Page 3

cumples la mayoría de edad este año; y si nadie lo adopta, Dios sabe qué pasará con el que ahora se encuentra a tu vera por las noches. Un guiño salió de su tez arrugada y su mirada oscura se volvió de la simpatía nuevamente al misterio, provocando dolor. Solo me dediqué a darle un biberón al pequeño y decirle entre susurros… -

Resulta que tú y yo estaremos juntos mucho más tiempo del pensando glotón.

Pensé y con un gesto de cariño hacia aquel que sostenía en mis brazos, siguió el día.

Acompañada de las mariposas capítulo seis  
Acompañada de las mariposas capítulo seis  
Advertisement