este modo estar capacitado a descubrir al Resucitado acompañándole en la vida diaria. Y si el cristiano debe estar emocionado para dar testimonio, a todo el que cruce su camino, de que el sepulcro quedó vacío y que Cristo está listo para acompañarle, ¡Con cuánta más razón un Promotor Vocacional debe dar con alegría el anuncio y acompañar a quienes, todavía con temor, están discerniendo el sentido y rumbo de su vida! Que la reciente celebración de la Pascua del Señor nos anime a todxs para enfrentar sin miedos y profunda alegría los próximos compromisos, que nuestra agenda marca, con los jóvenes de la Arquidiócesis de México. Demos gracias a Dios Fraternalmente Pbro.Lic. Eduardo Llano de la Torre Director.


EL SALTO DE CALIDAD LA ESPIRITUALIDAD DEL ANIMADOR VOCACIONAL Tomado de la Jornada Nacional de Pastoral Vocacional Puebla 2017 Parte 3

Características formativas de algunos personajes bíblicos 1. GAMALIEL: es un formador de la ley, sabio, con prestigio, sabe acompañar en la formación con disciplina, sabe imprimir la ley de Dios en el corazón del alumno. Da base y estructura humana y espiritual. Exigente porque él mismo vive y practica la ley. Gran pedagogo con metodología vivencial. Sabe usar signos para su enseñanza. 2. ANANÍAS: Hombre de Dios piadoso. Se sabe ungido por el Espíritu y enviado. Es hombre que sabe escuchar a Dios, conoce y está enamorado del resucitado. Es obediente, disponible, generoso, prudente, rompe los prejuicios, vence el miedo y se arriesga. Hombre de dialogo, de oración. 3. BERNABÉ: Hombre de fe que inspira confianza, es respetado y reconocido por el pueblo. Es sensato, preparado, con carácter firme. Generoso, se interesa, busca y cree en el formando, lo defiende, tiene una mentalidad abierta, le da seguridad, confía y lo acompaña de cerca. Le da ánimo para salir y lo acompaña en su proceso misionero.


4. FELIPE: Se muestra dócil y actúa con obediencia porque sabe que es enviado al desierto lleno del Espíritu. Se pone en actitud de escucha con sencillez. Sabe que el joven ya tiene a Jesús, pero éste no lo sabe, por ello se sienta a su lado y espera que el joven pregunte. Entonces le anuncia la buena nueva, lo confirma en la fe y se retira.

Puntos clave para el formador hoy - Es una persona con experiencia profunda de Dios, enamorado de Jesús, orante, con la consciencia de ser enviado, por eso es atento y dócil al Espíritu Santo. - Tiene constante autoformación. - Da el mensaje a partir de la vida y de la experiencia. - Sabe salir al encuentro con los jóvenes, desde la realidad de su familia, ambiente escolar, social. - Saber estar con los jóvenes, escucharlos con cercanía, prudencia… para conocer su realidad y transformarla. - Contagia su propio encuentro con el resucitado, es signo creíble y claro de Jesús y presenta a Cristo Vivo, también a través de los signos sacramentales.


- Es Fuerte, valiente, atrevido, servicial, amoroso, sin rebajar las exigencias del seguimiento. - Se sienta a lado del joven, escucha, estimula, interpela y forma el nuevo discípulo. - Sabe buscar y salir a los areópagos en donde está el joven en busca. - Sabe en qué momento tiene que retirarse, confiando en el joven y en su compromiso personal con Dios, sabiendo que su misión es llevarlos a Jesús. En estos días, la ciudad de Puebla, se ha convertido en la “tienda del encuentro” (Ex 33, 7ss), lugar donde el Señor nos ha convocado para formarnos, tocando nuestras estructuras personales, renovándolas con vino nuevo para dar lo mejor de nosotros. Que el Señor nos ayude a emprender con ánimo renovado el camino de la propia vocación y podamos volver a nuestras comunidades para seguir proclamando el “evangelio de la atracción”, la Buena Nueva que sucede por el constante anhelo de ser para Dios. Que María, madre y custodia de las vocaciones, interceda por nosotros.


LA RED DE SAN PEDRO HOMILIA DEL PAPA FRANCISCO EN LA SOLEMNE VIGILIA PASCUAL 2018 Esta celebración la hemos comenzado fuera... inmersos en la oscuridad de la noche y en el frío que la acompaña. Sentimos el peso del silencio ante la muerte del Señor, un silencio en el que cada uno de nosotros puede reconocerse y cala hondo en las hendiduras del corazón del discípulo que ante la cruz se queda sin palabras. Son las horas del discípulo enmudecido frente al dolor que genera la muerte de Jesús: ¿Qué decir ante tal situación? El discípulo que se queda sin palabras al tomar conciencia de sus reacciones durante las horas cruciales en la vida del Señor: frente a la injusticia que condenó al Maestro, los discípulos hicieron silencio; frente a las calumnias y al falso testimonio que sufrió el Maestro, los discípulos callaron. Durante las horas difíciles y dolorosas de la Pasión, los discípulos experimentaron de forma dramática su incapacidad de «jugársela» y de hablar en favor del Maestro. Es más, no lo conocían, se escondieron, se escaparon, callaron (cfr. Jn 18,25-27). Es la noche del silencio del discípulo que se encuentra entumecido y paralizado, sin saber hacia dónde ir frente a tantas situaciones dolorosas que lo agobian y rodean. Es el discípulo de hoy, enmudecido ante una realidad que se le impone haciéndole sentir, y lo que es peor, creer que nada puede hacerse para revertir tantas injusticias que viven en su carne nuestros hermanos.


Es el discípulo atolondrado por estar inmerso en una rutina aplastante que le roba la memoria, silencia la esperanza y lo habitúa al «siempre se hizo así». Es el discípulo enmudecido que, abrumado, termina «normalizando» y acostumbrándose a la expresión de Caifás: «¿No les parece preferible que un solo hombre muera por el pueblo y no perezca la nación entera?» (Jn 11,50). Y en medio de nuestros silencios, cuando callamos tan contundentemente, entonces las piedras empiezan a gritar (cf. Lc 19,40) [1] y a dejar espacio para el mayor anuncio que jamás la historia haya podido contener en su seno: «No está aquí ha resucitado» (Mt 28,6). La piedra del sepulcro gritó y en su grito anunció para todos un nuevo camino. Fue la creación la primera en hacerse eco del triunfo de la Vida sobre todas las formas que intentaron callar y enmudecer la alegría del evangelio. Fue la piedra del sepulcro la primera en saltar y a su manera entonar un canto de alabanza y admiración, de alegría y de esperanza al que todos somos invitados a tomar parte.


Y si ayer, con las mujeres contemplábamos «al que traspasaron» (Jn 19,36; cf. Za 12,10); hoy con ellas somos invitados a contemplar la tumba vacía y a escuchar las palabras del ángel: «no tengan miedo… ha resucitado» (Mt 28,5-6). Palabras que quieren tocar nuestras convicciones y certezas más hondas, nuestras formas de juzgar y enfrentar los acontecimientos que vivimos a diario; especialmente nuestra manera de relacionarnos con los demás. La tumba vacía quiere desafiar, movilizar, cuestionar, pero especialmente quiere animarnos a creer y a confiar que Dios «acontece» en cualquier situación, en cualquier persona, y que su luz puede llegar a los rincones menos esperados y más cerrados de la existencia.Resucitó de la muerte, resucitó del lugar del que nadie esperaba nada y nos espera —al igual que a las mujeres— para hacernos tomar parte de su obra salvadora.


Este es el fundamento y la fuerza que tenemos los cristianos para poner nuestra vida y energía, nuestra inteligencia, afectos y voluntad en buscar, y especialmente en generar, caminos de dignidad. ¡No está aquí…ha resucitado! Es el anuncio que sostiene nuestra esperanza y la transforma en gestos concretos de caridad. ¡Cuánto necesitamos dejar que nuestra fragilidad sea ungida por esta experiencia, cuánto necesitamos que nuestra fe sea renovada, cuánto necesitamos que nuestros miopes horizontes se vean cuestionados y renovados por este anuncio! Él resucitó y con él resucita nuestra esperanza y creatividad para enfrentar los problemas presentes, porque sabemos que no vamos solos. Celebrar la Pascua, es volver a creer que Dios irrumpe y no deja de irrumpir en nuestras historias desafiando nuestros «conformantes» y paralizadores determinismos. Celebrar la Pascua es dejar que Jesús venza esa pusilánime actitud que tantas veces nos rodea e intenta sepultar todo tipo de esperanza. La piedra del sepulcro tomó parte, las mujeres del evangelio tomaron parte, ahora la invitación va dirigida una vez más a ustedes y a mí: invitación a romper las rutinas, renovar nuestra vida, nuestras opciones y nuestra existencia. Una invitación que va dirigida allí donde estamos, en lo que hacemos y en lo que somos; con la «cuota de poder» que poseemos. ¿Queremos tomar parte de este anuncio de vida o seguiremos enmudecidos ante los acontecimientos? ¡No está aquí ha resucitado! Y te espera en Galilea, te invita a volver al tiempo y al lugar del primer amor y decirte: No tengas miedo, sígueme.


LA VOZ DE LA EXPERIENCIA Lupita España

Hola para todos y cada uno de los que están en este maravilloso servicio como promotores y promotoras vocacionales. Soy Esperanza Peña Molina de la Congregación de Misioneras Eucarísticas Guadalupanas y durante ocho años preste mi servicio como promotora vocacional. Lo cual esta experiencia ha dejado una huella muy profunda y significativa, por que el tocar la realidad de cada joven que acompañas tocas también tu realidad concreta de mujer y hombre amad@ y llamad@ por DIOS para mostrar ese mismo amor a los jóvenes, en una actitud de escucha atenta y desde ahí acompañar as inquietudes, alegrías, tristezas y silencios sin respuestas en muchas ocasiones mas que solo sintiendo la ternura de María.


Ahora me encuentro compartiendo con alegrĂ­a con chavos de primaria y secundaria en las Costas de Guerrero. Y me siento muy contenta de seguir colocando mi granito de arena en la pastoral educativa de esta sociedad en camino con dificultad para vivir los valores tan cambiantes. AquĂ­ compartiendo un poco de mi experiencia e invitĂĄndoles a seguir sembrando con alegrĂ­a y coherencia nuestro ser de consagrados.


LOS JOVENES HABLAN Agustín

R.P. Victor Manuel Ramírez

Me siento raro por no encontrar ¿Qué es lo que Dios pide de mí? La Iglesia nunca me llamó la atención en ella me sentí fuera de ambiente aburrido y yo siempre he buscado ser feliz, me encanta vivir ¿sabes? No encuentro placer a la vida, me gusta disfrutar y comprobar que aunque fuera la única no desearía estar pecando con el resto de mis semejantes, como muchos caminan de alguna parte buscando una situación mejor. Yo de verdad, no tenía razones para protestar contra todo, pero hay días en que los problemas se hacen más pesados y yo a la vez los voy acumulando aquí adentro todos, hasta el punto de sentirme invadido por la angustia. Es triste que la gente no tenga amigos en quien desahogarse. Y que mis amigos no comprendan a los de afuera. Es doloroso comprobar que cuando apenas comienzan a conseguir alguna mejora, comienza a verse frenados en sus inspiraciones, en sus sueños, también yo sé de horas en las que no hay nadie a quien recurrir, yo mismo he pasado temporadas sin tener quien me comprendiera. La verdad que se me hizo muy duro soportar el abandono y la tristeza que me anegaban por dentro. Con decir que llegue a revelarme, me dio coraje, me entraron unas ganas de gritar, de atacar, de dar golpes, de herir, de empezar a decir una serie de verdades, que a la vez yo mismo sabia que nadie se iba a parar a escuchar. Yo no estaba acostumbrado a Cristo, pero ahora las cosas están cambiando un poco, aunque la mayoría de las veces, me siga resistiendo a aceptar así como así todo lo que me dicen de él, sí, ya sé que ha muerto en una cruz precisamente porque amaba demasiado, también sé que luchaba contra la injusticia y perdonaba siempre, cosa que encuentro muy difícil, casi imposible, y le admiro por ello. Estoy convencido de que nadie en la vida, ni en el mundo entero puede ser capaz de hacer lo que hiciste Jesús.


Yo me entusiasmo ahora con las respuestas que daba a la gente influyente de la época, con las lecciones de humildad que impartía a los apóstoles, con la ternura con que trataba a los niños y hasta con los momentos en que hablando de fraternidad y amor llagabas a escandalizar. Estoy convencido de que acabaría como él acabó quien se pusiese ahora a hablar en cualquier lugar del mundo en tono en que él lo hiciste, algunos podrán imitarlo, pero siempre a distancia, no dudo al decir que yo los considero valientes, lo que sucede es que no duran mucho tiempo, ser amigo de Jesús es arriesgar mucho, él compromete demasiado y no entiende de medias tintas. Hace mucho tiempo me gustaba hablar con Jesús y hablar de él, como si fuésemos amigos de siempre, recuerdo que era yo casi un niño, después, comencé a ver la vida, y empecé a crecer y a labrarme mi porvenir, sé que tú te haces cargo y que entiendes lo que me costó pasar desde la infancia a ver las cosas tal y como son. Yo me aparte de Jesús, movido por un montón de cosas, la primera de esas cosas fue la religión, no es que yo tenga nada contra ella, pero se le ha prostituido tanto por ahí que acabe hartándome, hay mucha mentira. Si encuentro mucha mentira en esa gente que enseña cosas maravillosas y después no las vive, no es que yo esté acusando como irresponsable a todo el mundo, lo que pasa es que lo entiendo todo mucho mejor. A mí me ha tocado ver gente importante mintiendo, robando en los negocios, calumniando, explotando a los más pobres, utilizando a los jóvenes, abusando de las hermanas de sus semejantes, maltratando a sus hijos, emborrachándose, abusando de medio mundo, poniendo zancadillas a los demás y a la vez dándoselas en todo momento de buenos cristianos. Sí, era gente que presumía de ser creyente, porque llevaba una cruz en el pecho, y a mi no me iba eso, yo sabía que no eran cristianos ni cosa que se les pareciese, por eso preferí no tener que ver con semejante gente en tamaña farsa, total que elegí mi propio camino, en él había sí, gente irresponsable, pero preferí mi modo de ver, mis propias conclusiones. Yo sabía por ejemplo que había otros que luchaban por llevarte a los jóvenes, en un intento de expandir la religión y aumentar el número de creyentes, aunque a mí tampoco me gustaba ser cristiano por hacer número.


LOS JOVENES HABLAN Hola: Mi nombre es Pedro, tengo 20 años estoy terminando mi tercero de preparatoria, estuve haciendo un proceso vocacional con los franciscanos, pero como que no me llamó mucho la atención pero estoy ahora con muchas dudas sobre otra congregación que llene mis expectativas. Ahora estoy en bastante crisis con las clases que me dan en la escuela, pues un maestro nos habla mucho que la Iglesia es invención de los sacerdotes, y que los sacerdotes solo han inventado todo lo que tienen en la Iglesia, que son unos ladrones de la gente y que se aprovechan de la buena fe para hacerse ricos y muchas cosas más. Nos habla que muchas cosas que se hacen en la Iglesia y que sale en las noticias. Todo esto por un lado me hace sentir mal y por otro quisiera responderle pero no tengo los fundamentos suficientes para debatirle pues tengo miedo de que después vaya a tomarla contra mí y tenga problemas por defender las cosas en las que creo. Aunque por otro lado si mi hace entrar en crisis, porque también me doy cuenta que la Iglesia tiene muchos errores, pero también comprendo que la gente que está dentro de ella son seres humanos y que también tiene derecho a cometer errores, eso pienso yo pues conozco algo que del tiempo que conviví con los franciscanos, y lo que hablaba con ellos. Pero mis compañeros que no tienen ese conocimiento los veo que han tomado partido con el maestro y ahora hablan muy mal de la Iglesia. Quisiera tanto ya terminar la prepa y poder entra ahora si al seminario para poder defender lo que creo y acabar con estas crisis que constantemente me llegan y me dejan inquieto y que me hacen sentir como un cobarde al no poder responder al maestro y defender mi fe. Espero que ya termine este semestre y terminar mi prepa ya estoy actualmente cursando mi último semestre y solo espero que no haya ningún problema para que me admitan en el seminario y poder hacer mi sueño realidad y poder ser un verdadero soldado de Jesús para defender a su Iglesia de este tipo de maestros que desorienta a tantos jóvenes como yo y que nos hacer entrar en tantas crisis


LAS ANDADAS DE MARISA

UNA LUZ EN LA OBSCURIDAD.

Busco sencillamente compartirles cada situación, cada persona que me ha ayudado a descubrir algo más sobre el amor y ser consciente de la maravilla que es tener ciertas experiencias con amigos débiles visuales. ¿Has tenido la oportunidad de convivir o simplemente guiar a una persona con visión baja? Son como magos, con sus trucos, su buen humor, riéndose de la vida, no hay límites para ellos, su tenacidad es de enseñanza y con su sensibilidad a todo lo que da, a pesar de los tropiezos, tanto en su caminar como con el egoísmo de la humanidad. Al recordar ciertas anécdotas, me percato de la presencia de lágrimas en mis ojos pues es señal de que algo ha tocado mi corazón. Con sus manos pueden detectar la fisonomía de las personas solo por tentarles el pelo; si es delgado o grueso, pueden saber cómo es tu tez, tus ojos, nariz, boca, perciben tus sentires y a la mejor más cosas que ni te imaginas, se podría decir que es como un escaneo manual. Increíble cómo detectan el tipo de madera y color de un mueble solo por la temperatura. Pueden saber el valor de las monedas y billetes y hasta se dan el lujo de ponerlos contra la luz para detectar la cantidad. Cuando se dedican a vender dulces o juguetitos acertadamente te dan el que les dices que escogiste, obvio los tienen por orden y colores. Saben perfectamente transitar por las calles y conocen la ruta del camión y paradas, pues van contando los topes. Hacen manualidades increíbles y dicen que es tan fácil que hasta lo hace con los ojos cerrados. Leen las lecturas de la misa tan bien que los fieles ni se percatan de que están leyendo en “Braille”.


Tienen una luz interior que ilumina su ser, tienen limitaciones, nosotros también las tenemos, pero ambos tenemos muchas posibilidades de mejorar y de crecer…. ¡Y así como somos, con las limitaciones específicas de cada uno y nuestras potencialidades, es como Dios nos ama! Esto es solo una reflexión para valorar lo que sí queremos, lo que sí tenemos, y recordar “que no tenemos la luz comprada”. Gracias!

ENTERATE 22 de abril

JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES. Basilica de Guadalupe de 9:00 a 14:00 Asamblea Nacional de Pastoral Vocacional en Aguascalientes. “Los Saltos de Calidad”

Del 14 al 18 de mayo.

FELICIDADES P. Marcos Garduño

25 abril cumpleaños.

Pbro. Eduardo Llano 22 mayo Ordenación Pbro. Hugo Martinez 23 mayo Ordenación

PRÓXIMA REUNION 13 de junio 2018 10:00 hrs

Arquidiócesis Primada de México Emmo. Sr. Carlos Cardenal Aguiar Retes Pastoral Vocacional Pbro. Lic. Eduardo Llano de la Torre Comentarios:

discovervoc@gmail.com

Provoca 58  

Boletín vocacional

Provoca 58  

Boletín vocacional

Advertisement