Issuu on Google+

CMYK

Cuenca,

MIERCOLES 3 de noviembre de 2010 • redaccion1@elmercurio.com.ec

Cuenca,

un grabado francés del siglo XVIII

POR JOSÉ LUÍS ESPINOZA E. (Especial para El Mercurio)

ocas ciudades poco o nada referidos cuentan con graba- todavía. dos de importancia como Cuenca. Sobre SOBRE EL ellos analizaremos al- SUCESO gunos aspectos. 1.- La visita de los El cuadro se relacioacadémicos franceses na con el hecho laimplimentacaba b l e La visita de los para acaecido en académicos fran- CuenCuenca ceses implicaba ca un conel 29 para Cuenca un t a c t o agosto contacto con la c o n d e a 1 7 3 9 Ilustración, esto es l Iluscuando con la “civilizat r a el cirución, j a n o ción” de aquel esto J e a n entonces... e s Senierc o n ges, de la “cila Mivilización” de aquel sión Geodésica Francesa, muriera en manos entonces. 2.- El suceso en la de algunos “morlacos” embravecidos en la plaza de toros de San plaza de toros del ba- Sebastián fue considerado por la comunidad rrio San Sebastián. Pero más allá de las inter nacional como causas del hecho mis- una reacción o resismo de aquel entonces tencia de los “morlay ya conocido, hare- cos” a los cambios de mos alguna reflexión la modernidad de esa sobre varios aspectos época. Continúa 2F

P

Acuarela del Centro de Cuenca.1729.Manuel Núñez de la Cruz. ANHQ.

CMYK


CMYK

2F CUENCA ILUSTRE

Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

3.- No era extraño que aquel entonces, en una villa de agricultores y comerciantes remontada entre Los Andes, reaccionara de esa manera. Los científicos franceses eran lo máximo del conocimiento de esos tiempos y venían de París, una gran ciudad considerada cuna de la “cultura” que irradiaba al resto del mundo. Para los extranjeros debió ser fuerte el impacto; aún hoy, pese a sus esfuerzos, a Cuenca y a su región le falta mucho para estar al nivel de otras ciudades similares del mundo moderno y desarrollado.

EL GRABADO El grabado en blanco y negro tiene un título, que traducido al español dice: Vista de una Plaza Preparada para una Corrida de Toros, en el Valle de Cuenca del Perú. Publicado en: “Relation Abregué Du Voyage Fait Dans L’ Interior Corrida de Toros en De L’Amérique Meridionale, la Plaza San 1778”. Sebastián. 1778. Fue hecho en Europa, seBanco Central, guramente en Paris. Existe Quito. un registro en la parte baja derecha del cuadro, donde se puede ver las iniciales del autor: J. B. P. A contiLos curas, que se encuennuación se lee: Tardieu tran en primer plano llevan Sculprit. bajas sotanas y una capa La ciudad tiene una ar- larga sobre sus hombros, quitectura de apariencia sombreros de fieltro copa afrancesada de esa época y corta, igual a como lo usano a la de una ciudad espa- ban en la Cuenca hasta fiñola andina de aquel en- nales del siglo XX. tonces. Compare el grabado En el alboroto se puede y la acuarela. apreciar el uso de palos El autor, seguramente era que bien pudiera tratarse de un conocido cercano de al- lanzas o de las cañas, jueguno de los miembros de la go con el que se iba a partiAcademia Francesa. El gra- cipar durante la corrida de bado fue hecho idealizada- toros. mente. No obstante tiene Las cañas era un juego híuna serie de precisiones de pico medieval de la aristoCuenca, lo que implica que cracia en Europa, y en el el autor que un lo hicieescuara graLa ciudad tiene una drón de cias a jinetes arquitectura de un miatacaba a nucioso otro. Gil apariencia relato Ramírez afrancesada de esa Dávalos, de alguien uando época y no a la de cCorregique esuna ciudad tuvo en dor de Cuenca en española andina de Cuzco durante 1554, ya el aconjugaba a aquel entonces. t e c i las cañas m i e n t o Compare el grabado y es sey que guro que y la acuarela. bien puf u e do ser q u i e n el mistrajo la mo secostumñor De La Condamine. bre a Cuenca. .En la parte baja, lado izquierdo del cuadro, se se- LA IGLESIA DE LA ñalan nombres de algunas COMPAÑIA JEautoridades y personajes SUS importantes del Corregimiento de Cuenca. Al lado Entre los edificios que se derecho se indican algunos reconocen están la iglesia de lugares de la ciudad en co- la Compañía de Jesús, donde rrecta ubicación. fue enterrado el infortunado Senierges. LA VESTIMENTA Se observa el templo con sus cúpulas que, seguramenResalta en el grabado el te, inspiraron al hermano alevestido de los cuencanos mán Juan Stihele, que sí code aquel entonces: sombre- noció la iglesia de La Comro de tres puntas, camisa pañía para diseñar las cúpucon mangas brocadas, pan- las de la Catedral Nueva. talones cortos hasta las roLa iglesia se encontraba dillas, chaquetas æ con donde hoy está la nueva Caabertura y botoneras en la tedral, hacia la calle Padre parte posterior y botines. Aguirre. Este templo colapsó Nótese la espada que por- a finales del siglo XIX, pues taban al cinto. Usaban lar- un fuerte temblor dañó sus gas cabelleras. estructuras. Todavía hoy se

encuentra un segmento arqueado de la Compañía sobrepuesto y sellando el paso de lo que fuera la calle colonial de Santa Ana , junto a la Catedral. En la acuarela de Núñez (1729) observe los canales coloniales de agua en las calles, que se mantuvieron en Cuenca desde el asiento es-

pañol hasta 1930 aproximadamente. Hace unos quince años, cuando adecuaban el moderno restaurante Raymipamba, sacaron del lugar más de dos volquetas de sillares semi tallados de filiación inca, remanentes que fueron llevados a Pumapungo.

Juego de Las Cañas en Bruselas. s/f. Historia del Ecuador. T 4.

CMYK

BIBLIOGRAFIA - Chacón Zhapán, Juan.1982. Quinto Libro de Cabildos 1579-1587. Cuenca: Archivo Municipal y Serox del Ecuador. - León, Luis A.. 1993. Compilación de Crónicas Relatos y Descripciones de Cuenca y su Provincia, Tercera Parte. Cuenca: Banco Central del Ecuador. - Descalzi, Ricardo.1880. La vida social y las diversiones públicas en la colonia. En Historia del Ecuador T4.37- 52. Barcelona: Salvat Editores


CMYK Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA ILUSTRE 3F

El marinero holandés de El Barranco TEXTO Y FOTOS: MARÍA LAURA LOZANO SERRANO mlozano@elmercurio.com.ec Fue así, cuando luego de on el rostro hacia el cielo y los párpados cubriendo contraer matrimonio decidió sus ojos azul profundo per- vacacionar en la ciudad donmanece Jan, el marinero ho- de nació su esposa Graciela landés, como lo conocen los Vintimilla. El viaje fue planificado con vecinos de la calle La Condala idea de retornar a Holanda, mine, ubicada en El Barranco. Una banca multicolor, jun- sin que hasta hoy eso se conto al barandal que separa su crete. La similitud con un antiguo antigua casa del majestuoso paisaje del Ejido, donde cre- pueblo holandés lo motivó a ce la ciudad moderna; lo conocer Cuenca, habitarla y acoge en ese momento de vivirla. “Uno no puede dejar la placer que muy pocos puenostalgia por el lugar en el den disfrutar. Sentir el aire, escuchar el que nació. Sin embargo, puepaso del río Tomebamba y to- de tratar de encontrar esos recuerdos en mar energías lugares bepara emprenEl amor por una llos”, dice der la jornada cuencana lo llevó Jan, mientras es el ritual del hombre de 75 a cambiar el agua insiste en reconocerse coaños, quien, salada de mares mo un amandesde hace te de la ciudiez, vive en internacionales, dad y su hisCuenca. toria, sin que Este marino por la dulce eso lo catalonunca imagicorriente del río gue como un nó que caminvestigador. biaría el agua Tomebamba. Así, hizo salada de madel tradiciores internacionales, por la dulce corrien- nal barrio de El Vado su hogar y en él, junto a su espote del río Tomebamba. Vivir y sentir la ciudad es lo sa crearon una casa-museo que hace todos los días para hasta donde turistas llegan emprender una jornada. “Una para admirar un espacio, en persona debe alegrarse existir el que el mundo se muestra, y mejor aún si cuenta con un a través de piezas, muebles, paraíso como hogar”, comen- ornamentos y detalles que ta, en español matizado por forman parte de la decorasu lengua nativa, mientras ción de ese hogar. acaricia a su fiel compañera, “Nuestra casa siempre tuvo Lory, una perra golden retrie- algo especial. La decorábamos ver de cuatro años. como nos gustaba, hasta que Cuando llegó a Ecuador en nos dimos cuenta de que era 1990, Johannes Petrus Evera- diferente al tener cosas antirudus Van Ruitenbeek, como guas de distintos países. Fue es su nombre completo, no ahí cuando decidimos abrir conoció Cuenca, pero las re- las puertas para que todos lleferencias de amigos y familia- guen a conocerla”, señala res, lo inquietaron. Graciela Vintimilla. Tuvo que aproximare a una Los viajes de la pareja por cuencana para amarla y, a tra- el mundo los llevaron a tovés de ella conocer y querer mar recuerdos de esos lugala tierra, que también le robó res y, a trasladarlos a la casasu corazón. museo, donde además, no

C

Herramientas de carpintería de todos los tamaños se encuentran en el taller de restauración de Jan, lugar que constituye su espacio. faltan reliquias cuencanas y objetos elaborados por manos de la región. Los cuadros y fotografías colgados en la habitación de Jan constituyen la bitácora su largo viaje emprendido por el mundo en busca de un puerto seguro.

nas, pailas de cobre ecuatorianas, son algunos de los obje-

tos que en gran cantidad existen en la casa-museo, donde,

además, no falta un taller de restauración. Ese es el lugar de Jan. En él se encarga de reconstruir objetos, arreglar piezas de cerámica y retocar detalles de muebles antiguos. Los conocimientos que tiene como carpintero de barco no lo han abandonado, a pesar que hace varios años dejó esa profesión. Ahí es donde la mayoría de los visitantes lo encuentran y es en ese momento en el que Jan deja su trabajo de restaurador para transformare en guía turístico y hablar sobre Cuenca, mientras recorre la casa-museo. “Los hombres queremos un lugar. Este es mi lugar, esta es mi casa, aquí vivo yo y aquí me mantendré, no importa sea grande o sea pequeña, siempre estaré aquí, sintiendo a Cuenca en mi corazón”, dice Jan a los visitantes. Así, el marinero holandés, en distintos idiomas comparte la experiencia de vivir en esta ciudad y haberla convertido en su hogar donde dice dejará su huella al sentirse un cuencano de corazón.

Tesoros Paisajes holandeses destacan entre el sinnúmero de retratos, documentos, postales y recuerdos de los lugares por los que pasó y junto a ellos se encuentran también retratos y fotografías antiguas de la familia de su mujer, a quienes perteneció la casa. Cada pasillo tiene una historia que contar y con ella memorias de países lejanos se exponen. Una antigua cocina inglesa, jarrones de porcelana holandesa, muebles franceses, cámaras fotográficas america-

Su casa es La Condamine, calle tradicional del barrio El Vado, donde disfruta del paisaje y dialoga con la gente.

CMYK


CMYK

4F SALUDOS

Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CMYK


CMYK Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA ILUSTRE 5F

El Suco del Cenáculo… un personaje que trasciende las fronteras

tes ni siquiera nos mira y se va de nuestro lado. Su única reacción, de seguro por instinto, fue extender su mano derecha para recibir una moneda. Si bien fue difícil hablar con “el suco del Cenáculo”, conocerlo a través de Internet es una experiencia interesante que nos permite imaginar quién es en verdad. Es importante recordar que por las calles empedradas y fuera de las iglesias podemos encontrar este tipo de gente que nos recuerda que Santa Ana de los ríos de Cuenca es única, uno de los aspectos fundamentales es su gente, que encontró en las redes sociales un medio para hacerse conocer. (JGJ)

TEXTO Y FOTOS: JOHNNY GUAMBAÑA JARAMILLO jguambana@elmercurio.com.ec iempre viste formal. Saco tiempo alejado personaje. En su perfil se lo describe y camisa son sus prendas favoritas y jamás pasa por como: “Personaje actual de desapercibido. La mayoría de nuestra hermosa ciudad de gente lo conoce como “Suco Cuenca, que vaga por las de la Catedral” o “Suco del Iglesias especialmente por Cenáculo”. Nadie sabe con el Cenáculo, llevado por su certeza su identidad, pero es locura, se caracteriza por fácil divisarlo afuera de los vestir de terno y tener el cabello claro”. templos católicos. En sus manos sostiene una En la actualidad tiene 6.500 canasta de totora y pide a las internautas que están penafueras del Santo Cenáculo diente de sus actividades en unas monedas para su sus- Facebook, quienes le elabotento diario. El “suco” no ha- ran un sinnúmero de prebla, pero asiente con su ca- guntas sobre su identidad, beza en forma de agradeci- trabajo y donde vive. miento. Sin duda es un mendigo diferente. Costumbres La fama de este personaje tradicional de los morlacos Son las 12h00 del domingo ya traspasó las fronteras del 10 de octubre y en las afuemundo, pues a través del Fa- ras de la iglesia El Cenáculo cebook “El le encontrasuco”, como Las redes sociales, mos con su diría una típica vestipropaganda además de servir menta pipolítica, ¡Ya como medio de diendo unas es de todos!. monedas a La cuenta comunicación, los feligreses del “Suco” en que por ahí también esta Red socircundan. cial, que ya funcionan para Carlos Pasupera los rra haentretener, pero ce desde 500 millones cinco de usuarios, hay que tener años cumple de seguro no los domingos cuidado que fue abierta la misma rutipor él. Todos na: ir a misa, no todo es saben que es escuchar la verdad. juego pero Palabra de no importa y Dios, salir, ya tiene un importante nú- comer una espumilla y dar mero de seguidores quieren una moneda al Suco. Este despejar sus dudas sobre es- creyente asegura que este te conocido pero al mismo conocido personaje se ha

S

El “Suco del Cenáculo” es un personaje típico de la ciudad, a quien incluso le crearon un portal en Facebook. vuelto algo típico de Cuenca, tal como lo eran en décadas anteriores “María la guagua” o “El suco de la guerra”.

Experiencia En un intento por consultarle todas las inquietudes planteadas a través del Facebook, nos acercamos a él. A través de palabras y señas iniciamos la conversación, pero al final no tenemos éxito. Con sus ojos divagan-

CMYK


CMYK

6F SALUDO

Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CMYK


CMYK Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA ILUSTRE 7F

La trascendencia de la paja toquilla POR DORY ZAMORA MERCHÁN dorymarcela@elmercurio.com.ec onocidos como “Panamá se enseñaban las técnicas y hats”, los sombreros de acabados. Durante esta época ya paja toquilla son en gran parte un sustento para la in- existía la exportación de dustria cuencana, una indus- sombreros al extranjero, y tria llena de tradición e histo- los que salían desde Cuenca, eran trasladados en grandes ria ligada con Cuenca. La materia prima de esta ar- cantidades, a lomo de mula tesanía -sumamente elabora- por la ruta del Cajas hasta el da-, y desarrollada con gran puerto de Guayaquil. perfección en nuestra región, proviene de ciertas provincias Historia de algunos de la costa ecuatoriana como exportadores Guayas y Manabí, sin embar- cuencanos go su manufactura con una altísima calidad tiene renomEn 1890 surgieron los pribre en el Azuay. meros exportadores cuencaLa historia de la paja to- nos entre los que se hallaquilla va de cierta manera li- ban Manuel Delgado, Corgada con la historia de nelio Merchán, Juan Ugalde, Cuenca, pues gracias a ella y entre otros. al auge que alcanzó desde Para las primeras décadas 1850 hasta casi finales del si- del siglo XX se había increglo XIX, muchas familias de mentado el número de exla ciudad y región incremen- portadores cuencanos entre taron o hicieron fortuna que los que figuraban Federico de una u otra forma repercu- Malo, Benigno Polo, Roberto tió para el desarrollo de la Crespo Toral, los hermanos ciudad y su Delgado y Jagente, ya sea ra, Miguel El sombrero de en la arquiVega, Matías tectura y en Ochoa, entre paja toquilla, las artes en otros. una artesanía e general. Ya para El primer 1940, la inindustria ligada dato cronodustria del a la historia lógico que sombrero de se tiene de paja toquilla y tradición tejer sombrealcanzó su de la ciudad. ros en la remáximo esgión es de plendor en la 1845 cuando región, conBartolomé Serrano, trajo virtiéndose en el segundo desde de la costa la materia producto de exportación del prima y a algunos tejedores país. Todos los campos del de Monte Cristi, para que Azuay y Cañar se habían enseñaran el oficio a los re- convertido en verdaderos taclusos de las cárceles de lleres manufactureros, sosteCuenca y Azogues, desde nedores de la economía de allí se propago esta activi- la región y el país. dad a tal punto que en ese Rodrigo López Monsalve en mismo año, por ordenanza su libro, “Cuenca, Patrimonio del Cabildo, se instaló en la Mundial” indica que para el ciudad, en el antiguo barrio año de 1953 había en al país de El Chorro, la Escuela de diez casas mayoristas exportaTejer Sombreros, en la que doras. “De éstas, cinco eran

C

Mujeres sigseñas tienen como principal ocupación la elaboración de sombreros, que incluso son de exportación. cuencanas: Daniel Octavio Barrera, Casa Heredia Crespo, Rafael Ramírez, Alberto León Almeida, y Enrique Jara & Cía. Las otras cinco eran extranjeras con sus representantes en Cuenca: Brando Hat Co., Ernesto French, Emenco S.A., Lukaiser Corp. S.A., y Kart Dorfzaun” .

Por qué se les llama “Panamá Hats” El primer intento de la construcción del canal de Panamá para unir al océano Pacífico con el Atlántico y recortar así el tiempo en las rutas marítimas se dio en los años 1880-81. Para esta época, los sombreros ecuatorianos ya se exportaban y como ruta obligada estaba Panamá. Debido al clima del lugar y a las altas temperaturas, se empezó a propagar el uso del sombrero de paja toquilla, que representaba una prenda

liviana, fresca y que aliviaba las inclemencias del clima. María Leonor Aguilar, en su libro “Tejiendo la Vida”, dice al respecto: “Allá se lo manda desde el Ecuador, en proporciones gigantescas, difundiéndose desde allí a la América del Norte, a la del Centro y a Europa, en una palabra al mundo entero, pero extendiéndose su fama y el uso del sombrero con el nombre de ‘Panamá Hat’, por cuanto en esa época se mantenía fija la atención mundial en el enlace de esos dos Océanos en Panamá y tenía mucha repercusión todo lo que de allí procedía, por esa razón se dio, errónea e inmerecidamente, este nombre a los sombreros manufacturados en las distintas regiones ecuatorianas”.

Las tejedoras Aunque en un inicio tejían

CMYK

tanto hombres como mujeres, durante la mayoría de tiempo que duró el ‘boom’ toquillero, fueron las mujeres, campesinas en general, las encargadas del tejido del sombrero. Incluso cuando estuvo en auge muchas damas de sociedad tejían en sus casas y luego enviaban a sus empleados a venderlos.

La industria de hoy Hoy en día se concentran en Cuenca varias casas exportadoras de sombreros de paja toquilla: Calidad y finura del producto, variedad de diseños, colores y tamaños son las ventajas que ofrece el sombrero ecuatoriano, a la vez constituyen grandes fuentes de trabajo para cientos de personas de la región. Los artesanos tejedores se concentran en Gualaceo, Chordeleg, Sígsig y algunos

en Cuenca. La venta de la materia prima, llamada científicamente “carludovica palmata”en honor a los reyes españoles Carlos y Luisa (Carolus y Ludovica en latín), se puede apreciar todos los días jueves y domingos en los alrededores de la plaza de María Auxiliadora. El término toquilla proviene en cambio de “tocas”, es un diminutivo que hacía referencia a los adornos tejidos que se colocaban en la cabeza. El sombrero de paja toquilla, una exquisita artesanía con mucha historia y tradición en nuestro medio, seguirá siendo cotizado en el mundo entero por su belleza y función.

FUENTES: MARÍA LEONOR AGUILAR, “TEJIENDO LA VIDA”. RODRIGO LÓPEZ MONSALVE, “CUENCA, PATRIMONIO MUNDIAL”.


CMYK

8F SALUDOS

Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CMYK


CMYK Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

doryzamora@elmercurio.com

Cruces,

POR DORY ZAMORA MERCHÁN

“Cruces, usos, materiales, diseños y advocaciones en la provincia del Azuay”, se titula el trabajo de investigación efectuado por la licenciada Gloria Pesántez de Moscoso, el cual pretende ahondar los conocimientos sobre nuestro pueblo y su cultura.

L

a cruz, uno de los símbolos más antiguos de la humanidad tiene varios simbolismos, pero el mas tradicional es el que la asocia con la iglesia latino-occidental, donde es símbolo de la pasión y muerte de Jesús. Con respecto a sus usos dice que “en la antigüedad fue usada por los chinos, indios americanos, budistas y los egipcios, sirvió como patíbulo para los delincuentes, antes de la era de Cristo. En la época cristiana se la conoce como instrumento de martirio de la crucifixión de Jesús y es la insignia de los cristianos. Además delimita el espacio, indica direcciones cardinales y establece un orden…En lo profano, se la usa en el juego de ‘cara o cruz’ o en las áreas rurales los agricultores toman la forma para hacer figuras de espantapájaros con el fin de proteger sus sembrados de las aves”. En Cuenca, apenas ésta fundada, luego de la conquista española que utilizo la cruz y la espada en mano, en 1557 se alzaron en la Plaza Principal (hoy Parque Calderón) los pedestales de la Cruz, la Bandera emblema

de España y la Justicia de los Rollos. Gloria Pesántez indica que “con el transcurso del tiempo como señal del poder evangelizador, se ubicaron en las entradas de la ciudad grandes cruces, en lugares como: El Vecino, San Sebastián, San Blas y a orillas del Tomebamba, para amenguar los furiosos embates del río que inundaban el Ejido” “En la provincia del Azuay el uso de la cruz, dentro de este marco de religiosidad popular, es una respuesta a la necesidad de obtener protección divina, recibir los favores de ser bendecidos en todos los momentos de la vida y de la muerte y para evitar desastres naturales, rayos, truenos, terremotos, preservar los animales, cultivos y otros. Son colocadas en los techos o dentro de las casas, en las iglesias, capillas, como ofrendas, en diversas festividades, para recordatorios en

CUENCA ILUSTRE 9F

usos, materiales, diseños y advocaciones en el Azuay

los cementerios, caminos, carreteras, etc”, afirma.

Diseños, materiales y formas Pesántez manifiesta que el artesano trabaja sus obras, como cruces, crucifinos, imprimiendo las virtudes y los

misterios con advocaciones distintas y el sentido simbólico que representan. Los materiales con las que se trabajan son varios, como cerámica, madera, piedra, hierro, hojalata, cobre, vidrio, hueso, etc. Indica que hay variedad en las formas de las cruces, pe-

CMYK

ro las más conocida son las que se han registrado en los techos de las casas y en los cementerios, por ejemplo: Latina: es la más común, y se dice que antiguamente era la marca de Dios. Dado su valor intrínseco, la cruz latina, constituye la clave de toda la metafísica cristiana. Es-

ta formada de un vertical más largo y brazos situados más arriba de la mitad del pie o vertical. Griega: de vertical y brazos del mismo tamaño, unidas en el centro. Patriarcal: similar a la latina pero de doble brazo, siendo el primero más corto que el inferior. Papal: ostenta tres brazos horizontales, los dos primeros de menor tamaño que el inferior. Celta: la misma cruz latina a la que se ha agregado un círculo en unión de los brazos con el pie. Las cruces, en su mayoría van acompañadas por alegorías colocadas por los mismos artesanos, cada una tiene un significado diferente, entre las más frecuentes están: La cruz sobre la hostia: la redención del mundo por Cristo. La hostia sobre el cáliz: el pan, cuerpo de Cristo consagrado para el perdón de los pecados. Si se toma en cuenta que el pan, es la hostia fruto del trigo que produce la tierra con la ayuda del sol. Cáliz: la copa en la que se bebió el vino, la ‘Sangre de Cristo’ en la última cena. Corazón: órgano vital del hombre, aparece con una corona de espinas. Cordero: símbolo de Cristo resucitado. Escaleras: el descendimiento del cuerpo de Cristo muerto o de ascensión, en el sentido material o espiritual. Media Luna: principio femenino receptivo, en contraste con el sol, que es el principio masculino activo. Flor: la flor es causa y efecto, la culminación y comienzo, lo engendrado. Flor de lis: un lirio estilizado. Sus tres puntas significan la Santísima Trinidad. Gallo: símbolo de custodia y vigilancia que suele representarse también como el anunciamiento de un nuevo amanecer. Palomas: el alma, el espíritu trascendente. Continúa 10F


CMYK

10F CUENCA ILUSTRE

Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

Cruces de techos y la Guasipichana Pesántez asevera que en la provincia del Azuay desde hace muchos años se acostumbra a erigir en la parte más elevada de la cumbrera de las casas del recinto citadino y en el área rural, cruces, de diversos tamaños y materiales, como cerámica, hojalata, hierro forjado, siendo las más antiguas las llamadas ‘de mármol blanco’, (piedra blanca parecida al mármol pero más suave). “La colocación de la cruz en la cubierta, cumple una función de orden ritual-dogmática, utilizan para proteger la nueva morada, alejando los demonios o fuerzas malignas, de los vientos huracanados, tempestades, desgracias, otras calamidades y aún para protegerlas de las goteras” Cuenta que a la ceremonia de la colocación de la cruz, se la conoce como “Guasipichana” que significa “barrer la casa”, esta fiesta se da cuando concluye el enteche de la casa, los dueños deben señalar a un compadre, el que deberá donar la cruz, hacerla bendecir y colocarla en el techo. “Esta celebración se suele hacer con mayor frecuencia entre los campesinos”.

que esta fiesta se celebraba tanto en la ciudad como en el campo, y que en la ciudad se arreglaban varios altares en cada barrio se vestía a la Cruz con lienzos que llevaban en su centro estampado un crucifijo o los instrumentos de la Pasión. “La ceremonia de vestir la Cruz se iniciaba el primer día de mayo y la de desvestirla el 31 de dicho mes, a cuyos actos asistía todo el pueblo…” Indica también que como mayo es un mes lluvioso, las familias se reunían en sus casas para honrar a la Cruz, con el rezo de la corona que era un rosario de quince misterios, con cantos de letanías y a lo divino. Los asistentes eran atendidos con un ‘gloriado’

(agua de canela azucarada caliente con un poco de licor). Mientras tanto la fiesta en los campos se la festejaba de manera diferente, con ramas vegetales se confeccionaban cruces que luego se colocaban en una tarima y se las vestía de ofrendas florales, la festividad se complementaba con grandes fogatas, bailes y cantos. Pesantez asegura que “esta tradición de la fiesta de las Cruces, se la conserva hasta hoy en la provincia del Azuay, en Cuenca, hay barrios como El Vado que celebran el tres de mayo el día de la Cruz, con el arreglo de altares donde se venera a la Cruz, juegos pirotécnicos, misa y carreras de competen-

cia pedestres”.

Protectora de los hogares Existe otra advocación a la Cruz protectora de los hogares, ésta es pequeña y de madera, al centro lleva una flor tallada, después de ser bendecida, es colocada tras la puerta principal de las casas, para proteger al hogar. Otra es la de las cruces de ofrendas, ya que en algunos sectores de las parroquias rurales, es tradición ofrecerlas en las fiestas religiosas y paganas, con el fin de conseguir milagros, fertilidad de los campos, buenas cosechas o evitar fenómenos telúricos.

Pricipales advocaciones A lo largo de la historia han existido varias advocaciones, sin embargo una de las principales en Cuenca, y que se mantiene hasta la actualidad es la de las CRUCES DE MAYO; “esta fiesta conocida también como de la ‘Santa Cruz’, data desde la colonia, cuando los misioneros a falta de los santos en bulto, optaron por mantener el culto a la Cruz y tributarle homenaje en el mes de mayo. Mes en el que los indígenas realizaban sus festejos para rendir homenaje a la naturaleza, en el resurgimiento de la florecencia”. Gloria Pesántez comenta

CMYK


CMYK Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA ILUSTRE 11A

Joven con espíritu de superación FOTOS Y TEXTOS: CATY ORDÓÑEZ ROMERO.

cordonez@elmercurio.com

D

e las aulas de la Escuela Taller Cuenca, donde se forma a jóvenes de escasos recursos económicos en oficios artesanales, han salido emprendedores con espíritu de superación. Este es el caso de Byron Mogrovejo que se capacitó en el taller de albañilería. Su madre luego de quedar viuda, viajó a los Estados Unidos para pagar deudas del taller de carpintería de su difunto esposo, que quebró durante el proceso de dolarización. En su ausencia, Byron y sus hermanos quedaron al cuidado de sus abuelos, y tuvo que dejar un corto tiempo los estudios. Al haber pasado la etapa de matrículas y para retomar su formación, ingresó a la Escuela Taller Cuenca en carpintería. Pensó capacitarse sólo un año, para luego matricularse en el colegio, sin embargo le gustó el oficio y se graduó con el título de maestro en sólo dos años, cuando se requieren tres para esta rama artesanal. Paralelamente, decidió ingresar al colegio nocturno Francisco Tamariz Valdivieso en la especialidad de Físico Matemático. Una vez que culminó su formación empezó a trabajar como maestro de obra, en la construcción de casas a los 17 años. Empezó con la vivienda que le construyó a su tío, trabajo que gustó a otras personas de su sector y también le pidieron que se encargue de la construcción de sus casas. Al principio le pagaban 80 dólares por semana, pero poco a poco fueron subiendo sus ingresos, llegando a ganar hasta 1.200 dólares al mes, lo que le permitió reunir dinero e incluso adquirir una camio-

Juan Pablo García (D) y Fausto Castillo (I) elaboran las partes de un velador en Pro madera, en presencia de Juan Arias, coordinador técnico de la Escuela Taller. COR

Forman a jóvenes en diversos oficios

Byron Mogrovejo, junto a una de las últimas casas que construyó. Cortesía neta del año. En vista de su habilidad para la dirección de obras de construcción, decidió dedicarse ahora a estudiar arquitectura. Al momento cursa el último año de esta carrera en la Universidad Católica. Para solventar los gastos de su esposa Jesenia Sempértegui y su pequeña hija Adriana Camila de 4 años, colabora en un estudio de arquitectura particular. Sin embargo, no descarta a futuro poner su propia oficina para ejercer su profesión de arquitecto.

Inversión Al momento Byron ya no tiene su camioneta, porque la vendió para invertir el dinero en un terreno que luego quiere lotizar y venderlo para empezar su propia constructora. Por el momento tiene un vehículo pequeño sólo para movilizarse de las clases al trabajo y a las obras que se están construyendo. “Todo lo que he logrado se lo debo a Dios, a mi esposa, mi madre y a la Escuela Taller Cuenca que tanto respeto”.

La Escuela Taller Cuenca tiene como objetivo la inserción social de jóvenes de escasos recursos económicos en distintos oficios artesanales, muchos de ellos tradicionales, que ayudan a la recuperación del Patrimonio Cultural tangible e intangible. La Escuela tiene 11 años de funcionamiento y cuenta con el apoyo del Municipio de Cuenca y de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID), que es un proyecto del Gobierno Español. Durante este tiempo han capacitado a aproximadamente 800 jóvenes en diferentes oficios, y lo que buscan es que se inserten laboralmente, a través del empleo o lo que llamaríamos autoempleo, es decir emprendimientos generados por ellos mismos, informó Juan Arias, coordinador técnico de la Escuela Taller. La Escuela además ha ido trabajando con otras organizaciones internacionales, lo que ha ayudado a la generación de emprendimientos, por ejemplo

CMYK

uno de ellos a través de la Fundación Save de Children, que es de carácter internacional y que busca proteger a los niños y adolescentes. Desde hace más de 5 años trabajan con ellos en el Programa de apoyo a los migrantes y sus familias en Cuenca y el Azuay, con quienes han generado unos 20 microemprendimientos en distintos oficios, con cursos de vitrales, gastronomía, panadería, hierro, forja, metalmecánica en general y carpintería en madera. Cabe indicar, que los alumnos que asisten a la Escuela Taller tienen además el beneficio de la alimentación, con un refrigerio a media mañana y el almuerzo. Con esto se garantiza una buena nutrición de los alumnos, y mejores oportunidades de aprendizaje.

Vitrales En el área de vitrales, el proyecto que más destaca es el taller Decorvid de Isabel Guallpa, porque pudo plasmar y alcanzar logros importantes en corto tiempo con su empresa, que ahora mantiene con algunos socios. Empezó aprendiendo el oficio, se le capacitó sobre la formación de pequeñas y medianas empresas (pymes), y luego pudo acceder a un crédito no reembolsable a través de esta organización, que le permitió iniciar su emprendimiento, indicó. Ella supo canalizar bien estos recursos, y conformar su microempresa que genera empleo para otras personas. La última vez que le visitaron representantes de la Escuela Taller, se conoció que adquirió una máquina en 40.000 dólares, y brindaba empleo a 7 personas. Decorvid trabaja en vidrio en la elaboración de vitrales, espejos para la venta, corte y colocación de vidrio, vicelados, pintura en vitrales, etc.

Panadería con más demanda

La mayoría de emprendimentos que han iniciado los alumnos de la Escuela Taller son en panadería, pastelería y gastronomía, que por su misma naturaleza brindan mayor facilidad en el proceso. Como Escuela han ido evolucionando, teniendo ahora enfocada la capacitación en las áreas que brindan más oportunidades de empleo, por ejemplo la construcción, gasfitería, instalaciones eléctricas, metalmecánica y carpintería. Hasta el momento se registran más de 50 emprendimentos de distintos niveles y líneas. Algunos prestan servicios y son dueños de su emprendimiento, y otros elaboran productos que venden. En el área de la madera, a través del apoyo de la Unión Europea, se llevó a cabo un emprendimento, conformándose la empresa asociativa Pro madera, donde son socios ex – becarios de la Escuela de Carpintería. Esto dentro de proyectos que manejaba CGPaute y que se conocía como Fondo de inversión local, que fue inversión de más de 50.000 dólares, con contrapartes locales. Pro madera que lo conforman 13 socios ex - becarios, es una empresa que presta servicios y también elabora productos como puertas, ventanas, pisos, balaustradas, mesas, sillas, mecedoras, guardarropas, etc. Su local está ubicado en la calle Tarqui 5-57, entre Muñoz Vernaza y Rafael María Arízaga. Juan Pablo García, Jorge Fernández y Fausto Castillo, son tres de los operarios de Pro madera, quienes opinan que ésta es una buena oportunidad para trabajar, donde cada uno puede desarrollar sus destrezas, y además han encontrado una oportunidad para ayudar económicamente a sus familias.


CMYK

12F SALUDO

Cuenca, miércoles 3 de noviembre de 2010 • www.elmercurio.com.ec

CMYK


Viva Cuenca