Page 1

REVISTA PARA SOCIOS

0513

El paisaje que mas le gusta a nuestros sentidos, postales de un viaje inolvidable a Mendoza.

En esta edición: ¿corchos ó tapones? • vinos de tucumán • pasión en el deporte


SUMARIO 4

Bodega y Vinos del mes

8 Vinografías

Dicen que los tesoros son más valiosos si uno es capaz de compartirlos.

Revista Barcelona Club de Cata Edición: mayo 2013

STAFF Coordinador General: Mariano Sebrié Editor y director comercial: Luis Fedullo · luis@barcelonanews.com.ar escribieron en este número: Ángel Salamine

NOTA DE TAPA 16 Mendoza, un viaje inolvidable

Fotografía: Luis Fedullo COLABORACIÓN EN EVENTOS: Sabrina Ceccarelli

MERCADOS 18 El corcho natural y los tapones sintético se disputan el vino

Coordinación general “música para beber” y “Envinarte”: Luis Fedullo Diseño editorial: Vitriolo · Laboratorio Creativo Cel: (0341) 156 290 120 hola@vitrioloweb.com.ar www.vitrioloweb.com.ar facebook.com/vitriolo ImprESIÓN: Borsellino Impresos S.R.L. Av. Ovidio Lagos 3653 · Rosario Tel: (0341) 4317174 www.borsellino.com.ar

22 Vinos recomendados: 10 etiquetas del Tucumán para descubrir este “nuevo” terroir 38 Cinzano: Pasión por el deporte 32

Zuccardi. Con la mirada puesta en los orígenes.

Córdoba 2375 · Rosario C.P. 2000 · Santa Fe · Argentina Tel: 0341 440 2305 Fax: 0341 425 4784 info@barcelonavinos.com.ar www.barcelonavinos.com.ar barcelonavinosyalgomas

36 La botella del genio

En Barcelona Vinos encontrarás la más amplia variedad de bebidas nacionales e importadas, cristalería, habanos, chocolatería y una delicada selección de productos delikatessen.

PROMOS PARA SOCIOS

El regalo ideal para papá en su día.

FICCIONES UVAS ROJAS

40 Un papá fuera de serie

@barceclubdecata

3


BODEGA DEL MES Hacia el año 2003, Kurt Heinlein, decidió recorrer la provincia de Mendoza en busca de un terruño para concretar un viejo anhelo: establecer un emprendimiento vitivinícola familiar que rinda tributo a sus antepasados, los Funke y se convierta en un legado para las generaciones futuras. En el mismo nacimiento de San Rafael, custodiado por el Cristo que da la bienvenida a la ciudad y bendecido en una de sus orillas por el río Diamante, Heinlein encontró el campo de sus sueños. Con imponente vista a la pre-cordillera, se despliegan sus 330 has de belleza.

• Excelente amplitud térmica (promedio 17 º C/ 62.7° F). • Clima seco (mejor aireación e inocuidad de la vid). • Agua de riego, por goteo, provista por el Río Diamante (Cordillera de los Andes). • Uva de calidad superior (selección clonal – masal de las plantas) • Conducción por espaldero y protección de la vid mediante un sistema de malla antigranizo.

Fue para el año 2005 cuando, asesorado por el Ingeniero Franco Lucchini, sembró sus primeras 20 ha con: Malbec, Cabernet Sauvignon y Syrah. Para que el proyecto se plasmara como se había soñado, se encomendó al enólogo Mauricio Lorca la tarea de hacer realidad en una botella, aquel sueño que había llevado sus años concretar y al cual la paciencia y perseverancia le habían elegido el nombre: “La Espera”.

Excelencia en Vinos • Uvas provenientes de un privilegiado terroir (control total sobre la producción). • Excelentes cualidades organolépticas. • Riguroso manejo de los cultivos (buenas prácticas agrícolas) • Control estricto sobre el punto de maduración para determinación del momento exacto de cosecha. • Elevados estándares en el proceso de vinificación. • Uso sostenible de los recursos naturales.

Terroir • Suelos franco-arenosos de origen aluvional (permeables, profundos con sectores pedregosos). • Altitud de 831 mts. sobre el nivel del mar.

La bodega Funckenhausen está conformada por pequeños tanques que permiten la producción de ejemplares de alta gama. El proceso de elaboración de sus vinos cuenta con un manejo muy cuidadoso y controlado, sin demasiada intervención, para mantener su expresión e identidad intactas.

LE entregamos:

cuota $ 75

4

cuota $ 90

1 La Espera Roble + 1 La Espera Reserva

2 La Espera Reserva

Precio Sugerido $ 117.-

Precio Sugerido $ 156.-


socio vintage cuota $ 280 2 La Espera Blend 2009 + 1 La Espera Blend 2008 Precio Sugerido $ 405.-

隆Recuerd eq

puede du su opci贸n

ue

plicar

del mes!

Caja especial del mes 3 La Espera Roble + 3 La Espera Reserva

$ 199 Precio Sugerido $ 351.-

5


Imágenes hechas de vino

vinografíaess hechas de vino Imágen

FIAR 2013: Gran concurrencia en “Vinalterra”, el salón propuesto por Vinoteca Barcelona y Club de Cata Barcelona.

La gente participó con gran interés en los vinos orgánicos.

FIAR 2013: Degustación de los vinos exclusivos para los socios del Club de Cata.

FIAR 2013: Degustación guiada de vinos italianos de la región de Emilia Romagna a cargo de Renato Vicinanza.

FIAR 2013: Familia Zuccardi se presentó con sus vinos Santa Julia Organic y sus aceites Zuelo.

El Club de Cata Barcelona en un espacio exclusivo en FIAR 2013.

La Charcuteria de Barcelona también estuvo presente en la edición 2013 de FIAR.

Miércoles 8 de mayo: presentación de nuestra intendenta con presencia total de expositores.

8


¡Viaje a Mendoza!

En la cava de barricas de Bodega MELIPAL.

Atentos frente a la degustación de productos en MELIPAL

Tres de los platos del menú de 5 platos y 5 vinos del restaurante de MELIPAL.

¡VIAJE A MENDOZA! Malbec Melipal 2013 en proceso fermentativo

Melipal Rosado de Malbec

Los vinos CALAMACO de Santiago Santamaría que disfrutamos en Manos Morenas de Chacras de Coria.

Manos Morenas

Manos Morenas nos deleitó con una gastronomía peruana de alto vuelo.

Delicias dulces de la cocina peruana.

9


¡Viaje a Mendoza!

El grupo del Club de Cata Barcelona en el hermoso parque de Bodega Alta Vista.

Matheu, jefe de enología de Bodega Alta Vista, nos prepara para una degustación de los excelentes vinos de la bodega.

Siempre frescas las centenarias galerías de Bodega Alta Vista.

Grandes vinos en un lugar maravilloso.

El grupo de socios que compartió el viaje en Bodega Benegas.

Antiguas prensas en perfecto estado de Bodega Benegas.

Colección de ponchos en el museo de Bodega Benegas.

Enorme sala de barricas subterránea de Bodega Benegas.

Nos guió por la historia de la Bodega y la familia Benegas, como broche desplegó sabiduría en el asador.

10


Todos en Bodega Antucura con Herbe, enólogo galo de la bodega que nos atendió con gentil predisposición.

Herbe nos cuenta sobre el estilo de elaboración de sus vinos en la soleada mañana de Vista Flores.

Degustando vinos de Bodega Kaiken.

Parrales de Cabernet Sauvignon de casi 100 años de Bodega Kaiken en Vistalba.

En los viñedos de Kaiken que rodean la Bodega.

Cava de barricas donde reposan los vinos super premium de Bodega Kaiken.

Imponente la mesa de degustación de piedra maciza en la cava subterránea de Salentein.

Vasijas de fermentación para los vinos de alta gama de Bodega Salentein.

Deliciosos platos de gran calidad en Killka Restaurante.

11


¡Viaje a Mendoza!

En uno de los laterales de la antigua Bodega Trapiche y su estación de carga del ferrocarril.

Gastón Re, anfitrión de lujo de Bodega Trapiche, frente a la atenta mirada de los socios del club.

Prontos a degustar un delicioso y raro Sauvignon Gris aún sin filtrar.

La bodega centenaria de Trapiche reciclada para elaborar vinos premium.

Los vinos de un almuerzo muy dificil de superar.

Un almuerzo que nadie olvidará, todo de gran calidad y un servicio excelente.

Un operario hace tareas de remontaje en una pileta de Malbec.

Pablo de Bodega Lagarde nos paseó por complejos aromas y sabores de los vinos premium de la bodega.

Una de las mejores empanadas de Mendoza, hechas en horno de barro en Bodega Lagarde.

12


NOTA DE TAPA

Mendoza, Viajar hacia el sol de Mendoza siempre nos hace cosquillas en el pecho, en el alma. Los que vivimos apasionadamente a esta bebida, encontrarnos con el lugar de su nacimiento y sus hacedores es siempre una buena experiencia.

un viaje inolvidable

E

n esta oportunidad el periplo nos encontró a un grupo de personas fabulosas, que supieron disfrutar de un entorno siempre espectacular, siempre atentas y respetuosas. Las bodegas que nos cobijaron en este viaje demostraron porqué llegan a elaborar grandes vinos, el valor de la humildad, el trabajo incansable, la valoración del terroir, la vigencia de la historia en cada rincón, no importa el tamaño, el volumen, un común denominador siempre estaba presente; la pasión.

Las visitadas fueron las Bodegas Antucura (Vista Flores), Salentein (Valle de Uco), Kaikén (Vistalba), Alta Vista (Chacras de Coria), Trapiche (Coquimbito), Benegas (Luján de Cuyo), Lagarde (Luján de Cuyo) y Melipal (Agrelo). De la pequeña y cálida bodega de Anne Caroline Biancheri a la Majestuosa Salentein que se adueña del paisaje del Valle de Uco las diferencias son tremendas, en las dos son notables los recursos empleados para llegar a vinos de gran calidad, en Antucura el cuidado en cada espacio de la bodega de Hervé Chagneau es evidente, incluso hasta que el vino llega a la copa servido por él. En Salentein es imposible que suceda así, la imponente bodega del Valle de Uco derrocha recursos y espacios edificados de gran envergadura, una cava subterránea de dimensiones descomunales cobija a miles de barricas, un salón hermoso, Primus, es franqueado por doce toneles de 7600 litros para elaborar vinos de alta gama. Un edificio espacioso de ambientes que parecen infinitos, KILLKA, alberga al shopping y al restaurante de estilo minimalista donde se puede disfrutar de una moderna gastronomía que se sostiene en materias primas clásicas argentinas de gran calidad, todo con una hermosa vista y esmerada atención. Kaikén, la bodega del inquieto Aurelio Montes afincada en suelo de Vistalba se encontraba como todas las que visitamos en este viaje, trabajando en fermentación de vinos tintos Premium y preparándose para recibir a la malbec y cabernet sauvignon mas perezosa de madurar. Con gran esfuerzo de inversión, han reciclado la vieja bodega Barberis hasta ponerla a la altura de los vinos que Montes quiere para el mundo, Piletas, tanques y maquinaria de última generación conviven. Después de una visita por viñedos, bodega, cava de barricas y una degustación espléndidamente guiada por Leticia, sommelier y encargada de hospitalidad de

16


la bodega, nos despedimos y partimos hacia una de las bodegas que más me emociona, por lo que significa para el despegue y expansión del vino argentino, Alta Vista.

calidad y con buenos rindes, con algunas regiones con un poco de retraso en la cosecha que obliga a los vinos resultantes a tenér mas color y estructura, sobre todo en el Valle de Uco.

Esta bodega podría considerarse pionera del vino argentino moderno. Nuestro anfitrión, Ivan Ivulich, nos paseó por galerías, bodega y cava de una bodega centenaria que la familia D’ Aulan restauró para dejarla como si funcionara desde siempre, desde hace poquito, hasta dejarnos en las manos de uno de los enólogos mas talentosos de Mendoza. Matthieu Grassin tiene en su personalidad un blend de campiña francesa y mendocino de Chacras de Coria, fue un sábado soleado que Matthieu interrumpió de su descanso familiar de semana santa para recibirnos y guiarnos en una cata de maravillosos vinos mendocinos con el estilo francés que le imprime desde la primera botella de existencia Alta Vista. Luego de copas de fresco y frutal espumante y deliciosos appetizers en Le Parc, el hermoso jardín del frente de la bodega, nos agasajaron con un asado de lujo en el salón del Consulado Francés en Mendoza que está en la luminosa casa de la bodega. Una atención que nunca olvidaremos.

El lunes con una llovizna ligera pero contínua llegamos a la región alta del Río Mendoza para visitar una de las bodegas mas cargadas de historia, no sólo el edificio antes perteneciente a la Familia Norton, estábamos en la bodega de Federico Benegas Linch, bisnieto de Don Tiburcio Benegas, pionero de la vitivinicultura mendocina. La bodega reciclada con esmero y precisión contiene en sus grandes naves a piletas de pequeñas dimensiones para elaborar vinos premium y super premium como le gusta a Federico Benegas. La cava antigua y subterránea alberga a barricas de roble francés de a cientos, las antiguas piletas de cemento subterráneas hoy son celosas y efectivas cavas para las botellas de mas alta gama de la bodega que esperan el mejor momento para ser etiquetadas y salir al mercado. Una de estas piletas hoy es una sala de degustación donde degustamos lo mejor de la bodega, una experiencia increíble. Luego nos dirigimos al precioso living donde Andrés, nuestro anfitrión, manejó con prestancia de asador de mil fogatas, la parrilla enjundiosa de la bodega pegada a la mesa tendida para el disfrute. Acompañamos las deliciosas carnes asadas con varietales Benegas, destacó el petit verdot 2009 con 12 meses de barricas francesas, sofisticaedo y complejo a pesar de su juventud.

El domingo se lo dedicamos a la bodega grande de Argentina, Trapiche. Gastón Ré nos dedicó el domingo de Pascuas y con lujo de detalles nos llevó por la gigante y centenaria bodega modelo dedicada a los vinos Premium de Trapiche. Degustamos varios vinos desde los tanques de acero inoxidable y luego nos dirigimos a un salón en la planta alta de la bodega donde nos prepararon una mesa digna de reyes, con unas empanadas y un asado de gran categoría qe acompañamos debidamente con los super premium de la bodega. ¡Gracias Gastón! La lluvia en Mendoza es rara pero divina, claro que por estas épocas no se aplaude ya que la uva de mas alta calidad todavía está colgada en las viñas, por suerte nunca fue intensa, solo por la noche del sábado, y finalmente el día martes apareció el sol para llevarse toda el agua acumulada en exceso. Finalmente a saber de los viticultores de cuyo, este año 2013 pinta de gran

Nos despedimos y nos dirigimos a la Bodega Lagarde a pasar una tarde donde el cielo empezaba dar un descanso, claro que el reposo no era para nuestros sentidos ya que nos esperaban para una merienda muy particular: empanadas horneadas en horno de barro y todos los reserva de la bodega. Comenzamos con los espumantes altas Cumbres y Lagarde método tradicional, continuamos con Viognier, Sauvignon Blanc, Merlot, Malbec DOC, Cabernet Franc, Guarda y cerramos la degustación con Henry Tardío. Mansísimos volvimos a Mendoza para prepararnos para una cena con los vinos de Santiago Santamaría, Calamaco, un espacio totalmente diferente con nuevos sabores y texturas: Manos

Morenas de Chacras de Coria. Todos los platos espectaculares y la genial compañía de Santiago y sus logrados varietales Premium y Super Premium.

El último día fue un broche de gran calidad, visitamos en Agrelo a la bodega de Clarisa Aristi: Melipal. Aunque el cielo aún no se abría y no dejaba ver las montañas con sus picos nevados el paisaje era hermoso. Después de un paseo por la bodega y una degustación en la hermosa recepción del restaurante de la llegó Clarisa para guiarnos por una degustación por los vinos de este año, recién terminado el proceso y aún sin filtrar, estos vinos nos inundarosn de aromas y sabores de fruta como solo se puede probar en una bodega, una de las cosas que no se pueden valorar. Ya en el restaurante disfruutamos de un menú de cinco pasos especialmente maridado con los vinos de Melipal, ¡un festival para los sentidos! La vuelta a Rosario nos encontró, después del derrotero vivido, con la mochila llena de recuerdos fantásticos y nuevos amigos, sólo me resta agradecer a todos los que nos dedicaron su tiempo en Pascuas y en plena cosecha para que este grupo se guarde para siempre este viaje en el corazón. ¡Sólo espero que pronto se repita! ¡Salud! LUIS FEDULLO Sommelier · Barcelona Club de Cata

17


MERCADOS

El corcho natural y los tapones sintéticos se disputan el vino Durante mucho tiempo los tapones sintéticos eran una especie de tabú, en especial para los vinos de alta gama, pero el mercado está cambiando. Hace menos de quince años el corcho era utilizado para tapar más del 90% de las botellas de vino que se vendían en el mundo; actualmente su participación se redujo a un 57%.

R

ecientemente, cuando el gobierno nacional publicó el decreto que eleva a un 35 % el arancel de importación para cien productos, entraron en dicha lista, junto con las tablets, las computadoras, las motos y los juguetes, dos insumos claves para la industria vitivinícola; ellos son: los corchos aglomerados y las duelas de roble, que las bodegas utilizan para un darles a sus vinos un paso por madera. En el caso de los corchos aglomerados, se trata de los productos más utilizados para tapar vinos de precio medio. Por cierto, la suba del arancel no alcanza al corcho natural, que continúa siendo el más utilizado para los vinos de alta gama. Simultáneamente, dicha medida coincidió con el anuncio de Nomacorc, la multinacional número uno en la fabricación de tapones sintéticos, de la inauguración de su nueva planta en la provincia de San Juan, la cuarta que tiene a nivel mundial. “Durante mucho tiempo los tapones sintéticos eran una especie de tabú, en especial para los vinos de alta gama, pero el mer-

18

cado argentino ya está cambiando. Hoy estamos cubriendo el 10 % de la demanda nacional con importaciones, pero con la nueva planta queremos controlar el 20 % del mercado en base a producción nacional”, explicó Eduardo Casaubon, socio local de Nomacorc. A nivel mundial, la industria vitivinícola ya inició el proceso de reconversión. Hace menos de quince años el corcho era utilizado para tapar más del 90 por ciento de las botellas de vino que se venden en el mundo y en la actualidad su participación se redujo al 57 por ciento. El restante 43  % se reparte entre los tapones sintéticos, los microaglomerados y las tapas a rosca, conocidas en la jerga de la industria como screwcaps. A nivel nacional, el corcho mantiene un liderazgo indiscutido, en especial entre las bodegas orientadas a los vinos de alta gama, pero los cierres alternativos están ganando terreno y en 2012 sumaron 200 de las 850 millones de botellas producidas en el país.


En Nomacorc aseguran que los tapones sintéticos permiten encontrar el flujo de oxígeno óptimo para cada vino y evitan cualquier riesgo de contaminación.

Argumentos de peso

Diferentes posturas

Detrás de este proceso de cambio se encuentran tanto razones técnicas como económicas. En Nomacorc aseguran que los tapones sintéticos permiten encontrar el flujo de oxígeno óptimo para cada vino y evitan cualquier riesgo de contaminación, como puede ocurrir con el uso del corcho natural, que le da al vino un olor a moho y un sabor desagradable. Sin embargo, tan importante como este factor es la diferencia en el precio. El millar de corchos elaborados íntegramente a partir de los retazos de alcornoque cuesta 500 euros, mientras que el valor de los tapones sintéticos oscila entre los 40 y los 120 dólares de acuerdo con la calidad.

Entre las bodegas argentinas, sin embargo, todavía hay posiciones encontradas sobre la conveniencia de abandonar al corcho natural. Al respecto, Juan Carlos Muñoz, presidente de “Viña Las Perdices” expresó que: “En los últimos tres años iniciamos un traspaso hacia los tapones técnicos que garantizan una hermeticidad notablemente superior, con menos ingreso de oxígeno que los tapones naturales, lo que se traduce en vinos más frescos y frutados por mayor tiempo”. Por su parte, otra bodega boutique como Casarena Bodega & Viñedos, avizora que a futuro la tapa a rosca será la gran ganadora: “En el futuro todo será tapa a rosca para los vinos medios y

el corcho natural quedará para los de alta gama. Los corchos sintéticos no tuvieron buena respuesta en el mundo, mientras que la tapa a rosca cada vez tiene menos enemigos y más adeptos. De hecho hay mercados internacionales como Canadá, Inglaterra y Estados Unidos, donde el importador es el que solicita su uso”, explicaron desde dicha bodega. Fuente: Diario la Nación

19


MERCADOS

Vinos recomendados: 10 etiquetas del Tucumán para descubrir este “nuevo” terroir La región, ubicada al sur de los Valles Calchaquíes, se perfila como un polo productivo que busca salir de lo común a fuerza de vinos de gran carácter.

H

ace algunas décadas, en la zona de Tucumán no quedaban más de 20 hectáreas de viñedos de mala calidad. Felizmente, en la actualidad, el escenario es sustancialmente distinto: la región ya cuenta con100 hectáreas productivas y un potencial para multiplicar por diez esa cifra. Además, tras años de pruebas y estudios, se seleccionaron las variedades que mejor se adaptan a ese terroir, tales como el Syrah, Malbec, Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc y por supuesto, la clásica Torrontés. Hoy en día existen unos 19 productores nucleados en la Cámara de Bodegueros y Viñateros del Tucumán, iniciativa que cuenta con el apoyo de áreas del gobierno provincial, como el Ente Tucumán Turismo y el Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán, quienes en conjunto crearon la marca paraguas: Vinos del Tucumán. El punto a destacar es que siempre se hace referencia a “Vinos del Tucumán” y no “de Tucumán”. La razón está en que los impulsores buscaron no sólo quedarse en los límites geográficos de la provincia, sino reflotar el antiguo concepto del Tucumanao, como se denominaba antiguamente a esa región. Así las cosas, actualmente la cámara nuclea a bodegueros y viñateros de Tucumán, pero también de provincias como Salta y de Catamarca. A continuación, les presentamos los ejemplares de éste especial terroir, que saldrán al mercado en los próximos meses:

22


Hoy en día existen unos 19 productores nucleados en la Cámara de Bodegueros y Viñateros del Tucumán.

Julio Julián 2006 · Bodega Posse (Precio sugerido: $ 110) Posse es uno de los establecimientos de construcción más moderna de la región, ubicado en la zona de Tafí del Valle. Allí se elaboran 50.000 litros a partir de 20 hectáreas de viñedos plantadas hace diez años. En este caso en particular, se trata de un blend conformado por Cabernet Sauvignon y Malbec, con un paso por barricas de roble francés a lo largo de 15 meses. En nariz se destaca por su paleta que conjuga fruta negra, pimiento, eucalipto y algo de caramelo, redondeando una nariz briosa e intensa. En boca, fiel al estilo de la región, muestra nervio y carnosidad en buenas dosis. El nivel de alcohol -superior al 15 %, una constante en muchos de los ejemplares degustados- acompaña y está en sintonía con el grado de concentración del vino. Es decir, no desentona. Patriarca 2007 · Bodega Posse (Precio sugerido:  $ 90) Este vino es el que completa el portfolio: es un blend que también está elaborado con Malbec y Cabernet Sauvignon pero que registra un paso menor por roble (sólo el 60 % del vino fue

criado a lo largo de 15 meses en barricas). Se elaboraron unas 10.000 botellas de este ejemplar que en nariz entrega notas a frutos rojos y negros bien maduros sobre fondo especiado y una nítida nota balsámica. Lo completan aromas propios de la madera, como la vainilla. No obstante, en boca están sus mejores virtudes: jugoso, con una aromática bien intensa que resalta su perfil frutado y especiado. La madera no está oculta, se siente, pero en este vino de buena concentración es algo que no perturba el paladar. Estas dos etiquetas de Bodega Posse, por el momento, se consiguen únicamente en el Norte Argentino. Yuros Torrontés 2012 - Bodega Las Mojarras · (Precio sugerido: $ 48) Esta bodega se encuentra en Santa María, Catamarca, en el límite con la provincia de Tucumán. Su dueño es Pedro Amado, un empresario que comercializa especias e inició este proyecto en 2006. Por el momento elaboran 10.000 litros, aunque el plan de negocios contempla ampliar la producción. Este Torrontés se caracteriza por las clásicas notas de azahar, un toque herbáceo y una buena carga de aromas que recuerdan a las frutas tropicales. No es un vino pensado

23


MERCADOS

Con unos instantes en copa, del vino despega un intenso aroma que recuerda al eucalipto, sumándole frescura y complejidad.

para paladares delicados que buscan un Torrontés del estilo new world, pulidito y fresco. Este ejemplar es un poco más agreste, de buena untuosidad y sin el retrogusto amargo que algunos defienden y otros rechazan, lo que le imprime una cuota de elegancia. Sin dudas, un vino intenso. Por el momento, disponible sólo en el NOA. Siete Vacas Torrontés Reserva 2011 · Bodega Las Arcas del Tolombón (Precio sugerido: $ 100) Seguramente para muchos, ésta es la bodega más conocida de la región. Y su línea Siete Vacas, la más difundida. El establecimiento está a la altura de su fama: ubicado en Colalao del Valle, al norte de la futura Ruta del Vino, cuenta con un interesante diseño arquitectónico y es el proyecto más ambicioso de la zona, con una capacidad para 700.000 litros y más de 30 hectáreas de viñedos. Este Torrontés que les presen-

tamos, es un ejemplar que cuenta con la firma del respetadísimo José Luis Mounier. Esta etiqueta tuvo un paso de seis meses por barricas y da como resultado un vino con las clásicas notas florales y toques de durazno, acompañado por algunas notas de vainilla y coco. En boca es bien untuoso y de gran volumen. Conforme avanza, libera notas tropicales y especiadas. El final es muy elegante, sin retrogusto amargo. Buen ejemplar para confirmar que el Torrontés y la madera no tienen por qué ser una asociación ilícita. Siete Vacas Cabernet Sauvignon Reserva 2010 - Bodega Las Arcas del Tolombón (Precio sugerido: $ 100) Este ejemplar, que también cuenta con el sello de José Luis Mounier, gratifica con una paleta de aromas intensa, con mucha fruta roja sobre colchón especiado. La nota de pimiento está presente y se conjuga muy bien con los aromas que entrega su paso por madera a lo largo de 12 meses. Con unos instantes en copa, del vino despega un intenso aroma que recuerda al eucalipto, sumándole frescura y complejidad. En boca ofrece un manual de estilo condensando lo que son los vinos del Tucumán hoy: estructurado, musculoso y con taninos firmes pero a la vez sedosos. Todo esto coronado por una fruta que prima sobre la madera, un concepto que le da un toque de modernidad y esboza un vino con personalidad, pero fácil de beber.

24


Con unos instantes en copa, del vino despega un intenso aroma que recuerda al eucalipto, sumándole frescura y complejidad.

Río de Arena Malbec 2010 · Bodega Río de Arena (Precio sugerido: $ 45) El establecimiento, comandado por Roberto Carro, está ubicado en El Bañado, entre la Ciudad Sagrada de Los Quilmes y Colalao. Se trata de un complejo que alberga un hostal, un restaurante, un criadero de llamas y próximamente una bodega que tendrá capacidad para elaborar 100.000 litros. Los vinos nacen de unas 7,5 hectáreas de viñedos plantados hace 12 años y que siguen la “trilogía” que se suele observar en la mayoría de los proyectos vitivinícolas: Malbec, Torrontés y Cabernet Sauvignon. En nariz, este Malbec se destaca por sus notas de frutas rojas maduras y una compleja carga especiada. Al paladar se presenta bastante carnoso y con buena acidez. Es un Malbec con buena concentración y complejidad, con la particularidad de que no tocó un centímetro cuadrado de roble. Cierra con un final de buena persistencia. Por el momento, se consigue exclusivamente en el restaurante de la bodega. Vale la pena una visita para degustar sus empanadas, tamales, locros y cerrar con una selección de dulces y quesos. Altos La Ciénaga Bodega Altos La Ciénaga (Precio sugerido: $ 80) Es un pequeñísimo proyecto del enólogo Luis Rolando Díaz, prácticamente desconocido, pero que elabora algunos de los mejores vinos de la zona. Esta etiqueta en particular obtuvo el

premio Racimos de Oro, en el marco del concurso que todos los años organiza la Asociación Elaboradores de Vino Casero de Lavalle. Se trata de un blend que conjuga Syrah, Malbec y Cabernet, elaborado a partir de viñedos ubicados en una zona poco conocida y difícil de transitar llamada La Ciénaga. Las frutas rojas y negras toman por asalto la copa. Las notas especiadas, con trazos de nuez moscada y pimienta negra, acompañan y los toques de vainilla -propios de su paso por roble a lo largo de seis meses- completan una nariz a la que no le falta ni le sobra nada. En boca deleita con su perfil sabroso, musculoso, pero sin renunciar a la elegancia y a una acidez que lo torna un poco más fresco. Completa una leve nota ahumada. Se elaboraron apenas 3.500 botellas. Si se encuentra con una de ellas… ¡no lo dude! Don Javier 2011 - Bodega Altos La Ciénaga · (Precio sugerido: $ 35) Se trata de un blend que conjuga Malbec y Cabernet Sauvignon, elaborado a partir de viñedos emplazados en Colalao. Se destaca por su perfil bien frutado, con mucha concentración y un nítido fondo especiado. En boca exhibe cuerpo medio pero sin perder jugosidad, con taninos firmes y dulzones que marcan su columna vertebral. Es un vino con gran personalidad pero fácil de beber. Todo esto a $35 es realmente una oportunidad que no se puede desaprovechar. Ideal para adquirir algunas botellas y guardarlas en casa para sorprender a sus invitados, por su origen, calidad y precio.

Chico Zossi Torrontés 2012 · Bodega Chico Zossi · (Precio sugerido: $ 35) Esta familia es una de las pioneras en la región y también lo fue en el terreno de la vitivinicultura, dado que contribuyó a ampliar la superficie de viñedos a comienzos del siglo XX. Actualmente, producen vinos a partir de cuatro hectáreas, donde cultivan Malbec y Torrontés, al costado de la Ruta 40. La bodega viene de enfrentar un proceso de restyling, que incluyó modernización de las etiquetas, inauguración de una nueva bodega y la contratación del enólogo Juan Luna. Este Torrontés intenta escapar un poco a la fórmula azahar-frutas de carozo. En este caso, las riendas las toman las frutas tropicales, si bien hay trazos florales. En boca el ataque es seco, con buen volumen y agradable acidez. Es un vino simple, fácil de descifrar, prolijo y efectivo. Chico Zossi Cab. Sauv. 2011 · Bodega Chico Zossi · (Precio sugerido: $ 35) Se trata de un ejemplar joven, de estilo moderno y sin grandes complejidades. Se disfruta por su nariz cargada de frutos rojos y toques mentolados. La tipicidad se manifiesta de la mano de una leve nota de pimiento. En boca tiene la estructura a la que ningún vino de Tucumán puede renunciar, sea del segmento joven o gran reserva. Sin embargo, a partir de un menor proceso de extracción, logra ser un vino fácil de beber y sin aristas. Al igual que todo el portfolio de la bodega Chico Zossi , por el momento se consigue únicamente en el NOA.

Fuente: Juan Diego Wasilevsky · Vinos & Bodegas

25


MERCADOS

Cinzano:

pasión en el deporte El rugir de motores y el rodar de la pelota despiertan pasiones tan grandes como las que moviliza Cinzano. Desde siempre pero ahora más que nunca los autos, el fútbol y Cinzano vuelven a estar juntos.

Un sentimiento con historia

C

on sólo mirar una botella de Cinzano alcanza para ver la fecha en que comenzó la historia: 1757. Pero la historia es mucho más que una fecha y el tiempo que pasó, son también los sentimientos que despertó en la gente. Cuando los hermanos Cinzano le pusieron su nombre al vermouth que crearon en Torino dieron nacimiendo a un producto que a miles de kilómetros se transformaría en parte de la pasión de un país entero. Argentina recibió el Cinzano en manos de inmigrantes, pasaron pocos años para que se comenzara a importar oficialmente y desde 1925 ya se elaboraba en el país. Ponerle fechas al nacimiento de la pasión es más dificil. Sí están las imágenes de los carteles de Cinzano en las canchas de fútbol desde que este deporte se transformó en un fenómeno de masas, no faltaron nunca sus colores rojo y azul en los bares, cafés y cantinas y ha estado presente también en uno de los deportes más populares en todo el país: las carreras de autos.

28

Ruido de motores De todos los deportes el fútbol y el automovilismo son los que están en cada rincón del país. Federales desde sus inicios no es casual que Cinzano siempre haya estado cerca, acompañando tanto a los pilotos como a los espectadores. A los que recorren el país para ver las carreras y a los que las siguen por televisión mientras preparan el asado. Donde hay una pasión está Cinzano y desde hace dos años Cinzano acompaña a pilotos en el Dakar. En la última edición estuvo apoyando al camión de Andres Germano, Abel Pertuzzo y Esteban Germano y a las motos de Gustavo Bassi y el “Gato” Barbery que lograron atravesar todas las etapas y completar el rally. Todos los pilotos que han participado del Dakar aseguran que el mayor logro es llegar y ellos lo hicieron. Lejos de las dunas, desiertos y montañas pero cerca del rugir de los motores Cinzano está desde este año junto a Matías Rossi, uno de los más reconocidos pilotos del país. El jóven de Del Viso comenzó su carrera en kartings


Cinzano está en las canchas porque siempre estuvo cerca de la gente,

a los 11 años y ya participó en el Turismo Carretera, Top Race, Turismo Nacional y ahora es parte del TC 2000, categoría en la que ganó ya tres títulos y en la que pelea por recuperar la corona este año. Fútbol y Cinzano, pasión de multitudes Maradona dando la vuelta olímpica en el 81 en la Bombonera con los colores rojo y azul detrás, el Beto Alonso festejando un gol cerca de los carteles, las imágenes del fútbol y Cinzano son miles y se multiplican en la memoria. Muchos de los que aún las recuerdan vieron el año pa-

sado en partidos de River y este año en partidos del campeonato de primera división nuevamente la imágen de Cinzano. Cinzano está en las canchas porque siempre estuvo cerca de la gente, mientras se prepara el almuerzo un domingo antes de ir a ver a tu club, en un bar un lunes discutiendo lo que pasó el domingo en la cancha, la noche de un miércoles en un bar cuando te juntás con tus amigos a ver un partido de Copa o también antes de la cena después de jugar un fútbol 5 con amigos. Seguramente en algún momento mirando fútbol vas a encontrar la imágen de Cinzano. Ese tal vez sea el momento de ir a buscar tu botella y prepararte tu aperitivo.

29


FICCIONES ETÍLICAS

La botella del genio “Hemos creado al hombre de barro, de arcilla moldeable. Antes, del fuego ardiente, habíamos creado a los Genios”. Corán, 15:26-27

K

amil, ‘El Perfecto’, poderoso Califa Omeya de los doce reinos descubrió al genio saliendo muy alegre de su harén una tarde en la que la región estaba siendo azotada por una gran tormenta de arena. A pesar de las explicaciones y argumentos increíbles, tales como que había concurrido para entretener y tranquilizar a las jóvenes ante el fuerte viento que soplaba del desierto; la pena era clara y debía morir como lo hacen los genios: cercenando su cabeza con un ajo en la boca y, a su vez, esta debía rodar, para quedar atrapada, hasta un canasto con flores de asteriscus. Sin embargo, ante la súplica de la emperatriz que expuso algunas, no todas, de las capacidades y habilidades del condenado y que habían estado siempre a disposición para el engrandecimiento del reino, el poderoso maharajá permutó la sentencia penando al ofensor a un encierro de mil años en una botella. Otra de las mozas, agradecida por cierto favor que no explicó, eligió como prisión uno de los potes de sus aceites aromáticos. Si bien era una admirable muestra del arte berebere del vidrio, la vasija no mostraba ni piedras preciosas, ni caros adornos, ni nada que la hiciera especial, sino, tal vez, cierta combinación de colores, esmaltes y proporciones que la hacían bella y equilibrada a la vista. La ceremonia de encierro se cumplió sin protestas ni nada particular que comentar, excepto tal vez algún lamento inexplicable de parte de la reina y así, nuestro infortunado protagonista, se dispuso a dormir una siesta de diez siglos. Según crónicas incuestionables, la botella reaparece durante la toma de Granada en manos de los caballeros castellanos, apenas seis meses antes de la partida de Cristóbal Colón

36

hacia América. Quizás el adornado envase habría pertenecido a alguna dama nazarí a la que le pareció agradable disponerla para engalanar su dormitorio. Como todos bien sabemos, los genios descansando en una botella son invisibles, aún para un observador meticuloso del interior del frasco, así que nadie notó su contenido. Otras investigaciones dan cuenta, tres siglos después, de un botellón de vidrio policromo, originario del Magreb y que pertenecía a la familia García Hurtado en el Perú, en viaje hacia el Río de la Plata, pero no existe seguridad de que sea el mismo. Documentos posteriores registran la venta de una antigüedad, que coincidiría con la descripción del envase mencionado, a un comerciante de cueros con residencia en Cuyo en la época del dictador Rosas. En la madrugada del 20 de marzo de 1861, la botella fue violentamente sacudida y cayó de su estante en una elegante residencia de la ciudad de Mendoza. Sólo el sortilegio de su contenido la había protegido, como ya había ocurrido otras muchas veces, de la rotura inevitable. El violento terremoto que sacudía a la ciudad había despertado al encantador. Sin dudas, esta no era la primera caída brusca de la bombona, pero faltando un siglo y medio para el cumplimiento de la pena, era necesario bostezar y empezar a estirarse y a desperezarse, tarea que los genios atrapados demoran todo lo que pueden. Por fin llegó el día y el momento de la libertad ansiada. El yinn estaba totalmente despierto y dispuesto a renacer para disfrutar de su existencia. Después de tanto tiempo, añoraba pasear otra vez por las arenas cálidas, beber licor de frutas en compañía de una doncella y entonar su laúd bajo la fresca sombra de un oasis. Lue-


go de revisar su recinto, a decir verdad pequeño pero acogedor, descubrió que el malvado emperador no le había dejado la posibilidad de abrir el cierre de su celda desde adentro. Sentándose nuevamente, se dispuso a esperar por alguien que lo rescatara no sin antes enviar una maldición a los descendientes reales para convertirlos en un único camello hembra rodeada de grandes dromedarios en celo. Había perdido la entereza y estaba dispuesto a todo para ser liberado. Si eso ocurría, se repetía en silencio, brindaría a su salvador cualquier cosa que este le solicitara.

La primera década del siglo XXI alumbraba una etapa de progreso social y económico para nuestro país. La industria vitivinícola nacional invertía, investigaba, se expandía y lograba productos que competían con éxito a nivel mundial. Una visita gubernamental a la inauguración de nuevas instalaciones en la centenaria bodega sanrafaelina, requería, sin dudas, el lanzamiento al mercado de una edición especial de su exquisito, reconocido y premiado Gran Reserva Malbec. Las cualidades del vino, como el cuerpo, la estructura y el equilibrio entre acidez y taninos, lo hacían el indicado para recordar la ocasión y homenajear a los ilustres visitantes. Eso sí, era necesario envasarlo en una botella única, especialmente diseñada, que lo identificara y resaltara su excepcional color violáceo. Un miembro del equipo de marketing sugirió copiar la forma y adornos del recipiente que engalanaba la zona de la vieja casona convertida ahora en museo. Si bien no tenían la documentación probatoria, estaban seguros de la antigüedad de la pieza. La magnificencia del envase estaba a la vista. Con la aprobación correspondiente, la pieza y su mágico ocupante viajaron hasta el vidriero local para proceder a duplicar el modelo y fabricar una partida acotada de sólo mil botellas. La redoma fue medida, pesada, analizada y radiografiada para estudiar su espesor. Esta última operación causó al genio una risa y una picazón que nunca antes había sentido. Finalmente, el producto resultante quedó idéntico, para satisfacción de la gente de la bodega, al original. Por

respeto al origen histórico, ningunos de los técnicos propuso remover el tapón que la sellaba. Las copias resultaron tan exactas que hasta se notaba duplicado el lacre que remataba el largo cuello en la vasija original y la agradable pátina que los años le habían depositado. Terminada la elaboración, mil botellas gemelas llegaron a la zona de envasado de la bodega. Ninguno de los operarios notó, mientras las acomodaban en la máquina de llenado, que una de ellas mostraba cierto vibrar impaciente, un lejano rumor de líquido hirviente, como un sonido apagado de rocas que caen desde la falda del cerro. Un involuntario error en la zona de despacho de la cristalería había descuidado al contenedor portentoso y provocado la confusión. Otra de las falsas, prolijamente envuelta, fue enviada de regreso a la estantería de exhibición mientras el duende mitológico, cada vez más nervioso e intranquilo, pergeñaba planes de venganza para sus ancestros, el rey, los camellos y el mundo en general y se mareaba y maldecía en las rápidas vueltas de la cinta transportadora hacia los picos de vertido de la línea de producción.

vino de las que se descorcharon, derramó sonrisas y promesas políticas de candidaturas y apoyos. La obsecuencia es una fuerza que tiende a infinito y a veces se disfraza de conocimiento y erudición. Así, no faltaron sabios relatores de la historia del magnífico diseño del envase, ni floridas descripciones del admirable contenido definiéndolo como persistente, único y seductor. Por supuesto que nadie adivinó que la acertada definición se aplicaba perfectamente a uno, y solo a uno, de los muchos que poblaban mesas y cajas de regalo.

Este estado de agitación y nerviosismo del genio, evitó su reacción en los segundos que siguieron. Con la rapidez de un rayo, el ancestral sello fue roto por un cono de acero inoxidable y el continente recibió en su interior al mejor de los vinos de la añada. Fragancias de vainilla, chocolate, tostadas y dulce de duraznos, repentinamente inundaron al inquilino sobrenatural. Aromas de ciruelas rojas, guindas, higos y damascos secos del desierto profundo, llevaron sus recuerdos a la época en la que feliz y correteaba por los pasillos del palacio. Asimismo, un suave perfume de violetas, lo transportó misteriosamente hasta el lecho de agraciadas odaliscas. Todo fue un embeleso que le hizo olvidar dónde se encontraba. Cuando regresó a la conciencia, era demasiado tarde: un corcho, con su sello de lacre correspondiente, cerraba nuevamente el depósito.

A mí me gusta creer que el vistoso recuerdo se encuentra aún sin abrir, esperando, en la estantería de algunas de las conocidas vinotecas. O quizás en la bodega de ese buen restaurante al que acudo, o tal vez, aguardando a que el afortunado poseedor se decida a abrirla para agasajar a sus invitados. Propongo estar vigilantes, prestar atención a encantadoras y engalanadas botellas a la venta y mirar con especial detenimiento los interiores de coloridos envases de Malbec tratando de adivinar alguna rara reverberancia de la luz o el cruce de una sombra fantasmal inexplicable.

La apertura oficial de los nuevos equipos se cumplió según lo planeado. El obsequio causó admiración por su diseño y manufactura y el

Ángel Salamine Especial para Barcelona Club de Cata. Rosario. Junio 2013 · asalamine@gmail.com

Desde el tiempo de ocurridos estos hechos, nada se ha sabido de la botella ni de su habitante por más de diez siglos. Hay quienes dicen que fue abierta en su domicilio por uno de esos gobernadores que luego ocupó la primera magistratura nacional. Otras fuentes aseguran que fue obsequiada al cura párroco local, actualmente designado con responsabilidades en el Vaticano. No falta la versión de que quedó en manos de la propia bodega y justifican por ello el vertiginoso crecimiento económico de la misma.

Aunque, disertantes y estudiosos del tema arriesgan que, acaso el alegre morador no esté muy deseoso de salir hasta que se acabe la última gota del vino. Fin

37


PROMOS PARA SOCIOS

Un papá fuera de serie Con la compra de una caja de 6 botellas de Zuccardi Serie A (Malbec, Bonarda o Torrontés) se lleva un decanter DE REGALO

$ 378.-

(Precio Socios)

Precio No Socios $ 420.-

40


41


Cine El cairo y ENVINARTE seleccionaron proyecciones gratuitas para los socios del Club de Cata Barcelona Para obtener la entrada, presentarse con la credencial del Club. Las proyecciones son a las 22 h.


Barcelona Mayo 2013  

Barcelona Mayo 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you