Page 52

Ojos bien abiertos Además de prestar atención a la prevalencia de enfermedades mentales y al suicidio en adolescentes y jóvenes , los especialistas destacan dos focos de riesgo a los que hay que prestar atención en los tiempos que corren.

Abuso de sustancias Tal como lo anunció al país el Presidente Sebastián Piñera al presentar el programa “Elige Vivir Sin Drogas”, a comienzos de abril 2019, el consumo de drogas por parte de adolescentes y jóvenes en Chile es el más alto de América. De acuerdo a datos del Décimo Segundo Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar 2017, elaborada por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), el 30,9% de los estudiantes entre octavo básico y cuarto medio declara haber fumado marihuana en el último año. Por su parte, el 31,1% del mismo segmento manifiesta haber bebido durante el último mes y de este grupo, el 61,7% afirma haberse embriagado o bebido más de cinco tragos en una sola ocasión. En este marco, la ingesta de sustancias es una problemática importante en esta etapa del desarrollo, porque está comprobado que la exposición temprana a ciertos productos podría aumentar el riesgo de enfermedades mentales y dependencia. Por ello, psicólogos y psiquiatras insisten en retardar la iniciación hasta después de los 18 años, límite de edad que en otros países se extiende hasta los 21 años.

Evolución del suicidio en niños y jóvenes 2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

Redes sociales y ciberacoso Hace pocas semanas se dieron a conocer los resultados del estudio “Generación App en Chile: Nuevos Desafíos para la Convivencia Escolar”, de Tren Digital, think tank ligado a la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica. Aplicado a más de 10.000 estudiantes de séptimo básico a cuarto medio en todo el territorio nacional, la investigación da cuenta de que existe una alta dependencia de adolescentes y jóvenes a sus teléfonos inteligentes. El 33,6% de los encuestados declaró usar el dispositivo por más de de tres horas cada día, situación que aumenta a mayor edad de la muestra, superando incluso las seis horas diarias. El 98,4% confirmó participar en al menos una red social y el 65,2% reconoce dormir con el celular junto a la cama. En este escenario, el acoso virtual ya es materia de salud pública. Un equipo interdisciplinario de Salud Mental y Ciclo Vital DIPRECE de la Subsecretaría de Salud Pública está trabajando en una estrategia comunicacional dirigida tanto a víctimas como a victimarios, familias y profesionales de la salud. La iniciativa entregará lineamientos concretos para enfrentar este fenómeno que en poco tiempo se ha convertido en un gatillante de depresiones juveniles y también de suicidios, como fue el caso de Katherine Winter, la joven de 16 años que en mayo de 2018 decidió terminar con su vida producto del hostigamiento virtual. Meses más tarde, su familia lanzó una fundación con el objeto de hacer un llamado a los adultos a informarse sobre cómo influyen las redes sociales en las vidas de sus hijos menores de edad. Entre los esfuerzos realizados destacó la campaña #NoMásCiberBullying, con la presencia de una decena de rostros de la televisión, y el apoyo de autoridades de Salud y Educación, para sensibilizar y tomar conciencia del daño que puede causar el ciberacoso.

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

10 a 19 años 20 a 24 años

4,8 12,8 5,2 16,1 4,2 15,5 4,4 14,7 5,7 16,2 5,8 14,8 6,2 12,7 6,9 16,6 7,5 18,7 6,7 18,3 6,7 16,1 5,8 16,2 4,7 12,6 4,8 11,7 4,9 12,6 4,9 12,4 4,1

Fuente: Ministerio de Salud.

52

revista universitaria

13,2

Causa de muerte. En el gráfico vemos la tasa de mortalidad por suicidio en Chile, por tramos de edad, entre 2000-2016. Si bien los números son más bajos que en los rangos mayores, la situación es reconocida por las autoridades como “una realidad que debe ser enfrentada en forma seria y consistente”.

Profile for Publicaciones UC

RU N°153  

Revista para el alumni UC.

RU N°153  

Revista para el alumni UC.

Advertisement