Page 44

argumento

D

Manuel Santos Profesor del Departamento de Biología Celular y Molecular de la Facultad de Ciencias Biológicas y del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina UC.

Patricio Ventura-Juncá Profesor de Pediatría y del Centro de Bioética de la Facultad de Medicina UC.

esde hace varios años, el debate sobre la condición antropológica del embrión humano ha sido central en las investigaciones realizadas con las células madre embrionarias. Sin embargo, hay otros aspectos éticos, que en la medida que se avanza en el traspaso de los estudios de laboratorio (investigación preclínica) al uso clínico, adquieren cada vez mayor importancia. Ellos se refieren al tipo de consentimiento informado, al uso de niños como donantes, la propiedad intelectual y la necesidad de regulación de las patentes obtenidas de las investigaciones y los conflictos de intereses económicos que surgen por el gran potencial de mercado que tienen los tratamientos con células madre. Estos elementos pueden influir en la orientación de los estudios, la información al público y el acceso equitativo a los tratamientos. Los países en desarrollo son, en este aspecto, especialmente vulnerables. Lo más grave es que, a diferencia de un nuevo fármaco, el trasplante de células madre permanece en el organismo y su comportamiento es todavía impredecible. La medicina regenerativa con células madre es un camino que puede llegar a producir un cambio espectacular en la vida de las personas. Esta esperanza tiene sólidos fundamentos en la investigación efectuada en laboratorios y en animales, así como en los resultados de algunos procedimientos clínicos. Sin embargo, todavía hay serios problemas científicos no resueltos. Es así que, hasta la fecha, solo hay un ensayo clínico aprobado por la Food and Drug Administration (FDA). Por su parte, la International Society for Stem Cell Research (ISSCR) ha precisado que, hasta ahora, la únicas terapias estándares incorporadas a la práctica clínica corresponden al trasplante de células madres hematopoyéticas para la leucemia y otras enfermedades de la sangre, y de células madres epiteliales para el tratamiento de quemaduras y de algunos problemas de la córnea. A pesar de esto, la percepción del público, de los medios y de muchos pacientes es de una expectativa que no se condice con el actual desarrollo de las investigaciones en este ámbito.

Disputas éticas y antropológicas Una célula madre se define como aquella que tiene la capacidad de autorrenovarse a sí misma mediante divisiones celulares o bien de continuar la vía de diferenciación para la que está programada y, por lo tanto, producir células de uno o más tejidos maduros, funcionales y plenamente diferenciados según su grado de pluripotencialidad –capacidad de diferenciarse a cualquier tipo celular específico de los tejidos adultos–. 45

Revista Universitaria N°115  
Revista Universitaria N°115  

Publicación para ex alumnos UC

Advertisement