Issuu on Google+

56

CULTURAyESPECTÁCULOS

SÁBADO 14š2š2009

Sin noticias del buen cine en la Berlinale, que hoy concluye El jurado tiene un problema: formar un palmarés decente E. RODRÍGUEZ MARCHANTE E. E. BERLÍN. El veterano director Andrzej Wajda sacó a colación la última película a concurso, «Tatarak», uno de esos dramones concentrados que le hace sudar al espectador cada uno de sus minutos. Y en esto, se fue el cine de esta edición de la Berlinale prácticamente sin haber llegado, y con un problema que resolver: el que tendrá hoy el jurado para componer un palmarés decente. El paisaje cinematográfico ha sido desolador, desértico, aunque haya algún título, como «London River», de Rachid Bouchareb, «Gigante», de Adrián Biniez, o «The messenger», de Oren Moverman, que ha reunido más partidarios entre la crítica. A falta de cine, lo que habrá que premiar es la intención del argumento, su denuncia, y en ese sentido hay varios enfocados a la mujer maltratada, que probablemente toquen la sensibilidad de la presidenta del jurado, Tilda Swinton, y de su escudera Isabel Coixet. «Storm», de Hans Christian Schmid; «La teta asustada», de Claudia Llosa; «Katalin Varga», de Peter Strickland, o «Little soldier», de Annette K. Olesen, son algunas de las películas que tratan sobre este asunto. Y sus protagonistas le pueden arrebatar el premio de interpretación a las estrellas, Michelle Pfeiffer, Demi Moore o Renée Zellweger. Nombres como el de Kerry Fox, Anamaria Marinca o Magaly Solier pueden beneficiarse de ese estado (argu)mental. Ha habido tres interpretaciones masculinas robustas, la vigorosa de Woody Harrelson y Ben Foster como soldados con malas noticias, y la retraída e indecisa de Horacio Camandulle en «Gigante». Crisis en el cine y depresión en el palmarés.

ÓPERA

«Faust-Bal»

Balada: «Faust-Bal». Int.: Ana Ibarra, Gerhard Siegel, Tomas Tomasson, Coro y Orquesta Titular del Teatro Real. Dir. escena: Joan Font. Director musical: Jesús López Cobos. Lugar: Teatro Real de Madrid. Fecha: 13 de febrero

La anestesia del desafío

FRANCISCO SECO

Isabel Coixet

Isabel Coixet: «El cine español no viaja» R. VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. «Los productores no salen con sus películas, una vez hechas piensan que el ICAA tiene que ocuparse de ellas». La realizadora Isabel Coixet ve en esta vaguería de los productores y del cine español una alergia a salir por el mundo con una cinta bajo el brazo, que «es la manera de venderte fuera. Los propios productores abandonan sus películas» a su suerte demasiado pronto. Por lo proyectado en Berlín, «habría podido haber dos españolas». Jurado en esta Berlinale, «si les pides estar en los festivales, tienes que asumir que ellos te pidan participar», su opinión «es la de una espectadora más» y avisa que es «muy bue-

na espectadora, ante el esfuerzo de otros me vuelvo más benévola», una vez asumido que «ya no hay obras maestras» y se juzga inevitablemente «aunque no debamos, desde el contexto en que se produce» cada cinematografía. Cuando abandona la óptica del espectador y le sale el director que es, «el yo esto lo haría distinto, es que me he salido de la película y algo no funciona». De lo visto en Berlín le preocupa las películas «destrozadas por un exceso de presupuesto, parece que hay que echarte a la cara todo lo que han gastado», le interesa últimamente el empleo del sonido y, con ello, le molesta «la sobredósis de música y, además, canciones» que introducen cada cambio de escena.

ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE Con el fin de seguir contribuyendo a la buena causa de la ópera contemporánea, el Teatro Real ha reunido tres voluntades dispares. Fernando Arrabal es el libretista, con fama de provocador e inventiva a raudales; ha escrito un texto que tiene un poso de irrealidad, que es elocuente en imágenes y contradictorio en la continuidad. Leonardo Balada lo ha puesto en música; con la facilidad y la sabiduría de quien ya ha transitado por suficientes caminos y hoy es capaz de defender una partitura que es heterogénea, poliédrica y conciliadora. Joan Font, por último, es el director de escena, siempre afable y respetuoso, ingenioso en la maquinaria y simpático en la realización. Lo dicho, tres voluntades para una sola obra, «Faust-Bal», ópera estrenada anoche con la ale-

Fernando Arrabal ha escrito un texto que tiene un poso de irrealidad, que es elocuente en imágenes y contradictorio en la continuidad

ABC

gría de un público que llegando precavido y esperando crudeza sólo encontró amabilidad. Y es así porque en «FaustBal» los posibles contrarios se compensan hasta reunirse en una cándida realización. Es curioso, porque en la obra podría burbujear la semilla de la ironía y la provocación, entendiendo por tal una propuesta artística dicha con decisión y capaz de excitar el ánimo.

Fausto travestido

Así lo apunta el texto de Arrabal en el que se reconstruye el mito de Fausto travistiendo a los protagonistas, hablando de velocidades supersónicas, aviones que explotan por los aires, prados en los que posarse y radios enhiestos. Incluso lo procura la música de Balada por mucho que su distorsión sea más formal que metafórica y que su modernidad sea más decorativa que estructural. Quizá la cuestión esté en que cualquier guiño, desvergüenza o irrealidad acabe anestesiada por un escenario estéticamente ingenuo en el que las ideas se diluyen en una especie de divertimento que deja el drama reducido a una anécdota; al margen de que la ejecución sea impecable en el detalle y de que el total se subsuma a una continuidad argumental que texto y música desmienten. Sencillamente es un problema de estéticas encontradas, de Amazonas que parecen de cuento infantil y de cadáveres bromistas. También importante es que junto a ellos aun hay un cuarto protagonista que merece su parte de éxito: Jesús López Cobos y la orquesta del Teatro Real. Están a la cabeza de un reparto que se sostiene en la solidez de Tómas Tómasson (Mefistófesles), la monótona valentía de Gerhard Siegel (Margarito) y la buena voluntad de Ana Ibarra, a veces poco exacta en la afinación. A todos se aplaudió por igual, en noche de estreno y primera función.

Aula de Cultura La Fundación Vocento presenta:

«Evocaciones de España» Concierto de violoncello y guitarra Intérpretes: Dúo Jones & Maruri

martes 17 de febrero de 2009 20.00 horas

Centro Cultural de Círculo de Lectores C/ O´Donnell, 10 - Madrid Metro: Príncipe de Vergara

Los textos de las anteriores conferencias del Aula de Cultura se podrán encontrar en: www.abc.es/informacion/aula_cultura


D090214 Isabel Coixet