Issuu on Google+

2011 http://www.podiumdelestratega.com Virgilio Paredes Machado

[ DEL PLAN ESTRATEGICO TRADICIONAL AL PLAN ESTRATEGICO DEL SIGLO XXI]


El más grande estratega de nuestros tiempos Gary Hamel reconocido por la revista británica The Economist como "el mayor gurú en estrategia del mundo" y por Peter Senge del MIT como "el más influyente pensador sobre estrategia en el mundo occidental" expresa en uno de sus escritos “Tenemos que reconocer que la Planeación Estratégica no es lo mismo que Estrategia. La Planeación produce planes, no Estrategias”, es decir la primera diferencia que encontramos entre la PE tradicional y la del Siglo XXI es que la primera esta orientada a producir planes, los llamados en algunos medios “Planes Operativos Anuales ó POAs” mientras que la segunda, la actual, la moderna, lo primero es el diseño de la Estrategia y luego se producen los así llamados por el autor “Planes de adecuación de la Estrategia ó PAEs”; significativa diferencia si observamos que la mayor parte de las organizaciones continúan produciendo planes en vez de utilizar la Estrategia como el principal instrumento de gestión gerencial para enfrentar con éxito la principal constante de nuestros tiempos “El Cambio” De lo anterior es importante señalar que la razón por la cual la PE tradicional, si bien era suficiente para ser competitivo en el pasado, en donde antes de la década de los 80´s el entorno se caracterizaba en términos generales por ser “Estable” o sea que los cambios se daban de manera lenta y progresiva (hasta predecibles) y en ese entorno los planes eran suficientes; pero a partir de ese entonces la principal constante de nuestro entorno es el “Cambio” y en este medio lo que funciona es la estrategia no los planes tradicionales. Además, lo operativo se confunde fácilmente con lo estratégico o sea que para los ejecutivos es más fácil continuar haciendo lo mismo que en esforzarse por la innovación, en 1994, Henry Mintzberg Profesor de Administración en la McGill University de Montreal en su libro "El auge y la decadencia de la Planeación Estratégica", argumentó que el método usual de crear estrategia -la Planeación Estratégica- no funcionaba. Fallaba, porque incorrectamente asumía que las discontinuidades podían predecirse, porque los estrategas estaban desconectados de las operaciones y porque el proceso de hacer estrategia se había convertido en un rito formal. El Gurú de Harvard, Michael Porter define la orientación de los planes operativos hacia la “eficacia operativa” y las estrategias y sus planes hacia la “ventaja competitiva”, otra gran diferencia entre la PE tradicional y PE del siglo XXI; entendiendo estas diferencias de la manera siguiente: La eficacia operativa (EO) significa ejecutar actividades similares “mejor” que los rivales. Incluye la eficiencia, pero no se limita a ella. El posicionamiento estratégico o ventaja competitiva (VC), significa ejecutar actividades “diferentes” de la de los rivales, o ejecutar actividades similares en “formas diferentes”, es decir, que se hace necesario el entender la diferencia pues en una gestión gerencial moderna requiere de saber manejar ambas agendas la operativa y la estratégica, requiere de conocimientos y habilidades diferentes a las que tradicionalmente se han utilizado, de allí, la importancia del aporte que pueden dar las nuevas generaciones de profesionales con estas competencias.


Los planes son elaborados por los planificadores, en cambio las estrategias tienen que ser diseñadas y ejecutadas por los estrategas, quien como bien dice Gary Hamel: El estratega debe ser un revolucionario, alguien que rompa los esquemas, sólo así se conseguirá reinventar el sector y hacerlo más rentable: "hacer estrategia tiene que ser subversivo, tanto con relación a las normas internas de la empresa como con las de la industria". Es decir, la formación de estrategas es vital para ser competitivos en el mundo global actual, en donde, el rompimiento de fronteras por la globalización y los acelerados avances de la tecnología de la información y comunicación, hace necesario enfrentar día a día la competitividad agresiva en el ámbito de todas las organizaciones de todas las naciones; es decir, independiente del tipo de organización están forzadas a competir a nivel global. Otra diferencia radica en que la PE tradicional utilizaba la estructura orgánica existente como receptora de todos sus planes, sin necesidad de grandes modificaciones, en cambio la PE del Siglo XXI a través del diseño de la estrategia es como se determina la estructura organizacional a seguir o sea si cambia la estrategia debe cambiar la estructura, esto esta respaldado por la experiencia del autor y por lo expresado por Alfred Dupont Chandler de Harvard Business School, historiador y sociólogo, en su obra "Strategy & Structure" quien realizó una investigación en torno a (Du Pont, General Motors, Standard Oil Co. y Sears Roebuck), para demostrar cómo la estructura de aquellas empresas se adaptó y ajustó de manera continua a su estrategia. Es decir, la estructura no solo debe adaptarse a la estrategia sino que su “modus operandi” cambia (véase el trabajo del autor sobre el ADN de las modernas organizaciones) y de allí parte, lo que actualmente se conocen como estructuras orgánicas inteligentes o sea que piensan y toman decisiones inmediatas, pues en algunos ámbitos el cambio es tan frecuente y ruidoso que no hay tiempo ni se oye para correr a lo largo de una estructura orgánica mecánica para la toma de decisiones, aparecen los equipos de trabajo auto administrados o auto dirigidos que caracterizan a la mayor parte de las corporaciones globales actuales con enfoque estratégico. De donde se concluye, que el gerente moderno del siglo XXI debe tener entre otros atributos el ser Estratega o sea tener la capacidad de manejar una doble agenda de gestión: la parte operativa de una organización y la parte estratégica al mismo tiempo, o sea los POAs y los PAEs, ya que una organización requiere de una estrategia (ventaja competitiva) para ser exitosa ante los desafíos de su entorno y un soporte estructural, orgánico (eficacia operativa) para poseer las condiciones de recursos necesarios para que la estrategia pueda desenvolverse con éxito, esta agenda operativa implica una mejora continua en todas sus partes, la cual si falla hace vulnerables incluso a las organizaciones que tienen buena estrategia. Este ejecutivo moderno debe saber aplicar con sabiduría la frase de Dupont Chandler "Si la estructura no sigue a la estrategia, el resultado final es la ineficiencia".


Referencias The Handy Guide to the Gurus of Management. www.gurusonline.tv Alfred Chandler, the "Father" of Strategy. www.3w3search.com El Arte de Pensar EstratÊgicamente. www.pfdf.org Managing Quietly-Henry Mintzberg.www.fastcompany.com Michael Porter´s Big Ideas. Harvard Business School Publishing (www.harvardbusinessonline.org)


2011 http://www.podiumdelestratega.com Virgilio Paredes Machado Bioquímico y MBA Catedrático de Estrategias Empresariales UNITEC – Honduras


Del Plan Estratégico Tradicional al Plan Estratégico del Siglo XXI