Issuu on Google+

Año 1 2012 Edición Nº2

Especial para Celíacos

Vive el Sol

Costa Rica ¢ 2300 - Internacional $ 4.5

Viajemos tranquilos Protejámonos de los UV

Alergias alimentarias Recetas sin gluten Lista de productos gluten free Relación entre la calvicie y la celiaquía

ViveGlutenFree


La Revista Vive Gluten Free, es un reflejo de un nuevo estilo de vida. En esta ocasión nuestro aporte a la comunidad celíaca, ha sido, elaborar una investigación sobre algunos lugares que podemos visitar y algunas listas de productos que dicen libre de gluten. No podemos afirmar que todos los celíacos podemos consumirlos o utilizarlos, pero sí les puedo asegurar que estamos abriendo una brecha de información. Por donde hemos pasado, hemos dejado un resumen sobre el significado de la celiaquía y la contaminación cruzada, marcando una huella en nuestro andar. Agradecemos a todas aquellas personas que contactámos a lo largo de este proceso, por ser los impulsores de una nueva oportunidad para mejorar la condición de vida de las personas celíacas.

Colaboradores:

Un aporte más.

Créditos:

Editorial:

Un estilo de vida

Brindamos un agradecimiento, a todos los colaboradores que han aportado su conocimiento y experiencia a un nuevo estilo de vida, en beneficio de la población celíaca. Dr. Olman Riggioni Cordero, Especialista en Alergología Clínica y MSc. en Inmunología Dra. Ivonne Umaña Rojas, Nutricionista Hospital Clínica Bíblica Sra. Marcela Castro Santonastasio Dr. Eduardo Arias, Dermatólogo, Absolute Skin S.A., Avenida Escazú Dra. Angélica Montoya Vargas, Nutricionista, Hospital La Católica Tric. Sandra Mata Peraza, Tricóloga, Centro Capilar de Costa Rica, Shiatsu Sra. Ana Lorena Cordero, Co-fundadora Asociación Pro-Personas Celíacas Licda. Sarita Álvarez, Psicóloga, Hospital Clínica Bíblica

Directora:

Ingrid Alvarado Fatjó ingrid.alvarado@viveglutenfree.com

Administración:

Kevin Gutiérrez Alvarado kevin.gutierrez@viveglutenfree.com

Diseño y arte final:

I.S.A.F PRODUCCIONES S.A.

Derechos de fotografías: Shutterstock Impresa en :

Impresión Comercial del Grupo Nación

Correctora de Estilo:

Sarai Morales

Contáctenos:

info@viveglutenfree.com Tel. (506) 8328-4637

Búscanos en :

ViveGlutenFree

Una producción de : Si desea pautar en la próxima edición de: Vive Gluten Free, comuníquese con Ingrid Alvarado al 8328-4637 o escriba a ingrid.alvarado@viveglutenfree.com ISSN:2215-2822 Un estilo de vida

Ingrid Alvarado Fatjó

Directora

Un estilo de vida

2

La información expresada en esta revista, puede ser usada como referencia , pero de ninguna manera su contenido editorial y comercial puede reemplazar ningún tratamiento médico. La intensión de la información es apoyar y guiar al lector en los diferentes temas a tratar. I.S.A.F. Producciones. S.A. no asume ninguna responsabilidad por el contenido en las opiniones de los profesionales en salud, de los anuncios comerciales e ilustraciones. Ninguna organización, ni la Asociación Pro-Personas Celíacas abalan lo manifestado de manera comercial, ni sugerida por los anunciantes. Se prohíbe la reproducción parcial o total del contenido de esta publicación. Todos los derechos son reservados .


SALUD

Un estilo de vida

ALERGOLOGÍA “Quod ali cibus est alii fuat acre venenum” EL ALIMENTO PARA UN HOMBRE PUEDE SER EL VENENO PARA OTRO. Lucretius , 99-55 BC

Dr. Olman Riggioni Cordero MSc. en Inmunología Especialista en Alergias Miembro de la Asociación Costarricense de Alergología e Inmunología Clínica

Alergia a alimentos: un panorama general

I

niciamos con las famosas palabras de un médico romano, cien años antes de Cristo, que en el día de hoy se mantienen vigentes. Las reacciones que el ser humano presenta ante los alimentos son de varios tipos: 1. Tolerancia, lo que es normal y lo que nos hace vivir y alimentarnos sin complicaciones. 2. Intolerancia a químicos dentro de los alimentos que provienen de la industria alimentaria. 3. Intolerancia a sustancias alimentarias altas en histamina o aminas vasoactivas (chocolate, encurtidos, atún de lata) que producen síntomas en todo similares a las reacciones alérgicas. La intolerancia depende de la cantidad de producto que se ingiera. 4. Liberación directa de histamina de las células procedente de algunos alimentos, como la clara de huevo, el tomate, entre otros. 5. Envenenamiento por alimentos en mal estado o que contienen sustancias venenosas, como quesos que producen diarreas por toxina bacteriana, mariscos y pescado que producen alergia o escombroidosis. 6. Reacciones alérgicas o inmunológicas a los alimentos. A este sexto punto es al que nos

vamos a dedicar por unos minutos en este reportaje. Se sospecha que una persona presenta una reacción alérgica a un alimento cuando reacciona a este en forma exagerada (hiperreacción) y diferente del resto de sus congéneres. La reacción está mediada por uno de los cuatro mecanismos básicos de reacción inmunológica que llevan a inflamación y síntomas. Estos se dividen en dos grandes grupos: las inmediatas (más características y dramáticas) y las tardías (más indolentes, más crónicas, no por esto, menos severas, y que comprometen severamente la calidad de vida del paciente). La gran mayoría de las últimas se presentan en la población llamada alérgica o atópica. Prevalencia: En adultos, la reacción a alimentos percibida por el mismo paciente sin conocer el diagnóstico ni ser analizado por el médico se reporta de 12-20% dependiendo del país (datos de la U.E.). La verdadera alergia alimentaria, con test positivos y pruebas de provocación positivas realizadas en servicios especializados, va desde 1.4 a 3.2%. En niños, donde siempre se ha dicho que los problemas alimentarios tienen mayor frecuencia, existen estudios australianos que llegan a

reportar 10% de prevalencia en infantes. Si la prevalencia de alergia alimentaria se realiza en poblaciones especiales como pacientes de asma permanente el porcentaje se eleva en forma importante. Si se estudia en población de eczema alérgico, la alergia al huevo sobrepasa en 40% en estos casos especiales. Síntomas. Algunos de ellos son: vómito, náuseas, diarrea alternada con estreñimiento, indigestión constante, dolores de estómago repetidos, ronchas en la piel y el empeoramiento de una serie de enfermedades de origen alérgico como la rinitis, el asma, las migrañas, la urticaria, el eczema alérgico, las gastroenterocolitis crónicas, entre otras. Los crustáceos, como el camarón, el maní y los frutos secos (tree nuts) son los problemas más comunes de alergia inmediata en los adultos. La leche, el huevo, la soya, el trigo, los camarones, el maní y los frutos secos también se reportan como los más frecuentes en niños. Sin embargo, cualquier alimento es capaz de producir problema de reacción, por lo que una investigación adecuada de un profesional en alergología clínica en casos crónicos es importante para aclarar el estado del paciente.

3

En adultos, la reacción a alimentos percibida por el mismo paciente sin conocer el diagnóstico ni ser analizado por el médico se reporta de 12-20% dependiendo del país.

Un estilo de vida


SALUD

Un estilo de vida

ALERGOLOGÍA

La anafilaxia: la más temida de las reacciones alérgicas inmediatas.

Debemos recordar que algunos alimentos son muy severos en las reacciones, como el camarón y el pescado. Estos alérgenos son volátiles con el calor y la ebullición, por lo que pueden presentarse reacciones severas cuando se están cocinando o cuando llegan los platos humeantes a la mesa para otros comensales. La contaminación al cocinar alimentos es importante porque fácilmente desencadena síntomas de anafilaxia en pacientes severos y los accidentes de ingesta no conocida no son infrecuentes. Incluso, se ha reportado que el besar a un niño en la mejilla después de haber comido el alimento al cual es severamente alérgico puede producir reacción local. Y el besar en la boca durante las siguientes dos horas de haber ingerido camarón o pescado a los pacientes severamente alérgicos a este alérgeno puede producirles reacción generalizada anafiláctica que pone en peligro su vida. La anafilaxia: la más temida de las reacciones alérgicas inmediatas. Este tipo de reacción es mediada por mecanismos directamente alérgicos y presenta una particularidad especial: se instaura rápidamente después del contacto, generalmente en los siguientes 10 a 30 minutos (raramente 2 horas). Involucra más de un sistema del organismo: piel, digestivo, respiratorios, cardiovascular, ocular, urinario o sistema nervioso central. Si un individuo tiene ronchas generalizadas sin otro síntoma se cataloga el proceso como urticaria gigante, pero si tiene ronchas y alguna otra manifestación como taquicardia, diarrea, dificultad respiratoria, moquera,

Un estilo de vida

4

picazón de ojos, desvanecimiento, dolores de estómago, dolores como de menstruación en las mujeres, sensación inminente de muerte (miedo severo), es una ANAFILAXIA y debe de actuarse de inmediato. Diagnóstico de alergia a alimentos. La historia clínica familiar y personal de alergia es fundamental para iniciar el diagnóstico. Una historia tomada por un experto en alergología dirigida hacia los puntos de importancia es vital para orientar este proceso. Después de esto, se pueden realizar pruebas de sensibilidad por alimentos en piel de tipo piquete (prick), intradérmicas o de parche de 48 horas con extractos especiales de alimentos para valorar la sensibilidad del individuo a un panel determinado de alérgenos. También existen pruebas “in vitro” (en sangre) para la hipersensibilidad tipo I, las cuales son “menos sensibles” que las de piel. Estos son de mucha ayuda en los casos de anafilaxia (reacción alérgica generalizada severa que pone en peligro la vida del paciente). No existen pruebas de laboratorio para los mecanismos de tipo tardío, por lo que en este tipo de procesos sólo las pruebas “in vivo” realizadas por el médico alergólogo brindan una orientación muy valiosa. Ningún test en laboratorio ni en la piel del paciente es capaz de predecir, al momento actual, la severidad de la reacción alérgica, por lo que una evaluación integral es la que da los mejores resultados. La sensibilización en laboratorio o en la piel del paciente puede decir que está sensibilizado a ese alimento, pero cómo va a responder al alimento

administrado debe ser investigado como parte del análisis integral del caso. Existen también pruebas de provocación abierta cuando se conoce el alimento ingerido y pruebas a simple y a doble ciego (sin conocer el alimento ingerido) para poder corroborar algunos diagnósticos. Estas últimas son costosas y consumen muchísimo tiempo del paciente y del médico, por lo que no se realizan frecuentemente. Manejo de las alergias a alimentos. Una vez que se sabe que el alimento sí produce problema, se procede a eliminar de la dieta el alimento implicado, se le da al paciente y a sus familiares instrucciones sobre el uso de un kit de emergencia con adrenalina y otros antialérgicos para portarlo permanentemente si el paciente presenta una anafilaxia con el alimento, y, finalmente, se les da un plan escrito para una eventual emergencia. Luego de pasado entre cuatro y seis meses, se puede probar de nuevo cómo están las pruebas después de evitar el alimento. Si estas han disminuido en intensidad, de acuerdo con el criterio médico, se puede probar nuevamente la introducción del alimento. Esto es lo que se conoce como “prueba de RETO” y debe tenerse muy en cuenta que sólo se realiza bajo estricta supervisión médica y en sitios que tengan la capacidad de asistir al paciente si se presenta una reacción severa que comprometa su vida. NUNCA SE DEBE HACER EN CASA SIN SUPERVISIÓN DIRECTA DE UN MÉDICO ESPECIALISTA.


NUTRICIÓN

Un estilo de vida

Recomendaciones nutricionales para el paciente con enfermedad celíaca

E

l gluten es una sustancia formada por proteínas que se encuentran en los cereales siguientes: trigo, cebada, centeno, avena. La enfermedad celíaca se debe a una intolerancia al gluten que produce un daño en el intestino que puede provocar entre otros síntomas, diarrea, esteatorrea (eliminación de grasa en heces) y dolor de vientre. El tratamiento de esta enfermedad consiste en retirar el gluten de la alimentación para toda la vida. Por tanto, usted deberá evitar todos los productos que contengan trigo, cebada, centeno, avena, o sus derivados. -Al principio, la dieta será muy energética y rica en proteínas (hipercalórica e hiperproteica) en los pacientes con diarrea y pérdida de peso; poco a poco se deberá ajustar, a medida que mejore la enfermedad, la cantidad de alimentos que se deben tomar. - Si, existe una intolerancia a la lactosa (sustancia que contienen la leche y sus derivados, en un primer momento también puede ser necesario evitar los productos lácteos (lactosa) y las grasas.

- Hay que leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos y evitar los productos con ingredientes que el fabricante no asegura que no llevan gluten. -Mantener una alimentación variada y equilibrada, para evitar carencias nutricionales. - Fomentar el consumo de alimentos naturales que no contengan gluten (cereales sin gluten: arroz, maíz, mijo y sorgo, verduras y hortalizas, frutas, legumbres, leche y derivados, carnes, pescados y huevos).

Dra. Ivonne Umaña Rojas Nutricionista Hospital Clínica Bíblica

Lea las etiquetas nutricionales. Si la etiqueta no tiene información clara sobre los ingredientes contenidos en el producto, mejor no lo consuma.

- Evitar consumir alimentos que contengan algún ingrediente como: almidón, harina, almidón modificado, sémola, fécula, fibra, espesante, proteína, malta, jarabe o extracto de malta, levadura o extracto de levadura, especias, proteína vegetal, etc - Evitar freír alimentos sin gluten en aceites donde previamente se hayan frito productos con gluten. -Utilizar utensilios de cocina (para mezclar, colar, entre otros) exclusivo para los celíacos si en la casa existen personas que no tienen esta enfermedad con el fin de evitar la contaminación cruzada.

5

Un estilo de vida


Segmento 2da Edición Revista Vive Gluten Free