Issuu on Google+

Marzo de 2014

Asunto: La nueva regulación del contrato de trabajo a tiempo parcial.

El Real Decreto-ley núm. 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, ha introducido reformas en la anterior regulación del contrato de trabajo a tiempo parcial contenidas en el Artículo 12º., del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto-legislativo núm. 1/1995, de 24 de marzo. La nueva regulación de la indicada modalidad contractual pretende, según se recoge en la extensa exposición de motivos del Real Decreto-ley, ahondar en la promoción del trabajo a tiempo parcial mediante una simplificación de su régimen laboral al incorporar al mismo cambios dirigidos a que las empresas recurran en mayor medida al trabajo a tiempo parcial como mecanismo adecuado para una composición de las plantillas laborales adaptadas a las circunstancias económicas y productivas, asegurando, en todo caso, un adecuado equilibrio entre flexibilidad y control. En definitiva, el trabajo a tiempo parcial es un mecanismo que otorga al empresario flexibilidad en el tiempo de trabajo, a la par que posibilita al trabajador conciliar la vida laboral y personal y compatibilizar trabajo y formación. Lo anteriormente expuesto sintetiza la justificación gubernamental a la nueva regulación del contrato a tiempo parcial, que rige desde el día 22 de diciembre de 2013, y se concreta básicamente en las siguientes normas: a).- El contrato a tiempo parcial se deberá formalizar necesariamente por escrito. En el contrato deberán figurar el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año contratadas, así como el modo de su distribución según lo previsto en convenio colectivo. De no observarse estas exigencias, el contrato se presumirá celebrado a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite el carácter parcial de los servicios. El contrato a tiempo parcial podrá concertarse por tiempo indefinido o por duración determinada en los supuestos en los que legalmente se permita la utilización de esta modalidad de contratación, excepto en el contrato para la formación.


No obstante, el contrato de trabajo a tiempo parcial se entenderá celebrado por tiempo indefinido cuando se concierte para realizar trabajos fijos y periódicos dentro del volumen normal de actividad de la empresa. b).- Cuando el contrato a tiempo parcial conlleve la ejecución de una jornada diaria inferior a la de los trabajadores a tiempo completo y ésta se realice de forma partida, solo será posible efectuar una única interrupción en dicha jornada diaria, salvo que se disponga otra cosa mediante convenio colectivo. c).- Los trabajadores a tiempo parcial no podrán realizar horas extraordinarias, salvo los supuestos previstos en el núm. 3, del Artículo 35º., de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, es decir, para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes. d).- Se consideran horas complementarias las realizadas como adición a las horas ordinarias pactadas en el contrato a tiempo parcial, habiéndose de observar en su establecimiento y realización las reglas que se especifican seguidamente: 1.- El empresario solo podrá exigir la realización de horas complementarias cuando así lo hubiera pactado expresamente con el trabajador. El pacto sobre horas complementarias podrá acordarse en el momento de la celebración del contrato a tiempo parcial o con posterioridad al mismo, pero constituirá, en todo caso, un pacto específico respecto al contrato. El pacto se formalizará necesariamente por escrito. 2.- Solo se podrá formalizar un pacto de horas complementarias en el caso de contratos a tiempo parcial con una jornada de trabajo no inferior a diez horas semanales en cómputo anual. 3.- El pacto de horas complementarias deberá recoger el número de horas complementarias cuya realización podrá ser requerida por el empresario. El número de horas complementarias pactadas no podrá exceder del 30 % de las horas ordinarias de trabajo objeto del contrato. Los convenios colectivos podrán establecer otro porcentaje máximo, que, en ningún caso, podrá ser inferior al citado 30 % ni exceder del 60 % de las horas ordinarias contratadas. 4.- El trabajador deberá conocer el día y la hora de realización de las horas complementarias pactadas con un preaviso mínimo de tres días, salvo que el convenio colectivo establezca un plazo de preaviso inferior. 5.- El pacto de horas complementarias podrá quedar sin efecto por renuncia del trabajador, mediante un preaviso de quince días, una vez cumplido un año desde su celebración, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: ●

La atención de responsabilidades familiares a las que se aluden en el apartado 5, del Artículo 37º., de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Por necesidades formativas, siempre que se acredite la incompatibilidad horaria.

2


Por incompatibilidad con otro contrato a tiempo parcial.

6.- Sin perjuicio del pacto de horas complementarias, en los contratos a tiempo parcial de duración indefinida con una jornada de trabajo no inferior a diez horas semanales en cómputo anual, el empresario podrá, en cualquier momento, ofrecer al trabajador la realización de horas complementarias de aceptación voluntaria, cuyo número no podrá superar el 15 %, ampliable al 30 % por convenio colectivo, de las horas ordinarias objeto del contrato. Las horas complementarias de aceptación voluntaria no se computarán a efectos de los porcentajes de horas complementarias pactadas. En todo caso, la suma de las horas ordinarias y complementarias, incluidas las previamente pactadas y las voluntarias, no podrán exceder del límite legal del trabajo a tiempo parcial, que se define como comprensivo de un número de horas inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable, entendiéndose como trabajador a tiempo completo comparable, a aquél que efectúa prestación laboral a tiempo completo en la misma empresa y centro de trabajo, con el mismo tipo de contrato de trabajo y que realice un trabajo idéntico o similar. 7.- Téngase presente que la negativa del trabajador a realizar las horas complementarias pactadas no constituirá conducta laboral sancionable cuando tal actitud se sustente en el incumplimiento por la empresa de las reglas a observar que dispone la norma legal reguladora del contrato a tiempo parcial. Asimismo, la negativa del trabajador a la realización de horas complementarias de aceptación voluntaria, no constituirá conducta laboral sancionable. 8.- La jornada de trabajo a tiempo parcial se registrará día a día y se totalizará mensualmente, entregando copia al trabajador, junto con el recibo de salarios, del resumen de todas las horas realizadas en cada mes, tanto las ordinarias como las complementarias. La empresa deberá conservar los resúmenes mensuales de los registros de jornada durante un periodo mínimo de cuatro años. En caso de incumplimiento de las referidas obligaciones de registro, el contrato se presumirá celebrado a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite el carácter parcial de los servicios. 9.- La realización de horas complementarias habrá de respetar, en todo caso, los límites en materia de jornada de trabajo y descansos establecidos en los Artículos 34º., 36º.1 y 37º.1, de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. 10.- Las horas complementarias efectivamente realizadas se retribuirán como ordinarias, computándose a efectos de base de cotización a la Seguridad Social y periodos de carencia y bases de reguladoras de las prestaciones. A tal efecto, el número y retribución de las horas complementarias realizadas se deberá recoger en el recibo individual de salarios y en los documentos de cotización a la Seguridad Social.

3


11.- En materia de cotización a la Seguridad Social por desempleo, la disposición que motiva esta circular informativa reduce un 1 % el porcentaje de cotización por dicho concepto aplicable a los contratos a tiempo parcial de duración determinada. Así pues, el tipo de cotización por desempleo será del 8,30 %, del que el 6,70 % será a cargo del empresario y el 1,60 % a cargo del trabajador. La reducción de referencia se contempla en la Disposición adicional primera, del Real Decreto núm. 16/2013, de 20 de diciembre. Cabe advertir que la finalidad de esta circular informativa se limita a poner de manifiesto las modificaciones introducidas en el marco legal del contrato de trabajo a tiempo parcial, sin aludirse, empero, a normas referidas a igual modalidad contractual que mantienen su vigencia y que fueron establecidas por anteriores disposiciones legales, entre las cuales procede citar la mención a que los trabajadores a tiempo parcial gozan de los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo, así como que la conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo a tiempo parcial y viceversa tendrá siempre carácter voluntario para el trabajador, lo cual no imposibilita a la empresa, de concurrir causas económica, técnica, organizativa o de producción, llevar a cabo el despido colectivo o la extinción del contrato por causa objetiva del trabajador/a (Artículos 51º y 52º., respectivamente de la Ley del Estatuto de los Trabajadores) que efectúe prestación laboral a tiempo parcial. 12.- Por último, en materia de contrato de trabajo a tiempo parcial, se introduce la posibilidad de que dicha modalidad contractual pueda celebrarse como medida de apoyo a los emprendedores. Así es, pues el Artículo 2º., del Real Decreto-ley núm. 16/2013, de 20 de diciembre, modifica el Artículo 4º., de la Ley núm. 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, en el bien entendido que en este caso el contrato a tiempo parcial ha de celebrarse por tiempo indefinido.

Aprovechamos la ocasión para saludarle/s atentamente,

4


5 nueva regulacion contrato trabajo tiempo parcial web