Issuu on Google+

TIPS PARA BEBES RECIEN NACIDOS


La vacuna de la gripe en bebés, niños y embarazadas Vacunarse contra la gripe es una de esas precauciones. Precisamente hoy arranca la campaña de vacunación de la gripe estacional, que dura hasta finales de noviembre y que está especialmente indicada para los grupos de riesgo. Además de los ancianos, todos los que padezcan una enfermedad crónica relacionada con el corazón o con los pulmones deben vacunarse. Las embarazadas también están incluidas en estos grupos considerados de riesgo y la recomendación para todas ellas es ponerse la vacuna. La protección vacunal contra la gripe de temporada se extiende también a los niños, con la excepción de los menores de 6 meses. La recomendación es que todos los niños mayores de 6 meses deberían vacunarse para evitar posibles complicaciones de la gripe, ya que las complicaciones graves por el virus influenza, que es el de la gripe, son más comunes en niños menores de 2 años y, generalmente, la mayoría de los menores de 5 años necesitan atención médi-


La primera papilla del bebé

La primera papilla en la alimentación del bebé deberá ser introducida cuando el pequeño tenga apróximadamente los 5 meses y medio de edad. Normalmente, el primer puré será de verduras con pollo, luego la carne, el pescado, y el huevo. A partir de esa edad, resulta recomendable ir introduciendo en la dieta de los más peques, alimentos semisólidos para que se vayan acostumbrando y evitar un posible rechazo en el paso a la comida sólida. Ingredientes básicos de la papilla - 50 grs. de patatas - 40 grs. de zanahoria - 40 grs. de judías verdes - 10 grs. de aceite de oliva Se pone a hervir todo, introduciendo además: 100 grs. de pollo, o 100 grs. de ternera, o 100 gr. de rape, merluza o lenguado, o 75 grs. de huevo duro, hasta la cocción completa. Al final, se añade un poco de sal.


Estimulación temprana La estimulación temprana tiene como objetivo desarrollar y potenciar, a través de juegos, ejercicios, técnicas, actividades y otros recursos, las funciones del cerebro del bebé. Los beneficios de la estimulación son físicos, emocionales e intelectuales. La estimulación sirve al bebé para aprovechar al máximo su capacidad de aprendizaje y de adaptación a su entorno de una forma más sencilla, rápida e intensa. Todos sabemos que los bebés nacen con un gran potencial y es la misión de los padres hacer que se desarrolle al máximo de la forma más adecuada, positiva y divertida. La estimulación temprana une esta adaptabilidad del cerebro a la capacidad de aprendizaje, y consigue que los bebés sanos maduren y sean capaces de adaptarse mucho mejor a su entorno y a las diferentes situaciones. No se trata de una terapia ni de un método de enseñanza formal. Es una forma de orientación del potencial y de las capacidades de los más pequeños. Cuando se estimula a un bebé, le estaremos abriendo un abanico de oportunidades y de experiencias que le harán explorar, adquirir destrezas y habilidades de una forma más natural, y entender lo que ocurre a su alrededor. Cuándo estimular a un bebé La puesta en marcha de una estimulación temprana es una decisión absolutamente personal. Los padres son los que pueden decidir si la quiere aplicar de forma cotidiana a su hijo. Sin embargo, si deciden por la estimulación temprana, deberán iniciarla lo antes posible ya que, según los


CAMBIAR ELPAÑAL A EL BEBE PASO A PASO Cambiar el pañal a un bebé requiere algo de práctica, pero hasta que la consigas, necesitas saber primero bien la teoría. Te enseñamos paso a paso a limpiar su culito, aplicar crema, colocar el pañal limpio y cerrarlo correctamente para que no se produzcan escapes sorpresa. Durante el entrenamiento, seguramente te encontrarás con alguna salpicadura accidental, una mala colocación o pérdidas de contenido, que pronto superarás, ya que las oportunidades de hacerlo, sobre todo, durante las primeras semanas, serán muy numerosas. ¿Qué necesitas? Antes de desnudar a tu bebé, prepara todo lo necesario: 1. Cambiador. Disponer de un cambiador alto para no doblar la espalda durante el proceso del cambio de pañal es práctico y cómodo. Conviene recordar que nunca debes dejar sólo al bebé porque podría caerse. Si no estás en casa, coloca siempre al bebé sobre un cambiador impermeable y plegable, en una superficie rígida y segura, para evitar ensuciar más de la cuenta. 2. Pañal limpio, toallitas húmedas y crema protectora. Coloca a mano el pañal limpio, las toallitas y la crema protectora para evitar tener que desplazarte y así tenerlo todo a mano. Cambio del pañal del bebé, paso a paso 1. Coloca cuidadosamente al bebé boca arriba en el cambiador o bien en una superficie segura, sólida y cómoda. 2. Desnúdale de cintura para abajo. Retira las cintas autoadhesivas del pañal sucio, ábrelo, levanta las piernas del bebé y ciérralo aplastando la parte delantera del pañal contra la trasera. Si hay deposiciones, utiliza la parte delantera del pañal para retirarlas de la piel, siempre de delante hacia atrás. Coloca el culito del bebé sobre la parte delantera exterior del pañal. 3. Levanta las piernas del bebé y limpia la piel de su culito con una toallita húmeda. Si es niña, siempre de delante hacia atrás, es decir, de la vagina hacia el ano, para evitar posibles infecciones. Si tu bebé es niño, limpia el pene igual que los pliegues y el resto de la zona del pañal sin intentar forzar la separación entre el glande y el prepucio, que todavía puede tardar en producirse. 4. Seca cuidadosamente la zona con una toalla o una toallita seca, sobre todo, los pliegues de la piel. 5. Aplica crema protectora para aislar la piel de la humedad alrededor del ano y en la entrepierna. Asegúrate de extenderla bien y recuerda que no es necesario aplicar mucha cantidad. 6. Levanta las piernas del bebé, cierra el pañal sucio de atrás hacia delante con las cintas autoadhesivas y retíralo. 7. Abre el pañal limpio y colócalo debajo del culito de tu bebé. Despliega la parte delantera y colócala por delante, cubriendo sus genitales. Si tu bebé es niño, asegúrate que su colita ha quedado apuntando hacia abajo para que el pañal pueda retener su orina. 8. Una vez que la parte delantera esté a la misma altura que la trasera alrededor de la cintura del bebé, puedes abrocharlo utilizando las cintas autoadhesivas que encontrarás a ambos lados de la parte trasera del pañal. Deberás ajustarlo lo suficiente sin que le apriete, ni quede suelto como para que pueda haber escapes. Momentos de higiene como éste, tendrás varios a lo largo del día. Al principio, cuando son recién nacidos, lleva su tiempo, pues hay que hacerlo todo con mucho cuidado. Después, los cambios de pañal llevan menos protocolo, pero lo importante es saber utilizar esta rutina de aseo como un momento especial para compartir cariño, palabras dulces, masajes y juegos con tu bebé.


LO BUENO Y LO MALO DEL CHUPETE La palabra chupete en inglés "pacifier", significa pacificador y se refiere a un objeto que tranquiliza y calma. Ese es justamente el objetivo del chupete y con ese propósito la mayoría de los padres empieza a introducir el chupete en la vida cotidiana de los bebés. Sin embargo, no podemos ignorar que todo proceso artificial que introduzcamos para modificar el comportamiento de los niños tiene ventajas y desventajas, y por este motivo es necesario conocerlas antes de tomar la decisión de utilizarlo. En general, la necesidad de succionar del bebé es más fuerte durante los primeros meses de vida. Llevarse las cosas a la boca es la manera que tienen los bebés de aprender y descubrir su mundo. Con o sin el chupete, el bebé descubrirá rápidamente que sus propios dedos y manos son buenos para chupar. Pero, según algunos estudios médicos, tanto los chupetes como los dedos, especialmente los pulgares, pueden causar problemas de maloclusión dental, que se produce cuando las dos arcadas dentales, la de arriba y la de abajo, no encajan correctamente al realizar la mordida. ¿Porqué los padres introducen el uso del chupete? Existen varios motivos. Primero, para regular el horario de alimentación y sueño de los niños. Durante las primeras semanas de vida, los niños alimentados al pecho no tienen horario y comen con más frecuencia, a intervalos cortos de tiempo o duermen mucho, y lloran más durante la noche que durante el día. Según el doctor Elías Jiménez, de Diagnostico.com, no es recomendable el uso del chupete en bebés menores de un mes, porque el riesgo de aspiración de su propio vómito es mayor en un niño pequeño con chupete que sin él. La segunda razón es para disminuir de los dolores y el llanto que produce el cólico del lactante. Los padres utilizan el chupete para tranquilizar al bebé, sin saber que el cólico tiene mucha relación con la producción de gas en el intestino, y que el chupete puede favorecer que el niño trague más gas. Está demostrado que los bebés con cólico no mejoran con el uso del chupete. El tercer motivo es para evitar que el niño adquiera el hábito de chuparse los dedos, lo que apenas es un paliativo porque cuando queremos quitarles el chupete, muchos niños empiezan a usar el dedo. Ventajas e inconvenientes del chupete Las recomendaciones del chupete son muy pocas y los problemas potenciales muchos. En el caso de usarlo, lo recomendable es introducirlo en la vida del bebé después del mes de edad, cuando la lactancia esté bien instaurada. Conviene suspender su uso antes de los 10 meses, y siempre usarlo por periodos muy cortos de tiempo, como por ejemplo antes de la hora de comer, y obedeciendo a una estricta limpieza. En todo caso, en lugar del chupete se puede tranquilizar al bebé con otros métodos como cantar, y frotar o masajear su cuerpecito.


DESARROLLO FISICO Y MENTAL Los primeros años de un niño son fundamentales para su desarrollo físico, emocional y psicológico. Durante estos primeros doce meses, los cambios que experimentará tu bebé son espectaculares, ya que duplicará su peso y su talla y crecerá más rápido que en toda su vida. Aunque todavía es muy pequeño, en estos primeros meses de vida comienza a forjarse su personalidad, empieza a desarrollarse su inteligencia y aparecen las primeras bases de su comportamiento. A modo de pequeños detalles podrás vislumbrar cómo será tu pequeño cuando cuando sea mayor. Crecimiento por etapas Los niñoscrecen por etapas. Cada una de ellas lleva su tiempo y tiene su proceso. Estas etapas, unas veces son más rápidas y otras más lentas, pero todas son igual de importantes y bonitas. Por este motivo, los padres deben saber disfrutarlas cada una en su momento. Ten en cuenta que cada niño marca la pauta de su desarrollo evolutivo y, por eso, el proceso de aprendizaje de cada pequeño será distinto. Evita hacer comparaciones por un lado y por otro, forzar o presionar al bebé o al niño para que consiga sus objetivos. Al contrario, trata de ser paciente y comprensivo con ellos. Cada bebé tiene su propio ritmo. Sus primeros cinco años Los cinco primeros años de la infancia son, de una forma general, los que más quedan en la memoria de los padres. A esta edad, los niños ya acuden al colegio. Tienen responsabilidades y deberes que hacer. A los niños les encanta jugar con sus amigos, correr o montar en bicicleta. Son los años en los que el niño depende más de sus padres, en los que el aprendizaje y el crecimiento de los hijos les sorprenden día a día. Es la etapa de los descubrimientos, la que formará su personalidad y sus habilidades. El niño ya muestra sus sentimientos y sus miedos. Es la etapa crucial en la vida de todos.



tips para bebes