Page 15

Maravillas Coloniales/ Colonial Wonders

La parroquia de Santa Prisca

Maravilla del barroco mexicano Por/ By Eliseo Diego · Fotos/ Photos: VMM/Oswaldo Valderrama

L

a parroquia de Santa Prisca – patrona de las tormentas que detuvo con sus manos unos relámpagos que amenazaban con destruir el santuario, según cuenta una leyenda local – es una de las pocas construcciones coloniales que aún conserva su estructura original y ornamentos. Actualmente se encuentra en proceso de restauración, debido a daños menores que sufrió en su estructura durante el sismo del 19 de septiembre de 2017; la recuperación podría durar un año y los especialistas estiman una inversión de ocho millones de pesos para concluir los trabajos.

La edificación de la parroquia en el pueblo de Taxco, en el norte del estado de Guerrero, fue financiada en su totalidad por José de la Borda y estuvo a cargo del arquitecto Cayetano Sigüenza. La construcción inició en 1751 y finalizó en 1758 – tiempo récord si consideramos las dimensiones del templo –. El resultado fue, en palabras de Francisco de la Maza, “el ejemplo más completo del barroco mexicano. La única obra, entre las grandes creaciones del siglo XVIII, que permanece intacta y que fue terminada en la época con todos sus detalles”.

The Santa Prisca parish

T

a Mexican Baroque wonder

he parish of Santa Prisca - patron saint of storms that stopped lightning that threatened to destroy the sanctuary with her hands, according to a local legend - is one of the few colonial constructions that still retain its original structure and ornaments. It is currently in a restoring process due to minor structural damages it suffered during the September 19, 2017 earthquake; the recovery efforts could take up to a year, and specialists estimate an investment of eight million pesos to complete the work.

The construction of the parish in the town of Taxco, in the north of the state of Guerrero, was financed in its entirety by Jose de la Borda, and was managed by the architect Cayetano Sigüenza. The construction began in 1751 and ended in 1758 – a record time if we consider the dimensions of the temple -. The result was, in the words of Francisco de la Maza, "the most complete example of the Mexican Baroque. The only work, among the great creations of the eighteenth century that remains intact, and was completed at the time with all its details in place".

V MÉXICO AL MÁXIMO

13

Edicion 38  

V México al máximo edición 38 Tijuana

Edicion 38  

V México al máximo edición 38 Tijuana