Page 1

Año 1. N º3. A gosto 2013 S a ntiago. Chile. B o l etin de distribución gratuita. Pro hibida su venta.

El Apego

Estilo Evitante Protovínculo

Susana Veilati nos habla sobre: El Proceso de Aprender

Desde Bach


Curso

Terapia Floral 2013

Formación Clínica en Flores de Bach para Niños & Adultos Formación en Terapia Floral en niños, adultos y animales. Incluye: Seminarios Clínicos & Prácticas Clínica & Educacional.

Profesores:

T.F.María Ester Céspedes Calderón Ps. Stefania Pietrantoni Ps. Paula Trujillo Ps. T.F. Teresa Bustos Ps. Gustavo de la Rosa Barbeito Ps. Claudia Lobo Burgos Dra. Jocelyn Levy Gutiérrez

Frecuencia y Horarios Asistencia semanal: 1 jornada Jornada Mañana: Martes o Jueves Jornada Tarde: Martes o Jueves Fecha de Inici o: Marzo 2014 Fercha de término: Marzo 2015

Requisitos de Admisión

Valores

Entrevista Personal.

Matricula: $25.000 12 Cuotas: $60.0000

Más información y Programa de estudios: www.investigacionfloral.cl www.facebook.com/investigacionfloral Fono: 2946 1356 / 2946 4420 contacto@investigacionfloral.cl


Índice 2

Dirección Ejecutiva: Judith Lobo B.

Editorial

Editora Claudia Lobo B.

Dossier: El Apego

3 5 6 7 8

Dirección Comercial: Andrés Dickstein

Parte I: Estilo Evitante Ps. Claudia Lobo

Parte II: Protovínculo

Publicidad y Distribución: Paimun Vida Natural Diseño y Diagramación Juan Pablo Peña Fotografía Floral www.sxc.hu Sitio Web www.vidaemocional.cl

TF. María Ester Céspedes

La Depresión Infantil

Ps. Claudia Lobo B.

El Proceso de Aprender desde Bach TFI. Susana Veilati

Sanarse Emocionalmente: Con Flores

Ps. Stefania Pietrantoni C.

Boletín de distribución gratuita. Edición Impresa. Prohibida su reproducción total o parcial.


2

Editorial Elementos vitales para construir relaciones humanas saludables para el corazón, son las emociones, los afectos y los vínculos, con esto un ser humano construye un camino de vida. Sin embargo, a veces no sabemos como comprenderlas y a veces nos cuesta mucho saber que hacer con ellas, por ello, en esta edición hemos incorporado contenidos que puedan nutrir a la mente y aliviar al corazón, para acceder a mejores comprensiones de que hacer en ciertos casos, donde se vea afectado ese camino ¿Cuál Camino? Cualquiera que lo separe de su Buen Corazón.

Que disfrute estas pequeñas lecturas, tal vez, lo puedan ayudar. Muchas Gracias.

Claudia Lobo B.

Editora Directora Escuela Chilena de TF.


Dossier

3

El Apego I P arte : L as For m a s d e l A peg o

Estilo Evitante Por: Ps. Claudia Lobo B.

A

utonomía, autosuficiencia y sobrerregulación emocional son los ejes de funcionamiento que se instalan en el mundo interno de las personas, que se organizan en este estilo de apego. El estilo de apego evitante, se caracteriza por las creencias negativas acerca de sí mismo y de su relación de deseo con los otros, elementos vitales para poder construir relaciones humanas saludables para el corazón. Sin embargo, en este estilo de apego se observa que la forma de construir una relación, esta demarcada por el aprendizaje de prescindir del apoyo de los padres, se instala una forma de funcionar de manera autónoma, no depende de quienes lo quieren, cobijándose en una soledad interna. Aprenden a no pedir ayuda y a organizarse desde la autonomía, pero, eso no significa que internamente no exista el deseo de ser deseado, cobijado y contenido, por ello, su mundo emocional interno se tiñe de pena, la cual, a través de los años es bloqueada y reemplazada por un funcionamiento más cognitivo, siendo incapaz de interpretar o usar señales afectivas, para relacionarse. Esta condición muestra que la forma de regularse en situaciones de estrés, es bajo el manto de percepciones que nadie lo puede ayudar, es más, tendrá que arreglárselas solito, dado que, esta organización afectiva responde de una manera ejecutiva a las expectativas de los cuidadores, traduciéndose en conductas de parte del niño tales como:

Niño (a) ♥♥

El niño (a) no llora ante la separación, tolera muy bien, la ausencia de los cuidadores, adaptandose adecuadamente a las personas que lo cuidan ante la ausencia de los cuidadores. ♥♥ Presenta una autosuficiencia compulsiva, espera mucho de sí mismo. Se focaliza en los objetos, más que en las personas. Por

ejemplo, puede pasar largos periodos jugando solo en una habitación. No presenta una necesidad de interactuar con personas, los adultos leen esta conducta, como que al niño le gusta “estar jugando solo” . Además, no pide ayuda para realizar sus tareas escolares, los cuidadores habitualmente comentan, que estudia solo y es muy responsable, no necesitan recordarle sus deberes, dado que, el niño (a), sabe perfectamente lo que tiene que hacer. ♥♥ Utiliza la estrategia de no pedir ayuda, es sobre adaptado, un “niño ideal”. Trata de no dar problemas, de esa manera se garantiza a sí mismo no ser rechazado, no se expone a la búsqueda, dado que, esto lo desarticula en la angustia interior. Espera ser rechazado, ignorado o castigado en situaciones que requiere pedir ayuda, por ello, las evita y las reemplaza por autonomía. ♥♥ Esconden la hostilidad mostrándose positivo y negando la emoción, ante las dificultades, inhiben la emoción. Estas características que se muestran en el niño (a), se debe a que las señales que emiten los cuidadores, tienen estas características:

Cuidador Significativo ♥♥ Evita intimidad y cercanía física con el bebé, por ejemplo, puede tener la creencias de que al niño (a) le gusta estar solo en su


4

♥♥ ♥♥

♥♥

♥♥

Dossier

cunita y no le gusta que lo cojan en brazos. Prontamente los separan de la habitación de los padres, porque de esa manera se protegen de que el niño no quiera después salir de la habitación de los padres. Promueve en exceso la autonomía del niño, desde temprana edad, delega tareas al niño, donde el menor comprende que si las cumple de esa manera accedera a recibir afecto. Se muestra distante generalmente en las situaciones de estrés del niño (a). No puede contener afectivamente, instanlando un modo relacional con el menor a través de conversaciones y explicaciones, no de interacciones afectivas. No validan las emociones de sus hijos, especialmente cuando están estresados. Les cuesta comprender lo que el niño (a) experimenta, muchas veces devalúa el sentir del niño y valora la racionalización ante una situación de dolor. Puede pedirle al niño que se calme, que después que llore podrán conversar acerca de lo que le paso, pero primero, se tiene que calmar y después pueden hablar, pero no lo acurrucará ó lo sostendrá afectivamente como una primera reacción. Castiga la expresión de emociones negativas, por ejemplo, la rabia del niño queda privada de expresión.


Dossier

5

El Apego

I I Parte:

Protovínculo Por: T.F. María Ester Céspedes C.

E

l sentido de la existencia humana, señala Edward Bach, es el aprendizaje. No podríamos aprender la lección por la que hemos encarnado sin la posibilidad de establecer vínculos. Cuando nos vinculamos ya no somos las mismas personas. Cada vínculo dejará marcas en nosotros.

barazo en situación de estrés generará un protovínculo defectuoso: embarazos no deseados, embarazos adolescentes, embarazos en condiciones de VIF, en condiciones de maltrato laboral, embarazos en condiciones socioeconómicas precarias etc.

El Primer Vínculo

Identificamos vida intrauterina con un proceso de continuidad, de unidad de cuerpo y de relativa estabilidad de sensaciones. Sin embargo, y por la existencia comprobada electroencefalográficamente de diferentes reacciones ante estímulos displacenteros o placenteros, podemos suponer que se gesta en ese periodo una muy rudimentaria “categorización” de la experiencia, desde el instrumento básico de registro: el cuerpo. De este modo, placer-displacer constituirían quizá las primeras formas de aprendizaje y un antecedente de la configuración del yo.

El vínculo entre el bebé en gestación y la madre se denomina PROTOVINCULO, y es determinante para la vida del niño, porque es la primigenia relación que opera como sostén y condición de posibilidad inmediata –junto a la organización biológica- de la génesis del psiquismo humano. El ser humano se constituye en esa relación en cuya interioridad construirá sus primeros modelos de aprendizaje y relación. El rol del terapeuta floral como agente vincular en esta etapa es relevante. Todo em-

Sanar El Protovinculo

El aprendizaje es un movimiento de explo-

ración que se fundamenta en las necesidades del sujeto. Todo vínculo, como estructura relacional, se establece a partir de necesidades. El proceso es así: Necesidad – Aprendizaje - Vínculo. La interacción madre –hijo: En esta interacción el ser en gestación adquiere su organización biopsíquica, su cuerpo, sus más rudimentarias formas de psiquismo, su corteza cerebral…a su vez, la madre vive un proceso complejo porque su propia historia, sus afectos se movilizan ante esa experiencia vital. De aquí se desprende la importancia del TF como agente vincular. Es en la mirada de un otro, quien lo recibe en el momento del nacimiento, que el ser humano se configura como persona. Es ese primer vínculo el que permite saber que hay un otro que nos significa a partir de la mirada y es en ese primer contacto que nos constituimos como humanos.


6

Artículos

La De p resi ón In fa n t i l Por: Ps. Claudia Lobo B.

D

e acuerdo a la Ps. Irene Dukes C. (2007) “…el comienzo de los trastornos de los adultos, es la mayoría de las veces, la crisis con que finaliza un largo padecimiento psíquico; un padecimiento que, pudiendo haber estado enmascarado, condujo finalmente a un estancamiento evolutivo del niño o adolescente que lo deja en malas condiciones para afrontar futuras situaciones y nuevas etapas de la vida…” Uno de los principales trastornos que juegan una triste pasada en la vida humana, es la depresión, la que en la vida adulta es fácil distinguirla y reconocerla; Sin embargo en el mundo infantil es muy compleja, pues se tiñe de muchas variables conductuales que la dejan a veces invisible. Para poder contribuir al reconocimiento de la depresión infantil, es bueno considerar los siguientes aspectos: Génesis de la Depresión Infantil: La depresión es un estado anímico teñido por el desaliento, irritabilidad, en donde hay una pérdida de interés y placer por las actividades comunes, siendo frecuente incluso que los niños rechacen la comida o se sobre-alimenten de una forma ansiosa.

cativo que necesita para su desarrollo físico, psíquico y emocional; y porque no mencionar también el cuidado espiritual de los padres sobre los hijos. Por el desarrollo de vida que un niño experimenta, éste no se encuentra preparado para verbalizar frases que puedan dar cuenta de su estado, por lo mismo, los niños no dicen que están deprimidos, sino, se comportan de una manera deprimida, lo que lleva a los cuidadores significativos a observarlos en su contexto general de desarrollo. Por ejemplo observar como duerme, si descansa, juega, corre o canta, etc., es vital, junto con tomar una pauta de referentes conductuales que permitan percibir la diferencia de las conductas. Lamentablemente, muchas veces por la cantidad de horas que los padres trabajan, no pueden reconocer los cambios conductuales que el menor experimenta.

Se ha vinculado su génesis con la pérdida afectiva, la cual puede ocurrir durante los tres primeros años de vida del menor, donde la figura de la madre es la que toma mayor importancia.

Darse cuenta del cambio de estas conductas, es la paradoja de la depresión infantil, pues, a veces las familias no lo perciben y le atribuyen características de mañas ó pataletas, dejando vulnerable al menor por el propio método de identificación que la familia a veces no es capaz de percibir. Para esto, mencionaré las principales características clínicas que permiten una observación empática del menor que se encuentra en esta triste condición:

La pérdida afectiva no sólo trata la pérdida de la vida, sino también, puede ser una pérdida de presencia física, en donde el menor queda fracturado por la ausencia del cuidador signifi-

Manifestaciones de la Depresión Infantil: ♥♥ Humor disfórico, cambia repentinamente de estado anímico. ♥♥ Cambios en la energía vital, se cansa o se

♥♥

♥♥

♥♥

♥♥

♥♥

♥♥ ♥♥

♥♥

♥♥

hiperventila. Baja autoestima, no cuida su presentación personal, se le pueden olvidar sus objetos personales. A veces, los adultos piensan que pueden tener déficit de atención. Dificultades en la concentración, no puede estudiar bien y no asimila los contenidos de las materias escolares. Incapacidad para tomar decisiones, se confunde y se desorienta, porque no sabe distinguir lo que es bueno para su persona. Presenta sentimientos de desesperanza. Esto se observa en el rechazo de actividades nuevas, no se arriesga a explorar situaciones o experiencias que no controla. Aislamiento e incomunicación de los cercanos, puede observarse que prefiere estar solo, los adultos a veces lo interpretan como conductas autónomas. Insomnio o cambios bruscos en la forma en que descansa. Sentimientos de desamor, se presenta a veces, una distancia afectiva de parte del menor. Siente mucha rabia, la que no puede regular, y los adultos piensan que no tolera la frustración ó que no reconoce los límites de autoridad. A veces presenta somatización, le duele la pancita o se resfría frecuentemente.

Si usted identifica estos signos en su hijo o en un niño cercano, acérquese a un especialista del tema, sin duda, podrá intervenir en el destino afectivo y mental de aquel ser humano. Gracias por su empatía.


Artículos

7

E l P r o c es o de Apre nder

Desde Bach Por: Susana Veilati, Terapeuta Floral Integrativa

A

mor, Alegría, Paz…Los Siete Pasos Terapéuticos de Bach

En una reciente relectura de los textos de Bach, advertí que me interesaba volver sobre las 7 etapas de la curación para ver si resultaban operativas en la práctica de la moderna terapia floral, y reconsiderarlas en función de lo que efectivamente tiene lugar tanto en el acompañamiento terapéutico como en la docencia de la terapia floral. Pasemos a las 7 etapas de la curación, que Bach también llama los siete estados. Existen siete maravillosos estados en la curación de la enfermedad, que son: Paz, esperanza, alegría, fe, certeza, sabiduría, amor. Por lo tanto, y si es correcta la traducción de las Obras completas compiladas por Julian Barnard, estas siete palabras pueden considerarse como estados y como etapas. Y si no lo es, y Bach solo hablase de etapas (stages), sepamos que acceder a una etapa solo puede darse si se alcanza un estado. Como estados, es decir, como modos de estar y a los que aspirar porque son virtuosos, son bellas y buenas cualidades, y por lo tanto, actividades que necesitan de nuestro deseo de ser desarrolladas y sostenidas. Son modos de relacionarse con uno mismo, con el otro, y con la naturaleza. Demandan atención y dedicación, son las

7 lecciones que con gusto explicaré su sentido y su aplicación clínica en el evento de octubre. Como pasos o etapas, son siete estadios que aparentemente aumentan en complejidad, integración e inclusión (como las muñecas rusas) y que Bach coloca siguiendo un orden escalonado preciso. Primero la paz, lo último el amor. Y son interdependientes: si no pacificamos (Paz, la primera etapa) difícil será acceder a la sabiduría (la etapa sexta). Si no hay esperanza (etapa segunda) menos probable será que haya alegría (tercera etapa). En este sentido, e incluso cuestionando su generalización en la práctica clínica, tanto como cuestiono la de todos los modelos de desarrollo, no deja de ser un estupendo material para pensar un probable modelo de evolución de la salud –y salud en terapia floral es conciencia- que parte de la pacificación y llega a la disolución en el amor, a la Unidad en el todo. Algo extraordinariamente esperanzador. Así es, agradezco estas siete palabras de Bach justo en estos momentos en que es necesario, a efectos de regulaciones y formación, tanto en América como en Europa, dotar a la terapia floral de un corpus teórico-práctico de aptitudes, competencias, destrezas y habilidades, coherente con su método de curación y que nos sea de utilidad práctica para reconocer necesidades y satisfacerlas, así como para generar nuevos conocimientos garantizando de

esta manera el aprendizaje. Estados, etapas, virtudes, actitudes, fortalezas, modos de relación, reunidas en un formato séptuple o duodécuplo. ¿Pero, y esto en la clínica cómo se aplica? ¿Cómo dejan de ser una lista de palabras, o un modelo en el mejor de los casos, para pasar a ser algo que podamos aplicar en el encuentro con nosotros mismos y con lo otro? Es muy grato para mí, estar en el Segundo Congreso de Terapia Floral Infantil, este articulo cobrara vida y encarnara en una experiencia, donde mi primera intención es trasmitiros unos claros ejemplos prácticos y sugerencias de intervención, a partir de la asociación de virtudes, defectos, estados y pasos escritos por Bach, con la observación de mi práctica como terapeuta y docente floral. Y la segunda intención que me anima, es la de iniciar una línea de investigación blanda para la definición de los efectos (virtud y/o fortalezas) que desarrolla cada uno de los 38 remedios; y de su articulación con el rol del profesional de la terapia floral, y con la conversación terapéutica floral con el consultante. Nos vemos en Octubre. Gracias por tu amable lectura. Articulo completo, publicado en www.vidaemocional.cl


8

Artículos

Sa nar se E mo ci o na lme n t e:

Con Flores Por: Ps. Stefania Pietrantoni C.

L

as emociones son el aspecto central de la condición humana. Sin ellas no podríamos formar lazos, comunicarnos e incluso poder reaccionar frente a sucesos que nos ocurren en el día a día. Éstas son entendidas como un estado afectivo intenso que aparece de forma súbita y que va acompañado de cambios conductuales, fisiológicos y hormonales pasajeros. Desde pequeños nuestro cerebro está diseñado para asociar emociones con ciertos sucesos o eventos, de esta forma, aprenderemos que una persona, objeto o situación nos puede causar miedo, por ejemplo. En este sentido, las emociones nos permiten desenvolvernos en el mundo, y al ser innatas responden a una función adaptativa para el entorno físico o social, es decir, una función de supervivencia. Si bien venimos dotados desde el nacimiento con emociones, son de igual forma influidas por la experiencia y el contexto en que surgen. De esta manera, es muy importante el rol que los padres cumplen junto con el apego a la hora de educar las emociones de sus hijos, ya que hasta alrededor de los cuatros años de vida son ellos los encargados de regularlas y traducirlas en experiencia tangible para el menor. Las emociones entonces son parte del proceso de la regulación de un cuerpo vivo, y vienen diseñadas de diferentes formas y

características, a lo largo de la historia han sido postuladas diversas clasificaciones. La más común postula que existen seis emociones básicas que rigen a toda persona, alegría, tristeza, ira y miedo (innatas al organismo) y sorpresa y asco o aversión (aprendidas producto de las experiencias pasadas). Como terapeutas florales es parte fundamental de nuestra labor entender, cómo el paciente ve el mundo a partir de su condición emocional, la cual puede ser sanada con esencias florales, para ello, expongo la emoción básica más su relación con las esencias florales: Alegría: Emoción expansiva que nos lleva al contacto y al acercamiento con los demás. Da una sensación de bienestar, y por esto pretendemos reproducirla en el futuro. Se asocia a estados de gratificación euforia, seguridad, y se reconoce por una sonrisa y un ánimo elevado. Las esencias florales, que acompañan esta emoción, son Mustard y Wild rose. Tristeza: Es una emoción de repliegue que nos lleva a la reflexión. Se produce en respuesta a sucesos no placenteros o que denotan melancolía. Se actúa corporalmente de forma cabizbaja. Gentian, Gorse, Mustard, Water violet, Star of Bethlehem, apoyan este proceso. Ira: Es una emoción expansiva y su propósito funcional es el de combatir las barreras. Se actúa y se comporta en ocasiones

de forma agresiva. Se asocia con enfado, enojo, cólera, malhumor, las esencias que acompañan son Holly, Beech, Willow, Star of Bethlehem. Sorpresa: Es la más breve y transitoria de las emociones. Es una reacción causada por algo imprevisto o extraño, que luego nos ayuda a orientarnos frente a una nueva situación. Se asocia a asombro, pasmo, sobresalto y se reconoce fácilmente por la expresión facial. Elm, Rock Rose, Walnut, ayudan en esta emoción. Miedo: Es la anticipación de una amenaza o peligro que produce ansiedad e incertidumbre. Tiene por función la protección y seguridad, e implica una evaluación a la propia capacidad de soportar o manejar una situación de amenaza. Esencias como Mimulus, Aspen, Red chestnut, Cherry plum, Rock rose, pilares de ayuda en esta emoción. Asco / Aversión: Es la respuesta emocional causada por la repugnancia que se tiene a alguna cosa o por una impresión desagradable causada por algo. Esta actúa en señal de rechazo, y puede estar acompañada por reacciones corporales . Flores para acompañar, Crab Apple y Beech.


Construcciones

Behrens

ARREGLA TU CASA U OFICINA

OFRECEMOS: - Ampliaciones - Regularización - Pinturas - Gasfitería - Riego Automático - Terraza - Proyectos Sanitarios en AutoCAD .

Presupuesto Gratis

www.arreglatucasa.cl Contáctenos en: constructorabehrens@gmail.com - Fono: 7-8575084

¿Te interesa publicitar aquí? Contáctanos para ofrecerte nuestros planes de publicidad

2013 Mar zo Nº1. ta. gratui Año 1. go. Chile. ución Santia de distrib venta. Boletin ida su Prohib

ego E l A pel Ap eg o? ¿Q ué

ora les es Fl ect o Vir tud cio de l Af rvi al Se

ci ón N ut ri na l io n Pa E m oc lo De

No So Ho mb re, … El mb ién Vi ve or Ta De Am mi en tas Vi vir He rra en un Bu Pa ra

es

ventas@vidaemocional.cl contacto@vidaemocional.cl Fonos: 02 - 2934 1471 Celular: 9- 9827 1158


Boletín Vida Emocional Numero 3  

Boletín informativo de distribución gratuita, sobre terapia flora, cuidado infantil y terapias complementarias.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you