Page 1

1

Una Publicaci贸n de Confecoop Tolima. Primera edici贸n. Distribuci贸n Gratuita - ISSN 2256-5957


2


Tolima Cooperativo, es una publicación de Confecoop Tolima, Primera Edición www.confecooptolima.coop / contactos@confecooptolima.coop confecooptolima1@gmail.com ISSN 2256 - 5957 CONSEJO DE DIRECCIÓN

JUNTA DE VIGILANCIA

COMITE EDITORIAL

Principales Elber Enrique Beltrán Torres Hugo Hernando Escobar Rodríguez Mariela Zuluaga Montes Carlos José Homez Venegas Diana Lucia Roa Díaz

Principales Álvaro Delgado Cruz Nubia Clemencia Trujillo B. José Eustacio Díaz

Elber Enrique Beltrán Torres Héctor José Arteaga Alzate Hernán Osorio Arévalo Mariela Zuluaga Montes

Suplentes Luis Enrique Cardona Luis Eduardo Amortegui Henry William Laguna

Director Ejecutivo Hernán Osorio Arévalo

Suplentes Julian Gómez Guzmán Alma Del Rosario Chinchilla Oscar Fernando Rozo Héctor José Arteaga Alzate Luis Alberto Abello REALIZACIÓN EDITORIAL

Diseño y Diagramación John A. Villabón Reina Colaboración Publicidad mercadeo@confecooptolima.coop Distribución y Subscripciones Johanna Patricia Forero Florez

Impresión León Gráficas Ltda. Calle 14 No 6-25 PBX: 2630088 Ibaguè - Tolima Confecoop Tolima Calle 11 Nº 4-24 Oficina 202 2611577 / 2613778

LO EXPRESADO POR LOS COLABORADORES Y COLUMNISTAS INVITADOS NO COMPROMETEN LA OPINIÓN DE CONFECOOP TOLIMA. LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTA EDICIÓN PUEDEN SER REPRODUCIDOS CITANDO LA FUENTE.

Presentación Editorial Tolima Cooperativo: El Cooperativismo modelo de responsabilidad social, empresarial, económica y humana El Cooperativismo del Tolima, Diverso y Multiactivo Coompenttol 46 Años de Liderazgo con Gran Presencia Regional Prosperando: Historia de la Creación de una Gran Empresa Actualidad Año Internacional de las Cooperativas: Un Año para Reflexionar Columnista Invitado José Ramiro Becerra Sterling Impacto de la Implementación de las Normas Internacionales de Contabilidad Alfonso Palacios Rudas y El Banco

3

Nuestra Portada


pre s ent ac i ó n

E

n el marco de la celebración en el 2012 del año internacional de las cooperativas, efemérides que fue decretada en el mundo entero por la Organización de las Naciones Unidas mediante resolución A/RES/64/136 titulada: “Las cooperativas en el desarrollo social”, la Asociación Tolimense de Cooperativas presenta a la comunidad cooperativa del departamento y del país, la revista TOLIMA COOPERATIVO, publicación que se lanza dando cumplimiento a la proposición aprobada por la honorable asamblea general ordinaria de entidades asociadas en el año 2009 y la cual dice: Proposición: Que Confecoop Tolima institucionalice un medio de comunicación masivo (revista u otro) en donde pueda dar a conocer aspectos del sector solidario a nivel local, nacional y a los demás gremios económicos. Propuesta presentada por los doctores ELBER EN-

RIQUE BELTRÁN, HUGO HERNANDO ESCOBAR Y BAUDELINO MORENO.

Hoy se hace realidad este medio de comunicación escrita que sin lugar a dudas nos ayudará a continuar haciendo historia mediante la publicación del quehacer cooperativo, que se materializa en un sinnúmero de hechos económicos y sociales enfocados al desarrollo y mejoramiento del nivel de vida de más de 134 mil personas que están asociadas a las 234 organizaciones que existen en el departamento. El Consejo de Dirección de la Asociación, aprueba la publicación de la revista TOLIMA COOPERATIVO, inicialmente dos ediciones al año, como un medio de comunicación moderno y de opinión, pero con la versatilidad que exige un sector cooperativo diverso que hace presencia en todos los sectores y actividades económicas y sociales, mediante diferentes formas de hacer empresa. Orientado a divulgar la doctrina y filosofía del cooperativismo como modelo de desarrollo económico y social; a promover, fomentar y fortalecer a las organizaciones cooperativas a través de la aplicación del sexto principio que es la educación, formación e información; a generar un espacio de debate y opinión de los temas cooperativos; a enlazar e integrar a la dirigencia del sector cooperativo con los demás gremios y sectores públicos y privados económicos y sociales y la academia, a través de un medio escrito que propenda por la generación de conocimiento e información de utilidad para las personas y las organizaciones y a comunicar e informar a la opinión pública, la familia y la clase trabajadora, el aporte del cooperativismo al desarrollo del departamento.

los miembros del a ce de ra ag a im ol Confecoop T Vigilancia, Adde ta n Ju , ón ci ec ir Consejo de D columnistas y al , al ri to di E é it om ministración, C , el apoyo y comto en am rt pa de l de sector cooperativo sta TOLIMA vi re la de n ió ac ic promiso en la publ O. COOPERATIV Comite Editorial

4


Editorial

Es indudable que la revista TOLIM A COOPERAT un vehículo que fo IVO será tambi rtalecerá la integrac én ión del sector coop mento, dado que n erativo del departaos acercará en un espacio de tiempo, en los que parecier lugar y comunicac a que el diario deve ión, nir cargado de reto que peligrosamente s, no nos une, sino nos aleja, en un m undo globalizado el consumo de bien en el que cada día, es y servicios se vu elve más competiti más exigentes. vo y los consumidor es

N

o obstante, es importante hilar delgadito en la interpretación y las acepciones del término integración, para verdaderamente convertirla en una estrategia de fortalecimiento y competitividad que nos permita, como sector cooperativo, modelo de desarrollo económico y social, crecer, no solamente en número de asociados o recursos económicos, sino en calidad de productos y servicios; en eficiencia de costos, precios y oportunidades; en espacios de desarrollo empresarial en sectores donde el cooperativismo no hace presencia o si la hace, es precaria; en capacidad de influir en los diseños de normas y decisiones del sector público y en la imagen de un sector que permanentemente se ve torpedeado por los medios de comunicación y la opinión pública, por indebidas, falsas y malas interpretaciones y acciones. La integración es la materialización del la cooperación entre cooperativas y puede darse para reducir costos de publicidad, mercadeo, producción, incrementar la cobertura de la imagen, etc., que es la integración corporativa; también para acceder a TIC de punta, que es la integración tecnológica; lo mismo para acceder a la producción en escala, hacer presencia en nuevos mercados de bienes y servicios, que es la integración económica y para generar, fortalecer, representar, defender y fomentar un sector económico y social, que es la integración gremial. Todas estas formas de integración se materializan mediante la constitución de empresas, que a su vez, para generar resultados, deben cumplir con ser competitivas, eficientes y responder a su misión, que es el mejoramiento de la calidad de vida de sus asociados o beneficiarios. Algunos conceptos: Integrar es entrar a formar parte de un todo, conformando las partes que faltan, articulándo-

las mediante acciones conjuntas; es preparar, para lo cual, son necesarias acciones con fines específicos, que para medir su grado de concreción es necesario evaluar las acciones como tareas; es la reunión, bajo la misma dirección, de establecimientos que se completan mutuamente, de modo que el producto de uno es input del siguiente. Los conceptos anteriores nos llevan a deducir, que la integración surte su efecto como estrategia, sí y solo sí, las partes que la componen asumen un compromiso de participación y fidelización para que la integración responda a su propio objetivo. Si la integración es tecnológica y su objetivo es desarrollar una plataforma de software al alcance económico y con los estándares que exigen los mercados del presente y futuro, implica una inversión de todas sus partes, lo mismo que su utilización como solución tecnológica; pues no tendría sentido y se convertiría en un obstáculo o por lo menos una fuerza desperdiciada, el que una parte optara por otra solución.

5

La razón de ser de la integración en el sector cooperativo nos plantea retos tales como que el esfuerzo de las organizaciones ya desarrolladas, con equidad, debe sumar, recoger y fortalecer a las organizaciones pequeñas e inclusive debe optimizarse para la creación de nuevas empresas cooperativas en sectores donde no existen; implica el compromiso de participar, proponer, apoyar, y exigir acciones efectivas en defensa del cooperativismo como modelo de desarrollo; el adoptar la integración en sus diferentes acepciones, como estrategia de competitividad y crecimiento que nos lleve a ganar nuevos espacios en el mundo económico y social. Es la integración un principio y a la vez estrategia que hoy por hoy le abre las puertas al cooperativismo Colombiano para fortalecerse, crecer, desarrollarse y plantearse como la mejor opción a la democratización de la propiedad, al establecimiento de una economía más equitativa y a la erradicación de la pobreza.


El Cooperativismo modelo de responsabilidad social, empresarial, económica y humana... Por: Hernán Osorio Arévalo

l municipio de Ibagué cuenta con un área territorial de 1.498 Kms², que es más grande que la de 60 estados del mundo, y agregándole 400 Kls2, más, sería la misma del departamento del Quindío que cuenta con 12 municipios. En la zona rural estudian 8.278 niños y niñas distribuidos en 117 sedes de instituciones educativas; seres humanos como usted o como yo, con ilusiones y sueños que los llevan a aspirar a ser protagonistas del mundo moderno, del mundo bueno; a dejar un legado; pero con todas las dificultades que usted o yo, a veces, ni siquiera nos imaginamos, o tal vez, pasamos por desapercibidas. La zona rural del municipio de Ibagué, realmente y sin especular, es paradisiaca; son tantos paisajes, tantas formas, tantos climas, tanta fauna y tanta flora, que queda uno como habitante de la selva de cemento, definitivamente perplejo. Tal vez todos los Ibaguereños, los de a pie, los del sector público, los del sector privado, deberíamos voltear nuestra mirada y gestión hacia el campo. La zona rural de Ibagué, indudablemente representa un potencial de desarrollo agro turístico, agroindustrial, ecológico, agropecuario y de recursos energéticos. Tal vez y sin exagerar, estamos dejando de un lado la mayor parte de nuestro territorio y lo más lamentable, es que es la más productiva, pero que exige indiscutiblemente el aporte de nuestra capacidad de desarrollo endógeno.

En estas escuelitas, la infraestructura es totalmente insuficiente, además del fenómeno que se presenta, en el sentido que dentro de una sola aula escolar funcionan más de un grado, sin tener en cuenta su avanzado deterioro, lo que no permite a los niños y niñas recibir una educación digna. El cooperativismo del Tolima, sector empresarial pujante, que durante su historia ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida de miles de tolimenses a través de la práctica de sus principios y valores en sus procesos productivos y que dentro de su estructura doctrinaria y filosófica contempla al ser humano como principio y fin de la economía, por lo que en los últimos tiempos se ha convertido en un modelo de desarrollo económico y social, en el que prevalece ante todo la responsabilidad social empresarial y humana, en virtud de la ley 863 de 2003 ha venido enfocando la inversión del veinte por ciento de sus excedentes anuales en programas de educación formal, orientados al fortalecimiento de los componentes de la educación en la población más vulnerable y con más necesidades de educación digna en el departamento. Es así que en los últimos siete años, el

Archivo privado Confecoop Tolima

6

Archivo privado Confecoop Tolima

E

Las Cooperativas de Ibagué con la Educación


Archivo privado Confecoop Tolima

sector cooperativo del departamento, conformado por un total de 298 organizaciones que hacen presencia en actividades económicas y sociales de ahorro y crédito, aporte y crédito, transporte, salud, servicio, Vigilancia y seguridad privada, trabajo asociado, seguros, servicios financieros y agropecuarias, entre otras; que representan un aporte en capital social de más de 206 mil millones de pesos, con una estructura de activos superior a 388 mil millones, que generan ingresos anuales del orden de los 544 mil millones, los que a su vez arrojan excedentes distribuibles a través de la prestación de servicios sociales a los más de 79 mil asociados del orden de los 13 mil millones; actividades que mediante la estrategia de generar desarrollo mediante una doctrina y filosofía basadas en la solidaridad, entendida como la unión de esfuerzos económicos, sociales e intelectuales para un beneficio común y la vinculación de más de 2.700 empleos directos, vienen dejando un legado a través de una dinámica económica y de asociatividad, enfocadas a mejorar la calidad de vida de los seres humanos que habitamos, tal vez, una de las regiones más ricas del mundo, por su diversidad de recursos naturales y que por cosas del destino, el general Tomás Cipriano de Mosquera, le llamo Tolima. Legado que ha consistido en la inversión de más de 7.000 millones de pesos en proyectos orientados a mejorar la educación en la población más vulnerable del

departamento. En este sector cooperativo, la misión y razón de ser del mismo, es el asociado y la comunidad de su entorno y los esfuerzos se concentran en generar una economía con dignidad humana, en la que las personas, contrario a ser un medio, son el fin de la misma economía. Durante los últimos siete años las cooperativas del departamento han venido haciendo la inversión del 20% de sus excedentes en programas de educación formal, las que han consistido básicamente en la atención a comunidades en estado de vulnerabilidad, mediante la asistencia a través de la satisfacción de sus necesidades educativas, que contemplan la construcción de obras de infraestructura, tales como aulas escolares y virtuales, baterías sanitarias, restaurantes, encerramientos; amueblamiento consistente en dotación de equipos de sistemas, pupitres; Desayunos escolares, transporte y demás insumos que lleven a incrementar la cobertura, mitigar la deserción escolar y proporcionar una educación digna a los niños y niñas. Así mismo las inversiones se han canalizado a financiar educación supe-

7

rior mediante convenios de financiación con el ICETEX. La Asociación Tolimense de Cooperativas, CONFECOOP TOLIMA, ha venido liderando en convenio con la Secretaría de Educación del municipio de Ibagué y las cooperativas de la región, el proyecto para el fortalecimiento de la infraestructura física de las escuelas rurales, en el que se han invertido un total de 2.680 millones de pesos, en más de 68 instituciones educativas de la zona rural de Ibagué, en la construcción de aulas escolares, restaurantes escolares, baterías sanitarias, encerramientos y demás obras de infraestructura, en las que se utilizan diseños ajustados a los últimos estándares de calidad en construcciones escolares, materiales de óptima calidad y un talento humano calificado. Para la iniciación del proyecto Confecoop Tolima, en aplicación al principio de la integración cooperativa


por la comunidad y un alto sentido de la responsabilidad social empresarial y humana como fundamento doctrinario y filosófico del modelo cooperativo.

convoca a las cooperativas de Ibagué, para que mediante la ayuda mutua, el esfuerzo propio, la responsabilidad y ante todo la solidaridad, como valores del modelo cooperativo, integren los recursos que deben de invertir en educación formal, para desarrollar un proyecto que genere mayor impacto social, así como la optimización de los recursos a invertir, de manera que se logre hacer obras más representativas. En el proyecto vienen participando un grupo de profesionales de la construcción, la comunidad cooperativa y la misma comunidad beneficiaria, aportando su esfuerzo mancomunado y orientado a optimizar los recursos y a mejorar la calidad de vida de los niños y niñas de la zona rural del municipio, con la finalidad de ampliar la cobertura de la educación, disminuir la deserción escolar, mejorar las condiciones de la infraestructura y hacer más digna, cómoda y agradable la asistencia de los infantes y su proceso de formación, para hacer parte de una sociedad digna y responsable. En la selección de las instituciones se adoptó como política, considerar aspectos netamente sociales de necesidades educativas básicas; solo se aplica el séptimo principio universal del cooperativismo, que es el interés

Por ser nuestra ciudad, en gran parte, un territorio enclavado en la cordillera central, la mayor parte de las escuelas rurales están ubicadas en zona de ladera; inclusive, para llegar a algunas de estas, el único medio es el camino de herradura, lo que implica que el arrastre de los materiales se hace en mula y en algunos casos, o por el mal estado del camino o por tratarse de pesadas y dispendiosas estructuras, es la misma comunidad la que con sus propios hombros y manos, deben realizar su arrastre. Pero bueno, todo este esfuerzo de un sector cooperativo que por esencia redistribuye y reinvierte sus excedentes mediante la prestación de servicios a sus propios asociados, se

Archivo privado Confecoop Tolima

Archivo privado Confecoop Tolima

El desarrollo de las obras implica largos y dispendiosos desplazamientos por la red vial terciaria, que no está en su mejor estado; por caminos de herradura, distancias largas y cortas, estado lluvioso o soleado del clima y demás riesgos por los que los mismos niños y niñas del campo deben atravesar, pero a diario, para poder asistir a recibir sus clases. Largas y agotadoras jornadas que en nuestro caso, solo las realizamos para atender el proyecto y entregar las obras a la comunidad. Es como un hermoso y ecológico paseo al campo; luego, retornamos a nuestro quehacer diario en la cómoda ciudad.

8

compensa con la alegría y la satisfacción de un grupo de seres humanos únicos e irrepetibles, que gracias a la aplicación de los principios de la integración cooperativa y la participación económica y democrática, pueden asistir a una escuela digna y acogedora, con lo que se están generando hechos de paz y de solidaridad en una Colombia, en la que el cooperativismo se plantea como un modelo de desarrollo económico y social, incluyente, participativo, responsable y ante todo un estilo de vida que nos debe caracterizar a todos los seres humanos, para generar esa justicia social a partir de postulados tales como, que todos somos responsables de todos; que la educación es un derecho fundamental, por lo que es responsabilidad de todos y que la economía debe ser un medio incluyente, participativo y solidario para mejorar la calidad de vida de las personas y no un fin para generar rentabilidad sin compromiso social. Este es el trabajo, esta es la labor y el diario acontecer de un cooperativismo dinámico, humano y vivo; del cooperativismo, resultado del esfuerzo de muchas personas como usted o como yo, de seres humanos que creemos y trabajamos por un país digo, viable, auto sostenible y autosustentable; de un cooperativismo en el que su razón de ser, es el bienestar de sus asociados y de la comunidad en general, por lo que debe ser fomentado, promovido y fortalecido por todos.

Diretor Ejecutivo Confecoop Toima


EL COOPERATIVISMO DEL TOLIMA,

Diverso y Multiactivo

Con ocasión de la celebración del Año Internacional del las Cooperativas, la revista Tolima Cooperativo, a manera de homenaje al sector, presenta en síntesis, una reseña histórica de algunas de las 289 organizaciones con que cuenta el departamento, las que han hecho historia en el devenir de un cooperativismo que viene dejando un legado a las futuras generaciones. ervicios Funerarios Cooperativos del Tolima SERFUNCOOP fue constituida el 10 de Diciembre de 1987, se ha especializado a través del tiempo, en el desarrollo, promoción y venta de planes de previsión exequial, y en la prestación de servicios de manera directa a los afiliados y a la comunidad en general. En el año de 1995 extiende los servicios a la ciudad de Girardot, en Marzo de 1996 inaugura la sede de prestación de servicios en El Espinal, en Enero de 2000 realiza la instalación de los primeros Hornos Crematorios en Ibagué,y en de Junio de 2005, con el ánimo de ofrecer una alternativa diferente para despedir, visitar y recordar a los seres queridos, inaugura la Capilla y la primera etapa del Panteón del Parque Cementerio Los Olivos; así mismo en enero de 2011 realiza

S

n el año 1970 la agricultura en el país pasaba por una difícil situación, representada en los altos costos de producción, debilidad de los entes de comercialización, ausencia de crédito de fomento y carencia de políticas estatales de apoyo al agricultor. Este escenario motivó a un grupo de agricultores a emprender un ejercicio inspirado en una filosofía basada en los beneficios mutuos de la solidaridad social. Así nació la Cooperativa Especializada para el Servicio de los Arroceros “SERVIARROZ LTDA.” como una respuesta regional a la solución de los problemas descritos y como un instrumento para construir la unidad gremial de un sector de la producción, vital para la economía del Tolima. Durante más de 42 años, quienes forman

E

9

la remodelación de la sede de la carrera 5 en Ibagué, para brindar espacios amplios e iluminados, en el momento del acompañamiento en la velación. Desde el año 2005 Serfuncoop. Cuenta con la certificación ISO 9001 expedida por el Icontec lo que respalda la filosofía empresarial que está encaminada a la mejora continua de los procesos, atención y cobertura. Es así como con su experiencia por más de 20 años que Serfuncoop ha contribuido al bienestar social del Tolima, generando empleo, desarrollo y ofreciendo protección exequial a más de 140.000 tolimenses, garantizando oportunidad y calidad en servicios funerarios.

parte de este organismo solidario, han otorgado mandato a los órganos de dirección, Consejo de Administración y Comité de Educación para destinar los excedentes cooperativos de cada ejercicio anual, al cumplimiento de Programas Sociales en beneficio de los trabajadores y comunidades de la zona de influencia de la Cooperativa. Actualmente la Cooperativa tiene 109 asociados y presta sus servicios a agricultores y ganaderos en las líneas: Agrícola, Pecuaria, Lubricantes, Maquinaria y Equipos Agrícolas, contamos con una firma comisionista de la cual somos asociados llamada Coobursatil, un departamento de comunicaciones en donde prestamos el servicio de radiocomunicaciones contando con el apoyo de las autoridades y, un área de bienestar comunitario en donde se desarrollan programas de salud, promoción y prevención, talleres en manualidades, educación y recreación.


l 13 de Abril de 1.953, se fundó Velotax con cinco (5) automóviles marca Studebaker en el servicio urbano en Ibagué. Posteriormente y contando con 100 automóviles, se extendió el servicio a todas las ciudades del Departamento del Tolima y en vista de la gran acogida del público, se continuó con la afiliación de carros y se inició la prestación del servicio a Bogotá, para posteriormente continuar prestándolo a los departamentos de Caldas, Valle y Cauca; para entonces ya se contaba con 500 automóviles. Ello motivó la solicitud de servicios a los departamentos de Bo-

E

yacá, Meta y los dos Santanderes y allí se compraron todas las empresas, no con el ánimo de prestar una competencia desleal, sino para vincular a la empresa los afiliados de las mismas. De igual manera, se prestaba servicio urbano en Ibagué, Cali y Palmira. Para los años 1.960 y 1.961 se importaron 620 automóviles de Estados Unidos, con el fin de asignarlos a los conductores asalariados. El 24 de Noviembre de 1.964 fue constituida como COOPERATIVA. Para 1.972 y ante la necesidad de modernizar el transporte, se importaron de España 100 busetas con capacidad de 20 pasajeros, imponiendo el servicio de lujo en Colombia, para reemplazar los automóviles que ya dejaban de ser confortables y rentables. Para 1.986 se puso al servicio los modernos y confortables buses Superclase, dotados de baño, televisor, Betamax y aire acondicionado. En 1.994 entran al servicio las camionetas aerovanes con capacidad

para 12 puestos, ante el auge de estos vehículos y la aceptación de los usuarios. En los actuales momentos cuenta con 966 vehículos entre buses, busetas, automóviles, y furgones, 138 oficinas y emplea a 1689 personas directamente, pues también presta servicio de transporte de encomiendas puerta a puerta. El crecimiento y el desarrollo de esta empresa está ligado a las obras de beneficio social, por cuanto se suministran mercados a familias con necesidades básicas insatisfechas, kits escolares para estudiantes de escuelas públicas de estratos 1 y 2, se suscriben convenios subsidiados en un 50% por parte de la Cooperativa, con Alcaldías municipales para el transporte de estudiantes de las veredas hacia el casco urbano y pasajes de cortesía a personas del SISBEN, de estrato 1 con enfermedades catastróficas y de alto riesgo que deben desplazarse generalmente a la ciudad de Bogotá a recibir sus tratamientos.

or iniciativa de don José Eustacio Díaz y un grupo de pensionados del departamento, la Cooperativa Multiactiva de los Barrios Yuldaima, Galán y Galarza Ltda, empezó su organización en el año 1.967 y adquirió la personería jurídica el 31 de Julio de 1.970. En estos 42 años de existencia los asociados y las comunidades de los barrios Yuldaima, Galán y Galarza de la ciudad de Ibagué han contado con una entidad multiactiva que satisface sus necesidades y las de la comunidad de la zona. Es tal vez la única cooperativa que se puede catalogar de barrio. La cooperativa ha participado en procesos de integración, aunque algunos de ellos ya no existen y son Uconal, Coopdesarrollo, Financiacoop, Aseguradoras Solidarias de Colombia, Seguros La Equidad, O.C. Cricot y otras organizaciones que les brindaron apoyo y servicios en los momentos oportunos para resolver sus necesidades. Han pasado 42 años de servicios inalcanzables a su comunidad cooperativa, trabajando con honestidad y compromiso social de la mano de los asociados.

P

a Cooperativa Multiactiva de Aporte Y Crédito, COOMFONELEC, es producto del esfuerzo los pensionados de la Electrificadora del Tolima, que no permitieron que su Fondo de Empleados, creado en el año 1966 desapareciera y se transformó en Cooperativa Multiactiva de Aporte y Crédito, mediante resolución de la Superintendencia de Economía Solidaria en el año 2009. Nuestra misión es proporcionar servicios financieros y complementarios a nuestros asociados, que garanticen la atención de sus necesidades en un marco de solidaridad, eficiencia, beneficio mutuo y bienestar social. Para COOMFONELEC, el asociado y su familia son la base fundamental de nuestro trabajo, por ello nos esmeramos en proporcionarle Educación, bienestar y recreación, mediante programas que le permitan mejorar su calidad de vida. Así mismo les ofrecemos servicio de créditos en diferentes modalidades y proporcionamos auxilios, todo encaminado a satisfacer nuestros asociados.

L

C

ooperativa fundada el 14 de abril de 1987, reconocida mediante Resolución No. 0657, Para prestar sus servicios de aporte y crédito a los trabajadores del Departamento del Tolima, COOPSERPENTRATOL como COOPSINTRATOLIMA. El 10 de marzo del año 2001, se efectuó Reforma Estatutaria en la cual se realizó y aprobó el cambio de razón social, quedando como COOPSERPENTRATOL, cuyos asociados en su mayoría son pensionados del Departamento. Ofrecemos en la actualidad créditos en efectivo, convenio con reconocidas casas comerciales de Ibagué, estamos ubicados en la carrera 1 No. 8-05 La Pola, Teléfonos 2614036-2639383. LUIS ALBERTO ABELLO. GERENTE

10


a Cooperativa de Suboficiales Policía Nacional “COSUPONAL”, fue fundada el 7 de febrero de 1997 por 34 Suboficiales, inscrita Cámara de Comercio de Ibagué mediante R.M. 521. Es una empresa asociativa de carácter multiactiva, de responsabilidad Ltda., de patrimonio social y número de asociados variable e ilimitado, dentro de un círculo estrictamente policial activo y pensionado, regida por la legislación cooperativa y vigilada por la Superintendencia de Economía Solidaria. La Cooperativa cuenta con 180 asociados, ubicada en Ibagué, con instalaciones propias en el Centro Comercial Yulima. Además de promover el ahorro y los créditos entre sus asociados, también incentiva la creación y la integración mediante actividades apropiados para el fin. De igual manera las finanzas de la institución son sólidas y dignas de credibilidad. El Presidente del Concejo de Administración es el señor SARGENTO PRIMERO ® TEODOLINDO PEÑA LANCHEROS, y el Gerente de la misma el señor SARGENTO PRIMERO ® JESÚS HELI OZAETA ROA.

L

a Ibagué y crédito, da en buir al

L

Cooperativa Multiactiva de Trabajadores de La Embotelladora de S.A. COOEIBAGUE, es un organismo Cooperativo de primer grado, de aporte sin ánimo de lucro, , fundada el 15 de Septiembre de 1983 domiciliala Ciudad de Ibagué, tiene como objeto de carácter general contrimejoramiento económico, social, cultural de los Asociados y sus familias.

11


a Cooperativa Multiactiva de Pensionados y Trabajadores del Departamento del Tolima, Coopentratol, obtuvo su personería jurídica el 14 de Agosto de 1975, por Resolución No. 525, creada con el objetivo primordial de erradicar a los agiotistas que se aprovechaban de las necesidades de los pensionados del departamento. Viendo la imperiosa necesidad que tenían

L

Construyendo Solidariamente Relaciones de Paz OOTRAUNICOL CTA, Cooperativa de trabajo Asociado Unificado de Colombia, nace en la segunda ciudad del departamento del Tolima, el 22 de septiembre del año 2000, gracias al deseo de un grupo de amigos, multidisciplinarios profe-

C

los pensionados y trabajadores del Departamento del Tolima, un grupo de ellos se dieron a la tarea de crear la Cooperativa de ahorro y crédito “Copentratol” entre los que se destacaron, Leonor Abril Galindo, Jorge Tulio Morales Urueña, Y Aurelio Vargas, contando además con el apoyo del Sindicato de Trabajadores del Departamento “Sintratolima”. A partir de esa fecha se han venido beneficiando sus afiliados con la obtención de auxilios para compra de medicamentos, pago de consultas médicas, exámenes de laboratorio, exámenes de optometría, pago de lentes, servicio general de odontología, auxilios

sionalmente, preocupados por establecer estrategias socio económicas, culturales, tecnológicas y medio ambientales, que permitieran generar ingresos y ser soporte del desarrollo armónico de nuestro entorno; fue así como nuestro primer trabajo se centró en el Estudio del PLAN BASICO DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL DEL ESPINAL, donde pusimos nuestro empeño y propusimos interesantes acciones tendientes a un verdadero desarrollo del sector urbano y rural de nuestra sede. Inicialmente, además de la consultoría, incursionamos en la prestación de servicios del trabajo asociado a la Empresa Privada y a la Administración Pública; hoy

en caso de fallecimiento del asociado, padres, esposa e hijos y ayuda de pago de la deuda en caso de fallecimiento. Hace 4 años hemos venido integrando la familia del asociado en curso de capacitación, en este año el Comité de Educación promovió clases de bisutería, brindándoles los materiales, cursos de sistemas, pastelería, manualidades de retazos de tela, capacitación a todos los directivos sobre el principio de la Solidaridad, celebración del día de la madre, entrega de tarjetas a las asociadas y esposas de los socios relacionadas con el día de la madre.

trabajamos liderando procesos de desarrollo comunitario empresarial solidario y formando, capacitando y educando en doctrina cooperativa, habilidades empresariales, sentido de pertenencia y trabajo en equipo, fue así como en búsqueda de estos objetivos logramos que DANSOCIAL, mediante la Resolución Nº 039 de 2001, emanada de la COORDINACION DEL GRUPO DE EDUCACION Y FORMACION, nos otorgara la facultad de IMPARTIR EDUCACION SOLIDARIA. Hoy nos sentimos satisfechos ya que durante más de 11 años a través de nuestro equipo profesional hemos sido soporte del buen desarrollo de un gran número de entidades del sector.

E

mpresa Tolimense, fundada en Febrero del 2005 por la doctora MARIA DEL PILAR SANCHEZ SAAVEDRA, profesional en mercadeo y magister en Administración de negocios y el señor HENRY WILLIAMS LAGUNA BERNAL, administrador de empresas , quien tiene una amplia experiencia en el transporte especializado de Café masivo en todas sus modalidades, en contenedores y de carga a nivel nacional. Debido a sus fuertes ocupaciones en otras actividades la Dra. Maria del Pilar Sánchez Saavedra se retira en el año 2008. LatínCarga Ltda presenta a su consideración una propuesta para el año 2010, a fin de prestar el servicio de transporte de carga a escala nacional, basados en el buen manejo de seguridad, costos de transporte y demás elementos logísticos para contribuir en la productividad y competitividad de su organización. LatínCarga Ltda. Está posicionada en el sector productivo del país como una empresa que maneja con responsabilidad y eficiencia su carga masiva, debidamente certificada por nuestra clientela a nivel nacional.

a Cooperativa Megataxi Ltda. Eempresa de Transporte y Comunicaciones con sede en la ciudad de Ibagué en la Cra 4B No.29-02 Hipódromo, fue fundada en el año de 1993 como empresa asociativa de transportadores con el fin primordial de satisfacer las necesidades económicas y sociales de los Asociados. Megataxi cuenta con vehículos tipo taxi, afiliados con un parque automotor renovado vehículos últimos modelos para prestar un servicio responsable, seguro y eficiente a la comunidad; cuenta con servicio de camionetas para el transporte de acarreos. Se tiene servicio de frecuencia las 24 horas del día los 365 días del año para prestar servicio de: Taxi puerta a puerta, encomiendas, documentos, despertador, expresos nacionales y venta de repuestos.

L

12


e creó mediante Acta de Constitución el 07 de Febrero de 1996, con la participación de 20 Asociados con el fin de lograr una gran Empresa de Servicios, conformada por personas naturales quienes constituyen una entidad de derecho privado, sin ánimo de lucro, de responsabilidad limitada regida por la Ley, los principios y la doctrina universal del Cooperativismo con fines de interés social, con un número de Asociados y patrimonio variable e ilimitado. En la actualidad la Cooperativa tiene más de (200) asociados que aportan su trabajo personal en procesos y subprocesos de manera autogestionaria; están vinculados en su totalidad mediante convenio de asociación y cubiertos por el régimen de seguridad social integral.

S

l fondo de empleados FECET, fue constituido el 9 de Julio de 1986 por 47 funcionarios de la Delegación Departamental del Tolima, para fomentar el cooperativismo y el ahorro con unos recursos que adeudaba la Registraduría Nacional y que en forma individual a nadie beneficiaba.

E

Tomando la iniciativa del delegado de esa época y de una vez nombraron la Junta Directiva y el comité que se encargaría de diligenciar todos los documentos ante DANCOOP para legalizar en forma jurídica la existencia del fondo de empleados y fue como mediante Resolución 2051 del 23 de Octubre de 1986 el departamento Nacional de Cooperativas aprobó los estatutos y demás reglamentos para el funcionamiento del fondo.

oovicombeima, nace el 27 de Octubre de 1992, como cooperativa de trabajo asociado, legalmente reconocida por DANCOOP, con licencia expedida por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, especializada en la prestación de los servicios de vigilancia privada y certificada con respecto a los estándares de seguridad BASC. Se destaca igualmente por estar a la vanguardia de la tecnología, posee la última tecnología electrónica de seguridad, su central de monitoreo le permite controlar desde un punto distante todos los eventos ocurridos en un sistema

C

de alarma con apoyo y reacción armada. Ha dedicado su quehacer cooperativo y solidario al servicio de sus asociados, creando y manteniendo puestos de trabajo sustentables, generando riqueza, para mejorar la calidad de vida de los asociados trabajadores, dignificar el trabajo humano, permitir la auto gestión democrática y promover el desarrollo comunitario y progreso de la región. En sus 20 años de vida jurídica goza de un liderazgo en la ciudad que le ha permitido recibir una serie de reconocimientos y distinciones de las cuales destacamos las siguientes: En 1996,primer puesto en la categoría de Empresas de Economía Solidaria dentro del concurso “Distinción al Éxito Empresarial” organizado por la Cámara de Comercio de Ibagué, Coruniversitaria, Fundación Iguaima y Sena Regional Tolima; En 2005 la cooperativa fue visitada por el seños embajador de esa época de los Estados Unidos de Nortea-

13

mérica WILLIAM WOOD, quien la destaco como ejemplo exitoso en la ejecución de planes generadores de empleo y bienestar social a través del Programa de Desarrollo Empresarial Colombiano CEDUSAID, con la consultoría de CARANA COLOMBIA; En 2005 la administración de Riesgos Profesionales del Seguro Social distinguió a Coovicombeima, como una de las empresas ganadoras de los premios a la Gestión en Salud Ocupacional y disminución de accidentalidad laboral; Mediante resolución Nº 371 de Diciembre del 2008, el Concejo Municipal de Ibagué, hace una exaltación a la Cooperativa por su valioso aporte al desarrollo de la ciudad. En 2010 el departamento de Policía del Tolima, exalta a la Cooperativa por la labor desarrollada a través de la red de apoyo y solidaridad ciudadana y en 2011 el Concejo Municipal de Ibagué, le otorgó la Orden de Ciudad Musical al Mérito Empresarial.


C

orría el mes de junio del año 1946, cuando un grupo de funcionarios y empleados judiciales vieron la necesidad de asociarse, con el propósito de ayudarse mutuamente. Resultando de este proceso la creación de una entidad Cooperativa, que en última instancia agruparía a toda la familia Judicial que con sacrificios iría a aportar su granito de arena, representado en un esfuerzo económico que les brindaría la oportunidad de atender sus necesidades, desterrando de paso a agiotistas y usureros. La Cooperativa de Empleados de la Rama Judicial del Tolima Limitada, fue reconocida por el entonces denominado Ministerio de Trabajo e Higiene y Prevención Social, obteniendo su personería jurídica a través de la resolución número 634 de 1946 y en 1951 estatutariamente se le dio el nombre de COOPERATIVA JUDICIAL DEL TOLIMA LTDA. Los miembros del Consejo de Administración en el año de 1990 consideraron que era necesario dar un nuevo impulso a la empresa y se abrió concurso para el cargo de Gerente, el cual es superado por la Administradora Financiera Mariela Zuluaga Montes, quien desde 1990 viene ejerciendo el cargo de Gerente de la Cooperativa Judicial del Tolima, demostrando muy pronto un excelente sentido de responsabilidad y compromiso, dándole así a la Cooperativa una nueva cara llena de excelentes perspectivas. De los 188 asociados con que se contaba en 1986, se llega hoy a los 1.200 de todos los sectores judiciales, como la Rama Judicial, la Fiscalía, Medicina Legal, Ministerio Público, Administración Judicial, Consejo Superior de la Judicatura y Pensionados, quienes incuestionablemente encontraron una diversidad de servicios, entre los cuales se cuenta con productos financieros como ahorro a la vista, C. D.A.T y ahorro contractual; créditos por la líneas de vivienda, libre inversión, vehículo, salud, educación, comercialización, calamidad doméstica, gerencia y emergencia; así mismo en la parte social, se programan y realizan actividades

14


nicia como Fondo de Empleados de Cafam Melgar, el 19 de marzo 1975; en julio 10 de 1976 con asistencia de 72 asociados fundadores, realizó un corte de cuentas con Aportes Sociales Pagados por la suma de $54.550.14 y un Capital Suscrito de $600.000, inicia su vida jurídica a través de la Escritura Pública No.536 del 28 de septiembre de 1976 Notaría de Melgar, previo el reconocimiento de la Personería Jurídica mediante Resolución No.0750 del 24 de septiembre de 1976 emanada de la Superintendencia Nacional de Cooperativas. Hoy con satisfacción y orgullo, después de trasegar durante estos 36 años, nuestra Cooperativa se erige ante la faz de la economía solidaria, como una Entidad sólida y de mucho futuro para bien de sus asociados y sus núcleos familiares. Durante su ya larga trayectoria, nuestra querida COOCAFAM, ha sabido desarrollar su objeto social, ejecutando sus actividades con aplicación de los principios básicos del cooperativismo, preservando una administración autónoma y democrática a la cabeza de su Gerente LUIS EDUARDO AMORTEGUI VALDES, que impulsa permanentemente la educación, la solidaridad y la integración entre sus asociados.

I

E

n chaparral (Tolima), desde 1951 existió la Flota Chaparral, hasta el año 1962, cuando un grupo de chaparralunos entre estos (Rodulfo Sánchez, Fabio Bejarano, Eduardo Peralta, Aramis Guarnizo, Jesús Emilio “Tuto” Salcedo, Álvaro Hernández Buenaventura, Jesús Peralta y Enrique Torres), decidieron crear y organizar una nueva empresa prestadora del servicio de transporte terrestre de pasajeros y encomiendas, para el sur del Tolima, es así como nace COINTRASUR. Es una Cooperativa con personería Jurídica No.00679 del 13 de Noviembre de 1964, expedida por el Dancoop y Licencia de funcionamiento No.118 del 03 de Julio de 1965. Su primer Gerente fue el señor Fabio Bejarano, con un capital inicial suscito de $28.000.00, registrado bajo la escritura pública No.658 del 21 de Noviembre de 1964, inicio con 32 Asociados cancelando cuota de admisión por valor de $20 cada uno. Hoy en día COINTRASUR, cuenta 26 agencias, 221 Asociados y 293 vehículos en diferentes modalidades (Vans, Isuzu, Buses, Busetas, Mixtos, Camperos, Taxis, Busetas Urbanas, Furgones) que cubren rutas dentro del sur del Tolima y a las ciudades capitales (Bogotá, Ibagué, Neiva, etc.).

ntidad cooperativa denomina inicialmente CONTRAELECTROLIMA, constituida el 14 de julio de 1978 y reconocida oficialmente por el DANCOOP el 6 de junio de 1979. Sus fundadores surgieron de un grupo de 33 trabajadores de la Electrificadora del Tolima, quienes adelantaron un estudio que determinó la viabilidad y conveniencia de constituir una cooperativa de ahorro y crédito que ayudara en la solución de las necesidades en vivienda, educación, salud y enseres

E

domésticos, capital de trabajo e imprevistos de los 697 trabajadores que prestaban sus servicios a la Electrificadora. Inicio labores con un capital de $33.000, siendo su primer Gerente el señor Fernando Aguirre Salazar y el presidente del Consejo el Ingeniero HUGO NEIRA SANCHEZ. En los meses siguientes a su creación se afiliaron nuevos empleados iniciando así su etapa de crecimiento. En el año 1993 la Cooperativa amplió su radio de acción a la comunidad en general Han trascurrido 34 años de evolución constante, contribuyendo de una manera integral, equitativa y justa a satisfacer las

n 1.992 llegó a Cajamarca el señor Ovidio Cardona e instaló una antena en el parque principal, donde se recibían 6 canales extranjeros, el señor viendo la falta de credibilidad de las personas, optó por recogerla o venderla. Por lo anterior viendo la necesidad de información y diversión algunos habitantes del sector adquirimos dicha antena. En 1.996 la Comisión Nacional de Televisión entró a regular el funcionamiento a nivel nacional de estas antenas, es por eso que el 23 de mayo de 1.997 se creó la Cooperativa Coovisión con las personas interesadas en sacar adelante y legalizar este proyecto, solicitando en primera instancia el registro ante cámara de Comercio de Ibagué, bajo número 1201 del 14 de agosto de 1.997. Luego se procedió a presentar los documentos exigidos por la CNT para obtener la resolución de autorización para la distribución de señales incidentales expedida el 10 de junio de 1.998 con el número 422 y regulada por el acuerdo 006 de 1996. Posteriormente se continuo prestando el servicio a los socios y a usuarios del Municipio que realizaran la solicitud ya que en este lugar no existe una señal de televisión adecuada.

E COOVISIÓN

necesidades de los asociados, canalizando ahorro para financiar servicios, facilitándoles créditos por diferentes líneas y modalidades para elevar su nivel de vida. La Cooperativa ha tenido varias transformaciones durante estos años, motivada por vanguardia de las cooperativas de la región, compitiendo con entidades financieras tradicionales, gracias al contacto directo con los asociados, quienes son tratados como dueños conforme al ideario de la economía solidaria. Actualmente ofrece 4 modalidades de ahorros y nueve líneas de créditos, entre ellas MICROCREDITO.

15


DE LIDERAZGO CON GRAN PRESENCIA REGIONAL ros pues, para que ot estar y o eñ su s re o ej m un mayor bien stancia y de dan alcanzar ra que el Tolima crezca in a er im pr asociados en en general en segunda progreso y pa icamente, con base ipr la de la comunidad jamás para el beneficio social y económ ucación, puesto que de vida s o añ 6 4 s To o l umplim Instancia; pero os pocos. Con el tiem- en una mejor ed fue por la asociaticooperativa de a es pr o id em ec a al rt mer exclusivo de un rativa se ha conver- su gran apuesta rma real y altruisales se ha fo lima, en los cu en los Maestros del po nuestra coope era escuela de uni- vidad como una fo desarrollo del dena- tido en una verdad ra ta de contribuir al su arraigo ucación. ento y se ha ga solidaridad pa m la ta en a través de la edGerente, uc ci a r ed a no da e to co ca qu en re Dep o d r am o nd da rt ie ay pa estro promet do un m lidaridad, com ciales en la cons- Por ello hablar de nu ano por exceNacional so m s miento a nivel nor en el la so hu re r o ct clu- es hablar del se vo, día a más se eva sociedad in sitiales de ho positivo, aserti hasta alcanzar operativo colombiano. trucción de una nuigualitaria, orientada lencia, del líder pro gran visión de lo a ee panorama co yente, tolerant n transformadora que honesto y con unnuestra cooperativa. ó ci a r ci ac se o en is a m nd be un por que de nuevo compro mejor la trasce de Para entender L, debemos remon- converja en un tar y progreso para estre anterior de COOPEMTO66, cuando de mane- de justicia, bieness familias y la región. Los logros del semstitucional son ine in tarnos al año 2 Maestros, buscando los asociados, su carácter social de una gran transcen10 a sc de te y eijo és s le pu la qu av ra numerab ad de vida a tr il miembros de e espacio no se mejorar su calidde necesidades básicas, Pero en este brev sapercibida la des- dencia para los 23 m y para la región: la satisfacción ión de voluntades sem- de dejar pasar de labor asumida por familia COOPEMTOL lián mediante la unilla de esta forma aso- collante y titánica especialista Juque e, m nt se re o ge la m n al o tu en r, ar br su ac ha convertido hombre soñado Otorgamiento de 5.760 ciativa que seimitar, demostrando con Gómez Guzmán, acción ha tejido los la de o io de gn créditos a tasas de interés por debajo instituc delo di a través PEMTOL fue ello que COObeneficio de sus propios de la banca tradicional, que con sentido nalizada para social busca satisfacer necesidades de Funcionamiento de mas de 100 escuelas vivienda, educación, microcrédito, de formación en deportes, danzas y múvehículo y libre inversión. sica, con pago de instructores y dotación Otorgamiento de 5.760 créditos a tasas para que los niños y jóvenes del Tolima de de interés por debajo de la banca tradicio- escasos recursos utilicen adecuadamente Fortalecimiento de los programas dirinal, que con sentido social busca satisfacer el tiempo libre, desarrollen su talento hugidos a los asociados de la tercera edad, mano y mejoren su calidad de vida. necesidades de vivienda, educación, mipilares fundamentales y razón de ser de crocrédito, vehículo y libre inversión. Cursos de artes y oficios en gran núme- nuestra cooperativa. Excelentes tasas de captación para ro de municipios del Tolima, para asocia Cumplimiento de los parámetros connuestros asociados, preferiblemente a tra- dos, beneficiarios y población vulnerable vés de CDAT´s como un estimulo a su fi- para que desde allí generen microempresa, sagrados en la Ley cooperativa y en la normejoren sus condiciones de vida y cons- matividad emanada de los organismos de delidad, confianza y credibilidad. vigilancia y control del estado. truyan tejido social. Visita a los municipios del departamento, llevándole al asociado los servicios de Sistematización de solicitudes de ayula cooperativa hasta los rincones mas ale- das educativas, a través del fondo de inverEstos son algunos de los logros mas imsión en educación formal, las cuales serán jados de nuestra geografía. entregadas en poco tiempo, ya en obras de portantes alcanzados en el primer semestre Reconocimiento y pago de 8.323 auxi- infraestructura, de mobiliario, de dotaciodel año, grandes retos nos esperan en el lios educativos de nivel prescolar, educa- nes pedagógicas ó de material didáctico. segundo semestre, aunque continuaremos ción básica, media, pregrado, especializa Servicios de salud para asociados y fortaleciendo y multiplicando el pensación, maestría ó doctorado de asociados y beneficiarios, correspondientes al primer beneficiarios, a través de la red de salud miento y la actitud solidaria, consolidándoCOOPEMTOL. semestre del año 2012. nos como un factor de fuerza, de progreso Se cancelaron gran cantidad de auxilios y esperanza, para los maestros y la región. Capacitación de más de 2.300 tolimenses para las pruebas – concurso, a las que de solidaridad por calamidad domestica – va a convocar la Comisión Nacional del publica y por fallecimiento de asociados ó Servicio Civil, con miras a que nuestros beneficiarios. coterráneos opten por las plazas docentes que el MEN asigne para el Tolima. HEBERTH ACEVEDO OLIVEROS GABRIEL MELO LOPEZ Presidente Consejo de Administración Secretario Consejo de Administración

16


17


Historia de la creación de una gran empresa

“50 años Prosperando”

U

na empresa netamente ibaguereña que hoy cumple 50 años comprometida con el desarrollo y progreso de la región y el país, nace gracias a la iniciativa de Vidal Forero González, quien obedeciendo a su espíritu altruista y al anhelo de lograr que su salario y el de sus compañeros de trabajo en Telecom alcanzara para satisfacer más necesidades, le propuso al grupo que hicieran una recolecta para comprar parte del mercado del hogar, al adquirir en cantidad se lograba un buen ahorro. Con el apoyo posterior de un renombrado cooperativista se crea en mayo de 1962 la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Empleados Telecom de Ibagué Ltda. (COOPETIBE). Años después los administradores de entonces consideraron que el nombre debía cambiarse para lograr más resonancia comercial e indicara afinidad con el sector cooperativo, renombrándola como COOPERTIVE.

La crisis del sector financiero en los noventa que repercutió en las cooperativas financieras y de ahorro y crédito, creó un pánico económico del cual Coopertive salió bien librada, gracias al apoyo de los pensionados vinculados a la Cooperativa, su principal nicho de mercado en este entonces. Esta situación hizo necesario hacer ajustes en su plan de desarrollo, reorientando la gestión de la entidad y posibilitándole seguir un rumbo seguro. Con el cierre inesperado de Telecom, el consejo de administración y la gerencia de la cooperativa decidieron abrir su vínculo comercial y permitir el ingreso de personas de la comunidad en general con los cuales no existía acercamiento, para así continuar con su desarrollo. La Cooperativa entra a la vigilancia de la Superintendencia de la Economía

Solidaria y logra la inscripción plena al Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas, resaltando la organización, el cumplimiento, acato a las normas junto con la solidez de la entidad. En 2005 se hace una revisión de la marca por medio del cual se detecta la necesidad de reafirmar el posicionamiento de la cooperativa, generando un cambio a PROSPERANDO, a partir de este instante se empieza un arduo trabajo para su reconocimiento; sus seis oficinas ubicadas en Ibagué, Calle 14, Carrera Quinta y Barrio Especial El Salado, en Girardot, Bogotá, Chaparral y su Punto de Atención en Cartagena son muestra fehaciente de ello. A la fecha la Cooperativa cuenta con 20.000 asociados, un activo total de 33.000 millones de pesos, de los que la cartera de crédito como activo prin-

18

cip a l representa más del 80%, y con un patrimonio cercano a los 12.000 millones de pesos. Después de la apertura del programa de microcréditos Prosperando tiene cerca de 5.000 asociados microempresarios con una cartera total de 4.500 millones de pesos, donde se resalta la excelente participación del género femenino, administrando un excelente índice de calidad.


Dentro de los productos financieros cuenta con un variado portafolio de ahorro, conformado por las cuentas de depósitos a la vista Diario ahorro y Ganames, Cuenta Pinitos para los menores ahorradores, Ahorro Programado a través del cual los asociados planeando su futuro alcanzan sus metas personales de estudio, vacaciones, pago de gastos de impuestos, adquisición de vivienda y otros fines, y finalmente su producto estrella, el Certificado de Depósitos de Ahorro a Término CDAT; todas estas modalidades con excelente rentabilidad, por cuanto Prosperando, como premio a la cultura de ahorro y sentido de pertenencia y fidelidad entrega beneficios representados en atractivas tasas de interés a sus asociados

El portafolio de Prosperando se compone de una amplia gama de productos y servicios sociales, de ahorro y crédito; al convertirse en asociado con un aporte inicial al alcance de todos, el capital del nuevo afiliado comienza a crear un futuro al interior de la Cooperativa. En servicios sociales, que son el valor agregado y máximo diferencial de las cooperativas frente al sector financiero, el asociado al vincularse a la entidad se hace acreedor a un paquete de beneficios que incluye:

ahorradores, además de otras ventajas como en exenciones, seguro de depósitos, beneficios de inembargabilidad, bajos costos en libretas de ahorro y cuotas de manejo en Tarjeta Débito, campañas comerciales, amplios canales para el uso del dinero y mucho más. De igual forma Prosperando cuenta con el servicio de crédito a través de las modalidades de consumo y microcrédito, lo que le da la posibilidad de ofrecer créditos para libre destinación, calamidad, educación, vehículo y una pequeña línea de vivienda, con tasas de interés competitivas y muy favorables al presupuesto del asociado; además de bajos requisitos, agilidad en el trámite, plazos acordes a su necesidad de inversión, y diversos medios de pago. Dentro de este gran portafolio el microcrédito marca la diferencia dadas las grandes ventajas en precio y agilidad que le ofrece la Cooperativa a sus

microempresarios, que además de una opción de crédito reciben el variado portafolio que ofrece la entidad a sus asociados donde se marca el interés de quienes acceden a ella ante todo por su respaldo y beneficios sociales. En la actualidad esta cooperativa viene en ejecución de un plan de reorganización interna que incluye una revisión estructural, la implementación de un modelo de gestión de procesos, cambio de software, fortalecimiento comercial y expansión de canales comerciales, como herramientas que le permitirán en el corto y mediano plazo consolidar un importante desempeño regional, como contribución al progreso de su base social y la comunidad en general. De esta manera celebra esta reconocida empresa de carácter solidario su quincuagésimo aniversario orgullosa de una labor cumplida y mil proyectos por desarrollar en una región y un país que lucha por su bienestar.

Productos y servicios

Seguro sobre aportes sociales gratuito Auxilios a través del fondo de solidaridad fundamentado en el apoyo en situaciones de calamidad. Por ser Prosperando una de las entidades fundadoras de Los Olivos en Ibagué, por una baja cuota anual el asociado y su núcleo familiar, están protegidos por el plan protección familiar de vida en grupo (PFG) servicio funerario. Pensando en usted y sus facilidades implementa el producto Sugiro por medio del cual en cualquier oficina de Prosperando y de las cooperativas inscritas en convenio con Sumared, puede enviar y recibir sus giros nacionales. Tarjeta del asociado la cual lo acredita y le permite acceder a convenios establecidos para el asociado con entidades de salud, recreación, turismo, estética, entre otros.

Otros servicios que Prosperando tiene para sus asociados:

Horario extendido de atención al público de lunes a sábado en la oficina principal calle 14 No. 2-50 de Ibagué. Pago de servicios públicos de las empresas vinculadas por convenio. Pago de nómina, para que el empresario evite gastos operativos, de funcionamiento y papelería, permitiendo igual que sus trabajadores gocen de los beneficios y servicios como asociados de la Cooperativa, obteniendo seguridad y rentabilidad en sus ahorros.

19


Un año para r ef lexionar.

N

o podríamos dejar de referirnos a la dignidad que recibió el cooperativismo del mundo, como modelo de desarrollo económico y social, de la Organización de las Naciones Unidas ONU, según Resolución A-64/136, al ser declarado el año 2012 como el año internacional de las cooperativas. Esta dilecta exaltación a un modelo que hoy por hoy ha demostrado, por su doctrina, filosofía y práctica, que se ajusta como medio de desarrollo económico a la generación de riqueza y bienestar, partiendo del ser humano como principio y fin de la economía, y no como medio, indudablemente nos compromete a la dirigencia y a la comunidad cooperativa a hacer las siguientes reflexiones:

Más que una celebración, el año 2012 como año internacional de las cooperativas, deberá ser la oportunidad para fortalecer y fomentar el cooperativismo, a partir de la reflexión y la evaluación en la aplicación del modelo, desde una juiciosa adopción de metodologías que nos lleven a definir las fortalezas y debilidades, así como las oportunidades y amenazas en el largo plazo, como sector económico y social. Es la oportunidad para fortalecer, comprometer y participar de manera directa en la definición de una verdadera política pública orientada a la promoción y fomento del cooperativismo, en la que la alianza entre gobierno y sector cooperativo, debe generar hechos sostenibles y sustentables que le permitan al sector

20

participar, por lo menos en igualdad de condiciones al sector mercantil, en el desarrollo económico y social del país. Es el momento de construir una normativa que se adapte de manera competitiva y eficaz, sin vulnerar el principio de la autonomía, autodeterminación y autogobierno, pero sí, que sea garante a la comunidad cooperativa, a las oportunidades de participación, crecimiento y desarrollo de un cooperativismo sólido, establecido bajo parámetros apegados a la doctrina y la filosofía del modelo y administrado y gobernado bajo el estricto cumplimiento de los principios y valores doctrinariamente establecidos, en un ambiente de pulcritud y delicadeza.


El cooperativismo colombiano debe contar con su propio plan de desarrollo sectorial, de manera que en el largo plazo exista una concreta y sólida bitácora de vuelo, que le permita anticiparse con seguridad a los retos del futuro, participar en las oportunidades del mercado; fortalecerse, crecer y participar en nuevas oportunidades productivas y mitigar al máximo el riesgo de vulnerabilidad. Como sector competitivo, el cooperativismo deberá definir un acuerdo de integración que responda de manera directa y eficaz a las necesidades de representación, integración, defensa y promoción, guardando su propia caracterización de sector multiactivo y diverso, pero asegurando la atención efectiva de cada uno de los subsectores. El cooperativismo colombiano, en integración con la academia y el mismo gobierno nacional y territorial, deberán unir esfuerzos económicos e intelectuales para generar nuevas formas empresariales en sectores económicos y sociales, como por ejemplo el sector agropecuario, turístico o público de servicios domiciliarios, donde prevalece la forma de explotación mercantilista o en el peor de los casos, ninguna forma de organización empresarial competitiva, para de manera metodológica, sustentable, sostenible y competitiva, establecer formas asociativas cooperativas y solidarias. Pues ante

la embestida de los TLC’s, las equivocadas políticas de comercio exterior gubernamentales, la deficiente prestación de servicios públicos y de infraestructura, entre otras debilidades, el cooperativismo, como modelo de desarrollo económico y social, con sus características ya definidas en la teoría y la ley, encaja casi que perfectamente en un espacio que contiene todos los elementos para hacer empresa como son, las necesidades, el talento humano y los recursos materiales. Las características del cooperativismo como modelo de desarrollo endogenario, solidario, incluyente, participativo, democrático, igualitario, de participación económica y social ilimitadas y de reinversión de sus excedentes, son la oportunidad y el reto de los sectores privados y público, para generar programas y proyectos de desarrollo a partir de formas cooperativas y solidarias. Sólo agregaríamos que si existe por parte del gobierno nacional y territorial la voluntad política y por parte de la comunidad el compromiso de participar bajo óptimos estándares basados en los principios y valores, estaríamos dando un paso seguro, que garantiza un seguro crecimiento a partir de la generación de nuevas formas empresariales que contribuirían a la generación de empleo y por supuesto al dinamismo en la producción de bienes y servicios, que es el mejor aporte al crecimiento económico del país.

21


ista n m Colu tado Invi

COOPERATIVISMO OPCION SOCIO-ECONOMICA

Por: José Ramiro Becerra Sterling Gerente General Cooperativa UTRAHUILCA

E

l cooperativismo está alimentado de componentes de carácter ideológico, teórico y doctrinario, que lo obligan a tomar posición en su accionar práctico, confrontando el entorno en donde actúa, es decir, a la luz de un contexto económico, social, político, cultural y ambiental. La formación económica capitalista, en su fase inicial de desarrollo industrial, se constituyó en la causa generadora del despertar de las empresas cooperativas, invocando las teorías y prácticas conocidas en su época, con el sueño de ser una forma organizativa alternativa en el manejo de la economía, teniendo al ser humano como sujeto, actor y fin de la economía. Hoy, las formas cooperativas se tienen que mover dentro de un modelo capitalista; es decir, dentro del mismo espacio de contradicciones ideológicas, doctrinarias y teóricas que originaron su nacimiento como formas organizativas modernas; por tanto no ha desaparecido su contradictor, y el sueño aún está pendiente de hacerse realidad. Los estudiosos sobre el avance del cooperativismo como acción económico-social, en el análisis de las prácticas encontradas dentro de esta sociedad capitalista, nos definen claramente tres tendencias en su accionar: Una posición subordinada al mercado capitalista, en donde la cooperativa es una simple forma más de sociedad mercantil, al lado de la anónima, encomandita, limitada, etc., que acceden al rol de mercado. Aquí la cooperativa poco o nada hace valer su identidad como Empresa de la Economía Solidaria. Una segunda postura, coloca al coo-

perativismo en una actitud de refugio y defensa frente a las arremetidas capitalistas, con muestras de resistencia frente a las acciones especialmente de carácter económico de la formación social predominante. Pero de todas formas sin existir por parte de las formas cooperativas y solidarias, una decidida confrontación del modelo capitalista. En tercer lugar, una tendencia con expresiones ideológicas y prácticas, que encuentran en el modelo cooperativo, una forma socio-económica contradictoria al sistema capitalista, es decir con una clara posición de modelo alternativo, frente a la comprobada crisis del neoliberalismo. Es en esta tendencia de modelo alternativo, en donde podemos encontrar la realización real e integral que haga del cooperativismo un verdadero movimiento socio- económico, capaz de cohesionar los intereses económicos, sociales, culturales y políticos, especialmente de aquellos sectores mayormente golpeados por el neoliberalismo. Para ello se requiere formar una verdadera militancia cooperativa y solidaria, rebasar el marco meramente económico, que permita pensar y actuar dentro del contexto general del individuo como ser integral, y como miembro de una comunidad en la cual prevalezca la búsqueda de la felicidad como el mayor satisfactor humano, como razón de ser de la acción cooperativa. Consolidar este nuevo modelo cooperativo, es un proceso en donde debe jugar papel importante la combinación de acciones educativas, sociales, económicas, políticas, cultura-

22

les; que permitan construir teoría y práctica, mediante la elaboración de nuevos códigos para una nueva ética, que nos lleve a pensar y actuar por el cambio social que soñamos. No es aventurado pensar que el cooperativismo es una forma alternativa para hacer una revolución, pues es tan evidente la crisis capitalista neoliberal, que los principios, valores, doctrinas y teorías cooperativas, retoman gran actualidad. La teoría y doctrina de la cooperación deben continuar como una construcción permanente, pero se requiere concienciación, educación y capacitación de los dirigentes y de las bases cooperativas; la formación de un nuevo liderazgo; la adopción de nuevos mecanismos de prestación de los servicios; nuevos tratamientos de las relaciones laborales de los funcionarios; un acertado enfoque de integración local, regional, nacional e internacional; prácticas democráticas pero eficientes y eficaces; poder político, capacidad de acción y de reacción frente al Estado y los gremios capitalistas; verdadera autonomía en su accionar ganando la iniciativa; nuevo concepto de relaciones entre el asociado y la cooperativa y de los asociados entre sí; autoridad proveniente de la eficiencia y eficacia de la acción social y la acción económica innovadora y humanizante. El reto es empezar, permanecer y atraer nuevos actores que se sumen al proceso de formulación, ejecución, revisión y perfeccionamiento constante de esta nueva visión estratégica e histórica a que esta llamado el cooperativismo.


Impacto de la implementación de las normas internacionales de contabilidad Por: Luis Humberto Ramírez Barrios Contador Público de la Pontificia Universidad Javeriana Gerente de A&C Consultoría y Auditoría Empresarial

L

os entes en Colombia que estén obligados a llevar contabilidad, o pretendan hacerla valer como prueba, deberán sujetarse a los nuevos lineamientos contables que se emitan, en cumplimiento de lo establecido en la ley 1314 de 2009 (artículo 2). El sistema contable que se produzca, a voces de la citada ley, deberá ser único, homogéneo, de alta calidad, comprensible, razonable, apropiado, de forzosa observancia y que privilegie la realidad económica (esencia sobre forma). Tal como lo consagra el artículo 6 de la ley 1314, bajo la dirección del Presidente de la República, los Ministerios de Hacienda y Crédito Público y de Comercio, Industria y Turismo, obrando conjuntamente, expedirán principios, normas, interpretaciones y guías de contabilidad e información financiera y de aseguramiento de información, con fundamento en las propuestas que le presente el Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP), como organismo de normalización técnica de normas contables, de información financiera y de aseguramiento de la información. Por su parte, las autoridades de supervisión sólo estarán facultadas para vigilar que los entes vigilados, así como sus administradores, funcionarios y profesionales de aseguramiento de información, cumplan con esas normas. En otras palabras, las autoridades de supervisión ya no están facultadas para seguir emitiendo normas contables

generales, sólo podrán expedir normas técnicas especiales, interpretaciones y guías en materia de contabilidad y de información financiera y de aseguramiento de información, todo dentro de los límites fijados en la Constitución, en la ley 1314 y en las normas que la reglamenten y desarrollen. El CTCP ha emitido diversos documentos (el último de ellos denominado Direccionamiento Estratégico, el pasado 16 de julio de 2012), en los cuales se indica, entre otras cosas, que los entes contables en Colombia deberán acogerse, o bien a las denominadas NIIF plenas (65 estándares vigentes y el marco conceptual), o a la NIIF para PYME (con sus 35 secciones), o a un régimen de contabilidad simplificada y revelaciones abreviadas, conforme al cumplimiento de determinados requisitos. Estos estándares están en proceso de estudio, análisis y emisión, por parte de los organismos de normalización y de regulación. La implementación de dichos estándares iniciará, según lo que se ha previsto hasta ahora, el 1 de enero de 2013 (año de transición 2013) para quienes tengan que aplicar las NIIF plenas y el régimen de contabilidad simplificada, y el 1 de enero de 2014 (año de transición 2014) para los entes que tengan que aplicar las NIIF para PYME. Las NIIF plenas y las NIIF para PYME regulan los criterios para el reconocimiento, medición (inicial y posterior), presentación y revelación de las transacciones y eventos económicos que sean relevantes en los estados financieros de propósito general (según lo define el organismo regulador internacional). Estos criterios supon-

23

drán, en consecuencia, cambios en las políticas, en los procedimientos y en los controles pertinentes, razón por la cual su puesta en práctica requerirá de mucho esfuerzo, mucha dedicación, y la inversión de recursos humanos, tecnológicos y económicos. Conforme a lo antes indicado, es evidente que su implementación afectará a la estructura de las entidades y su cultura, afectará su sistema de control interno e, incluso, sus sistemas de gestión de riesgos, es decir, no es un mero ejercicio de cifras contables, por ende, no es un mero ejercicio que sea del resorte exclusivo de los contadores de las entidades. Esto supone, en consecuencia, un cambio en las responsabilidades, costumbres y prácticas de los consejos de administración y las gerencias de las entidades cooperativas, por lo que requerirán su involucramiento y pleno respaldo. Así las cosas, este reto afectará a todos los estamentos de las organizaciones, a los consejos de administración, a las gerencias, a los revisores fiscales, a los auditores internos, a los contadores y al resto del personal, lo que exigirá mucha preparación de todos ellos. Visto lo anterior, en materia contable, en materia de producción de información financiera, así como en su proceso de auditoría, se van a producir grandes cambios que requerirán personas preparadas y de altas calidades éticas y profesionales. Este estado de cosas será sustancialmente diferente a como lo conocemos hoy día, y para ello debemos prepararnos y prepararnos muy bien.


ALFONSO PALACIO

RUDAS y el Banco Por: Carlos Gustavo Cano

Codirector del Banco de la República. Intervención en la Biblioteca Darío Echandía del Banco de la República en Ibagué el 17 de Agosto de 2012, en el homenaje a la memoria del doctor Alfonso Palacio Rudas con ocasión del centenario de su nacimiento.

S

in lugar a dudas, la más crucial de las contribuciones de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 en materia económica, que real y genuinamente marcó un hito en la historia de Colombia, fue la refundación del Banco de la República, al haber consagrado en el nuevo texto de la Carta Magna a su Junta Directiva como la autoridad monetaria, cambiaria y crediticia del país, y al haberle otorgado a la institución una naturaleza independiente y autónoma en los ámbitos administrativo, patrimonial y técnico, con sujeción a un régimen legal propio. Así las cosas, la Junta tiene a su cargo la dirección y ejecución de las funciones del Banco, las cuales, bajo el mandato esencial de velar por el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de la moneda, consisten en “regular la moneda, los cambios internacionales y el crédito; emitir la moneda legal; administrar las reservas internacionales; ser prestamista de última instancia y banquero de los establecimientos de crédito; y servir como agente fiscal del gobierno.” (República de Colombia 1996). Bajo el entendido de que todas ellas se ejercerán en coordinación con la política económica general. La Junta está conformada por cinco miembros de dedicación exclusiva, nombrados por el Presidente de la República por un período de cuatro años, el cual podrá ser prorrogado hasta por dos adicionales, teniendo que reemplazar a dos de ellos cada cuatro años. Además, por el Ministro de Hacienda, quien la preside. Y por quien sea designado como Gerente General por parte de los seis anteriores, quien tendrá, además de la representación legal del organismo, al igual que los cinco miembros de dedicación ex-

clusiva, voz y voto y un período de cuatro años prorrogable hasta por dos más. Otra pieza medular del cambio constitucional fue la abolición de la posibilidad, hasta entonces habitual, de financiar directamente los déficits presupuestales del gobierno, a no ser que operaciones de esa índole contaren con la aprobación unánime de los siete miembros de la Junta, o que se tratare de operaciones de mercado abierto, o sea, en la práctica, transacciones en el mercado secundario de los títulos de deuda pública – en la actualidad conocidos como TES - y demás papeles emitidos por el gobierno. Así mismo, fue suspendido el establecimiento de cupos de crédito y de garantías en favor de particulares o entidades privadas, y el esquema de fondos financieros de fomento especializados por sector. Semejante transformación, que colocó a la economía colombiana en la senda de la modernidad macroeconómica, no fue un mero resultado fortuito de la coyuntura, ni mucho menos de la llamada moda neoliberal, como equivocadamente se afirma. Tras ella estuvo la prédica cimera, anticipatoria y obstinada de un hombre que, fiel a la tradición de las ideas social demócratas, durante los treinta años previos a la cita de los constituyentes de 1991, señaló como bien público supremo la sanidad de la moneda, para cuya guar-

Sigue pag 26...

24


25


da desde entonces venía predicando la entronización de una ‘magistratura monetaria’, independiente y autónoma, a cuyo cargo se debería confiar tan delicada responsabilidad. Era Alfonso Palacio Rudas. Palacio, a la edad de treinta años, en 1945, en calidad de Contralor General de la República ya se había estrenado como gran innovador en materia monetaria al haber adoptado en las cuentas de la Nación la noción de medios de pago, universalmente conocida como M1, esto es el efectivo en poder del público más los depósitos en cuenta corriente. En suma, lo que representa la expresión primigenia de la moneda como atributo de la soberanía de un estado, y como materialización de un poder de compra que sustituyó al trueque. Desde entonces, la definición de dinero así concebida ha sido el referente para las estadísticas oficiales sobre la economía. Posteriormente sobrevendría la llamada ‘revolución financiera’ de la década de los años 80 y 90, originada especialmente en Estados Unidos, la cual, aparejada con la nefasta moda de la desregulación de los sectores financieros, desembocó en la actual la crisis económica de carácter global, conocida con la Gran Recesión, cuya superación todavía luce remota, aún entre los analistas más optimistas. Sin duda, su germen, al igual que la mayor parte de episodios similares de la historia contemporánea, fue de índole monetaria, al amparo de nuevas modalidades de emisión de especies circulantes fuera del radar de la banca central y la regulación, que proliferaron en virtud de la aludida ‘revolución’ y de la tan celebrada por entonces nueva ola de liberalización del mercado de capitales.

en una con(Cano 2012):

Según la descripción del destacado historiador económico Niall Ferguson (2009),

“En cuanto se refiere a la tarea constitucional de la autoridad monetaria – que consiste en esencia en procurar y mantener niveles de inflación bajos y estables mediante controles del lado de la demanda y del crecimiento de la cantidad de dinero en circulación -, los esfuerzos de los banqueros centrales de hoy podrían fácilmente terminar contrarrestados por nuevos y muy cercanos sustitutos suyos. Se trata de algunas de las más recientes ‘innovaciones’ crediticias y financieras, cuyo desarrollo ha sido paralelo al de la denominada ‘banca en la sombra’, con capacidad de emitir dinero en virtud de aquellas, desbordando el monopolio o al menos el control de esa función por parte de la banca central. Luego la regulación de la intermediación financiera clásica y nueva, en vez de accesoria, tiene que ser parte esencial, inaplazable, del manejo de la moneda en todas sus acepciones y modalidades.”

“una explosión de ‘titularización’ (una práctica bajo la que se cogen deudas individuales como las hipotecas, se dividen en tramos, se agrupan en paquetes y se convierten para su venta) elevó la emisión total anual de títulos con garantía hipotecaria, títulos garantizados por activos y obligaciones colaterizadas por encima de los tres billones de dólares.”

Como lo sostuve ferencia reciente

Semejantes experiencias en el ámbito internacional refuerzan la necesidad de la independencia y la autonomía de una autoridad monetaria sólida y con amplias atribuciones, a fin de poder cumplir eficazmente con su misión de preservar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda. Alfonso Palacio ya lo avizoraba y predicaba desde la década de los sesenta del siglo anterior. Pocos como él tuvieron tal visión con tan sin igual anticipación. Como en ese tiempo el Banco era una en-

tidad de derecho privado y su capital seguía en manos privadas, se empezó a discutir la nacionalización de su capital buscando con ello protegerlo de las influencias de las órbitas privadas, en especial de la banca comercial, en la conducción de la política monetaria. Pero esta no se adoptó sino hasta 1973 a través de la ley 7 de ese año. En un discurso pronunciado ante el Senado en 1962 durante el debate sobre la nacionalización del Banco, que luego evolucionó hacia la creación de la Junta Monetaria un año después, citado por uno de los más lúcidos biógrafos de Palacio Rudas desde el ángulo de sus ideas sobre economía política y manejo de la moneda, Mauricio Avella (2002), denunció como un enorme defecto de la arquitectura institucional de la Nación la falta de independencia de la entidad frente al gobierno, en los siguientes términos:

Sigue pag 28...

26


27


“… ¿Nacionalizar para qué? Si el Banco de la República es mucho más reverente ante los poderes del Estado, ante los Ministros de Hacienda, que cualquiera de los bancos nacionalizados de Europa…se inclinan ante todas la peticiones del Estado, descuidando su responsabilidad fundamental de manejar técnicamente la moneda, de hacer una política de salud monetaria… Cualquier auxilio, cualquier gasto, cualquier urgencia de erogación presupuestal trae el articulito de ‘se contratará un empréstito con el Banco de la República’; y el Banco no es capaz de negarle a los Ministros de Hacienda las peticiones que le hace(n), vive doblegado ante el gobierno…lo necesario es independizarlo, modificando su junta, de manera que en ella actúen gentes independientes…No basta para asegurar dicha independencia con que haya accionistas bancarios en la Directiva del Banco de la República. Ellos, naturalmente, se inclinan ante las peticiones de los Ministros, con tal de poder defender y sacar tajada para sus particulares intereses bancarios.” (Palacio 1962).

Once años después, en 1973, según reproducción de Antonio Hernández (2004), escribió: “Todo indica que la atención primordial de la Junta se ha concentrado en brindar a la tesorería recursos para atender los giros de un presupuesto improvidente, manirroto. Sólo le importa que brille el numerario en las arcas públicas aunque la economía desfallezca…Es una autoridad monetaria que no actúa con criterio de economista sino con agallas de publicano.” Cabe mencionar un interesante antecedente. José Arturo Andrade, miembro de la Junta del Banco en la segunda mitad de los años veinte, y también pionero de la causa de su independencia, cita el siguiente aparte de un memorando de Edwin Kemmerer, director de la misión que recomendó la creación del Banco en 1923, el cual recoge Avella (2002) en su libro: “La historia de los bancos centrales de emisión de la América Latina, lo mismo que en muchas otras partes del mundo, muestra

28

claramente que el peligro más grande que a esos bancos amenaza es el peligro de la usurpación gradual por los gobiernos, que lleva siempre al desastre...” (Andrade 1929). Como lo señala Avella (2002), “Andrade establecía una relación directa entre dicha independencia y la confianza del público.” No obstante, a pesar de los acertados y visionarios criterios sobre la autonomía y la independencia expuestos y defendidos por Kemmerer y Andrade, con la expedición de las leyes 30 y 117 de 1922, y las leyes 25 y 45 de 1923, se creó el Banco de las República como entidad de derecho privado, a la cual se le confió en forma exclusiva, inicialmente por concesión contractual de parte del gobierno y posteriormente como atribución legal, la facultad de emitir y regular la moneda, y ser prestamista de última instancia, teniendo a su disposición como instrumentos principales la tasa de redescuento y las operaciones de mercado abierto. Inicialmente la Junta estuvo integrada por


diez miembros, de los cuales sólo tres serían representantes del gobierno con voz pero sin voto, descartando al Ministro de Hacienda, y cediéndole la porción restante al sector privado, dentro de la que la presencia de la banca fue la predominante. Más tarde se permitió la participación del Ministro dentro de la cuota asignada al gobierno, y se le abrieron espacios a representantes de la Federación Nacional de Cafeteros, las Cámaras de Comercio y la Sociedad de Agricultores. El Gerente del Banco podía asistir a las reuniones de la Junta con voz pero sin voto. En 1951 se redujo el número de miembros a nueve, se limitó a tres el número de los banqueros, y se le otorgó el derecho a voto a la representación del gobierno. Luego, en 1957, se incorporó al Gerente de la Caja Agraria, quedando entonces el 60% bajo el control del sector privado, siendo la mitad de dicha representación la de los banqueros. A partir de los Decretos Legislativos 1407 y 4133 de 1948, 311 de 1949, 384 y 1249 de 1950 y 143, 637 y 756 de 1951, se le fueron asignando al Banco funciones de banca central para regular y ejecutar las políticas monetaria, cambiaria y crediticia, así como la asignación de créditos de fomento de carácter sectorial, sin modificar su naturaleza privada. En 1951, cuando vino al país por primera vez Lauchlin Currie, quien había sido el principal asesor económico del presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt, encabezando una misión del Banco Mundial encargada de elaborar un informe sobre la marcha de la administración pública en Colombia, expresó su extrañeza y honda preocupación por el hecho de que el ejercicio de la política monetaria estuviera en manos de los propios beneficiarios del crédito primario, comenzando por la banca privada, en vez de estar bajo el control de una institución pública encargada de

velar por los intereses superiores de los ciudadanos. De otra parte, hecha esta salvedad, Currie propuso confiarle a un banco central genuinamente autónomo, bajo la conducción de una Junta Directiva verdaderamente independiente frente al gobierno, la regulación y la supervisión del sistema financiero, en los siguientes términos: “Otra reforma conveniente consistiría en encargar a un nuevo departamento del Banco de la República de la supervigilancia de los bancos comerciales. Parece que hoy existe una completa falta de coordinación entre la Superintendencia Bancaria y el Banco de la República. No obstante, el Banco Central tiene un interés directo en las condiciones y solidez de los bancos comerciales, en ejercer determinada política sobre dichos establecimientos y en mantenerse informado en cuanto a la medida en que realmente se lleva a cabo dicha política. Hoy en día no existe razón que justifique la separación del control del crédito de la supervigilancia de los bancos. Por el contrario, el control del crédito puede fortalecerse al combinar estas funciones…Colombia ha seguido completamente y durante mucho tiempo por el camino de la política de fragmentar y dispersar los negocios públicos colocándolos en cabeza de numerosas entidades. El resultado final, considerado en su conjunto, no ha sido satisfactorio. Parece que ha llegado el momento de enrumbarse por la política opuesta…” (Currie 1951). Finalmente, se creó la Junta Monetaria mediante la expedición de la ley 21

29

Fuente: www.radareconomicointernacional.blogspot.com

de 1963 (integrada por los Ministros de Hacienda, Desarrollo y Agricultura, el director de Planeación y a partir de 1968 el director del Incomex). Palacio se opuso de manera contundente al origen gubernamental de sus integrantes, aunque no a la institución de la Junta como tal, criticando acerbamente la inclusión de ministros y otros funcionarios del gobierno, en vez de personas independientes que pudieran garantizar un manejo técnico de la moneda a partir de una especie de ‘magistratura monetaria’ de alto nivel académico, que velara por el interés general, con la participación del Ministro de Hacienda como único representante del gobierno a fin de viabilizar la coordinación con la política económica general. Treinta años antes de la Asamblea Nacional Constituyente, Alfonso Palacio ya esculpía desde el Parlamento lo que luego serían los cimientos del nuevo banco central adoptados por aquella. Diez años después, en 1973, insistía en su ‘cantaleta’ en su Columna del Cofrade en el diario El Espectador (Palacio 1973), citada por Avella (2002): “Desde 1963 no se desaferra de mi cerebro la idea de sustituir la Junta Monetaria gubernamental por una especie de Magistratura de la Moneda. Sería una agencia del Estado servida por funciona-


rios altamente calificados por su idoneidad técnica y conocimiento de las realidades. Si se quiere hasta podría designarlos el Presidente de la República. Pero con garantía de inamovilidad durante un período fijo…Considero que mientras subsista la actual composición de la Junta Monetaria resulta candoroso creer en la eficacia de la lucha contra la carestía.” Y diez ba en

años más la misma

tarde afirmacolumna que,

“…los signos de los tiempos que corren en Colombia indican una evolución en contravía de mis tesis, pues la Junta Monetaria en vez de mantener su autonomía tiende a convertirse, paso a paso, en una oficina del Palacio de Nariño.” (Palacio 1983). Como lo relata Avella (2002), ya en su calidad de delegatario de la Asamblea Nacional Constituyente, al final de las deliberaciones Palacio afirmó: “Quiero decir que estoy muy contento, satisfecho de pensar que por fin en la Constitución se va a enterrar el leviatán, se va a enterrar ese monstruo que es la Junta Monetaria.” De ese modo quedaba atrás en la historia la etapa de la injerencia directa del gobierno en la conducción de la política monetaria del país, con excepción de importantes áreas de la regulación del sistema financiero. En efecto, infortunadamente a mi juicio, en la discusión en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente, a instancias del gobierno de entonces le fueron recortadas al nuevo Banco las facultades regulatorias que hasta ese momento ejercía la Junta Monetaria, por el temor de algunos de sus funcionarios a delegarle el control del sistema financiero a una institución nueva, autónoma e independiente frente a aquel. En efecto, el equipo económico, encabezado por el Ministro de Hacienda y el director de Planeación, quienes habían manifestado su renuencia a despojar al Ministerio de “su preeminencia indiscutible en materia cambiaria y crediticia”, lideraron un movimiento de resistencia que

a la postre impidió que al nuevo Banco se le confiaran las funciones de regulación que hasta ese momento ejerció la Junta Monetaria, las cuales finalmente fueron mantenidas por el gobierno (Avella 2002). Venturosamente en el campo de la regulación y la supervisión, durante los últimos años la coordinación con la Superintendencia Financiera ha sido muy fructífera. Sin embargo, lo indicado, como alternativa a la opción óptima de que dichas funciones estuvieran bajo la égida del banco central (Cano 2008), sería dotar a ésta de un régimen de independencia y autonomía similar al del Banco de la República, con una Junta y períodos fijos tanto para sus miembros como para el Superintendente. Mediante tal reforma, se fortalecería aún más su indispensable sintonía con la Junta Directiva de aquel, así como la credibilidad pública en la autoridad monetaria y en la función de regulación (Cano 2012). ¿Cuáles han sido los frutos de estas profundas reformas que inspiró Palacio durante tres décadas y que luego lideró en la Constituyente? Pues bien, como nos lo recuerda Antonio Hernández (2012) en su intervención el pasado mes en Santa Marta, también en homenaje a la memoria de Palacio, a principios de la década de los años 70 del siglo anterior - época que coincidió con la alteración de la naturaleza única del Banco como banco central mediante la adopción de funciones adicionales de entidad crediticia de fomento a través de distintos fondos financieros de redescuento con destinación específica y tasas de interés diferenciales para sectores como el industrial, el agropecuario, el urbano, el eléctrico, el de exportaciones y hasta el de las obras públicas, aparte de la financiación recurrente de los déficits fiscales con emisión monetaria -, se inició un período de altos niveles de inflación – en promedio superiores al 20% anual - que se extendió hasta mediados de los años 90. Ello contrasta con el promedio de los 50 años transcurridos a partir de la creación del Banco, es decir entre 1923 y 1972, que fue cercano al 7% anual. Cabe mencionar que en 1990, año inmediatamente anterior a la expedición de la nueva Constitución, la inflación alcanzó el 32,4%.

Posteriormente, tras la refundación del Banco de la República en la Carta Magna y la consagración de su nueva Junta como autoridad monetaria bajo un régimen de autonomía e independencia frente al gobierno (y obviamente frente a los intereses privados), aquella adoptó formalmente a finales de la década de los 90 el esquema conocido como Inflación Objetivo mediante el cual fija un ‘rango meta’ de inflación para el final de cada año. En tanto que, desde entonces, determinó que el ‘rango meta’ para el largo plazo sería del 2% al 4%, el cual se alcanzó desde 2010. El objetivo central que se persigue con la fijación del ‘rango meta’ consiste, de un lado, en anclar las expectativas del público sobre la inflación a un nivel lo más cercano posible al punto medio de aquel, Y, del otro, emplear los instrumentos de la política monetaria, en especial la tasa de interés de intervención, para guiar la tasa de inflación anual hacia el punto medio del ‘rango meta’. Resulta ahora particularmente satisfactorio subrayar que el último dato de inflación, o sea el correspondiente al pasado mes de julio, fue 3%, es decir exactamente el punto medio de aquel. He ahí los frutos. He ahí la huella de Alfonso Palacio Rudas en la historia económica y monetaria de la Nación. He ahí la presencia de su espíritu en el Banco de hoy y de sus logros. He ahí su legado. Legado a cuyo cuidado y preservación debemos dedicar todos nuestros esfuerzos, no solamente como justísimo homenaje a su memoria, sino también como el mejor tributo a la estabilidad monetaria y, por contera, a la sostenibilidad del crecimiento de la economía en el porvenir.

Fuente: www.finanzasydinero.com

30


31


32

Tolima Cooperativo  

Primera edición de la revista que hablará del cooperativismo tolimense.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you