Page 1

Volumen 13 Octubre a Diciembre 2008

Celebrando 10 Años de Servicio Social y Educativo

por: Ginna Salamán - estudiante facilitadora

Motivados por el ideario de apoyar procesos innovadores de enseñanza aprendizaje y de impacto comunitario, el proyecto de Aprendizaje en el Servicio del Centro de Vinculación Comunitaria (CVC) cumple su primera década de servicio. En el 1999, el CVC fue fundado como unidad adscrita a la Universidad del Sagrado Corazón (USC), desde entonces ha funcionado como un centro de capacitación. Su propósito ha sido crear y perfeccionar proyectos educativos que mejoran la calidad de la oferta académica. El CVC es el primer centro docente en Puerto Rico que trabaja la integración del aprendizaje en el servicio. Es decir, que el/la estudiante obtiene una experiencia que une la teoría con la práctica, en el área de especialización. El aprendizaje en el servicio es una metodología pedagógica útil en cualquier nivel educativo en la cual los/las estudiantes se involucran con la comunidad para identificar sus necesidades y ofrecer soluciones. La búsqueda de alternativas reales se manifiesta de forma directa cuando el/la estudiante logra definir, por experiencia propia, los problemas que afectan su comunidad, profesión o empresa.

Mensaje Editorial Reinversión Comunitaria

p.2 p. 2

Al ser esta metodología una enseñanza activa, el/la estudiante alcanza un mayor aprendizaje. Además, fortalece el

liderato social, establece valores y emprende la participación ciudadana responsable. Durante esta década, 86 cursos de la USC se han vinculado con la comunidad. No obstante, el CVC no

sólo se orienta en beneficiar al estudiantado, también ofrece talleres de capacitación a líderes de organizaciones sin fines de lucro para desarrollar proyectos educativos solidarios y para fomentar la actitud pro-social. Algunos de estos adiestramientos dirigidos a la capacitación son: Diseño e implantación de programas y servicios, Relaciones públicas y mercadeo, Planificación estratégica, Recaudación de fondos, Implementación de estrategias de responsabilidad social, Gerencia y liderazgo efectivo, Responsabilidad social corporativa, entre otros. El CVC ha organizado la actividad Aprendiendo con la comunidad para celebrar el décimo aniversario del proyecto Aprendizaje en el Servicio. Durante el evento se presentará una diversidad de paneles como: Desarrollo comunitario, autosustentabilidad y el rol de la academia, Intervención del género en la responsabilidad social, Conciencia ambiental desde la gestión académica, Manejo creativo conflictos, entre otros. Además, habrá actividades culturales como parte de la celebración. El evento se llevará a cabo del 29 al 31 de octubre desde las 9:00am en la USC. ▪

CONTENIDO Club Escolar de Ecología

p.3

De OSFL a Empresas Sociales

p. 4

Sustentabilidad de las Industrias

p.4


PUENTES 2

Mensaje de la Editora Por: Profa. Carmen Chazulle Rivera, Coordinadora del CVC

Las comunidades ya dejaron de ser espacios automatizados pasivos o de resistencias pasivas para convertirse en espacios de gestión, contestatarios a diversas problemáticas sobre sus entornos sociales, políticos, económicos y culturales. Cada vez más las comunidades e n l a I s l a han cobrado mayor vigor, participación activa e intervención directa ante sus necesidades, ante decisiones e imposiciones que les afectan, particularmente de agentes externos a éstas.

Han gestado procesos de luchas más proactivas, en el que también han (re)surgidos entes de cambios sociales, (como la participación de l@s jóvenes). Estas transformaciones, por un lado, (re)presentan grandes retos en el desarrollo organizacional comunitario. Asumir la responsabilidad que esto conlleva requiere obtener mayor conocimiento de los procesos gubernamentales y privados; así como de las alternativas para las soluciones de necesidades, tiempo, gestiones en las agencias, desarrollar estrategias, lograr apoyos, autogestionarse, entre muchos otros. La academia ha sido uno de los elementos claves en el desarrollo organizacional comunitario no solo

Reinversión

Comunitaria

por: Ginna Salamán - estudiante facilitadora

L as

organizaciones comunitarias están enfocadas en beneficiar o crear proyectos productivos que mejoren la calidad de vida de sus residentes, pero esto siempre requiere de capital. Por tal motivo, el gobierno federal estableció, en 1977, la Ley de Reinversión Comunitaria (CRA, por sus siglas en inglés) para exigirle a las instituciones bancarias que reinviertan parte de sus ingresos en las comunidades, especialmente las que registran mayores niveles de pobreza. Es decir, que la banca contribuya al proceso de disminución de la pobreza y el desempleo, y que al mismo tiempo, aporte mejoras a la educación. Aunque las instituciones bancarias, en un inicio, percibieron la CRA como una obligación, a través de los años, la han reconocido como “un buen negocio”, según expresó Rafael Blanco Latorre, presidente

en servir como entes de apoyo y con un sentido de solidaridad; sino en brindar el peritaje para presentar propuestas en conjunto con la comunidad. En este sentido, las comunidad es también han (re)presentado espacios de enseñanza-aprendizaje para la academia. Le ha permitido reflexionar a la academia desde diversas miradas las necesidades, servicios y propuestas de las comunidades y de las organizaciones que sirven a estas. Las implicaciones de este enlace también ha (re)presentado retos para la academia, similares a los de la comunidad. No obstante, es nuestra misión buscar espacios de alianzas para el beneficio de tod@s, ofreciendo continuidad a los trabajos. ▪

de la Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR). “Servir a nuestras comunidades es la mejor forma de energizar nuestra economía lo cual, a su vez, produce mayor demanda para nuestros servicios y productos financieros”, abundó Blanco Latorre. La ABPR ha celebrado, por cinco años consecutivos, la Semana de la Reinversión Comunitaria. Este año el Centro de Vinculación Comunitaria participó en el panel: Transformación hacia un Empresarismo Social Sostenible, con la exposición presentada por la Sa. Astrid Morales Jiménez. A través de este evento la banca comparte con los/las ciudadanos/as las funciones que realiza el comité del CRA, promueve los programas de beneficio para las comunidades del país e impulsa el negocio de la reinversión comunitaria. ▪

¿Cómo funciona la CRA?

Los bancos y las organizaciones comunitarias diseñan planes de trabajo en conjunto y buscan alternativas para que las oganizaciones comunitarias puedan cubrir sus necesidades de crédito. Además, la banca hace donaciones y ofrece préstamos.

Las OSFL deben orientar sus finanzas hacia la autosustentabilidad.

La definición que establece el gobierno sobre el desarrollo comunitario incluye la accesibilidad de vivienda para personas de medianos y bajos ingresos, servicios a la comunidad, actividades que promuevan, revitalizan y consolidan el desarrollo económico. ▪


PUENTES 3

Club Ecológico Escolar por: Ginna Salamán - estudiante facilitadora

40 estudiantes dicen presente

Estudiantes y líderes comunitarios/as responden al grito de socorro del medioambiente y se comprometen en desarrollar proyectos educativos que benefician la ecología y la comunidad. Crear un huerto, reciclar y preparar compostas son los tres proyectos iniciales del nuevo club ecológico escolar de la escuela intermedia Manuel Elzaburu y Vizcarrondo de la comunidad de Cantera. Y para darle al estudiantado el adiestramiento, las herramientas y el conocimiento de cómo hacerlo, el director Luis A. Morales y la facultad de Ciencias de la escuela, en conjunto con, Apoyo Empresarial de la Península de Cantera organizaron una conferencia para los/las estudiantes miembros del club. Dalma Cartagena, agrónoma orgánica certificada, del Departamento de Agricultura Oficina para el Desarrollo de la Agricultura, explicó en la actividad cómo hacer un huerto. Los pasos a seguir son: despejar el área de hierbas y rocas, echar cal al terreno, aclarar las zanjas para que el agua no se lleve los cultivos, añadir la composta, sembrar las semillas, y por último, cosechar los cultivos. Otro punto que aclaró la experta, es que en Puerto Rico se puede sembrar una gran variedad de productos,

Ledwin Malpica, miembro del club escolar (arriba). Exibición de composta (derecha).

pero que se debe tener en cuenta el mes del año en que se va a sembrar. Para saber qué y cuándo sembrar, el servicio agrícola ofrece en línea la lista de alimentos que pueden ser cultivados en cada uno de los 12 meses. Asímismo, Cartagena explicó a los/las estudiantes algunas iniciativas que pueden tomar para reciclar. Por ejemplo, utilizar una bolsa de tela para empacar los productos comprados en el supermercado.

De esta forma, se reduciría el uso y desecho se mejorará el medioambiente y se excesivo de bolsas plásticas. También, desarrollará la conciencia ecológica animó a los/las estudiantes a confeccionar social. “Hay que empezar a cambiar las bolsas de telas y venderlas en la la forma en que vemos al mundo y comunidad para obtener fondos para el club. comprometernos con la idea de dejarle En el evento, el especialista en composta a nuestros/as hijos/as y nietos/as una de la extensión agrícola de la Universidad mejor comunidad”, dijo Cuevas. de Puerto Rico del Recinto de Mayagüez, “Nuestra visión es ayudar a la Héctor Rivera, explicó el proceso para autosustentabilidad de la comunidad recursos hacer composta y la importancia de ésta. sin comprometer los Primeramente, la composta debe estar naturales y, a su vez, alargarle la vida a los en un cajón de madera y es imprescindible vertederos”, que el sol le dé, por lo menos, durante seis añadió. horas al día. El cajón de madera debe funcionar como una especie de horno y la temperatura en éste debe mantenerse entre 150 y 160 grados Fahrenheit. También que ésta debe moverse y recibir agua dos veces en semana. Algunos de los materiales más comunes para hacer composta son: verduras, plantas Héctor Rivera (arriba) hace su presentación. secas, farináceos y excremento de cerdo, Estudiantes observan lombriz, vaca y conejo. la composta (derecha). La calidad de la composta se mide por el color, pues mientras más oscuro, más fértil Por otro lado, Amanda Marín, miembro es. Además, si la composta no expide de este proyecto explicó que desean ningún olor, entonces estará lista para hacer del plantel escolar “un modelo utilizarse. El proceso de hacer composta de escuela ecológica, motivar al a pequeñas escalas toma entre 30 y 40 días. estudiantado y hacerles sentir que la Claro está, con tecnología y maquinaria escuela responde a sus necesidades”. Los maestros de ciencia añadieron puede lograrse preparar a grandes escalas composta en un solo día. El hecho de a los objetivos del proyecto el deseo que el ser humano pueda hacer de que la escuela Manuel Elzaburu composta es un gran alivio para la y Vizcarrondo, que está bajo plan naturaleza, pues a la esta le toma de mejoramiento del Departamento 500 años volver a crear un pedazo de Educación, consiga la integración de terreno del tamaño de de los diferentes componentes de la comunidad al proceso educativo, una caja de fósforos. Los 3 proyectos escolares y así, trabajar por una mejor serán supervisados por los maestros comunidad. Se espera que durante el año de ciencia de la escuela y recibirán el apoyo de los miembros del proyecto a c a d é m i c o s e r e a l i c e n o t r a s para continuar de Ambiente y Salud de Apoyo a c t i v i d a d e s Empresarial de la Península de d e s a r r o l l a n d o l a c o n c i e n c i a ▪ Cantera. Además, se espera que se ecológica en esta comunidad. unan al proyecto los empleados de mantenimiento unionados de los diferentes plánteles escolares de esta comunidad, según anunció la Directora Ejecutiva, Celina Cuevas, de Apoyo Empresarial de la Península de Cantera. Exibición de dos viveros: jazmines, a la A través de la experiencia que obtengan izquierda y planta de tomates, a la derecha. los/las miembros y participantes del club,


PUENTES 4

La Sustentabilidad de las Industrias: un beneficio ecológico-económico por: Ginna Salamán - estudiante facilitadora

Como esfuerzo para ofrecer opciones que conlleven a la mejoría de los patrones de sustentabilidad económica y ecológica de la Isla, la Escuela Graduada de Estudios Forestales y Ambientales de la Universidad de Yale dio a conocer los resultados de un estudio investigativo sobre El legado industrial en Puerto Rico: ¿Cuál es el camino hacia la sustentabilidad? El estudio, que se presentó en la Universidad del Sagrado Corazón el 15 de septiembre, reveló que el gobierno de Puerto Rico debe reconceptualizar y actualizar los parques industriales creados durante el programa Operación Manos a la Obra de 1940, para lograr la sustentabilidad y competitividad, pues las necesidades socioeconómicas y ambientales de la comunidad han cambiado. La investigación también indicó las ventajas que conllevaría, si entre compañías se intercambiara y compartiera materiales usados, agua y energía. Es decir, que el material inservible para una compañía, pero útil para otra, sea

intercambiado en vez de desechado. Así se mejoraría el ambiente y se solidificaría la economía de las industrias y, a su vez, la de los/as trabajadores/as. Otro asunto que debe ser mejorado con urgencia, según la investigación, es el reciclaje. El índice de esta práctica en la Isla es un 19 por ciento, lo que se califica como un nivel bajo.

Los molinos de viento y el sol son algunas de las alternativas para generar energía .

Igualmente, el estudio recomieda que se mejore la relación entre las industrias y la comunidad. Sugiere que los/las gerentes de los parques industriales se comuniquen entre ellos, durante eventos comunitarios, y que establezcan un capital social para beneficiar y proteger el medioambiente la industria puertorriqueña, y el empleo. Uno de los mayores problemas que dificultan la armonía entre la ecología

y la economía es la dependencia del petróleo como generador de energía, aún cuando existen variadas propuestas que presentan diversas alternativas para la sustitución. Por ejemplo, el cambiar la actual fuente de energía de la Isla por una 100 por ciento solar costaría 16 mil millones de dólares, pero el país entero tendría energía gratuita por los próximos 30 años. Esto representaría un alivio significativo a la ecología y economía del país. La investigación la dirigió la doctora Marian Chertow, directora de la Escuela de Dasonomía y Estudios Ambietales de la Universidad de Yale, en colaboración con la doctora Weslynne S. Ashton, Fundación Luis Muñoz Marín, Universidad de Puerto Rico (UPR), Compañía de Desarrollo Industrial de Puerto Rico, el sector privado y más de 100 estudiantes graduados de Yale, UPR y de la Universidad Metropolitana.▪

De OSFL a Empresas Sociales Diversificando las Estrategias por: Ginna Salamán - estudiante facilitadora

El concepto generalizado en Puerto Rico de que las organizaciones sin fines de lucro (OSFL) sólo dependen de donativos y que de no ser recibidos, la organización desaparecería, debe ser cambiado a uno más pro activo. Es imprescindible que las OSFL emprendan su camino hacia la transformación económica y que busquen otras alternativas que les permitan nuevas formas de generación de recursos. El tercer sector tiene que desistir de depender exclusivamente de sus donantes y dirigir sus finanzas hacia la autosustentabilidad. La integración de la misión social y la generación de ingresos provocarían una metamorfosis en la OSFL y las convertiría en empresas sociales, según explicó la conferenciante Astrid Morales Jiménez, en la charla de OSFL a Empresas Sociales, en el Encuentro por el Desarrollo Económico Comunitario, celebrado en la Semana de la Reinversión Social. Para lograr este cambio, es necesario

contar con emprendedores/as sociales capaces de crear valor y capital social, siempre guiados por la responsabilidad y la ética Además, deben funcionar como agentes de cambio social que tienen como objetivo diversificar los recursos de su organización y que sus iniciativas empresariales vayan más allá de la recaudación de fondos. La transcendencia a este enfoque es un proceso largo que requiere de un análisis sobre la capacidad de equipo de trabajo y las estructuras: organizacional, política y cultural. “Evaluar la capacidad de la organización supone analizar las destrezas y habilidades, experiencias y capacidades al interior de la organización para alcanzar objetivos organizacionales y financieros establecidos en torno al autofinanciamiento”, explicó Morales Jiménez. De esta forma, la organización comunitaria daría el primer paso en dirección hacia el empresarismo social sustentable. ▪

Boletín Puentes es producido por el Centro de Vinculación Comunitaria de la Universidad Sagrado Corazón . Créditos: Profa. Carmen Chazulle Rivera Sa. Ginna Salamán Sa. Vicmarie Lugo Quiñones Comentarios y sugerencias: Tel: (787) 728-1515 ext. 2277 Fax: (787) 268-8851 Email: vinculacion@sagrado.edu Dirección Postal: PO Box 12383 San Juan, PR 00914-0383

Boletín Puentes - Volumen 13  

Boletín Puentes es una publicación trimestral producido por el Centro de vinculación Comunitaria de la Universidad del Sagrado Corazón en Sa...

Advertisement