Page 2

Julio falagan:Pauta viasual 2 columnas 04/03/11 13:59 Página 47

cuentro con las autoridades del Principado, en realidad los inconvenientes fueron meteorológicos. A día de hoy, Grupo Empresa Falagán nunca ha tenido problemas con las fuerzas del orden gracias, entre otras cosas, a su eficaz protocolo de actuación. “Hay que cubrirse las espaldas. Por si viene la policía, acostumbro a trabajar con mi chaqueta con el nombre de Rótulos G.E.F. (que son las siglas de Grupo Empresa Falagán) y siempre de lunes a viernes, en horario laboral. Cuando era joven me acuerdo que íbamos a las siete de la mañana de un sábado, pero con el paso del tiempo te das cuenta de que hay que hacer todo lo contrario. Si lo hago a las once de la mañana de un lunes, ataviado con el atuendo, con la escalera y sin mirar a los lados... no hay problemas”.

Los comienzos o cómo hacerse a sí mismo Antes de emprender su exitosa carrera como empresario, Julio Falagán tenía una vida desordenada y sin horarios, en parte por su natural tendencia a la bohemia y las bellas artes; en parte por las perniciosas dinámicas del mundo de la publicidad, sector en el que tuvo que empeñar parte de su salud y talento para poder subsistir. “Cuando vine a Madrid lo hice pensando desarrollar mi carrera artística. En Valladolid y Salamanca lo que yo hacía no estaba muy aceptado, pero en Madrid me habían dado algún premio y eso me daba cierta esperanza. Sin embargo, al llegar aquí fue como darme un golpe en la cabeza y me tuve que meter en publicidad porque era lo más rápido. En aquél entonces era fácil. Te metías de becario, funcionabas bien, te querían seguir explotando de becario, te negabas, les decías que t e ibas, te decían que te quedases, te hacían indefinido, te ibas a otra empresa porque te pagaban más o porque te molaba más y así, escalando hasta que encontrabas un sitio que te gustaba. Era como un sueño hecho realidad, siempre que no tuvieras otras expectativas en la vida porque, si tienes otras, trabajar doce, quince horas al día, acaba minando tu otro yo. Además, cuando lo dejas te das cuenta de que h as estado trabajando para el enemigo porque, aunque el veinte por ciento de las campañas pudieran ser positivas, el resto eran cosas para bancos, alcohol, tabacos, hacer campañas para que los menores fumen...”.

visual 47


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.