Page 25

Casos particulares que no lo son tanto con un estricto control Diabetes infantil La alimentación en el niño con diabetes debe ser normal y no tiene que ser diferente a la de un niño sin diabetes. “Sin embargo muchas veces la alimentación normal no es la habitual”, señala la Dra. Mabel Ferraro, médica jefa del servicio de Diabetes y Nutrición del Hospital Pedro Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires. “Aconsejo igual que a todos los niños respetar los horarios de comida: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Comer de tres a cuatro porciones de verduras y frutas por día. Las golosinas deben ser alimentos ocasionales. La aparición de la diabetes es una oportunidad para mejorar los hábitos alimentarios de toda una familia.”

Diabetes y embarazo “Aquí, la gran cuestión será la programación del embarazo. La mamá deberá buscar al bebé con un correcto estado nutricional, con niveles de HbA1c inferiores al 7%, un correcto control de lípidos, estudios previos de retinopatía diabética, hipertensión y riñón, cambios en las drogas utilizadas en caso de que no favorezcan al sano desarrollo del feto y la eliminación total del cigarrillo”, indica el Dr. Alvariñas, médico jefe del servicio de Diabetes y Nutrición del Hospital Tornú. Durante el embarazo los chequeos con el diabetólogo serán tan frecuentes como los que se mantienen con el obstetra.

La comunicación y el trabajo en equipo de estos dos profesionales determinarán el éxito en el tratamiento. “El diabetólogo deberá utilizar como parámetro de control glucémico a la fructosamina, ya que resultará un mejor indicador que la HbA1c, por representar un período más corto de evaluación (20 días). La fructosamina permitirá corregir rápidamente cualquier desvío indeseado. Habrá que hacer controles trimestrales de fondo de ojos, urocultivo y protenuria de 24 hs”, señala el Dr. Alvariñas. De realizarse todos estos pasos, la mujer con diabetes tiene casi las mismas posibilidades que la población en general de no tener complicaciones. Según estadísticas propias del Hospital Tornú, de un universo de 400 mujeres tratadas, el riesgo de morbilidad fetal de la mujer con diabetes que sigue el correcto tratamiento sólo aumenta en un 1,5% respecto de embarazadas sin diabetes. Lo que demuestra que la programación del embarazo y un estricto control son decisivos. Solange Houssay, médica diabetóloga del mismo hospital comenta que el 5% de las embarazadas presentan diabetes gestacional. “Para estos casos, cuando se detecta la alteración en la curva, se debe educar a la mamá en el autocontrol glucémico diario, en una dieta personalizada y en caso de ser necesario se administra insulina o antidiabéticos.”

Medicina

25

VIVIR BIEN 4_1  

Recetas Chapelco, un lugar mágico. Altas y blancas cumbres y el silencio del volcán que duerme El digitopunzor prácticamente indoloro La imp...

VIVIR BIEN 4_1  

Recetas Chapelco, un lugar mágico. Altas y blancas cumbres y el silencio del volcán que duerme El digitopunzor prácticamente indoloro La imp...

Advertisement