Issuu on Google+

La Verdad de Cádiz  La verdad es el motor de todo progreso  Diario independiente de los poderes establecidos. Miércoles 30 de junio de 2010. Año 1.Número 26

¿ ESTABA YA PREPARADO EL COMUNICADO DE PRENSA ANTES DE LA REUNIÓN DEL CONSEJO SOCIAL DE LA UCA DEL 4 DE MAYO DANDO CUENTA DE LA RESOLUCIÓN CONTRA LA ADSCRIPCIÓN DE LA ESCUELA DE ENFERMERÍA DE LA SIERRA? Hace unos días, el 19.06.10, Don Diego Sales, al que tanto le gusta ampararse en la coletilla de que “él es sólo un miembro más del Consejo de la universidad”, decía lastimosamente en la Voz de Cádiz, refiriéndose a lo que él denomina “ el conflicto con Pascual”, que una vez que “el Consejo Social también votó en el mismo sentido, con 14 votos frente a 21 del total”, “ desafortunadamente, los interlocutores se fueron a los medios de comunicación y rompieron la relación que se basa en la mutua confianza y en el respeto institucional”.

   Este dirigente universitario nunca ve la viga en su ojo, y la tiene tan grande que ya no le deja ver nada, porque todos sabemos que fue exactamente al revés, que apenas terminó la reunión del Consejo Social de la UCA, a las 14 horas, fue el rector, una hora después, quien ya tenía hechas unas declaraciones a la prensa y un extenso y estudiado “comunicado en relación a los procesos desarrollados en torno a la solicitud de adscripción a esta universidad de un centro docente ubicado en la localidad de Villamartín para impartir la titulación de grado en enfermería”. Fue el Señor Diego Sales, que dice que él sólo es un miembro más del Consejo Social, quien sin esperar a la firma del Acta de la reunión y sin dar cuenta de la resolución, aunque fuese por cortesía, a la fundación Pascual, ávido de medios de comunicación se fue a la prensa en menos de 60 minutos desde la resolución con sus declaraciones y su completísimo comunicado de 5 folios. Y así a la prensa llegaron, además, dos comunicados, el suyo, muy estudiado, con sus declaraciones y el otro de la Universidad de menos de un folio. Esto dejan claras tres cosas, la primera, que Don Diego Sales no es solamente un miembro más de los consejos de la universidad; la segunda, que desafortunadamente él es quien se va a los medios de comunicación y rompe la relación de mutua confianza y respeto institucional, dando a conocer primero a los periódicos y muchísimo tiempo después a la Fundación Pascual lo que el Consejo Social resolvió, y la tercera, que muy probablemente el estudiado comunicado de 5 folios estaba preparado con antelación a la reunión.


A LOS MIEMBROS DEL CONSEJO SOCIAL DE LA UCA NO SE LES DIO UN DOSSIER ESCRITO CON LA PROPUESTA COMPLETA DE LA ESCUELA DE ENFERMERÍA DE VILLAMARTÍN, TAL Y COMO DENUNCIÓ EN SU DIA LA PLATAFORMA

Hemos sabido que el Consejo social de la UCA votó el 4 de mayo solamente con la exposición que el Secretario del Consejo hizo con ayuda de una presentación visual de “un desglose del contenido del informe” que se sometió a aprobación del pleno, y que a los consejeros no se les dio un dossier escrito con la propuesta completa de la escuela de enfermería de Villamartín. A los Consejeros primero se les instruyó con un resumen de “ la argumentación que hace la Fundación Dr. Pascual para solicitar la adscripción de la Escuela de Enfermería a la Universidad de Cádiz”, y con “las argumentaciones presentadas por la Universidad de Cádiz en su Consejo de Gobierno para negar la adscripción solicitada”. Luego, se les dijo “los datos que deben tener en cuenta respecto a las argumentaciones presentadas” y “ la argumentación que el Pleno debe tener en cuenta a la hora de aprobar o denegar la solicitud de adscripción”. Estaba claro que en este marco la Escuela de Villamartín no tenía ninguna oportunidad, sobre todo después de que algún consejero propusiera en la reunión y se le negase, “dejar el asunto sobre la mesa” para dar oportunidad al diálogo y que “que podría solicitársele a la Fundación Pascual que las debilidades de la propuesta que se nos presenta que las subsanaran antes de aprobar denegarla. Debe comenzarse con una colaboración mutua entre la Universidad y la Fundación Dr. Pascual en línea con lo que se solicita y después se decide sobre la Escuela”. Además, el rector intervino para que tampoco prosperase el planteamiento del propio Presidente del Consejo Social, que dijo: “ En aras de conciliar posturas y de "ejercer como elemento de interrelación entre la sociedad y la universidad", como la ley nos mandata, el Presidente propone que, puesto que de lo expuesto anteriormente por el Rector y por el Secretario y otras intervenciones habidas parece deducirse la no procedencia de emitir informe favorable a la memoria presentada, se limite la resolución del Consejo precisamente a éso, que es además lo que la literalidad de la L.O.U. en su artículo 11 establece, es decir, a no emitir informe favorable y que no vayamos más allá, emitiendo informe desfavorable, explicando que lo primero puede interpretarse en el sentido de que la memoria presentada no reúne los requisitos necesarios para merecer informe favorable del Consejo, sin que ello signifique rechazo definitivo del proyecto, mientras que lo segundo parece interpretarse más como un rechazo del proyecto”. El rector nunca quiso ni propició el diálogo y por ello a los de la Sierra sus lamentaciones de hoy nos suenan a fariseas.

¿ SE QUERELLARÁ DIEGO SALES CONTRA LOS MIEMBROS DEL CONDEJO SOCIAL DE LA UCA QUE ESTUVIERON AL FRENTE DE LA MANIFESTACIÓN DE VILLAMARTÍN CONVOCADOS POR LA PLATAFORMA CONTRA LA DECISIÓN DEL CONSEJO?


Nº 26 La Verdad de Cádiz