Page 1

eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:44

Página 52

EDAwards 2009 El buen diseño no está en crisis Hace tres años, un grupo de diseñadores griegos decidió liarse la manta a la cabeza y organizar, con la colaboración de las más importantes revistas especializadas europeas, el primer certamen dedicado al diseño gráfico de alcance continental. Una aventura que, desde su primera edición, quiso transmitir a sus colaboradores, patrocinadores y posibles participantes una imagen de total transparencia y absoluto rechazo a los intereses empresariales, gremiales o asociativos que pudieran oscu-

visual 52

recer el prestigio de los premios que echaban a andar. Para ello, además de intentar neutralizar la hegemonía anglosajona y germana, habitual en este tipo de certámenes, fomentando la participación de los diseñadores de países del Este y el Sur de Europa con medidas como la rebaja en los precios de las inscripciones, los organizadores procuraron confeccionar un jurado equilibrado, compuesto por miembros procedentes del mayor número de países


eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:44

europeos, vincular los premios a unas jornadas sobre diseño en las que participan los más destacados profesionales del continente y, lo que es más importante, solicitar la participación de Icograda para supervisar todo el proceso, desde las bases a las deliberaciones del jurado, un hecho del que carecen, al menos hasta el momento, el resto de certámenes de diseño gráfico que se celebran en Europa. Salvo algunos recelos procedentes de asociaciones y otras organizaciones que veían amenaza-

Página 53

do su negocio por la aparición de un certamen nuevo y más transparente, los EDAwards fueron muy bien recibidos, como demuestra el número de inscripciones de sus dos primeras ediciones. Superado con éxito lo más difícil, todo apuntaba a que las siguientes citas de los EDAwards serían más sencillas para unos organizadores que, completada la labor de comunicar la filosofía del proyecto, no tendrían más que preocuparse de asentarlo. Lo que nadie esperaba es que la tercera

visual 53


eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:44

Página 54

edición de los premios se tendría que enfrentar a la grave crisis económica que asola a todo el mundo.

Cantidad y calidad A pesar de perder a uno de sus principales patrocinadores, la tercera edición de los EDAwards ha resultado ser un éxito de participación que, si bien no ha cumplido las expectativas de crecimiento estimadas para este año –países como Malta,

visual 54

Serbia, Finlandia, o Chipre no han inscrito ninguna pieza; Alemania, Inglaterra, Noruega o Bélgica han experimentado descensos que van del 6 al 54%–, lo cierto es que el certamen ha experimentado una subida del 7,5% respecto del año anterior gracias a que otros países, como Holanda, Italia, España o Suiza, han aumentado sus inscripciones en porcentajes que van del 26 al 56%. En términos de calidad, los trabajos presentados muestran que el diseño Europeo está a la cabe-


eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:44

za del diseño mundial gracias, entre otras cosas, a que en los EDAwards países referentes en la disciplina como Italia, Alemania, Francia o Inglaterra suman resultados con los del antiguo bloque del este como Polonia, República Checa, Lituania, Ucrania e incluso Turquía. Sin embargo, aunque es posible detectar cierta uniformidad estética en los trabajos presentados derivada de las modas y tendencias, no es posible determinar la existencia de un “estilo europeo” a la

Página 55

hora de hacer diseño gráfico. En todo caso, la calidad de las propuestas presentadas ha sido realmente excepcional. Un hecho del que tal vez sea responsable la crisis económica, que ha funcionado como elemento disuasorio para aquellos diseñadores que en otras circunstancias hubieran inscrito muchas más piezas encomendándose a la suerte en lugar de a la calidad. Sea como fuere, el hecho es que, en varias categorías, como Implementación de marca,

visual 55


eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:44

Página 56

Miscelánea digital, Packaging para comida y bebida o Autopromoción impresa y digital, el jurado se vio obligado a otorgar varios oros, algo que contrasta con la ausencia de este metal en apartados con tantas posibilidades creativas como Portada de CD/DVD, Póster, Packaging de bebidas alcohólicas o ilustración. También es necesario destacar cómo el diseño aplicado a las nuevas tecnologías no acaba de cuajar. Tal vez sea que se les pide demasiado a

visual 56

estos nuevos lenguajes que se supone son el futuro, tal vez que los diseñadores no acaban de dominar sus recovecos y posibilidades o que aquellos que los dominan están demasiado ocupados para inscribir sus piezas en los concursos. El hecho es que la calidad del diseño digital sea en páginas webs, banners, piezas promocionales etc, no acaba de convencer, al menos cuando se le compara con el altísimo nivel demostrado por el diseño analógico.


eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:45

En otro orden de cosas, una lectura detenida de los resultados de la tercera edición de los EDAwards permite conocer cuáles son las preocupaciones de los diseñadores más allá de lo puramente estético. Tanto los profesionales como los jurados parecen haber incorporado criterios de sostenibilidad o de compromiso social a la hora de realizar o juzgar el trabajo. De esta forma, el abuso de elementos ornamentales que no aportan nada al proyecto y complican su pro-

Página 57

ducción o de packagings excesivos realizados en materiales difíciles de reciclar posteriormente, han jugado en contra de algunos de los trabajos presentados, de la misma manera que la sencillez, el buen equilibrio entre concepto, elección de materiales y desarrollo o la ejecución de trabajos con contenido social han sido virtudes a tener en cuenta a la hora de otorgar los premios. Y es que como decíamos al principio de este artículo, los EDAwards son algo más que un certa-

visual 57


eduards texto:Pauta viasual 2 columnas

8/5/09

16:45

Página 58

El papel de los diseñadores españoles:

Líbrame de mis amigos...

men de diseño. De hecho, y como sucede desde su primera edición, la entrega de premios será el broche que ponga fin a tres jornadas dedicadas al diseño que durante los días 15, 16 y 17 de mayo tendrán lugar en la ciudad suiza de Zurich y en las que participarán destacadas figuras del diseño europeo como The Designers Republic, reunidos expresamente para ese día, Álex Trochut, Designbolaget, Designio o Magma, entre otros. l

A la vista de lo acaecido este año en la tercera edición de los EDAwards, no es la crisis la gran enemiga de los españoles en lo que a este certamen se refiere. Si bien las inscripciones no han sido tantas como esperaba la organización, lo cierto es que éstas han experimentado un aumento del 26% respecto al año anterior y han situado a España como quinto país en número de trabajos presentados. Por otra parte, si analizamos el número de premios conseguidos en relación con esas inscripciones, el balance es más que positivo pues los tres oros, las dos platas y los diferentes bronces recibidos sitúan a España en el tercer puesto de la clasificación por países, por detrás de Holanda y Alemania, tercer y primer país respectivamente, en lo que se refiere a número de trabajos presentados. Una gran actuación, sin duda, que podría haber sido aún más brillante de no ser por el verdadero enemigo de los diseñadores españoles y que no es otro que ellos mismos. Con una calidad creativa que nada tiene que envidiar a los del resto de Europa, los profesionales españoles acuden a este certamen con la inocencia de un principiante que desconoce totalmente cómo funcionan las deliberaciones de un jurado en un concurso de este tipo. Mientras que diseñadores de centro Europa son capaces de enviar varios cartones pluma de formato A3 para presentar una colección de sellos en los que cada uno de éstos aparece, además de a su tamaño original y aplicado en un sobre de carta, ampliado al 500%, los diseñadores españoles envían, sin preocuparse lo más mínimo, una colección de postales tamaño A6 sueltas, sin ninguna explicación adicional, provocando con ello que pasen desapercibidas y se desluzcan entre el resto de trabajos, igual de buenos que los suyos, pero de mayor tamaño y presentados con idea de no sólo potenciar sus virtudes sino de llamar la atención del jurado y conseguir que entienda claramente en qué consiste el trabajo, cuáles eran las necesidades del cliente y cómo fueron resueltas por el diseñador. Lo mismo sucede a la hora de elegir las categorías en la que participar o a la hora de seleccionar los trabajos que se envían a concurso. Grandes trabajos, como magníficas portadas de libro, pasaron desapercibidas para el jurado porque, en lugar de inscribirse en la categoría de portada se inscribieron en la de colección, lo que provocaba que, además de competir con los otros trabajos, lo hicieran entre sí para probar que funcionaban como elementos coordinados. En el caso de los pósters, intentar que trabajos de corte conceptual o artístico compitan con el elemento de comunicación gráfica por antonomasia demuestra una gran ingenuidad por parte de los participantes. La prueba es que aquellos carteles que, aunque nacían del encargo de un cliente y cumplían con todas las exigencias para concursar, se limitaban a ser ejercicios estéticos o de experimentación por parte del diseñador, se quedaron fuera no sólo del palmarés sino de cualquier deliberación por parte del jurado que nunca reparó en ellos. Por último, es necesario advertir de la gran desventaja que los diseñadores españoles tienen en un certamen internacional y que no es otra que la incapacidad de muchos de ellos para manejarse en inglés, lengua “oficial” de la gran mayoría de este tipo de concursos. Esto provoca que, en muchas ocasiones, el apartado que en las fichas de inscripción está destinado a detallar el trabajo se encuentre vacío o escrito en un idioma que remotamente se asemeja a la lengua de Shakespeare. En definitiva, y a pesar de los buenos resultados obtenidos, mientras que los diseñadores españoles no entiendan que los concursos exigen un grado de dedicación semejante al que se necesita cuando se le va a presentar un trabajo a un cliente (no en vano, los concursos no son otra cosa que una feria en la que uno “vende” su propio trabajo a un nuevo “cliente”, en este caso el jurado), ni la buena voluntad de los jurados ni la supervisión constante de Icograda u otras organizaciones similares podrán salvar esas fallas que deslucen los buenos trabajos de, según el palmarés de este año, los terceros mejores diseñadores de Europa.

visual 58

premios edward  

articulo revista visual

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you