Issuu on Google+

ANTONIO MACHADO Biografía: Nació el 26 de julio de 1875 en Sevilla. Fue el segundo de cinco hermanos de una familia liberal. Su padre, Antonio Machado Álvarez, publicó numerosos estudios sobre el folclore andaluz y gallego. Su abuelo, Antonio Machado Núñez, era médico y profesor de Ciencias Naturales. En 1883 su abuelo fue nombrado profesor de la Universidad Central de Madrid, y toda la familia se traslada con él a dicha ciudad, donde Antonio Machado completó su formación. En 1902 viaja a París donde conoce a Rubén Darío. En 1907 publica Soledades, Galerías y otros poemas, y aprueba las oposiciones al puesto de catedrático de Francés. Comienza a trabajar en el instituto de Soria, donde establece una amistad con Vicente García de Diego. Conoce a Leonor Izquierdo con la que se casará dos años después; teniendo ella 15 y él, 34. Leonor muere en 1912 y Machado a causa de su depresión solicita un traslado a Baeza (Jaén). En 1912 publica Campos de Castilla, obra en la que el autor se separa de los rasgos modernistas con los se inicia en la literatura. Durante la década del veinte y los primeros años de la década del treinta, escribe teatro en colaboración con su hermano Manuel. Ambos estrenan en Madrid las siguientes obras: Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel (1926), Juan de Mañara (1927), Las adelfas (1928), La Lola se va a los puertos (1929), La prima Fernanda (1931) y La duquesa de Benamejí (1932).Las ediciones de Poesías completas de 1928 y 1933 presentan novedades dignas de ser destacadas. Especialmente, hay que reseñar la aparición de dos importantes apócrifos, «Juan de Mairena» y «Abel Martín». En Campos de Castilla (1912) Antonio Machado explora nuevos caminos (no en vano, es su libro noventayochista). En la colección de 1912 el poeta

mira, sobre todo, al espacio geográfico que le rodea ,las tierras castelllanas. Campos de Castilla figura en la edición de Poesías completas (1917). En (1924) publica el libro Nuevas canciones (1924), escrito parcialmente en Baeza. En 1936, ya en vísperas de la Guerra Civil, publica un libro en prosa: Juan de Mairena. Sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo. Se trata de una reunión de ensayos que venía publicando en la prensa madrileña a partir de 1934. Con el inicio de la guerra civil dirige a Valencia, de donde parte a Francia, donde muere el 22 de febrero de 1939. FRAGMENTO

Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido. ¡El olmo centenario en la colina que lame el Duero! Un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina al tronco carcomido y polvoriento. No será, cual los álamos cantores que guardan el camino y la ribera, habitado de pardos ruiseñores. Ejército de hormigas en hilera va trepando por él, y en sus entrañas urden sus telas grises las arañas. Antes que te derribe, olmo del Duero, con su hacha el leñador, y el carpintero te convierta en melena de campana, lanza de carro o yugo de carreta; antes que rojo en el hogar, mañana, ardas en alguna mísera caseta, al borde de un camino; antes que te descuaje un torbellino y tronche el soplo de las sierras blancas; antes que el río hasta la mar te empuje por valles y barrancas, olmo, quiero anotar en mi cartera

la gracia de tu rama verdecida. Mi corazón espera también, hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera Valoración: Nos ha parecido realmente bonito, pues expresa la ilusión por superar sus sentimientos de tristeza y pena a través de la imagen de un olmo viejo. Con ello nos cuenta que espera el milagro de renacer, por lo que podemos imaginar que se refiere a la enfermedad de su esposa. El autor escribió este y otros poemas en Campos de Castilla en el año 1912, poco antes de la muerte de su esposa. Con estas obras quiso trasmitir la imagen de Castilla.

Machado toma del Modernismo las innovaciones métricas: el verso alejandrino, la silva de endecasílabos libremente rimados y dispuestos, la estructuración de su poesía en estrofas de cuatro versos y el uso de la sinestesia. Admiraba a Rubén Darío y aunque sus primeras composiciones presentan rasgos modernistas, manifiesta su desacuerdo con la brillantez y sonoridad excesivas de este movimiento, inclinándose por la naturalidad y el antirretoricismo. Machado prefiere un modernismo intimista, de tonos becquerianos, plagado de símbolos y de gran sencillez formal. Izaskun Colio,Oihane Gamazo y Leire Lazkano

4.J


Antonio Machado J