Issuu on Google+

Mil maneras de descubrir Fornells y todo el norte de Menorca ofrecen recursos como las playas y el turismo activo

Menorca Menorca ofrece alternativas para disfrutar todo el año de una de las islas más atractivas del Mediterráneo. Las temperaturas suaves invitan a disfrutar de la naturaleza, ya sea paseando por los senderos que como el Camí de Cavalls, recorren toda la costa, o practicando deportes como el golf o el cicloturismo, sin olvidar la vela.

Texto y fotografía: Julio Rubio y Luis Neira.


También es un buen momento para visitar sus pueblos y ciudades, y los monumentos y museos enclavados en ellos. Finalmente, los mercados y ferias tradicionales ponen la nota de color y animación a toda esta variada oferta. UNA

ISLA DIVIDIDA EN DOS MITADES

Una forma de descubrir Menorca es dividirla en dos mitades, trazando una línea imaginaria entre Mahón y Cala Morell, el resultado es que nos encontraremos dos mundos diferentes. En el norte encontraremos una costa más abrupta y unos terrenos donde el verde de la vegetación contrasta con la tierra de colores negruzcos o pardos, mientras que en el sur, donde se ha producido un mayor desarrollo urbanístico, podemos disfrutar de desfiladeros cubiertos de vegetación y pozas de agua dulce, junto a pequeñas parcelas de cultivos o cuevas prehistóricas. La zona natural de mayor interés de la isla, toda ella declarada Reserva de la Biosfera, es sin duda el Parque Natural de la Albufera des Grau, un humedal situado en la costa de Mahón, formado por un sistema de lagunas que constituye uno de los más importantes lugares de paso de las aves migratorias. Otro enclave de gran interés natural, este en la costa norte, es la zona de Cavalleria, que incluye, entre sus atractivos turísticos el pequeño puerto natural de Sanitja y la península de Cavalleria, con sus maravillosas calas y fondos atractivos para los amantes del buceo. En ese promontorio, castigado por los temporales, se levanta uno de los faros más importantes del Mediterráneo, el de Cavalleria.


“Menorca cuenta con una raza equina autóctona de reconocido prestigio y fama mundial. Valorado por su color negro azabache complementado por un carácter noble y fuerte, muy apreciado tanto para las tradicionales labores campestres como por las fiestas populares”

A

CABALLO POR EL

CAMÍ

DE

CAVALLS

Si durante el verano los caballos son protagonistas en las fiestas que se celebran en toda Menorca, especialmente en las de San Juan, en Ciudadela, cuando llega el otoño, y también en invierno, este animal se convierte en uno de los vehículos ideales para recorrer la isla de una forma natural. El Camí de Cavalls, consolidado durante el S.XVIII como un camino de ronda para poder vigilar toda la costa menorquina, es hoy uno de los recorridos turísticos más importantes para conocer la isla, porque Menorca es una isla para caminar; pero también para ser recorrida en bicicleta o a lomos de un caballo, y el Camí es, sin duda, la mejora alternativa. Menorca cuenta con una raza equina autóctona de reconocido prestigio y fama mundial. Este caballo es valorado por su color negro azabache complementado por un carácter noble y fuerte, muy apreciado tanto para las tradicionales labores campestres como por las fiestas populares.


IDEAL

PARA LA CELEBRACIÓN

de reuniones y congresos

Otro de los recursos, aún poco explotados de Menorca, es su condición de sede para la celebración de reuniones y congresos. La dimensión abarcable de la isla, una variada oferta hotelera, y alicientes como el clima, las playas, los espacios naturales y una amplía oferta de actividades deportivas y de ocio, la están empezando a posicionar dentro de este tipo de turismo, que permite, sobre todo, desestacionalizar la demanda. Lugares como el histórico Teatro Principal de Mahón, las canteras de Líthica (Ses Pedreres de s’Hostal) o la Fortaleza de la Mola, son marcos espectaculares para este tipo de eventos, pero la isla cuenta también con modernas instalaciones, como la Sala Polivalente de Es Mercadal. Las posibilidades son muchas y para su desarrollo se ha creado el Menorca Convention Bureau, en el que participan establecimientos hoteleros, restaurantes, agencias de viajes, empresas relacionadas con los congresos y centros tanto de actividades culturales como de ocio.

QUESO

DE

MAHÓN

una joya gastronómica

Un viaje no es completo si no se degusta la cocina típica de la zona. En Menorca, el queso de la denominación de origen Mahón es uno de los principales referentes de la gastronomía de Menorca. La historia del queso en la isla se remonta mucho tiempo atrás, pero fue durante el periodo de dominación británica cuando se produjo un impulso considerable, siendo finalmente en 1985 cuando obtiene la Denominación de Origen de Queso de Mahón-Menorca. Son muchos los factores que condicionan las características de este producto, que se comercializa en tres variedades: tierno, semicurado o curado. El queso de Mahón forma parte esencial de la gastronomía menorquina, estando presente en muchos de sus platos típicos.

Más información:

EN LA PÁGINA ANTERIOR, ARRIBA, Ciudadela ofrece espectáculos como el de sus caballos en San Juan. DEBAJO, Son Bou cuenta con una importante oferta hotelera. EN ESTA PÁGINA, Mahón; su patrimonio, queso y bella puesta de sol en su bahía.

w w w. v i s i t m e n o r c a . c o m


Mil Maneras de Descubrir Menorca