Issuu on Google+

A帽o 4 - N掳 7 - Julio / Septiembre de 2009

Medicina La diabetes en el tiempo

Recetas Cocina de Invierno

Novedades Una etapa de aprendizaje para un futuro mejor

Tesoros de la Argentina profunda Un recorrido por La Rioja y Catamarca, que combina exploraci贸n antropol贸gica, placer y aventura


e d i tor ial

Estimados lectores, En este nuevo número de Vivir Bien la Vida encontrarán una nota sobre diabetes y adolescencia, etapa que inquieta a muchas familias. Además, una reseña del paso del tiempo y de cómo fue evolucionando el tratamiento de la diabetes hasta nuestros días, la inuencia de la tecnología y el rol fundamental de la participación activa de las personas con diabetes en cada etapa, en cada decisión que se toma de su tratamiento. La nota de deporte es un ejemplo, como tantos otros, de espíritu de equipo, de solidaridad y de entrega, donde el compromiso llega mucho más allá y revela en las personas sus sentimientos y sus convicciones más profundas. Queremos agradecerles sus comentarios y el interés por los contenidos de la revista, los invitamos como siempre a enviarnos sus opiniones y sugerencias. Aprovecho la oportunidad para saludarlos y hacerles llegar mi agradecimiento por la conanza que cada día depositan en nuestros productos. Un saludo a todos,

Marcelo Farachio Responsable Diabetes Care Para América del Sur habla hispana.


sumario

Año 4 - N° 7 - Julio / Septiembre de 2009 Es una revista publicada por Productos Roche S.A.Q. e I. Consejo Editorial Laboratorios Roche Sergio Silvani Dirección Editorial Sebastián Maggio Coordinación General Irene Andreucci Diseño Gráco Maggio Boutique Fotografía Pablo Leporati Juan Repetto Impresión Arcángel Maggio Agradecimientos María Amelia Linari Gustavo Luján Blanca Uzuna Miriam Tognetti María Lidia Ruiz Maximino Ruiz Gabriel Minuchín / Gabriel Sepúlveda Uki Cappellari Productos Roche S.A.e I. Diabetes Care Rawson 3150 B1610BAL - Ricardo Rojas Tigre, Buenos Aires - Argentina Tel.: (011) 5129 - 8000 Para consultas o sugerencias, comunicate con nosotros a Accu-Check responde:

0800-333-6365 / 6081 argentina.vivirbien@roche.com Vivir bien la vida es una publicación gratuita. Los editores no se responsabilizan por el contenido, opiniones y mensajes vertidos en los artículos. Prohibida su reproducción total o parcial.

06 • NOVEDADES LA DIABETES EN EL TIEMPO 10 • DEPORTES CORRER ES PODER 14 • TURISMO TESOROS DE LA ARGENTINA PROFUNDA 18 • RECETAS COCINA DE INVIERNO 22 • MEDICINA DIABETES Y ADOLESCENCIA 26• TECNOLOGÍA NOVEDADES


La diabetes en el tiempo El doctor Maximino Ruiz junto a su hija, la doctora María Lidia Ruiz, repasaron juntos la evolución en el tratamiento de la diabetes.

06 Tesoros de la Argentina profunda Un recorrido por La Rioja y Catamarca, que combina exploración antropológica, placer y aventura.

14 Cocina de Invierno Con la llegada del invierno vuelven preparaciones más elaboradas a la cocina, la incorporación de nuevas recetas y alimentos sanos es una buena forma de mejorar los hábitos de la familia.

18 Sumario

05


06

Novedades

N O V E D A D E S


La diabetes en el tiempo: la tecnología de la mano de la educación por Natalia Fabeni

El doctor Maximino Ruiz junto a su hija, la doctora María Lidia Ruiz, repasaron juntos la evolución en el tratamiento de la diabetes y los avances tecnológicos que le permiten al paciente realizar día tras día un control más práctico y sencillo.

L

a insulina se descubrió en Canadá en 1922 y en la Argentina se aplicó solamente un año después de su descubrimiento, en 1923. Recuerda el doctor Maximino Ruiz: “Los descubridores de la insulina, Frederick Banting y Charles Best, eran amigos de nuestro premio Nobel, Bernardo Houssay. Ellos le enviaron un frasquito de insulina y Houssay comenzó a trabajar aplicándosela a animales. Pero como él trabajaba enfrente del Hospital de Clínicas y allí había una paciente internada con cetoacidosis, le administraron la insulina también a esa paciente. Al comienzo, en dosis muy pequeñas, porque hasta ese momento no se habían hecho estudios al respecto y el médico a cargo no sabía cuánta insulina colocarle. A las 24 horas la paciente se recuperó, es así como desde el descubrimiento de la insulina los argentinos tenemos una historia muy fuerte ligada a la diabetes”. En la evolución del tratamiento de la diabetes hay que destacar, primero, la insulina para vivir. Desde la década del 20 y hasta mediados de los años 30 se utilizaba la rápida, hasta que posteriormente los avances científicos hicieron que esa insulina se prolongara y fue así como se llegó a la insulina NPH, que es de acción intermedia. Pero siempre se trataba de insulinas no purificadas. Ambos profesionales destacan que, para ellos, la insulina es uno de los descubrimiento más importante del siglo XX, porque cambió la historia del mundo, ya que antes un paciente sin insulina no podía vivir más de seis meses, porque se desnutría. “La insulina permite que viva el paciente con diabetes tipo 1 y que el que tiene

la tipo 2 pueda prevenir complicaciones y tenga una mejor calidad de vida. Por eso es importante que el paciente que no necesita insulina en el inicio, sepa que en algún momento la va a necesitar”, comenta la doctora Ruiz. La purificación de la insulina fue también un adelanto. Dentro de los tipos de insulina, primero se trabajó con la bovina y porcina hasta que se pasó a la insulina humana, en la década del 70. La doctora Ruiz explicó que las insulinas iniciales eran “muy sucias”, porque el páncreas tiene muchas otras sustancias y no eran adecuadamente purificadas. Ahora se usan prácticamente en todos lados las insulinas humanas. En mi opinión, todo paciente debería usar insulina humana, porque es la más parecida a la que produce el páncreas. Otro gran progreso se dio en el campo de la aplicación de la insulina. “Antes los pacientes se la colocaban a través de jeringas de vidrio, que se hervían para evitar cualquier infección y por este motivo la aplicación se hacía únicamente en casa, o en un ámbito en dónde tuviera la posibilidad de tener una heladera para almacenar la insulina. En la década del 80’ se perfeccionaron las jeringas y se comenzaron a utilizar las llamadas pen o lapicera. Son dispositivos que el paciente puede llevar en el bolsillo, porque el tratamiento requiere que la aplicación se haga varias veces al día”, destaca el doctor Ruiz. Dentro de la lapicera está la insulina y el paciente se la puede colocar en cualquier momento y lugar porque es algo muy discreto. Las lapiceras, por la tecnología que tienen incorporada, no necesitan heladera y hoy un paciente puede llevar la insulina en su bolsillo sin problema.

Novedades

07


Para una mejor calidad de vida, el automonitoreo El otro gran adelanto del siglo XX es el automonitoreo, que es el otro patrón fundamental para tener una gran calidad de vida y un buen manejo del control metabólico. Antes el problema radicaba en que los pacientes, en la evolución de la enfermedad, no podían medirse las glucemias. Ahora en pocos segundos, y con una gotita de sangre, el médico sabe qué glucemia tiene el paciente y puede tomar decisiones sobre esos datos. Antes el médico tardaba unos tres días en obtener esa información. Relata el doctor Ruiz: “En el comienzo del tratamiento de la diabetes, los pacientes podían medirse solamente en orina, la calentaban con licor de Fehling y la orina cambiaba de color cuando tenía glucosa. En la prehistoria de la diabetes, los doctores hacían diagnósticos por el gusto de la orina: si era dulce, era diabético. También se daban cuenta porque las hormigas iban a esa orina, de ahí viene la diabetes mellitus, de miel, de dulce”.

“El otro gran adelanto del siglo XX es el automonitoreo, que es el otro patrón fundamental para tener una gran calidad de vida y un buen manejo del control metabólico. ” Tecnología de punta: la bomba de insulina Dentro de la búsqueda del páncreas artificial, en el año 1964 y 1965 aparecieron las primeras bombas de insulina en Estados Unidos. En 1979 un grupo comenzó a probarlas en Argentina;

08

Novedades

se trataba de aparatos enormes y muy difíciles de manejar. Pero fue evolucionando como una tecnología que permitió mejorar la técnica del tratamiento del paciente, para poder minimizar efectos adversos. Allí radican los grandes adelantos de las bombas: lograr pasar menos dosis de insulina por hora y que el paciente tenga formas de colocar los bolos programados, para que pasen más lentamente. Hoy se han desarrollado equipos mucho más chicos, que hacen accesible este tratamiento a muchos pacientes. La doctora Ruiz cuenta que “la tecnología sigue avanzando y hoy se buscan bombas más pequeñas, están las que se programan con una Palm, en donde el paciente tiene la posibilidad de colocar el tipo de comida y la cantidad de carbohidratos que va a ingerir, por eso es importante que sepa contar hidratos de carbono y eso es educación. La persona debe colocarse el bolo (cantidad extra de insulina que calcula para la comida) cada vez que come y realizar el automonitoreo para saber de qué valor parte”. Los profesionales también destacaron que otro punto fundamental que hay que tener en cuenta es que las bombas de insulina son para un determinado grupo de pacientes, bien indicada, con una persona comprometida y entrenada da resultados muy buenos. “En el que requiere una bomba es un avance, porque si tiene hipoglucemias muy frecuentes el infusor continuo permite programar las dosis de insulina en valores muy bajos y de esta manera bajar las hipoglucemias; sin embargo el entrenamiento y el compromiso es fundamental. Conozco casos en los que se han colocado bombas, pero los usuarios no estaban educados y siguen con mal control metabólico. Por este motivo, es importante evaluar si la persona está lista para este


tipo de terapia. Por eso la aceptación de la enfermedad es determinante a la hora de decidir si un paciente puede o no usar una bomba de insulina. La tecnología constituye una parte del tratamiento como también lo son la colaboración y el compromiso de la persona que la usa”, comenta la doctora Ruiz. Con respecto al uso de la bomba, si están dadas las condiciones, el resultado es muy bueno, ya que se realiza una selección previa de los pacientes. Es importante que los pacientes tengan una buena educación y que participen en la toma de decisión del uso o no del infusor de insulina. En la Argentina, alrededor de 1200 personas usan infusor de insulina. Siempre se trata de pacientes comprometidos, que se automonitorean, se controlan y consultan con el profesional de cabecera.

La educación sobre todas las cosas Sin embargo, más allá de destacar los adelantos tecnológicos, padre e hija insisten en que lo más importante es la educación. “Puede haber un adelanto tecnológico, pero los pacientes que no están educados no saben utilizarlo de forma satisfactoria. Hay mucha gente que cuentan con toda la tecnología, pero que no se monitorea y entonces no tiene buenos resultados. Muchas veces lo que sucede es extraño, porque hay pacientes que con los mínimos elementos tienen resultados muy buenos y creo que es debido a que se controlan, se monitorean, toman decisiones con la glucemia que tienen. Creemos que el médico debe tomar tiempo para hablar con su paciente y no ser un glucemiólogo, porque los buenos resultados no llegan si estamos sólo pendientes de las glucemias; estoy convencido de que hay que hacer una mirada más general hacia la persona con diabe-

“...más allá de destacar los adelantos tecnológicos, padre e hija insisten en que lo más importante es la educación.” tes, observar al paciente como un todo. Hay que analizar cómo repercute el tratamiento, porque lo importante es que logre una gran calidad de vida”, remarca el doctor Ruiz. Asimismo, lo que sostienen ambos es que el médico tiene que estar también muy pendiente y educado para que pueda hacer desde el consultorio una prevención de las complicaciones crónicas. La tecnología ha ayudado mucho en el tratamiento de la diabetes pero, por ahora, las complicaciones existen, aunque en menor medida. “Se puede hacer una detección precoz de las complicaciones, por ejemplo, un examen del riñón que se llama microalbuminuria, un fondo de ojos para prevención de retinopatías y también mirarle los pies a los pacientes, porque el pie diabético es una patología prevenible y es la causa más frecuente de amputaciones”, precisó el doctor Ruiz. En definitiva, la tecnología es útil para desarrollar instrumentos que colaboren y hagan más fácil el tratamiento y el control de la diabetes. Sin embargo, tal como sucedió a lo largo de los años, la diabetes requiere del compromiso del paciente y que fundamentalmente esté educado e informado, para lograr un buen control metabólico y poder sacarle provecho a los avances de la tecnología y lograr así una gran calidad de vida. Es ahí en donde recae la verdadera evolución de la aplicación de la tecnología.

Novedades

09


10

Deportes

D E P O R T E S


Correr es Poder por Laura Costa

Gabriel Sepúlveda y Gabriel Minuchín comparten la pasión por el deporte y particularmente por las maratones. Pero lo que es realmente interesante y destacable es que cada uno desde su profesión y con su experiencia particular, comparten y transmiten día a día la idea de que “con la diabetes se puede”.

L

os dos se llaman Gabriel, los dos asumieron el compromiso de ayudar a la gente con diabetes, los dos son deportistas, los dos compiten, los dos son maratonistas y los dos tienen 36 años de edad. La verdad que son muchas coincidencias interesantes. Pero lo que es realmente importante es que desde su lugar cada uno tiene el objetivo de transmitir un mensaje claro: “que haciendo las cosas bien, informándose y controlándose, con diabetes se puede llevar una vida plena”. Por su parte, Gabriel Sepúlveda es un gastronómico y maratonista que nació y vivió en Chile hasta los 13 años de edad, cuando se vino a vivir a Argentina con su familia. Actualmente trabaja por las tardes en el conocido bar “La Esquina de Carlos Gardel”, que queda en el cruce de Av. Entre Ríos y Av. Independencia, y por las mañanas aprovecha para entrenar y para disfrutar de su familia. Al mismo tiempo, hace ya 8 años que le diagnosticaron diabetes tipo 1, justo dos meses después de haberse casado con su mujer Marisol y un año antes de que naciera su hijo Fernando, que según Gabriel es la luz de su vida. Por otro lado, Gabriel Minuchín es un médico clínico especialista en diabetes, oriundo de Mendoza, que además de ser amante del trote, también forma parte de Mendoza Marathon Runners. Este es un grupo de aproximadamente 51 personas, con distintas profesiones, entre las cuales también se encuentra el Vicepresidente Julio Cobos, y una sola pasión: correr maratones. A su vez,

hace ya 7 años que formó un equipo de trabajo junto a dos amigos y profesionales, Martín Rodriguez (médico) y Guillermo Esteves (bioquímico), cuyo objetivo es trabajar junto a las personas con diabetes, dándoles educación y prevención, que son fundamentales, y también impulsándolos a que hagan deporte. De esta forma, los dos están conectados con la diabetes desde dos situaciones distintas, sin embargo, los dos buscan transmitir el mismo mensaje: que con diabetes se puede y que el deporte es fundamental para llevar una vida sana y plena, pero no solo para las personas con diabetes, sino para todos. Pero además de tener todas estas cosas en común, Gabriel Minuchín y Gabriel Sepúlveda corrieron juntos en febrero de este año, en la carrera Cruce de los Andes. Esta es una maratón que se hace anualmente y que consta de un total de 506.340 Km que se recorren entre las ciudades de San Juan, en Argentina, y de La Serena, en Chile. El recorrido total de la competencia se divide en 12 tramos o postas de 42.195 Km. cada uno, y es por eso que la carrera se corre en equipos con doce integrantes cada uno. Este año, la carrera estuvo compuesta por un total de siete equipos. En el caso de Gabriel Sepúlveda, su grupo estaba compuesto por deportistas con diabetes tipo 1 de distintas partes de América Latina, como Brasil, México, Chile y Uruguay. De esta forma, Gabriel remarca el cuidado, el apoyo y la solidaridad de los médicos. “No me voy a olvidar cuando

Deportes

11


Gabriel (por Minuchín) me dijo justo antes de iniciar mi trayecto en la carrera que largara tranquilo y que no me preocupara, que solo había que llegar”, remarca Sepúlveda. Como se puede apreciar, la competencia es bastante dura. Son muchos kilómetros que se recorren de día y de noche, en forma ininterrumpida, pasando por zonas de frío y de calor, bajo la lluvia y el sol y por terrenos de gran altura. Para tener una idea, la carrera une el Valle de Tulúm con el Océano Pacíco, atravesando la Cordillera de los Andes por el Paso de Agua Negra, que está a 4.722 metros sobre el nivel del mar. A Gabriel Sepúlveda le tocó la cuarta posta en su equipo. “Largué a la una de la mañana con cuatro grados de temperatura y nalicé a las cinco de la mañana. Todo mi trayecto fue a una altura de unos 2.000 metros y siempre en subida”, relata con orgullo Gabriel, que salió nada menos que primero en su posta. Al mismo tiempo, Gabriel Minuchín corrió y ganó la carrera con su grupo de trote, Mendoza Marathon Runners. En su equipo también estaban sus amigos Guillermo Esteves y Martín Rodriguez, con quienes además de compartir el desafío de la carrera, también compartió la experiencia de apoyar al grupo de Gabriel Sepúlveda y la tarea de

realizar evaluaciones clínicas y análisis de sangre y orina como parte de un trabajo de investigación cientíca. Resultados que aún están bajo procesamiento estadístico y que próximamente contribuirán a mejorar la vida diaria de las personas con diabetes. “Fue una experiencia increíble, desde el punto de vista deportivo, médico y humano. Para mí fue espectacular porque pude reunir mis 2 pasiones: el deporte y la medicina, especícamente el trabajo con diabéticos”, sostiene Gabriel Minuchín y explica que éste ya es el segundo estudio que su equipo de trabajo puede realizar durante una carrera, el primero fue el año pasado durante la maratón de Buenos Aires. Pero la posibilidad de llevar a cabo estos estudios y de lograr esta interesante combinación entre el deporte y la actividad cientíca surgió no solo gracias a la propuesta del equipo de trabajo que constituye Minuchín junto a sus colegas Rodríguez y Esteves, sino también gracias a la ayuda y colaboración de Abayuba Rodríguez, que es el fundador y Director Deportivo de la fundación internacional Diabesport, cuyo objetivo es demostrar a través de diferentes metas que con la diabetes se puede llevar una vida plena y normal, tomando los recaudos necesarios. Pero como si las coincidencias hasta este momento fue-

“Fue una experiencia increíble, desde el punto de vista deportivo, médico y humano. Para mí fue espectacular porque pude reunir mis 2 pasiones: el deporte y la medicina, especícamente el trabajo con diabéticos”

12

Deportes


“Nunca me planteé abandonar el deporte y las carreras. Nunca tuve miedo” sen pocas, se suma otra más. Mientras que Gabriel Minuchín colabora con la misión de Diabesport desde el lado de la ciencia, Gabriel Sepúlveda lo hace participando en los distintos objetivos y metas deportivas que la organización genera para demostrar y para concientizar que “con la diabetes se puede”. Una frase que además de ser de gran importancia, constituye el lema de la fundación. De esta forma, Sepúlveda, que lleva años haciendo deporte, mucho antes de que le diagnosticaran diabetes tipo 1, sumó a su larga lista de maratones la carrera de Florianópolis. Este desafío tuvo lugar en 2008 y constaba en dar la vuelta a la isla de forma ininterrumpida en 24 tramos. “Duró desde la mañana hasta las cinco de la tarde”, recuerda Sepúlveda que formó parte de un grupo de siete deportistas con diabetes que llegaron en el lugar 14 de un total de 400 equipos. Claramente fue todo un éxito.

“Estar informado es fundamental, constituye el 60% de estar bien, el resto lo cubre la ciencia. Además, nunca hay que olvidar que el control es fundamental, te da conanza y seguridad.” Además de esta carrera, Gabriel Sepúlveda tiene muchas en su haber y todo gracias a su fortaleza personal y a la ayuda y apoyo que le brinda la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos. “Nunca me planteé abandonar el deporte y las carreras. Nunca tuve miedo”, remarca Gabriel, quien al mismo tiempo conesa que también le gustan las Artes Marciales. “Estar informado es fundamental, constituye el 60% de estar bien, el resto lo cubre la ciencia. Además, nunca hay que olvidar que el control es fundamental, te da conanza y seguridad. Es el paso principal para llevar una vida plena y sana”. De esta forma, ambos deportistas, cada uno desde su profesión y con su experiencia hacen su aporte día tras día para que el mundo sepa que “CON DIABETES SE PUEDE”. Lo importante es no tenerle miedo y por sobre todas las cosas mantenerse informado. Ese es el paso fundamental para lograr seguridad y para llevar adelante una vida plena.

Deportes

13


14

Turismo

T U R I S M O


Tesoros de la Argentina profunda Un recorrido por La Rioja y Catamarca, que combina exploración antropológica, placer y aventura. Desde el Cañón de Talampaya hasta las termas de Fiambalá, en un viaje por tierra para deslumbrarse.

H

ay lugares en las provincias de Catamarca y La Rioja donde el placer, el conocimiento de vestigios de las culturas indígenas y la aventura se conjugan perfectamente. Iniciamos este recorrido en el Parador Turístico del Parque Nacional de Talampaya (declarado por la UNESCO Patrimonio Natural de la Humanidad) del que parten excursiones en minibús o en bicicletas, ambos medios acompañados de guías. Internarse en el Cañón de Talampaya es como atravesar un majestuoso santuario de la naturaleza, constituido por arcillas y areniscas compactadas, teñido de tonos rojizos dados por el dióxido de hierro. El viento y el agua son los escultores milenarios e infatigables de geoformas como la Catedral, un murallón de más de 150 metros de altura, cuya fachada muestra estilizadas formas de una iglesia gótica. Otras esculturas naturales, grandiosos bloques gurativos, como el Monje, la Torre y el Rey Mago desafían a cualquier vanguardia artística. Siguiendo el serpenteante cauce del río seco, nos internamos en los Cajones, un cañadón de no más de seis metros de ancho, con murallas estraticadas de màs de 80 metros de altura. El hombre primitivo supo merodear estos parajes, dejando su impronta en los petroglifos (grabados en piedra) con motivos antropomorfos, zoomorfos y abstractos, que expresan el misterio de la fusión entre la cultura y la naturaleza.

Retomamos la ruta 76 hacia el norte, para dirigirnos hacia Villa Unión, pasamos Villa Castelli y llegamos a la última población, San José de Vinchina, antes de iniciar uno de los caminos más maravillosos que se puedan emprender en la Argentina: rumbo a la Cordillera, hacia la Laguna Brava, declarada Reserva Natural para preservar a las comunidades de vicuñas y guanacos que son asediadas por la caza furtiva. El viaje debe emprenderse a la mañana muy temprano, no sólo para aprovechar la luz del día, sino porque dura casi siete horas en un automóvil común. Comienza trepando la Quebrada de la Troya, un camino sinuoso con precipicios de un lado y murallones con estraticaciones verticales e inclinadas del otro, que parecen acrecentar el alucinante vértigo del viaje. Después la ascensión se vuelve más relajada a medida que el paisaje de montañas se ondula suavemente. El cielo puricado por la altura muestra un azul lustroso. La atmósfera es límpida y fría. El silen-

EL CONDOR PASA Una sombra móvil y alada a veces se interpone al paso de los turistas: es la proyectada por el majestuoso vuelo del cóndor andino, especie protegida que encuentra en estas elevaciones lugar ideal para su desarrollo.

Turismo

15


cio, casi absoluto, apenas rasgado por ráfagas ululantes de viento. Al llegar a la Quebrada Santo Domingo la realidad parece transgurarse, como si se tratara de uno de los viajes de Gulliver. En el auto, sus ocupantes nos sentimos diminutos, bajo la impresión de circular por la supercie de una pintura tan gigante como maravillosa. Sumergidos en una acuarela de colores ondulantes, que mezclan matices innitos de rojos, ocres, marrones y amarillos. Manadas de vicuñas se detienen, nos miran y después vuelven a ser las reinas de ese sueño de la geografía. Al nal de la quebrada dejamos el camino principal y continuamos por una huella de ripio, que nos introduce en un amplísimo valle a más de 4.400 metros de altura. RUMBO A FAMATINA De regreso de Laguna Brava, el viaje continúa en dirección a Chilecito, no sin antes agotar nuestra capacidad de asombro cuando atravesamos la Cuesta de Miranda, donde montañas y barrancas entretejen caprichosas formas geológicas. Por momentos parece tener aspecto de un anteatro

“Pero sin duda el atractivo principal está en las afueras de Londres, en las ruinas del Shincal, antigua sede administrativa de los Incas...”

16

Turismo

gigante con gradas teñidas por el rojo carmesí del óxido de hierro. Los cardones alineados, con sus brazos alzados al cielo son los inmutables actores de esta magníca obra de la naturaleza. A 2.300 metros se llega al punto más alto, llamado Bordo Atravesado, donde se pueden observar en toda su dimensión los murallones de Talampaya. DE LONDRES A BELEN Siguiendo la ruta 11, entramos a la provincia de Catamarca, más precisamente a Tinogasta, y de allí hacia el norte para descubrir que los Incas estuvieron en Londres, aunque aquí se trata de un pequeño pueblo, cinco veces destruido y otras tantas reconstruido, en un valle rico en especias, frutas, verduras y nogales, con casas antiguas arremolinadas alrededor de la plaza, de patios amplios colmados de ores, morteros indígenas y horno de ladrillo donde a la vieja usanza cocinan cabezas de vaca. Pero sin duda el atractivo principal está en las afueras de Londres, en las ruinas del Shincal, antigua sede administrativa de los Incas, creada a mediados del siglo XV. Hoy se pueden apreciar sus vestigios en las escalinatas de los centros ceremoniales, en los muros compactos de piedra, en la plaza de armas y en los cuarteles. Un poco más al norte se llega a Belén, la capital del poncho, donde gran parte de la población se dedica a su confección. Se pueden ver artesanos senta-


“...atravesando la singular Ruta del adobe, jalonada por iglesias y edicios construidos con barro y algarrobo, que datan del siglo XVIII” dos a la sombra de los arboles de la plaza tejiendo o hilando o visitar la casa de alguno de ellos, como la de Ramon Baigorria e impactarse con el despliegue de habilidad y esteticismo en todo el proceso de elaboración de ponchos, tapices, etc. desde el teñido natural de la lana de alpaca o vicuña, al manejo de la rueca, el huso y el telar. Desde Tinogasta también se emprende el rumbo a Fiambala, atravesando la singular Ruta del adobe, jalonada por iglesias y edicios construidos con barro y algarrobo, que datan del siglo XVIII. Los lugares más destacados son el Oratorio de los Roquera y el Mayorazgo de Anillaco. El primero, perfectamente conservado, muestra una capilla y la vivienda, con sus galerías y diversos utensilios de época. El segundo, fue el centro económico y religioso más importante de la región. En Fiambala se puede visitar el Museo del Hombre y sorprenderse con las momias de indígenas de más de 500 años de antigüedad que fueron halladas en la zona. Desde aquí también se parte hacia las dunas de Taton, las que a través de kilómetros nos hacen sentir en medio de una porción del Sahara y utilizar a sus altas montañas de arena blanca para deslizarse con tablas de sandboard, en cuatriciclos, 4x4 o dejando rodar el cuerpo por las laderas aterciopeladas. La sed puede apagarse con excelentes vinos de altura producidos por las bodegas Tizac y Don Diego. *Fotos cedidas por la Secretaría de Turismo

Turismo

17


18

Recetas

R E C E T A S


Cocina de Invierno por la chef Uki Cappellari

Con la llegada del invierno vuelven preparaciones más elaboradas a la cocina, la incorporación de nuevas recetas y alimentos sanos es una buena forma de mejorar los hábitos de la familia. En las personas con diabetes mantener una dieta adecuada ayuda en gran medida a mejorar los valores, no sólo de la glucemia sino también a mantener el peso, que resulta fundamental para mantenerse sano y activo.

WOK DE VERDURAS ORIENTAL (4 porciones)

PREPARACIÓN

INGREDIENTES: Brotes de soja Morrón verde Morrón rojo Zanahorias Choclo fresco entero ya hervido Cebolla violeta (o común) Repollo colorado Fritolin Brócoli o coliflor (flores con algo de su tallo) Pimienta blanca

200 gr 1 1 2 2 unidades 1 unidad 300 gr 300 gr

Salsa de soja 2 cucharadas (opcional la que no contiene sal) Vinagre de arroz 5 cucharadas (se puede reemplazar por vinagre de manzana) Cilantro o perejil fresco picado 2 cdas Aceite de sésamo 2 cucharaditas (se puede reemplazar por el de girasol) Caldo de verduras sin grasa 3 cucharadas Semillas de sésamo blanco o negro tostaditas en una sartén sin nada de materia grasa. Cada porción contiene 30 gr de Hidratos de carbono aproximadamente

Lavar muy bien todas las verduras. Pelar las cebollas y las zanahorias; cortar en una juliana muy fina a ambas. Abrir los morrones en cuartos, quitarles las semillas y las nervaduras, cortarlos del mismo modo. Así como también el repollo colorado procurando evitar su corazón duro. Desgranar los choclos ya hervidos y blanquear en agua hirviendo las flores de brócoli o coliflor de 5 a 7 minutos depende el tamaño de la flor. Mezclar aparte la salsa de soja, el vinagre de arroz, el cilantro, el aceite de sésamo y el caldo de verduras, condimentar con pimienta blanca molida. En un wok (en lo posible, sino en una sartén profunda) rociado con fritolin y bien caliente, sellar las verduras por etapas para evitar que por el excesivo volumen pierdan su agua antes de que se produzca el sellado y tengan aspecto de hervidas y no de saltadas en wok. Comenzar con la cebolla y los morrones, salar apenas, cuando empiecen a tiernizar, incorporar parte de la mezcla de líquidos saborizantes; luego agregar las zanahorias y el repollo. Continuar la cocción 5 a 10 minutos agregando nuevamente parte del líquido y removiendo varias veces durante este tiempo. Por último incorporar el brócoli y el choclo, dejar que todo tome calor y volcar lo que quede de líquido; probar y fijarse como está de salazón, si es necesario corregirla y condimentar con pimienta. Servir de inmediato en plato hondo espolvoreado con las semillas de sésamo. NOTA: se puede acompañar con una rodaja de pan integral tostada para dar un toque crocante, ó arroz integral Yamaní hervido. www.ukicappellari.com.ar

Recetas

19


MUFFINS DE NARANJA Y ALMENDRAS (Rinde aproximadamente 12 unidades de pirotin)

Harina 0000 de trigo Harina integral fina de trigo Polvo Royal Edulcorante líquido Manteca light Queso untable descremado Esencia de vainilla Cáscara de ½ naranja sin su parte blanca Almendras Clara de huevo

100 gr 40 gr 3 cditas 2 cdas 50 gr 150 gr 1 cdita 30 gr 5

OPCIONAL: dulce light del sabor elegido para rellenar Cada Muffin contiene 8 gr. de hidratos de carbono

PREPARACIÓN Precalentar el horno a 160º. Preparar moldes de muffin o pirotines de papel individuales Nº. 9 o 10 para rellenarlos, rociados con fritolin. Picar las almendras muy finamente en lo posible con procesadora para lograr un polvo. Hervir las cascaritas de naranja dos veces cambiándole el agua en la segunda vez para tiernizar y sacar su sabor tan fuerte. Retirarlas del agua y picarlas pequeñas. Para la masa mezclar en un bol muy bien el queso con la manteca, la vainilla y el edulcorante. Mezclar las harinas con el polvo royal, las almendras y las cascaritas de naranja. Agregarle esto de a poco a la mezcla de queso y homogeneizar muy bien. Por último incorporar con movimientos suaves y envolventes las claras de huevo batidas a nieve previamente a ser usadas para que no se bajen. Llevar toda la preparación a la heladera a descansar 5 minutos y luego colocarla en una manga con pico liso para armarlas sobre la placa o para rellenar cada pirotin. Cocinarlas en el horno aproximadamente 8 a 10 minutos. Retirarlas, despegarlas tibias y enfriar para comer. Si se desea se pueden acompañar con el dulce sugerido. NOTA: el rendimiento de la receta varía un poco según el tamaño de los moldes.

20

Recetas


Una capacitación para profesionales, padres y jóvenes El 7 y 8 de agosto se realizarán las XV Jornadas de Endocrinología Pediátrica del Litoral y el “Primer Encuentro para las Familias de Niños y Adolescentes con Diabetes tipo 1”, en la ciudad de Paraná, en Entre Ríos.

C

on el objetivo de capacitar a los profesionales que asisten a los pacientes con diabetes tipo 1, la Sociedad Argentina de Pediatría lial Paraná, en Entre Ríos, el Comité de Crecimiento, Desarrollo y Endocrinología Pediátrica (CREDEN), junto con el Servicio de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Materno Infantil “San Roque” de Paraná, y el auspicio de Roche, organizan las XV Jornadas de Endocrinología Pediátrica del Litoral y el “Primer Encuentro para las Familias de Niños y Adolescentes con Diabetes tipo 1”. El evento, que se realiza en Paraná desde hace 15 años, fue declarado de Interés Provincial por la Honorable Cámara de Diputados de Entre Ríos y de Interés Municipal por las municipalidades de Paraná, Victoria y Nogoyá. Estas jornadas tendrán lugar el viernes 7 y el sábado 8 de agosto, en el Gran Hotel Paraná, ubicado en Urquiza 976, Paraná, Entre Ríos. El primer día, el encuentro será por la tarde, a partir de las 19, y estará destinada a médicos, nutricionistas, bioquímicos y enfermeras. Como oradora destacada par-

ticipará la doctora Carmen Mazza, jefa del servicio de Diabetes y Nutrición del Hospital de Pediatría Garrahan, de Buenos Aires, que ofrecerá dos conferencias: la primera acerca de “Urgencias diabetológicas” y la segunda sobre “Cetoacidosis diabética: causas, siopatología, manejo ambulatorio y hospitalario”. El sábado a las 9 horas, tendrá lugar el “Primer Encuentro para Familias de Niños y Adolescentes con Diabetes tipo 1”, en el centro cultural “La Vieja Usina”, en Gregoria Matorras de San Martín 861, Paraná. La dinámica del encuentro consistirá, primero, en organizar a los participantes en dos grandes grupos: padres por un lado y jóvenes, niños y adolescentes por otro. Luego habrá una charla destinada a los padres y jóvenes acerca de si es posible una buena calidad de vida y un buen control metabólico en el niño con diabetes, a cargo de la Dra. Mazza. Otro de los momentos importantes del encuentro será la realización de actividades plásticas para niños, que estarán organizadas por edades, y el taller de cocina para padres, que incluirá recetas y degustación de platos. Más información al tel. 0343-4230460 int.260

21


22

Medicina

M E D I C I N A


Adolescencia: Una etapa de aprendizaje para un futuro mejor por Natalia Fabeni

Cuando la diabetes aparece en la adolescencia, se juntan dos estados que generan molestia y frustración. Sin embargo, con el apoyo de la familia, los amigos y el tratamiento médico adecuado, se puede salir adelante con éxito y proyectar un mañana sin complicaciones.

C

uando la diabetes comienza en una etapa temprana, como la infancia, para el equipo de salud es más sencillo inculcar hábitos saludables, porque el niño tiene todo por aprender. Pero cuando hace su debut en la adolescencia, se parte de ciertos hábitos y costumbres, que no son sólo del joven sino también del medio en el que está inmerso. La doctora María Amelia Linari, que trabaja con niños y adolescentes en la Provincia de Buenos Aires, indicó que en la adolescencia se intenta que el paciente vaya adquiriendo más independencia y ya que, como mucho de su tiempo está fuera del alcance de los padres, se trabaja también junto a sus amigos, en el colegio, o con su pareja para instruir a todos ellos en esta nueva situación. “El objetivo del tratamiento de la diabetes es lograr que el adolescente esté estable metabólicamente, pero también que tenga una vida igual a la de cualquier otro joven, debe tener las mismas posibilidades, y la obligación del equipo de salud es darle todos los elementos para que eso suceda así, es decir, que el chico viva todo lo que tiene que vivir alguien de su edad”, explicó la Dra. Linari. El doctor Gustavo Luján, desde Córdoba, contó que en el caso de un diagnóstico de diabetes en la adolescencia, el joven tiene mayor consciencia y se siente más implicado que un niño. Para él, la adolescencia es una etapa complicada para el diagnóstico y al joven se le hace muy difícil de aceptarlo, porque de por sí se encuentra atravesando un momento conflictivo. “Es así como se transforma en fundamental la información que se le proporcione en la primera consulta, para que él vaya construyendo un ámbito de confianza y para que crea y confíe firmemente en que podrá seguir practicando sus actividades como lo hacía antes”, precisó Luján.

Desde el hospital Garrahan, la doctora Blanca Ozuna, comentó que el adolescente con diabetes tiene la misma problemática que uno sin este diagnóstico, pero aún más agravada, porque hay una condición crónica que afrontar. “Hay una característica de omnipotencia en ellos que los lleva a no tomar conciencia y a pensar que nada les va a pasar, entonces muchos no se hacen los controles, lo que acarrea riesgos para la salud, que de otra manera no los tendrían”, dijo la Dra. Ozuna. LA RELACIÓN CON LOS PADRES Y CON LOS MÉDICOS El padre de un chico con diabetes debe conocer su rol y el grupo de profesionales que trata al adolescente tiene que poder equilibrar la tendencia controladora o conciliadora de la madre o del padre. La doctora Linari explicó que, en la medida en que cada paciente asimila los elementos que hacen a un mejor control metabólico, se le dará más independencia así de esta forma no sentirá tanta invasión y control por parte de los padres. “Es ahí cuando llega la evolución y la buena respuesta, entonces les mostramos a los padres que el joven puede ir manejándose solo y ellos como papas podrán adquirir una participación mas pasiva sin olvidarse obviamente que son los padres”, comentó esta profesional. Ella precisó, además, que el control para el adolescente incluye también conocer su esquema de vacunación, su higiene y cuidado por ejemplo de sus pies, los recaudos a la hora de iniciar sus vínculos sexuales, entre otros aspectos. El Dr. Lujan se enfocó en lo conflictiva de la relación entre padres y adolescentes: “En la adolescencia hay, de por sí, una relación conflictiva entre padres e hijos, y ese vínculo viene a complicarse aún más por el diagnóstico de la diabetes. Por eso es fundamental la información que se le proporciona al

Medicina

23


grupo y poder realizar reuniones periódicas con los padres y los referentes más cercanos al adolescente para una correcta y exitosa contención y para que éste pueda cumplir con los objetivos de su tratamiento”, precisó. La doctora Miriam Tognetti, profesional del hospital Gutierrez, insistió en que “cuando un chico crece hay que apostar por su autonomía, siempre recordando que la adolescencia es una etapa vulnerable y que el chico no es un adulto.” Es así como se da un juego constante entre dependencia e independencia y se puede caer en el error de darle al joven independencia total y ponerlo en riesgo. Por eso es importante la educación diabetológica y que padres e hijos concurran al consultorio juntos, pero que inevitablemente haya una instancia de consulta privada”. Según la opinión de la doctora Ozuna, los adolescentes deben vivir con la diabetes y no para la diabetes. “Como el joven tiene predisposición a transgredir, lo que debe hacer el padre es controlarlo sin que el chico lo note, porque también es bueno que el joven asuma que es él el que tiene el control. De lo contrario, puede adoptar una conducta rebelde. La clave está en que los padres acompañen a los adolescentes, y ese es el mismo rol que tiene que desempeñar el médico”, aclaró la profesional.

“Cuando el adolescente va conociendo mejor sus niveles de insulina y sabe cuándo está mejor y cuándo no, el médico puede permitirle que se monitoree menos...” NEGOCIACIÓN Y CONSECUENCIAS La adolescencia es la etapa de las negociaciones y los controles en esta instancia son importantes para poder seguir haciendo una vida normal en el futuro. Por eso es determinante hacer controles constantes para evitar las complicaciones que podrían comenzar durante esta etapa, pero siempre pensando en que todo se puede negociar, porque es importante buscar matices en la exigencia, que no va a contramano con la negociación. “El joven con diabetes tiene que saber controlarse y autorregularse y la información que provee el médico no puede ser unidireccional, es importante conocer cómo repercute, caso contrario pueden aparecer situaciones en las que mienta, por ejemplo, en el cumplimiento de su plan alimentario y que haya valores que no dan bien en el tratamiento, un punto que produce frustración en el joven”, explicó el Dr. Luján. Desde el punto de vista de la Dra. Tognetti, “muchas veces, al comienzo, el tratamiento no da el resultado esperado y es importante que el joven no se abandone, que siga controlando sus glucemias, porque lo fundamental es que no desarrolle complicaciones. Es posible minimizar los riesgos con un arduo control diario, pero siempre con una razón de ser, mirando al futuro y pensando en una mejor calidad de vida. Para eso hay licencias y permisos, todo es conversable y, cuando

24

Medicina

se da una instancia de negociación, es importante que el chico sepa cómo manejarse para evitar riesgos. El adolescente debe ser el dueño de la diabetes y no al revés”. En el caso de la doctora Linari, para ella gran parte del tratamiento se debe adaptar a las normas que existen dentro de la casa del adolescente: “Dime cuáles son tus costumbres y te diré qué es lo más recomendable”. Para ella, la vida es una permanente ida y vuelta y hay que poner pequeños objetivos y si se logran, se puede ceder en una cosa y tal vez luego en otra. “Cuando el adolescente va conociendo mejor sus niveles de glucemia y sabe cuándo está mejor y cuándo no, el médico puede concederle algún cambio en el plan que para ellos sea importante; eso es parte de la negociación. Depende de la mayor o menor adherencia al tratamiento si el médico se pondrá más o menos firme con las negociaciones. Al fin último, que es el buen control metabólico, hay que llegar mediante objetivos simples”, graficó la Dra. Linari. DEL PEDIATRA AL MÉDICO DE ADULTOS Otro punto que muchas veces es traumático, y que hay que contemplar durante la adolescencia, es el paso del pediatra diabetólogo al médico de adultos, porque el pediatra habitualmente atiende al joven hasta los 14 años. Muchas veces ese pasaje es complejo, porque el chico puede tener una relación muy cercana con el profesional. Por este motivo, el doctor Luján recomendó que haya una transición lenta, con consultas intercaladas entre un médico y otro. También, en referencia a este punto, la doctora Linari comentó que muchas veces los mismos chicos son los que piden el cambio de un profesional a otro y que en otros casos suele ser un duelo muy grande. En estos últimos casos, hay que traba-


jar sobre la desligación y el paso se va haciendo de una forma progresiva, por ejemplo, se pasan a un oculista de adultos, al nefrólogo de adultos y así hasta llegar al médico diabetólogo. “Conocer nueva gente es parte de la adquisición de nuevas responsabilidades y siempre que se pueda es ideal tener una comunicación con el pediatra que atendió al chico”, dijo la doctora. FACTORES DE RIESGO Los doctores destacaron que el sedentarismo abunda entre los chicos en la época actual, y que se incrementa con la televisión y con la computadora. Por eso es importante incentivar el movimiento, ya sea individual o grupal, con gimnasia, fútbol o pileta. Es fundamental que el adolescente esté activo, para bajar el riesgo de obesidad y tener una buena actividad metabólica. De acuerdo al punto de vista de la Dra. Tognetti, en el consultorio es bueno tratar conductas anticipatorias, adelantarse a las dudas y problemas para que el adolescente tenga las herramientas para poder tratar un eventual inconveniente y saber cómo manejarse en situaciones extremas. “Es fundamental hablar, escuchar preguntas, dar información y educar para evitar que haya dudas, porque cuanto más se habla, más posibilidades hay de evitar imprevistos”, indicó. El doctor Luján destacó: “no hay que olvidar que la adolescencia es un período difícil y traumático, en donde inexorablemente habrá cambios en el joven. Hay que tener en cuenta que existen hormonas que suben la glucemia y si los controles metabólicos no son buenos, el chico no es necesariamente el culpable de eso. Porque el joven no se angustia por su diabetes, sino por sus glucemias altas, que le indican que el tratamiento no está dando resultado, todo esto hace que se

sienta frustrado. Siempre hay que estar abiertos para poder cambiar y que mejore ese control”. Por su parte, la doctora Linari alertó acerca de un fenómeno que se ve cada vez más en las consultas. “El sedentarismo es un riesgo para toda la sociedad. Cada vez hay más pacientes jóvenes con diabetes tipo 2 o con factores de riesgo para diabetes tipo 2. Mucha tele y mucha computadora tienen una mala repercusión. Junto con el plan alimentario, recomendamos no más de dos horas entre televisión, play station y computadora. Lo importante es que el chico se mueva, baile, juegue a la pelota, que ande en bicicleta y que incorpore los juegos en equipo. De esta forma ellos también aprenderán compartir”, contó.

Medicina

25


T E C N O L O G Í A

Brazalete Blue Tooth Br Este brazalete resuelve el problema del teléfono dentro del bolso, Est avisándote mediante vibraciones cuando alguien llama. Por otra av parte si te alejas más de 5 metros de tu celular, también te noticará pa con una vibración, para evitar pérdidas o robos. co

Portarretratos digital Tienen un panel LCD con contraste de 15:9. Cuenta con tecnología TruBlack la que consiste en poder aumentar y reducir el contraste y brillo de los dispositivos. Además, tienen procesadores BIONZ para la eliminación del efecto de “ojos rojos”, pueden ser programados para el ahorro de energía, integran Bluetooth.

Sony Ericsson W995a El Sony Ericsson W995a Walkman Phone tiene una pantalla de 2.6 pulgadas, y una cámara de 8.1 Megapixel con ash, auto-foco, detección de rostro, y posibilidad de hacer video llamadas.

NEC 43 Inch Curved LCD Monitor Monitor NEC de 43 pulgadas curvo Características: Resolución nativa de 2880 x 900 doble WXGA. Brillo 200 cd/m” Respuesta rápida 0.02ms Relación de contraste 10,000:1 Conexión USB 2.0 para uso de de periféricos Panel de control frontal

26

Tecnología



Vivir Bien 7_1