Page 1

28

INTERNACIONAL

HORIZONTE

Ramón Pérez-Maura

EN AGUARDO

DE NOVEDAD

P

aciencia es la figura que demanda el momento. A ningún observador avezado habrá pasado inadvertida la noticia que saltó el pasado miércoles. El presidente Obama va a impulsar la extracción de petróleo en aguas del Atlántico y Alaska. ¡Acabáramos! Cabe suponer que se trata de exactamente el mismo crudo que hace tres años propuso explotar el presidente Bush dando pie a una cacería política fabulosa. Bush —y Cheney, con perdón— advirtieron entonces que Estados Unidos no podía permitirse la dependencia energética que actualmente tiene de países terceros, entre los que destacan Arabia Saudí (550,2 millones de barriles anuales) o Venezuela (380,4). Aquello sirvió para que el coro habitual clamase contra los intereses de las petroleras que serían los únicos que movían a Bush —por medio de su vicepresidente, antiguo empleado de una de ellas. ¡Qué pequeño es el mundo! Ahora resulta que tal vez no sean sólo las supuestas marionetas de las grandes petroleras las que creen necesario en bien del común explotar los aproximadamente 4.000 millones de barriles que según el Servicio Geológico norteamericano puede haber bajo la costa atlántica, desde Delaware a Florida. La estimación para la costa norte de Alaska, en los mares de Chuckchi y Beaufort, es todavía superior a la estimación atlántica. Esos son los mares que Sarah Palin quiso explotar entre la indignación de los enterados del mundo entero. Como pasan los días y el silencio es ensordecedor, cabe suplicar el aguardo en posición de descanso a la espera de que se produzca una clamorosa crítica al presidente Obama por parte de quienes fueron inmisericordes descalificadores de aquella Administración Bush por proponer lo que ahora ha propuesto Obama. No hace falta pensar mucho. A misma enfermedad, igual remedio. Saquen el guión de la vez anterior y repítanlo. Será precioso.

DOMINGO 4š4š2010

ABC

Los flecos de la operación «Valkiria» contra Hitler

Alemania olvida a sus héroes Las autoridades alemanas se niegan a resarcir a las víctimas que atentaron contra Hitler š Así lo ve el nieto del príncipe Solms-Baruth, cómplice en el fallido intento de liquidar al «Führer» y detener la sangrienta Segunda Guerra Mundial POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL

BERLÍN. La familia de un héroe del atentado contra Hitler se enfrenta ahora «a la Alemania de Merkel». El nieto del príncipe Solms-Baruth, cómplice instrumental en el fallido complot para liquidar a Hitler y parar la guerra, sostiene que el país del que fueron deportados preferiría «adornarse con la heroicidad de un puñado, antes que resarcir a las víctimas» de la «operación Valkiria». «Las autoridades locales están dispuestas a hacer caja con lo que nos quitó Himmler», asegura sin ambages el actual jefe de la casa principal de Solms-Baruth, linaje de Lusacia. Sus tierras se extendían por 17.000 hectáreas de explotación agraria y forestal en el distrito de Potsdam, cerca de Berlín, y otras 23.000 en Sajonia y Silesia (hoy en Polonia), todo lo cual quedó en zona soviética e irrecuperable tras la derrota. Ahora, una sentencia del tribunal administrativo de Potsdam acaba de fallar contra Solms. Su restitución parece la última cuenta pendiente con los héroes de la malograda «operación Valkiria», encarnada recientemente en el cine por Tom Cruise. Se trató del fallido atentado del 20 de julio de 1944, un intento de asesinar a Adolf Hitler, en la Guarida del Lobo —Wolfss-

El príncipe Solms-Baruth, ante un retrato de su abuelo chanze—, llevado a cabo por un grupo de oficiales de la Wehrmacht organizados por el coronel conde Claus von Stauffenberg como parte de un golpe de estado basado en un plan operativo para hacerse con el control de las reservas del ejército.

ABC

Su heredad, expropiada por los nazis, pasó tras la guerra al estado de Brandenburgo

La ex ministra Dati, tras la crisis de pareja en el Elíseo

La Policía francesa investiga el rumor sobre las infidelidades de Sarkozy y Bruni ABC

PARÍS. La Policía Judicial de París ha abierto una investigación sobre el origen de los rumores sobre las infidelidades del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y de la primera dama, Carla Bruni. La investigación responde a la denuncia presentada por el grupo Hachette-Filipacchi, editor del periódico «Le Jour-

nal du Dimanche», propietario del «blog» donde se iniciaron las habladurías. La denuncia supone un paso más en un asunto que ya le costó el puesto al propietario del «blog». Los hechos se remontan al pasado 9 de marzo, cuando un internauta anónimo identificado como «Miklo7» publicó un comentario sobre los rumores que des-

de hacía semanas señalaban que existía una supuesta crisis en la pareja presidencial. Un chisme atribuía una relación a Sarkozy con la secretaria de Ecología, Chantal Jouanno; otro, una aventura de Bruni con Benjamin Biolay. Detrás de todo, la prensa gala ve la mano de la ex ministra de Justicia Rachida Dati, ex protegida de Sarkozy.

La negativa de la justicia es humillante para las víctimas e inexplicable para historiadores consultados, pero en conversación con ABC el joven príncipe no tiene pelos en la lengua: «En los crímenes hacia fuera, con el pueblo hebreo, o los países vecinos, Alemania es responsable y generosa. Hacia los propios alemanes, es cicatera». El nieto del conjurado disipa dudas alegando la vergüenza que ha sentido de un magistrado que «estaba harto de oír lo malo que era el nazismo cuando se trata de restituciones». Circunstancias diplomáticas y fortuitas hicieron que su abuelo, «opositor al nazismo de la primera hora, por su conocida religiosidad», fuera el único de «Valkiria» no ajusticiado en la noche del atentado, una vez sabido que Hitler había sobrevivido y que Heinrich Himmler lanzara a la caza a sus siniestras SS. Solms-Baruth llevaba tiempo vigilado y, en la noche del 20 de julio de 1944, la Gestapo irrumpió en el castillo y no sólo se lo llevó preso, sino que echó a toda la familia de las propiedades, estacionaron dentro a las SS» y saquearon 500 años de arte, joyas y enseres de la familia». Tras «siete meses de torturas» en los sótanos de la Albrechtstrasse, el príncipe fue obligado a firmar la cesión de sus bienes a nombre de Himmler, y deportado con sus cinco hijos.

Pretendientes

Su abuelo es héroe y víctima reconocida del nazismo; la Ley sobre la Propiedad de la Comandancia Aliada de Berlín, de 26 de julio de 1949, ampara la restitución. Pero esos lugares, en manos del estado de Brandenburgo, tienen pretendientes: Thyssen, Deutsche Telekom, Total Group. «Durante la vista se nos han acercado ya en busca de un acuerdo, porque si recurrimos el caso sigue bloqueado; Bradenburgo está arruinado y quiere vender ya». Este diario ha visto los dictámenes favorables de historiadores británicos y alemanes de la talla de Antony Beevor, Joachim Fest y Joachim Perles. Notan con escándalo que los jueces están asumiendo en su proceder «que el III Reich era un estado de derecho».

D100404 Afrenta a un héroe de Valkiria - Solms-Baruth  

Las autoridades alemanas se niegan aresarcir alas víctimas que atentaron contra Hitler šAsí lo ve el nieto del príncipe Solms-Baruth, cómpli...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you